mover

mover

domingo, 8 de febrero de 2009

La infamia tendrá un precio


Por: Octavio Dilewis Ibarra-Tamayo - Hemos dicho en reiteradas ocasiones que no podemos construir para Cuba una estructura institucional respetuosa de la ley, un genuino y permanente estado de derecho, tomando como base la impunidad para los canallas que han apaleado los derechos de nuestros compatriotas cubanos. El ajusticiamiento, no venganza, debe abarcar no solo a la gentuza que por desgracia nació en nuestra isla, también a todos los extranjeros entre los que se destaca una sustancial cantidad de españoles. No estamos entre los que le dicen a los españoles "gachupines", la última porquería de Europa, o castristas a todos los nacionalistas catalanes y vascos, entre otras cosas porque las generalizaciones nunca son justas e inteligentes. Pero el grupo que consideramos más traidor a nuestra causa, después de los traidores cubanos, es el de los españoles castristas o asociados en negocios con la cúpula gangsteril castrista, por ser en alguna medida sangre de nuestra sangre y haber estado sometidos a una tiranía similar a la que hemos padecido nosotros, no por su origen celta sino por el atropello de los derechos, incluido el derecho a la vida y a la libertad. La élite que hoy controla España a vuelto a dar la espalda a la esclavitud de los cubanos atrapados intramuros. Se acabó por el momento el sueño de un consenso bipartito PP-PSOE en favor de la democratizació n de Cuba. Frente a la actitud decente y solidaria con nuestra causa por ejemplo de Jorge Moragas del PP y Luz Modroño del PSOE, hemos padecido la complicidad con la tiranía castrista del franquista y hoy PP Fraga, dictador institucional de Galicia, el propio Zapatero y una larga lista de indeseables e infames especímenes. Es minoritaria la actuación de personas magníficas y honestas como Luz y Jorge, y sustancial la cantidad de infamia que desde España nos ha llegado a los cubanos en actitudes y actos durante el último medio siglo. Después de los crímenes de Weyler contra nuestra patria muchos cubanos hemos tratado de aprender a querer de nuevo a España. La actitud de Zapateros y Fragas nos hace cada vez más difícil la labor - Hay una enorme carga de demagogia y desfachatez en pretender, extraterritorialmen te, encausar a ex dictadores y violadores latinoamericanos de los derechos humanos, y al mismo tiempo negarse a llevar ante los tribunales al tirano coma-ex-andante Castro y su hermano, o a Santiago Carrillo en la propia España. En el caso del tirano Castro incluso abofeteando a los promotores del encausamiento con un trato indecentemente ceremonioso hacia el secuestrador de la isla caribeña. Los responsables de tales canalladas, de algún modo, tendrán que recibir la mordida ajusticiadora de la futura Cuba libre. Porque si hay algo que ofende y humilla es la impunidad. Las actitudes carentes de presentación por parte de algunos españoles, como también nos ha sucedido con los norteamericanos, son las que terminan por matar nuestra fe en ciertos discursos. Para nuestro disgusto al final entendemos a los que quieren poseer la bomba atómica porque no confían en el sentido de justicia de los que ya la tienen. Al carnicero norkoreano le dan todo lo que pide porque tiene capacidad de morder. Al exilio cubano lo apalean porque ha ido perdiendo los dientes. Mucho cubanos queremos a España en general, pero a los negociantes que se han aprovechado de la esclavitud en la isla, incluidos los españoles, en la futura Cuba libre se le debe confiscar su inversión además de imponérsele una compensación en favor de la mano de obra explotada y multas equivalentes a diez veces la cantidad del lucro que hayan obtenido en Cuba, las cuales tendrán que pagar por adelantado si quieren participar en las enormes oportunidades de negocios que se abrirán cuando la isla sea libre. "Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en si el decoro de muchos hombres". Unámonos a la campaña de presión pública para que el presidente se vea obligado a encausar la cúpula gangsteril castrista, por asesinato y tráfico de drogas en gran escala, y a ordenar su captura. Exija que el presidente haga que se cumpla la ley de Estados Unidos. Tiene que hacerlo o no podremos seguir creyendo que en Estados Unidos nadie puede estar por encima de la ley.

La dispersión


Por: Sammy Landaeta Millán - Vimos recientemente un artículo de prensa de Hugo Chávez Frías, donde emite las líneas de su campaña por la ENMIENDA constitucional, titulado: EL DESPLIEGUE. Pero en el marco de la celebración de los 10 años de gobierno de su pretendida Revolución, se notó que las medidas compulsivas; las AMENAZAS y el asueto a juro, demuestran que más bien se trata de: LA DISPERSIÓN. Hugo Chávez Frías trata de mantener a Venezuela como que fuese un CUARTEL y hace todo lo posible para subordinar a la comunidad nacional con acciones MILITARISTAS. Tristemente recibe el apoyo irrestricto, de los Altos Mandos de las Fuerzas Armadas y esto crea una imagen de sumisión y servilismo que produce asco -por los militares- en la Sociedad Nacional. En Internet se preguntan: ¿Para qué sirven los Militares Venezolanos? ¿Son unas carajitas? Se prestan, para la vagabunderías del régimen y es INAUDITO que exista un grupo paramilitar denominado: Colectivo LA PIEDRITA, ubicado en sector El Observatorio del 23 de Enero de Caracas, que amenaza, ataca, dispara e infunde miedo y temor; bajo las ordenes de: Valentín David Santana Torres, un individuo que dice ser supervisor de seguridad en la Universidad Central de Venezuela (UCV) con 18 años de servicio y actúa apoyado por Lina Ron, con TOTAL IMPUNIDAD. En la Fuerzas Armadas nadie dice NADA. Pero el estamento MILITAR, es el único llamando a controlar a los VIOLENTOS. Los Militares son los que poseen constitucionalmente LAS ARMAS de la República. El Cuerpo Castrense, no es potestad de Hugo Chávez Frías y todo aquel que tenga ARMAMENTO MILITAR o afín sin autorización está al margen de la Ley. Sabemos que hasta ahora las ARMAS -de la República- han sido colocadas para “preservar” un proyecto político y mientras tanto, el Ministro REENGANCHADO de la Defensa, no se siente aludido. Para colmo, se nos muestra -en un video- UNIFORMADO -transportado- y sacado cual hombre del Bacalao, de una secta religiosa. ¡Qué desgracia! Al precitado Ministro; no le importa si la FAN son reducto de corrupción, malversación o si sus subalternos asisten en uniforme militar, a los actos de proselitismo político. Tampoco le hace mella, que sus subordinados hayan amedrentado al PERSONAL CIVIL, para conminarlos a asistir a los actos de celebración de 10 años de gobierno de la revolución. ¿Cuál revolución? Estos hicieron empatía con los empleados de los otros MINISTERIOS u organismos como CADIVI, INTI, INAC, SENIAT y otros; donde sus funcionarios fueron enviados a los predios de Fuerte Tiuna, sin reparar si las damas amamantan infantes, poseen otras obligaciones; o si tienen que recoger a sus hijos, en los Colegios. Hasta los trabajadores CIVILES de las Comandancias Generales, llegaron al Paseo Los Próceres. Fueron concentrados desde las 8 de la mañana y el acto comenzó pasadas las 4 de la tarde. A muchos ciudadanos se les INSULTÓ o etiquetó de COBARDES ó ESCUÁLIDOS, porque los oficiales subalternos retransmitieron a sus superiores; que estos manifestaron, no querer a asistir a las concentraciones políticas de Hugo Chávez Frías. Se utiliza la estrategia del MIEDO, para anular a los que tengan opiniones distintas. No obstante algunos asistieron y al retirase manifestaron estar dispuestos a vivir en una NACIÓN, donde exista el PENSAMIENTO LIBRE. Eso indica que EL DESPLIEGUE de Chávez se convirtió en LA DISPERSIÓN del PUEBLO; porque la gente ABANDONÓ al CAUDILLO, en el patio de las Academias Militares. Los errores de “El Despliegue de Chávez” se centran en las fuerzas de ataque; en sus grupos vandálicos y en los atropellos para mancillar, mal poner, vilipendiar o agredir a todos aquellos, que no comulguen con el Castro Comunismo. Dicen que al mejor cazador se le va la liebre y la Estrategia del MIEDO -al estilo Cubano- causa TEMOR, a tener un “Gendarme” PERPETUO y la NACIÓN Venezolana, no se merece ese triste destino. LA DISPERSIÓN debe llamar la atención al estamento Militar y amerita una EVALUACIÓN, para elaborar la Apreciación de la Situación Política, en Venezuela. ¡Después será demasiado tarde! Es importante señalar como hito Histórico, que LA DISPERSIÓN del PUEBLO comenzó en Venezuela, una vez que se escuchó al vicepresidente de Cuba decir, que la revolución bolivariana -al igual que la Cubana- llegó para quedarse 50 años y posteriormente la invitación del “Presidente,” acompañado por los “chulos” Correa, Evo, Ortega y otros, a celebrar -dentro de 10 años- los veinte años, del gobierno Revolucionario. En el Fuerte Tiuna se dice; que si alguien tenía DUDAS que el DEMENTE quiere quedarse como Mandatario PERPETUO, ya fueron despejadas. Sabemos que no solo los CIVILES son conminados a asistir a actos -incluyendo días feriados- sino que los MILITARES son sacados a efectuar limpieza de quebradas, caños de ríos, playas, plazas y vías públicas, en una tarea denominada ACCIÓN SOCIAL. Que la gente está preocupada por los altavoces -al estilo Nazi- que difunden el Himno del IPSFA al inicio y culminación de las labores. Que en los sitios donde los militares limpian calles, al igual que en diversos entes públicos; se oyen equipos de sonido; en constante campaña de OPERACIÓN PSICOLÓGICA: ¡Chávez: Si va! Pero en contraposición al régimen; el sábado 07-02-09, se escenificó en Caracas una contundente MARCHA auspiciada por LOS ESTUDIANTES y las fuerzas políticas que promueven el NO, para rechazar la ENMIENDA Constitucional. Por ello sugerimos; que los dirigentes POLÍTICOS de la OPOSICIÓN, no deben dejar pasar por alto: LA DISPERSIÓN. Dicho efecto es el motivo principal para generar la estrategia adecuada, que permita GANAR el Referendo IMPUESTO. También debe ser el NORTE para: Sufragar, controlar, cuidar y defender los votos del posible ARREBATO. ¡NO hay cabida para triunfalismos! Sabemos que la permanencia perpetua de Hugo Chávez Frías en la primera magistratura de la república, ASUSTA, a gran parte del colectivo nacional, afecto o NO a la pretendida revolución. Que la gran mayoría de los asistentes OBLIGADOS al evento de celebración de 10 años del su régimen autocrático y militarista -incluyendo al Personal Civil, INSULTADO por sus jefes en la FAN- salió en DESBANDADA continuando LA DISPERSIÓN DEL PUEBLO. Con ello quedó demostrado; que la comunidad nacional, NO quiere verse en el espejo de CUBA. Que NO quiere un Presidente VITALICIO y que reafirmará en los comicios del 15 de febrero que: ¡NO es NO! ¡Fuera el Castro Comunismo de Venezuela!

¿Telesur o “Telefarc”?

Por: Ernesto Yamhure - FELIZ SEMANA POR CUENTA DE LOS seis colombianos que estaban pudriéndose en la ignominiosa manigua. Con inmensa alegría registramos el regreso a la libertad del soldado profesional William Domínguez, del subintendente Juan Fernando Galicia, del patrullero Alexis Torres y del agente Wálter Lozano, a quienes se suman el ex gobernador Jara y el político Sigifredo López. Por fin están en sus hogares, disfrutando de los suyos, recuperando el tiempo que con sadismo las Farc les arrebataron. Este hecho arrojó unas innegables conclusiones que merecen ser exploradas con algo de curiosidad. Lo primero que habría que decir es que acá no hay nada que agradecerles a los villanos secuestradores. No podemos equivocarnos al creer que las Farc superaron a San Miguel Arcángel y que el gesto que tuvieron esta semana los convirtió en un colegio de humanitarios seminaristas. La guerrilla no liberó a estos seis ciudadanos inocentes como producto de una reflexión que los condujera a enderezar su ruta criminal. Lo hicieron pensando en lavarse la cara, en manipular a la opinión pública en pleno proceso preelectoral y llenar de estímulo a los incautos que aún quieren creer en su buena fe. El otro asunto está relacionado con el espinoso terreno de la participación de periodistas en el procedimiento de la liberación, tema que debe examinarse sin muchos rodeos. El espectáculo que hizo Jorge Enrique Botero es lamentable. Él dice que tuvo que recurrir a un teléfono satelital, cuya propiedad aún no nos ha sido revelada, para comunicarse con el exterior y tratar de salvar la liberación por cuanto, según él, había unos aviones sobrevolando la zona en la que se hallaban. De acuerdo con sus declaraciones, la guerrilla iba a reversar la devolución de los miembros de la Fuerza Pública. Pues bien, si Botero verdaderamente estaba preocupado por lo que supuestamente estaba sucediendo, debió haberle hecho esa llamada a una autoridad, o a alguno de sus amigos de “colombianos por la paz”, para efectos de normalizar la situación. Dice él que le fue imposible establecer contacto con algo diferente a Telesur, canal que aprovechó la llamada de su corresponsal para hacerle un extenso y respetuoso reportaje al guerrillero que tenía en su poder a quienes iban a ser liberados. Sin llamarnos a engaños, Botero se equivocó de manera gravísima. Feo es comparar, pero cómo contrastó su actitud propagandística con la prudencia de Daniel Samper Pizano, quien sí ejerció su función de garante a carta cabal, logrando desprenderse por unos instantes de su condición de periodista. Lo anterior no es óbice para que Samper, culminadas las tres rondas de liberaciones, hable y exponga sus puntos de vista. Lo más angustiante es la determinación del ya mencionado canal Telesur, que permanentemente nos sorprende con una actitud casi servil frente a la guerrilla y las atrocidades que ésta comete. Por eso, aunque sonaron fuertes sus palabras, el presidente Uribe dio en el clavo cuando le dijo a uno de los periodistas de ese canal: “no conviertas a Telesur en ‘Telefarc’”, en clara alusión al insoportable sesgo de esa cadena noticiosa, que en vez de hacerles genuflexiones a las Farc, debería unirse a la condena mundial contra los crímenes de esa guerrilla y exigirle, sin ambages, la cesación inmediata de sus acciones terroristas y la liberación unilateral de todos los secuestrados que tiene en su poder.

Educando al elector


"Bota" ¡NO!


Por: RD Bustillos - Chávez llama a la esclavitud voluntaria - En estos 10 largos años el Tcnel. Chávez ha manejado, sin control alguno, los ingentes ingresos por concepto de la renta petrolera que superan la astronómica suma de $850.000.000. 000,00 de dólares. Tanto dinero que ha ingresado al país, en estos 10 años, que si se hubiese administrado honestamente, la pobreza hubiere desaparecido; ninguna persona estuviera sufriendo de hambre; no hubiera niños sobreviviendo en las calles; los hospitales públicos atenderían con diligencia a los enfermos; la justicia funcionaria para todos y evitaríamos la matanza diarias de venezolanos y los funcionarios policiales serian bien adiestrados y remunerados para evitar ser arrastrados por las vorágines de la corrupción. ¿Pero que hizo Chávez con semejante fortuna? ¿Donde están los reales? Nadie lo sabe. A pesar de que el Tcnel. quiere perpetuarse en el poder, se niega a rendirle cuentas al pueblo. El petróleo se fue a pique, la crisis económica nos alcanzo y la banda de hampones que nos gobierna está raspando la olla. En poco tiempo no abra ni un centavo en las cuentas del estado en el Banco Central. Como Cuba, la Venezuela multimillonaria pasara a sobrevivir de la caridad internacional pues nadie nos dará crédito. Mientras que los Capos de la mafia chavista no encuentran donde ocultar sus inmensas fortunas, en las gobernaciones y alcaldías ganadas por la oposición se muestran evidencias del desastre tras ser arrasadas y abandonadas por quienes gobernaban. No existe ninguna institución seria donde recurrir. El vicario de Castro, lejos de rectificar, premia a los corruptos echados por el pueblo, con Ministerios para que el saqueo continúe. Aun así el Caudillo, al igual que Fidel Castro, quien a pesar de estar muerto sigue mandando en Cuba, quiere quedarse en el poder por siempre. “SOLO SE TRATA DE QUE YO SEA PRESIDENTE VITALICIO… Hasta el 2049; los jóvenes que se jodan…" -chillo el Capo- olvidándose de una frase del filosofo Seneca, “…No hay peor esclavitud que la voluntaria…” Afortunadamente, el pueblo venezolano NO está dispuesto a dejarse someter por un golpista. NO es NO.-

Bolivar plagiado


Por: José Ramón Regnault H. - Pensando en la rúbrica de Simón Bolívar estampada en una publicidad a favor de la Enmienda Constitucional, por cierto, colocada en cada poste de Carúpano como en todo el país, lo menos que se puede deducir es que éste- nuestro más adorado y difamado paisano; el mas exaltado de nuestros próceres; el mismo que al lado de María Lionza conforma un verdadero y arraigado sincretismo- el Bolívar nuestro, de todos, apoya ciegamente, a la uzansa de estos tiempos de revolución, esta propuesta hecha por una Asamblea Nacional obediente y no deliberante. Curiosamente, parece que a la Venezuela de hoy, la abusiva utilización dada a todo aquello que forma parte del acervo de la Nación, no le produce la menor irritación en la piel. El desesperado objetivo de enmendar la Constitución Nacional, por mucha voltereta semántica que le den para ocultarlo, tiene la única intención de permitir la "reelección indefinida" del Presidente de la República, apelando para ello a la osada utilización del aparato estatal para promoverla - es el Metro de Caracas; las Gandolas de Pdvsa; las paredes de instituciones públicas; VTV; Miraflores, Alba Caracas y una larga cuenta de abusos y atropellos, ignorados cinicamente por la autoridad electoral- ahora, para colmar los males, profanan sin empacho alguno la firma del Libertador; plagio inaceptable, mas que por la connotación histórica del personaje, sencillamente, por tratarse de un fallecido, para los cuales nuestra cultura nos enseña la obligación moral de respetar. Decimos plagio y pudieramos decir también estafa, pués de eso se trata, estafar el verdadero pensamiento de Bolívar en torno a este polémico tema y colocar su caligrafía avalando un burdo, "SI VA". Que dijo Bolívar, ciertamente, en su Discurso ante el Congreso Constituyente de Bolivia, el 25 de Mayo de 1826, plantea, "El Presidente de la República viene a ser en nuestra Constitución, como el sol que, firme en su centro, da vida al universo" y mas adelante señala, " Esta suprema autoridad debe ser perpetua". Sin embargo a éste inciso, una copiosa documentación echa por tierra el interés de la Presidencia vitalicia de Bolivia, a la cual, debe recordarse, renunció Sucre. Por lo suficientemente divulgado que ha sido lo que a éste respecto pensaba en Angostura, resulta mucho mas conveniente recordar lo que opinaba en los días finales de su existencia, porque estamos convencidos que en la madurez de su atormentada vida, hablaba con la ponderación dada por la experiencia. Se trata de su Mensaje al Congreso Constituyente de la República de Colombia, fechado el 20 de Enero de 1830, leáse 1830, el año en que muere, entre otras cosas señaló, " Libradme, os ruego, del baldón que me espera si continúo ocupando un destino, que nunca podrá alejar de si el vituperio de la ambición", y luego suelta una frase lapidaria, " Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, este Estado no debería existir". Sobran las palabras. Dejemos a Bolívar descansar en paz.

Mafalda


Ayer lloré


Por: Francia Galea - Tuve una razón muy emotiva: ver los videos del ataque policial contra trabajadores en la Mitsubishi de Barcelona, Anzoátegui.El ataque a la Mitsubishi. El jueves pasado, 29 de enero de 2009, trabajadores de la empresa automotriz fueron atacados por la policía del estado Anzoátegui, en un intento de desalojarlos de la planta que estaban ocupando desde hace varios días. Originalmente se trataba de un grupo de trabajadores de una contratista de limpieza a quienes no renovaron contrato. A sus protestas se sumaron los trabajadores que trabajan en la planta y trabajadores de otras empresas. Las pérdidas materiales de la planta llevaron a los patronos a solicitar a los Tribunales una medida de desalojo. Inicialmente fueron dos jueces y no lograron nada y regresaron con un contingente de policías, para tratar de desalojar por la fuerza a los trabajadores. Las jueces llevaron a una persona con una mandarria para abrir los portones y los policías rompían los vehículos de los trabajadores para que estos salieran. Como los trabajadores no salieron y seguían gritando, entonces los policías iniciaron la tanda de disparos, de bombas lacrimógenas y piedras. Los trabajadores respondían con piedras y devolvían las bombas lacrimógenas. Hasta que mataron al primer trabajador. Y luego al segundo, un tercero está muy grave (rumores dicen que murió) y muchos tienen heridas leves. El gobernador del estado Tarek W. Saab se apresuró a declarar que él no había enviado a los policías, los cuales estaban actuando bajo las órdenes del Tribunal, fue a la planta y luego suspendió a los 80 policías que intervinieron en el ataque. CICPC o cuerpo de investigaciones criminales movilizó a sus mejores agentes para investigar el hecho y colectar las evidencias, las cuales fueron suministradas principalmente por los trabajadores, quienes grabaron casi todo con sus celulares. Las pruebas preliminares indican que hay 6 policías culpables y están detenidos.¿Lo doloroso de este episodio, no tan diferente de otros hechos violentos en mi país?. Aparte de los fallecidos y heridos, nunca olvidaré el llanto de un obrero que gritaba: “Nos mataron a un trabajador. Estamos pidiendo lo justo. Estamos pidiendo que se respeten nuestros derechos. Ellos violentan los derechos de los trabajadores. Tienen 40 años jodi… trabajadores”. (Video en Noticiero Digital, en el minuto 6:19, http://www.youtube.com/watch?v=mcfcbxtQiMw&eurl=http://www.noticierodigital.com/?p=17236&feature=player_embedded o directamente en Youtube http://www.youtube.com/watch?v=mcfcbxtQiMw, igual en el minuto 6.19 se inicia este lamento).Es pesaroso que nuestros trabajadores, muchos de ellos en abierto apoyo al llamado proceso revolucionario chavista, no se percatan que han transcurrido 10 años de gestión de la administración de Chávez y su revolución bolivariana de hambre, miseria y corrupción. Es pesaroso que el movimiento sindical está tan debilitado que no hubo quien fuera a apoyar a estos trabajadores antes del ataque, y salieron una vez ocurrieron los lamentables sucesos. Es pesaroso que ningún pseudo líder – de oposición u oficialista- fuera a defender los derechos humanos de estos trabajadores. Es pesaroso que los jueces están libres y en su tribunal. Es pesaroso que los policías de Anzoátegui se enlistan luego de un curso de tres meses y sin verificarles los antecedentes penales, porque después de todo en ese estado los policías están bien pagados y tienen buen servicio médico, además del arma y la chapa que valen mucho. Es pesaroso que en momentos de crisis económica se pierda la fuerza laboral y se ponga también en crisis una empresa que genera más de seis mil empleos directos en la zona.Y lloré porque en algunos medios digitales del régimen se habla se entregarle las plantas automotrices a los trabajadores. Es decir, el engaño a los trabajadores es continuo pues en la empresa Helvesa de Barcelona, fabricante de tuberías para la industria petrolera, aun no han pagado a los trabajadores los tres meses que tienen laborando en la recién nacionalizada fábrica y están protestando en las vías nacionales. Y casi todas las empresas “nacionalizadas” están en condiciones deplorables, no hay materias primas, no hay producción, no hay pagos, no hay desarrollo.Y lloré porque recordé cuando el 03 de diciembre de 2002, apenas el segundo día de paro, nos lanzaron un feroz ataque con la Guardia Nacional –la misma a la cual en este régimen el honor no se le divisa – con lluvias de bombas lacrimógenas, de las especiales que usan en las cárceles para reprimir motines. Y el cuarto día del paro, 06 de diciembre de 2002, atacaron a civiles en la plaza Altamira con el lamentable saldo de tres muertos y veintiocho heridos. Y lo que grita ese trabajador en el video es lo que hemos gritado, en estos últimos 10 años, todos los venezolanos, y especialmente en los últimos 6 años los trabajadores despedidos ilegalmente por la dupla Chávez – Alí Rodríguez,: Estamos pidiendo que se respeten nuestros derechos!.¿Revolución bonita?, ¿Revolución pacífica?. Nos están masacrando, nos quieren quitar el derecho a protestar y encima pretenden quedarse en el cargo indefinidamente. NO existe revolución sin muertos y esta ya tiene demasiados. NO queremos más violencia. NO queremos la impunidad, NO quiero más lágrimas y gente triste por los abusos de las autoridades policiales o parapoliciales, quienes actúan bajo la permisividad cómplice del régimen chavista.

Por eso y tantas cosas más: ¡No!


Por: Manuel Barreto H. - "Para que no se pueda abusar del poder, es preciso que el poder detenga al poder", Montesquieu. En nuestro país lo que se evidencia son tentaciones absolutistas, intentos obsesivos de perpetuación en el poder, lo que tenemos a la vista es una división de poderes inexistente, donde la más elemental estructura de "pesos y contrapesos" , la idea matriz de que "el poder controla al poder", quedó totalmente desdibujada como referencia democrática, pues tan sólo contamos como "representantes del pueblo" con un atajo de burócratas que defienden sus mayúsculos sueldazos y privilegios sin vergüenza ninguna, siempre y cuando tenga poder y se les garantice poder, usando la retórica propia de sicofantes (individuos que acusaban y juraban en falso con tal de quedarse con los bienes que pertenecían a quien luego sería condenado) para intentar encubrir las barbaridades perpetradas en el gobierno. Unos "representantes del pueblo" que violan la Constitución al promover la iniciativa de enmienda, a la que el pueblo le dijo ¡No!.Está a la vista: la propaganda del régimen se ha especializado en tergiversar medias verdades para cubrir su fracaso recurriendo al método de culpar a otros de sus deficiencias. Lo que se destaca es un régimen que gobierna sin apelar a la persuasión y a la construcción del consenso, sino al atropello y la obediencia, utilizando el miedo como arma para intentar acallar a los críticos, profundizando una polarización aguda, y siguiendo al pie de la letra los enunciados del jurista del totalitarismo Carl Schmitt, quien sostenía que "un opositor no es alguien con quien se discute o negocia, sino un enemigo al que se debe destruir". Las acciones más terribles se realizan en nombre del pueblo, de su libertad, de su autenticidad, de su salvación; parece que toda crueldad se facilita si hay una orden de autoridad competente, una justificación global del "proceso". La creación de realidad mediante el terror promete la verdad mediante la mentira, la liberación total mediante la total sumisión; tal como apunta Rafael del Aguila en su obra Crítica de las ideologías, el peligro de los ideales:... "El comunismo está ya en el horizonte, -decía un chiste en la Rusia soviética- esto es, en una línea imaginaria que se aleja de nosotros según caminamos hacia ella".Y todo esto acompañado por un fuerte intervencionismo que ahora se agudiza -y más temprano que tarde, se profundizará por los efectos de la ineludible crisis financiera mundial- asfixiando la libre iniciativa, coartando el derecho de propiedad y espantando la inversión, lo que generará todavía más desempleo y aumento de la pobreza, con las secuelas del incremento de indigentes y los niños en la calle, la miseria, la inseguridad y el crimen; y realmente ¿Es justo mantener esta situación de manera indefinida? Pues ¡No!Una de las principales mentiras que este régimen ha pretendido inculcarnos es aquella de que nuestro país es una nación sometida y oprimida por "El Imperio", siendo esa la principal causa de nuestro empobrecimiento y el motivo de la falta de desarrollo. Este pensamiento, que lo repiten tantas veces les sea posible -practicando lo del Dr. Goebbels- no es más que una mentira utilizada que busca inventar algún enemigo, generalmente extranjero, y poder encontrar un culpable para luego pronunciar discursos plagados de frases retóricas pero siempre, absolutamente siempre, desprovistos de hechos concretos.Nada tienen que ver estas supuestas "fuerzas del mal" con problemas reales que tenemos, como una abultada burocracia administrativa que, creció a la par de los ingresos petroleros, pero ahora deberá nutrirse mediante un implacable sistema impositivo para cubrir el gran gasto de un Estado ineficiente, en lugar de destinar esos ingresos extraordinarios a un mejor sistema de educación, sanitario, y de vialidad; en lugar de destinar miles de millones a establecer una "Plataforma Continental del Socialismo Tropical", dinero que hubiese mitigado los problemas prioritarios de nuestra Nación. Por eso y tantas cosas más, tan sólo podemos decir ¡No! a esas pretensiones despóticas de un régimen que anhela perpetuarse en el poder, sin haberle dado respuesta a los problemas prioritarios del país.

Hate crimes against Jews escalate in Venezuela


CARACAS, Venezuela — As President Hugo Chavez intensifies his anti-Israel campaign, some Venezuelans have taken action, threatening Jews in the street and vandalizing the largest synagogue in Caracas — where they stole a database of names and addresses.Now many in Venezuela’s Jewish community fear the worst is yet to come.Chavez has personally taken care not to criticize Israelis or Jews while accusing Israel’s government of genocide against the Palestinians. He vehemently denies inciting religious intolerance, let alone violence. But Venezuela’s Jewish leaders, the Organization of American States and the U.S. State Department say Chavez’s harsh criticism has inspired a growing list of hate crimes, including a Jan. 30 invasion of Caracas’ largest synagogue.About 15 people overpowered two security guards at the Tiferet Israel Synagogue, shattering religious objects and spray-painting “Jews, get out” on the walls. Most worrisome, according to Elias Farache, president of the Venezuelan-Israelit e Association, was their theft of a computer database containing many names and addresses of Jews in Venezuela.Police are now posted outside the synagogue, and prosecutors said Friday that the security guards “could be involved.”One week before the invasion, a Chavista columnist named Emilio Silva posted a call to action on Aporrea, a pro-government Web site, exhorting Venezuelans to confront Jews as anti-government conspirators.Silva called for protests at the synagogue, a boycott of Jewish-owned businesses, seizures of Jewish-owned property and the closure of Jewish schools.With criticism mounting, Chavez phoned Farache Thursday night in a conversation broadcast live on state television, and vowed to guarantee the safety of Venezuela’s 15,000 Jews. He condemned the synagogue attack and demanded that Jewish leaders publicly recant accusations against his government.Hate crimes have escalated despite Chavez’s declaration that his government “rejects any type of aggression against any temple, be it Jewish, Catholic, Protestant, or any other.”According to the Venezuelan Confederation of Israelite Associations, one threat involved a rabbi who was leaving a Jewish school in Caracas when two men, one wielding a broken bottle, shouted: “Jew, we are coming for you!” A nearby taxi driver offered refuge and sped him away.

Micro


El mismo día del Referendo
15F
Venezuela conmemora esta advertencia:
http://www.youtube.com/watch?v=ysLKDnNo69Q
(30 seg)
Observa otras 2 advertencias que ocurrieron
aquel 15 de febrero, 1819
http://www.youtube.com/watch?v=2AEyiPfK91s
http://www.youtube.com/watch?v=Xs8AXUD4E-A

Ya Bolívar dijo NO
Ahora te toca a ti
VOTA NO
Reenvía a tus contactos
www.ciudadaniaactiva.org

El alambrón y el pino


Por: Eugenio Montoro - montoroe@yahoo.es Con frecuencia Chávez habla de modelos de desarrollo endógeno. En general se trata de algún bien que el Estado domina, madera de pino por ejemplo, que se podría llevar a las Comunas y allí se transformaría en muebles baratísimos. De igual forma con el alambrón que se produce en Guayana se pueden fabricar mallas a bajo costo para la construcción. Estas son sus ideas generales para que todos vivamos felices, con un adecuado control de precios, bajo un gobierno socialista. Pensemos, por un momento, que Venezuela es rodeada por una gran muralla China. Nada ni nadie pueden salir o entrar. Pongamos la imaginación a andar. La extracción de petróleo disminuiría cada vez que se rompa algo y el repuesto sea alemán, americano o francés. La refinación de petróleo iría bajando pues los tubos para alta temperatura no se fabrican en el País. Las plantas de plásticos se detendrían por falta de catalizadores. Las máquinas recolectoras de maíz se pararían en cuanto fugasen sus componentes hidráulicos. No habría pilas para celulares ni celulares. Desaparecería el Internet. Los carros empezarían a detenerse. La electricidad dejaría de producirse por falta de repuestos para los generadores de Guri. El agua potable faltaría pues no habría cloro al agotarse las membranas especiales. La pesca iría disminuyendo cada vez que un motor Caterpillar se rompiese. No habría más vuelos por falta de gasolina y repuestos. Las medicinas desaparecerían en pocos días. No habría televisión y rápidamente regresaríamos a un mundo antiguo de hambre y peste como el Macondo de José Arcadio Buendía, con ranchos de tierra apisonada y sin ni siquiera contar con la alegría del gitano Melquíades que de vez en cuando aparecía para cambiar imanes por guacamayos. La calidad de vida en Venezuela no es que depende mucho del exterior. Depende totalmente del exterior. A muchos rojitos nacionaleros les parecerá una picante exageración pero no lo es. Cuando Chávez explica las cosas que podemos hacer, muebles de pino por ejemplo, se olvida que los precios no los ponemos nosotros sino que se ponen en el exterior. Los pinos requieren productos químicos y máquinas para su cuido. No se producen en el País. Se deben cortar con motosierras. No se producen en el País. Se deben recoger con máquinas que no se producen en el País. Se deben transportar con camiones que no se producen en el País. La fabricación de muebles requiere de cortadoras, lijadoras, tornos, taladros, y muchas otras cosas que no se producen en el País y en conclusión hasta esta elemental y sencilla cadena productiva tiene tantos elementos fuera del control Nacional que el desarrollo debería llamarse exógeno. Ni el Gobierno, ni las industrias del Estado, ni las Comunas ni nadie en Venezuela tienen capacidad de controlar los precios de nada, salvo aquellas cosas que se hagan con productos locales y pocas máquinas tales como sombreros de paja, collares de guacuco y bolitas de adivinar. Otro elemento en el concepto económico de Chávez es controlar los precios bajando las ganancias. Ya vimos que no puede controlar los costos y en consecuencia tampoco los precios y pocos trabajan por amor al arte. Si sus asesores le aconsejan eliminar ganancias o reducirlas y seguir con este atolondrado “modelo” socialista, paralizará al País sin necesidad de la muralla China y con la crueldad de ilusionar, con tarantines comunales, a muchas sencillos paisanos. Pero en fin, como usted no oye consejos agárrese a las revoltosas mariposas amarillas de Mauricio Babilonia. Quizás es su última oportunidad para no caer en el pozo de los orates.

¡Recuerde!


"Sin votos no hay victoria" - La oposición se mostró complacida por la multitudinaria asistencia a la marcha realizada ayer, en Caracas, en contra de la enmienda constitucional, que busca permitir a todos los cargos de elección popular reelegirse las veces que quieran. Sin embargo, varios de sus dirigentes advirtieron a los manifestantes que la derrota de esta propuesta sólo se materializará si todos los que salieron a caminar este sábado votan el próximo domingo 15F. "No puede nadie voltear la mirada. Nadie puede esconderse. No es tiempo de esconderse. Hay que salir a votar y defender a la patria", afirmó el alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, quien en el discurso que ofreció desde la tarima ubicada en la avenida Libertador advirtió que una eventual victoria oficialista sería el primer paso hacia la instalación de un "régimen castrocomunista" en Venezuela. En similares términos se pronunció el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, Ricardo Sánchez, quien invitó a todos los venezolanos a concurrir masivamente a las urnas el próximo domingo. "Vamos a ganar, pero aún no hemos ganado. La victoria depende del voto popular", afirmó el dirigente estudiantil, quien al igual que el represente de la Universidad Simón Bolívar, Juan Mejías, recordó que el sufragio es el instrumento para cambiar el rumbo del país. Por su parte, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, no descartó que entre algunos de los miles de asistentes a la marcha pudiera encontrarse su sucesor y el del presidente de la República, Hugo Chávez. También aprovechó para negar que él esté expulsando a los médicos cubanos, tal y como lo aseguró el primer mandatario; y acusó al jefe del Estado de no estar informado de lo que ocurre en el país. Entretanto, el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, saludó el gesto del Presidente de conversar con el ex dirigente estudiantil Stalin González para evitar hechos de violencia durante la marcha. Sin embargo, lamentó que no haya tenido la misma disposición para conversar con los gobernadores y alcaldes opositores, y le demandó que libere a los presos políticos.

Por: Énder Arenas Barrios - Sociólogo - Si alguien ha prometido vainas en este país ese es el presidente Chávez. No bien entró al Ateneo de Caracas en su gran noche de gloria y allí mismo, el 6 de diciembre de 1998, inspirado, todavía con ruidos de distensión de gases en el estómago, prometió que no habría más niños de la calle, lo hizo de una manera que luego se nos hizo familiar: "Declaro -dijo- que no permitiré que en Venezuela haya un solo niño de la calle, y si no, dejo de llamarme Hugo Chávez Frías". ¡Ja!, hoy los niños y niñas de la calle se transformaron en adolescentes y tuvieron hijos en la calle, y por allí andan dos generaciones de muchachos pateando plazas... con hijos a cuestas. El Presidente sigue llamándose Hugo Rafael. Algunos años después, en el 2005, Chávez se dejó de pendejadas. Aclaremos que, si algo caracteriza al Presidente no es pararse en tonterías a la hora de prometer la vaina que se le ocurra mientras delira frente a un micrófono, y así prometió sacar toda la porquería del río Guaire e invitó a todos los caraqueños a bañarse en él en el plazo de un año, invitó a pescar bocachicos y a llevar recao de olla para cocinar en sus riberas el sancocho de rigor. Cuatro años después la hediondez de siempre sigue recorriendo Caracas, pues, el Guaire sigue apestando. Chávez es, en sí mismo, una falsa promesa. De eso podemos dar fe todos los venezolanos: El 4 de febrero un joven militar, espartano y chupado, habló poco y se hizo responsable. Seis años después los venezolanos le dieron el voto a ese hombre que parecía garantizar pocas palabras y mucho gobierno. Pero he aquí que el hombre se ha transformado en un perifoneador. Habla y promete, pone primeras piedras y habla, presenta proyectos conjugando el verbo "hacer" en futuro: "Haré del Palacio de Miraflores la universidad más grande de América Latina", "haré de La Carlota el parque temático más fantástico del mundo (con olas artificiales y todo)", eso fue en el 2001, cuatro años después nos dijo: "Aquí en La Carlota haré el conjunto residencial más moderno y digno". Pero lo peor de todo es que no se hace responsable de nada, todo es culpa de otros: el imperio, los escuálidos, Uribe, la oligarquía, la naturaleza que desde 1812 la tiene cogida con el país y hasta la mamá de Tarzán ha sido nombrada más de una vez. No recuerdo promesa que haya sido cumplida salvo la de joder. O quizás haya una promesa cumplida por el Presidente: fue una noche de febrero, Día de los Enamorados, estaba el balcón del pueblo, miró la luna frente a él, estaba delirando el "pueblo", miró a su esposa que estaba aburrida oyéndole, entonces le dijo a todo pulmón: "Mi amor, esta noche te daré lo tuyo", la gente deliraba pensando para sus adentros "esta promesa sí la cumplirá", aunque nadie vio ni escuchó cuando la primera dama susurró: "Esta noche no, tengo dolor de cabeza".

Cuentas por cobrar


Por: Gustavo Yepes Pereira - gyepesp@gmail. com - CXC significa, en números romanos, 190, y en el argot contable, "cuentas por cobrar". El 15 de febrero se cumplirán exactamente CXC años de la emblemática frase del Libertador condenando la permanencia de un solo hombre en el poder. Ese preciso día, el mismo hombre que hoy quiere entronizarse en el poder, presenta a nuestra consideración una enmienda para contradecir al Libertador. Sin embargo, el pueblo lo espera con una larga lista de CXC. Ese día le cobraremos, en primer término, la grosería de montar todo este mil millonario show a sabiendas de que hace poco más de un año ya le dijimos que NO. También le cobraremos el abuso de paralizar la administración pública, llegando al extremo de promover un mes de vacaciones para el poder legislativo, usando los recursos que nos pertenecen a los venezolanos, para un solo y único propósito: perpetuarse en el poder. No se nos olvidará cobrarle los siniestros frutos de la inseguridad, exacerbada por el odio y la anarquía que él mismo ha sembrado, y que hoy, en un ejercicio de impresionante cinismo e hipocresía, pretende tapar con un dedo al condenar los grupos anárquicos que han actuado bajo sus órdenes y su protección. Estos frutos los podemos contar en decenas de miles de muertos, heridos e incapacitados por la acción del hampa tanto común como política, la cual ya se ha vuelto común. También los contamos en las decenas de secuestros diarios en sus diferentes modalidades, en los robos, atracos, hurtos. En las muestras de xenofobia, antes ausentes en un país que se ha nutrido de sangre universal. En las invasiones a la propiedad privada. En las persecuciones de los diferentes organismos del estado a las empresas y ciudadanos que luchan por aportar su esfuerzo al desarrollo. De un modo perverso, también se muestra cada vez que a un grupo de venezolanos se les ordena odiar en cadena de radio y TV. Todo eso se lo vamos a cobrar. En su discurso de hace CXC años. Bolívar nos advertía que "por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza". Hoy le cobraremos al usurpador los engaños y las mentiras con las cuales somete a quienes se dejan engañar y se burla de quienes no nos dejamos. Eso mismo se lo cobraremos a todos aquellos que sólo esperan la orden para mentir descaradamente, para actuar con violencia y acusar de violencia a sus víctimas, de jugar con los sentimientos de un pueblo que cree, ingenuamente, no en ellos, sino en el jefe mayor, el encantador de serpientes. Se lo cobraremos a aquellos militares indignos que usan su uniforme para someter a un pueblo al que deberían defender, para defender en su lugar a un solo hombre que ha comprado sus conciencias negras y sus bolsillos verdes. En fin, el 15 de febrero todos los venezolanos dignos, todos aquellos que tienen miedo de expresarse en público o en privado, todos aquellos que han sido víctimas de este régimen nefasto, todos pasaremos por taquilla y, a solas con nuestra conciencia, cobraremos, diciéndole NO a los que traicionan las ideas del Padre de la Patria, expresadas con claridad hace CXC años.

Votar por el país, no por la oposición


Por: Teódulo López Meléndez - teodulolopezm@yahoo.com - Leo a los analistas que se preguntan el porqué del cambio brusco en las encuestas que de dar una amplia ventaja al “NO” ahora presentan un virtual empate técnico. La razón es muy sencilla: la gente ha confundido votar “NO” con votar por la llamada oposición. La llamada oposición pintó los horrores de lo que sería aprobar la reforma constitucional y cuando todo lo que ella contenía (excepción hecha de la reelección presidencial indefinida) fue emitida vía decretos-leyes en el llamado “paquetazo” fue incapaz de ejercer protesta. La gente habrá pensado que las cosas no eran tan graves como habían sido pinceladas y que no notaba los efectos prácticos. Por supuesto que esos textos legales están vigentes y serán aplicados, pero todo en su debido momento. La falta de protesta ante el “paquetazo” fue una omisión criminal, tal como la definí y la defino. La llamada oposición andaba engolosinada con un electoralismo enfermizo y se inventó la desgraciada expresión “trapo rojo” para que nada la sacara de su afán candidatural. Ahora se inventaron “no caer en provocaciones” cuando todo el país ve las vejaciones a que son sometidos el Alcalde Ledezma y otros funcionarios de su despacho, como se ocupan y se mancillan locales de esa Alcaldía sin que la llamada oposición ejerza acción de protesta alguna. La gente se pregunta para que fue a votar y elegir si la dictadura acosa, maltrata y destruye a quienes eligió sin que se salga en su defensa. La gente muestra indignación por el feriado conmemorativo de los diez años del eterno y gremios y universidades acatan pasivamente el llamado a la vagancia desperdiciando una oportunidad única de ejercer resistencia. No había mayor y mejor manera de mostrar una voluntad de resistencia que llamar a trabajar. Elenco sin agotar las omisiones. La razón, colegas columnistas de opinión, es que la gente está confundiendo votar “NO” con votar por la oposición y de ese error hay que sacar a la gente. A mí me basta escuchar lo que me dicen: “no queremos regresar al pasado”… “queremos gente nueva”… “estamos hartos de esa gente”. Pues bien, es mi deber decirle a mis compatriotas que el 15 de febrero no vamos a votar por la oposición, vamos a votar por el país. El 15 de febrero arreglaremos cuentas con el gobierno. Con la oposición arreglaremos cuentas después. Hay que ir a votar porque ante el cúmulo de omisiones de la oposición ya no queda otra. Si bien la llamada oposición no sabe otra cosa que votar –resistir es algo que todavía no ha aprendido- debemos entender que hay que votar aunque la llamada oposición llame a votar. Si el eterno amenaza con nuevas consultas si pierde el 15 de febrero, ya veremos si el llamado a elecciones ha sido completamente prostituido, si ya se pregunta para que no haya respuesta o si el camino electoral sigue vigente. No nos adelantemos. Entendamos que ahora no hay vuelta atrás: debemos ir a votar por el país, no por la oposición. Recordemos que no hay tarjetas de nadie, simplemente un “SÏ” y un “NO” y la escogencia obvia es el “NO”. Hagamos la historia conforme la historia se presenta. Primero el gobierno, después la llamada oposición. El 15 de febrero habrá cambios significativos en nuestro devenir histórico, sea que la balanza se incline para un lado o para el otro, pero, como siempre hay que decir, es mejor que se incline hacia el país y no hacia el gobierno, de manera que abstenerse en este remedo anticonstitucional y perverso es un error. No olvidemos que vamos a votar en dictadura –como lo he advertido en numerosas ocasiones- y de ello hay que estar conscientes y que vamos a votar contestes de la perversidad e ilegitimidad del acto comicial mismo. Difícil situación, sin lugar a dudas, pero la realidad nos ha traído hasta aquí y con la realidad ya no se puede: hay que votar. Otra cosa será el 16, día tan importante como el 15. Aparte de las turbulencias posibles el país tendrá que mirarse en el espejo y comenzar a tomar decisiones por sí mismo, sin esperar que alguien se de un paseo por el Boulevard de Catia como suprema expresión de su activismo opositor o que alguien repita incoherencias para mostrar que su liderazgo está vigente. Pero primero es lo primero y el 15 es antes del 16. Votemos por nosotros mismos el día 15. El día 16 asumamos nuestras responsabilidades y comencemos a hacernos dueños de nuestro propio destino. La historia otorga la oportunidad llamada en política “pase de facturas”. Votemos el 15 y después nos pagamos y nos damos el vuelto.

Videos

Av. Fco. de Miranda 7-2-2009

En este Link http://picasaweb. google.es/ gulbise/
podrán ver las fotos de quienes salieron desde Altamira.
Es de hacer notar que no se ven allí los que vienen
por la Francisco de Miranda desde Petare hasta Altamira,
y no se ven quienes ya habían pasado Altamira
y estaban ya en la Libertador, Chacao y Chacaito.

Y, como siempre, acompañados
por el Sr. Pablo y sus claros Mensajes

Una foto... interesante

Los días en que conocí a Manuel Scorza


Por: Teódulo López Meléndez - Manuel Scorza estaba delante de mí, sentado en primera fila, con sus ojos fijos y una sonrisa burlona. Leía yo la ponencia del Ministro de Estado para la Cultura de Venezuela en el Primer Congreso de Escritores de Lengua Española en Las Palmas de Gran Canaria. El ministro tenía compromisos en Madrid y me dejó a mí la tarea. Todos nos decían, con cierto dejo de burla, y creo que de envidia, “vinieron con Ministro de Cultura”. América del Sur estaba plagada de dictaduras militares y para los colegas vernos con un alto funcionario resultaba incomprensible. La situación motivó que tomara la palabra en la plenaria del día siguiente y pronunciara un discurso sobre los intelectuales en la democracia. Un fuerte aplauso fue la respuesta a mis palabras, que eran las de un escritor de un país que estaba albergando a miles de refugiados que huían de las dictaduras militares, entre los cuales había muchos escritores, lo que indicaba que habían entendido. Sin embargo, no olvido la atención y seriedad con que Alfredo Bryce Echenique seguía mi intervención desde su puesto de directivo del evento. En aquel año de 1981 y en aquella ocasión, la única que compartí con Manuel Scorza, los venezolanos estábamos ebrios de democracia. Habíamos derrocado a nuestra última dictadura en 1958, teníamos a un presidente, Luis Herrera Campins, que situaba a la cultura entre sus prioridades y que se hacía acompañar a casi todos los actos oficiales por Fernando Paz Castillo, seguramente el poeta vivo más representativo en aquel entonces, como muestra de su respeto por los creadores literarios. Hablábamos de ello ya más reposados en las vecindades de la piscina, hasta que Severo Sarduy decidió desnudarse y darse un chapuzón. Como en toda reunión de escritores que se merezcan tal nombre, bebíamos unos tragos después de la plenaria y hablábamos a voluntad. La “operación salvamento” de Severo tomó unos minutos, para dejar paso al miedo a los aviones, a la expulsión de México, a la vida en París, a los procesos de Redoble por Rancas. Yo era un joven que aún no había desarrollado su obra literaria. La estrella venezolana era Adriano González León, que con su País portátil (1968), recién muerto, Adriano quiero decir, no mi país que cada vez se hace más portátil, se anotaba como el gran representante venezolano en el boom. Manuel habló de su aversión por los movimientos guerrilleros, considerándolos inútiles, de la mentalidad campesina poco proclive a dar apoyo a esos intentos, de su posición de izquierdas, de sus vinculaciones de amistad en París con los movimientos trotskistas, lo que le llevó a ser padrino de la boda del Che Guevara, por la esposa del flamante revolucionario se entiende. Se quejó de la foto de aquella unión, donde él aparecía claro, y del daño que, en su opinión, le había hecho. Su vinculación al mundo campesino e indígena era obvia. Basta leer sus libros, pero de allí a ese calificativo de indigenista que algunos críticos le han endilgado hay un abismo. Manuel Scorza es Perú, en el sentido de que no puede abandonar —Por qué habría de hacerlo— los mitos ancestrales que se incuban con la historia reciente. El joven lector de español en la escuela Normal Superior de Saint-Cloud, el que había huido de la dictadura de Odría, llevaba en sí toda la herencia con la que un peruano brillante podría cargar. Veamos El jinete insomne (1977), Cantar de Agapito Robles (1977) y La Tumba del relámpago (1979) y no encontraremos otra cosa que al poeta que siempre fue. Para entender a Manuel Scorza habría que recordar que toda literatura es poesía, y que él parte de la realidad social para internarse en la creación poética. Basta buscar las vinculaciones entre el poemario El vals de los reptiles (1970) y la novela Redoble por Rancas. En Garabombo, el invisible llega a la parodia neopicaresca. Con La danza inmóvil (1983) se produce una ruptura. En esta novela está la gran contradicción del escritor de izquierdas, la que parece hundirse en la repetición de los errores y de las estrategias fracasadas y que busca nuevos caminos. Surge el recuerdo de París (fundamental en muchos aspectos de su obra) y el enfrentamiento del escritor consigo mismo y con su trabajo. Trato de imaginarlo en el pequeño hotel La Coupole a medida que las horas avanzan. Ya no hay extrañeza por un escritor latinoamericano que anda con su Ministro de Cultura. Trato de imaginarlo allí. Miro su rostro cordial y duro debatiéndose con sus fantasmas. Sus ojos se han hecho transparentes, ya no hay reservas. Trato de penetrar en su intimidad, en sus antojos. No sé si bebe licor o bebe agua, pero allí está. Es La danza inmóvil y no Redoble por Rancas lo que tengo en la mente. Es la inmersión en el posmodernismo como nueva respuesta lo que me atrae, la lectura de los pensadores franceses, la transformación de aquel hombre hacia nuevas vías sin dejar de ser lo que genéricamente se ha denominado en nuestro continente un escritor de izquierdas. Quiero la reflexión existencial de un escritor enfrentado a lo que ha sido, a lo que ha escrito. Nos altera el comentario de alguien que llega y dice que Severo Sarduy quiere volver a la mesa pero tratan de mantenerlo en su habitación. Termina la noche. Hay una joven colombiana, demasiado bella, que se roba la atención. Es un nuevo día en Las Palmas de Gran Canaria y hay que almorzar a la orilla del mar con un grupo en que debe estar la chica colombiana que estudia en Madrid. No sé nada de Manuel Scorza. Pasa Eduardo Galeano que saluda displicente. Mi amigo, el historiador venezolano Vinicio Romero Martínez (también recién fallecido, parece que estamos en la edad de la muerte), provoca a la muchacha que se declara virgen. A voz de cuello grito que... su nombre... es... Virgen. Nadie se da por enterado. O hay demasiados escritores a la orilla del mar, o demasiados turistas, o los canarios son conscientes de que hay un congreso de escritores y que puede esperarse cualquier cosa. Tengo en el pensamiento a Manuel Scorza bajo el sopor del vino y del mediodía, pero ahora tengo ante mí al poeta. Las imprecaciones (1955), su primer poemario, publicado en México refleja los dolores del exilio: Los trenes me llevaban, / entraban a las tumbas, / cruzaban los infiernos, / mas mi corazón salía / de los hornos tiritando. Su último poemario, El vals de los reptiles (1970) lo terminó en la habitación del pequeño hotel parisino, en lo que podríamos llamar su segundo exilio: Brisas eran mis cabellos, tifones mis cejas. Miro a la chica colombiana y recuerdo algunos versos de Los adioses (1960): Yo veía las cosas más sencillas / volverse misteriosas / cuando Ella las tocaba. / Las estrellas de la noche / ¿quién si no Ella las sembraba? Nació el 9 de setiembre de 1928. Ahora que me piden este texto para conmemorar el 80 aniversario de su nacimiento saco cuentas y compruebo que cuando lo encontré tenía 53 años. Y digo con Desengaños del mago (1961): Yo vivía en una torre que custodiaban tardes / de susurrantes collares. / Yo acechaba a las caravanas que, al caer / los crepúsculos, entraban en los patios / polvorientas de azul. / Yo jamás dormí. Y pienso que, en verdad, jamás durmió. Quizás debería parafrasearlo y titular esta breve nota, sin pretensiones, “Réquiem por un gentilhombre”. Pero no, prefiero protestar por las comparaciones que se hacen cuando un hombre o una mujer escriben novela y poesía y comienzan a preguntarse que género era mejor. Prefiero decir que sólo una vez, y por breves días, estuve con él. Prefiero decir que no puedo asegurar que Manuel Scorza fuera mi amigo, creo que no, creo que simplemente fue un encuentro afortunado de los que se suceden en un congreso de escritores. De lo que sí estoy seguro es que cuando me llegó la noticia del accidente del avión de Avianca aquel fatídico 28 de noviembre de 1983 sentí un profundo dolor, la pérdida de alguien muy cercano a mi afecto. Pensé que lo había perdido apenas dos años después de conocerlo. A él, el escritor que se la pasaba viajando y que tenía pánico por los aviones. Digo lo que pensé: Estos benditos escritores peruanos no sólo saben que se van a morir sino también cuándo. Y me repetí, mirando una placa que me regaló la comunidad peruana de mi ciudad natal, Barquisimeto, por una intervención en un aniversario de César Vallejo: Me moriré en París con aguacero, / un día del cual tengo ya el recuerdo. / Me moriré en París —y no me corro— / tal vez un jueves, como es hoy, de otoño. Y me digo que en realidad fueron dos las ocasiones en que conocí a Manuel Scorza: Aquellos días en Gran Canaria, cuando estuve frente al hombre (al escritor, al poeta, ya lo cargaba) y cuando cayó en su avión desde el cielo de Madrid (el poeta, el escritor, sigue en aquel cielo).