domingo, 17 de diciembre de 2017

El Mago de la Verdad








Carlos se preparaba para su último día de colegio antes de las vacaciones de Navidad. Estaba emocionado porque iban a hacer una gran fiesta en clase y una función de teatro para los padres. Llevaba semanas hablando de ello en casa y andaba bastante desconcentrado porque no paraba de charlotear. A Carlos le encantaba hablar, hablar, hablar…
Su madre le había dicho que si sacaba buenas notas le llevaría a visitar aquel teatro que tanto le gusta. A Carlos le encanta ese sitio. Además, la última vez que fueron le sacaron al escenario y eso le emociona porque le gusta mucho ser el protagonista.
Al fin sonó la campana… ¡Comenzaron las vacaciones de Navidad! Y como Carlos había sacado unas buenas notas, su mamá lo llevó al teatro.
Cada semana llevaban un artista nuevo y ese fin de semana anunciaban al gran Mago de la Verdad.
Una vez dentro, Carlos estaba impaciente por coger un buen asiento cerca del escenario.

(Se apagaron las luces y sonó el tambor tan, tan, tan)

– Señoras y Señores, con todos ustedes, recién llegado del lejano oriente, “El gran Mago de la Verdad”.
De pronto una pequeña luz apareció de la nada, volando entre el público y flotando ligera entre la oscuridad de la sala, se acercó y se posó sobre un sombrero de copa que había en el escenario.
(Plasssssss) una nube de humo blanco envolvió el sombrero y por arte de magia, apareció el Mago todo vestido de negro y con una pequeña barba que asomaba de su barbilla, una pajarita dorada como la bola de luz y un sombrero de copa con una gran ala, distinto a cualquier sombrero que jamás hubiera visto.
El silencio se apodero de la sala, acaparando la total concentración del público. El Mago pronunció unas palabras en un idioma que no entendió y después dijo: 
¿Quién quiere conocer los secretos de un misterioso y lejano país?
Todos los niños levantaron la mano excepto Carlos, que todavía estaba impresionado por la luz que había aparecido de la nada.
Entonces el Mago lo señaló y le hizo subir al escenario. Carlos tenía una sensación extraña, no se sentía como en otras ocasiones con ganas de estar allí.
El Mago le pidió que se sentase en un pequeño sofá que había aparecido de la nada. Todo era muy raro y Carlos no se fiaba mucho.
Entonces, el Mago comenzó a agitar un pañuelo hasta que de él salió un viejo reloj de cadena.
Le dijo:
Ahora, Carlos, vas a viajar al país de la escucha, donde sólo los más sabios han podido estar – chasqueó sus dedos y comenzó a mover el reloj  .

Un profundo sueño se apoderó de Carlos y sin poder remediarlo sus ojos se cerraron.

De pronto volvió a escuchar el chasquido de los dedos del Mago y despertó en un lugar totalmente nuevo.
Carlos jamás había visto un paisaje tan hermoso. Un gran prado repleto de lavandas y flores silvestres. Un cielo tan azul que no parecía cielo sino cristal y unas nubes tan blancas que parecían grandes copos de nieve.
A lo lejos le pareció ver una cabaña y decidió acercarse para saber qué estaba pasando y cómo había llegado a ese maravilloso lugar.
¡Qué bien olía! ¡Y que bien se sentía! Sorprendentemente estaba muy tranquilo.
Cuando llegó a la cabaña vio que sus habitantes eran una pareja de ratones que andaban muy liados con las tareas del hogar.
De pronto, casi sin inmutarse, la Ratona dijo:
 Ven Carlos, te hemos preparado té y magdalenas. Nos han dicho que te gustan mucho.
Cuando Carlos intentó contestar y comenzar a soltar su retahíla de preguntas, se dio cuenta de que no podía hablar, sólo podía escuchar lo que le decían.
Entonces se preocupó un poco ¿Cómo les contaría a los ratones su historia?, ¿Cómo les pediría ayuda? ¿Cómo?
La Ratona le sirvió una taza de té caliente y dos magdalenas con mermelada de cerezas. ¡Estaban deliciosas! Carlos hubiera querido contar a la ratona, que él también preparaba magdalenas, pero de su boca no salía ningún sonido.
Cuando el señor Ratón entró en la salita, la señora Ratona paró de hacer cosas y se sentaron frente a Carlos.
El señor Ratón le dijo:
– Hola Carlos, el Mago nos ha pedido que te demos una charla sobre lo importante que es escuchar. Te ha elegido entre todos esos niños porque ha notado que te gusta mucho hablar y que sólo escuchas cuando te dicen las cosas que a ti te gusta oír ¿Es así? –.

Carlos asintió con la cabeza baja, porque le daba vergüenza que le dijeran cosas malas.

La señora Ratona le dijo que no debía agachar la cabeza. Que todos tenemos que aprender a aceptar tanto los cumplidos como los reproches y que, si somos suficientemente listos, podemos aprender mucho de aquello que nos corrigen y así nunca volver a hacer las cosas mal.
– A ver Carlos – dijo el Ratón – ¿Por qué qué te encanta hacer teatro? Seguro que te gusta mucho que te aplaudan y te escuche todo el mundo. Pero cuando te toca escuchar a ti y aplaudir a los demás, es un poco más difícil ¿verdad? –
Carlos asintió de nuevo. Lo cierto es que le encantaba que todo el mundo le prestara atención.
– Te vamos a contar un secreto. Solo unos pocos, como el Mago, lo conocen. ¿Quieres qué te lo contemos?
De nuevo, Carlos asintió, mostrando gran interés en su mirada.
– Pues bien, sólo si sabes escuchar los consejos, las lecciones y los sentimientos de los demás, serás capaz de guiar a otras personas y conseguirás ser todo lo que te propongas, desde médico, hasta un gran Mago, como nuestro amigo. Pero tienes que aprender a escuchar. Hoy nosotros te hemos silenciado para que puedas aprender bien esto que te contamos. ¿Qué has sentido al no poder contestar ni contar toda tu historia?
De pronto Carlos tuvo la sensación de que podía hablar y dijo. 
Pues verá usted señor Ratón y Señora. Al principio me he agobiado mucho por no poder hablar. Siempre tengo la necesidad de estar hablando sin parar pero luego, me he sentido bien. Sólo me interesaba escuchar lo que me contabais y, por primera vez, he tenido la sensación de aprender  y comprender. Como siempre estoy hablando, a veces me cuesta enterarme de las cosas, pero hoy no ha sido así.
– Espero que hayas aprendido la lección, porque los que vivimos a este lado de los sueños y los pensamientos, en la otra parte del mundo, confiamos en ti y creemos que vas a ser un buen niño y un adulto muy sabio, dijo el Ratón.
– Toma Carlos, abrígate, dijo la Ratona acercándole una preciosa capa roja.
– Pero si afuera hace mucho calor dijo Carlos.
– Ya no- dijo el Ratón –ahora que sabes escuchar y has prometido no hablar tanto, podrás saber cómo es en realidad el país de la Navidad. Sal y míralo antes de volver a la tierra y dale las gracias al gran Mago. 
Mírale bien a la cara, puede que su rostro te resulte familiar. Ahora que sabes escuchar, te darás cuenta de que observarás mejor a los demás. ¡No te olvides de mirar bien al Mago, te sorprenderás!
Cuando Carlos salió de la casita, el prado se había convertido en una ciudad preciosa de caramelo, rodeada de nieve y de duendes de la Navidad que corrían de un lado a otro envolviendo regalos, cantando, decorando los abetos y el trineo de Papá Noel.
¡Carlos era el niño más feliz del mundo, estaba en la ciudad de Papá Noel! De pronto volvió a escuchar un fuerte chasquido de dedos. ¡Despierta!
Al abrir los ojos Carlos se encontró con el Mago que le miraba directamente a los ojos. Carlos observo al Mago, tal y como le había dicho el Ratón que debía hacer. ¡Cuál fue su sorpresa, cuando descubrió que el Mago era en realidad Papá Noel!
No había nadie a su alrededor, era como si todos hubiesen desaparecido. El Mago le dijo – ¿Te ha gustado mi regalo? Te he estado observando todo el año y he pensado que este era el mejor regalo que te podía hacer.
– Ha sido el mejor regalo del mundo, Papá Noel. ¡Gracias!, prometo esforzarme en escuchar y hablar menos. Intentaré no acaparar todo el protagonismo y observaré más a los demás para saber qué necesitan.
(Ring, ring) Suena el despertador.
– Carlos, vamos despierta, que vas a llegar tarde al colegio ¡Venga que hoy empiezan las vacaciones de Navidad!
No puede ser, pensó Carlos. ¡Todo ha sido un sueño! No puede ser.
Pero Carlos observó, en silencio, tal y como había dicho que iba a hacer. Se dio cuenta de que sobre su escritorio había un pequeño sombrero de copa y una pequeña nota que decía:
"No todo es lo que parece, pero si observas bien y escuchas, podrás aprender y ser cada día más sabio y así conseguirás que todos tus sueños se hagan realidad".
¡Qué pases una feliz Navidad!
Firmado, El Mago de la Verdad (P.N)

FIN

Autora: Beatriz de las Heras García
Tomado de: http://www.cuentosyrecetas.com

Una Historia De Amor


Halsted de treinta y tan años, poseía una carrera exitosa en el mundo de la medicina y a su corta edad había ejercido en hospitales de Europa y América. Disfrutaba de una fama en ascenso producto de su buen desempeño y de diversos estudios realizados en los campos de anatomía y cirugía. Era conocido por su elegancia y minuciosidad. 
A finales del siglo, se establece en Baltimore desempeñándose como jefe de cirugía del hospital de la Universidad Johns Hopkins. Es acá donde conoce a la Caroline Hampton, quien llegaría a desempeñarse como enfermera en el mismo hospital durante la primavera de 1889. Una mujer agraciada, amable y elegante proveniente de una familia acaudalada del sur de Estados Unidos. Rápidamente se convierte en la ayudante de Halsted, quien la nombra jefe de enfermeras de quirófano sin mayores méritos que la simpatía ésta le ocasiona.
Ya para este momento parecía evidente que él había fijado su interés en ella, y todo parecía ir viento en popa, salvo por que Hampton se vio afectada por una severa dermatitis ocasionada por los constantes lavados de mano con ácido fénico. Esto podría dar por concluido el naciente romance.
Halsted fue muy discreto en cuanto sus sentimientos hacia la enfermera, sin embargo, es posible inferir que fue la desesperación de perder a su ayudante lo que inspiro la revolucionara idea de los guantes de látex.  Encargó a Goodyear Rubber Company la confección de unos rudimentarios guantes de goma que solventarán el problema de Hampton y evitaran su partida.
Así pues, la enfermera pudo continuar en el quirófano, dando continuidad al romance. En su biografía, Halsted dijo que no quería perder a Caroline porque era muy eficiente, pero en junio del 1890 contrajeron matrimonio, develando los verdaderos intereses del cirujano.

Inspirado por el amor o no, Halsted creó unos guantes sin igual; intentos previos con diversos materiales habían fracasado, desde elaborados con intestinos de oveja hasta un modelo de gruesos guantes de goma en la década de 1840, ninguno se adecuaba a las exigencias de la cirugía como lo hacían los de Halsted. 
Estos fueron fabricados por expreso encargo del médico, quien solicitó unos guantes lo suficientemente finos para trabajar en el quirófano a la Goodyear Rubber Company, una conocida firma que fabricaba artículos de caucho y neumáticos para vehículos.
En 1844, Goodyear había desarrollado la vulcanización, método que permitió crear gomas más ligeras y extensibles. Así, estos materiales resultaron más flexibles y fácilmente adaptables. Esto permitió que los guantes elaborados, fueran ligeros y delicados, constituyendo una segunda y fina piel. Podían esterilizarse empleando vapor, relegando el estricto programa de lavado de manos con agua cloradas, acido fénico y alcohol.
Y aunque fue Halsted la mente detrás de esta idea, fue Goodyear la pionera en el desarrollo de los guantes quirúrgicos. A finales del siglo XIX el uso de los guantes quirúrgicos ya era obligatorio para los médicos, cirujanos y enfermeras. Hoy día son clave en el proceso de la asepsia quirúrgica, y garantizan la protección entre paciente y médico.

Ina Castro
Tomado de: https://www.grandesmedios.com

viernes, 3 de noviembre de 2017

Cuento de la felicidad escondida










Al principio de los tiempos, los dioses se reunieron para crear al hombre y a la mujer. Lo hicieron a su imagen y semejanza, pero uno de ellos dijo:
-Un momento, si vamos a crearlos a nuestra imagen y semejanza, van a tener un cuerpo igual al nuestro y una fuerza e inteligencia igual a la nuestra. Debemos pensar en algo que los diferencie de nosotros, de lo contrario estaremos creando nuevos dioses.
Después de mucho pensar, uno de ellos dijo:
– Ya sé, vamos a quitarles la felicidad.
– Pero… ¿dónde vamos a esconderla? – Respondió otro.
– Vamos a esconderla en la cima de la montaña más alta del mundo.
– No creo que sea una buena idea, con su fuerza acabarán por encontrarla.
– Entonces… podemos esconderla en el fondo del océano.
– No, recuerda que les daremos inteligencia, con la cual, tarde o temprano construirán una máquina que pueda descender a las profundidades del océano.
– ¿Por qué no la escondemos en otro planeta que no sea la tierra?
– Tampoco creo que sea buena idea, porque llegará un día que desarrollarán una tecnología que les permita viajar a otros planetas. Entonces conseguirán la felicidad y serán iguales a nosotros.
Uno de los dioses, que había permanecido en silencio todo el tiempo y había escuchado con interés las ideas propuestas por los demás dijo:
– Creo saber el lugar perfecto para esconder la felicidad, donde nunca la encuentren.
Todos le miraron asombrados y le preguntaron:
– ¿Dónde?
– La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán.
Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin darse cuenta que la lleva consigo.
Tomado de: https://vidaenpositivo.org

lunes, 9 de octubre de 2017

Yo, el abstencionista










Por: Alfredo García Deffendini

“¡Ser o no ser, esa es la cuestión!” o “To be or not to be, that is the question!” es la primera línea de un soliloquio del personaje principal de Hamlet, la obra escrita por William Shakespeare alrededor de 1600. En uno de sus actos Hamlet expresa: "Ser o no ser, todo el problema es ese, ¿qué es más noble al espíritu, sufrir golpes y dardos de la airada suerte, o tomar armas contra un mar de angustias y darles fin luchando"?

“…tomar armas contra un mar de angustias y darles fin luchando”, es hora de que la gente tome conciencia de que el país está nadando en el estiércol del diablo y que el tiempo se nos está acabando. Que los tiempos de los partidos y de los líderes de la oposición tienen lapsos distintos al de la gente, por ello es que conociendo el fraude electoral se empeñan en salir del régimen contando que en algún momento, 20, 30, 40 o más años –pensando que los procesos naturales de erosión de los partidos gobernantes provocan su desmoronamiento– se producirá el cambio deseado. Hay otros motivos, más perversos, como por ejemplo que toda campaña electoral por lógica produce a los partidos y dirigentes una mayor penetración en las masas y por supuesto, a lo que nadie se refiere, a un financiamiento nacional e internacional que de alguna forma engorda a todos los participantes.

Si viviéramos en democracia y no hubiese un proyecto perverso para construir al “hombre nuevo”, con la instalación del socialismo-comunismo a través de un régimen totalitario, con características fascistas y comunistas –recuerden que los extremos se tocan–, el juego electoral sería perfectamente válido. Pero viviendo bajo un régimen que ha violado todas las normas constitucionales y legales, cuya política de Estado ha sido el secuestro de los demás poderes públicos para evitar su separación y equilibrio entre estos –reglas fundamentales y básicas para un Estado de Derecho–, con el objetivo de sustituir el Estado republicano y nuestros valores judeocristianos por un sistema socialista-comunista, nos obliga por sentido de sobrevivencia a concluir que no tenemos tiempo para esperar que por erosión del sistema político que tratan de instaurar, este se desplome o que en algún momento la vía electoral produzca el milagro pretendido.
Nuestra oposición electoralista continuará utilizando la vía electoral, sin importarle la dimensión del fraude ni las consecuencias de legitimación que esta produzca, por secula seculorum, por los siglos de los siglos, no importándole la dimensión de la tragedia política, social y económica en que se encuentra subsumido el país.

Pregúntense: ¿podemos continuar con una política de convivencia con el régimen, cohabitación ejercida cada vez que la gente va a votar, alargándole su permanencia en el poder? ¿Por qué? Si el régimen a través de la vía electoral, de elección en elección, no pretende ganar tiempo para poder continuar desmantelando la institucionalidad y en particular destruir a la Fuerza Armada institucionalista, transformándola en una réplica del ejército cubano, ¿qué debemos hacer? Allí es donde entra el escenario de la abstención activa.

Tenemos entonces que preguntarnos qué lograríamos con una abstención activa y masiva. Ustedes, hagan un ejercicio de sentido común. Si actualmente, después de tantos años –casi 19–, la comunidad internacional cerró filas con la oposición radical, cercando al régimen internacional y económicamente, y calificándolo –como la oposición radical desde un principio lo había denunciado– de dictadura totalitaria socialista comunista, con las características de un narcoestado bañado por una corrupción nunca vista; cómo sería la presión internacional si el status quo de la llamada oposición electoralista desconociera al régimen y se negara a participar en fraudulentas elecciones convocando una “abstención activa”, y se preparara con todo el dinero que recauda y la organización que tiene a nivel nacional para demostrar la multiplicación fraudulenta de los votantes del régimen a través de medios audiovisuales, por ejemplo a través de los teléfonos celulares, que sería muy operativo para ese fin, así el cazador sería cazado. Solamente saboreen esta posibilidad y extrapólenla al mensaje internacional que se daría a los gobiernos extranjeros, que por fin tomaron conciencia del carácter criminal del sistema que se nos quiere implantar. ¿No lo deslegitimaríamos aún más?

También es conveniente preguntarse qué perderíamos si no concurrimos. Con el chantaje de la MUD de que el mapa de Venezuela se pintaría de rojo y que no se pueden perder los espacios que se puedan ganar –bien por méritos propios o bien porque al gobierno le interese ceder algunas gobernaciones para poder legitimarse en la búsqueda de que las medidas internacionales que se están tomando se reduzcan o se suspendan–, tenemos entonces que realizar un ejercicio obligante y preguntarnos: ¿qué beneficio nos traerían esas gobernaciones? 

Ambas preguntas las respondo: a la gente, ningún beneficio; pero a los partidos políticos y a la dirigencia participante, por supuesto, se le darían oportunidades de espacios para ejercer la política y el financiamiento que obtendrían a través de esas gobernaciones, siempre y cuando practiquen el apaciguamiento y la contemporización con el régimen. Pero a la gente, cuáles beneficios, ninguno.

Ningún beneficio, pues esas caricaturas de gobernaciones en manos de la oposición no servirían para nada en vista de que la autoridad superior a esas gobernaciones la tiene el comandante militar de cada una de las siete Regiones Estratégicas de Defensa Integral, aunado con lo que ha venido, por ejemplo, ejecutando el régimen contra los alcaldes opositores, que cuando se salen de su contemporización y apaciguamiento les quitan el financiamiento, entorpecen sus actividades y, si ello no es suficiente, tienen al Tribunal Supremo de Justicia para cercarlos con decisiones presuntamente legales pero ilegales de toda ilegalidad, suspenderlos y, si no obedecen, procesarlos y detenerlos. Pero mientras transcurre ese interregno, con el voto el régimen se legitima ante la comunidad internacional, ¡qué contradicción!

Es necesario sopesar qué se gana y qué se pierde, yo por mi parte ya lo hice y me abstendré de votar. Y para que mi voto sea activo, votaré no votando. Es un “no voto activo”, porque lo haré contra el régimen y contra la oposición electoralista, per se. Con la abstención activa demostraré que la dictadura venezolana cojea, porque no solamente le falta oposición que le sirva de utilería sino también le falta pueblo de verdad y su sistema electoral ya no la encubre, más bien la pone de manifiesta; y a la oposición participante, que no se les acompañará en sus mezquindades y falta de grandeza histórica. 

De esta forma dejamos desnudos a ambos actores de la farsa electoral y en particular le decimos a esa oposición que tiene que rectificar y ponerse del lado de la gente, pues si no se le apartará también. ¿Por dónde andará Lucio Quincio Cincinato?

Tomado: recibido vía correo.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

La mediocridad y el periodismo












Por: Magda Mascioli García

No pocas veces veces me he referido a los pseudo periodistas de este país. 

MUY POCOS son los verdaderos periodistas, responsables, respetuosos, pendientes de mejorar día a día. Muy pocos al día de hoy. La mayoría son irresponsables en sus comentarios, actores de noticias, no saben leer, utilizan palabras en contextos equivocados sin siquiera saber su significado, etc.

De hecho, yo era asidua de la radio. Estaba siempre al pendiente de programas que me entretenían y me enseñaban. Locutores respetables, bien documentados, RESPETUOSOS de los escuchas. Al día de hoy ni siquiera lo escucho porque la mediocridad es altísima, desde cualquier punto de vista que se quiera analizar. 

Y cuando hablo de mediocridad no solo me refiero a la temática, sino a las sandeces que dicen los pseudo periodistas, a su escasísima preparación no solo intelectual sino en la preparación de los temas a exponer; a su casi ausencia de vocabulario y de ideas y ni hablar de su constante irrespeto a los oyentes y de su ausente capacidad de análisis que sirva de escuela al oyente. 

Hoy leo una noticia donde dicen que el régimen cerró un programa que se llama Calma Pueblo. Y me digo: otro programa más cerrado por esta dictadura. 

Como no tenía ni idea de qué programa se trataba y estoy leyendo que lo cerraron porque dijeron al aire la palabra "gay", me dije: ¿Solo por eso? Déjame buscar el video para ver qué fue lo que pasó y así poder opinar.   

Este es el link. 
https://www.telesurtv.net/news/Venezuela-Sancionan-programa-radial-por-burlarse-de-un-nino-20170925-0068.html 

Lo puse y confieso que no lo pude terminar de escuchar de la indignación que me invadió.

Un niño de SIETE (7) AÑOS llama al programa. Le preguntan si va al colegio en carro, en autobús, que si la mamá consiguió gasolina, etc.

Yo soy opositora a esta dictadura desde 1998. Es decir ¡Soy opositora!

Partiendo de allí lo digo clarito: si en mis manos hubiera estado, no solo cierro definitivamente ese programa sino que sanciono con todo el peso de la ley a esos tres sujetos, sanciono a la emisora y sanciono a los padres de ese niño que le permitieron llamar a un programa de esa calaña que no tiene nada que ver con niños.

Los sanciono por irrespetar a un menor de edad, por hacerle preguntas que NO CORRESPONDEN, por ridiculizarlo ante los oyentes, ante sus amigos, ante sus propios ojos. Por colocarlo en situación de minusvalía al aire. 

Hay que ser un verdadero, real y definitivo MISERABLE para hacer eso con un niño de SIETE años. ¡UN VERDADERO MISERABLE! 

Y no me interesa si son chavistas, mudistas, oportunistas, periodistas o lo que infiernos sean. ¡Son unos miserables @laverogomez @manuelsilvah @joserguzman ! Eso son. 

Unos miserables, irrespetuosos. Muy valientes ellos luciéndose y burlándose de un niño de siete años.

Muy "PERIODISTAS" ellos ridiculizando a un niño, pero a la hora de INFORMAR realmente sobre las tragedias del país, allí si son unos cobardes que se esconden como lo están haciendo la mayoría de ellos. .

Y a todas éstas ¿QUÉ HACE EL COLEGIO DE PERIODISTAS @tinedoguia ? Unos "periodistas" se burlan, humillan, agreden (porque eso es agresión) a un niño de SIETE AÑOS ¿y ustedes no hacen nada? 

Y eso sin mencionar que le dijeron gay al niño. ¿Qué dice la comunidad gay a eso? 

Y como dije: si yo fuera autoridad, no solo cerraría definitivamente ese programa, sino que sancionaría a la emisora, los sancionaría a ellos POR AGRESIÓN A UN MENOR y sancionaría a los padres del menor. 

Y me importan TRES PITOS lo que digan. 

¡YA BASTA DE MEDIOCRIDAD, DE BALURDECES Y DE ABUSOS POR PARTE DE QUIENES TIENEN ACCESO A UN MICROFONO, sean chavistas, mudistas, politiqueros, oportunistas  o lo que sean.

Muy valientes ellos haciendo burla de un menor. 

Por eso digo: sujetos como esos tres ¡TIENEN EL PRESIDENTE QUE SE MERECEN! 

Y si ud., como mudista, HACE ABSTRACCIÓN de los hechos y del ataque a un menor y condena el cierre de ese programa, entonces excuso decirle que ¡UD. TAMBIEN TIENE el pdte. que se merece. 

Y creo que ya es tiempo que los VERDADEROS PERIODISTAS, realmente profesionales, respetuosos de su profesión y respetuosos de los ciudadanos, comiencen a levantar su voz, porque hay muchos que embasuran ese gremio. 

martes, 26 de septiembre de 2017

Voy a votar ¿Qué le estoy diciendo al mundo?










Por: Magda Mascioli García
Por mencionar algunas:

1.- Que estoy en una democracia y no en la dictadura violadora de Derechos Humanos que, por demás, EL MUNDO ya ha reconocido.

2.- Que los gobiernos, las organizaciones mundiales que HAN DESCONOCIDO a la Asamblea Nacional Constituyente, estan equivocados desde el mismo momento en que YO la estoy reconociendo al ir a votar por los que fueron a esa ANC a pedir una certificaciòn para poder postularse. Acción ésta que inequívocamente indica que @unidadvenezuela la està certificando.

3.- Que YO, con mi voto, estoy certificando lo que el CNE ha hecho y está haciendo, desde el mismo momento en que pongo nuevamente en sus manos el proceso de elecciones.

4.- Que YO estoy certificando a los militares que han cometido atrocidades y quienes han EJECUTADO a los muchachos, han robado, agredido, torturado (fotos y videos a la vista para quienes no hayan sido testigos in situ), desde el mismo momento en que, con mi voto, les delego el manejo, traslado y entrega de las cajas en el Plan Repùblica.

5.- Que YO RECONOZCO Y VALIDO lo que dice Maduro en lo que respecta a que estamos en democracia, que no se han violado DDHH, que el CNE es el ente rector absolutamente impoluto, que Tibisay Lucena es una persona proba, que no hay presos politicos, que no es verdad lo de las torturas y homicidios, que los que estan presos son delincuentes terroristas y NO MUCHACHOS QUE LUCHAN POR SALIR DE LA DICTADURA y que todo el proceso es tan legal y tan limpio que YO voy a ir de nuevo a certificarlo con mi voto.

6.- Que TODO lo que ha dicho y hecho @almagro_oea2015, @diego_arria , @tamara_suju, los venezolanos que entregaron firmas para entregar a Maduro, las declaraciones de presidentes a nivel mundial, los comunicados de Organizaciones Internacionales, etc., han partido de falsos supuestos de que aqui está instaurada una dictadura narco, desde el mismo momento en que YO estoy sometiéndome a los actores de ese régimen que ha cometido las atrocidades de las que hemos sido testigos.

7.- Que, en efecto, los de @unidadvenezuela ME REPRESENTAN y REPRESENTAN MI VOLUNTAD cuando hacen lobby para tratar que el regimen no sea reconocido como la dictadura que es y para decir que LOS VENEZOLANOS SALIMOS A LA CALLE y los muchachos PERDIERON SUS VIDAS, ÚNICAMENTE Y EXCLUSIVAMENTE, por las elecciones que ellos promueven.

8.- Que lo que Borges, Zambrano, Ramos Allup, etc., han dicho de que LO UNICO QUE ME INTERESA como ciudadana venezolana son las elecciones y no salir de la dictadura, es verdad.

9.- Que el reconocimiento MUNDIAL de que aqui hay sujetos ligados a drogas y delincuencia de diverso calibre es mentira, DESDE EL MISMO MOMENTO que que YO me estoy sometiendo a sus procesos.

10.- Que las denuncias de los familiares de los muchachos ejecutados, secuestrados, torturados, violados, masacrados, encerrados en penales de alta peligrosidad SON MENTIRA O POR LO MENOS EXAGERACIONES, desde el mismo momento en que A MI, ni siquiera, me tiembla el corazòn ni el pulso para ir a votar de nuevo por los actores que les desgraciaron la vida.

11.- Que lo que las personas que actualmente estan en el lìmite de sus vidas porque no tienen NI SIQUIERA un simple antibiòtido para poder curarse, SIN MENCIONAR a las personas que tienen enfermedades terminales o de tratamiento perenne, en realidad, NO ME INTERESAN ¿verdad? desde el mismo momento en que ME ESTOY PRESTANDO para que el règimen que LOS ESTÀ ASESINANDO se quede hasta 2018 para que sujetos como Ramos Allup, Borges, Lopez, Machado, Rosales, Falcòn, y cualquier otro, SE LANCEN como candidatos en las presidenciales.

12.- Que NO SE PREOCUPEN POR MI porque con las regionales vamos a solucionar todo lo que, a la postre, no ha sido sino producto de exageraciones de la gente "radical" y que no es tan grave.

Y lo màs triste de todo, es el mensaje que YO ME MANDO A MI MISMA, que no es otro que el SUPONER que si lograra yo tener un gobernador de @unidadvenezuela ME ESTOY SALVANDO DE TODAS LAS DESGRACIAS QUE EXISTEN EN EL PAIS. Que voy a tener comida, medicinas, seguridad, etc.

Extrapolando digo que eso es como tener el cuerpo con sepsis (equiparándolo al paìs completo) Y SUPONER que como por fuera las manos, las uñas, la piel, se ven sanas, ENTONCES LA SEPSIS NO ME VA A AFECTAR.

Reflexionando...

jueves, 21 de septiembre de 2017

Jodidos pero contentos

Mi nombre es Freddy Duque y esta es mi experiencia: 




Muchos amigos me dicen que cómo era posible que regresara a mi país, ya que la mayoría de los habitantes querían era salir, pues, yo les respondo que si alguna vez han oído la expresión: “Jodidos pero contentos”.

Por fin comprendí lo que significaba esa expresión, cuando uno piensa en emigrar no se da cuenta que hacerlo es cambiar unos problemas por otros, definitivamente las personas toman la decisión de irse del país buscando una mejor calidad de vida, y es allí donde viene la gran pregunta ¿Qué calidad de vida?
Venezuela atraviesa por una situación muy difícil hoy día, al afrontar un sistema dictatorial que dejó de lado la democracia y la vida confortable que teníamos, sin embargo, como todo mal temporal todo pasa y después de la tormenta vendrá la calma, pero mientras dura ese proceso la decisión más fácil es la de huir del país y no afrontar los problemas, buscando la calidad de vida que habíamos perdido.
En mi caso, me encontré con una visión dantesca por lo que están recorriendo los venezolanos en el exterior en donde un médico cirujano está lavando baños, un abogado lava platos en un restaurante, una odontóloga está de mesera en un restaurante, un contador o ingeniero está de housekeeping en un hotel o a lo mejor de houseman en una villa turística con pagos irrisorios, un licenciado o educadora está pintando casas y hoteles, también los venezolanos están trabajando de taxistas en Uber o Lift, eso todo lo encontré en los EEUU, o en mi experiencia personal lavando techos o realizando labores de jardinería.
Recuerdo que una vez fui a arreglar un jardín en una mansión muy similar a la que yo tengo aquí en Venezuela y la dueña quien era una norteamericana me daba un mal trato desde que llegué a su casa, ya que por lo que pude percibir, para ellos nosotros los latinos somos personas poco preparadas o brutos.
Así fue, luego de darme sus órdenes, como a la hora de estar trabajando en su jardín se me acercó despavorida a decirme que me debía unas disculpas ya que ella acostumbraba revisar a las personas que trabajaban en su casa por Google y cuál sería la sorpresa de que se encontró que su jardinero tenía dos maestrías y un doctorado y por si fuera poco que había escrito cuatro libros y ella no había escrito ni una carta en su vida, pues a partir de ese momento su trato fue diferente hacia mí.
Es increíble como observé tantos prejuicios que hay en los seres humanos de otras latitudes hacia nosotros los venezolanos, he visto como panameños y colombianos desean que los venezolanos se vayan de sus países, olvidando que nosotros hemos sido un país que ha acogido a todo mundo con los brazos abiertos con gusto y beneplácito, sin egoísmos ni discriminaciones.
He visto venezolanos en Perú, Ecuador y Argentina, vendiendo ropa de buhoneros, vendiendo arepas, jugos y empanadas en la calle, y aunque el trabajo dignifica, debemos responder la pregunta que nos hacíamos al principio de este artículo:
¿Qué calidad de vida buscamos en el exterior? Observé que en los EEUU más del 50% de los venezolanos trabajan solo para alimentarse y pagar el arriendo, un 40% viven de la limosna que les da las iglesias, ya que ellas de manera solidaria les regalan un mercado semanal para cubrir sus necesidades y amueblan sus casas alquiladas con muebles que las personas desechan y botan en la basura de reciclaje, también debo mencionar que su trabajo es incansable de lunes a domingo, no hay día de descanso y los días de fiesta nacional no se los pagan ni son reconocidos, más bien los empresarios los obligan a trabajar pagándolo sencillo, entonces, cuál es la diferencia, cambiamos tranquilidad por seguridad, cambiamos tener acceso a los alimentos y las medicinas por destrucción del cuerpo y el estrés que implica las jornadas ininterrumpidas de trabajo, la pérdida de nuestra dignidad como personas máxime si eres un profesional ya que somos tratados y discriminados como animales. En EEUU vale más la vida de un lagarto o ardilla que la de un ser humano inmigrante.
Luego también vienen los problemas de documentación legal, nunca estas seguro porque tu situación legal en el país depende de muchos factores a largo plazo donde ni siquiera tienes la seguridad de adquirirla; por otra parte aunque tengas acceso a las medicinas las mismas sólo son vendidas si cuentas con un récipe médico certificado cuyo costo es adicional y sin derecho a enfermarse porque todo lo que se trata en materia de salud es sumamente costoso para el venezolano que tiene que pagarlos con los pocos dólares que gana.
Recuerdo que en una oportunidad estaba arreglando un techo y se precipitó de manera repentina una fuerte tempestad, debido a ésta me resbalé, lo que me ocasionó que casi caí a botes hacia el vacío a 6 metros de altura, ya que, afortunadamente pude lograr sostenerme fuertemente de la canal de agua, quedando suspendido en un brazo.
Esta situación me llevó a reflexionar que estaba haciendo con mi vida en los EE. UU., debo confesar que nunca antes vi la muerte tan cerca. Dicho esto, debo afirmar que respeto a todas esas personas que tomaron la decisión de irse del país y están pasando por muchas de estas calamidades, pero siento que no son felices, considero que uno debe estar donde se es feliz, y es ésta la razón que me llevó a tomar la firme decisión de regresar a mi bello país con todos sus problemas y necesidades de las cuales está padeciendo en éste momento, porque uno debe estar en donde se sienta feliz y es aquí en Venezuela donde yo me siento feliz y aunque me afecte la situación de mi país, comprendí por fin la expresión “Jodidos pero Contentos”.