mover

mover

miércoles, 21 de junio de 2017

Cuatro gestos para no explotar en momentos de rabia (según la neurociencia)

Si no quiere que su cerebro desbocado acabe con una buena bronca, vaya buscando un 'sudoku


Todos tenemos derecho a enfadarnos, pero no todo vale a la hora de canalizar las emociones. Las oleadas de rabia, ira y descontrol son tan nefastas como derrumbarse ante la adversidad. Por suerte, con entrenamiento, es posible “sujetar” al cerebro cuando se desata una cadena de reacciones químicas abocadas a terminar en una buena bronca. O algo peor.
El efecto de dejarse llevar por la rabia es el mismo que el de sucumbir ante cualquier otro impulso, como atiborrarse a pasteles o beber demasiado. De forma inmediata, se produce una primera vivencia de alivio y descarga de la ansiedad. Pero dura poco. “Hay una recompensa inicial producida por la dopamina [el neurotransmisor de las sensaciones placenteras, entre otras muchas cosas], seguida de ráfagas de culpabilidad y frustración”, explica Inmaculada Pérez Tamargo, neuropsicóloga y directora de los centros de neurodesarrollo Sábilis. No merece la pena explotar. “Lo peor de caer en la trampa que nos tiende la ira no son tanto las consecuencias sino el hecho de fortalecer, a nivel bioquímico y estructural, una forma de respuesta en la que no intervienen ni el pensamiento racional ni una toma de decisiones analítica y objetiva”, aclara Pérez. Cuando enfurecemos, en realidad lo que hacemos es “dar más poder al sistema límbico [centro de control de los instintos], lo que nos hace dependientes de nuestros sentimientos más primarios, y menos libres para decidir de forma consciente cómo queremos actuar en el futuro”, matiza la experta.
Si no manejamos de forma apropiada la propensión a la rabia, podemos acabar consolidando las respuestas agresivas y típicas de las personalidades violentas. Según afirma Agustín Merino Delgado, psicólogo especializado en neuropsicología de la violencia, “las personas capaces de vivir en un estado de provocación reactiva permanente, dadas a comportarse de forma violenta, presentan una reducción en la densidad de las cortezas frontal y prefrontal del cerebro [zonas donde se traducen los instintos en estrategias sociales], y una menor capacidad de control de impulsos de la función ejecutiva de su conducta”.
“La ira es una emoción compleja, que surge de la combinación de emociones negativas, como el enfado, el estrés o el miedo”, expresa Pérez. Además, “la persona que es víctima de la rabia se siente injustamente tratada, contrariada, castigada o amenazada, y esta combinación provoca un torrente de reacciones que pueden colocar al individuo en un nivel de descontrol en muy poco tiempo”. Cuando explotamos, “se produce una sobreactivación de la amígdala del sistema límbico y una inhibición de parte de la zona frontal del cerebro”, continúa Merino. En ese momento, las emociones no pasan por el filtro de la razón. Con los siguientes cuatro consejos neurocientíficos, podrá aplacar a un cerebro desbocado a causa de esa emoción tan negativa.
1. Identificar qué pasa
Solo hay un momento en el que podemos poner freno a la rabia antes de enfadarnos: justo cuando empezamos a sentir esa emoción. Se trata de no llegar a un punto de no retorno. “Si ya estamos en pleno arrebato, ni siquiera podremos pensar en la posibilidad de parar, porque la amígdala interrumpe las comunicaciones con el lóbulo prefrontal y las órdenes no le llegan”, explica Pérez. Por esta razón, es importante familiarizarse con los indicadores corporales desde el principio, como el aumento de la frecuencia cardíaca, de la presión sanguínea o del ritmo de respiración. “En ese momento, hay muchas más probabilidades de poder controlar el enfado, ya que el córtex aún mantiene su capacidad de imponerse al sistema límbico”, añade la neuropsicóloga.
2. Distraerse
Sirve cualquier tipo de actividad cognitiva, como resolver un crucigrama, un sudoku o memorizar una adivinanza. “Los pensamientos emocionalmente neutros hacen que la amígdala se calme. El único problema es conseguir realizarlo a tiempo, justo antes de sufrir el secuestro emocional, cuando el sistema límbico invierte todos los recursos del cerebro preparando al cuerpo para enfrentarse a una amenaza”, detalla la experta. Centrar la atención en algo que nos interese “activa el neocórtex y permite pensar sobre la emoción que sentimos de una manera más analítica, neutra y objetiva”.
3. Reinterpretar la situación
Las señales comienzan en el cuerpo, y una vez hemos aprendido a identificarlas, “podemos empezar a trabajar con el intelecto para que, progresivamente, el sistema límbico vuelva a la normalidad”. A partir de este momento, “debemos analizar la situación que ha provocado nuestra ira y tomar decisiones sobre lo que vamos a hacer, pero nunca antes de calmarnos”.
4. Cambiar de postura
Una manera de encontrarnos mejor y de darle la vuelta al enfado es forzar una respuesta facial amigable, y trabajar sobre la hipótesis del denominado biofeedback facial. Hace casi dos siglos, el psicólogo William James afirmó que “el pájaro no canta porque está alegre, está alegre porque canta”. Y se constató después, en una investigación de 1988, en la que los sujetos tenían que sostener un lápiz con la boca de dos formas: una de ellas entre los dientes, de manera que se forzaba el gesto de la sonrisa, y otra con el labio superior, como si fuera un bigote, simulando el gesto de enfado. Todos ellos vieron los mismos dibujos animados. Los que tenían el lápiz en la boca (y sonreían), se lo pasaron mejor que los que tenían en lápiz en el labio superior (con cara de enfado), lo que demostró que las expresiones faciales influyen en el estado emocional de la persona.
¿Cómo procesar el enfado?

Seguramente nunca nos cabrearíamos con un amigo por darnos un plantón si supiéramos que acaba de tener un grave accidente. Antes de indignarnos y montar en cólera contra alguien, conviene ponerse en su lugar, aunque sea por un momento. “Tanto la reinterpretación por empatía como la técnica del perdón persiguen cambiar el signo de la emoción con la ayuda del intelecto”, afirma la directora de Sábilis. Para Merino, “perdonar supone poner en práctica la autocrítica y la empatía a la vez, liberándose de una carga emocional negativa a través de la introspección, y bajando a intensidad de nuestro ego”. Se trata, en suma, de ver la situación desde otra perspectiva una vez hemos procesado el enfado, intentando comprender al otro y “evitar las proyecciones emocionales, que podrían ser un muro a la autocrítica”, añade el experto. Ya lo dijo el filósofo Kant: “No vemos a los demás como son, sino como somos nosotros”.

jueves, 25 de mayo de 2017

Nuevas palabras aceptadas por la RAE







Estas son 20 palabras raras que se han incluido recientemente:
1. Palabro. Como palabra rara o mal dicha.
2. Almóndiga. Está aceptada como vulgarismo y como término en desuso; tal y como indica, hace referencia a la palabra albóndiga.
3. Asín. De nuevo el vulgarismo de así.
4. Culamen. Siendo la versión más vulgar para referirse a culo o nalgas.
5. Descambiar. Como bien indica el término: deshacer un cambio.
6. Toballa para nombrar a la toalla, y toballeta para designar a la servilleta. Ambas también están consideradas en desuso.
7. Abracadabrante. Que es muy sorprendente y desconcertante.
8. Güisqui. Como adaptación del anglicismo whisky.
9. Vagamundo. Por su composición (vagar + mundo), podría parecer que es una palabra más lógica que la archiconocida vagabundo, pero frente a su predecesora la RAE la ha considerado en este caso como vulgarismo.
10. Friqui o friki. Del inglés freaky: extravagante, raro o excéntrico.
11. Cederrón. ¿Alguien se acuerda de él? Encontramos otra adaptación del habla inglesa, esta vez del término CD-ROM. Significa “disco compacto que utiliza rayos láser para almacenar y leer grandes cantidades de información en formato digital”.
12. Otubre. Otra forma considerada vulgar, para nombrar al décimo mes del año.
13. Papahuevos, como sinónimo de papanatas.
14. Ño. Proveniente de señor, se considera en algunos países latinoamericanos el tratamiento que se antepone al nombre de un hombre.
15. Tuit. El mensaje digital que se envía a través de la red social Twitter y que no puede rebasar un número limitado de caracteres. Si nos paramos a pensar… ¿deberán actualizar el diccionario si el futuro nos depara tuits de más de 140?
16. Papichulo. Un coloquialismo proveniente de Paraguay, México y Puerto Rico. Este palabro hace referencia a un hombre que, por su atractivo físico, es objeto de deseo.
17. Espanglish. Como modalidad del habla de algunos grupos hispanos de los Estados Unidos en la que se mezclan elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés.
18. Conflictuar. Si hablamos de provocar un conflicto en algo o en alguien.
19. Euroescepticismo. Se ha convertido en el término de moda tras el estallido de la crisis económica: hace referencia a la desconfianza hacia los proyectos políticos de la Unión Europea.
20. Amigovio: Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo.
Visto en: aldeaviral.com

martes, 23 de mayo de 2017

Asesinados por la dictadura en Venezuela en 50 días
















Cincuenta ASESINADOS por la dictadura dentro del marco de la RESISTENCIA ciudadana en contra de la dictadura en Venezuela.

NO se computan aquí las personas que han fallecido de hambre, las que han muerto por falta de medicinas, las que han sido asesinadas por el hampa desbordada a la sombra de la dictadura. Tampoco están las personas que han fallecido infartadas por el terror que viene de parte de la dictadura a manos de sus esbirros y delincuentes.

NO son 50  ¡Son miles de asesinados! ¡MILES, EN 18 AÑOS DE DICTADURA!

1.-   Jairo Johan Ortiz Bustamante (19)

2.-   Daniel Alejandro Queliz Araca (19)
3.-   Miguel Ángel Colmenares Milano (36)
4.-   Brayan David Principal Giménez (14)
5.-   Gruseny Antonio Canelón Scirpatempo (32)
6.-   Carlos José Moreno Barón (17)
7.-   Niumar José Sanclemente Barrios (28)
8.-   Paola Andreína Ramírez Gómez (23)
9.-   Mervins Fernando Guitian Díaz (26)
10.- Albert Alejandro Rodríguez Ponte (16)
11.- Ramón Ernesto Martínez Cegarra (28)
12.- Francisco Javier González Núñez (34)
13.- Kevin Steveen León Garzón (19)
14.- Almelina Carrillo Virgüez (48)
15.- Renzo Jesús Rodríguez Roda (54)
16.- Jesús Leonardo Sulbarán (41)
17.- Luis Alberto Márquez (52)
18.- Orlando Johan Jhosep Medina Aguilar (23)
19.- Christian Humberto Ochoa Soriano (22)
20.- Juan Pablo Pernalete Llovera (20)
21.- Eyker Daniel Rojas Gil (20)
22.- Carlos Eduardo Aranguren Salcedo (30)
23.- Yonathan Quintero (21)
24.- Ángel Enrique Moreira González (28)
25.- María de los Ángeles Guanipa Barrientos (36) 
26.- Ana Victoria Colmenares de Hernández (43)
27.- Armando Cañizales Carrillo (18)
28.- Miguel Joseph Medina Romero (20)
29.-  Gerardo José Barrera Alonso (38)
30.- Hecder Lugo Pérez (20)
31.- Anderson Enrique Dugarte (32)
32.- Miguel Fernando Castillo Bracho (27)
33.- Luis José Alviárez Chacón (18)
34.- Diego Armando Hernández Baron (33)
35.- Yeison Natanael Mora Castillo (17)
36.- Diego Fernando Arellano (31)
37.- José Francisco Guerrero (15)
38.- Manuel Felipe Castellanos Molina (46)
39.- Paul Moreno (24)
40.- Daniel Rodríguez (16)
41.- Jorge Escandón (37)
42.- Edi Alejandro Terán Aguilar (23)
43.- Yorman Ali Bervecia Cabeza (19)
44.- Jairo Ramírez (47)
45.- Robert Joel Centeno Briceño (29)
46.- William Heriberto Marrero Rebolledo (33)
47.- Jonathan Meneses (27)
48.- Stivenson Zamora (21)
49.- Kenyer Alexander Aranguren Pérez (20)
50.- Yorgeiber Rafael Barrena Bolívar (15)

Le pregunto Capriles












Por: Magda Mascioli García

Veo con admiración (lo califico así para mantener el vocabulario) la profunda insistencia con la que ustedes los de la MUD escriben a diario que se deslindan de las acciones ciudadanas, que no quieren trancas en las calles, que no quieren violencia, que no quieren ésto o aquello de NADA de lo que los ciudadanos están haciendo a nivel nacional. Porque es a nivel nacional, aun cuando muchos no quieran darse cuenta de eso.

Y me pregunto, entre otras cosas ¿Cómo es que ustedes dicen que se desmarcan de las acciones ciudadanas siendo que ustedes nunca han estado con los ciudadanos? Claro ¿no? ese "NUNCA" no aplica para tiempos electoreros, por supuesto, porque ahí si están pegados como lapas. 

Que no quieren violencia, afirman ustedes reiteradamente. ¡Ok! 

Le pregunto Capriles: 

¿Quiénes creen ustedes los de la MUD que somos los que queremos violencia en Venezuela? 

Yo me abrogo, con absoluto convencimiento, el poder hablar en nombre de MILLONES de ciudadanos de este país, venezolanos por nacimiento y venezolanos por adopción, y con firme contundencia le puedo decir que el 99% de la gente no quiere violencia de ningún tipo por muchísimas razones, pero le digo solo dos: 

  1. Por naturaleza, somos pacíficos (casi que "buenotes" como diría Mónica Fernández); 
  2. Somos nobles de corazón (pero NO pendejos, como muchos nos consideran; hay grandes diferencias entre una cosa y la otra).
Por esas dos razones, entre otras muchas, es por lo que por décadas, desde mi generación, los politiqueros de oficio han abusado de nosotros anulándonos como ciudadanos; y nosotros se los hemos permitido, razón principal por la que ahora se nos hace más difícil el saber defendernos. 

Ahora resulta que ustedes, tanto los de la MUD como los de la dictadura, en franca connivencia y con el mayor descaro haciendo alarde de una supuesta dignidad, hablan y nos acusan de ser, NOSOTROS los violentos, comenzando por los muchachos que son los menos responsables de que este desastre haya llegado a estos límites, pero que son los que están siendo masacrados por el lado de la dictadura y vejados por el lado de los de la MUD. Y no solo eso, sino que sujetos de la MUD se han dado "el lujo" de ofender a los muchachos calificándolos de guarimberos casi delincuentes. 

Hay que ver que se necesita ser poseedor de un nivel de cinismo exacerbado, incalificable, miserable, indignante. 

¡NO Capriles! NO somos nosotros los ciudadanos los violentos. 

Y por esa misma razón, PARA EVITAR el que llegásemos a esta tragedia de marca mayor, es por lo que por enésima vez acudimos EN MASA a las urnas y pusimos en la Asamblea Nacional a 112 sujetos, lo que representaba LA MAYORÍA ABSOLUTA para que, ajustados a la Constitución, se activaran los mecanismos LEGALES para comenzar a poner coto a esta tragedia. Los pusimos con un Mandato claro, preciso, conciso. 

¿Y qué pasó? 

Entregaron a los diputados más débiles para quebrar la mayoría absoluta que NOSOTROS pusimos y así tener la excusa perfecta para no accionar. Por supuesto con el beneplácito del régimen, obviamente. 

Y no contentos con eso, NI QUORUM hicieron durante más de un año. Y cuando, eventualmente, estaban casi todos, las agendas contenían puntos a discusión absolutamente ridículos, habida cuenta la tragedia reinante.

Mire Capriles, le voy a decir algo con la mayor serenidad que pueda tener una persona de a pie en este país al momento de hoy: 

Los venezolanos estamos HARTOS de la politiquería barata; hartos de que se nos considere como imbéciles; hartos de las miserias, de las componendas, de los chanchullos, de los discursos, de los mitines, de las tarimas, de las demagogias, de las puñaladas traperas que nos han clavado desde hace 18 años y más los de la CD de antes ahora devenidos en MUD, en franca conchupancia con los del régimen.

En esta tragedia han sido MUCHAS LAS VIDAS que se han perdido; miles de jóvenes que están haciendo el trabajo en la calle que USTEDES tenían que haber hecho en la Asamblea Nacional y con el que se hubieran evitado tantas muertes innecesarias y dolorosas mientras USTEDES TODOS han estado pendientes de campañas electorales, mitines, selfies, viajaderas, etc. 

Que Dios los vea con suprema misericordia el día en que Ustedes lleguen en una miserable rueda de prensa a decirle a esas madres a quienes les asesinaron sus hijos, que ustedes van a volver a CUADRAR con la dictadura.

Les digo con el más absoluto convencimiento que ¡No les alcanzará la vida para llorar una acción semejante! No se necesitarán maldiciones de ningún tipo para que la vida se les convierta en suplicio, porque tenga la seguridad de que sus acciones serán recompensadas por La Justicia Divina. 

RESPETEN a los ciudadanos de este país Capriles. Se lo estoy diciendo muy en serio.

¡NO NOS SUBESTIMEN! 
¡No nos subestimen!

P.D. Yo se que a ninguno de Uds., ni dictadura ni MUD, les interesa en lo más mínimo la opinión de los ciudadanos. Imaginese, cuando NI SIQUIERA han entendido de qué se trata la protesta en la calle. Pero que quede escrito. Después no digan que no sabían. 

domingo, 21 de mayo de 2017

El pueblo jamás perdonará

Fanny Peluffo

El pueblo jamás perdonará a quienes aferrados al poder entregaron las ciudades a delincuentes y mal llamados "colectivos", que impusieron sus códigos del terror sobre los ciudadanos honestos a través del hurto, robo, secuestros y asesinatos.

El pueblo jamás perdonará a quienes aferrados al poder no les importó explanar sus armas de guerra sobre estudiantes y trabajadores cuyo único delito fue luchar por un país distinto apartado de la pobreza, la miseria, el hambre y la delincuencia.

El pueblo jamás perdonará a quienes aferrados al poder han demostrado toda su soberbia, intolerancia y crueldad para reprimir, herir y hasta asesinar a aquellos cuyo pensamiento estaba centrado en la lucha por la libertad y los valores democráticos.

El pueblo jamás perdonará a quienes aferrados al poder encarcelaron a civiles a través de tribunales militares para amedrentar al pueblo y, someterlo bajo preceptos totalitarios cuya desembocadura política se convirtió en lo peor del fascismo, el nazismo y el estalinismo.

El pueblo jamás perdonará a quienes aferrados al poder se convirtieron en huestes putrefactas, cuando callaron ante la permanente violación de derechos humanos, que unos pocos desplegaron en contra de quienes soñaban construir un futuro distinto, apartado de mezquindades, retaliaciones y podredumbre humana.


El pueblo jamás perdonará a quienes aferrados al poder, ordenaron a policías y militares que ejercieran el máximo de sus prácticas inhumanas de "orden público", lo cual terminó por invadir la indignación ciudadana al ver correr por las calles sangre de víctimas inocentes, la sangre de nuestros hijos, la sangre de nuestros padres, la sangre de nuestros hermanos, la sangre de nuestros jóvenes, la sangre de nuestros hombres y mujeres, la sangre de nuestro pueblo.

¡El pueblo jamás te perdonará! Y jamás te perdonará porque te convertiste en un ser quien acabó con el sueño de millones de venezolanos, que ahora sólo esperan que abandones el palacio presidencial para intentar nuevamente reconstruir lo que una vez fue Venezuela.

viernes, 28 de abril de 2017

Opinión de Julio Cesar Pineda sobre la salida de Venezuela de la OEA

El tema de la salida de Venezuela de la OEA por decisión del Ejecutivo Nacional y concretamente por mandato del Presidente Nicolás Maduro, es un asunto que ocupa el interés del país y la región, por ello en El Tubazo Digital quisimos consultar la opinión del exembajador Julio Cesar Pineda sobre esta situación, en este sentido fue consultado por nuestro redactorAmílcar Jiménez, en el programa radial “Buenos días, el cafecito noticioso”, trasmitido por Tremenda 1012.3 FM, a las 7 am,  esto fue lo que dijo:
¿Un asunto de esta magnitud para poder hacerse efectiva no depende de la aprobación de la Asamblea Nacional?
La constitución venezolana establece que los tratados internacionales deben ser ratificados por la Asamblea Nacional,  una decisión como esta, adherirse o salirse de un organismo internacional meritaba el paso de por la AN, como el gobierno desconoce a esta institución dio el paso directamente sin la consulta previa lo cual le quita legitimidad a esta decisión.
En segundo lugar la tendencia en la diplomacia, moderna es pertenecer a organismos internacionales, la OEA viene desde 1948 tres años después de Naciones Unidas, y la tendencia es que cuando un estado sale de algún organismo internacional como fue el caso de la Unión Europea, lo adecuado es que el pueblo se manifieste través de un referendo y diga si esta de acuerdo o no por la importancia que tiene pertenecer a una organización regional, los europeos nos han  dado ejemplo cuando por vía de referendo se decide el ingreso  o la salida, como el caso Brexit, aquí es sólo una decisión del ejecutivo.
¿Es conveniente la salida de Venezuela de la OEA?
Es Absolutamente inconveniente, es aislar el país de un mecanismo regional importantísimo, es crearnos un problema de derechos humanos a nivel internacional, es dejar a los venezolanos desasistidos de la comisión interamericana de derechos humanos, también del tribunal de derechos humanos con sede en Costa Rica, todo lo que existe, todo lo que favorece a los venezolanos en materia de derechos humanos.
Para Venezuela es grave, además por principio constitucional, la constitución de 1999, establece que los tratados que tienen que ver con derechos humanos, y en la OEA hay muchos tratados de derechos humanos, son aceptados como tratados supranacionales, prácticamente forman parte de la constitución venezolana, por lo cual es un mandato constitucional.
Lo cierto es que ni Bolivia que es amiga de Venezuela, ni Ecuador, niNicaragua, ni El Salvador que son los únicos amigos con que cuenta Venezuela, van a acompañarla a salirse de la OEA porque esa es una estructura necesaria y conveniente y seguirá fortalecida, lo único es que Venezuela quedará como Cuba al margen de esta organización, y aunque vaya a otras organizaciones como la CELAC, que no está institucionalizada siempre va a encontrar un panorama de perdida de votos, perdida de apoyos porque se ha ido perdiendo todo el apoyo que tenía.
El 2 de mayo se reunirá la CELAC  para tratar la situación país, ¿qué puede ocurrir allí?
La CELAC es la misma OEA pero sin Estados Unidos ni Canadá, son 2 votos nada más y eso no significa que cambie el espíritu de los votos para Venezuela, seguirán criticando al país, seguirán preocupados porque no hay elecciones, porgue haya mecanismos humanitaria para que haya medicinas y alimentos.
Seguirán reclamando la independencia de la AN, es decir, no va a cambiar el escenario, simplemente es dar mas tiempo o correr la arruga, la única ventaja que tiene el gobierno es que la CELAC es un simple mecanismo de cooperación, pero es sólo prolongar la crisis, ya tenemos `problemas en la OEA, estamos a punto de que nos expulsen de MERCOSUR, y seguramente en la reunión de El Salvador habrá una crítica muy fuerte.
Ahora, el problema es venezolano, la gente en la calle, la comunidad internacional podrá apoyar, indicar, señalar, ero es el pueblo en la calle quien va a forzar que esta crisis se resuelva.

jueves, 27 de abril de 2017

Carta al libro





Por: Andrés Hoyos

Querido compadre, me alegra mucho que tus apresurados sepultureros de hace unos años se hayan quedado con los crespos hechos.
Me gusta recordar que eres quizá el invento tecnológico más importante de la humanidad, al menos desde la escritura y la agricultura, ambas prehistóricas. La tuya es la más poderosa extensión de la cumbre del ingenio humano, el lenguaje hablado, que según sospechan algunos paleontólogos pudo ser el arma que selló la victoria del Homo sapienssobre el resto de los homínidos.
Para 1449, cuando Gutenberg terminó de inventar la imprenta de tipo móvil, la población de Occidente era casi del todo analfabeta y los idiomas se seguían fragmentando a gran velocidad. Tú hiciste posibles la alfabetización y la educación de multitudes. Por eso compites con ventaja con la rueda, la electricidad y la digitalización, solo que ya llevas cinco siglos y medio entre nosotros y la gente te da por descontado.
No, no eres necesario para hablar con la familia y los amigos, así Gabo haya dicho que escribió sus libros para que los amigos lo quisieran más. Alguien se preguntará: ¿y para qué demonios quiere uno hablar con extraños si tiene la familia, los amigos, los compañeros de trabajo y los vecinos? Pues porque la civilización está construida sobre el diálogo con extraños. Las instituciones que permiten la vida colectiva solo pudieron surgir cuando la especie superó la escala personal, el horizonte tribal.
Fuiste, entonces, la primera manera de hablar masivamente con extraños y durante siglo y medio tuviste la exclusividad en el ramo, hasta que aparecieron tus primos hermanos, los periódicos. Ahora los medios abundan: la radio, la televisión, el internet, los teléfonos móviles y un creciente etcétera. Cada uno tiende a descollar en una forma de comunicación. La tuya, que es la concentración del mensaje, o sea la aspiración a encontrar la esencia de las cosas (raramente se logra), no tiene sustitutos.
Sin embargo, somos desagradecidos por naturaleza, de suerte que desde los tiempos del profeta canadiense, Marshall McLuhan, te están tomando las medidas para hacerte el ataúd. Les seducía a estos pirómanos de la novedad multiplicar los caminos de la escritura, sin percatarse de que con ello la autoridad del autor, valga la redundancia, se perdía. Querían matarlo, para usar la noción rimbombante de Roland Barthes, pero no pudieron porque el sentido común valora su existencia. Los hipertextos, que pretendían mandarte a los museos, ahora se ven como meros apoyos de navegación. Tu solidez física, tu vocación de permanencia y tu potente esquema lineal resultaron a la postre más perdurables que la última algarabía. O para decirlo en idioma vernáculo: los profetas de la posmodernidad tacaron burro contigo.
Al final, los libros electrónicos no solo no te mataron, sino que parecen haber alcanzado un techo (en Estados Unidos, donde más lejos llegaron) del 20% del mercado. Este reciente triunfo sobre tus sucedáneos digitales, cuya participación en la torta ha incluso comenzado a disminuir, es también el triunfo de tu maravilloso diseño. Consistes de un grupo variable de hojas empastadas, sobre las cuales se imprimen líneas sucesivas de texto, interrumpidas por párrafos y capítulos, así como por tal cual ilustración. Eso eres.
Por una vez, si es para fabricar libros, que talen árboles, ojalá cultivados en forma sostenible, y que se haga el papel.

martes, 25 de abril de 2017

Carta Abierta a la MUD

Señores
Mesa de la Unidad Democrática (MUD)
Su Despacho.-

Me dirijo a ustedes en nombre de la Gran Alianza Nacional, GANA, para plantearles lo siguiente:

La situación de Venezuela es de suma gravedad, no sólo porque experimentamos una catástrofe humanitaria, sino también una crisis política sin precedentes, en la que inciden variados factores: la injerencia cubana, el narcotráfico, el terrorismo islámico y crímenes de lesa humanidad, entre otros.

En estas circunstancias, no es posible resolver la crisis con un cronograma electoral. Solo la salida inmediata del régimen puede dar inicio a una recuperación nacional. Hacemos esta aclaratoria porque muchos de ustedes han insistido, públicamente, que las protestas ciudadanas que llenan las calles de Venezuela son para pedir elecciones, y eso no es cierto. La gente lo que pide a gritos es la salida de Maduro, aún más justificada ahora, luego de los asesinatos, torturas y encarcelamientos que él ha ordenado durante este mes de abril.

En el pasado su organización incurrió en dos errores fundamentales: negociar con el régimen en el 2014, oponiéndose absurdamente a “La Salida”,  y dialogar a finales de 2016, sin lograr absolutamente nada excepto el enfriamiento de la calle.

En las últimas horas nos han llegado alarmantes rumores de que algunos de ustedes estarían negociando de nuevo con el régimen, un cronograma electoral a cambio de parar las protestas.

No se deben entregar una vez más las luchas de nuestro pueblo por una promesa de elecciones. Venezuela no se los perdonaría. La MUD sería sobrepasada por los acontecimientos y surgirá un nuevo liderazgo opositor que represente el interés de los ciudadanos y no el de los partidos.

Les hacemos esta exhortación porque no deseamos su fracaso, sino por el contrario, que obtengan un gran triunfo, constituyéndose en los protagonistas del cambio de gobierno que todos deseamos.

En estas horas definitorias, reciban nuestros cordiales saludos.

Atentamente,

Enrique Aristeguieta Gramcko
Presidente de GANA

lunes, 24 de abril de 2017

Carta Abierta a Henry Ramos Allup

Por: Dakar Parada 




Estimado parlamentario Henry Ramos Allup,
He leído su tweet donde manifiesta que: “Lo que necesitan nuestros barrios es comida, medicinas, seguridad, educación y servicios públicos”. En dicho tuit quedan plasmadas dos ideas que han llamado mi atención y son el motivo por el cual me aboco escribirle esta carta.
En primer lugar, es llamativo que usted se refiera a las necesidades solo de “nuestros barrios” cuando bien pudo hablar de “la población”, “los ciudadanos” o el más común “nuestro pueblo”. Siendo así bastante cónsono con la filosofía del “pobrismo” que ha dominado la política venezolana desde siempre. Esa filosofía de creer que los pobres son más importantes que los ricos es un cáncer que hemos tenido en el país y que deberíamos todos tratar de erradicar desde el mismo uso de nuestro vocabulario. Más aún usted que es una persona que presume (programa Vladimir a la 1, del 17 de octubre de 2016) y con razón de su buena utilización de nuestro idioma.
Esta filosofía pobrista de la política nacional queda plasmada en la siguiente frase que es histórica, mas por lo ridícula que por otra cosa: “Esa autopista que está haciendo el gobierno, no tiene ningún tipo de utilidad, simplemente la construye para transitar con los cadillacs de los ricos desde el puerto de La Guaira. Acaso díganme ¿Ustedes comen autopistas?”. Esto lo dijo en 1952, durante un mitin en uno de “nuestros barrios” de Caracas, el líder opositor al gobierno de la época, Rafael Caldera, refiriéndose a la construcción de la Autopista Caracas – La Guaira. Este es el tipo de locuras que se llegan a decir por el afán de dividir a los ciudadanos con fines políticos de establecer nichos de votantes.
Por lo antes expuesto, antes de pasar a la segunda idea de mi interés, me permito en mi condición de ciudadano, sugerirle que cambie la expresión “nuestros barrios” por la expresión, los ciudadanos o cualquier otra que represente con mayor grado de aproximación a toda la población nacional. Que para eso es usted diputado de la Asamblea Nacional (y no solo de “nuestros barrios”) y próximo candidato presidencial de su partido.
Tengo claro, que seguramente usted sabe más que yo de política y que hay ciertas palabras y discursos que proporcionan mayor rédito político que otros, pero supongo que esa es la diferencia entre un político populista y un estadista.
La segunda idea a la cual quiero hacer referencia, es al diagnóstico que usted plasma en el tweet, en cuanto a lo que necesitan los ciudadanos.
Lo que los ciudadanos necesitan no es más asistencialismo del Estado como usted propone, de eso han tenido desde que crearon el barrio. Me permito pues enumerar cosas que a mi juicio si necesita la población, circunscribiéndome solo a la parte material, ya que es el aspecto mencionado en su tweet:
  1. En primer lugar, necesitamos una moneda fuerte, la cual no se devalúe y que sea reconocida internacionalmente. Tenemos economistas brillantes en Venezuela, como Hugo Farías quien lleva años proponiendo un régimen de libertad monetaria. Puede ver un resumen de su propuesta en este video. Esto permitiría que el fruto del trabajo de los ciudadanos no pierda poder adquisitivo y puedan ahorrar. Con el ahorro, las personas pueden planificar y planear una estrategia de largo plazo para su proyecto de vida y así poder procurarse todos los bienes que usted dice que necesitan, educación, salud y lo que quieran. Desde la Asamblea Nacional (AN) su bancada podría proponer una iniciativa parlamentaria para establecer dicho régimen monetario.
  2. Otro aspecto que considero necesario, es multiplicar las fuentes de empleo. Bien podría usted, desde la AN, iniciar la derogación de leyes como la de Costos y Precios Justos, y/o la Ley del Trabajo, y eliminar todas las trabas para constituir empresas y contratar personal.
  3. Otra cosa necesaria, sería la inversión privada en todos los aspectos mencionados por usted. La inversion privada es lo que hace posible el fenomeno que representa el hecho de que en un barrio de díficil acceso se puedan ver los camiones de cervezas de empresas privadas despachando mercancia puntualmente y sin embargo no haya electricidad o agua potable. Imagine que grandes empresas inviertan en todos estos rubros, distribución de alimentos, medicinas, seguridad, transporte, instituciones educativas, instalaciones deportivas, centros culturales, centros recreativos. Las posibilidades de inversión en Venezuela, bien sea en los barrios, caseríos, poblados, ciudades grandes o pequeñas es inmensa. Bien pueden los legisladores como usted, presentar proyectos de leyes que otorguen incentivos fiscales para la inversión de dichos sectores.
Con estas tres cosas: moneda fuerte, inversión de capital privado y empleo, los ciudadanos pueden procurarse por si mismos y no mediante regalos del Estado, todas sus necesidades. Elevando así la dignidad y autoestima de las personas.
Por último, estimado diputado, me despido respetuosamente deseándole la mayor de las suertes y esperando que mi carta haya dejado claro la siguiente idea: Los individuos no necesitan dadivas del Estado, necesitan libertad para emprender sus proyectos de vida, como bien dice nuestro Himno Nacional: “el pobre en su choza libertad pidió”. Libertad; no comida, ni medicinas, ni seguridad, ni educación, ni servicios públicos. ¡LIBERTAD!