.

.

lunes, 26 de enero de 2015

Llegamos al llegadero y el mensaje debe cambiar












Por: Armando Martiní - @armandomartini

Vamos a estar claros. Venezuela no está mal, no está en una crisis económica ni de suministro de bienes a la población. Venezuela está mucho peor, la economía no está en crisis sino que es simplemente un juego de torpes que juegan Monopolio sin saber leer, escribir ni contar.

No importa cuántas toneladas de alimentos y productos básicos importe el Gobierno, buena parte llegan tarde, se distribuyen de manera incompetente, gran parte se desvía por los tortuosos pero eficientes caminos del contrabando y del comercio ilegal e informal, y los que finalmente llegan a los sectores populares que el Gobierno asegura defender y proteger, son vendidos baratos –entendiendo por “baratos” que sus precios son inferiores a los que cobran los buhoneros- pero en cantidades limitadas a personas de uno y otro sexo, de todas las edades y sin distingo de estrato social que han tenido que hacer larguísimas, agotadoras y humillantes colas –incluyendo muchos para quienes los productos por los cuales debieron esperar a sol y lluvia simplemente no alcanzan, se agotaron antes.

Eso es ahora, en el primer mes del primer trimestre del año, cuando esta entelequia que Nicolás Maduro y su corte llama “Gobierno” está recibiendo los dólares del petróleo vendido tres meses atrás, cuando todavía no llegaba a los precios de ahora. Debemos prepararnos para el segundo trimestre, cuando se empiecen a recibir los dólares por el petróleo a 40 dólares, que es lo que valía entre diciembre y enero.

La oposición, demasiado tiempo inconsistente y dividida entre personalismos y necedades, se sacó de la manga hace unos meses la propuesta de una constituyente, como si con lo que esperaban fuera una distracción de las angustias y furias reales se resolvieran las dificultades. Si fuera a ser así, y sus proponentes parecían creerlo, la constituyente le convenía al Gobierno y a la oposición atrincherada en la MUD.

El problema es que no era ni será así. La Constituyente, en el mejor de los casos, debería ser convocada después que se resuelvan, al menos en parte, los aplastantes problemas de la falta de divisas, la inseguridad, la inflación, la deficiente calidad de vida, la destrucción de la producción nacional, la pérdida –casi total- de la capacidad del aparato productivo y el encarecimiento brutal de los pocos productos que no sean víctimas del desabastecimiento. La Constituyente podrá darle un mejor escenario a un nuevo Gobierno, pero hay que empezar por tenerlo.

El tema clave ahora es la posibilidad concreta de cambiar la Asamblea Nacional. Porque obliga a preguntarse qué pasa de cara a las inminentes parlamentarias con ese creciente –de hecho mayoritario- sector de la población que ya no cree en el chavismo ni mucho menos en sus dirigentes pero tampoco en la capacidad de la oposición. ¿Hacia dónde mirarán esos venezolanos de todos los sectores que están convencidos de que no tienen ni a dónde ir ni en quien confiar ni creer?

Es muy difícil asumir que esa mayoría indignada, frustrada y peligrosamente decepcionada piense en conceptualizaciones cuando día y noche tiene que ingeniárselas a ver dónde diablos consigue alimentos, jabón, papel higiénico y otros productos de primera necesidad a precios asequibles y en cantidad suficiente.

Es una gran masa poblacional a la cual la increíble torpeza del Gobierno, la falta de iniciativas del chavismo y las divagaciones de una oposición que sigue creyendo en la política aquella de los años 80 y 90, han llevado al extremo, a poner a millones de venezolanos contra la pared, a la altamente riesgosa situación de sentir que ya no tienen nada que perder.

Los muy pocos dirigentes que le quedan a la oposición con algún impacto popular –Capriles, Machado y López- no deberían seguir perdiendo tiempo atacando a un presidente tan necio que abandona un país en la peor crisis y donde son asesinadas decenas de personas –incluyendo despistados funcionarios policiales a los cuales matarlos para robarles una pistola parece ser cosa sencilla- para ir a Arabia Saudita a darle el pésame al rey de un país donde las condenas a los rateros incluyen latigazos, donde por encima de su abrumadora riqueza nada se mueve y nada se dice sin la aprobación del monarca y donde gobierna la misma familia desde 1923. Si Maduro cree que ese viajecito le ganará apoyo para que Arabia Saudita ayude a Venezuela con lo de culpar a una política oficial de Estados Unidos contra este país, Rusia e Irán, es que está más despistado de lo que ha demostrado desde que Chávez –que ya todo el mundo, empezando por los chavistas sabe que se murió y no hay mando en el chavismo- y tuvo la equivocadísima idea de designarlo sucesor.

Lo único que deben hacer los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática, ninguno de los cuales alcanzaría hoy siquiera un 10 % de los votos por sí mismo, es fortalecer sin la menor duda la unidad a fondo, dejar de lado los sospechosos “consensos” y convocar a un masivo proceso electoral en base a primarias, y hacerlo cuanto antes, para que la gente realmente se sienta motivada a dar calor y presencia a la selección de candidatos a diputados.

Lo único que deben hacer los escasos líderes de rango nacional de la oposición –y sólo son cuatro, Capriles, Machado, López y Ledezma-, es dejar de lado a Maduro, cuya única habilidad real parece ser destruir su propia imagen, y dedicarse a explicarle al país cómo van a resolver una crisis que ya es inmanejable. Es decir, convencer a la mayoría de los venezolanos que no sólo hacen oposición sino que vale la pena pensar en alguno de ellos como Presidente porque efectivamente tiene soluciones concretas en su propuesta.

Si el chavismo y lo que se supone es Gobierno no empieza a resolver ahora mismo los graves problemas –y no los está resolviendo, siguen atacando y tratando de expropiar y controlar a los pocos que todavía son capaces de una distribución razonable de productos- que indignan a los venezolanos día y noche; y si la oposición no logra desembarazarse de bandidos, hipócritas e inútiles que todavía tiene, y no se termina de convencer de que la unión clara y creíble es su única vía posible, no iremos a peor porque ya estamos allí, sino que ni siquiera podremos ver alguna lucecita al final del túnel caótico del desastre.

Da la impresión –confiemos que no sea sólo un “wishfull thinking”- de que Leopoldo López ha mantenido esa posición desde hace varios meses, debería profundizarla, ya es hora de que López deje de hablar como mártir y lo haga como posible Presidente. Igualmente María Corina pareciera estar en lo mismo, es momento ya de que los venezolanos sepamos qué haría una María Corina Machado Presidente. Antonio Ledezma es un feroz y punzante crítico pero no basta con hablar de su gestión metropolitana, debe aclararse con Venezuela. Y Capriles parece haber comenzado, pero debe recordar que más importante que aparecer todos los días es hacerlo con profundidad.

¿Qué lengua hablará el mundo en 2115?


Las lenguas evolucionan, se modifican, se mezclan, desaparecen, resurgen y se reinventan con el objetivo de conseguir que las personas se entiendan entre sí.

¿Qué lengua hablará el mundo en 2115? (Getty Images).

En un mundo cada vez más globalizado e interconectado, cabe esperar que este camino hacia la comunicación global entre las personas sea cada vez más sencillo pero, ¿hasta qué punto surgirá un idioma universal? ¿Llegará un momento en el que el planeta entero hable la misma lengua tal y como muestran las películas de ciencia ficción? En tal caso, ¿qué idioma será el que compartamos todos los seres humanos?
El doctor en lingüística John H. Mcwhorter se plantea esta cuestión analizando la evolución de las lenguas para tratar de encontrar cuál será esta lengua dominante de aquí a 100 años. Hablamos del año 2115 y de cómo de aquí a entonces desaparecerán aproximadamente el 90% de las lenguas que conocemos a día de hoy.

“Es probable que notemos dos cambios en el lenguaje de la Tierra en el futuro”, explica Mcwhorter, “uno, habrá mucho menos idiomas; y dos, que las lenguas serán menos complicadas que de lo que son hoy en día, más en su forma hablada que en la escrita”.

Idiomas, lenguas, dialectos… ¿Se perderán y aunarán para formar parte de una única habla universal? La sola idea de pensar que podrían perderse cientos de miles de diferentes lenguas creándose una única para todos los individuos, además de aventurada, genera en el doctor un cierto miedo a que se pierdan las idiosincrasias de las distintas culturas del planeta: “Que los humanos puedan expresarse en varios miles de lenguas es una delicia de innumerables características y son pocos los que dan la bienvenida a la pérdida de esta variedad”, comenta en un artículo en The Wall Street Journal.

2115: ¿una odyssey en el espacio? 

Desde hace década, se viene considerando al inglés el idioma universal. Pero lo cierto es que el tamaño de la población china y el aumento de su poder económico como nación ponen en duda que deba considerarse la futura lengua del planeta. 

Hay más parlantes de chino mandarín en el mundo, es cierto, pero las dificultades para aprenderlo en la vida adulta –por su complejidad tanto a nivel hablado como escrito ya que contempla hasta cuatro variedades dentro del mismo idioma– lo dejan en una posición alejada de posicionarse como la lengua de la Tierra. “Si los chinos gobiernan el mundo, es probable que lo hagan en Inglés”, vaticina el lingüista.

Entonces, ¿será el inglés la lengua que usaremos todos dentro de 100 años? Mcwhorter no cree que vaya a ser así, pero si se muestra convencido de que sólo quedarán unas 600 lenguas de las 6.000 que existen actualmente en el planeta.

Lenguas muertas (y desaparecidas)

La desaparición de las lenguas se debe en gran medida a los desplazamientos de personas a las ciudades en las que ya estaba establecido un idioma común al que tenían que adaptarse. Al reunir a las personas lejos de sus lugares de origen comenzaron a perderse las lenguas locales, muchas de ellas difíciles de continuar transmitiendo a sus hijos sus complejidades alfabéticas y tonales: “La civilización sólo ha promovido la destrucción de otras lenguas”, asegura el doctor.

El problema reside en que muchas lenguas son demasiado complejas para interiorizarlas y aprenderlas en la vida adulta. Sólo con que una generación no se lo enseñe a los niños de pequeños –“cuando pueden recoger hasta las más extrañas florituras lingüísticas”, comenta el autor–, los idiomas se pierden.
La simplificación del lenguaje

Se han dado varios momentos históricos que ayudan a explicar la evolución de las lenguas existentes y la desaparición de las pasadas. Mcwhorter explica que la primera fase se remonta a los primeros movimientos de personas cruzando de un océano a otro y, al llegar a destino, confluían dos idiomas.

Los vikingos, por ejemplo, invadieron Inglaterra a partir del siglo VIII y se unieron en sociedad originándose una mezcla entre el inglés antiguo, cuyo uso en aquel momento sólo se limitaba a las élites, con el que se hablaba fuera de las esferas cultas con acceso a educación: el inglés moderno. Mandarín, persa, indonesio y otras lenguas pasaron por procesos similares de ordenamiento y restructuración del lenguaje.

La segunda ola de simplificación del lenguaje sucedió cuando las potencias europeas transportaron esclavos africanos a las plantaciones obligando a los adultos a aprender una nueva lengua rápidamente, y a menudo sólo sabían unos pocos cientos de palabras y algunos trozos de estructura de oraciones. De esta necesidad de poder comunicarse nacieron las conocidas como las lenguas criollas, en las que se mezclan elementos de los idiomas nativos con los recién aprendidos.

La tercera y última ola se corresponde con nuestra época actual, en la que los movimientos de poblaciones entre países están derivando en una nueva racionalización de los idiomas. En las ciudades de todo el mundo, los hijos de inmigrantes que hablan diferentes lenguas están creciendo hablando entre sí una versión del idioma de su nuevo país mezclada con la transmitida por sus padres, de tal forma que varían algunas características establecidas como los tonos y acentos, conjugaciones verbales o expresiones creándose un nuevo lenguaje que se superpone a los anteriores.

Más de un siglo con la idea de un idioma universal 

“No es una accidente que en la historia bíblica de la Torre de Babel se presente el plurilingüismo como una maldición divina que dificulta nuestro entendimiento”, comenta Mcwhorter. La idea de una lengua única que nos unifique en habla –y, en este caso, pensamiento y creencias– no es nueva.

Fue en 1880 cuando un sacerdote bávaro mezcló palabras del francés, alemán e inglés para crear el volapük. Un idioma difícil de usar, lleno de sonidos extraños y terminaciones derivadas del latín que terminó por desaparecer por lo complicado de su aprendizaje y reproducción.

A este le siguió el esperanto, una lengua mucho más sencilla de dominar y aprender que, aunque se calcula que actualmente cuenta con entre 100.000 y 2.000.000 de hablantes en el mundo, tampoco llegó a consolidarse como el idioma auxiliar universal que su creador, el oftalmólogo polaco Lázaro Zamenhof, esperaba.

Poco tardó en plantearse una nueva lengua universal: el inglés. Un idioma que hoy habla una de cada tres personas del planeta (se estima que cerca de dos mil millones de individuos) con pocas formas verbales y uno de los pocos de la tierra que no marcadores genéricos para designar a los objetos.

Es indudable que su universalización ha hecho mucho más sencillas las relaciones entre terrícolas de diferentes puntos del planeta. Sin embargo, Mcwhorter opina que todavía es demasiado pronto para afirmar que el inglés se convertirá en único idioma del mundo: “seguirá habiendo una multiplicidad de naciones y culturas en nuestro planeta y, junto con ellas, varios idiomas además del inglés”. 

Lo que es seguro es que los idiomas se simplificarán y serán fáciles de aprender con versiones habladas mucho más sencillas de lo que eran. “Un futuro dominado por el inglés no será un paraíso lingüístico”, opina Mcwhorter, pero tampoco será el fin de todas las lenguas.

El Confidencial

viernes, 23 de enero de 2015

Una verdad incuestionable

Carta de Dios a Maduro

23 Enero, 2015

Mi muy querido y predilecto hijo pródigo:
Sabes que por ser Dios me encuentro en todas partes. Me calé completico tu discurso de memoria y cuenta, cumpliendo con mi deber ineludible de ser omnisciente. En un determinado punto -frente a las adversidades que se le avecinan al país por la crisis de los precios del petróleo- te oí decir, haciendo uso de tu libre albedrío: “Dios proveerá”.


Mi pequeña y hermosa creatura:

Yo ya proveí. ¿Es que acaso no te has dado cuenta? Te explico, mi estimado moldeado del barro primigenio:  


El día que creé a Venezuela la coloqué en la zona tropical, para que los rigores del invierno y las nieves no les acosaran y el sol brillara todo el año. Sin embargo, les puse los Andes con nieves perpetuas para que los maracuchos tuviesen donde pasar frío y usar guantes y gorritos tejidos con orejeras. Las tierras de que les doté son fértiles casi todas. Los llanos son propios para una buena ganadería. En las selvas costeras tienen el mejor Cacao del planeta y dónde cultivar un excelente café. Les di tierras productivas en el sur del Lago, en los Andes, en toda la zona central.

Muchos ríos les hice, para que nunca les faltara el agua. Es más, puse dos bien caudalosos uno al lado del otro, para que usaran uno para producir electricidad y el otro -navegable- para que saquen los productos de exportación mineral, que además los coloque al ladito del río para que no hagan mucho esfuerzo en sacarlos.

Les di playas maravillosas para que lleven turistas: Margarita, Los Roques, Morrocoy y la Gran Sabana con su Salto Ángel para que se sintieran maravillados y orgullosos de lo que son. En el subsuelo les puse las reservas petroleras más grandes del planeta. Tienen también oro, aluminio, bauxita, diamantes y tantas cosas más. Hijito bello: les mandé mensajes, les mandé personas, les envié inspiración: Bello, Bolívar, Vargas, Miranda, Gallegos, Reverón, Picón Salas, el Maestro Abreu, Zapata, Andrés Eloy, Soublette, Convit, Cabré, Davalillo, Lauro, Simón Díaz, Dudamel… (La lista es larga y mis caracteres no son eternos) y hasta Uslar con un mensaje: transformen el petróleo en otras formas de riqueza, siémbrenlo.

Tesoro hermoso de mi corazón:
Como si lo anterior fuese poco, les acabo de enviar 15 años de la bonanza petrolera más grande que ha conocido la historia de la humanidad. Multiplica, bebé: dos millones y medio de barriles diarios X 100 X 30 X 12 X 15. El resultado es el dinero que les envié, para que convirtieran a Venezuela en un Paraíso Terrenal de abundancia y progreso.


Les di todo, Nicolás del alma mía, hijito tierno de mi corazón: ¿Cómo te atreves a decirme que “Dios proveerá”? Mira, si en algún proyecto tenía yo esperanzas era en Venezuela. Les va a costar mucho que yo entienda cómo convirtieron una de mis mejores obras en esta ruina.

Lo siento, hijo, tengo que decirte que tu petición a las finanzas celestiales también ha fracasado.

Mira, te doy un consejo, así de panita: sienta en una mesa a Pedro Palma, Asdrúbal Oliveros, José Guerra, Orlando Ochoa y a Luis Vicente León al que tanto mientas y diles que te den una lista de 10 acciones urgentes para salvar al país de la debacle que le sobreviene y párales bola, que te lo digo Yo, que ya veo lo que viene y no por ser Dios, sino por puro sentido común.

A pesar de todo, te amo.
DIOS

jueves, 22 de enero de 2015

Carta Abierta a Capriles






Doctor                                                                    
Henrique Capriles  Radonski
Su  atención

Me  estoy  dirigiendo  a usted en forma pública en razón de  la  actual  avalancha  de  declaraciones que  ha venido formulando  en estos días  llamando insistentemente  a   que la población salga  a manifestar, porque  según  su “sabio  entendimiento”  ahora  si  llegó la ocasión de hacerlo, déjeme  decirle doctor Capriles que  quizás  es usted  el personaje  menos  indicado  para  hacer este llamamiento debido  a las  demostraciones  que ha estado ofreciendo en un pasado reciente y que los  venezolanos  conscientes no olvidamos a pesar  de  su aparente intención  de  pensar  que  somos  tan desmemoriados o imbéciles, su  sola  convocatoria ya  dice  lo  que  se propone,  en ningún momento ha manifestado “VAMOS  A SALIR  A MANIFESTAR, YO  EL PRIMERO  EN TODO MOMENTO CONTRA  ESTA  DICTADURA CASTRO COMUNISTA, HAMBREADORA Y DE TRAIDORES  A LA PATRIA”, esto me lleva a refrescarle  la memoria tanto  a usted  como a todas las personas  que en forma ingenua, aún pueden  creer  en sus vacías  y falsas palabras.

Se le olvida  a usted que  cuando  las  elecciones  presidenciales  del 7 de octubre  del 2012, no tuvo  la  delicadeza ni la inteligencia  de  esperar a que  se terminara  el escrutinio para  por  su cuenta  declarar            ganador  (a pesar del gigantesco fraude)   al hoy fallecido  golpista  asesino y demostró públicamente  mucha  alegría porque Chávez  lo había llamado  para felicitarlo por  su  comportamiento, para mi  cobardía.

Recuerde  usted que  a nosotros  no se nos olvida  su gran acto  de  cobardía y entrega cuando  la  segunda elección presidencial  el 14 de abril  del 2013 ante  el monstruoso fraude declaró  esa  misma  noche textualmente “ que no  reconocía  los resultados  dado  por  el CNE  y  convocaba  al pueblo  a una gran  concentración  el martes  16 al CNE”, para  luego  el día 15  ante  las  manifestaciones  de protestas  en especial  las  que  se realizaban  en Barquisimeto, se  acobardó, marcó  distancia con los  que protestaban y  declaró  que no  estaba  de acuerdo  con ello, dejando  solo al pueblo  que  estaba  protestando y alegando  la canallada  que  lo hacía  para evitar males  mayores. Una  forma  muy  elegante  para no  contradecir  las  instrucciones  del Secretario  Ejecutivo  de  la MUD Ramón Guillermo  Aveledo  y de  su  segundo José Ramón Medina, ya  anteriormente  el  señor  Aveledo  había  declarado  cuando  se le  preguntó  sobre  el problema  de la nacionalidad  de Maduro, que  eso  era intranscendente y usted  ante  este barbarismo  mantuvo  un  silencio cómplice.

Se  negó  usted conjuntamente  con  los  directivos  de la MUD a darle  apoyo  a  ese valiente grupo  de damas “Mujeres  de negro” cuando  se  declararon en huelga  de hambre  solicitando la libertad  de los presos    políticos,   de igual  manera  encontrándose  en Mérida  desde esa  ciudad  condenó  enfáticamente  el  hecho de  que los profesores  universitarios   se hubieran   declarado  en un paro, no  solo por  razones  salariales  sino  también en procura  de  un mejor  presupuesto  para las universidades  y el respeto  a la autonomía universitaria,  entre otras  cosas los tildó  de radicales, intransigentes  y desconsiderados.

Una  de  sus  últimas  hazañas  para  estar  bien  con  el régimen ha  sido  el  hecho  que  conjuntamente  con Aveledo  y los   directivos  de los partidos políticos  que  hacen vida  en  la MUD, no  solo no  apoyaron  a los  estudiantes  en esa magna  lucha  que tan valientemente emprendieron  el 12  de  febrero al  enfrentarse   a todo  el poder  del régimen  totalitario  comunista, sino  todos  los  calificativos  que usaron  contra  ellos,  volviste  a usar  las palabritas  de  “radicales  e intransigentes”, agregándole  lo  de bochincheros e inconscientes,  mintiendo  descaradamente  cuando  afirmabas  que  el 90 por  ciento de la población no  apoyaba  a los revoltosos de esa  lucha   a la  que  ustedes le  dieron ignominiosamente  la espalda y de la cual resultaron:
50  muertos, 800 heridos  de balas, 300  sometidos  a viles torturas y escarnio, 3.000 detenidos  que  están  actualmente  sometidos al ilegal e infamante régimen  de presentación, lo  que  significa  que  en cualquier momento  pueden ser privados  de libertad,  quedando  aún  varios  detenidos  sin juicio, no  solo  los  abandonaron e injuriaron y  condenaron sino  que  atacaron miserablemente a  la gente  del Foro Penal Venezolano, en especial  a la persona  de  su  coordinador   Doctor  Alfredo Romero, por  la   defensa  que día  y noche  hacían y  siguen haciendo  de  esos  estudiantes. Si hay  alguien  en este país  a  quien en su debido tiempo habrá  que  hacerle  un gran homenaje  es precisamente  al Doctor  Alfredo Romero y a la gente  del Foro Penal Venezolano.

Creo  sinceramente  doctor Capriles  que  en usted hay muy poco  de  demócrata, lo ha  demostrado  con  su total  egocentrismo, frescas  están algunas  situaciones  al respecto,  apartó  de  su lado  a un  compañero  de lucha  de todo tiempo  como  el caso  de Juan Carlos Caldera, sin oírlo  se lo  entregó  amarrado  a los  tigres  hambrientos  del PSUV para  que  lo  crucificaran después  de la  trampa  que  le tendieron,  marcó  distancia   de Leopoldo López, quien  generosamente   renunció  a  su candidatura  para  apoyarte  e incluso  fue  tu  jefe  de campaña, demostrando  una  total  eficiencia  organizativa, pero  como  te  hacía   sombra lo  apartaste ¿Podrás  decir  si  alguna vez  lo has  visitado  en Ramo Verde o declarado  en su favor?, igual  hiciste   con María Corina Machado, era  demasiada   sombra  para  ti y tu  postura  de  creerte  un  súper líder carismático.

Doctor  Capriles  debe usted  entender  que  su tiempo  se  acabó, se terminó, tuvo  grandes  oportunidades y dos  veces rehuyó  asumir  el compromiso que  se le puso  en las  manos, cuando  una persona  se lanza  a  estas lides,  debe tener   presente  que no puede titubear, que  no es  con actos  cobardes sino  demostrando entereza y valentía  para  asumir las  responsabilidades, después  de todo esto ¿Cómo  pretende  usted  que  esa juventud que  usted miserablemente le dio la espalda lo puede  apoyar?, recuerde  que  esos  muchachos  tienen padres, hermanos, tíos  otros  familiares y amigos.

Las  disculpas  sobran cuando  el daño  está  hecho, no es bueno ir por la vida lastimando gente para  luego  arrepentirse. Antes  de hacerlo  hay  que pensarlo  dos veces, una cosa son  sus  ambiciones y  su  deseo  de  figurar y otra  es la patria, ella  está  por  encima  de todo y a ella  le  ofrendamos  nuestras  vidas.

Atentamente
Humberto Marcano Rodríguez
hjmrodriguez@gmail.com  

16 de  enero 2015. 

martes, 13 de enero de 2015

Un enero de incertidumbre y preocupación


Tal como se preveía en la época decembrina de 2014 lo menos que brilló para los venezolanos fue el espíritu de la Navidad.

Los días se fueron en una perenne lucha por conseguir los insumos para la cena de Nochebuena y Año Nuevo; estirar los escuálidos ingresos para cumplir con los compromisos contraídos y los gastos diarios;  lograr que alcanzara algún dinero para no dejar morir la tradición del aguinaldo para los más chicos y parientes más cercanos; y  tratar de sortear la inseguridad y la delincuencia desbordada, que muchos no lograron y pasaron a engrosar la lista de los más de 25.000 caídos en manos del hampa en 2014.

Pero, si diciembre fue un mes difícil para la mayoría  de los hogares venezolanos, enero está resultando peor con creces. Este primer mes del año llegó con fuerza redoblada el problema de escasez generalizada de todo tipo de alimentos, medicinas, productos e insumos.

Este enero de 2015, al acostumbrado retraso de inicios de año en el abastecimiento de los distribuidores al detal por parte de distribuidores, se le suma:

1) Que el sector productivo ha llegado al límite del colapso agobiado por las deudas y la falta de recursos para poner en marcha la maquinaria de la producción nacional. Más grave aún los inventarios están agotados, luego del difícil y precario abastecimiento de 2014.

2) Que divisas no hay para continuar supliendo con importaciones la demanda nacional de bienes y productos básicos.

3) Que los precios del petróleo siguen en picada dejando las arcas de la República en niveles críticos. Hoy la cesta venezolana cae por debajo de $40 por barril.

4) Se registraron cambios en las relaciones políticas de EE.UU. y Cuba debilitan el discurso antiimperialista de Maduro y su corte, aunque no ha hecho mella en el afán de profundizar el socialismo del siglo XXI, todo lo contrario.

5) Existe una percepción más generalizada de la comunidad internacional del carácter felón y violador de derechos humanos del gobierno bolivariano, casado con las causas totalitarias y terroristas que hoy rechazan casi la totalidad de las naciones.

6) Pero, lo más trascendente, que el gobierno sigue sin entender que urge un cambio de rumbo en sus políticas económicas so riesgo de hundir al país en una irreversible debacle.

Los venezolanos siguen este enero esperando las necesarias rectificaciones en las políticas monetarias y cambiarias. El sector privado está a la expectativa de señales positivas del Ejecutivo Nacional que generen confianza en los inversores y reactive el mercado. Lamentablemente, lo que se percibe es una total inercia, indiferencia y torpeza de leer las señales de angustia de la población por parte de los gestores políticos.

De estos solo se observan declaraciones altisonantes de los segundones al mando del gobierno, así como medidas arbitrarias e ilegales para controlar las multitudes que se aglomeran en busca de los alimentos y las medicinas para sobrevivir o productos indispensables de higiene personal. Se llega al extremo de arrestar a quienes toman fotos de los anaqueles vacíos y prohibir que se madrugue para intentar ser el primero en alguna cola de algún supermercado. Mientras, el Presidente, su consorte, hijos, hermanos, nietos y otros familiares y una amplia comitiva de funcionarios viajan por Rusia, China, Irán y otros países suplicando una ayudita que parece no se conseguirá, por lo menos no sin comprometer seriamente el patrimonio de la República.

En todo el territorio nacional se percibe un clima de angustia, incertidumbre y desesperanza sobre lo que depara a los venezolanos. La escasez que hoy se siente en todos los rincones del país es apenas la punta del iceberg que acumula graves problemas estructurales que urge corregir.


VenEconomía en este primer Opina de 2015, llama a dejar de lado este juego perverso de tratar de tapar el sol con un dedo. El gobierno debe enfrentar la crisis con medidas sensatas que implican sacrificios en el corto plazo pero que llevan a la recuperación de la economía en el mediano y largo plazo. El riesgo de no hacerlo es seguir acercando el fosforo a la mecha de una bomba de tiempo.

Editores de VenEconomía

No prenda la luz del baño ni revise celular en la madrugada

Por: Dr Salomon Jakubowicz

ALERTA: También encender la luz del baño en mitad de la noche o dormir con el TV prendido engorda.

Dormir es más importante para adelgazar que la alimentación.
Para que sirve la Melatonina

La Melatonina controla tu reloj interno respondiendo a la iluminación. Es decir, cuando las luces se apagan la Melatonina sube y sentimos sueño. La Melatonina induce el sueño profundo y aumenta la hormona de crecimiento para quemar grasa y así mantener el azúcar durante la noche.
No solo en el Cerebro se produce Melatonina. También el hígado y el estómago la fabrican. Por eso comer en la madrugada engorda 12 veces más.

Debido a la importancia del sueño para adelgazar aquí tienen mis recomendaciones para aumentar la Melatonina:
  • Mira fijamente al Sol 6 veces durante el día
  • Evita las luces azules a partir de las 7pm
Cómo quedarse dormido

Evita dar vueltas en la cama intentando dormir. Si no logras dormir en 5 minutos debes levantarte de la cama y volver cuando sientas sueño. Si otra vez no lograste dormir en 5 minutos debes levantarte de nuevo hasta lograr dormir pero NUNCA debes seguir dando vueltas en la cama.

Debes acostumbrar a tu cuerpo a tener el hábito de dormir. Procura acostarte y levantarte siempre a la misma hora.

No utilices tu cama para otra actividad que no sea placentera como dormir o tener relaciones sexuales. No debes usar tu cama para trabajar, estudiar y mucho menos para ver noticias en la TV.

Lo más importante para no tener insomnio es hacer ejercicio. Las hormonas producidas durante el ejercicio son tranquilizadoras.

Mínimo 2 horas antes de acostarte debes empezar a relajarte y bajar la intensidad.

Evita la cafeína inclusive en la mañana. La cafeína del café, té o refrescos permanece hasta 24 horas en el cuerpo.

No bebas alcohol. Aunque produce somnolencia, el alcohol es causa frecuente de despertares nocturnos y ronquidos que interfieren con el sueño nocturno.

Averigua si alguna de las medicinas que tomas interfieren con el sueño. No utilices medicamentos para dormir. Estos medicamentos engordan y causan adicción.

¿Y usted todavía espera?



Por: Enrique Pereira - @pereiralibre


 
Falta poquito para que regrese.

Regresará con su avión cargado de promesas y de las compritas que hizo su séquito con el cupo de Cencoex. Ya lo veo contándonos un cuento lleno de ceros y de esperanzas. Me recordará al finado que le dio la vuelta al mundo haciendo convenios y todavía no se de ninguno que produjera algo diferente a armas rusas.

Aquí lo espera hasta el gato, para que de una vez por todas nos asome las medidas económicas que dejó guindando cuando se fue. Algo me dice que vendrá a contarnos cuentos y volverá a correr la arruga esperando no se qué. Al final los culpables son de derecha. 

El presidente de la Asamblea nos explicó hoy que piensa, hace, propone y hará la oposición. No dijo que hará el gobierno para resolver nuestros problemas. Eso no debe ser importante.

Uno analiza el  gabinete de ministros y se pregunta cuánta de esa gente alguna vez trabajó y pago una nomina. La mitad son militares. La otra mitad son políticos de oficio. También tienen un chofer profesional en el grupo. Difícil para ellos entender que es mercado, distribución y temas de oferta y demanda. Difícil entender que cosa significa el PIB y como se genera riqueza y empleo. Difícil que produzcan sabias decisiones sobre temas que no conocen. No espero de ellos nada concreto, ejecutable y que ayude a resolver los problemas de Venezuela. 

Las colas aumentan en la misma proporción que disminuye la paciencia. Pero la comida disminuye en la misma proporción que aumentan las colas. Si quieren les explico.