mover

mover

martes, 28 de abril de 2015

Para quienes piensan que siempre serán jóvenes



En esta casa no hay calendarios, y en mi memoria los recuerdos, están hechos una maraña.
Me acuerdo de aquellos calendarios grandes, unos primores, ilustrados con imágenes de santos que colgábamos al lado del tocador, pero, ya no hay nada de eso, todas las cosas antiguas se han ido desapareciendo, yo, yo también me fuí borrando sin que nadie se diera cuenta. Primero me cambiaron de alcoba porque la familia creció, después, me pasaron a otra más pequeña aún acompañada de mis bisnietas, ahora ocupo el desván, el que está en el patio de atrás, prometieron cambiarle el vidrio roto de la ventana, pero, se les ha olvidado y todas las noches por allí se cuela un airecito helado que aumenta mis dolores reumáticos.
Desde hace mucho tiempo tenía intenciones de escribir, pero me pasaba semanas buscando un lápiz y cuando al fin lo encontraba, yo misma volvía a olvidar dónde lo había puesto, aaah! a mis años las cosas se pierden fácilmente.
La otra tarde caí en cuenta de que mi voz también había desaparecido, cuando le hablo a mis nietos ó a mis hijos no me contestan, pero no me oyen, no me miran, no me responden, entonces, llena de tristeza me retiro a mi cuarto antes de terminar de tomar la taza de café, lo hago así , de pronto para que comprendan que estoy enojada, para que se den cuenta que me han ofendido y vengan a buscarme y me pidan perdón., mmmh,! pero nadie viene, el otro día les dije que cuando me muriera entonces si que me iban a extrañar, y, el nieto más pequeñito dijo... ah! y a poco estás viva abuela!!!!!!! les cayó tan en gracia que no paraban de reír, tres días estuve llorando en mi cuarto hasta que una mañana entró uno de los muchachos a sacar unas llantas viejas y, psst, ni los buenos días me dió, fue entonces cuando me convencí de que soy invisible.
Me paro en medio de la sala para ver si aunque sea estorbo, me miran, pero mi hija sigue barriendo sin tocarme, los niños corren a mi alrededor de un lado a otro sin tropezar conmigo. 
Cuando mi yerno se enfermó, tuve la oportunidad de serle útil, le llevé un té especial que yo misma preparé, se lo puse en la mesita y me senté a esperar que se lo tomara, sólo que estaba viendo televisión y ni un parpadeo me indicó que se daba cuenta de mi presencia, el té, poco a poco se fue enfriando y mi corazón, también.
Un viernes se alborotaron los niños y me vinieron a decir que al día siguiente nos iríamos todos de día de campo, y me puse muy contenta, hacía tanto tiempo que no salía y menos al campo. El sábado fuí la primera en levantarme, quise arreglar las cosas con calma... ah! Los viejos nos tardamos muchos en hacer cualquier cosa, así que me tomé mi tiempo para no retrasarlos, al rato entraban y salían de la casa corriendo y echaban las bolsas y juguetes al carro, yo, ya estaba lista y muy alegre esperándolos en la puerta... Cuando arrancaron y el auto desapareció envuelto en bullicio, comprendí que yo no estaba invitada, tal vez porque no cabía en el auto o porque mis pasos tan lentos impedirían que todos los demás corretearan a su gusto por el bosque, sentí clarito, clarito, como mi corazón se encogió, la barbilla me temblaba como cuando uno no aguanta las ganas de llorar.
Antes, hasta besuqueaba a los chiquitos, era un gusto enorme el que me daba tenerlos en mis brazos como si fueran míos, sentía su piel tiernita y su respiración dulzona, muy cerca de mí, la vida nueva se me metía como un soplo y hasta me daba por cantar canciones de cuna que nunca creí recordar, pero un día, mi nieta Lucy que acaba de tener un bebé, dijo que no era bueno que los ancianos besaran a los niños por cuestiones de higiene, ya no me acerqué más, no fuera ser que les pasara algo malo por mis imprudencias, tengo tanto miedo de contrariarlos!
Ojalá que el día de mañana, cuando ellos lleguen a viejos... Sigan teniendo esa unión entre ellos para que no sientan el frío ni los desaires. 
- Que tengan la suficiente inteligencia para aceptar que sus vidas ya no cuentan, como me lo piden. 

- Y Dios quiera que no se conviertan en "viejos sentimentales que todavía quieren llamar la atención". 

- Y Que sus hijos no los hagan sentir como bultos para que el día de mañana no tengan que morirse estando muertos desde antes... como yo.


Tomado de www.nuestraedad.com

sábado, 25 de abril de 2015

Todos Oportunistas - No light

“Esta es la realidad: un país colapsado, casi fallido. Reconocido internacionalmente como un narcoestado. Donde cada veinte minutos muere asesinado un venezolano. Dividido por el odio y la violencia promovida por un régimen con control casi absoluto de los medios de comunicación. Con una sociedad que no encuentra salidas y que está dejando la sangre de su juventud en las calles, buscando la libertad”. Estas palabras fueron leídas por el exdiplomático venezolano Diego Arria durante el foro “La otra cara de la moneda” realizado en Panamá, en el marco de la VII Cumbre de Las Américas.

De esta forma Arria ilustró a los presentes sobre la dura realidad de la Venezuela actual. Sus palabras, tal vez opacadas por el show que Nicolás Maduro llevó consigo; desde las millones de firmas que a nadie importaron, la presencia de más de mil ciudadanos venezolanos que llevó el Gobierno Revolucionario para armar alboroto en las calles panameñas, hasta la presencia de un doble del propio Maduro, utilizado para distraer a los periodistas que acudieron a la reunión. Pero igual Diego Arria, quien fue embajador de Venezuela ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, dijo lo que opina y quedó claro que no opina nada bueno sobre Maduro, pero tampoco de la oposición venezolana. En exclusiva para Newsweek en Español, aceptó la siguiente conversación.
 
Vamos a entrar directamente a la zona caliente ¿qué sintió cuando se enteró del “decreto de Obama”?

—Bueno, primero que todo eso fue promovido por dos senadores. Yo estaba a favor cuando lo escuché. Es una ley que aprueba el Congreso, lo que Obama da es una orden ejecutiva para implementar la ley. A mí me tenía preocupado el hecho de que la Casa Blanca no terminaba de actuar. Cuando sale el decreto me pareció pertinente, pero insuficiente. Pensé que la lista sería más contundente. Pensé que iniciarían con Diosdado Cabello, Rodríguez Torres; es decir, los jerarcas. Además me pareció que faltó más diplomacia abierta hacia los latinoamericanos y que explicaran qué fue lo que quisieron decir, para que no fuera tomado como posteriormente lo hizo el Gobierno de Venezuela. Y también pensé que informarían de manera bilateral a los principales países de América Latina. Pero en líneas generales me alegré, dado que llevamos años de frustración porque la comunidad internacional es indiferente o cómplice de la realidad venezolana. Sin embargo, me sorprendió la reacción de la oposición venezolana, que fue terrible.
—Eso es lo que ha decepcionado a muchos venezolanos. Porque luego de pasar años viajando por todo el mundo, emitiendo quejas por aquí y por allá, cuando por fin un país como Estados Unidos presta atención y emite sanciones a presuntos violadores de derechos humanos (prácticamente dando la razón a todas las denuncias expuestas por los opositores al gobierno chavista), los miembros de la Mesa de la Unidad (MUD) dan un respaldo y se solidarizan con el gobierno... ¿esto tiene alguna lógica?
 
—Aquí es cuando uno llega a la conclusión de que esos innumerables viajes que hicieron por el mundo solo fueron de turismo y evidentemente no pretendían solicitar nada serio. Porque ahora dicen que no están de acuerdo con acciones unilaterales, pero visitaron a cada Gobierno que pudo tener interés en nuestro caso. O sea que yo comienzo a dudar realmente de lo que estaban buscando. Lo que sí te puedo decir es que cuando yo llevé el caso de Chávez al Tribunal de la Haya, la MUD guardó silencio sepulcral, incluso decían que no podíamos perseguir a Chávez. Imagínate, los delitos de lesa humanidad no podían ser perseguidos.
 
Los chavistas dicen que el imperio malévolo quiere invadir Venezuela y usted tiene más experiencia resolviendo conflictos internacionales que ningún otro venezolano, imaginemos el escenario más negro, ¿Estados Unidos invadiría Venezuela?
 
—Absolutamente no. La oposición emitió un comunicado donde prácticamente usa el mismo léxico del gobierno. Lo que Estados Unidos hizo, fue poner en práctica su soberanía. Si a los venezolanos no les importa tener funcionarios de su gobierno que no respeten los derechos humanos, a Estados Unidos sí les importa y no puede permitir que esos funcionarios tengan presencia, bienes, negocios, dentro de sus fronteras. Y otra cosa es que sería un atrevimiento decir que un país como Venezuela, con los recursos que tiene, con las asociaciones que tiene con países terroristas, con el narcotráfico, no es una amenaza, ¡claro, que es una amenaza real!
 
¿Qué siente cuando ve lo que ocurre actualmente? Venezuela está quebrada; su pueblo en la miseria. Hace años que no escucho a un personero del gobierno diciendo una palabra tan importante como inversión. La única excusa-estrategia es culpar a otros...
 
—Uno se pregunta: ¿qué le pasa al pueblo venezolano? Yo creo que ha habido un problema, una falla en el liderazgo político opositor. Existe una condición de acomodo, de coexistencia. Ellos, el liderazgo opositor, no tienen en mente reconducir o refundar la república, sino que desean ir ocupando espacios de poder, sin importar el tiempo que les vaya a tomar. Creo que Venezuela está secuestrada, tanto por el régimen dictatorial-militarizado que tenemos, como por una dirigencia política que no busca la salida y que no quiere ningún tipo de confrontación donde exista un mínimo de riesgo. Y como los partidos políticos no son representativos del país (apenas un 15 por ciento de la población cree en ellos), están embarcando a la nación en un espiral de desasosiego. Esta es una dirigencia política que vive en negación con la realidad.
 
Mientras todo se cae en pedazos, aquí piensan en elecciones que jamás ganarán. Pero entonces, si el venezolano no cree en el gobierno y además le pierde la fe a los representantes de la oposición, ¿qué le queda?
 
—¿Tú te imaginas un país como el nuestro, con un presidente como Maduro que sigue repitiendo que la oposición nunca más volverá a gobernar —en un ejercicio de total violencia verbal que heredó de Chávez— que va a entregar el poder por la vía electoral? ¿Con una Fuerza Armada que dice ser profundamente chavista y cuyo único líder es el eterno comandante Hugo Chávez? Ahí el mensaje es muy claro: ‘Amigo, haz lo que tú quieras, pero de ninguna manera te vamos a entregar el poder’. A eso nos estamos enfrentando. Esa es la realidad. No obstante, siguen pensando: ‘Vamos a ganas la Asamblea Nacional’. Ok, supongamos que la oposición gana en la Asamblea Nacional... Y qué con eso si tienes una gente que controla todos los poderes, todas las instancias. Y hasta tienen a los grupos violentos, los colectivos, para que, si les da la gana, ni siquiera te dejen llegar a las sesiones de la Asamblea. Esa es la realidad, además de que no contarían con recursos de ningún tipo.
 
¿Entonces no serviría de nada ganar mayoría en la Asamblea Nacional?
 
—No, porque es imposible creer que eso va a abrir el camino para la liberación de los presos políticos, para cambiar el modelo económico... o, como dice Capriles, que abrirá el camino para en referéndum revocatorio. ¡Por Dios, una gente que está aliada a los peores grupos internacionales no entregará el gobierno! Y de paso te dicen que la Fuerza Armada es de la revolución. Estos tipos (la MUD) solo piensan en tener algunos espacios de poder. Y convocan a elecciones primarias solo en un pequeño porcentaje de sitios. Y se reservan los puestos seguros para miembros grandes de los partidos. Y yo me pregunto, ¿qué pasa con el resto de los venezolanos que quisiera elegir a los representantes de la oposición que puedan ir a la Asamblea Nacional? Es como si los venezolanos no tuvieran licencia para escogerlos, sino que la MUD escoge entre sí misma. Esa es la vía contraria a un proceso democrático. La MUD habla como si fuera una cancillería del gobierno. Hay un miedo colectivo de enfrentar al régimen, enfrentar a las Fuerzas Armadas. Es la falta de inspiración de un grupo que solo se conforma con pequeños espacios de poder. Yo leía unos tuits de Henrique Capriles y decía que andaba entregando unos juguetes y libros. ¡Ese no es el problema de Venezuela! Tenemos que rescatar la libertad. Pero no podemos hacerlo si no hay un discurso que inspire al país. Pero eso requeriría una dosis de compromiso ante los electores.
 
Diego, con lo que pasa aquí durante una semana, cualquier nación sale a la calle a exigir cuentas al gobierno... y si no funciona, a obligarlo a que se vaya. Claro, para eso es necesario que la gente quiera a su país...
 
—Yo vengo diciendo que, progresivamente, Venezuela se ha ido convirtiendo en un “sitio poblado” y ha dejado de ser un país. Y lo digo porque el Estado se ha apropiado de tal manera de los recursos, de las posibilidades y los espacios, que deja a los venezolanos en una situación de subalternidad terrible. Es un país que he vivido durante cincuenta años del petróleo... y para sacar petróleo se requiere muy poca gente que lo trabaje. Las sociedades se hacen con base en esfuerzo y trabajo. La nuestra se hizo con base en petróleo. Entonces, se hizo mal.
 
De paso, esta Revolución Bolivariana de alguna manera incentiva a esa especie de “flojera” del venezolano, inculcándole que no hay que darse demasiada mala vida porque el Estado y sus misiones están ahí para ayudarlos... con esa beca se tranca el juego del posible desarrollo.
 
—Estás en lo correcto. Pero escuchabas al amigo Capriles diciendo con orgullo que Venezuela era el único país del mundo con misiones. Mira, en el fondo, la mayoría de la dirigencia de la MUD, es chavista light. Y con esa gente no saldremos de este régimen... de hecho, por la vía electoral no saldremos del régimen. Porque cuando le ganamos a Maduro en las elecciones presidenciales, porque Capriles sí le ganó a Maduro, no salieron luego a defender esos votos. No salieron a defender la victoria. Al final, Capriles y la MUD terminaron legitimando al gobierno, luego de haber dicho que no lo harían.


vdebate.org
@RosalbaG
RosalbaG@vdebate.org
www.vdebate.blogspot.com
www.blog.vdebate.blogspot.com
powered by phplist v 2.10.19, © phpList ltd

jueves, 23 de abril de 2015

Votar o no votar

Por: Thays Peñalver - @thayspenalver
Que si Maduro es “fo”… Que si las firmas son chimbas… Que si le dieron una paliza en Panamá… Nuestro problema no es Maduro, sino incluso ir más allá de ganarle al chavismo y no, como pretende parte del liderazgo opositor, vencer por forfait o porque la economía hecha jirones se hiciera cargo de todo. Como reza el adagio: “Necesario no solo es vencer, sino también convencer”, que es, sin duda alguna, la pata coja de nuestro liderazgo.


Venezuela se dispone nada menos que a enfrentar la última elección de la década y quizás la más importante de las batallas electorales. En ella se juega nada menos que “el fondo del problema” que fue muy bien explicado por el ex presidente chileno Eduardo Frei a los meses de la muerte de Allende: “El fondo del problema es que este gobierno minoritario, presentándose como una vía legal y pacífica hacia el socialismo –que fue el eslogan de su propaganda nacional y mundial– estaba absolutamente decidido a instaurar en el país una dictadura totalitaria (...) y se estaban dando los pasos progresivos para llegar a esta situación, de tal manera que ya en el año 1973 no cabía duda de que estábamos viviendo un régimen absolutamente anormal y que eran pocos los pasos que quedaban por dar para instaurar en plenitud en Chile una dictadura totalitaria” (Frei 1974).

Y eso lo explicó perfectamente Allende, quien no tenía intención de engañar a nadie, como sí lo hizo Chávez: “La lucha revolucionaria puede ser la guerrilla (...) cada pueblo tiene su propia realidad (...) no hay recetas (...) pero la nuestra es la vía electoral. Nosotros hemos usado el cauce electoral (...) para hacer la revolución, vale decir transformar nuestra sociedad, vale decir construir el socialismo (...) [vamos a] utilizar las propias reglas de juego de la democracia, para alcanzar la revolución (...) que es inobjetablemente de carácter comunista” (Allende-Debray 70-71).

El fin de esta elección parlamentaria no es solo ganarle a Maduro, sino impedir la mayor violación colectiva de los derechos humanos y garantías constitucionales en la historia de Venezuela. Y quien crea que la economía es suficiente para movilizar el voto protesta o que Maduro y su combo no están trabajando aceleradamente para ganar aunque saquemos 60% de los votos, está profundamente equivocado. Este es un gobierno abismalmente destructivo, a tal punto que a la muerte de Chávez había 700 billones de bolívares en la calle y en apenas 12 meses la desquiciada y suicida teoría económica aumentó el número de billetes en la calle a tal punto que ahora son 2,3 trillones de bolívares, creando una verdadera catástrofe económica a futuro, pero una sensación ficticia de liquidez en las clases menos favorecidas, hoy entregadas y explotando el mercado negro, que serán los grandes perdedores a futuro, pero que hoy no los moviliza por sí solos a votar.

A esto hay que añadir que el gobierno está redireccionando hasta la harina PAN para su sistema de distribución y está entregando, ya sin vergüenza alguna, los dólares y las prebendas a sus bancos. Adicionalmente, el gobierno que vendía sus divisas a 6,30 o a 50 bolívares, hoy los vende a 200 y no tiene reparo en hacerlo a 300 antes de las elecciones, para garantizar aumentos y beneficios para los suyos y una alta movilización de su 25%-30% dispuesta a todo por preservar sus cestatickets u obtener algo de los listados oficiales.

Así es, pues, como el gobierno ha comenzado a hacer trampas claramente a la vista y ante el silencio casi cómplice de la mayoría del liderazgo opositor. Es evidente que los 1.000 nuevos centros electorales benefician descaradamente al gobierno que ya no necesitará siquiera ir a buscar a sus votantes, sino que los votantes acudirán como en Cuba a votar a las sedes de los colectivos. Si a esto le sumamos las migraciones de empleados públicos y de nuevo ocurre, como los datos expuestos en este caso por Eugenio G. Martínez es que no solo: “El Registro Electoral creció 33,4% en los centros de votación con mayor tendencia histórica a apoyar (al) oficialismo, mientras creció solo 17,5% en los centros con tendencia a votar por la oposición” (24/12/15), sino que descaradamente la oposición pierde habitantes por decenas de miles en sus circunscripciones y ahora varios diputados en puestos salidores de la oposición serán escogidos en circunscripciones chavistas, en los que la tendencia es nada menos que 70/30.

Y el colofón de todo esto es que habrá diputados nuevos en la circunscripción 6 del estado Aragua en la que ganó el chavismo 65-27. La circunscripción 1 de Barinas (70-30) y la circunscripción 1 de Guárico, casi 80-20. Por eso gracias a estas trampas en la última elección presidencial de 2013, con una votación prácticamente empatada, ellos ganaron 99 diputados en sus circunscripciones, mientras que con los mismos votantes la oposición gano 66, y ahora con las nuevas están aumentando en sus circunscripciones de tal manera que un escenario posible es que aun la oposición sacando 57% de los votos, ellos obtendrían 108 diputados mientras la oposición obtendría 58.

Finalmente ¿votar o no votar? es una pregunta compleja de responder. Pero la solución a esta pregunta no es lo importante, sino lo que opera en la mente de una buena parte del electorado opositor. Porque la abstención, generada por una falta clara de explicación del liderazgo, juega también a favor de Maduro. Carrizo ¿hasta cuándo van a seguir optando por el silencio?

Trucos para mejorar la memoria

La memoria funciona como un archivador. Si lo acostumbramos a utilizar reglas nemotécnicas le costará mucho menos agilizar el proceso de encontrar lo que está buscando. Así, utilizar asociaciones que nos resulten cómodas con conceptos que queremos aprender ha resultado ser una excelente estrategia para acostumbrar a nuestra memoria a que recupere con rapidez lo que hemos aprendido. Asociar los números con palabras que rimen podría ser el ejemplo más básico (uno-zumo; dos-tos, etc). Esta clase de trucos, según han demostrado varios estudios publicados en la revista Neuron, ponen en funcionamiento varias zonas del cerebro distintas del hipocampo, como la corteza perirrinal que tiene un papel clave en el reconocimiento visual.

Dormir bien es uno de los instrumentos para mejorar la memoria pero también tiene muchos otros beneficios.

Dormir bien mejora la memoria
Si tienes problemas de insomnio o te cuesta dormir habitualmente, has de saber que ambos son grandes obstáculos si queremos conseguir una memoria de delfín (que tienen mejor memoria que los elefantes). Así, invertir en sueño desde que somos muy pequeños ha demostrado ser el mejor instrumento para tener mejor memoria durante la vejez, según un estudio publicado en la revista Sleep. En la investigación, que duró varias décadas, los voluntarios del estudio (en torno a la mediana edad) que durmieron las horas adecuadas, tenían mejor memoria 30 años después, que los que no durmieron lo suficiente todos estos años. Además, no hemos de olvidar que dormir bien habitualmente tiene un beneficio directo sobre la memoria y el aprendizaje.

Chocolate para mejorar la memoria
¿El chocolate es bueno para la memoria? Por supuesto. Diversos estudios publicados en la revista British Journal of Clinical Pharmacology han concluido que uno de los componentes del cacao, los flavonoles, están relacionados con un mejor desempeño cognitivo. El motivo es que estimulan la perfusión cerebral, favorecen la neurogénesis y promueven cambios en las áreas relacionadas con el aprendizaje y la memoria.

Dormir la siesta mejora la memoria
Si un sueño reparador cada noche ya es de por sí uno de los elementos a tener en cuenta para nuestra memoria, la siesta también aporta su granito de arena. Dormir unos 20 minutos de siesta cada día nos ayuda a recordar mejor lo que hayamos aprendido, ya que durante este reposo consolidamos lo aprendido sin darnos cuenta. Este beneficio lo obtenemos a cualquier edad.

Hacer ejercicio mejora la memoria
Realizar ejercicio de intensidad moderada ayuda a memorizar lo aprendido con anterioridad. Así lo atestigua un reciente estudio de la Universidad de California (EE.UU.) en la que participaron voluntarios de entre 50 y 85 años de edad y que demostraron las bondades de estar activo físicamente. El experimento consistió en ver imágenes placenteras; luego, pedalear en una bicicleta estática durante 6 minutos al 70% de su capacidad y luego, una hora más tarde, realizar un examen sorpresa respecto a las imágenes que habían visualizado antes de hacer ejercicio. Los resultados demostraron que la liberación de norepinefrina, inducida por el ejercicio físico, provocó una mejora llamativa de la memoria respecto a los voluntarios que realizaron ejercicio en comparación con los que no lo hicieron.

Sonidos sincronizados para mejorar la memoria
Aunque está en fase experimental, una nueva investigación de la Universidad de Tübingen (Alemania) y que recoge la revista Neuron ha descubierto que la reproducción durante el sueño de sonidos sincronizados con el ritmo de las oscilaciones cerebrales lentas aumenta la memoria.

Café para mejorar la memoria
Los componentes del café no solo nos despiertan y nos hacen sentir más activos, sino que también refuerzan la memoria. La culpable es la cafeína y según un estudio desarrollado por la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) y publicado en la revista Nature Neuroscience, tomar un café justo después de haber afrontado un trabajo importante refuerza nuestra memoria. “Es la primera vez que se observa este efecto de la cafeína para reducir el olvido un día después de haberla ingerido”, explica Michael Yassa, líder del estudio.

Cerrar los ojos mejora la memoria
Parece un gesto simple pero es completamente efectivo. Un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Surrey (Reino Unido) con 178 participantes, concluyó que recordamos hasta con un 23% más de eficacia (recordamos con más precisión los detalles) si tenemos los ojos cerrados a si lo tenemos con ojos abiertos. El estudio se publicó en la revista Journal and Criminology Psychology.

Meditar mejora la memoria
Una investigación llevada a cabo por la Universidad de California en Santa Bárbara (EE.UU.) demostró que con dos semanas de entrenamiento en lo que se conoce como “mindfulness”, es posible mejorar notablemente la comprensión lectora, la capacidad de la memoria de trabajo y la concentración. La meditación es, por tanto, una poderosa herramienta para ayudarnos a reforzar la memoria.

Los juegos de Brain Training mejoran la memoria
Todo aquello que emprendamos con objeto de mejorar nuestra memoria va a dar sus frutos. Practicar 15 minutos al día de juegos de entrenamiento cerebral, mejora el rendimiento de la memoria de trabajo, las funciones ejecutivas y la velocidad de procesamiento, según un estudio publicado en la revista Plos One.

Abrir y cerrar las manos ayuda a mejorar la memoria
Un truco al alcance de todos. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Montclair (EE.UU.) y publicada en la revista Plos One, reveló que apretar el puño derecho durante 90 segundos ayuda en el proceso de formación de la memoria. De otro lado, apretar el puño izquierdo, también facilita la recuperación de información almacenada en nuestra memoria.

Socializar mejora la memoria
Relacionarse con los demás, ya sean amigos, familia o conocidos, se ha asociado a una mejor memoria. Así lo atestigua un estudio de investigadores australianos y publicado en la revista Journal of Aging Research que demostró que aquellos participantes que tenían un mayor contacto con amigos cercanos una importante red social, presentaron un mejor rendimiento en las pruebas de memoria tras un seguimiento de 15 años.
- See more at: http://www.primicia.com.ve/salud/12-trucos-para-mejorar-la-memoria.html#sthash.NX08MH3T.dpuf
La memoria funciona como un archivador. Si lo acostumbramos a utilizar reglas nemotécnicas le costará mucho menos agilizar el proceso de encontrar lo que está buscando. Así, utilizar asociaciones que nos resulten cómodas con conceptos que queremos aprender ha resultado ser una excelente estrategia para acostumbrar a nuestra memoria a que recupere con rapidez lo que hemos aprendido. Asociar los números con palabras que rimen podría ser el ejemplo más básico (uno-zumo; dos-tos, etc). Esta clase de trucos, según han demostrado varios estudios publicados en la revista Neuron, ponen en funcionamiento varias zonas del cerebro distintas del hipocampo, como la corteza perirrinal que tiene un papel clave en el reconocimiento visual.

Dormir bien es uno de los instrumentos para mejorar la memoria pero también tiene muchos otros beneficios.

Dormir bien mejora la memoria
Si tienes problemas de insomnio o te cuesta dormir habitualmente, has de saber que ambos son grandes obstáculos si queremos conseguir una memoria de delfín (que tienen mejor memoria que los elefantes). Así, invertir en sueño desde que somos muy pequeños ha demostrado ser el mejor instrumento para tener mejor memoria durante la vejez, según un estudio publicado en la revista Sleep. En la investigación, que duró varias décadas, los voluntarios del estudio (en torno a la mediana edad) que durmieron las horas adecuadas, tenían mejor memoria 30 años después, que los que no durmieron lo suficiente todos estos años. Además, no hemos de olvidar que dormir bien habitualmente tiene un beneficio directo sobre la memoria y el aprendizaje.

Chocolate para mejorar la memoria
¿El chocolate es bueno para la memoria? Por supuesto. Diversos estudios publicados en la revista British Journal of Clinical Pharmacology han concluido que uno de los componentes del cacao, los flavonoles, están relacionados con un mejor desempeño cognitivo. El motivo es que estimulan la perfusión cerebral, favorecen la neurogénesis y promueven cambios en las áreas relacionadas con el aprendizaje y la memoria.

Dormir la siesta mejora la memoria
Si un sueño reparador cada noche ya es de por sí uno de los elementos a tener en cuenta para nuestra memoria, la siesta también aporta su granito de arena. Dormir unos 20 minutos de siesta cada día nos ayuda a recordar mejor lo que hayamos aprendido, ya que durante este reposo consolidamos lo aprendido sin darnos cuenta. Este beneficio lo obtenemos a cualquier edad.

Hacer ejercicio mejora la memoria
Realizar ejercicio de intensidad moderada ayuda a memorizar lo aprendido con anterioridad. Así lo atestigua un reciente estudio de la Universidad de California (EE.UU.) en la que participaron voluntarios de entre 50 y 85 años de edad y que demostraron las bondades de estar activo físicamente. El experimento consistió en ver imágenes placenteras; luego, pedalear en una bicicleta estática durante 6 minutos al 70% de su capacidad y luego, una hora más tarde, realizar un examen sorpresa respecto a las imágenes que habían visualizado antes de hacer ejercicio. Los resultados demostraron que la liberación de norepinefrina, inducida por el ejercicio físico, provocó una mejora llamativa de la memoria respecto a los voluntarios que realizaron ejercicio en comparación con los que no lo hicieron.

Sonidos sincronizados para mejorar la memoria
Aunque está en fase experimental, una nueva investigación de la Universidad de Tübingen (Alemania) y que recoge la revista Neuron ha descubierto que la reproducción durante el sueño de sonidos sincronizados con el ritmo de las oscilaciones cerebrales lentas aumenta la memoria.

Café para mejorar la memoria
Los componentes del café no solo nos despiertan y nos hacen sentir más activos, sino que también refuerzan la memoria. La culpable es la cafeína y según un estudio desarrollado por la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) y publicado en la revista Nature Neuroscience, tomar un café justo después de haber afrontado un trabajo importante refuerza nuestra memoria. “Es la primera vez que se observa este efecto de la cafeína para reducir el olvido un día después de haberla ingerido”, explica Michael Yassa, líder del estudio.

Cerrar los ojos mejora la memoria
Parece un gesto simple pero es completamente efectivo. Un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Surrey (Reino Unido) con 178 participantes, concluyó que recordamos hasta con un 23% más de eficacia (recordamos con más precisión los detalles) si tenemos los ojos cerrados a si lo tenemos con ojos abiertos. El estudio se publicó en la revista Journal and Criminology Psychology.

Meditar mejora la memoria
Una investigación llevada a cabo por la Universidad de California en Santa Bárbara (EE.UU.) demostró que con dos semanas de entrenamiento en lo que se conoce como “mindfulness”, es posible mejorar notablemente la comprensión lectora, la capacidad de la memoria de trabajo y la concentración. La meditación es, por tanto, una poderosa herramienta para ayudarnos a reforzar la memoria.

Los juegos de Brain Training mejoran la memoria
Todo aquello que emprendamos con objeto de mejorar nuestra memoria va a dar sus frutos. Practicar 15 minutos al día de juegos de entrenamiento cerebral, mejora el rendimiento de la memoria de trabajo, las funciones ejecutivas y la velocidad de procesamiento, según un estudio publicado en la revista Plos One.

Abrir y cerrar las manos ayuda a mejorar la memoria
Un truco al alcance de todos. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Montclair (EE.UU.) y publicada en la revista Plos One, reveló que apretar el puño derecho durante 90 segundos ayuda en el proceso de formación de la memoria. De otro lado, apretar el puño izquierdo, también facilita la recuperación de información almacenada en nuestra memoria.

Socializar mejora la memoria
Relacionarse con los demás, ya sean amigos, familia o conocidos, se ha asociado a una mejor memoria. Así lo atestigua un estudio de investigadores australianos y publicado en la revista Journal of Aging Research que demostró que aquellos participantes que tenían un mayor contacto con amigos cercanos una importante red social, presentaron un mejor rendimiento en las pruebas de memoria tras un seguimiento de 15 años.
- See more at: http://www.primicia.com.ve/salud/12-trucos-para-mejorar-la-memoria.html#sthash.NX08MH3T.dpuf
La memoria funciona como un archivador. Si lo acostumbramos a utilizar reglas nemotécnicas le costará mucho menos agilizar el proceso de encontrar lo que está buscando. Así, utilizar asociaciones que nos resulten cómodas con conceptos que queremos aprender ha resultado ser una excelente estrategia para acostumbrar a nuestra memoria a que recupere con rapidez lo que hemos aprendido. Asociar los números con palabras que rimen podría ser el ejemplo más básico (uno-zumo; dos-tos, etc). 

Esta clase de trucos, según han demostrado varios estudios publicados en la revista Neuron, ponen en funcionamiento varias zonas del cerebro distintas del hipocampo, como la corteza perirrinal que tiene un papel clave en el reconocimiento visual. 

Dormir bien es uno de los instrumentos para mejorar la memoria pero también tiene muchos otros beneficios. 

Dormir bien mejora la memoria  
Si tienes problemas de insomnio o te cuesta dormir habitualmente, has de saber que ambos son grandes obstáculos si queremos conseguir una memoria de delfín (que tienen mejor memoria que los elefantes). Así, invertir en sueño desde que somos muy pequeños ha demostrado ser el mejor instrumento para tener mejor memoria durante la vejez, según un estudio publicado en la revista Sleep. En la investigación, que duró varias décadas, los voluntarios del estudio (en torno a la mediana edad) que durmieron las horas adecuadas, tenían mejor memoria 30 años después, que los que no durmieron lo suficiente todos estos años. Además, no hemos de olvidar que dormir bien habitualmente tiene un beneficio directo sobre la memoria y el aprendizaje. 

Chocolate para mejorar la memoria 
 ¿El chocolate es bueno para la memoria? Por supuesto. Diversos estudios publicados en la revista British Journal of Clinical Pharmacology han concluido que uno de los componentes del cacao, los flavonoles, están relacionados con un mejor desempeño cognitivo. El motivo es que estimulan la perfusión cerebral, favorecen la neurogénesis y promueven cambios en las áreas relacionadas con el aprendizaje y la memoria. 

Dormir la siesta mejora la memoria 
Si un sueño reparador cada noche ya es de por sí uno de los elementos a tener en cuenta para nuestra memoria, la siesta también aporta su granito de arena. Dormir unos 20 minutos de siesta cada día nos ayuda a recordar mejor lo que hayamos aprendido, ya que durante este reposo consolidamos lo aprendido sin darnos cuenta. Este beneficio lo obtenemos a cualquier edad. 

Hacer ejercicio mejora la memoria 
Realizar ejercicio de intensidad moderada ayuda a memorizar lo aprendido con anterioridad. Así lo atestigua un reciente estudio de la Universidad de California (EE.UU.) en la que participaron voluntarios de entre 50 y 85 años de edad y que demostraron las bondades de estar activo físicamente. El experimento consistió en ver imágenes placenteras; luego, pedalear en una bicicleta estática durante 6 minutos al 70% de su capacidad y luego, una hora más tarde, realizar un examen sorpresa respecto a las imágenes que habían visualizado antes de hacer ejercicio. Los resultados demostraron que la liberación de norepinefrina, inducida por el ejercicio físico, provocó una mejora llamativa de la memoria respecto a los voluntarios que realizaron ejercicio en comparación con los que no lo hicieron. 

Sonidos sincronizados para mejorar la memoria Aunque está en fase experimental, una nueva investigación de la Universidad de Tübingen (Alemania) y que recoge la revista Neuron ha descubierto que la reproducción durante el sueño de sonidos sincronizados con el ritmo de las oscilaciones cerebrales lentas aumenta la memoria. 

Café para mejorar la memoria 
 Los componentes del café no solo nos despiertan y nos hacen sentir más activos, sino que también refuerzan la memoria. La culpable es la cafeína y según un estudio desarrollado por la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) y publicado en la revista Nature Neuroscience, tomar un café justo después de haber afrontado un trabajo importante refuerza nuestra memoria. “Es la primera vez que se observa este efecto de la cafeína para reducir el olvido un día después de haberla ingerido”, explica Michael Yassa, líder del estudio. 

Cerrar los ojos mejora la memoria 
Parece un gesto simple pero es completamente efectivo. Un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Surrey (Reino Unido) con 178 participantes, concluyó que recordamos hasta con un 23% más de eficacia (recordamos con más precisión los detalles) si tenemos los ojos cerrados a si lo tenemos con ojos abiertos. El estudio se publicó en la revista Journal and Criminology Psychology. 

Meditar mejora la memoria 
Una investigación llevada a cabo por la Universidad de California en Santa Bárbara (EE.UU.) demostró que con dos semanas de entrenamiento en lo que se conoce como “mindfulness”, es posible mejorar notablemente la comprensión lectora, la capacidad de la memoria de trabajo y la concentración. La meditación es, por tanto, una poderosa herramienta para ayudarnos a reforzar la memoria. 

Los juegos de Brain Training mejoran la memoria 
Todo aquello que emprendamos con objeto de mejorar nuestra memoria va a dar sus frutos. Practicar 15 minutos al día de juegos de entrenamiento cerebral, mejora el rendimiento de la memoria de trabajo, las funciones ejecutivas y la velocidad de procesamiento, según un estudio publicado en la revista Plos One. 

Abrir y cerrar las manos ayuda a mejorar la memoria 
Un truco al alcance de todos. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Montclair (EE.UU.) y publicada en la revista Plos One, reveló que apretar el puño derecho durante 90 segundos ayuda en el proceso de formación de la memoria. De otro lado, apretar el puño izquierdo, también facilita la recuperación de información almacenada en nuestra memoria. 

Socializar mejora la memoria 
Relacionarse con los demás, ya sean amigos, familia o conocidos, se ha asociado a una mejor memoria. Así lo atestigua un estudio de investigadores australianos y publicado en la revista Journal of Aging Research que demostró que aquellos participantes que tenían un mayor contacto con amigos cercanos una importante red social, presentaron un mejor rendimiento en las pruebas de memoria tras un seguimiento de 15 años. - 


Tomado de: http://www.primicia.com.ve

lunes, 20 de abril de 2015

Efectos del maní en la salud

El maní son botanas que casi nunca faltan en una reunión familiar o de amigos. Para el gusto de muchos son deliciosos, pero también son de los alimentos funcionales que tienen numerosos beneficios para tu salud.
Quizá restringes el maní en tu dieta, ya que 100 gramos tienen 567 calorías, pero las puedes comenzar a apreciar por su rica carga de vitaminas, minerales y grasas saludables. Aquí una lista de 5 buenos efectos en tu cuerpo.

1. Mantiene en control tu presión arterial. Todas las variedades de maní (dulces, salados, picantes o tostados) reducen significativamente la presión arterial alta. Eso no es todo, mantiene bajos los niveles de colesterol y triglicéridos, afirma Richard Mattes, profesor de Ciencias de Nutrición de la Universidad de Purdue, Estados Unidos.
Este efecto se debe a su abundante arginina. Este aminoácido estimula la producción de óxido nítrico que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, conduciendo a la disminución de la presión sanguínea.

2. Te ayuda a estar en calma. El ácido alfalinolénico del amní protege a tu cuerpo de los efectos del estrés, ya que favorecen el desarrollo neurológico, causando un efecto positivo en el estado de ánimo, comportamiento y capacidad mental.

3. Te mantiene joven. El North Carolina Department of Agriculture and Consumer Services explica que esta leguminosa es rica fuente de resveratrol, magneso y vitamina E, nutrientes esenciales para conservar la firmeza de tu piel. Tiene cerca de 30 veces más resveratrol que las uvas.

4. Te previene de la depresión. Esta semilla contiene triptófano, un precursor que aumenta el nivel de serotonina en el cuerpo, lo que te previene de la depresión leve. Para quienes lo sufren, consumir un pequeño puño de maní es benéfico porque acelera la recuperación.

5. Brinda protección vs los radicales libres. Una investigación realizada en el Instituto Estatal de Cancerología (IEC) de Colima, México, confirma que esta leguminosa contiene flavonoides, un potente antioxidante que actúa contra los radicales libres que está ligado al cáncer de mama.
La recomendación es consumir 30 gramos de maní natural por lo menos una vez a la semana. De esta manera reduces tres veces el riesgo de sufrir esta enfermedad.

El maní se pueden comer como snack, en ensaladas y en una gama de guisados. Nutriólogos de la Universidad de Harvard recomiendan alrededor de 25 gramos al día, algo así como menos un cuarto de taza o 10 piezas.

Con información de Salud180.

La etapa de los eufemismos

Por: Alberto Medina Méndez - @amedinamendez


Si bien la política funciona de acuerdo a su propia matriz, cuando se acerca la campaña todo se exacerba y, entonces, la necesidad de utilizar ciertos términos con mayor cuidado se vuelve vital para sus propios intereses.

En el territorio de lo electoral parece que la sinceridad no genera gigantescos dividendos y el embuste es mucho más apreciado. Eso se deriva de las evidencias cotidianas y explica porque los dirigentes prefieren utilizar frases ambiguas, vocablos que no dicen casi nada y hasta inventan un nuevo vocabulario con tal de no llamar a las cosas por su nombre.

Existe, en esto, una enorme responsabilidad de una ciudadanía pusilánime que prefiere un lenguaje oscuro a la franqueza como virtud. Tal vez sea saludable que la sociedad revise su demasiado habitual doble estándar.

En su retórica cotidiana, la que utiliza en su vida privada, en familia, con amigos o en el trabajo, repite hasta el cansancio que su prioridad es la verdad ante cualquier circunstancia, por dolorosa que ella sea.

Lo cierto es que frente a la mala noticia, se ofende con facilidad por la falta de valentía de su interlocutor de turno, que no le anuncio oportunamente los hechos, como corresponde, sin rodeos. Pero lo que más lo incomoda es que la novedad le impone una acción que no quiere emprender. Aceptarla, implica atravesar una situación difícil que detesta, y es allí cuando convierte la verdad en una lista interminable de sentimientos negativos.

Cuando esas verdades fluyen de un modo claro e inequívoco, con energía, y hasta con la crueldad con la que  resulta imprescindible que sean explicitadas, entonces opta, enfurecido, por no premiar las correctas actitudes, estimulando, sin pudor, a los eternos mercaderes de la mentira.

Los políticos engañan, ya no por convicción, sino por conveniencia. Ellos entienden que eso se traduce indudablemente en resultados. El dirigente que explica lo que está pasando, que muestra lo que sucede y que plantea los niveles de responsabilidad que tiene la sociedad frente a la realidad, no será debidamente reconocido y será expulsado del juego electoral.

Las adversidades nunca son bienvenidas. Jamás se desea escuchar sobre la responsabilidad de la gente sobre ellas. Eso obligaría a asumir cierta culpa sobre lo que ocurre. Es la misma razón por la que muchos ciudadanos ni siquiera pueden reconocer que en el pasado votaron al gobernante actual, o al anterior. Eso implicaría hacerse cargo del presente. En realidad, la sociedad no está dispuesta a aceptarlo de un modo tan contundente.

Pronto comenzará esa dinámica en la que los políticos hablarán de lo que viene y de lo que piensan hacer. Otra vez recurrirán, con mucha sutileza, a las evasivas, a la terminología difusa, apelando a la confusión y, a veces también, a la ignorancia sobre el significado de cada palabra.

Es el momento del proselitismo, y por lo tanto, una renovada ocasión de mentir descaradamente. Ellos saben que tendrán que tomar decisiones importantes, pero no lo admitirán ahora. Esperarán que la gente exprese su voluntad y después recién definirán lo que pueden realmente hacer.

No desconocen lo que resulta preciso hacer. Suponerlo sería demasiado ingenuo. Lo saben, pero también tienen conciencia de que importa más no pagar elevados costos políticos, ni perder poder de un modo efímero.

Su talento no tiene que ver con saber resolver problemas, mucho menos aun con ser los adalides de la defensa de la gente. En todo caso, su mayor atributo pasa por comprender como funciona el poder, como se lo obtiene y, fundamentalmente, como se lo retiene en forma indefinida.

En estos últimos años ese trágico esquema de mentiras encubiertas, de planteos borrosos, se ha perfeccionado en muchos ámbitos. No solo la política cayó en esa trampa sino también una ciudadanía cómplice.

La sociedad llama robustos a los gordos, privados de la libertad a los presos y se refiere al aborto como interrupción del embarazo. La política también hace lo suyo creando su propio léxico. Así fue que el reacomodamiento de precios reemplazó a la inflación, la inseguridad al exceso de criminales y la expansión monetaria a la emisión descontrolada e irresponsable de billetes.

En este contexto de elecciones, todos los dirigentes saben que la coyuntura no será fácil. Oficialistas y opositores entienden que heredarán una "bomba de tiempo", pero como consideran que es políticamente incorrecto decirlo, han decidido transitar el sinuoso y cínico camino de reconocer los aciertos del gobierno y solo hablar de asignaturas pendientes o de la necesidad de seguir en el camino de la profundización de los logros, según sea el caso.

El que triunfe en los comicios tendrá la dura tarea de conducir la transición. Deberán adoptar determinaciones drásticas haciendo importantes ajustes a la economía. Tendrán que reducir abruptamente el gasto estatal, bajar la emisión monetaria hasta neutralizarla, adecuar las tarifas de los servicios públicos a niveles de mercado, recomponer rápidamente las reservas monetarias, atraer inversiones, recortar los impuestos, disminuir aranceles, desregular el comercio exterior, integrarse al mundo, entre otras cosas.

Nada de eso será fácil, ni gratis. Claro que se deberán pagar los "platos rotos", como siempre que se intenta superar un problema en el que se tiene plena responsabilidad en su gestación. El "médico" tiene claro lo que debe hacer, pero también sabe que tendrá que mentirle a su "paciente". Es que las reglas políticas que ha impuesto esta sociedad cobarde, alientan a la mentira, invitan a la trampa, aplauden la creación de una jerga que suavice las verdades y hasta logre ocultarlas. Es importante saber que se inicia un recorrido sin retorno hacia esa patética etapa de los eufemismos.

albertomedinamendez@gmail.com skype: amedinamendez
www.existeotrocamino.comwww.facebook.com/albertoemilianomedinamendez

martes, 7 de abril de 2015

Y La Catedral fue un clamor

El núcleo duro del catolicismo caraqueño se reúne en la Catedral todos los Jueves Santos en la mañana para la Misa Crismal. Es probablemente la celebración menos conocida de la Semana Santa y por eso sólo van los más enterados. La concelebran todos los párrocos de la ciudad, junto con el Nuncio, los Obispos Auxiliares y el Cardenal, que es quien la preside. En ninguna otra misa se reúnen tantos sacerdotes (al menos uno por cada templo de la ciudad). Es la gran asamblea del clero. Dado que por cada parroquia va una representación de fieles, es usual que la Catedral se desborde. Este jueves no fue la excepción y a eso de las 8:30 ya se encontraba repleta. Sólo el pasillo central, por donde entran en procesión los sacerdotes, estaba libre. De resto, no cabía un alma.

A diferencia de otras misas, en la Crismal los fieles participan con fervor. Saben cuando pararse, sentarse y arrodillarse, responden fuerte y correctamente, y dejan los pulmones en cada canto. Además, le ponen atención a la homilía, que ya es mucho decir.

Con la casulla dorada de las grandes fiestas, el palio de Arzobispo y el solideo rojo, Urosa disertaba en su homilía sobre las responsabildades que tienen los sacerdotes. Y de repente hizo un viraje, uno de sus típicos giros bruscos: "Es importante que procuremos presentar a Cristo como lo que es: Dios y hombre verdadero, inigualable e irrepetible", dijo a los sacerdotes. El énfasis lo puso en esas dos últimas palabras, que pronunció, casi, sílaba por sílaba.

"No podemos negociar, diluir esa verdad esplendorosa -continuó-. Cristo es la verdad encarnada, y por eso está en un nivel superior al de los héroes y líderes de la historia". Entonces comenzaron los aplausos. "No hay ni puede haber un Cristo nuevo", dijo con ese vozarrón que lo caracteriza, y las palmas aumentaron. "No podemos igualar a ningún gobernante, aunque le tengamos un inmenso afecto, con Jesucristo". Y ahí la Catedral se vino abajo. El aplauso fue estruendoso, inmenso. La gente se puso de pie. Urosa no pudo seguir. Trataba de hablar, pero los aplausos no lo dejaban. Incluso le cantaban vivas. Había dado en el punto.

Para entender bien la reacción es necesario pasearse por los alrededores de la Catedral. En cada poste de luz del caso histórico del centro de Caracas hay un afiche que dice, sobre una foto de Chávez, 'de tus manos brota lluvia de vida. Te amamos'. A una cuadra del templo se venden fotos de un Chávez convertido en nube que desde el cielo bendice y promete no abandonar al pueblo. No faltan los afiches donde el difunto presidente, crucifijo en mano y Sagrado Corazón de fondo, promete: 'Camarada, no temas ni desmayes que yo estaré contigo cada instante de la vida'. Eso lo vieron -mejor dicho: padecieron  los fieles que estaban en la Catedral, quienes también han tenido que escuchar a Nicolás Maduro decir que la elección del Papa Francisco se debió a la intercesión de Chávez, y que él, el difunto, es 'el Cristo redentor de los pobres de América'.

Todo eso estaba ahí, acumulado. Y explotó cuando desde su cátedra el Primado de Venezuela, con sus 70 años encima, puso las cosas en su sitio. Había en esos aplausos un por fin liberador, un gracias por decir lo que todos esperábamos, por levantar la voz ante tanto abuso. Era conmovedora la escena de una Catedral de pie aplaudiendo a su Obispo por defender a Cristo. Un auténtico signo de comunión.

"Es muy importante que tengamos esto en cuenta y así lo digamos los sacerdotes:
no podemos promover la igualación de Jesucristo con personalidades humanas", indicó a los presbíteros cuando por fin pudo a hablar. Y dirigiéndose a su grei, les recordó las palabras de Jesús al Satanás: "Al Señor tu Dios adorarás y a-Él-só-lo darás culto". En ningún momento mencionó a Chávez ni a Nicolás. No hacía falta: el mensaje era claro. Contundente.

"No caigamos en el error de usar nuestro lenguaje religioso para referirnos a ninguna actividad humana. Las categorías de salvación, redención, profecía; salvador, redentor, profeta, tienen su carácter dentro del ámbito teológico", resaltó. La estocada la clavó finamente, con una frase sencilla pero elocuente, de esas que diciendo poco lo dicen todo, a las que no hay que añadirle más: "Divino, sólo Dios". Amén.

viernes, 3 de abril de 2015

Tú Eres El Enemigo Unico

Por: Bernard Horande 

 Muy inteligente. No se puede negar que Joseph Goebbels era un tipo muy inteligente. Es realmente una pena que haya utilizado toda esa inteligencia y brillantez para el mal. 

El jefe máximo de la propaganda del régimen nazi contaba con todo el apoyo de Hitler. Este sabía cuán importante podía resultar un eficiente aparato propagandístico para el surgimiento, crecimiento y mantenimiento de su dictadura. 

A Goebbels se le atribuyen 11 Principios de la Propaganda. Por ejemplo, dos de ellos son: 

El Principio de “Simplificación y del Enemigo Unico” indica que se debe “adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo”. 

El Principio del “Método de Contagio” sugiere que hay que “reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada”. 

Ambos textos sugieren conceptos comunes. 

En primer lugar, se trata de hacer que las ideas sean lo más sencillas posibles. Luego, que los adversarios – mejor dicho, el “enemigo” -, no importa cuántos sean, puedan ser vistos como uno solo. 

El régimen chavista-madurista adoptó estos principios con entusiasmo. No es por casualidad que el término nazismo sea la contracción de la voz alemana Nationalsozialismus, que significa nacionalsocialismo. Si algo tiene la pesadilla que vivimos desde hace 16 años es un exacerbado nacionalismo (“tenemos Patria…”) mezclado con retrógradas ideas socialistas-comunistas. 

En resumen: algo muy parecido al nazismo. 

El principio de hacer que las ideas sean únicas y con símbolos únicos se adapta bien al caso venezolano. 

Un pueblo con cierto grado de ignorancia política así como de facilismo producto de una renta petrolera no trabajada, suele estar dispuesto a “comprar” cualquier elemental promesa que le brinde buenos beneficios a corto plazo. No importa lo disparatada que ella pueda ser. 

Allí están, por ejemplo, las Misiones. Un nombre sencillo, una idea simple que conecta emocionalmente con lo religioso, y unos beneficios tangibles a corto plazo que “facilito me resuelven la vida”. 

¿Otro ejemplo? El símbolo con los ojos de Chávez. Nada tan simple como una mirada. Nada tan directo como recordarle a la gente que “desde el más allá, los estoy observando, los estoy vigilando….”. 

El otro principio sobre el enemigo común, el de reunir los adversarios en una sola categoría ha sido práctica común de Chávez y Maduro. La “ultraderecha“, los “escuálidos“, los “apátridas“, el “imperio“… 

Y efectivamente: no somos “adversarios“. Somos “enemigos“. 

 Nunca en Venezuela habíamos tenido algo tan parecido al nazismo como el chavismo.