mover

mover

lunes, 28 de febrero de 2011

Anónimo

Creer que un enemigo débil
no puede dañarnos
es creer que una chispa
no puede causar un incendio.
Anónimo

Wilde

El cinismo consiste
en ver las cosas como realmente son,
y no como se quiere que sean.
WILDE, Oscar Fingal O`Flahertie Wills

A mis compañeros de Cátedra y del Hospital Vargas de Caracas


A mis compañeros de Cátedra y del Hospital Vargas de Caracas - Carta abierta - A mis compañeros de Cátedra y del Hospital Vargas de Caracas; a las autoridades y profesores de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela y en particular de la Escuela de Medicina ¨José María Vargas¨; a otros miembros de la comunidad universitaria; a mis alumnos de pregrado y cursantes de postgrados de medicina interna, de oftalmología de los Hospitales Vargas, Rísquez, Domingo Luciani y Militar, al postgrado de neuro-pediatría del Hospital Pérez Carreño y postgrado de neurología de la Universidad de los Andes. El 18 de junio de 2010, conjuntamente con otros destacados médicos venezolanos[1], suscribí un documento intitulado ¨Consideraciones sobre la incorporación de 8.581 estudiantes de la carrera de Médicos Integrales Comunitarios a los hospitales públicos¨, un problema que ya fuera planteado en cartas y comunicados desde julio del 2007 y del que extraigo textualmente algunos párrafos: ¨El documento señaló de forma terminante que el diseño curricular de las carrera de Médicos Integrales Comunitarios resultaba ser prácticamente el pensum de carreras similares que se cursan en Cuba, con un alto contenido ideológico que “pareciera ser un objetivo esencial en su diseño, lo cual está en contra de los principios fundamentales de la educación y especialmente de la educación universitaria, basada en que el alumno pueda ejercer libremente el análisis y la discusión de todas las ideologías, libertad que es atributo fundamental de las universidades….”. Como afirmamos en el Manifiesto de julio de 2007 al cual hemos hecho referencia, “no se les ha brindado la posibilidad que nuestras facultades de medicina ofrecen a sus estudiantes: una carrera con un pensum acreditado, garantía de la obtención de grados y otorgamiento de títulos de indiscutible solvencia académica y profesional”. Por su parte y en relación con los cursantes, el documento finalizaba diciendo, ¨asegurar que la práctica que llevará a cabo este personal esté enmarcada en los estándares internacionales para la educación médica de pregrado, que exige alto compromiso en la formación del médico, en la que deben combinarse, la excelencia en la atención de la salud de la persona, de servicio a la comunidad, de sensibilidad humana y equidad en todos los estratos sociales¨. Pues bien, en la mañana del pasado lunes 24 de enero de 2011, luego de atender, como es mi ancestral costumbre, a mis pacientes de la Unidad de Neuro-Oftalmología del Hospital Vargas de Caracas, me dirigí a las 9:30 A.M a la Sala 3 con la finalidad de participar en el ritual de la revista médica de sala por tantos años acostumbrado; fue grande mi sorpresa cuando se me comunicó que estarían presentes tres cursantes del programa de Medicina Integral Comunitaria que propicia el estado venezolano en connivencia con la misión cubana. Según se me informó, constituía una ¨colaboración¨ pedida por el Director del Hospital para recibir a seis pasantes divididos en 2 grupos, uno para la Sala 3 y otro para la Sala 2. Me presentaron a tres mujeres superando la treintena y en gesto de elemental cortesía les ofrecí mi mano. De acuerdo a lo comunicado, serían ¨invitados de palo¨, es decir, que ¨no molestarían, no hablarían, sólo escucharían y sólo tomarían notas¨, como en efecto ocurrió... Antes de proseguir, debo significar que he permanecido en el Hospital Vargas de Caracas desde 1957, cuando iniciara mi paso por las clínicas en tercer año de medicina; allí recibí información, pero más que todo, formación médica, ética y humanitaria. Me gradué el 5 de septiembre de 1961 y desde entonces mi vida ha permanecido atada al Hospital Vargas de Caracas -53 años; ¡más de medio siglo!-. Solamente durante mi Internado y Residencia en Medicina Interna, recibí mis emolumentos a través del Hospital (Bs. 1.500,oo de entonces). Luego, ingresé al escalafón universitario ascendiendo progresivamente hasta profesor titular; todos mis trabajos de ascenso fueron laureados y se recomendó su publicación. Desde entonces y hasta el presente, he permanecido como Profesor Titular universitario activo de Clínica Médica, a medio tiempo de contratación, en la Cátedra de Clínica y Terapéutica B de la Escuela José María Vargas de la Facultad de Medicina de la UCV, a la cual ingresé oficialmente el 1º de febrero de 1965 manteniéndome en mi puesto hasta el día de hoy, es decir, exactamente 46 años y una semana de intensa actividad asistencial y académica; ininterrumpida con excepción del período comprendido entre julio de 1978 y julio de 1980 cuando permanecí en el Centro Médico de la Universidad de California, San Francisco donde realicé un entrenamiento en neuro-oftalmología, superespecialidad hasta entonces desconocida en mi país. Debo manifestar que nunca tomé un tiempo completo por temor a no poder cumplirlo, aunque mi lapso de trabajo se extendió habitualmente entre las 7.00 A.M. y las 11.30 A.M. Es por ello que mi sueldo actual, me avergüenza decirlo, es de tan sólo Bs.F. 1.331,oo que con las deducciones, termina siendo de Bs.F. 829,36. Se pensará que sólo un imbécil trabajaría por un sueldo tal, pero a decir verdad, nunca laboré por un sueldo sino por amor a mis pacientes –los más desposeídos-, a la memoria de mis profesores, al Hospital al que tanto quiero y debo, a la docencia universitaria a la que he dedicado tiempo, desvelos y puntillosa escrupulosidad, y a mis centenares de alumnos de pre y postgrado, solazándome henchido de orgullo al verlos de mis manos aprender y ser mejores ciudadanos y triunfar en nuestro medio y allende los mares. En mis charlas dictadas y en artículos médicos publicados en el país o en el extranjero, siempre y con orgullo me he identificado como ¨Médico del Hospital Vargas de Caracas¨, nunca mencionando la institución médica privada a la cual pertenezco. En algún momento y en forma anónima mi supuesta auto designación de ¨Médico del Hospital Vargas¨ con que suscribí muchos artículos de prensa en su defensa, me valió críticas por ¨identificarme como tal sin serlo¨. He compartido mis actividades de Cátedra con la dirección de la Unidad de Neuro-oftalmología, fundada por mí, única en el país y dependiente económicamente de mi persona y de los Cursos de Fondo del Ojo en la Enfermedad Sistémica que anualmente dicto por más de 40 años; nunca he pedido ni recibido ayuda de mi Escuela ni de la Dirección del Hospital, tampoco se me ha ofrecido. Nunca cobramos un céntimo a nuestros pacientes, considerando nuestro trabajo como una ofrenda y como una obligación. La Unidad fue designada con mi nombre el 18 de julio de 2003 a pedido de mis propios compañeros de Cátedra y aprobado por el Consejo de la Escuela de Medicina ¨José María Vargas¨ en su sesión # 783 de fecha 15 de mayo de 2003, fundada a mi regreso del Norte en julio de 1980 con material e instrumentos adquiridos de mi propio peculio y a la cual asisto entre las 7.30 A.M. y las 9.30 A.M. viendo una docena de enfermos diarios, intentando solucionar o aliviar sus problemas y de paso, enseñando a los médicos internistas y oftalmólogos que me acompañan lo que considero el arte de la medicina al través de ser un hombre que trata de estar enterado en su oficio, cabal, respetuoso y bondadoso para con mis pacientes y para con mis alumnos. Tan sólo eso ha sido mi vida hospitalaria… Volviendo al tema que me ocupará en adelante, tal vez por algún descuido involuntario, no fui informado que estos cursantes asistirían a las revistas de sala, ni que supiera, se hubiera convocado a todos los miembros de la Escuela, del Departamento Médico, de la Cátedra y del Servicio para discutirlo, decidirlo y aceptarlo o improbarlo. Era pues ese lunes, el día en que se consumaba de un hecho cumplido. En razón de ello debo hacer algunas precisiones. El 8 de julio de 2006 escribí en la sección de Opinión del Diario El Universal de Caracas, 2:9, el siguiente artículo: ¨Oferta fraudulenta… Rafael Muci-Mendoza" La medicina es profesión de elevada actividad intelectual; nuestro padre Hipócrates, 2500 años atrás trocó el empirismo en medicina que se explicaba el mundo en términos de razón, surgiendo así la medicina científico-natural, disciplina en constante evolución y perfeccionamiento. La medicina constituye parte neural de la cultura de una época y de un país. La situación no deja de ser al menos triste… Mil quinientos jóvenes bolivianos, adolescentes ilusionados e incautos, masa proclive al engaño, enlabiada y traída a ‘estudiar medicina’ mediante un plan manipulado y contrahecho: 2500 años de progreso continuado reducidos a un año de estudios limítrofes y 5 de práctica, tiempo apenas suficiente para producir un rutinero. Retrocedemos en medio del empirismo revolucionario. Un sistema engañanecios en el que nunca podrán competir con sus pares académicamente formados del primer mundo porque estarán privados de la universalidad del conocimiento, entrampados en estudios superficiales planificados en función política y no científica, resentidos dentro de su propia marginalidad, mesas de tres patas... Todos los médicos cometemos errores porque la medicina es la ciencia más inexacta de cuantas existen, por tanto insistimos en formarnos bien y brindar adecuada formación a nuestros alumnos suministrándoles las herramientas necesarias para comprender al humano enfermo en todas sus artistas, desde anatomía hasta humanismo y humanitarismo. Les enseñamos a desconfiar de propias destrezas, a temer a la falsa seguridad de una formación deficiente o fronteriza, no les queremos médicos del montón, les queremos ágiles en el pensar, claros en el diagnosticar, solidarios con el necesitado y ponderados en la indicación terapéutica. ¿Desearían los gestores de este bodrio tener para sus hijos enfermos, empíricos del diagnóstico y la terapéutica…? rafaelmuci@gmail.com¨. A lo largo de doce años del llamado gobierno revolucionario, los médicos venezolanos hemos sido segregados, insultados, desmerecidos, se nos ha endilgado toda clase de penosos adjetivos, se ha favorecido y forzado una diáspora de más de seis mil médicos jóvenes, nuestros mejores cerebros, nuestra generación de relevo, para implantar dizque una nueva forma de aprender y hacer medicina con ¨médicos¨ que por su formación, tristemente nunca lo serán. Una verdadera falsificación de los estudios médicos, una verdadera estafa. A este respecto, he tenido una posición crítica y clara, y siendo así, sería una incongruencia con mi conciencia, con mis principios y con mis ideas, cohonestar con mi presencia en la que ha sido mi Facultad, mi Escuela y mi Hospital una manera aberrante de enseñar medicina. ¿Conocemos a fondo el pensum de los estudios de estos cursantes? Fuera del tinte ideológico de sus estudios y el empleo de una computadora, ¿Tenemos alguna idea acerca de qué les han enseñado sobre medicina y cuáles son sus destrezas y sus aptitudes? ¿Han conversado estos jóvenes alguna vez con algún humano enfermo y aprendido las bases de la medicina clínica: el diálogo diagnóstico-terapéutico, la nosología y la semiología y el arte de tratar al enfermo que no a la enfermedad? ¿Por qué estos pasantes, que no estudiantes formales, no son enseñados en alguno de los 500 Centros de Diagnóstico Integral, instituciones hacedoras de exámenes complementarios sin rumbo en ausencia de una historia clínica –herramienta principalísima desconocida por sus ductores-, conducidos por ensalzados médicos cubanos? Yo no sé que saben, ignoro sus planes de estudio, no me siento culpable del producto final que estamos presenciando, no soy responsable de que se les haya engañado, y no pueden pedirme ahora, que participe yo mismo del engaño, de la farsa, dejándolos permanecer de pie frente a mí, como ¨invitados de palo¨ -designación que además considero peyorativa e inhumana-, tomando insulsas notas para continuar el sainete que han montado entre los cubanos, el mandón y médicos traidores a su esencia venezolana. ¿Dónde quedan el esfuerzo y los desvelos de nuestros verdaderos estudiantes para aprobar sus materias? ¿Vamos a juzgar a estos otros de manera diferente? Aunque siento dolor y pena por los engañados, no me prestaré a esta engañifa, pues no deja de parecerme una traición hacia nuestra condición de docentes universitarios, de ucevistas, de ciudadanos de un país al que consideraba soberano. No quiero ser un títere del autócrata ni de las autoridades universitarias que nos impusieron aceptarlos a través de la Dirección del Hospital y ahora hasta nos piden que los evaluemos, no quiero ser un colaboracionista en esta imposición enmascarada de ¨colaboración¨ después que nuestros mejores hospitales docentes han sido destruidos intencionalmente y con saña, nuestros médicos minados en su mística, nuestros postgrados desmejorados y desmembrados, todo para hacer prevalecer los dictados de un programa paralelo conducido por la Misión Cubana, para conculcar la soberanía de la enseñanza médica instituida desde José María Vargas por invasores extranjeros que han clavado su pendón en estas tierras generosas sin encontrar oposición alguna, pues ni un tiro han echado durante la invasión, que venden a nuestros jóvenes una dolosa quimera. Sé que me tildarán de egoísta, de escuálido, y quién sabe cuáles otros epítetos me pondrán a cuestas, pero no ha sido ni será por mí que este caballo de Troya portador del empirismo más redomado haya entrado como ya ha entrado en mi universidad, en mi hospital, en nuestras vidas. Mientras asfixian nuestra Universidad negándole recursos, colaboramos con nuestros enemigos. Y véase, les llamo ¨enemigos¨ tal y como sienten los médicos cubanos a los médicos venezolanos. Ilusos e invidentes funcionales no hemos comprendido la saña de nuestros invasores, de nuestros enemigos. He tenido una posición clara y crítica con este régimen involutivo, ahora dictatorial; sería una incongruencia con mis principios transformarme ahora en un colaboracionista, en un tonto útil, que seré borrado como mis compañeros en cuanto ya no les sirva más a sus propósitos. Con todo respeto y consideración, elevo ante las autoridades de mi Universidad, de mi Facultad, de mi Escuela y a los integrantes de mi Cátedra y Servicio, a mis queridos compañeros de tantos años, mi enconada protesta por la conducta de aquellos que han dado muestras de flaqueza y timidez, que quiere ser también un llamado a meditar las consecuencias de este acto de cobarde entrega. Debo irme… Me separaré temporalmente de mi cargo universitario, he pedido un permiso no remunerado mientras arreglo asuntos concernientes a mi Unidad, a mis pacientes y a mis alumnos a los cuales no abandonaré. Hoy introduje los documentos para mi jubilación ante el Decano de la Facultad de Medicina. Hasta ahora nadie ha querido como herencia una Unidad donde sólo hay obligación, trabajo y responsabilidad sin mediar ningún estipendio, por tanto, aunque jubilado, seguiré trabajando desligado del Hospital aunque no de mi Universidad. Permítaseme esta, mi forma de protesta… Con toda honestidad sé que con esta, mi decisión irrevocable, perderé mi querencia de medio siglo, mis compañeros de tantos años, mis pacientes, mis alumnos, sustancia con la que está hecha mi vida… Pero ha llegado el momento de decir basta a la imposición velada de quienes parecen no darse cuenta que están siendo también llevados a destruir nuestro hospital, nuestra escuela, nuestra facultad y nuestra universidad haciéndola más venal y tolerante con sus enemigos. Con Umberto Eco debo decir, ¨Este es el motivo por el que a veces hay que decir que no aunque, con pesimismo, se sepa que no servirá para nada¨. Y con José Martí, con la frente en alto y la voz clara, debo también decir que, ¨Prefiero morir de pie, que vivir de rodillas…¨

Caracas, jueves 17 de febrero de 2011
Dr. Rafael Muci-Mendoza
Profesor Titular de Clínica Médica
Escuela de Medicina José María Vargas
Facultad de Medicina, Universidad Central de Venezuela
Cédula de identidad # 1.345.517
http://hospitalvargas.blogspot.com/

Historia del Hospital Vargas 1951-1991


viernes, 25 de febrero de 2011

jueves, 24 de febrero de 2011

Disraeli

Todo llega
si uno simplemente espera.
DISRAELI, Benjamin

¿Existió una revolución victoriosa en Egipto?


Por: Eduardo Almeida Neto - Para la revista brasileña Veja, lo que sucedió fue un golpe militar. Aquí existe un claro deseo de los representantes del capital financiero de hacer desaparecer el papel de las masas egipcias. Pero existe otro cuestionamiento más importante, viniendo de sectores de la izquierda. ¿Cómo es posible que haya existido una revolución, si sigue habiendo capitalismo? Esa discusión lleva a un debate teórico, hecho por Trotsky en el prólogo de su libro “Historia de la Revolución Rusa”. El rasgo característico más indiscutible de las revoluciones es la intervención directa de las masas en los acontecimientos históricos. En tiempos normales, el Estado, sea monárquico o democrático, está por encima de la nación; la historia corre a cargo de los especialistas de este oficio (…). Pero en los momentos decisivos, cuando el orden establecido se hace insoportable para las masas, éstas rompen las barreras que las separan de la palestra política, derriban a sus representantes tradicionales y, con su intervención, crean un punto de partida para el nuevo régimen (...). La historia de las revoluciones es para nosotros, por encima de todo, la historia de la irrupción violenta de las masas en el gobierno de sus propios destinos”. ¿Quién puede tener dudas de que en Egipto las masas “irrumpieran violentamente” para “intervenir en los acontecimientos históricos”? La vanguardia fue, sin duda, la juventud, a la que se fueron sumando diferentes camadas populares para formar una movilización masiva que puso en jaque al régimen y obligó a Mubarak a renunciar. Ya Nahuel Moreno explicaba por qué el derrumbe de las dictaduras militares en Argentina, en Bolivia y en Perú habían sido revoluciones: “Hay quienes sostienen que sólo hay una revolución cuando el movimiento de masas destruye a las Fuerzas Armadas del Estado o de un régimen, como ocurrió en Nicaragua. Otros definen que hay revolución cuando cambia el carácter del Estado, es decir, cuando el poder pasa a manos de otra clase, como sucedió en Rusia en Octubre de 1917. Finalmente, están quienes aseguran que la revolución se produce cuando se expropia a la clase dominante, como ocurrió, por ejemplo, en Cuba, más de un año después del triunfo castrista”. Reforma y revolución son fenómenos que se dan en todo lo existente, al menos en todo lo vivo. Reforma, como su nombre lo indica, es mejorar, adaptar algo, para que siga existiendo. Revolución, en cambio, es el fin de lo viejo y el surgimiento de algo completamente nuevo, distinto. Si tomamos como ejemplo el desarrollo de la aeronáutica, podemos ver que ha pasado por 3 revoluciones: la primera, cuando el hombre comienza a volar, con artefactos más livianos que el aire, como los globos; la segunda se da cuando inventa aparatos más pesados que el aire; los aviones con motor a explosión; la tercera revolución son los motores de retropropulsión (...). ¿Por qué llamamos “revoluciones” a estos tres grandes avances? Porque cada uno de ellos es, substancialmente, distinto al anterior, y lo liquida. Los aviones con motor a explosión liquidan a los globos. Los aviones a chorro liquidan a los aviones a explosión (...). Pero, entre cada una de estas revoluciones, se dan progresos, mejoras, es decir, reforma (…). Como toda definición marxista o científica, revolución y reforma son relativas al segmento de la realidad que estamos estudiando (...). Para poder usarlas correctamente, no debemos olvidar nunca su carácter relativo. Revolución ¿con relación a qué? Reforma, ¿con relación a qué? Si nos referimos a la estructura de la sociedad, a las clases sociales, la única revolución posible es la expropiación de la vieja clase dominante por la clase revolucionaria (...). Si nos referimos al Estado, la única revolución posible es que una clase destruya al Estado de la otra; la expulse del mismo y lo tome en sus manos, construyendo un Estado distinto (...). Pero nosotros sostenemos que esa misma ley se aplica con relación a los regímenes políticos”. Moreno sigue explicando que existen cambios revolucionarios y reformistas en los regímenes. Las revoluciones se dan cuando se dan dos condiciones. La primera es el surgimiento de crisis revolucionarias, o sea, cuando las instituciones del régimen quedan completamente paralizadas. Cuando el proceso es de reformas no existe eso, por lo tanto, se dan cambios graduales, planeados. La segunda condición es que el régimen anterior desaparece, y lo que aparece posteriormente es “absolutamente distinto”. ¿Qué sucedió en Egipto? En Egipto, durante 18 días, las masas ocuparon la Plaza Tahrir, transformándola no sólo en el centro de las luchas contra Mubarak, sino también en un poder alternativo al del gobierno. Allí se centralizaba la lucha, se enviaban manifestantes a otros lugares, se organizaba la defensa contra la policía, se cuidaba a los heridos. Un inicio de doble poder. El gobierno no controlaba más al país. Los toques de queda fueron ignorados. Para tratar de reprimir las protestas, recorrió a policías disfrazados que no impidieron la continuidad de las manifestaciones. Para quebrar la rebelión sería necesario un baño de sangre, como el ocurrido en China en 1989. Y sería necesario tener un ejército unificado bajo las órdenes de Mubarak. Eso no existía. Las Fuerzas Armadas estaban paralizadas por la crisis. Por último, el gobierno tentó un acuerdo con la oposición burguesa, una transición (una reforma) manteniendo a Mubarak hasta setiembre. Las movilizaciones se intensificaron, repudiando la propuesta. Huelgas explotaron, ampliando la fuerza de los manifestantes. Existió una crisis revolucionaria en Egipto, que posibilitó la caída del dictador. El régimen actual es completamente distinto al de la dictadura de Mubarak. No se trata de la forma, que mantiene cierta continuidad. La institución principal continua siendo el ejército, el gobierno de transición incluye figuras del gobierno anterior. Pero el contenido es completamente distinto de la dictadura que asesinó e impidió por treinta años cualquier oposición. La diferencia es que hubo un brusco cambio en la relación de fuerzas, donde las masas se han sentido victoriosas y queriendo seguir con sus reivindicaciones. El régimen actual, en crisis, busca recomponer sus fuerzas para una transición más o menos ordenada. Pero no tiene la fuerza de la dictadura de Mubarak. Tendrá que negociar con la oposición una salida política. Así, las dos características definidas por Moreno existieron en Egipto. Por eso, sucede una revolución democrática, que derribó al régimen dictatorial. Ahora falta... todo. Esa definición de una revolución democrática victoriosa sirve para ubicar el momento actual de Egipto, según la teoría de la revolución permanente. Fue cumplida apenas una tarea democrática, pero aún falta todo el resto. En la concepción de la revolución permanente, el proceso puede comenzar por tareas democráticas (como en Egipto), pero debe ser parte de una revolución socialista para derrumbar al Estado, liberar al país del imperialismo y expropiar la propiedad capitalista. En el caso de Egipto, la revolución victoriosa, ahora, tendrá que enfrentarse en el terreno democrático con la conquista de elecciones para una asamblea constituyente y la necesaria destrucción del aparato represivo, que sigue existiendo, a pesar de la crisis. Tendrá que enfrentarse con la dominación del imperialismo y de Israel, con la ruptura de los pactos que someten al país. Precisará responder a las necesidades mínimas de los trabajadores, con sus reivindicaciones salariales, y encaminarse a la expropiación de la burguesía. En el terreno internacional, tendrá que llevar la revolución democrática a los otros países de la región. O sea, la definición de lo que ocurrió en Egipto como una revolución democrática, no significa que terminó un proceso victorioso. Se abre una nueva realidad en el proceso de la revolución socialista, mucho más difícil en el enfrentamiento con la contrarrevolución. La definición de la victoria de la revolución democrática sirve también para definir el programa. Antes, nuestro programa de transición giraba alrededor de la consigna “fuera Mubarak” (o abajo la dictadura). Ahora, tiene que indicar las nuevas tareas democráticas, antiimperialistas y de transición, que surgen con más fuerza. Esas luchas cuestionan al capitalismo y al imperialismo, y sólo la clase obrera podrá darle perspectiva. Por eso, tendrá que colocar una nueva perspectiva en el centro, un gobierno obrero capaz de imponer esas reivindicaciones, apoyado en la movilización de las masas.
Tomado de: http://agenciadenoticasjohnreed.blogspot.com

miércoles, 23 de febrero de 2011

Dieta Okinawa


Por: A. Sousa - Okinawa es una pequeña isla del archipiélago japonés, reputada por la longevidad de sus habitantes. La esperanza de vida es de 82 años, tanto en los hombres como en las mujeres y el número de centenarios es de 54 por cada 100000 habitantes, lo que significa que el 15 por ciento de todos los centenarios del mundo ¡viven es esta isla! Pero lo más importante es que envejecen en plena forma. Puntos clave de la dieta Okinawa - ¿Cuál es el secreto de esta longevidad? Según Jean-Paul Curtay, autor de un libro sobre Okinawa, podemos distinguir varios factores que podrían explicar esta salud excepcional: La cantidad: no es necesario comer hasta llenarse. La gente de Okinawa deja de comer cuando se ha saciado en un 80 por ciento. La idea es no sentirse pesado al levantarse de la mesa. Las verduras: éstas representan el 70 por ciento de la alimentación. El resto la compone el pescado. Además, se consume soja en todas las comidas, cinco tipos de verduras por día, arroz, té y especias. En cambio, las frutas son un producto de lujo y apenas se consumen. Más pescado que carne: además de aprovechar las virtudes del pescado, esta dieta busca limitar los aportes elevados de hierro, que aumentan el riesgo de oxidación. Movimiento: los habitantes de Okinawa caminan mucho y trabajan hasta que son muy mayores. Hacen Tai Chi Chuan, juegan al croquet… ¡Aquí se inventó el karate! Serenidad: la población de la isla se toma el tiempo para descansar, y una vez a la semana van a la playa sólo para agradecerle a la vida el seguir viviendo. Para Curtay es importante “saber parar” porque nuestra sociedad nos sobreestimula. Pero ¿cómo hacer una pausa? “Antes de comer podemos parar y respirar profundamente para sentir nuestro cuerpo. Así abordaremos el almuerzo o la cena sin estrés y evitaremos llenarnos”, propone el experto. La vida comunitaria: los habitantes de Okinawa están rodeados de gente. No sólo se implican en la vida del pueblo sino que pertenecen a clubes de barrio donde todos muestran su solidaridad. Precauciones - Como todas las dietas, la de Okinawa no es perfecta y debe adaptarse a cada uno, puesto que no hay régimen que sea conveniente para todo el mundo. Así, el hecho de reducir las carnes rojas, aunque suele ser beneficioso para la mayoría de las personas, puede producir carencias en las mujeres embarazadas o en aquellas cuyas reglas son muy abundantes. Hay que recordar igualmente que el régimen de Okinawa no contiene productos lácteos y para evitar las carencias deberían consumirse productos enriquecidos con calcio. En cualquier caso, no te pases a la dieta Okinawa de la noche a la mañana; es mejor que introduzcas los cambios poco a poco.
Tomado de http://es.tendencias.yahoo.com - © Thinkstock

Confucio

Te diré lo que es
el verdadero conocimiento:
cuando sabes,
saber que sabes;
cuando no sabes,
saber que no sabes.
CONFUCIO

Hawking

Dios no solo juega a los dados.
A veces también echa los dados
donde no pueden ser vistos.
HAWKING, Stephen William

martes, 22 de febrero de 2011

Fetua


Fatwa, Fatua o, como se la ha llamado tradicionalmente en español, Fetua (en árabe: فتوى fatwā, en plural فتاوى fatāwā), es un pronunciamiento legal en el Islam, emitido por un especialista en ley religiosa sobre una cuestión específica. Normalmente una fatua es emitida ante la petición de que un individuo o juez establezca una cuestión donde el fiqh, la jurisprudencia islámica, no está clara. Un erudito capaz de emitir una fatua se conoce como mufti.

Ya que no existe un sacerdocio islámico centralizado, no hay un método unánimemente aceptado para determinar quién puede emitir una fatua y quién no, lo que ha llevado a algunos eruditos islámicos a quejarse de que demasiada gente se siente calificada para emitir fatuas.

Tanto en la teoría como en la práctica, diferentes clérigos islámicos pueden emitir fatuas contradictorias. Lo que ocurre entonces depende de si uno vive en una nación en la que la ley islámica (sharia) es la base del derecho civil, o si vive en una nación en la que la ley islámica no tiene estatus legal. Hay que notar que muchas naciones en las que los musulmanes son la mayoría de la población no reconocen la ley islámica como base de la ley civil.

En las naciones cuyo sistema jurídico se basa en la ley islámica, las fatuas de los líderes religiosos son debatidas antes de ser emitidas y se deciden por consenso. En tales casos, rara vez son contradictorias, y tienen el valor de ley ejecutable. Si dos fatuas son contradictorias, los órganos de gobierno (que combinan la ley civil y religiosa) llegan a una interpretación acordada que es considerada como ley.

En las naciones que no reconocen la ley islámica, los religiosos musulmanes se enfrentan a menudo con dos fatuas opuestas. En ese caso, deben seguir la fatua del líder de su propia tradición religiosa; es decir, los musulmanes suníes, por ejemplo, no seguirían la fatua de un clérigo chií.

Carta Abierta a Maduro


Domingo, 20 de Febrero de 2011
Ciudadano
Nicolas Maduro -Canciller Rep. Bolivariana de Venezuela.-

El día viernes 18 de febrero del presente año, en horas de mediodía tuve conocimiento que su persona en compañía del Ministro del Interior y Justicia dieron una rueda de prensa para dar a conocer las peticiones de un grupo de ciudadanos que se encuentran en huelga de hambre en diferentes sitios del territorio nacional solicitando entre otros pedimentos la libertad para los 27 prisioneros políticos privados ilegítimamente de su libertad en Venezuela, de lo cual estaré agradecido el resto de mi vida debido al sacrificio ejercido por estos ciudadanos a quienes no conozco pero que ponen su vida en peligro por el bien de un país, algo similar a mi actuación durante 20 años cuando me desempeñe como funcionario del Cuerpo Técnico de Policía Judicial (hoy CICPC.

Señor Maduro, en sus declaraciones a los medios de comunicación, las cuales no vi ya que es suficiente la pena injusta a la cual me encuentro sometido para ponerme a perder la poca libertad que me queda escuchándolo mentir por televisión, manifestó que LOS GUEVARA eramos unos “terroristas y asesinos que siempre fueron policías y nunca fueron políticos”.

Ciertamente Señor Maduro yo siempre fui policía ya que ingrese a los veinte años de edad a mi institución donde trabajé hasta que fui jubilado de Oficio por un Director cobarde que no supo enfrentar al Ministro del Interior para la época y explicarle que mi persona no tenia nada que ver con el caso de Vladimiro Montesinos, que de paso le informo para el momento que tuve conocimiento de la vinculación de mi primo en dicho evento me dirigí a mi superior inmediato y puse mi cargo a la orden como Director Nacional de la División Contra Homicidios del CTPJ para no entorpecer las investigaciones la cual ratifique al director de la época y ambos manifestaron que no me preocupara ya que sus investigaciones mas el testimonio del propio Montesinos demostraron mi inocencia en dicho caso pero igual fui posteriormente separado del cargo y jubilado cuando me correspondía ascender a Comisario Jefe con apenas 20 años de servicio.

Se refiere al termino POLICIA como algo despectivo y casualmente laboré en la misma institución donde su señora esposa Cilia Flores trabajó como sumariadora en la Comisaria de La Vega y su cuñado Vladimir, a quien respeto y aprecio como compañero, lo conocí en la División Contra Homicidios.

En la misma institución donde laboró la Magistrada Miriam Morandi y el juez Luis Ramón Cabrera quien me sentenció a 28 años por un delito que no cometí. Pidale a ellos que le den referencia de Rolando Guevara, al ex Gobernador del Zulia Arias Cardenas que le diga como fue mi desempeño como jefe del CTPJ de Maracaibo, al Director actual del CICPC pídale referencia sobre mi.

Si soy terrorista pero con el hampa y si quiere averigue mi actuación cuando trabaje en la Dirección Nacional Contra Drogas donde con un grupo de apenas 25 hombres y dos patrullas incautamos trece toneladas de drogas en un año. Tenemos el record de mayor cantidad de droga incautada en un procedimiento (4.175 Kg) operación la cual comandé junto a un grupo de hombres de elite y que actualmente ocupan cargos relevantes en el CICPC.

Soy poseedor de tres cangrejos, Cruz de la Policía Metropolitana y Policía del Estado Zulia, así como la del CTPJ, tengo el respeto de mis superiores al igual que de mis subalternos por que ciertamente soy un POLICIA y no denigro de mi institución ni de ninguna otra que para cumplir con su deber ponga en riesgo su vida.

Señor Maduro, terrorista son los que para complacer hombres son capaces de cometer delitos privando ilegitimamente de su libertad a personas que son queridas y respetadas dentro de sus instituciones con el fin de causar temor al resto de la colectividad. Terrorista es quien utilizando dinero del estado contrata personas con dificultades económicas para encubrir la comisión de un hecho punible y sentenciar a unos inocentes. Terrorista es quien luego de conocer la verdad sobre las declaraciones falsas de TESTIGOS ESTRELLAS no son capaces de actuar inmediatamente y otorgar la libertad de los inocentes.

Señor Maduro, que conocimiento tiene usted realmente sobre la investigación del caso de la muerte del Doctor Anderson? ¿Sabe usted que las únicas pruebas que presento el Ministerio Público en contra de Los Guevara fueron dos declaraciones tomadas sin conocimiento de las partes como manda la ley, donde entre otras cosas obligaron a una secretaria de tribunal a que las firmara sin haber presenciado tal acto ya que estaba en una fiesta de cumpleaños? ¿Sabe usted que las personas que rindieron estas declaraciones fraudulentas posteriormente desmintieron tal evento ante los medios de comunicación lo cual fue corroborado por un fiscal del Misterio Público y hasta el presente luego de tres años los operadores de justicia mantienen dichas denuncias archivadas en espera de que prescriban los delitos y no sancionar a los culpables de nuestra privación ilegítima de libertad la cual seria tipificada en los tribunales internacionales como delito de lesa humanidad ya que los responsables son empleados del estado?

Señor Maduro, fui secuestrado y torturado por tres días por funcionarios policiales y luego abandonado en una zona rural del interior del país y RESCATADO por la guardia nacional pero trasladado a un calabozo de la DISIP por orden de nadie ya que no aparece el responsable de mi detención, pero un juez homicida SUBSANÓ lo hecho por la guardia nacional y convirtió mi rescate en detención.

Señor Maduro le pido por favor antes de emitir una opinión pública se documente y no hable a la ligera ya que yo al igual que usted tengo una esposa y unos hijos a quienes les debo respeto y su comentario puede ser mal interpretado en el circulo donde ellos se desenvuelven al igual que la colectividad que obedece sus lineamientos pueda creer que lo que usted dice es verdad.

Tomado de: http://www.fundepro.com.ve

Mentiras y depravación


Por: Ernesto García Mac Gregor - garciamacgregor@gmail.com - Estos chavista mienten con la misma facilidad con que respiran y lo hacen descaradamente y sin que les quede nada por dentro. Es así como expresan: “los máximos responsables de PDVAL están hoy enjuiciados por las autoridades competentes, lo cual demuestra la lucha del Gobierno contra la corrupción interna". ¿Habráse visto semejante depravación? Ni hablar de estas joyas: “se fabricarán 913 soluciones habitacionales diarias”. “La escasez de vivienda, es por falta de planificación de la IV.” O sea, que en estos 12 años no se ha construido nada. Y ahora con la falta de cabillas y cemento se construirá menos. Oigan estas aseveraciones rayanas con la insensatez: “Venezuela ha iniciado una serie de estudios en la Antártica a fin de buscar soluciones a los efectos que deja el cambio climático mundial”. ¡Por favor! “Estamos viendo el fin del capitalismo”. “EEUU está agónico”. “El socialismo es el único sistema que funciona”. “Del lado de la revolución está la moral y la ética”. “La pobreza se ha reducido a la mitad”. “Se duplicará la producción de alimentos” ¿Qué clase de estupideces son estas? Y peor aún ¿qué clase de estúpidos se las calan? La presidente del Tribunal Supremo de Justicia, reconoció que las leyes promulgadas desde 1999 "responden a un fin ideológico claramente establecido". Y el magistrado de la Sala Electoral, Fernando Vegas, proclamó que el Poder Judicial está en el deber de desarrollar "una acción deliberada y planificada para conducir un socialismo bolivariano”. Ya en 2006, durante la apertura del año judicial, se oyó a los magistrados del T S en coro gritar aquel depravado "¡Uh, Ah, Chávez no se va!". A un año de la emergencia eléctrica y en medio de las continuas fallas que se siguen sucediendo en todo el país, los ministros declararon: “ya todo está normalizado” y ese mismo día, Maiquetía desvió los vuelos por un apagón. Que oiga quien tiene oídos…
Diario La Verdad. Maracaibo 22-02-11

Ruskin

Las grandes naciones
escriben sus autobiografías
en tres manuscritos:
El libro de los hechos,
el libro de las palabras
y el libro del arte.
RUSKIN, John

lunes, 21 de febrero de 2011

Venezolano...

Si no quieres repetir el pasado,
¡estúdialo!
Baruch Benedict Spinoza

Así traicionaron a CAP


Por: Gen. Carlos Peñaloza - Siendo Comandante del Ejército en 1989 detuve a Chávez y a los conjurados para ejecutar en esos días el golpe que finalmente dieron en 1992. Este artículo relata la forma como los intrigantes de palacio desinformaron al Presidente Pérez y dejaron el camino abierto al proceso político que llevó a Chávez al poder. Este es mi homenaje póstumo al presidente quien aun después de semanas de haber muerto no logra descansar en paz. A varias semanas de la muerte del ex presidente Carlos Andrés Pérez y mortificado por la incertidumbre sobre el lugar donde serán sepultados los restos de ese venezolano ilustre, me veo en la necesidad de precisar hechos históricos desconocidos para casi todos nuestros compatriotas, e importantes para comprender la situación que vive el país y quizás para que conociendo nuestros errores no volvamos a cometerlos. En julio de 1989 yo era uno de los generales candidatos a ser Comandante General del Ejército. En ese momento ocupaba el cargo de Jefe del Estado Mayor de la fuerza. Nadie tenía idea de quién sería designado. Esos nombramientos son discrecionales del Presidente y yo a él ni siquiera lo conocía personalmente. Sólo me alentaba saber que ocupaba el primer lugar en mi promoción. Como todos, estaba pendiente de las noticias de Miraflores. La noche del domingo 30 de junio fui al cine con mi esposa. A los 30 minutos de proyección vibró mi celular. Oí la inconfundible voz de "El Gocho" notificándome que había decidido nombrarme Comandante General del Ejército. La película desapareció de mi vista. Me alegré inicialmente, pero de inmediato volví a la realidad. "El Caracazo" había ocurrido cuatro meses antes y las heridas estaban abiertas. Sabía que en el Ejército había una conspiración en marcha, comandada por el mayor Hugo Chávez Frías: yo la había denunciado en informes a la superioridad, los cuales fueron extrañamente desestimados. Había dificultades en algunas de las licitaciones para asignar contratos del plan de adquisiciones surgido a raíz de la entrada de la corbeta colombiana Caldas a nuestras aguas territoriales. Mi anhelado nuevo cargo no iba a ser un paseo de salud. CAP me había montado sobre un barril de pólvora, pero aun así se lo agradecí. A los pocos meses del nombramiento se detectó que la empresa Margold, proveedora de la fuerza, había ofertado la venta de tres batallones de vehículos blindados ligeros a ser fabricados en Brasil. Al enviarse una comisión a inspeccionar la fábrica ofertante se supo que la empresa estaba cerrada. La señora Gardenia Martínez, representante de la compañía, manifestó que no había problemas porque los vehículos iban a ser fabricados en Singapur. Al pedírsele la documentación se determinó que estos vehículos eran distintos a los ofrecidos. Acto seguido solicité ante el Presidente de la República la rescisión de ese contrato y así se hizo. Por esos días empezaron a salir en la prensa nacional algunos comentarios poco favorables sobre esa decisión. Estaba claro que había herido intereses importantes, pero el Presidente no se había opuesto. Cuando llegué al comando del Ejército una de mis prioridades era investigar la conspiración que había detectado antes, siendo Director de la Academia Militar. En aquella oportunidad algunas autoridades echaron tierra al asunto e incluso el principal señalado, el capitán Hugo Chávez Frías, fue ascendido al grado de mayor y enviado a un comando aislado en la frontera con Colombia. Esos hechos me intrigaron. En el Ejército estaba pasando algo raro y como Jefe de Estado Mayor yo no había tenido suficiente autoridad para llegar al fondo del asunto. Pero ahora yo era el Comandante General. La DIM es el órgano responsable para conducir ese tipo de investigaciones de carácter político-militar. Mis anteriores solicitudes de información se habían estrellado contra el argumento de que no había suficientes pruebas para sustentar una denuncia, aunque me informaban que la DIM estaba investigando. Ahora, estando al timón del Ejército, tenía medios para averiguar a fondo. Al poco tiempo recibí reportes sospechosos de la Dirección de Inteligencia del Ejército. Era obvio que alguien o algunos estaban manipulando la información. Pedí a la Dirección el expediente de Chávez. Los informes sobre actividades conspirativas de un grupo movido por el entonces capitán Chávez, que había pasado siendo Director de la Academia Militar, simplemente no aparecían. Alguien había lavado el expediente. Esto me impulsó a pedir permiso a CAP, en forma privada, para crear una red paralela de inteligencia con gente de mi confianza. El presidente me autorizó y a partir de ese momento la información empezó a fluir. Estábamos en el mes de diciembre 1989 y las investigaciones realizadas por mi inteligencia paralela me indicaron de manera precisa que se preparaba un golpe para esos días. El Presidente se había ido de viaje a Davos, Suiza, dejando la presidencia a cargo del Dr. Alejandro Izaguirre. El 5 de diciembre en la tarde le informé al doctor Izaguirre sobre el plan conspirativo en marcha, del cual me había cerciorado por mi red paralela, y le dije que iba a detener a los conjurados para así abortar el golpe inminente. El doctor Izaguirre consultó con el presidente en Davos. Debido a la diferencia horaria hubo que esperar varias horas hasta que al fin Pérez ordenó que no fueran detenidos hasta su regreso. Esa orden llegó tarde. Ya los tenía bien presos y el golpe había sido frustrado antes de ocurrir. Al otro día, al regresar, Pérez ordenó ponerlos en libertad. Un grupo de gente de su entorno incluyendo ministros, generales, guardaespaldas y hasta familiares, abogaron por Chávez. El general Herminio Fuenmayor, jefe de la DIM, declaró que no había conspiración puesto que él aun no la había detectado. Ante semejantes decisiones puse mi cargo a la orden por sentirme desautorizado. El presidente Pérez me convenció de que permaneciera al frente del Ejército. Pero este episodio me creó una barrera con Pérez. A partir de ese momento me perdió confianza dirigiendose a mi llamándome "general" a secas. En abril de 1990 ocurrió algo que puso a prueba la relación de superior a subalterno. Un nuevo hecho de corrupción afloró involucrando a su jefe de seguridad personal, un cubano- venezolano llamado Orlando García. Éste resultó ser el presidente de una empresa cuya vendedora era su amante, la señora Gardenia Martínez. La conexión romántica no era el problema, sino que la señora Martínez, a través de la empresa Margold, había vendido al Ejército una munición checoeslovaca que no había entregado, pero sí cobrado en su totalidad. Las pruebas eran irrefutables. Pero había un problema humano: Gardenia era una de las mejores amigas de Cecilia Matos. Por eso el Presidente no tomó la decisión que como Comandante del Ejército cumplí el deber de recomendar: abrirle juicio a Orlando García, su jefe de seguridad. Entiendo que la relación suya con Orlando García y de la señora Matos con Gardenia Martínez hacía difícil la situación para Pérez. Por ello se metió tras el burladero de la DIM, aduciendo que Herminio Fuenmayor aun no había terminado su investigación. Han debido ser días muy duros para Carlos Andrés Pérez, atrapado entre sus obligaciones como presidente y sus ataduras familiares. Lo cierto es que llegó el mes de julio de 1990 y, para mi sorpresa, no fui relevado de mi cargo. Según ha dicho después el almirante Carratú, jefe de la Casa Militar, esa fue la peor decisión en la vida de CAP. Yo humildemente creo que fue la decisión que lo salvó ante la historia. Los meses fueron pasando y CAP y yo nos mantuvimos navegando entre dos aguas. Su estrategia era esperar hasta julio del 91 para que yo pasara a retiro. La mía era alertarlo sobre la existencia de una creciente conspiración y por la otra hacer entender las implicaciones negativas que para su administración tendría el escándalo de la Margold. Durante ese tiempo mantuve mi posición de que se le abriera juicio a Orlando García. Cada vez las maniobras retardatrices eran más difíciles para una persona con el orgullo del presidente. Mi severidad me hacía cada día más incómodo al recordarle el golpe y el contrato de marras. Al final, exhausto, CAP me dijo: "General, le prohíbo que vuelva a decirme que hay una conspiración. ¡A mí ningún militar me va a tumbar!". Acto seguido volvió a su ritornelo: "Herminio sigue investigando a Orlando García". Esta fue su via de escape para evitar que le mencionara el asunto. Pero el tiempo se estaba acabando y para mí la situación estaba llegando a un insostenible punto de quiebre ético y legal. A finales de mayo de 1991 informé personalmente al Presidente que si no abría una averiguación sumarial contra Orlando García tendría que denunciarlo, porque así lo demanda nuestro ordenamiento jurídico. No me contestó. El 3 de junio en la tarde llamé al Presidente para informarle que al día siguiente denunciaría el caso de la Margold ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados. Me respondió tajantemente: "Le prohíbo ir al Congreso. Herminio no ha terminado su investigación". Al día siguiente en la mañana salí rumbo al Congreso Nacional. Cuando iba a la altura de la Ciudad Universitaria recibí una llamada del Ministro de la Defensa, el VA Héctor Jurado Toro. Me repitió el edicto presidencial. Era muy tarde, yo había quemado mis naves. Le contesté: "Héctor, nadie me puede impedir poner esta denuncia". A los pocos minutos llegué al Capitolio. Al entrar al edificio me abordó Henry Ramos Allup, jefe de la fracción parlamentaria de AD, diciéndome: "General, a Ud. el Presidente le prohibió venir". Le repliqué: "Diputado, ¿a quién obedezco? ¿A la Constitución o al Presidente?". Ramos Gallup sonrió socarronamente y me dejó pasar a la sala donde me esperaba la Comisión de Defensa. Lo demás es historia. Este relato se ha hecho necesario porque el Caso de la Margold fue el más sonado escándalo de corrupción en el segundo mandato de Carlos Andrés Pérez, cuyos adversarios históricos tratarán de involucrarlo en actos cometidos por personas de su entorno. Esto sería totalmente injusto. El presidente Pérez se vio atrapado en una madeja de problemas causados por familiares y antiguos relacionados, en contradicción con sus funciones de Estado. Puedo dar fe como testigo de excepción que se le hizo imposible balancear esas dos responsabilidades. Eso no lo exime de responsabilidad como gobernante, pero si de culpa como corrupto. Después de la muerte de CAP, Carratú, el jefe de la Casa Militar que lo guió por esa cadena de desatinos, está publicando por internet su versión de la historia. Según él yo recomendé que Chávez aprobara el Curso de Estado Mayor, pese a haber sido reprobado. Además afirma que yo recomendé a Chávez para el ascenso y que incluso lo nombré comandante de Batallón de Paracaidistas con el cual se alzó. Sorprenden estas declaraciones de Carratú. Muchas personas relevantes y responsables saben cuál era la situación e incluso los hechos fueron revelados entonces por periodistas de investigación. Es un conocido hecho histórico la conspiración de diciembre de 1989, que aborté deteniendo a los conspiradores con Chávez a la cabeza, y que el presidente Pérez ordenó ponerlos en libertad. Posteriormenente cuando a Chávez le correspondió asistir a su curso de Estado Mayor acababa de ser eximido de culpas por el propio Presidente de la República. Esto es el equivalente a un sobreseimiento antes de que se le abriera la causa. ¿Cómo podía el Comandante del Ejército que yo era, a riesgo de insubordinación ir contra una orden presidencial que exoneraba a un oficial negándole su derecho de atender un curso que le correspondía? En cuanto al ascenso y cargos, la situación es similar. Las listas de candidatos a ascenso en el Ejército se envían a evaluación del Ministro de la Defensa y el Presidente de la República durante la segunda quincena del mes de junio de cada año. Yo fui destituido como Comandante del Ejército el 6 de junio de 1991, después que comparecí ante el Congreso para denunciar la estafa de la Margold. ¿Puede alguien explicar cómo pude recomendar para ascenso y cargos a Chávez o a quien fuera, luego de mi expulsión del Ejército? Así son las acusaciones que lanza por internet el almirante Carratú, quizás resentido porque estuvo detenido por participar en el proyecto Turpial, uno de los grandes negocios donde participó Cecilia Matos. Carlos Andrés Pérez acató el Estado de Derecho inhibiéndose de actuar en la conspiración de Chávez, cuando quienes debieron hacerlo no le aportaron las pruebas necesarias para proceder judicialmente e incluso le ocultaron lo que estaba ocurriendo. Allí está el meollo de los hechos y quizás la clave de la conspiración. El presidente Pérez confió en quienes fueron desleales o incapaces, o actuaron no conforme a su deber sino atendiendo a las relaciones de palacio, a las cuales yo fui totalmente extraño. Esa equivocación suya casi le cuesta la vida a él y a su familia en febrero de 1992, y ahora le está costando la libertad y la democracia a Venezuela. Nos toca a los venezolanos corregir esa equivocación. Sigamos adelante en nuestra lucha para sacudirnos la férula de Chávez y Fidel.

Venezolanos: Las gallinas y LAS COMADREJAS


Supo una comadreja de que en un corral había unas gallinas enfermas, y disfrazándose de médico, cogió los instrumentos del oficio y se acercó al gallinero. Ya en la puerta, preguntó a las gallinas que cómo les iba con su salud. 
-¡Mucho mejor si tú te largas!- le respondieron. 

Moraleja 
Si somos precavidos, podremos descubrir las falsas poses de los malvados.

Anónimo

El amigo es quien me socorre
no quien me compadece
Anónimo

domingo, 20 de febrero de 2011

Oscar Wilde

Cada acierto nos trae un enemigo.
Para ser popular
hay que ser mediocre.
Oscar Wilde

Mi derecho a opinar


Por: Jorge A. Carrero M. - “La continuacion de la autoridad en un mismo individuo, frecuentemente ha sido el termino de los gobiernos democraticos” Simon Bolivar, al Congreso de Angostura, 15 de febrero de 1819. “No conviene que el gobierno este en manos del hombre mas peligroso; no conviene que la opinión y la fuerza estén en las mismas manos, y que toda la fuerza esté concentrada en el gobierno; no conviene que el jefe de las armas sea el que administre la justicia; porque entonces el choque universal seré contra este individuo; y derrocado él, seré derrocado todo el gobierno” - Simón Bolivar, en carta a Jose María Del Castillo, el 16 de septiembre de 1821. “Todo acto dictado en ejercicio del Poder Público que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta Constitución y la ley es nulo" - Articulo 25 de la Constitución Nacional.
Arde Egipto y ardió Tunez porque ambos pueblos se ostinaron de gobernantes que se entronizaron en el poder sin permitir la democracia y la alternabilidad presidencial con una espantosa corrupción de por medio, algo así como lo que ha sucedido tantas décadas con el dictador asesino cubano Fidel Castro y como lo que huele en varios paises latinoamericanos. Los vecinos africanos (por ellos es el titulo de esta columna) con monarquías, mandatarios autoritaristas y reyes entronizados en el poder, tienen las barbas en remojo y la verdad, cunde el pánico entre ellos por el indetenible efecto dominó que se está produciendo despues de Tunez, de allí que ese efecto le pueda dar la vuelta al mundo llevándose por delante a sus colegas dictadores de otras latitudes. El Sr. Hugo Chavez arreció con sus fastidiosísimas e inútiles cadenas el fin de semana apareciendo con uniforme militar y rodeado de militares. ¿Para infundir miedo? ¿A quien? ?Por qué? ¿Para qué? ¿Teme acaso que el efecto dominó se traslade a Venezuela? Sigo sosteniendo invariablemente que nuestra solución está en diciembre de 2012 y no en las calles produciendo muertes innecesarias de venezolanos, cualquiera que sea su credo político, pero como somos entes pensantes, el caso Africa nos lleva a reflexionar respecto a los 74 meses que lleva gobernando de manera autoritaria y sus anuncios de permanecer en el poder después de esa fecha, para lo cual luce muy sospechoso el aviso del cable submarino entre Venezuela y la Cuba del dictador Castro que ya también esta hartando a los cubanos. Y digo que luce sospechoso, porque perfectamente se puede montar un CNE paralelo desde La Habana sin que absolutamente ningun ojo opositor criollo pueda detectar el fraude que con toda seguridad se pudiera a fraguar, dada la muy violenta caída de popularidad del regimen entre la masa obrera y campesina venezolana que se cansó de tantas mentiras y de que siempre la pusiera de mampara para cometer atrocidades desde la cúpula del poder y hacerse ricos mediante la corrupción más elevada de America por la cleptocracia chavista. Es mentira que lo que sucede en Egipto y las acciones violentas son producto del capitalismo como señala en Ministro de la seguridad y antiguo violento, encapuchado, tira piedras en Mérida. Ese Sr. es camarada (o sea, enemigo del capitalismo) acostumbrado a la violencia, como violentas son las bandas armadas motorizadas que atemorizan a los venezolanos por todo el país, bajo órdenes de los imperialistas cubanos comunistas. Muchos intereses se juegan hoy en el Oriente medio, pasando por la extrema derecha, por la extrema izquierda y por el fundamentalismo islamico, y a mi parecer se juega con candela, que Dios nos libre, pudiera desencadenarse la tercera y última guerra mundial, dado que están involucrados países petroleros, están de por medio el canal de Suez e Israel, el socio mas estratégico de USA y como de costumbre, Miraflores ya está haciendo llamadas a los dictadores de esos paises que son sus panas para pescar en río revuelto. En este mundo globalizado nada ocurre de manera aislada sin que repercuta al otro lado del planeta. Sr. Chavez, no nos asustan sus trajes militares en sus inutiles cadenas como dando demostración de fuerza y de control del poder a propósito del efecto Egipto; no nos proponemos salirnos de la Constitución como lo hace usted a diario, y no por miedo a sus uniformes, sino porque somos demócratas convencidos apegados a la Carta Magna, así que póngase de una vez por todas a proporcionarle la calidad de vida que le ha negado a los venezolanos durante los últimos 74 meses, hasta diciembre de 2012 cuando lo echaremos del poder con el voto, eso no lo dude. Después de más de una década, en lugar de rendirle cuentas al pueblo en materia de salud, vivienda, educacion y calidad de vida, ahora sale con promesas y mentiras repetitivas como si no hubieran transcurrido esos 74 meses. Que descaro y burla a los venezolanos.

viernes, 18 de febrero de 2011

Dormir más ayuda a adelgazar


Por: Carlos Gutiérrez - No cabe duda de que los efectos benéficos de la siesta son muchos, y si se lleva a cabo una siesta perfecta, son mucho mejores. Se ha descubierto, hace años ya, que el dormir adecuadamente nos hace rendir más, estar de mejor humor, e incluso mejora nuestra memoria. El Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatológica de la Obesidad (CIBERobn) ha dado a conocer los múltiples beneficios de la siesta sobre la obesidad, sobre todo en los niños. Este centro ha puesto en evidencia que la calidad del sueño afecta directamente nuestros ciclos circadianos, sobre todo en niños. Cuando estos ritmos se alteran, todo nuestro metabolismo sufre una descompensación, entre ellos el sistema hormonal. Se ha visto que uno de los mejores trucos para mejorar la memoria es una buen siesta, pero hay otros muchos que proporciona el descanso adecuado. Analicemos un poco más a fondo el efecto que hace honor al título de este artículo. El centro CIBERobn tiene líneas de investigación que relacionan el sueño y el desarrollo de la obesidad, así como la diabetes tipo 2. No les cabe la más mínima duda, científicamente comprobado, la relación es directa. Uno de los hallazgos más importantes es que la falta de sueño eleva los niveles de grelinas, y como sabemos esta hormona tiene relación directa con el hambre. A mayor grelina presente en el organismo, más hambre. Otro descubrimiento crucial es que el no dormir disminuyen los niveles de leptina, y esta hormona tiene íntima relación con la delgadez. Entonces el cóctel está servido: el mal sueño aumenta la grelina y disminuye la leptina. Por otra parte, aunque íntimamente relacionado con la leptina, al dormir mal, el apetito es mayor, y esto se debe a los bajos niveles de leptina que suprimen el hambre. Si falta la leptina se dispara una señal que le dice al organismo “hay falta de reservas energéticas, debes comer más”. Otro estudio muy interesante es el de el Hospital University Germans, publicado en la revista "Obesity", donde aseguran que los obesos que pierden un 10% de su peso corporal disminuyen las apneas en más de un 25%, lo que afecta directamente la calidad del sueño. Así que, la recomendación es clara: hay que dormir más. Pero eso sí, como dijo Woody Allen: “Hay que dormir ocho horas y trabajar ocho, ¡pero que no sean las mismas”. Información más a fondo en: Dormir una hora más protege contra la obesidad infantil.

Venezolanos:

Hay que tener cuidado
al elegir a los enemigos
porque uno termina
pareciéndose a ellos.
BORGES, Jorge Luis

¿Qué les importa eso a golpeadores de mujeres?


Por: Patty Fuentes Gimón - Avesa obligada a cerrar - A fin de mes dejará de funcionar Avesa. El Estado aplica la política del silencio. La ONG que atiende a víctimas de violencia sexual y doméstica no recibe subsidio desde hace dos meses El MinSalud debe entregarle a la asociación los recursos aprobados en la Ley de Presupuesto Nacional 2011. El próximo 28 de febrero la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa) dejará de funcionar a falta de recursos financieros, pues el Ministerio de Salud lleva dos meses sin entregarle el subsidio aprobado en la Ley de Presupuesto Nacional para 2011, asignado por la Asamblea Nacional. "Este año los niños, niñas y adolescentes pobres y abusados sexualmente, que el Estado no atiende y tampoco permite que atendamos las organizaciones no gubernamentales, se quedarán a la deriva. Esperamos respuesta pública de la ministra de Salud antes de esa fecha", expresa Mercedes Muñoz, presidenta de la asociación que, desde hace 26 años, apoya a víctimas de violencia sexual y doméstica. Desde hace dos meses, el personal de Avesa no recibe salario, por lo que la directiva se vio obligada a pedirles la renuncia a los trabajadores. "Dimos plazo hasta el 31 de enero para que el Ministerio de Salud nos contestara, pero hasta ahora no nos han respondido ni una letra; la política ha sido el silencio. No tomamos la decisión antes porque tenemos que cerrar los casos e informarles a los pacientes la situación", explica. IRREGULARIDADES DESDE 2010 - Los desembolsos eran repartidos, normalmente, cada tres meses, al comienzo de cada trimestre. Sin embargo, desde el año pasado "la ministra Eugenia Sader decidió que serían otorgados al final de cada trimestre, por lo que tuvimos que usar recursos de otras partidas de nuestra organización y luego reponerlos", añade Muñoz. Además, la presidenta de la ONG denuncia que en 2010 los primeros tres subsidios fueron entregados a destiempo y el último de los pagos aún no ha sido efectuado. "Después de insistir e insistir, técnicos medios nos dijeron que los recursos que estaban destinados a Avesa fueron enviados a la Fundación Barrio Adentro y que la ministra ahora decidirá a cuáles organizaciones seguirá subsidiando", señala. CULTURA DE PODER - Los casos de violencia sexual y doméstica que llegan a la Fiscalía son procesados y, posteriormente, enviados a organizaciones como Avesa porque el Estado no ofrece servicios de apoyo psicológico. "Ninguna escuela de Psicología, Derecho o Psiquiatría de este país estudia la atención a victimas de violencia sexual y doméstica, a pesar de que es un tema problemático porque todos estamos llenos de prejuicios y tendemos a caer en la culpabilización de la víctima", asegura Muñoz. La presidenta de Avesa estima también que, en Venezuela, las cifras de estos casos pueden ser tan espeluznantes como las de homicidios. "Es un tema de poder. Generalmente, ocurre en la sombra, en su propia casa, con su padre biológico, su padrastro, su tío o su hermano. Es la palabra de una niña de 5 años contra la de su papá", indica. Asimismo, refiere que en la medida en que las personas son más pequeñas, las cifras de niñas y niños abusados sexualmente son equivalentes, mientras que si son adolescentes, las víctimas son mayormente niñas porque se juntan los factores de poder: edad y sexo.
Tomado de: http://www.talcualdigital.com/

No hay mal, que por bien no venga


Toledo, 17 feb (EFE).- Sor María Jesús Galán, que ha anunciado en Facebook su expulsión del convento toledano de los dominicos, dice no sentir rencor por lo ocurrido y se declara preparada para iniciar "una nueva vida" y cumplir su sueño de conocer Londres y Nueva York. "Estoy tranquila y con paz. Son cosas que ocurren y lo mejor es seguir adelante", ha dicho la ya "exmonja" en declaraciones a Efe, tras anunciar el pasado martes que la habían echado del convento. "Hoy me han echado del monasterio. Hay unas keniatas que me han hecho la vida imposible. La envidia ha jugado mala pasada y han ganado ellas. Hoy fue el delegado de vida religiosa y, junto con la priora y otras dos monjas, han decidido que yo me marchara para que quedaran tranquilas las keniatas. No tienen vocación, pero vienen a coger dinero para las familias", escribió la monja en Facebook. "Sor Internet", como así la rebautizó Efe en una entrevista en diciembre de 2008, no ha querido explicar los pormenores que rodearon su expulsión del convento para no "herir también a personas que no han tenido ni parte ni culpa en el asunto". "Han sido 34 años de vida religiosa de la que nunca me he arrepentido y he sido feliz", afirma la exmonja, que en su perfil de Facebook ha colgado una foto en blanco y negro del rostro de una mujer con una lágrima brotando de un ojo. La ex-monja se ha inscrito en las listas del paro y busca trabajo como contable. "Están las cosas difíciles, pero espero poder encontrar algo", afirma. Galán tiene que empezar de cero porque su vida religiosa no se contabiliza para recibir compensaciones por estar en paro, aunque se muestra optimista gracias a su larga lista de amigos y, sobre todo, a sus profundos conocimientos de Internet. Ella misma contó a Efe como en ocasiones, en el convento, cuando no le funcionaba un ordenador se entretenía en desarmarlo y volverlo a armar. Fuentes del Arzobispado de Toledo han indicado a Efe que no han tenido intervención alguna en la expulsión de la monja, que ha sido una decisión que ha tomado de forma autónoma la congregación de las religiosas y no tiene "ninguna versión que ofrecer". "Sor Internet", que el primero de enero cumplió 54 años, entró en el convento de clausura toledano de Santo Domingo El Real (1364) "llamada por la Fe" en 1976 y fue la archivera del monasterio en el que introdujo las nuevas tecnologías. "El archivo ha sido para mí en momentos difíciles un aliciente. He disfrutado mucho y he aprendido mucho. También, gracias al monasterio de Santo Domingo el Real he ganado muchos amigos, incluso una placa de reconocimiento por la utilización de las nuevas tecnologías", explica sor María Jesús. El 31 de mayo del año pasado, "Sor Internet" recogió de manos del presidente regional, José María Barreda, la Placa del Reconocimiento al Mérito Regional por su labor de "catalogación de documentos y libros de la biblioteca conventual, la introducción de tecnologías en un ambiente tradicional y la contribución a su difusión por la red". María Jesús Galán afirma: "Es triste lo que ha pasado, pero estoy tranquila y si Dios quiere, saldré adelante. Entré muy joven en el monasterio", en el que ha estado 35 años, "y ha sido mi vida", afirma. En una segunda entrevista el 22 de mayo de 2010 a propósito de la concesión de la Placa al Mérito Regional, sor María Jesús dijo a Efe que, aunque viajar "no es virtud", le gustaría conocer Londres y Nueva York, ésta última ciudad porque le atraía mucho. "No me quiero morir sin ir a Londres y Nueva York", afirmó entonces, aunque era realista y lo consideraba "difícil" porque nunca tuvo vacaciones, pero "quién no te dice que de aquí a diez años nos dan 15 días de vacaciones y entonces...". Tras su expulsión del convento, sor María Jesús dice que quizás ahora sí podrá cumplir sueño. "¿Te das cuenta que podré ir a Londres y a Nueva York? Siempre he pensado que si deseas algo mucho, al final Dios te lo concede", señala en sus declaraciones. "Es tiempo de empezar una nueva vida. Estoy tranquila y en paz. No quiero hacer daño a nadie. No merece la pena. Además, ha sido bonito reencontrarme con los amigos de la infancia y juventud. Con canas, algunas teñidas", relata. "También con achaques, pero con la misma alegría de siempre. En Facebook tengo puesto que nací feliz, vivo feliz y moriré feliz. Pase lo que pase, la felicidad no nos la pueden quitar, aunque a veces llore el corazón", concluye.

jueves, 17 de febrero de 2011

Feynman

Es más sencillo
atribuir los avistamientos de OVNIs
a la conocida irracionalidad de los terrestres
que a las desconocidas proezas
de los extraterrestres.
Richard Feynman

Pascal

No habiéndose podido lograr
que lo justo fuese fuerte,
hase hecho
que lo fuerte sea lo justo.
PASCAL, Blaise

Venezolanos, ténganlo presente


El orgullo divide los hombres,la humildad los une.Anónimo

Derek Bok

Si cree usted
que la educación es cara,
pruebe con la ignorancia.
Derek Bok

Cicerón

La verdad se corrompe
tanto con la mentira
como con el silencio.
CICERÓN, Marco Tulio

miércoles, 16 de febrero de 2011

Atención...



http://www.youtube.com/watch?v=sGYYInHPdyU&feature=youtube

Couture




Abogado:



ESTUDIA -
“El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado”.
PIENSA - “El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando”.
TRABAJA - “La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de la justicia”.
LUCHA - “Tu deber es luchar por el Derecho, pero el día que encuentres es conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia”.
SÉ LEAL - “Leal para con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el juez, que ignora los hechos y debes confiar en lo que tú le dices; y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez, debe confiar en el que tú le invocas”.
TOLERA - “Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya”.
TEN PACIENCIA - “El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración”.
TEN FÉ - “Ten fe en el Derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustituto bondadoso de la justicia; y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay Derecho, ni justicia, ni paz”.
OLVIDA - “La abogacía es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota”.
AMA A TU PROFESIÓN - “Trata de considerar la abogacía de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que se haga abogado”.

Lo que yo digo es...


Que la Ley de nada sirve si no hay Justicia...
y sirve de mucho menos
cuando es usada para violar la Justicia.

Quevedo y Villegas

Donde hay poca justicia
es grave tener razón.
QUEVEDO y VILLEGAS, Francisco de

martes, 15 de febrero de 2011

Luther King, Hijo

Al final,
no nos acordaremos tanto
de las palabras de nuestros enemigos,
sino de los silencios de nuestros amigos.
Martin Luther King, Jr.

Dudamel ¿Conoce usted la historia de Johan Cruyff?


Por: Magda Meza Joseph - ¿Le extraña la pregunta? Le cuento que la pregunta me surgió al verlo tan “identificado” con el acto de celebración del Día de la Juventud, en el que estuvo junto con el Militar Presidente. Déjeme citarle dos párrafos sobre este genio del Fútbol, deporte que como Ud. sabe, es conocido como el deporte Rey a nivel mundial. “Es considerado por la FIFA uno de los cuatro mejores jugadores de fútbol del siglo XX, junto a Pelé, Diego Armando Maradona y Alfredo Di Stéfano; y el mejor de Europa. También fue elegido en segunda posición como mejor jugador del Siglo XX por la IFFHS, y en 1999 como el mejor jugador del siglo por todos los ganadores del Balón de Oro hasta la fecha. Al finalizar el mundial de 1974, Johan ya había amenazado con no volver a disputar otro mundial, pues no estaba de acuerdo con las concentraciones a las que obligaba la Federación de los Países Bajos. A esto se sumó la situación política de Argentina en el momento de la disputa del mundial de 1978, con graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos. Como medida de protesta, varios jugadores entre los que se incluía Cruyff, renunciaron a la disputa del mundial”. (http://es.wikipedia.org/wiki/Johan_Cruyff). Evidentemente que Venezuela no es la Argentina del año 1978. Aquí no tenemos una dictadura típica del siglo 20. Pero Sr. Dudamel, tal vez por el tiempo que le dedica a su digna profesión, y que lo lleva a estar fuera del país la mayor parte del tiempo, Ud. no se ha detenido a reflexionar sobre el país. Antes que nada déjeme decirle, que es perfectamente valido que Ud. se identifique con el Gobierno de los “Militares Buenos”. Eso permitiría entender con más claridad su “espontánea y natural sonrisa” recogida en cantidad de fotos tomadas durante el evento. Ahora bien, en el caso de que Ud. no comulgue con el Gobierno que nació del Pacto del “Samán de Güere”, lo invito a que incursione en el cine, porque todo indica que por su capacidad de actuación, también allí le irá muy bien. Reconociendo de antemano su excepcional inteligencia musical, déjeme decirle que como hombre público que es, está dejando mucho que desear. Personajes “brillantes” se han considerado, y se consideran, que están por encima del bien y del mal, y ese es un gran error en el mundo actual en el que todo queda grabado, donde uno consigue información en tiempo real en cualquier parte del mundo y en el que los cambios se producen en forma rápida. Para finalizar, a modo de información sobre el tema de los derechos humanos, le informo que el Propio Militar Presidente, el mismo que se encontraba al lado suyo en el acto, reconoció que en estos 12 largos años han muerto en forma violenta más de 150.000 personas. Esa cifra, Sr. Dudamel, es propia de una guerra que, en nuestro caso, es de carácter social, y que ha sido posible únicamente por la falta de acción del Gobierno de los “Militares Buenos”. Sr. Dudamel, no piense que los venezolanos somos estúpidos.

Virgilio

No os fiéis del caballo, troyanos.
Algo pasa, temo a los griegos,
incluso cuando ofrecen dones.
VIRGILIO

lunes, 14 de febrero de 2011

Certificado entregado


El NO de la Iglesia


Por: Padre Luis Ugalde - En la historia del cristianismo hay momentos brillantes y heroicos en los que la Iglesia se planta ante el poder abusivo y dice “no podemos callar”, “tenemos que obedecer a Dios antes que a los hombres”. También hay silencios vergonzosos, fruto de oportunismos. La verdad los hará libres dice Jesús, pero no cómodos para las dictaduras que la acallan o asesinan, como lo hicieron con los obispos Romero, Gerardi y Angelelli en nuestra América reciente. La Conferencia Episcopal Venezolana hace pocos días pronunció una de esas palabras libres y cruciales que marcan la historia y sacuden las conciencias. Nuestra Iglesia dijo, Venezuela no puede seguir como va y el Gobierno no debe implantar una dictadura. Dio un no rotundo a las violaciones de derechos humanos y de la Constitución, que el régimen aceleró precipitadamente con las 25 leyes y medidas de diciembre, tratando de ganar la carrera al amanecer de una Asamblea Legislativa más plural. Leyes que “incorporan propuestas de la reforma de la Constitución que fueron rechazadas por el pueblo en el referéndum del 2 de diciembre de 2007”. Las así llamadas “leyes del Poder Popular” disfrazadas de comunas, confieren todo el poder al Presidente, contradicen la Constitución y “crean unas estructuras nuevas, con un contenido ideológico excluyente, centralizador y presidencialista”. Estas leyes y la otra veintena configuran “una gravísima situación política, pues con ellas se pretende imponer a los venezolanos un sistema socialista estatizante y totalitario que amplía el círculo de la pobreza y agudiza la dependencia del pueblo respecto al poder central”. Buscan concentrar el poder y hacerlo irreversible, más que resolver los problemas reales: “La situación de Venezuela es ya muy grave por el auge incesante de la inseguridad y de la violencia que impera especialmente en las grandes ciudades y en las zonas fronterizas; por la contracción económica y el progresivo endeudamiento del país; por el inmenso déficit de viviendas y los problemas de vialidad; por el encarecimiento continuo del costo de la vida que afecta especialmente a los más pobres, y los problemas de suministro de alimentos; por la inhumana situación en las cárceles y la deficiente administración de justicia, caracterizada por el retardo procesal de la mayoría de los juicios”. Realidades a la vista, difíciles de negar. Pero los obispos no se limitan a decir no y pronuncian un sí rotundo en puntos que todos los demócratas sienten como suyos: “hacemos un respetuoso pero apremiante llamado al Gobierno nacional y a los dirigentes del partido de Gobierno a que tomen conciencia de la peligrosa situación que están generando y de la gravísima responsabilidad que tienen ante Dios y ante el país”. “A los otros actores políticos los convocamos a trabajar firme y democráticamente en defensa de los derechos ciudadanos descartando cualquier tentación de fuerza. A los líderes del Gobierno y de la oposición los llamamos a la sensatez y a la reflexión, al diálogo verdadero y a promover el encuentro y la unidad entre todos los venezolanos”; y apelan también a la responsabilidad de “los otros actores sociales, empresariales, laborales, culturales y comunicadores sociales”. Sólo entre todos podemos salir de este grave laberinto y construir una “nación libre, soberana e independiente, fundamentados en el respeto de la dignidad y en la vocación a la libertad de toda persona”; único modo digno de celebrar el Bicentenario de la Independencia. Urge que el Ejecutivo tome medidas de fondo para atender la emergencia de los damnificados, pero sin usarlos como escudo para convertirse en legislador frente al Poder Legislativo electo. En 11 años se han dejado de construir más de un millón de viviendas entre remodelación de barrios y nuevas casas. Ninguno de estos puntos se resuelve con el teatro presidencial presentado en la Asamblea Nacional. Vimos en escena espectaculares volteretas y hasta un beso enamorado de Marx a la propiedad privada. La situación es muy seria y grave para reírse. Ojalá que ahora el Presidente, de verdad y no en las tablas teatrales, cambie su modo de gobernar, su modelo de país, revise leyes y decisiones anticonstitucionales y abra un camino de esperanza democrática para los venezolanos.