mover

mover

viernes, 27 de noviembre de 2015

7 Señales de que pudieras tener diabetes







La diabetes es una enfermedad cada vez más común en las personas, es por esto que hay que estar pendientes y saber más o menos cuáles son los síntomas de ésta, ya que puede traer serias consecuencias. 
Así que si tienes sospechas, hay antecedentes en tu familia o cumples con varios de los síntomas, es mejor consultar con un médico para evitar problemas después.

  • Sed excesiva: éste es uno de los síntomas más conocidos, ya que si tienes diabetes tu cuerpo desarrolla una sed excesiva e inusual. Puede pasar por dos razones, pero el resultado es el mismo; necesitas tomar agua más de lo normal.

  • Idas al baño: no es sorprendente, sobre todo porque si estás tomando más agua de lo normal, es natural ir al baño con frecuencia. Éste es otro clásico síntoma de la diabetes, y ocurre sobre todo en las noches,  interrumpiendo tus horas de sueño.

  • Cansancio: estar cansando no es un síntoma tan común como los otros dos, pero sí puede indicar que tienes diabetes. Hay diferentes razones para que las personas se sientan cansadas, pero si se debe a esta enfermedad, el cansancio va a ser un poco fuera de lo normal, y lo mejor sería visitar al médico.

  • Picazón: es común que la picazón en el área genital sea un síntoma de la diabetes, aunque no necesariamente si existe la picazón se debe a esto. Sin embargo, puede ser causada por el exceso de azúcar, así que cualquier picazón o ardor en el área vaginal, es mejor chequearlo.

  • Problemas de la vista: esto ocurre por el exceso de azúcar en la sangre, y causa resequedad en los ojos o la visión borrosa; y si no se revisa a tiempo puede llevar a perder la vista. Pero no hay que alarmarse, por eso lo más recomendable es que cuando exista el más mínimos síntoma, se acuda al médico para salir de dudas.

  • Cicatrización lenta: si últimamente te has cortado y la herida se ha tardado mucho tiempo en sanar, esto puede ser síntoma de diabetes; ya que cuando las personas sufren de ésta, su sistema inmunológico se ve afectado y tardan más en sanar.

  • Aumento del apetito: esto como todo lo demás, puede ser causado por otra cosa (como un desbalance en la tiroides), pero si de la nada sientes más hambre, y te notas comiendo más sin razón aparente, es mejor ir al médico a que chequee qué está pasando.

Tomado de: http://www.curiosidadesaqui.net/

martes, 10 de noviembre de 2015

Seis formas de conciliar el sueño

En ocasiones no importa cuánto intentemos quedarnos dormidos, nuestro cuerpo simplemente quiere seguir en movimiento. Sabemos que descansar de manera adecuada es fundamental para la salud y para estar llenas de energía al día siguiente pero, ¿qué hacemos si no se puede?
Realizando algunas actividades antes de ir a la cama, podemos acelerar ese proceso además de relajarnos hasta llegar a un punto de tranquilidad perfecto para conciliar el sueño. Estas son algunas de ellas:

1. Ventila la mente

Una hora antes de tu hora de dormir, desconéctate de todas las cosas que te rodean y te mantienen estresada o preocupada. Sal a caminar, mira tu película favorita o lee un libro. Estas actividades te ayudarán a tranquilizarte y dejar atrás los problemas que tuviste durante el día.

2. Mejora tu temperatura corporal

La temperatura de nuestro cuerpo tiene mucho que ver al momento de dormir. Tomar una ducha tibia antes de acostarse hace que la temperatura corporal caiga haciendo que los procesos corporales sean más lentos, haciéndonos sentir sueño. Otro consejo es usar medias, pues dilatan los vasos sanguíneos al mantenernos calientes y mejoran la circulación de la sangre.

3. Prueba con ejercicios de relajación

Saber respirar correctamente puede ser de mucha ayuda para conciliar el sueño pues tranquiliza tanto tu mente como tu cuerpo. Respira por la nariz, reten el aire unos segundos y bótalo por la boca para poder disminuir tu ritmo cardiaco y tu presión arterial. También puedes intentar con otras técnicas como audios especiales.

4. No fuerces el sueño

Hay personas que creen que echarse en la cama es la mejor manera de atraer el sueño. La verdad es que, si tu cuerpo no está cansado, no te dormirás sin importar qué tanto lo intentes. Lo mismo pasa cuando empiezas a pensar que es hora de dormir pero no puedes, lo cual te preocupa y aleja del sueño. Si te sientes así, párate de la cama y quédate en otro cuarto hasta que te sientas más relajada.

5. Deja de mirar el reloj

Ver pasar los minutos sin que puedas dormir es una forma de estresarte pensando que se hace tarde y al día siguiente tendrás sueño. Si bien es necesario tener un despertador o la alarma programada del celular, lo mejor es colocarlo fuera de tu alcance para evitar la tentación de estar mirándolo.

6. Escribe

Si tienes demasiadas ideas y pensamientos rondando tu mente antes de dormir, intenta escribirlas en un diario. Tomarte el tiempo para plasmar todo en un papel te ayudará a relajarte y sentir que te quitas un peso de encima, además te ayudará a reflexionar y organizarte mejor para cumplir con todas esas cosas que tienes que hacer.

Tomado de: http://ve.emedemujer.com

viernes, 6 de noviembre de 2015

Las paredes oyen

Catalina de Medici, la desconfiada mujer que dio origen a la expresión ‘las paredes oyen’ (Wikimedia commons)

   

 

 

 

 

 

De: - Cuaderno de Historias

Catalina de Medici, la desconfiada mujer que dio origen a la expresión ‘las paredes oyen’

En pleno siglo XVI, envuelta en traiciones y maquinaciones durante los enfrentamientos entre católicos y hugonotes, Catalina de Médici mandó construir, en las paredes de su castillo, conductos acústicos secretos por los que oír todo lo que se hablaba en las habitaciones



Los historiadores coinciden en señalar que Catalina de Médici está considerada como la mujer más poderosa e influyente de Francia durante el siglo XVI. Fue reina consorte entre 1547 y 1559 de Enrique II y tras la muerte de éste le tocó ser Regente de sus tres hijos Francisco II, Carlos IX, y Enrique III, que accediendo al trono siendo todavía menores debido al repentino fallecimiento de sus antecesores.
 
Quizás la etapa en la que menos poder tuvo fue durante los años que duró su matrimonio, debido a que su esposo se enamoró perdidamente de la ambiciosa Diana de Poitiers, a la que le dio todo tipo de caprichos y permitió tener más poder político que a su propia mujer.

Tras fallecer Enrique II, Catalina recuperó su poder, consiguió apartar a Diana de la vida política de Francia e incluso le arrebató el Castillo de Chenonceau que el rey le había regalado, convirtiéndolo en su propia residencia oficial.


Y fue en este lugar donde Catalina vivió durante los siguientes años ejerciendo como Regente de cada uno de sus hijos y recuperando el poder político que no había tenido años atrás. Un poder que le permitió hacer y deshacer a su antojo en un momento convulso en el que los enfrentamientos entre católicos y hugonotes estaban en su peor momento.

Cabe destacar que dos personajes que estuvieron ejercieron una gran influencia sobre Catalina fueron sus hermanos Francisco y Carlos (el primero duque de Guisa y el segundo cardenal de Lorena). Ambos eran los que realmente movían los hilos de todas las intrigas y maquinaciones de la Corona francesa y quienes le hicieron desconfiar de todo aquel que residía en el castillo.

Esa desconfianza se convirtió en casi paranoica y absoluta en Catalina, motivando que mandase construir, a través de la paredes, infinidad de conductos acústicos secretos que le permitían escuchar todo lo que se hablaba en las distintas estancias y así poder controlar cualquier conspiración en su contra.

No había en todo aquel lugar una sola habitación segura en la que hablar sin correr el riesgo de ser escuchado, originando (a modo de aviso para tener discreción) la famosa expresión ‘las paredes oyen’ que ha llegado hasta nuestros días.



Catalina de Medici contemplando la matanza de hugonotes (Wikimedia commons) 
Catalina de Medici contemplando la matanza de hugonotes
La escalada de violencia entre religiones fue en aumento en Francia y Catalina, en un arrebato de intentar controlarlo (además de vengar la muerte de su hermano Francisco de Guisa, nueve años antes) convenció a su hijo Carlos IX (por entonces ya mayor de edad y por tanto reinando sin su regencia) que ordenase un masivo asesinato de hugonotes, el cual tuvo lugar durante la noche del 23 al 24 de agosto de 1572 y que fue conocido como ‘la matanza de San Bartolomé’.
 
Cabe destacar que la expresión ‘las paredes oyes’, además de originarse alrededor de la década de 1560 en Francia, también aparece en la literatura española, pero la primera referencia fue medio siglo después: en 1615 en la segunda parte de El Quijote y en 1617 en la obra homónima de Juan Ruiz de Alarcón.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

13 beneficios de bañarse con agua fría





  
Hasta el siglo pasado, tomar duchas calientes era un lujo que no se podía permitir la mayoría de la población. 

Puede que ahora las ames pero el hecho es que las duchas de agua fría han sido usadas miles de años como un tratamiento natural para la salud y bienestar general.

Los Espartanos se solían levantar de sus camas de madera, hacían dos horas de ejercicio y después se tomaban un baño de agua fría. Pensaban que el agua caliente era para los débiles y que el agua fría condicionaba sus cuerpos y mentes para ser fuertes, vigorosos y estar siempre preparados para la batalla. Las primeras duchas con sistemas de calentamiento se desarrollaron por los Atenienses y parece que lujos como esos son los que ayudaron a la caída de la sociedad Espartana que sea admira actualmente.

Varias culturas alrededor del mundo usan agua fría como parte de sus ceremonias religiosas.


Por ejemplo, los japoneses Shinto practican un ritual llamado Misogi, el cuál implica sentarse o estar bajo una catarata para purificar sus almas. En países como Rusia o Finlandia, un pasatiempo popular durante el invierno es rotar entre la sauna e ir al aire libre para saltar en lagos helados y rodeados de nieve. 

En los tiempos modernos, atletas de nivel mundial usan baños helados para aligerar el proceso de recuperación y mejorar el rendimiento.

Beneficios de bañarse con agua fría

1-Mejora tu salud física: la fuerza del agua fría en tu piel hace que tu corazón lata más deprisa y tus músculos se flexionen. Esto envía sangre a tus músculos y tus órganos vitales. El agua caliente hace lo contrario, moviendo sangre hasta la superficie de la piel. Alternar entre agua caliente y fría mientras estas en la ducha es una gran forma de estimular y mejorar la circulación. Esto también sirve para mejorar el sistema nervioso.

2-Beneficios psicológicos: los antiguos samurais de Japón solían verter cubos de agua helada sobre sus cabezas por la mañana para limpiar su cuerpo y espíritu. Creían que les ayudaba a empezar cada día y cada aventura frescos. Las duchas de agua fría liberan componentes químicos en el cerebro  que mejoran tu humor, disminuyen el estrés y ansiedad y alivian la depresión.

3-Mejora tu humor: las duchas frías pueden estimular la secreción de noradrenalina en el cerebro, lo cual esta asociado con la mejora de desordenes del humor como la depresión. 

4-Aumento de la energía: además que no hay nada como agua fría para despertarte, las duchas frías puede aumentar tus niveles de energía debido a que las terminaciones nerviosas de tu piel se activan. Tu corazón empieza a latir más deprisa y comienzas a respirar de prisa.

5-Tratamiento de inflamaciones: los baños helados se suelen utilizar por atletas para disminuir la inflamación tras una sesión de entrenamiento. Las venas se contraen en todo el cuerpo y se eliminan toxinas de la sangre. 

6-Tolerancia al estrés: en general, las exposiciones al frío mejoran la capacidad de controlar el estrés. Con el paso del tiempo, esto lleva al fortalecimiento de tu sistema inmunitario. La duchas de agua fría también se han usado para reducir el dolor crónica, la función renal y mejorar la calidad del sueño.

7-Movimiento linfático: el sistema linfático esta separado de los vasos sanguíneos y es responsable de transportar los desechos de las células y de combatir los patógenos. El líquido linfático contiene los desechos y glóbulos blancos, los cuales combaten las infecciones. Las duchas frías provocan la contracción de todo el cuerpo y esto es muy bueno para el sistema linfático ya que el líquido se expande a todo el cuerpo. Si el sistema linfático no es eficiente, el líquido se acumula en las extremidades (generalmente los pies) y esto puede resultar en daños para la salud.

8-Desintoxica tu cuerpo: el agua fría estimula que las toxinas se eliminen fuera de la piel. Por tanto, no siguen en el interior del cuerpo, donde pueden causar infecciones. 

9-Mejora el sueño: por alguna razón ayuda a mejorar la calidad del sueño.  Esto podría ser por la sensación de bienestar y relax tras el shock con la ducha o baño frío.  

1o-Mejor apariencia de piel y cabello: el agua caliente aabre tus poros y el agua fría los cierra. Usar agua caliente para limpiar tus poros y luego usar agua fría para cerrarlos, mejorará el aspecto de tu piel. El mismo tratamiento funciona con el cabello.

11-Aumento de la testosterona y fertilidad: es conocido que el calor mata al esperma. Al contrario, los baños de agua fría tienen el efecto contrario, ya que incrementan el nivel de testosterona en tu cuerpo, lo que guía a un incremento de la producción de esperma y mejora de la fertilidad.

12-Mejora la respiración: es probable que tan pronto como tomes una ducha fría, hiperventiles, lo que es una respuesta natural. Sin embargo, el pánico solo hará la experiencia algo más desagradable por lo que es de tu interés calmarte y respirar hondo. 

13-Ventajas metabólicas: las duchas frías incrementan la tasa metabólica. Las temperaturas frías fuerzan a tu cuerpo a regular la temperatura continuamente, lo cuál utiliza muchas calorías. 


El beneficio esta en el hábito

Aunque una ducha fría tiene beneficios inmediatos, te despierta y te carga de energía, los mayores beneficios se ven a largo plazo; después de unas semanas. Los estudios confirman que habituarse a ello es lo más beneficioso.

Habituarse al frió lleva aproximadamente 10 días en los humanos y el cambio principal es una respuesta hipotérmica. Con la exposición constante al aire o agua fría, los humanos pueden aclimatarse y aumentar la noradrenalina y tiroxina las cuales se consideran las hormonas del “estrés bueno”.  También guiará a la movilización de ácidos grasos y a la perdida de grasas en 1 a 2 semanas.


Situaciones en las que evitar duchas o baños fríos

Como en todo, hay un momento adecuado para tomar duchas frías y también un momento para evitarlas. 

Las duchas de agua fría no deberían ser tomadas por mujeres embarazadas o en su menstruación debido a que su cuerpo ya se encuentra en una situación de estrés. 

Por supuesto, también evita tomarlas si estas resfriado o te sientes débil.


Comenzando con las duchas de agua fría

Ahora viene la acción, ¿cómo puedes comenzar a ducharte con agua fría?


Reconocer que los nuevos hábitos requieren incomodidad: tan pronto como reconozcas que los grandes objetivos que quieres lograr y los nuevos hábitos que quieres tener en tu vida requieren incomodidad, te será más fácil. 

Poco a poco o de golpe: hay personas que se sienten más cómodas haciéndolo poco a poco y otras prefieren hacerlo de golpe. Si observas que haciéndolo poco a poco te arrepientes y acabas sin hacerlo, trata de hacerlo de golpe para no tener la opción de dar marcha atrás.

No pienses a largo plazo: si consideras que te tendrás que dar duchas frías el resto de tu vida te será mucho más difícil. 

Suda primero: incluso si vives en un país con un clima frío, puedes hacer ejercicio primero y luego tomarte la ducha. Será también una manera de refrescarse y de prevenir la fatiga y dolor muscular tras largas sesiones de ejercicio.

Céntrate en tu respiración: tendrás que mantener el enfoque en tu respiración. Te recomiendo que leas sobre mindfulness para aprender más sobre ello.

Tomado de: http://www.lifeder.com

martes, 3 de noviembre de 2015

Obituarios ostentosos

Por: Nelson Barreto Herrera

Notamos con mucha asiduidad la manera cursi con la cual se publican algunos obituarios en los periódicos, lográndose notar con asombro la impropia e incorrecta forma de invitar a un funeral o participar algún fallecimiento. En variados casos observados a diario, llama poderosamente la atención el procedimiento de anteponer para ello la ridícula frase, traída de los cabellos, de “quien en vida fuera”, describiendo a continuación el cargo o rango (gerente, director, ministro, coronel, etc.) que el fallecido mantenía en la empresa donde laboraba antes de morir; o bien, señalando el grado de parentela (hermano, padre, suegro, etc.) que lo unía con alguno de los directivos o empleados de ella. 

Quizás el autor de la comunicación necrológica, al momento de redactarla, estaba imbuido con la subliminal y errónea creencia de querer condimentar mejor la redacción aparentando, sin tenerlo, la disposición de un muy refinado gusto lingüístico. Sin embargo, que se sepa, todavía a estas alturas no se ha tenido ningún conocimiento acerca de ser humano alguno que, después de muerto, continúe desempeñando algún cargo o rango en empresa alguna; o, por el contrario, prorrogue la formación del parentesco con otro. 

Es comprendido por todo el mundo, y cae por su propio peso, que tales calificativos se llevan a efecto en vida y, ergo, concluyen con la muerte. Con expresar simplemente en los anuncios, por ejemplo: “Murió Fulano Detal, director de ACME C.A.” se da por descontado el  hecho de que el finado estaba con vida, y ostentaba allí, a su vez, el cargo ejecutivo de director. Si preguntáramos quién murió, la respuesta debe ser “Murió el director de ACME”, en lugar de la grotesca “murió quien en vida fuera el director de ACME”. 

Igual acontece con los obituarios de los familiares de los empleados de las empresas. ¿Quién murió? Murió el padre del director de ACME, en vez de murió quien en vida fuera el padre del director de ACME. Esta empecinada y presuntuosa alusión de “quien en vida fuera director” induce más bien a discernir, en estos casos, que en alguna ocasión (tiempo pasado) el fallecido desplegó alguna vez en esa empresa ese cargo, en lugar -disculpen la reiteración- de darse por descontado con simplificación que el aludido murió en pleno desempeño del puesto en mención.-