mover

mover

martes, 25 de marzo de 2014

Carta de la Conferencia Episcopal Venezolana a unasur

La organización lamentó el costo humano en vidas que ha tenido la crisis así como la restricción de información y el uso desproporcionado de la fuerza del Estado.
La Conferencia Episcopal Venezolana en un comunicado expresó su preocupación por “el costo humano que deja como saldo las manifestaciones ocurridas en diferentes zonas del país, a partir de la segunda quincena de febrero, y que hasta el momento ha arrojado 33 ciudadanos muertos, centenares de heridos y miles de personas detenidas, privadas de libertad, en un ambiente signado por la restricción de información, el uso desproporcional de la fuerza del Estado y la autocensura, generando, por lo menos incertidumbre y desasosiego en toda la población”.
La institución mostró su disposición de participar en una comisión integrada por los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas para que acompañe y asesore, en un diálogo político, “orientado a recuperar la convivencia pacífica en Venezuela”, solicitada por el canciller de Venezuela, Elías Jaua, para tratar la crisis en el país.
Carta a Unasur
La Conferencia Episcopal Venezolana, a través de la Comisión de Justicia y Paz en su misión de participar en la construcción de una convivencia justa y pacífica, fundada en la fe y en el respeto a la dignidad humana, habiendo expresado nuestro deber y propósito de “Ser Testigos de la Verdad”. Recibimos con beneplácito la designación de una comisión integrada por Ministros de Relaciones Exteriores de UNASUR para que en su nombre acompañe y asesore, en un diálogo político, amplio y constructivo, orientado a recuperar la convivencia pacífica en Venezuela, considerando la Conferencia Nacional de Paz instalada en Venezuela, tal como ha quedado circunscrito en su Resolución N° 214 emanada del Consejo de Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores de UNASUR, reunido en Sesión Extraordinaria en Santiago de Chile, el 12 de marzo del corriente.
Acompañando en el día a día a nuestro pueblo nos duele hondamente el costo humano que deja como saldo que en las manifestaciones ocurridas en diferentes zonas del país, a partir de la segunda quincena de febrero, hasta el momento ha arrojado 33 ciudadanos muertos, centenares de heridos y miles de personas detenidas, privadas de libertad, en un ambiente signado por la restricción de información, el uso desproporcional de la fuerza del Estado y la autocensura, generando, por lo menos incertidumbre y desasosiego en toda la población.
En este marco, solicitamos la posibilidad de que la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Venezuela celebre una reunión con la Unión Nacional del Sur en representación de la Comisión de Cancilleres de los miembros, de conformidad con el sitio y fecha que se tenga a bien acordar, en aras de la justicia y paz social en Venezuela, para intercambiar ideas y hacerles entrega de las informaciones sustentadas que hemos recibido en estas semanas.
Esperando su pronta y atenta respuesta.-
EL NACIONAL WEB
24 DE MARZO 2014

jueves, 20 de marzo de 2014

La intolerancia de Aveledo (Yo, Magda Mascioli G., diría: la soberbia, la pedantería, el cinismo de Aveledo).










Por: Armando Durán - @aduran111

1.
“Nunca ha querido Armando Durán a la Mesa de la Unidad Democrática…”.
Así comienza Ramón Guillermo Aveledo, jefe administrativo de la MUD, el ofensivo ataque que me lanzó el pasado martes en esta misma página web de El Nacional. Una afirmación categórica, en el mejor estilo de Rafael Caldera, cuya arrogancia lo llevaba a dividir a lo demás en dos grupos. Quienes lo querían, o sea, los buenos, que merecían ir al paraíso, y los que no, los malos, condenados de antemano al fuego que quema, pero no consume del infierno medieval. Grave manifestación de intolerancia que repite ahora Aveledo y que, por supuesto, nada tiene que ver con el serio ejercicio de la política.
El llamado en primera página de este diario anunciando su artículo, titulado “Mentir por mezquindad”, me llamó de inmediato la atención. Pensé: ¿Al fin ha decidido Aveledo enfrentar públicamente a Maduro y desmentir los rumores que lo colocaban, bien en Nueva York o Washington, bien enfrascado en la tarea de promover una inexplicable reunión privada de Henrique Capriles con Maduro en Miraflores? Tremendo error el mío, porque el destinatario de este catálogo de infames insultos (me llama mentiroso, mezquino, ignorante) no era Maduro, sino yo. Y tremenda sorpresa al descubrir que a pesar de los 40 días de crisis sin precedentes en Venezuela, de represión masiva y arbitraria, de decenas de estudiantes muertos, heridos y torturados,; a pesar, en fin, de la sistemática violación de los derechos humanos y la progresiva militarización del país, a Aveledo, cabeza visible de la alianza de partidos opositores llamada MUD, le sobra tiempo libre suficiente para permitirse el lujo de apartarse por unas horas de su misión de dirigir la maquinaria opositora y perderlo, sin ningún escrúpulo, en atacar a un relativamente insignificante escribidor de crónicas políticas. ¿De estas naderías se ocupa el jefe administrativo de la alianza opositora en esta encrucijada de la historia nacional?
Lo nunca visto. Quizá por eso, porque responder su artículo me parecía una ociosidad idéntica a la suya, en un primer momento decidí no responder a su infeliz sarta de agravios. Después, sin embargo, algunos amigos me hicieron comprender que pasar por alto sus ofensas equivalía a darlas por buenas, de modo que aquí estoy, para poner las cosas en su justo sitio.
2.
En primer lugar, deseo insistir en mi repudio a la primera y anacrónica afirmación de Aveledo, pues no es nada sano contaminar los juicios políticos con los ingredientes del amor o del odio. Esas debilidades del alma, por ser irracionales, lo arrastran a uno al abismo. Sobre todo, como en el caso de Aveledo, si esas aserciones son tramposamente pasionales y falsas del todo. La verdad es que nunca he dejado de promover la unidad de todos los factores no chavistas como requisito imprescindible para derrotar al régimen, y desde esta perspectiva me pareció que la MUD podría ser la herramienta más acabada para armar ese dichoso andamiaje unitario. De ningún modo podía ni puedo identificar la unidad con la MUD. Lo que pasa, Aveledo, es que durante sus cinco años y tantos de existencia, la MUD se perdió en el laberinto del oportunismo y la politiquería. Nunca ha dejado de usar su excluyente y reducida interpretación de la unidad para acosar, chantajear y perseguir cualquier disidencia. Tal como advertía Fidel Castro sobre el desarrollo de su revolución, también dentro de la MUD, controlada por ellos, todo; fuera de esa MUD maniquea, nada.
Esta visión arrogante del mundo provocó la primera desviación de la alianza, al negarse sus dirigentes, desde el mismo instante de su creación, a caracterizar la naturaleza antidemocrática del régimen. Henrique Capriles, por ejemplo, durante sus dos campañas como candidato presidencial, siempre sostuvo que él no iba a caer en la trampa del debate político e ideológico con Chávez ni con el régimen. Que lo que de veras les importaba a los venezolanos eran las diferencias de políticas públicas, como si esas políticas no tuvieran a la fuerza un fundamento esencialmente ideológico. En la situación generada por la revolución chavista, entre capitalismo y socialismo. En definitiva, el problema del país no ha sido ni es de políticas públicas acertadas o no, sino del frenesí socializante del dúo Chávez-Castro para convertir a Venezuela en otra Cuba lo antes posible, proyecto que por otra parte fue repudiado por los electores en el referéndum de diciembre de 2007.
De eso debía haberse ocupado la MUD. Y de solidarizarse de verdad-verdad con la defensa a fondo de los valores democráticos (no, por favor, con los intereses de este o aquel candidato presidencial para las elecciones de 2019). Desconocer desde el primer momento el carácter totalitario del proyecto político de Chávez fue un lamentable recurso para no meterse en camisas de once varas y surfear las dificultades de la situación al menor costo posible, hasta arribar, sanos y salvos políticamente, a las próximas elecciones. Cuando quiera que sean. Como si en lugar de oponerse a una poderosa maquinaria ideológica y militar alimentada de petróleo y más petróleo, estuviéramos jugando al escondite en el marco de procedimientos institucionales normales.
3.
Equivocar intencionalmente el ser con el deber ser para no arriesgar en lo más mínimo su franquicia en el ámbito político nacional ha impulsado a la MUD a eludir por todos los medios su supuesto papel opositor. Lo que les importa a los jefes de la MUD es ceder todo lo que haya que ceder para sobrevivir. Y apartar continuamente la vista de la realidad, para potenciar la característica que yo señalo en mi artículo del lunes, “Vía crucis de Venezuela”, semilla de esta ridícula reacción de Aveledo: la MUD es una “simple alianza de partidos con fines exclusivamente electorales”.
Pecado de todos los pecados. ¿Se trataba de una grosera mentira de este escribidor, fruto podrido de la mezquindad de su espíritu? Claro que no. Entonces, ¿por qué me acusa Aveledo de mentir mezquinamente, cuando lo único que hago es plantear una posición contraria a los objetivos de la MUD pero sin ofender a nadie y haciendo uso de mi derecho democrático de opinar? ¿Acaso tampoco sus dirigentes están dispuestos a reconocer el derecho de los otros a la crítica? ¿Esa es la democracia que esta MUD de Aveledo nos ofrece para cuando despertemos de la pesadilla chavista? ¿Más de lo mismo? ¿O esa es más bien la razón de las protestas multitudinarias al margen por completo de la MUD y de que dirigentes de la talla de Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, por discrepar del pensamiento único de la MUD, se hayan visto obligados a montar tienda aparte y solo así poder comprometerse, sin la menor vacilación, como les corresponde hacer a los demócratas cabales, con la justificada protesta de los estudiantes? ¿O será que también es mentira el llamado a la desmovilización de los manifestantes que hizo el propio Aveledo en la plaza Brión el 18 de febrero, tras la detención de Leopoldo López? ¿Acaso no fue Aveledo quien exhortó a la multitud a salir de las calles, regresar a sus hogares para luego (¿el 22 de febrero?), recuperado el buen juicio, relanzar a la dirigencia de la MUD, desdibujada por la fuerza del movimiento estudiantil, y reemprender el verdadero y único camino “correcto” de la oposición, es decir, la construcción de esa mayoría que nunca llega con la finalidad de ganarle la partida al régimen de manera pacífica en las elecciones, y dale con las elecciones, de 2019?
Aveledo, esta no es una pugna por la presidencia de la liga nacional de beisbol, ni tampoco una forma de seleccionar a la reina de unos juegos florales. Aquí y ahora nos jugamos el destino de Venezuela como nación. Una Venezuela que hoy, estremecida por las protestas y el sacrificio de la juventud venezolana, sencillamente ya no está para comiquitas ni pendejadas.
Por favor, seamos serios.
Armando Durán

miércoles, 12 de marzo de 2014

Rebelión Estudiantil


















Por: Humberto Marcano Rodriguez - @Hmarcanor

Hace un mes que nuestros valientes muchachos y muchachas emulando a los estudiantes del año 28 y del 58 alzaron su voz de protesta y se lanzaron en una clara rebelión contra este régimen castro comunista de traidores a la patria, a raíz del criminal acto cometido por las bandas de forajidos asesinos de la guardia nacional, el SEBIN y de las bandas terroristas del 23 de enero, mal llamadas colectivos ( a menos que se les denomine colectivos del terror), cuando regresaban de una jornada cumplida con motivo del día de la juventud, con un saldo de dos estudiantes asesinados y varios heridos, desde entonces han asesinado a 22 estudiantes, casi dos mil heridos y casi la misma cantidad de detenidos, cientos de torturados al igual que presentados en los tribunales del terror donde además de imponerles fianzas que se hacen en muchos casos impagables a otros se les deje en libertad condicional bajo régimen de presentación y prohibición de declarar y manifestar, no de otra manera pueden actuar los regímenes totalitarios, los estados donde en forma contundente se han manifestado estos valientes adolescentes (que se han convertidos en verdaderos hombres y mujeres de la noche a la mañana, al asumir el rol de defensores de los principios de libertad y democracia de su patria) son los tres estados andinos, Zulia, Falcón, Lara, Bolívar, Anzoátegui, Nueva Esparta, Aragua y la inefable Caracas, cuna de la libertad de América.


A pesar de todos los estudiantes muertos (asesinados), heridos, detenidos, torturados y violados, no ha podido el régimen dominarlos aún cuando han estado usando miles de asesinos guardias nacionales, policías nacionales, el SEBIN las hordas de los colectivos del terror, esas bandas de criminales al servicio del régimen y cuerpos de policía regionales, centenares de tanquetas y vehículos blindados, carros anti motines y toda clase de armamento, bombas lacrimógenas por miles, perdigones de metal, bombas aturdidoras, nada han podido contra la valiente actitud de estos estudiantes dispuestos a perder la vida, ya que ante tanto despliegue de fuerzas solo tienen sus pechos y su deseo de libertad para enfrentarse ya no solo a estas corrompidas y vendidas FAN sino al imperio cubano, están conscientes que su lucha por desigual que sea, es una lucha de la verdad contra el mal, es una lucha contra la invasión cubana al país, haciendo el trabajo que le correspondería a esas envilecidas FAN que se arrodillan miserablemente ante el invasor a pesar de todo el armamento y la preparación que poseen, en esa gentuza no hay dignidad ni moral, ni rasgos de valentía, que es precisamente lo que le está sobrando a nuestros valientes estudiantes.

Son muchos los relatos sobre el horror que han vivido por el odio y la sádica forma con que proceden, les roban todas sus pertenencias, los golpean con los cascos de acero, los patean y le dan culatazos además les disparan perdigonazos a corta distancia, como es el caso relatado por la abogado GENIS NAVARRO en Mérida, defensora de un grupo adolescentes comprendidos entre 14 y 16 años que pudo probar todas las torturas que estos engendros del demonio le infligieron a esos muchachos, que la Juez ante la evidencia de los mismas no le quedó otro recurso que ponerlos en libertad plena, pero no ordenó ni ella ni la fiscal del terror abrirle procedimiento de investigación a esos delincuentes, por lo tanto se hacen reos de delitos de lesa humanidad por complicidad inmediata.

Nuestros estudiantes están luchando solos, esto se parece a pesar de la distancia y el tiempo, al caso cuando los Judíos del Gheto de Varsovia en Polonia, se sublevaron contra las tropas invasoras alemanas, que los polacos residentes de Varsovia los dejaron solos y hasta colaboraron con los alemanes para exterminarlos, solos cuando unos seudos dirigentes de partidos políticos que hacen vida en eso que se hace llamar Mesa de la Unidad Democrática, junto a los dirigentes de la misma y el auto nombrado dirigente mayor de la “oposición” Henrique Capriles, miran para otro lado, se callan miserablemente, solo se conforman con ligeras declaraciones que suenan a gloria a los oídos del régimen, cuando siguen insistiendo en un diálogo de sordos, no han entendido o prefieren no entender que cuando el ilegitimo asesino llama a diálogo ordena a sus bandas de asesinos masacrar a los que protestan, donde están todos estos colaboracionistas que no ven como a todo momento todos los días estos canallas guardias nacionales arremeten contra el bastión del honor en que se ha convertido LA PLAZA ALTAMIRA y sus alrededores sin respetar los edificios y sus moradores, ¿Dónde está el pueblo que tampoco sale masivamente apoyar a sus estudiantes?

Será que habrá que resucitar a los muertos que con tanto denuedo lucharon contra la criminal dictadura de Pérez Jiménez, aquellos valientes dirigentes políticos que no los arredraba las cárceles, las torturas ni la muerte, ejemplo de eso hay por centenares o miles, nombres demasiados extensos para escribirlos todos, no había cobardía como existe ahora en esta caterva de seudos dirigentes, que solo están pendiente de sus negocios y de sus posiciones y acomodos.


Conviene no pasar por alto este patético resignarse en los actuales momentos, cuando se está jugando la patria, la libertad y la democracia y que sean solamente esos muchachos lo que lo están haciendo, a todos los venezolanos que nos hacemos llamar demócratas nos corresponde hacer sacrificios, mañana puede ser demasiado tarde, si nuestros estudiantes ceden por cansancio y ante la soledad de su lucha, NADA QUEDA TRAS ELLOS, solo la gran represión y entonces todos pagaremos por igual, cuando tengamos de verdad un solo periódico un solo canal de televisión y nos obliguen a gritar “VIVA CUBA, VIVAN LOS CASTRO CARAJO” y de verdad hacer cola con una cartilla de racionamiento, que no venga ningún imbécil a decir que eso no es posible que Venezuela no es Cuba, Venezuela si será entonces Cuba porque si lo ignoran ese es la forma como en ese imperio del mal antillano nos tratan, como una provincia más de ellos.

Cuanta falta nos está haciendo un combativo Arzobispo que como el Monseñor Rafael Arias Blanco, que el primero de mayo del año 1957, publico e hizo leer en TODAS LAS IGLESIAS DE VENEZUELA, aquella célebre Carta Pastoral, que galvanizó el deseo de lucha de los venezolanos ante la tiranía imperante.

Como pueden existir unas fuerzas armadas que demuestren tanta cobardía ante el pueblo, que se dejen gobernar por unos miserables invasores, no sienten vergüenza de andar en las calles uniformados y señalados como gallinas ponedoras, miran para otro lado cuando saben y presencian como ese componente del terror, esos asesinos ladrones guardias nacionales arremeten y masacran y torturan a indefensos estudiantes, NO HAY DIGNIDAD, NO HAY MORAL EN ELLOS, son unos farsantes indignos cuando se hacen llamar descendientes de los libertadores.

A los padres y familiares de esos valientes y aguerridos estudiantes caídos, a los torturados, heridos y vejados, a los que luchan y resisten, que están conscientes que en la próxima embestida pueden perder la vida, a todos ellos brindo mi caluroso abrazo, mi colaboración de lucha franca y de reconocimiento ante tanta gallardía y valentía, como MI MAYOR REPUDIO PARA ESOS SEUDOS DIRIGENTES DE PARTIDOS POLÍTICOS, A ESOS DIRIGENTES DE ESE SACO DE GATOS QUE SE HACE LLAMAR MESA DE LA UNIDAD DEMOCRÁTICA, A ESE SEÑOR LLMADO HENRIQUE CAPRILES QUIEN DOS VECES SE LA DIMOS CON NUESTROS VOTOS Y NO TUVO CORAJE PARA DEFENDER LO QUE POR DERECHO SABÍA QUE ERA SUYO.¿SERA QUE SIGUE PENSANDO EN ELECCIONES?

Mañana será otro día y una luz de esperanza alumbre donde quiera que estén atrincherados esos valientes y revoltosos estudiantes, con sus sueños, sus alegrías, sus tristezas, sus nostalgias, sus miedos, pero por sobre toda su valiente gallardía y su deseo de una patria libre y democrática donde puedan hacerse realidades sus sueños. Dios los bendiga y que ese Dios de la misericordia los sostenga y que vean coronado sus sueños. Ellos son la verdadera reserva moral de esta Venezuela.

Por el cese de la bestial represión contra nuestros estudiantes, por una conciencia de apoyo masivo a los que luchan, por la libertad de los detenidos y de los presos políticos, por la inmediata salida de los invasores cubanos de nuestro suelo patrio, por el regreso en libertad de los cientos de miles exiliados, por el fin de este régimen castro comunista.

hjmrodriguez@gmail.com /// Twitter;

lunes, 10 de marzo de 2014

Yo también


Yo estoy con los muchachos, miro cantidades de fotos, ellos, los muchachos, su furia, su ira, su inconformidad, su rabia, ¿y por qué no?, su poquito de odio, su gramo de violencia.

No son santos, ni rezanderos, ni civilistas, ni poetas. Son eso, muchachos.
No están hechos de razones, sino de corazones, sus ojos encendidos de tanto humo verde, la piedra en la mano, la china estirada y calculada, la botella de cerveza hecha de trapo y gasolina, de trapo y querosene, botellita ingenua que escupe fuego contra balas. Igual, estoy con los muchachos. Con esa carajita que no pasa los 20 y le hace una gran puñeta a la tanqueta, con esa que a br aza al Guardia tratando de ablandarlo para que no le dispare, con ese que le pinta una paloma con br azo tatuado de guerrero, como si la grosería derrumbara la escopeta, con la que saca el violín y toca el himno nacional, como si la Guardia la fuera a entender.

Yo estoy con los muchachos, equivocados o no, con su megáfono y su resistencia, su guarimba y su desobediencia, con los que se escapan de las madres, que ya no pueden atarlos a las casas, los muchachos que hicieron de la calle su campo de defensa. Con los muchachos que se empecinan en despertar un país dormido que solo se lamenta, un país verbo, país paz de la fea, de la sumisa, de la conferencia.

Yo estoy con los muchachos, olvidé para qué sirve el verbo, les llevo agua, trapos y vinagre. Los muchachos que me recuerdan que aún no estoy muerta, que este país es mío, que este país nos merece. Estoy con los muchachos, equivocados o no.
Estoy con los muchachos que lloran en la noche calladitos, que se soban los moretones y entierran a sus muertos.

Estoy con los muchachos, inocentes, ingenuos, luchadores, soñadores, quizá porque tuve 20, quizá por vergüenza de dejarlos solos, no sé, por irresponsable, por mi pequeña cuota de odio, porque creo en las conquistas, no en las regalías, porque soy como ellos, un poco tonta, otro br avía, o simplemente porque no me da la gana de dejarle mi país a las hienas.

Estoy con los muchachos, con sus rostros cenizas, sus manos heridas, sus rodillas peladas, con su afonía, con su cansancio, con su duelo, con su llanto, con su frustración, con su impotencia, con cada piedra, en cada noche, en cada día de esta gran revuelta.
Anónimo

viernes, 7 de marzo de 2014

Arzobispo Baltazar Porras










El Gobierno Superior Eclesiastico envía un comunicado público ante la convocatoria a la Conferencia de Paz Regional explicando las razones de por qué Monseñor Porras no asistirá.

1.- El día de ayer, miércoles de ceniza 5 de marzo, recibí en horas de la tarde una carta del Sr. Gobernador del Estado Mérida, de fecha 5-3-14 DG-0484-14, en la que me invita a “la Conferencia de Paz Regional, en el Centro de Convenciones Mucumbarila, hora 2.pm, con el fin de dialogar de manera respetuosa, tolerante y sincera, con todos los sectores que hacen vida en el estado Mérida, para establecer una agenda de paz política y social, que permita a todos sus ciudadanos y ciudadanas restablecer la cotidianidad de nuestras obligaciones”.

2.- Es imperativo de todos buscar la paz, a través de la justicia, para abrir caminos a la reconciliación, el perdón y el trabajo en común.

3.- Después de diversas consultas, la recomendación que asumo, es la de no asistir a dicha reunión, por las siguientes razones: no se conoce quienes son los invitados a la misma y a título de qué. Los primeros invitados deben ser los actores de los acontecimientos, de una y otra parte. En segundo lugar, si bien se convoca para el establecimiento de una agenda, se echa de menos el que no se propongan algunos puntos para no caer en las descalificaciones que observamos en la reciente reunión de Caracas. Tercero, y lo más importante, no se conoce a qué se compromete previamente el ejecutivo que garantice, al menos, que hay una voluntad firme y concreta de buscar la paz ciudadana.

4.- Ayer mismo, en la misa de las 6 de la tarde en la iglesia parroquial de Santa Bárbara, abarrotada de fieles por ser miércoles de ceniza, irrumpió durante la celebración un grupo armado y encapuchado. La rápida intervención del celebrante, llamando a la calma y a que nadie se moviera, la cosa no pasó a mayores. Salieron, hubo tiros al aire y junto con otros motorizados causaron daños en negocios cercanos a la iglesia. Un poco más tarde, otro grupo de motorizados causó destrozos en instalaciones de la Alcaldía. Y de varios lugares de la ciudad, se recibieron noticias de enfrentamientos con dichos colectivos.

5.- Cabe preguntarse: ¿cómo es que estos colectivos deambulan libremente por la ciudad, amedrentan, causan destrozos, disparan a mansalva, hieren, y nunca aparecen los órganos de seguridad para resguardar la vida y los bienes de las personas? ¿Quién entrena, dirige, dota de equipos y ordena la acción de estos paramilitares civiles que se asemejan más a bandas de delincuentes o a bandas de delincuentes amparadas en la impunidad e inoperancia de la fuerza pública y del poder moral?

6.- Las barricadas que hay por toda la ciudad son una expresión de protesta, pero sobre todo, de defensa de los ciudadanos, ante las agresiones, tanto de la Policía y de la Guardia Nacional, como de los colectivos. De todo ello hay videos y testimonios. Sin embargo, los detenidos, y en ocasiones los maltratos, han sido inferidos a la población civil y principalmente a los jóvenes.

7.- La primera garantía por la que debemos luchar es por la vida de todos sin distinción. Y los primeros responsables son las autoridades que comandan a los órganos de seguridad del Estado. Tanto la Policía como la Guardia Nacional tienen razón de ser para custodiar y preservar la vida de los venezolanos. No puede ser que se conviertan en sus primeros atacantes y que los verdaderos delincuentes, que es a quienes deben perseguir, actúen libremente.

8.- Por ello, tal como señala el Papa Francisco, para conseguir el diálogo social como contribución a la paz: “compete al Estado el cuidado y la promoción del bien común de la sociedad. Sobre la base de los principios de subsidiariedad y solidaridad, y con un gran esfuerzo de diálogo político y creación de consensos, desempeña un papel fundamental, que no puede ser delegado, en la búsqueda del desarrollo integral de todos. Este papel, en las circunstancias actuales, exige una profunda humildad social” (Exhortación El Gozo del Evangelio 240).

9.- Como Iglesia, tanto nosotros los obispos, como los sacerdotes, religiosas y laicos estamos dispuestos y es lo que hacemos constantemente, trabajar por la paz, que sólo es posible en la justicia, la equidad, el respeto y el perdón. Estamos abiertos a toda colaboración por lograrla, pero quienes primero deben dar muestra de ello, son quienes gobiernan y deben hacerlo con igualdad para todos, con hechos concretos, no con instancias etéreas que pueden conducir a ahondar las divisiones existentes. Una vez que se aclare bien lo señalado en el número 3, estamos en la mejor disposición junto con los distintos equipos de pastoral social, familiar y juvenil de la arquidiócesis, a contribuir a la paz y convivencia de todos los merideños. La cuaresma que estamos iniciando es buena ocasión para ello.

Que el Señor y la Virgen Inmaculada bendigan a todos los merideños y nos ayude a resplandecer en el testimonio de la comunión, del servicio, de la fe ardiente y generosa, de la justicia y el amor a los pobres, para que la alegría del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra.

Mérida, jueves de ceniza, 6 de marzo de 2014.
+ Baltazar Enrique Porras Cardozo
Arzobispo Metropolitano de Mérida

jueves, 6 de marzo de 2014

Dante Allighieri


"Lo más caliente del infierno está reservado para los que en momentos de crisis moral mantuvieron su neutralidad”.
Dante

VENEZUELA - Difundan



Actos cometidos por GNB, PNB y Colectivos: Hubo muertes, heridos, daños a propiedad privada y robos de motos. Todo ocurrio anoche en diferentes partes de Caracas.

Vídeo 1-A: Altamira http://t.co/LiGgvFxszI

Video 1-B: Altamira http://t.co/QRhjU9RZ2u

Video 2: Av. Panteón https://t.co/ky9K1tVpVE

Video 3: La Candelaria http://t.co/Yl9clVsjKm

Vídeo 4: Los Ruices http://t.co/WIHG2rgSdU

Vídeo 5: El Marqués https://t.co/De6VzNciW5

AYUDA A DINFUNDIR