mover

mover

viernes, 25 de octubre de 2013

Yutang

Hay dos maneras de difundir la luz. ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja.
YUTANG, Lin

miércoles, 23 de octubre de 2013

La botella












Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por su buena ventura, llegó a una cabaña vieja, desmoronada, sin ventanas, sin techos.

El hombre anduvo por ahí y se encontró con una pequeña sombra donde acomodarse para huir del calor y del sol desértico.

Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada.
El se arrastró hacia allí, tomó de la nivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.

Desilusionado, cayó postrado para atrás, notó que a su lado había una vieja botella, la miró, la limpió de todo el polvo que la rodeaba y pudo leer un recado que decía usted necesita primero preparar la bomba con toda el agua que contiene esta botella mi amigo, después, por favor tenga la gentileza de llenarla nuevamente antes de marchar.


El hombre desenroscó la tapa de la botella y en realidad, ahí estaba el agua, la botella estaba llena de agua.


De repente, él se vio en un dilema si bebiese aquella agua, él podría sobrevivir, pero si la vertía en esa bomba vieja y oxidada, tal vez obtendría agua fresca, bien fría, del fondo del pozo, y podría tomar toda el agua que el quisiese, o tal vez no, tal vez la bomba no funcionaría y el agua de la botella sería desperdiciada.


¿Qué debería hacer?
¿Derramar el agua en la bomba y esperar a que saliese agua fresca o beber el agua vieja de la botella e ignorar el mensaje?
¿Debería perder toda aquella agua en la esperanza de aquellas instrucciones poco confiables, escritas no sé cuánto tiempo atrás.

Con reluctancia, el hombre derramó toda el agua en la bomba, enseguida agarró la nivela y comenzó a bombear y la bomba comenzó a rechinar sin parar... nada pasaba.

La bomba continuaba con sus ruidos y entonces surgió un hilo de agua, después un pequeño flujo y finalmente, el agua corrió con abundancia... agua fresca, cristalina.


El llenó la botella y bebió ansiosamente, la llenó otra vez y tomó aun más de su contenido refrescante.


Enseguida, la llenó de nuevo para el próximo viajante, la llenó hasta la boca, tomó la pequeña nota y aumentó Créame que funciona, usted tiene que dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente.


¿Cuantas veces tenemos miedo de iniciar un nuevo proyecto pues este demandará de una enorme inversión de tiempo, recursos, preparación y conocimiento?
¿Cuántos se han quedado parados satisfaciéndose con los resultados mediocres, cuando podrían conquistar victorias significativas?


Autor desconocido

La piña










La piña conocida también como el ananá, es una planta perenne de la familia de las bromeliáceas, nativa de América del Sur. La piña es una es fruta deliciosa que ofrece muchos beneficios para la salud. A continuación te presentamos 10 bondades dela piña para tu organismo.

10. Reduce el riesgo de hipertensión La hipertensión se origina cuando demasiada fuerza se ejerce sobre las paredes arteriales, mientras que la sangre circula. Una forma de combatir esto es consumir una gran cantidad de potasio y una pequeña cantidad de sodio en tu dieta para bajar la presión arterial. Las piñas son excelentes para la hipertensión, ya que una taza de piña contiene alrededor de 1 mg de sodio y 195 mg de potasio.

9. Ayuda a perder peso Comer piña puede reducir los antojos dulces, por su dulzura natural y consumes mucho menos calorías, incorpora una gran cantidad de piña en las comidas te ayudará mucho en la pérdida de peso ya que la piña puede hacer que te sientas lleno sin ofrecerle un gramo de grasa a tu cuerpo.

8. Ayuda a mantener una buena salud ocular Las piñas protegen contra los problemas de los ojos relacionados con la edad, porque es rico en antioxidantes.

7. Impide la placa bacteriana y ayuda a mantener los dientes sanos Otro de los beneficios es que impide que se forme placa bacteriana en los dientes gracias a la alta cantidad de vitamina C que contiene y por lo tanto evitar muchas enfermedades de las encías.

6. Ayuda a cura el estreñimiento y el movimiento de intestino irregular La piña es rica en fibra, muy eficaz para curar el estreñimiento y el movimiento de intestino irregular.

5. Ayuda a mantener la piel hermosa La piña contiene enzimas que hacen que la piel se vuelva más elástica, y mejora la hidratación de la piel, al mismo tiempo elimina las células dañadas o muertas, nos ayuda a lograr una tez clara y brillante. Las enzimas de la piña luchan además contra los radicales libres y pueden disminuir manchas y líneas finas.

4. Fortalece el sistema inmune La piña contiene una enzima llamada bromelina. La bromelina es un anticoagulante natural y también hay evidencias de que puede provocar cambios beneficiosos en los glóbulos blancos de la sangre, por lo tanto mejora la función inmune.

3. Excelente para proteger la tiroides y el sistema nervioso La piña es una excelente fuente de vitamina C, yodo, magnesio, fósforo y calcio, útiles para la tiroides y las células nerviosas.

2. Combate la ateroesclerosis, enfermedades cardíacas y diabetes La vitamina C aporta al organismo una protección frente a radicales libres (sustancias que atacan a las células sanas). La acumulación de radicales libres pueden ser los causantes de provocar ateroesclerosis y enfermedades cardíacas o diabetes.

1. Es una excelente fuente de manganeso La piña también es una excelente fuente de manganeso, un mineral esencial para la producción energética de algunas enzimas. También tiene grandes cantidades de tiamina (vitamina B1), también muy importante para que estas enzimas produzcan esa energía. La piña también aporta hierro, azufre y potasio, que favorecen la actividad de las hormonas sexuales y ayudan a generar enzimas. 

Fuente: http://globovision.com/articulo/conozca-los-10-beneficios-al-comer-la-pina

ATENCIÓN: Recordar muy bien esto:

Las penas y preocupaciones no se ahogan en alcohol, 
¡Saben nadar!
Anónimo

Saint-Exupéry

No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
SAINT-EXUPÉRY, Antoine de

martes, 22 de octubre de 2013

Lichtenberg

"Nada se juzga con tanta ligereza como el carácter y en nada hay que ser más cuidadoso. Siempre he notado que las malas personas mejoran al conocerlas mejor y las buenas empeoran". Georg Christoph Lichtenberg, Cuaderno de notas

Goethe

Pensar es más interesante que saber, pero menos interesante que mirar.
GOETHE, Johann Wolfgang von

El peluquero


 
Un día, un florista fue al peluquero a cortarse el pelo.
Luego del corte, pidió la cuenta y el peluquero le contestó:
- No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo servicio comunitario.
El florista quedó agradecido y dejó el negocio.
Cuando el peluquero fue a abrir el negocio, a la mañana
siguiente, había una nota de agradecimiento y una docena de rosas en la puerta.

Luego, entró un panadero para cortarse el pelo, y cuando fue a pagar, el peluquero respondió:
- No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo servicio comunitario.
El panadero se puso contento y se fue.
A la mañana siguiente cuando el peluquero volvió, había una nota de agradecimiento y una docena de donas esperándolo en la puerta.

Entonces un senador fue a cortarse el pelo y cuando fue a pagar el peluquero nuevamente dijo:
- No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo servicio comunitario. El senador contento se alejó.

Al día siguiente, cuando el peluquero fue a abrir el local, había una docena de senadores, 10 diputados, 15 concejales, el alcalde con sus secretarios, la esposa del alcalde y 6 hijos , haciendo cola para cortarse gratis.

Esto, querido amigo, muestra la diferencia fundamental que existe, actualmente, entre los ciudadanos comunes y los miembros del "honesto" grupo de ciudadanos que nos gobiernan.

lunes, 21 de octubre de 2013

Tesoros que empobrecen










Por: Monseñor Ramón Viloria - Las religiosas son realmente muy creativas en cuanto a liturgia se refiere. No hay como encargarles a ellas una celebración para tener novedades maravillosas que la enriquecen. Celebré una vez una Misa a un grupo de superioras de las diversas partes del mundo de una congregación que estaba reunido, y en el momento de las ofrendas nos repartieron a todos los presentes, ellas y yo, un conglomerado de plastilina de diversos colores. Cada uno de nosotros debía hacer una figura, de lo que se nos viniera en mente -flores, frutos, objetos...- con él... La sorpresa que nos llevamos todos es que el conglomerado -¡cada uno!- tenía escondido en su interior, una piedrita de plástico de colores, de las que se usan en los acuarios, que, según dijo la organizadora, era signo del tesoro escondido que debíamos tener todos para poder llevarlo a los demás... La creatividad se desbordó. Cada una hizo algo distinto: frutos, flores, vasijas, continentes, jardines... Y cada una tenía que explicar lo que había hecho y colocarlo como ofrenda...

Cuando me tocó presentar lo mío, dije que tenía más de 45 años que no "jugaba" con plastilina, lo cual quedaba en evidencia por la torpeza de lo que había hecho... Construí un hombre-mujer multicolor, muy sencillo... Lo único que hice fue modelar muy burdamente su cabeza, sus brazos y sus piernas. Y traté de distinguir de un lado a un hombre y del otro, una mujer... Pero no sabía qué hacer con la piedrita... Lo que se me ocurrió decir fue: "El tesoro lo dejo en mis manos, para poder tenerlo siempre disponible para darlo a los demás..."


Y eso me sirvió de una reflexión personal muy provechosa. ¿Qué tesoro es el que tengo? ¿Qué es lo que puedo llevarle a los demás? ¿Es verdadera riqueza o es más bien una terrible pobreza la que estoy distribuyendo?


Esa piedrita se convierte, para muchos en lo que vulgarmente llamamos "una piedrita en el zapato", porque en verdad muchos nos ocupamos en exceso de lo que no vale tanto la pena y descuidamos el verdadero tesoro que debemos tener para enriquecer a los demás...


Dios nos ha enriquecido, ciertamente, con nuestra inteligencia y voluntad para que podamos planificar mejor nuestra vida, para que hagamos programas de vida asequibles, reales, en los cuales las metas dirijan los esfuerzos que realizamos para alcanzarlos. Son los ideales que nos trazamos para dar sentido a nuestra vida. No quiere Dios que tengamos penurias de ningún tipo, tampoco materiales. No está mal querer forjarse una vida en la que se tenga lo esencial para que sea de buena calidad. Más aún, en sus acciones el mismo Cristo llegó a realizar milagros para poder dar a los hombres el mínimo sustento necesario. Y fustigó fuertemente a los que impiden a los demás poder llevar una vida digna. Jesús no bendice, de ninguna manera, la miseria, la indigencia. Ellas son profundamente injustas y antievangélicas. Y por eso nos compromete a todos a poner nuestro mejor esfuerzo para luchar contra ellas y para facilitar la vida de los hermanos. Jesús, sí, bendice a los pobres, y los coloca como aquellos a los que debemos siempre servir, llegando al extremo de decirnos a todos que todo lo que  hagamos con uno de ellos, a su favor, a Él mismo se lo estamos haciendo. Por el contrario, cuando no lo hacemos, a Él dejamos de hacérselo.¡Él está en los pobres, en los necesitados, en los desposeídos injustamente, en los humillados, en los desheredados de siempre, en los oprimidos! Ciertamente todo lo que hagamos en su favor no es, jamás lo será en cristiano, un simple trabajo sociológico, aun cuando no por eso se le resta méritos a quien lo haga. Para el cristiano, este trabajo en favor de los hombres tiene una implicación inmensamente espiritual. Quien lo realiza con la mentalidad del amor a Jesús y al prójimo, le está dando el sentido que el mismo Cristo ha querido darle...


Por ello, cuando nos centramos sólo en la acumulación de riquezas, de honores, de "cosas", que al final, son relativas, no nos diferenciamos en nada de aquel que agrandó sus graneros para acumular, pero que al final murió sin haber atesorado nada para esa vida futura... Es conveniente siempre preguntarse, ¿qué tesoro estoy acumulando? ¡Cuidado con caer en la tentación de decir que la ayuda a los pobres es simplemente política, marxismo, ideología! Para muchos ha sido excesivamente conveniente la "lucha" contra la Teología de la Liberación, ciertamente en algunas tendencias, politizada e ideologizada, con el peligro incluso de vaciar totalmente de contenido espiritual el trabajo en favor de los pobres. Muchos cayeron en la tentación que casi los llevó incluso al ateísmo práctico... Ese peligro siempre hay que evitarlo. Pero, también lamentablemente, muchos se fueron al extremo opuesto... Escudándose en esa "lucha" del Magisterio de la Iglesia, tildaron a todo el que se pone a favor de los pobres, del trabajo en contra de la miseria y la indigencia, de "extremistas"... Y escudándose en eso, se lavaron las manos, considerando que eso no era prioritario como trabajo de la Iglesia... Los Obispos en Puebla nos echan en cara la realidad absoluta de la misióin universal de la Iglesia. Entre las opciones preferenciales, colocaron la de los pobres. Parafraseando al Beato Juan Pablo II, que afirmó que "El hombre es el camino de la Iglesia", podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos que "El pobre es el camino de la Iglesia". Si la Iglesia no se ocupa de ellos, no está haciendo lo que debe hacer...


Revisemos siempre qué estamos haciendo... No sea que creyendo que estamos haciendo de nuestra vida una maravilla, lo que estemos haciendo sea colocarle lastres que nos impidan alzar el vuelo a la eternidad. Sería realmente triste. Usemos nuestra inteligencia y nuestra voluntad, sí, para programar nuestra vida y hacerla lo mejor posible. Pero no nos paremos allí. Que sembremos lo que es el verdadero tesoro: El de la siembra de eternidad, del amor por los demás, del auxilio necesario al Cristo que está en el hermano, particularmente en el más necesitado... Que nuestra piedrita de colores sea lo que más nos aligera el vuelo a la presencia eterna feliz junto al Padre: La de la solidaridad, la del servicio, la de la fraternidad, la del amor a los más pobres y sencillos del mundo...

viernes, 18 de octubre de 2013

¿Alóóóóóó?

El que no sabe es un imbécil. 

El que sabe y calla ¡es un criminal!

BRECHT, Bertolt

Genio al servicio del mal

 




Por: Leonardo Silva - @LeoSilvaBe

Debemos estar orgullosos de compartir gentilicio con Gabriela Montero, que enfrentándose con decisión a la dictadura se hace digna heredera del pasado histórico musical de Venezuela en el que hubo hombres como el maestro Vicente Emilio Sojo y Alfredo Sánchez Luna, el gran Alfredo Sadel. Muchos venezolanos no conocen que estos dos artistas demócratas a toda prueba fueron héroes de la lucha por la libertad bajo la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y que no solamente pusieron en peligro sus obras, sino también sus vidas, arriesgándolo todo para derrotar la opresión.

Vicente Emilio Sojo, el adusto educador, músico, compositor, musicólogo y compilador de nuestro folklore, rechazó displicentemente la solicitud del dictador de dirigir la orquesta para actos de gobierno, e incluso, de su cumpleaños.

Públicamente confrontó a un régimen conocido por sus torturas y asesinatos perpetrados por la Seguridad Nacional de Pedro Estrada y Miguel Silvio Sanz (autor, este último, del asesinato del cantante Genaro Salinas quien misteriosamente cayó al vacío en el túnel frente la iglesia San Pedro, presuntamente por un asunto de faldas).


El caso de Alfredo Sadel es digno de una novela de John Le Carré. Este insigne luchador libertario, en el momento en que se encontraba en la cima de su popularidad como cantante; cuando disfrutaba de los laureles que solamente antes había tenido Carlos Gardel (de quien toma su seudónimo: “Sadel” es una palabra formada por las dos primeras letras de su apellido Sánchez, y las tres últimas de Gardel); cuando gozaba de grandes ingresos gracias a un público que desde el Río Grande hasta la Patagonia pagaba por escuchar sus discos e ir a sus presentaciones y películas; cuando tenía un arrastre planetario que –en una comparación injusta para Alfredo- recuerda al que hoy pueden tener cantantes como Luis Miguel y Shakira; decidió jugarse la vida fungiendo de correo encubierto para la resistencia, no solo para sus compañeros de Acción Democrática en la clandestinidad, y financiando la lucha, sino además encargándose de la manutención de líderes como Carlos Andrés Pérez, Rómulo Betancourt y otros, cuando vivían en el exilio en países como Costa Rica. 

El heroico bolerista que más tarde llegaría a ser uno de los tenores líricos más importantes del siglo XX, escogió el posible sacrificio de su bienestar y su vida antes que el cómodo disfrute de sus bienes, en solidaridad con sus hermanos compatriotas y por su patria.

Una de las mentes más admirables que ha dado Venezuela es sin duda la de José Antonio Abreu, laureado con toda clase de premios que van desde el Príncipe de Asturias hasta el Nobel Alternativo. Hombre que ha brillado como economista y gerente, tanto como talentosísimo músico. Este organista y director, alumno de Vicente Emilio Sojo, es creador de uno de los más grandes aportes que venezolano alguno haya dado a su país: el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles. 

Esta magna obra ha formado a cientos de miles de niños y jóvenes, principal pero no exclusivamente de extracción pobre, como músicos, disminuyendo así la posibilidad de que sucumbieran a plagas como la delincuencia y las drogas, al tiempo de darles educación en un oficio digno; dándoles una vida digna y valiosa.

Su hoja de vida prueba que tuvo la habilidad para congraciarse, y obtener el apoyo para su obra, con todos los gobiernos de la democracia, desde el primero de Carlos Andrés Pérez (durante el cual y con su decidido patrocinio fundó El Sistema), hasta el último de Rafael Caldera. Llegó a ser Ministro de Cultura de Carlos Andrés Pérez, Presidente del Consejo Nacional de la Cultura y diputado al congreso. Desde la década de 1970, Abreu se constituyó en líder fundamental del movimiento cultural gracias a su privilegiado intelecto y a sus dotes para nadar en el proceloso mar de la política. Abreu devino así en uno de los iconos más representativos de lo que hoy sus amos llaman “la Cuarta República”.

Pero muchos vimos con angustia cómo ese ídolo de la era democrática, servidor insigne tanto con adecos como con copeyanos, pasó a brindar sus inestimables servicios a la dictadura de Hugo Chávez. Muchos pudieron justificar su “neutralidad”, su tolerancia del mal, con su gran obra. Argumentaron que El Sistema debía ser protegido (lo que es cierto) y que colaborando con el régimen, Abreu salvaba el futuro, además, de 400.000 niños para quiénes este era su única esperanza.

Era difícil argumentar contra tal planteamiento de aparente lógica incontestable. Además, alegar la falsedad de tal argumento rayaba en el pecado capital, tanto para oficialistas como opositores, que veían como intocable la figura de este “grande y ejemplar venezolano”. Invocar su posible interés crematístico basado en el nepotismo manifiesto en su gerencia de El Sistema, equivaldría a la pérdida de la nacionalidad y el exilio. Argüir que el principal móvil del brillante músico podía ser su necesidad de estar siempre al lado del poder, podría conducir al ostracismo del osado.

De nada serviría alegar que en los conciertos internacionales de la Orquesta Simón Bolívar, dirigida por su talentoso pupilo y socio colaboracionista, el también servil Gustavo Dudamel, suerte de fenómeno de mercadeo capitalista, de producto de consumo masivo musical; se presente a El Sistema como obra de la revolución bolivariana y de Hugo Chávez, negando la historia, e incluso se pronuncien palabras y se repartan panfletos de propaganda del gobierno chavista. El atrevimiento de hablar contra Abreu inexorablemente conduciría al desprecio social.

Pero en los días siguientes al fraude electoral del 14 de abril de 2013 Venezuela vio asqueada al grande hombre sentado en primera fila, sonriendo y vitoreando mientras aplaudía efusivamente, incorporándose, al ilegítimo Nicolás Maduro cuando era sujeto de la ultrajante proclamación express como presidente electo, y luego en la toma de posesión expedita. A muchos entristeció esa imagen, a otros nos confirmó lo que pensábamos desde hacía ya unos años.

¿Pero es válida la defensa de que Abreu protege a 400.000 niños que sin El Sistema serían arrojados a la perdición? Lo primero que hay que decir es que esos 400.000 niños, si los amos del prohombre tienen éxito, para lo cual gozan de su colaboración, estarán condenados a vivir en una sociedad totalitaria y en un país arruinado por un socialismo del Jurásico.

Que El Sistema eventualmente servirá para el lavado de sus cerebros, lo que permitirá el control de sus voluntades por parte del Hermano Mayor. Que serán zombies de un comunismo a la Corea del Norte y Cuba; es decir, que serán muertos en vida tocando melodías tristes en sus violines que más que instrumentos de libertad serán cepos de una sociedad. ¿Es esto salvación? Muy por el contrario, Abreu le brinda a la dictadura un huerto fértil de cerebros maleables para la propagación de la dominación por parte de una élite corrupta. Le brinda prisioneros y futuros carceleros.


En la reciente visita de la Orquesta Simón Bolívar a Salzburgo, capital europea de la música y lugar de nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, vimos a un Abreu sonriente caminando tomado del brazo del mismo Andrés Izarra que días antes había dirigido la atroz represión militar de los indígenas que protestaban en el Estado Amazonas, quien por cierto, subió al escenario a compartir créditos con los jóvenes de la orquesta y Dudamel, la Coca Cola roja rojita de la dirección orquestal; el Von Karajan de la robolución. Así cumple Abreu con otra de las funciones principales de El Sistema: elemento vital del aparato de propaganda del régimen; embajador cultural de la dictadura comunista. Con su privilegiado intelecto, difícilmente podrá defenderse diciendo que no conoce a los Goebbels de la
historia.


Por lo demás, el nombramiento en meses pasados de una directiva del SOV casi exclusivamente formada por robolucionarios ajenos al mundo de la cultura y la música, presidida por Jesse Chacón, teniente que el único instrumento que ha conocido es el fusil usado contra inocentes en la toma del Canal 8 el 4F, demostró que Abreu se encaminó a su propia aniquilación al capitular con una dictadura de delincuentes de rasgos psicopáticos; y con ella, colabora a la de la patria dominada por un colonizador cubano que le impone el comunismo.

jueves, 17 de octubre de 2013

Para Ivan Simonovis

"Sé firme como una torre, cuya cúspide no se doblega jamás al embate de los tiempos..."
Dante Alighieri

miércoles, 16 de octubre de 2013

martes, 15 de octubre de 2013

Refrán

Males Los entran por arrobas y salen por adarmes - Refrán

¿Tenemos patria?

 
Patria es una palabra que, como casi todo en Venezuela, está devaluada. 

Según el diccionario de la Real Academia Española de la lengua, su definición es:

"patria s. f.
  Lugar o país en el que una persona ha nacido o al que se siente vinculada por razones legales, históricas o sentimentales: aunque nací en Brasil, mi patria es Portugal porque es donde me he criado.
— chica Pueblo, ciudad o región en la que se ha nacido: Alcalá de Henares es la patria chica de Cervantes.
  Lugar o comunidad con la que una persona se siente identificada por razones afectivas: considera que el mundo entero es su patria.
  En la religión cristiana, cielo."

Nuevamente, según esta definición Venezuela ES nuestra patria por razones legales (la partida de nacimiento ORIGINAL y oportunamente emitida, a cada ciudadano, es venezolana), razones históricas (compartimos un bagaje cultural y una serie de acontecimientos de nuestro pasado); o sentimentales (afectos varios a la idiosincrasia, geografía, folklore, usos y costumbres, además de ciertos modismos).

Basados en esta definición y en nuestro sentido común (siempre el menos común de los sentidos), la Patria es un conjunto intangible de valores, una esencia particular  algo que nos hace diferentes al resto de los mortales de este mundo. Sin embargo, jamás un ciudadano tuvo, por la inoportuna y absurda ocurrencia electoral de un caudillo, escoger o seleccionar una posición política, en la cual se debe separar el conjunto que forma la definición, de su simple enunciado.

Es allí donde arranca un eslogan POLÍTICO que lejos de hinchar el pecho de orgullo del venezolano, hace que aflore lo más fétido de la podredumbre cerebral de un régimen nefasto. Y es que según el difunto comandante, había que escoger entre un proyecto que se perfilaba como progresista y de amplio efecto social, por entender y atender las necesidades de su pueblo; y otro que entonaba con arrogancia y altanería el simple enunciado. Esto es el caradurismo extremo, al decirle a un grupo de personas: "Ustedes quieren agua o quieren Patria? Ustedes quieren comida o quieren Patria? Ustedes quieren luz o quieren Patria?". Este fue un discurso vulgar, descarado y retrogrado, pero al mismo tiempo emotivo y carismático del difunto Chávez.

Por tratarse de un concepto intangible, es ante personas desnaturalizadas, un concepto manipulable. Por lo tanto se manipuló. Y así como se maneja un concepto de la fe y se ejerce en lo que sea que se crea, aun sin verlo o que conste su existencia y efecto, así mismo nos llenamos de Patria, aún pasando hambre. Nos llenamos de Patria, aún sin agua. Nos llenamos de Patria, aún sin luz. Nos llenamos de Patria, aún sin empleo. Muchos se llenaron de Patria...y hoy, ni siquiera tienen vida, simple y literalmente, han muerto.

Habría que preguntarse a título personal: ¿Qué es la Patria?, en verdad la tenemos, veamos...

Usted, estimado lector, ¿Cuenta con casa propia? ¿Es alquilada? ¿Vive en casa de algún familiar o amigo? ¿Es usted un "invasor" con apoyo político? ¿Se siente bien con su actual status en lo referente a SU vivienda? Tal vez usted sea una persona de bien, educada y productiva, que se ha fajado para tener su casa. Tal vez usted sea una persona que no merece siquiera el aire que respira, por ser un parásito social y esperar que el gobierno le resuelva todos los problemas que usted, es incapaz de resolver por incapacidad, comodidad o simplemente por flojera o ignorancia. Quienquiera que usted sea, considera que ¿Tenemos Patria?

Usted, ¿Estudio alguna carrera universitaria? ¿Tal vez alguna carrera corta a nivel de TSU? al menos ¿Realizó algún curso o taller especializado para hacerse "técnico en" o "especialista de"? ¿Cuenta con un empleo o trabajo donde percibe alguna remuneración? Si es buena o mala su remuneración, eso es otro tema, a fin de cuentas, nadie le obliga a estar allí, ¿o si? ¿Puede usted vivir con esos ingresos, fruto de su actividad económica? Ingresemos al aspecto netamente económico: ¿El virus imperialista de la inflación le afecta? La campaña de desabastecimiento de la extrema derecha, ¿usted la percibe? La guerra económica generada por sectores de la oposición apátrida, ¿le está afectando? Luego de leer las últimas expresiones en negrillas, considera usted que...¿Tenemos Patria?

¿Se ha dado cuenta usted que en este país, su país, mi país (Venezuela, por si acaso divaga en otras ideas), es un país en el que no tener dinero es tan difícil problemático y conflictivo como tenerlo? ¿No lo cree así? La diferencia radica en que se enfrentan situaciones y una problemática diferente, pero efectivamente se enfrentan muchos, muchos problemas. Se corren otro tipo de riesgos y la inseguridad es igual o tal vez mayor. Ante este panorama, ya sea que usted tenga dinero o no, cree que ¿Tenemos Patria?

¿Tiene usted un carro o aún no ha podido hacerse con uno? (OJO: la expresión hacerse con uno, implica tener la posibilidad de COMPRARLO, que sea resultado de su propia inversión. No bajo la figura de robo, el forzado de documentos o manipulación de alguna póliza de seguros) En caso de que lo tenga o no, asumo que al rodar por las diferentes vías, calles, carreteras, puentes y autopistas, nota esas irregularidades en el terreno, que la escandalosa gente del sector opositor suele llamar huecos y troneras, ¿si las ha visto? ¿Ha caído en alguno con SU carro o ha caído en ellos en un taxi o un por puesto? Independientemente de como caiga en el hueco, el asunto es que CAYÓ en él, es decir, existe, está allí para incomodar su vida. Considera usted que la existencia por falta de mantenimiento e inversión, de esos huecos nos permite decir con orgullo que ¿Tenemos Patria?

Si usted es de los que creen en el concepto, también intangible, de la soberanía alimentaria, se ha percatado que un alto porcentaje de lo que usted y yo consumimos en el territorio nacional, ¿viene de otros países? es decir, casi todo lo que comemos es importado. Muy pocas cosas se producen acá. Eso es para usted algo que nos permita decir que ¿Tenemos Patria?

Ya que mencionamos el tema Soberanía, ¿Cree usted que un régimen que es claramente seguidor de una mazamorra ideológica proveniente de Cuba, que de forma evidente, vulgar y descarada ha desplazado a personal calificado venezolano, para asignar en esas posiciones a funcionarios CUBANOS, está manejando de forma adecuada el concepto de Soberanía? ¿Cree usted que entregar de manera simplista e indiferente el territorio Esequibo a Guyana, es algo Soberano? ¿Aprueba usted el endeudamiento que se maneja con China? ¿Cree usted que el regimen actúa bien al endeudar el país, devaluar la moneda, represar los dólares, todo esto con el mayor valor histórico del barril de petroleo? ¿Entiende usted todo esto que estoy mencionando o sigue pensando que usted se beneficia de todo esto que el régimen hace?

Si usted, luego de trabajar (espero de todo corazón que sea honestamente) sale a buscar los productos y servicios que necesita, pero no los consigue por el tristemente célebre desabastecimiento (o escasez, según quiera verlo) o padece de la interrupción del servicio (dícese luz, agua, gas, telefonía fija, telefonía celular, Internet, entre otros), considera que ¿Tenemos Patria?

En caso de que no lo haya notado, hay párrafos en los que planteo con evidente sarcasmo, lineamientos o enunciados esgrimidos por el régimen, el cual ante su propia torpeza, inoperancia, negligencia, mediocridad, mentalidad retrograda y delincuencial, pretende siempre apuntar hacia otro lado, antes de asumir responsabilidades y encontrar soluciones. Siempre es fácil identificar a un perdedor de un ganador, por la forma en la que se enfrenta una crisis o un problema, básicamente porque el ganador la ENFRENTA, mientras que el perdedor la EVADE. Luego se observa que el ganador busca y encuentra SOLUCIONES, mientras que el típico perdedor busca y encuentra CULPABLES.

Con esta visión general de nuestro país, su país, mi país...(una vez más, Venezuela, por si acaso divaga en otras ideas) considera usted que ¿Tenemos Patria?

Con su perdón responderé a título personal. 
 
Yo SI CREO que tenemos Patria! pero desafortunadamente, la llevamos en el corazón y no transitamos por ella. Seguimos encerrando nuestras ideas, nuestros sueños y anhelos para nosotros, nuestras familias, nuestros amigos y nuestro entorno, sin llevar a la práctica esa riqueza infinita por temor, por comodidad, por conveniencia o simplemente por irresponsabilidad. Cada uno sabrá en que nivel se encuentra y cual es la barrera que le impide generar un cambio masivo para Venezuela.

No soy de los que quiero o pretendo volver a esa época en la que "eramos felices y no lo sabíamos", porque simplemente eso forma parte del pasado, hubo errores que generaron un cambio abrupto y muy negativo, que nos llevó a estar donde estamos. Por lo tanto, la visión y la apuesta es hacia un mejor presente, que genere un excelente futuro! Tenemos con que, contamos con los recursos y si hay personal calificado para llevar a cabo está faraónica tarea, lo que debemos hacer es cambiar nuestra actitud, cambiar la posición de nuestro interruptor interno.

La Patria ha existido, existe y existirá pero no como un concepto abstracto e intangible. Tampoco es un eslogan político o una propaganda electoral. No es una devaluada bandera que se usa a conveniencia. Ni es un escudo de hipocresía ante ineptos usurpadores. La Patria debemos vivirla, respirarla, transitar por ella, recibir a propios y extraños con orgullo y nobleza. 

Para lograrlo hay mucho, muchísimo por hacer. No es un trabajo simple o fácil, nadie dijo que lo será. Es por ello que no cualquiera tiene Patria, todos tienen nacionalidad. Son términos parecidos, pero diferentes. Así que, ¿Qué dicen? ¿Tenemos Patria?

¿Entienden esto MUD-ISTAS? ¿no? ¡ok!









Por: Roderick Navarro

Quien se opone a este régimen es opositor. Punto. 

Pero hoy, quien oficialmente es su contraparte para optar al poder, es la MUD, a la que yo llamo por eso la “OPOSICIÓN OFICIAL” que es la que reconoce el régimen como su media naranja. 

Tan es así, que la razón de ser de esta oposición es la existencia y permanencia del régimen –que dicen democrático cuando no lo es- de lo contrario ¿a qué se opondrían? 

Eso no quiere decir que quienes se opongan al régimen fuera de la MUD no son opositores ni mucho menos “paja loca”. Esta puerilidad última, hace legítima una postura compartida por quienes no somos afines a la acción política de la MUD pero seguimos adversos al socialismo –los que realmente nos oponemos, no incluyo aquí a los que con el pretexto de ser “críticos” se han desligado de la MUD para seguir siendo parte de los intereses del régimen-.
 
¿Por qué no somos iguales a ustedes, señores MUD? 

Porque no todos creemos coherente ir a votar con el mismo CNE que les hizo fraude en Abril. No se empeñen en obligarnos a pensar de esa manera que quieren. Muchos hemos ido hasta el final por nuestras convicciones y banderas desde el movimiento estudiantil, a pesar de todos los riesgos.

No podemos respaldar la cobardía demostrada al no defender la “victoria” que tuvieron en Abril con la barata excusa de la “paz”. Para muchos, la Libertad es nuestro valor supremo ¿Por qué nos quieren obligar a que valoremos por encima de ella a la igualdad con el disfraz de “justicia social” como los que hoy están en el poder?

Por eso nos llaman “radicales, infiltrados, saboteadores”, adjetivos usados con el empeño de igualarnos a ustedes a través de la culpa; una actitud despreciable, además propia de los que hoy ilegítimamente están en el poder.


Asimismo, no somos pares con ustedes porque nosotros si podemos decir que le ganamos a Chávez cuando estaba vivo: nosotros si recordamos quienes estaban sugiriendo con vehemencia que aceptáramos una victoria del Gobierno la tarde-noche del 2 de Diciembre del año 2007.

Muchos no somos como los jóvenes sumisos del madurismo que hacen silencio ante lo que no les gusta y van en contra de sí mismos. ¡NO! Somos muy diferentes y por eso decidimos luchar con ustedes al incorporarnos a la política, al principio.

No esperen que los jóvenes seamos tan sumisos como los del PSUV; no esperen de nosotros silencio y acompañamiento de las cosas que no concuerdan con nuestras conciencias; no esperen de nosotros más perdón por errores.

Ya 15 años han sido más que suficientes. Decidimos empuñar nuestro destino valerosamente como lo han hecho los hombres que han cambiado la historia de sus naciones.

Por eso, hoy nos oponemos al régimen, pero NO con ustedes.


Tienen hoy una responsabilidad y un perfil. No nos culpen a nosotros por no dar la talla. Nosotros tenemos un rol definido en la historia política de Venezuela y lo estamos cumpliendo. 

Preocúpense por los crédulos que aún les rodean; por los que con desgano siguen en la misma agenda que ya lleva años sin cambiar; por los que están por dejarles solos; por los que no les responden mensajes ni convocatorias. 

Preocúpense.

La guerra es contra la decadencia, venga de donde venga, porque Venezuela no puede seguir siendo víctima de la premiación de lo mediocre.

Por eso les digo: midan sus palabras con cuidado, porque se acabó la época donde asumíamos sus discursos como santa palabra.

Ustedes son los que necesitan de nuestro voto como ciudadanos, nosotros no les estamos “pidiendo el favor” de que nos gobiernen.

Quien quiera contar con el apoyo de los que creemos en la Libertad tiene que ganárselo, tiene que merecérselo: ya basta de tanta “paja loca”.

Tomado de:
http://www.lapatilla.com/site/2013/10/11/roderick-navarro-la-oposicion-fuera-de-la-mud/

lunes, 14 de octubre de 2013

Quevedo

Donde hay poca justicia es grave tener razón.
QUEVEDO y VILLEGAS, Francisco de

Verdades entre Batidos







Por: Luis Homes Jiménez - @luishomes 
 “Nuestra Revolución Avanza” dijo el hombre orgulloso con un batido en la mano, en un modesto y  popular establecimiento en el centro de Aruba.  Bonifacio sonríe y en tono cínico agrega. “Es que ustedes creen que somos caídos de la mata. Tenemos todo controlado y no se crean que hay un diputado 99, la verdad es que hay 101. O sea, dos más por si acaso. Todo el mundo tiene su precio y cuando los ingenuos creen que este gobierno va a caer, las cotizaciones se ponen más altas, pero sigue habiendo dinero para trabajo político. Es más, para eso es lo único que hay”. Las dos damas que le acompañan, supongo esposa e hija, colocan las bolsas de compra sobre una improvisada mesa. Gucci, Hermenegildo Zegna, Thifany  y Valentino.  Piden batido de lechoza. 
Bonifacio suelta otra prenda. “Tampoco se dan cuenta que este es otro gobierno, en construcción,  pero es otro gobierno. Y que no les quede duda que más severo y cruel que el de mi Comandante. Puede que haya más jefes y que al visible nadie lo respete, pero la revolución avanza. ” En el momento recordé las noticias del fin de semana que acababa de leer en la mañana por internet. Las sanciones a los diputados Borges, Bracho y Machado, la creación de un servicio presidencial para restringir la libertad de información y las destempladas y reiteradas declaraciones de Maduro por cualquier movimiento opositor.
Interrumpo la conversación para decirle a mi viejo amigo que en las elecciones municipales el gobierno se las verá muy apurado y que el avance que está anunciando será de pocos meses… y suelta una carcajada que le hace ahogarse estruendosamente. Traga grueso, casi no puede hablar hasta que por fin,  con la cara roja me dice: “Y siguen enfocándose en las elecciones, que bueno que caen en la trampa”. Yo le pregunto ingenuo si piensan suspender la consulta en diciembre, pero dice que no, que es irrelevante que se realicen o  no porque tienen el control de la población asegurado. “Nosotros siempre ganamos “y mira picándole el ojo a sus dos espalderos morenos que no reconozco como nativos de la Isla.  A ellos les pide dos jugos de naranja, paga la cuenta de todos y se va tarareando una canción.   
Yo alerto a las damas que están olvidando  sobre la mesa una bolsa de Gucci. Y me quedo pensando en tomarme  o no otro batido, mientras digiero sus verdades.

jueves, 10 de octubre de 2013

Test de personalidad

















Mira los árboles y elige, inmediatamente, el que te resulte más atractivo. No pienses ni tomes demasiado tiempo, simplemente selecciona y averigua lo que tu elección dice sobre tu personalidad.  


1. Generosa y moral (no confundir con moralista). Quiere ser el mejor. Tiene las más altas ambiciones y cuida las normas al más alto nivel. Trabaja duro, pero no es egoísta. Trabaja porque quiere que el mundo sea mejor. La gente puede pensar que la comunicación con usted es difícil, pero para usted no es fácil ser quien es. Tiene una gran capacidad para amar hasta que le hagan daño, e incluso después… sigue amando. Muy pocas personas pueden apreciar cómo usted se merece todo lo que usted hace tan bien.

2. Fascinante y honesta. Usted es una persona muy responsable que se preocupa por los demás. Cree en el trabajo honesto y le resulta fácil asumir las obligaciones. Tiene buen carácter. La gente confía en usted. Se llama a la confianza de la gente. Puede aceptar muchas responsabilidades relacionadas con el trabajo. Usted es una persona brillante, de rápido pensamiento e ingeniosa, siempre tiene algo interesante que contar.

3. Inteligente y reflexiva. Es un gran pensador. Sus pensamientos e ideas son lo más importante. Ama pensar en sus teorías y puntos de vista solo. Tiende a ser introvertida. Se lleva bien con alguien que le gusta pensar y aprender. Nunca es superficial. Usted pasa mucho tiempo pensando en la moral. Usted está tratando de hacer lo correcto, incluso si la mayoría de la sociedad no está de acuerdo con usted.

4. Perceptiva y filosófica. Usted es una persona única, es un alma caritativa. A su lado no hay nadie incluso un poco similar a usted. Es una persona intuitiva y un poco peculiar, hasta estrafalaria. A menudo es mal entendida y le duele. Necesita espacio personal. Su creatividad tiene que ser desarrollada, exige el respeto de los demás. Usted es una persona que ve con claridad los lados luminosos y oscuros de la vida. Usted es muy emocional.

5. Segura de sí misma y dominante. Usted es muy independiente. Su principio rector en la vida es: “voy a hacerlo a mi manera”. Confía sólo en sí misma. Sabe cómo mantenerse fuerte para usted y sus seres queridos. Usted no tiene miedo de perseguir sus sueños, sabe lo que quiere y va a su encuentro. Lo único que exige de la gente es honestidad. Usted es lo suficientemente fuerte como para aceptar la verdad.

6. Amable y sensible. Usted construye fácilmente relaciones con la gente. Tiene muchas amistades y le gusta hacer su vida mejor. Le gusta ayudar. Usted tiene un aura cálida, luminosa y brillante, que hace que las personas se sientan bien cuando están cerca de usted. Muy fácilmente la gente se siente bien en su presencia. Todos los días usted piensa en cómo llegar a ser aún mejor. Quiere ser perspicaz, interesante, profundo y único. Necesita amor más que nadie en el mundo. Usted es una persona dispuesta a amar incluso a quienes no le corresponden.

7. Feliz e imperturbable. Usted es una persona muy sensible y comprensiva. Escucha con atención y sin prejuicios. Cree que todo el mundo tiene su propio camino en la vida. Está abierta a personas y a acontecimientos nuevos. Usted es muy resistente a la tensión, rara vez se preocupa, tiende a ser una persona muy relajada. Siempre se las arregla para disfrutar de un buen momento sin perder su propio camino.

8. Encantadora y llena de energía. Usted es una persona alegre y divertida que sabe hacer reír a la gente. Está en armonía con el universo. Es espontánea y llena de entusiasmo. Usted está siempre "a favor", sobre todo cuando se trata de alguna aventura. Con frecuencia sorprende e incluso impacta a la gente. Pero eso es lo que es… Siempre permanece fiel a sí misma. Usted tiene muchos intereses y si algo resulta de particular interés para usted, investiga a fondo y no descansa hasta que adquiere un conocimiento profundo de la materia.

9. Optimista y con suerte. Usted cree que la vida es un regalo. Trata de conseguir lo máximo y le da el mejor uso posible. Usted es una persona que está inmensamente orgullosa de cuanto ha hecho en la vida, está orgullosa de sus logros. Con sus seres queridos, está dispuesta a compartir alegrías y tristezas. Usted tiene una actitud muy saludable en la vida. Usted ve siempre ‘la taza medio llena’. Utiliza todas las oportunidades para perdonar, aprender y crecer, sabe que la vida es demasiado corta como para hacer otra cosa.

Con Liz y Sumiko Lopez.

Marco Tulio Cicerón ¿Siglo XXI? No. Año 55AC

"El presupuesto debe equilibrarse,
el Tesoro debe ser reaprovisionado,
la deuda pública debe ser disminuida,
la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada y la ayuda a otros países debe eliminarse, para que Roma no vaya a la bancarrota. 
La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado".
Año 55 A.C.

miércoles, 9 de octubre de 2013

La falta de voluntad política















Por: Carlos Alvarado Grimán

En los aciagos momentos que vive Venezuela, ha surgido desde lo más profundo de las miserias humanas de la sociedad:  la mala voluntad. Esta variedad quizá contraria al deseo general ha colmado de odio, envidia y resentimientos a la política de nuestros tiempos materializada en el llamado socialismo del siglo XXI.

La buena voluntad mostrada al menos retóricamente por los factores que adversa al diabólico chavismo, se queda en la sola enunciación: sin fuerza, sin vigor, sin convicción. Esa voluntad cobardona carece del deseo de libertad que creemos es el ingrediente, la pimienta de la vida que realmente motiva al individuo.

Schopenhauer definía la Voluntad como el principio que mueve al mundo y al individuo, es el deseo de ser y seguir siendo. No obstante todo esto es posible sólo en libertad.

Los partidos políticos y sus dirigente en general, han carecido del convencimiento sobre la necesidad de la libertad plena para ejercer la democracia. Escuchamos decir en las calles " falta voluntad política" para revelarse, para marchar, para tomar el toro por los cuernos y activar los motores para lograr la cohesión  social, con unidad de objetivos y estrategias que permita a los venezolanos romper el miedo y las cadenas de la opresión.

La comodidad temporal dada por el gobierno como migajas, a la oposición, ha logrado romper sus voluntades, sin que estos se percaten de que,  están rindiendo a los pies de una mafia criminal, lo más preciado que habíamos logrado a fuerza de sacrificios y al "querer ser", conquistado como pueblo.

La buena voluntad, como decían nuestras abuelas no basta. Sólo las acciones hacen corazones, una metáfora que invita a la acción, para auto determinarnos como pueblo y cimentar de una vez y para siempre nuestro deseo de vivir en libertad.

Los Venezolanos no intentan zafarse de sus propias culpas o de sus responsabilidades, pero la lucha es contra un Estado todopoderoso que usa las fuerzas armadas, el tráfico de narcóticos y la renta petrolera para esclavizar al pueblo.

Nuestros dirigentes y nuestras élites deben asumir el papel histórico que le corresponde. 

El pueblo en repetidas oportunidades ha cedido a la actual dirigencia política su voluntad general, para que esta la conduzca, asuma las decisiones necesarias, para juntos defender los valores democráticos del pueblo, pero ha sido defraudada debido e eso que llaman: La falta de voluntad política!

Tomado de: 
http://www.hispanosreport.com/#!arsenal/c1o1u

martes, 8 de octubre de 2013

ATENCIÓN: Guayana Esequiba VENEZOLANA



Les envío el tríptico informativo sobre la Guayana Esequiba, para que, a partir de hoy jueves 3 de octubre, a 114 años del Laudo Arbitral de París que nos despojó ilegal e injustamente del territorio del Esequibo, nos activemos y hagamos una fuerte campaña como ciudadanos venezolanos y contribuyamos a despertar la conciencia sobre este asunto vital para Venezuela, esepcialmente en estas horas donde los intereses mezquinos y apátridas de nuestros gobernantes están haciendo peligrar nuestra reclamación legítima y legal sobre este, nuestro histórico territorio. 

Este tríptico cuenta con información concisa, precisa y actualizada, y me fue remitido por un delegado del Instituto de Estudios Fronterizos de Venezuela, con quien he establecido contacto permanente y quien me ha invitado a difundirlo sin restricción alguna. Espero sea de su completo agrado y, si lo desea, puede hacerme llegar sus impresiones. Solicito su colaboración y fervorosa ayuda para divulgar con éxito esta información. Venezuela se los agradecerá.

Respetuosamente,

Édixon Ochoa.

lunes, 7 de octubre de 2013

La verdad en tres platos




Periodistas Sin Fronteras




Por: Ricardo Puentes Melo - @ricardopuentesm - 


La primera vez que escuché decir que Nicolás Maduro era colombiano, fue de boca de un lector nuestro que me llamó desde el extranjero. Me habló de que Maduro se había criado en el barrio Carora de Cúcuta, que su tía, la profesora Emma Moros había estado a cargo de él, que el hoy presidente venezolano era un ayudante de bus que se colgaba de las puerta de los vehículos en marcha para anunciar gritando a voz en cuello los polvorientos destinos de paso de las viejas carcachas que atravesaban la frontera hacia Venezuela sin la menor vergüenza de contrastar con las lujosísimas y brillantes carrocerías de ese país.

Luego, el escándalo se desató en Venezuela y la oposición exigió al gobierno colombiano que entregara el Registro Civil de nacimiento de Nicolás Maduro que, con toda seguridad, tenía escondido el camarada Santos para presionar con éste a su segundo nuevo mejor amigo.

El periodista Jairo Navarro, del medio cucuteño La Opinión, se acercó hasta los barrios Carora y El Callejón –colindantes- para entrevistar a los vecinos. Pero poca evidencia encontró para demostrar la nacionalidad “caliche” de Nicolás Maduro.

Así que decidimos empacar maletas y asomarnos por los recuerdos de los cucuteños que viven hace tiempos en esos mismos barrios.

Encontramos la casa de la tía Emma Moros y nos sorprendió su abandono y suciedad. No parecía la casa de quien algún día fuera casi la madre del presidente del país más rico en petróleo del continente. Esquinera, ruinosa, con tiros de fusil en una de sus rejas, daba más la impresión de ser refugio de atracadores y drogadictos. Ante la mirada curiosa de los vecinos, timbramos y esperamos con fe de carbonero, bajo el sol abrasador del mediodía, a que alguien se asomara.

Pero nada.

Entonces, me acerqué (cámara en mano) a una tienda ubicada hacia la diagonal exacta. Allí me miraron con cara de pocos amigos y cuando los saludé se limitaron a examinarme de arriba hacia abajo y viceversa, como hacen los rufianes de las películas del viejo oeste. Divertido, hice caso omiso del gélido recibimiento y pregunté directamente si ahí había alguien que hubiera conocido a Nicolás Maduro.
Eso fue como nombrarles el diablo. Como si les llevara la peste, todos se levantaron, abandonaron sus botellas y se fueron hacia cualquier lado, lejos de mí.

Pero cuando caminé de nuevo hacia la casa, un hombre entrado en los sesenta se me acercó y me dijo: “Señor periodista.. es mejor que se vaya.. Aquí la gente está amenazada para que no hable. No queremos problemas.. Usted hace su noticia y se va.. pero el problema nos lo deja a nosotros.. Aquí hay orden de que quien hable lo pelan… Y usted también corre peligro..” Le dije que lo entendía perfectamente y que no les causaría problemas. Pero cuando me estaba alejando me dio algunas pistas para que regresara al siguiente día.

Así lo hice. Traté de hablar con los amigos cercanos de Maduro, los que jugaron fútbol con él en las calles limítrofes de la barriada, pero el espanto reflejado en sus ojos mientras negaban todo aún antes de yo preguntarles, me llevó a caminar por ahí soportando los 38 grados centígrados de ese día. Hasta que, por fin, encontré a uno de los compañeros de Nicolás Maduro que accedió a hablar con la condición de que le reservara su identidad.

Me contó que, efectivamente, Nicolás Maduro había vivido en la casa de la tía Emma, pero que casi nadie recordaba ni a su padre, quien fuera estudiante en Ocaña, ni a su madre. La tía Emma lo tuvo viviendo con ella siendo pequeño; es más, lo llevó a estudiar al colegio de señoritas donde Emma Moros era la directora.
Me dio detalles de cómo jugaban, dónde, con quiénes.. Y me dijo algo revelador: “Si quiere buscar la partida de bautismo o el registro de Nicolás Maduro, busque en Bogotá”.
-En Bogotá..? el tipo es bogotano..??- Le pregunté pensando que era una de esas famosas bromas pingas. El amigo de Maduro afirmó con la cabeza al tiempo que miraba de soslayo hacia lado y lado para comprobar que no estaba siendo espiado.

- Ese nació allá.. Busque y verá.. No le puedo decir más– – Y se alejó hacia la tienda de la esquina. Cuando me iba pude observar a lo lejos que de inmediato fue rodeado por los amigos para interrogarlo, a lo cual él manoteaba negando con la cabeza. Me quedé con una especie de sentido de culpabilidad.

En los días siguientes pude ubicar a primos y primas de Nicolás Maduro, por ambas ramas de la familia, todos tan colombianos como el río Pamplonita. Igualmente, su temor saltaba a la vista. Uno de ellos me dijo exactamente lo mismo: que por favor los dejara en paz, que ellos no tenían la culpa de su parentesco con el presidente “venezolano”, y que tales lazos de sangre eran más una maldición que cualquier otra cosa. “Nuestras vidas peligran, amigo -me dijo- déjenos la vida tranquila, por el amor de Dios. Evítenos y evítese problemas”.

Y claro que los obedecí. Lo que hay aquí en juego es muchísimo más serio y grave que las torpezas y payasadas del reemplazo de Hugo Chávez. Es una verdad de a puño que Nicolás Maduro o nació en Colombia, o vivió varios años acá, o ambas cosas, lo que lo hace inmediata y automáticamente colombiano, así él no lo quiera.

Nicolás Maduro jamás ha regresado a su tierra chica, el barrio El Callejón. Ni siquiera tuvo la delicadeza de enviar unas flores al entierro de la tía que lo cuidó y alimentó en su niñez. En cada rincón de esos lugares se habla de la manera terrible como encontraron a doña Emma muerta, sola y abandonada. Su cadáver ya hedía cuando uno de los amigos de la familia, un señor Zambrano, se metió a la casa por la azotea sospechando algo tenebroso por los olores que se acentuaban con el infernal calor.

El señor Zambrano cuenta desganadamente que él sacó a la anciana mujer por la azotea porque ni siquiera encontraron las llaves de las puertas. Y no dice nada más. Reafirma que no sabe quién es Nicolás Maduro, a quien solo conoce por la televisión, y me cierra la ventana en mi nariz de un solo golpe, como para que todos vean que no habló más de la cuenta.

Walter Márquez, el diputado venezolano ya sabe que Nicolás Maduro es colombiano, y a sus oídos llegaron versiones fuertes y serias de que, efectivamente, nació en Bogotá. Pero esto de poco o nada servirá.

Estamos seguros de que el camarada Juan Manuel Santos ya consiguió la verdadera partida de bautismo de Maduro, y con total certidumbre decimos que sus sabuesos arrancaron varias hojas de donde alguna vez estuvo ese papel.

En su frenética carrera hacia la instauración del castrochavismo y el indulto a sus infames amigos terroristas de las FARC, el sátrapa camarada Santos –alias “Santiago”- refundirá en las profundas cavernas ese papelito con el cual la democracia venezolana podría revocar el mandato del régulo sinvergüenza que está empujando a patadas a Venezuela hacia el abismo comunista del cual no hay regreso fácil.