mover

mover

martes, 31 de agosto de 2010

Saint-Exupéry

Para ver claro,
basta con cambiar
la dirección de la mirada.

SAINT-EXUPÉRY, Antoine de

Q.E.P.D.


Le solicito al INTI para levantar la huelga: revocatoria de las cartas agrarias de los invasores y que legalicen la indemnización que me hicieron de manera ilegal -Escrito de puño y letra por Franklin Brito.
Carpeta: http://bit.ly/64Hogy



Por: Enrique Pereira - @pereiralibre - Se nos fue Franklin Brito - Puso su vida donde puso sus ideales. Jamás doblegaron su espíritu. Luchó hasta el final para defender con su vida el pequeño patrimonio que la revolución le había arrebatado. Más de una conciencia llevará la carga de haber dejado morir a este hombre, emblemático en su accionar y que traerá consecuencias al futuro de esta revolución de mentiras, que dice amar a su gente, al tiempo que destruye todo lo que consigue a su paso. Ahora se quitarán el muerto de encima, con las explicaciones que inventarán para atribuírselo a cualquiera, menos a las barrabasadas que cometieron. Franklin se hizo un hueco en la historia, con una muerte autogenerada en defensa de sus principios, de sus valores y de su dignidad. Franklin no murió por una finca, lo hizo en defensa de su honra. Hace unos veinte años, un cubano americano, de los que salieron con una mano adelante y otra atrás, en los dias del arrebato castrista, me contó con dolor como los verde oliva se “cogieron” la finca de la familia. Fue una noche, él ya era un hombre en sus treinta, cuando llegaron en nombre de la revolución y pusieron pie firme en la finca, que desde ese momento, quedaba expropiada. No eran más de ocho hombres armados. Esa noche, se comieron el mejor semental que tenían en una tierra que medían en caballerías, la unidad de medida de aquella época. Esos soldados desenfundaron el odio de clases amparados en los mandatos de su líder. Cuba no está mejor medio siglo después. Acabaron con las siembras, con la caña, con el ganado y con el progreso de un pueblo. La dignidad de los cubanos, quedó enterrada en cada arrebato que Castro les hizo a los cubanos de la época. Generaciones después, el miedo consume a los isleños, que aceptan una vida a medias, sin libertades. Así los enseñaron, así los hicieron crecer. Cada venezolano está obligado a reflexionar acerca de la muerte de Brito, que será un símbolo de resistencia, que quedará clavada en las almas de los que amamos a este país y luchamos cada día para evitar que se lo arrebaten a nuestros hijos. Cada venezolano tiene la obligación moral de pensar acerca de cómo una sociedad empujo a la muerte a un hombre. Lo vimos desaparecer lentamente, sin que mediara una acción contundente para impedir que eso sucediera. Se reunió en el cielo con los mártires que ha producido esta enfermiza causa.
Franklin fue como Venezuela, se nos está consumiendo en vida. Este país está perdiendo peso, y no podemos permitir que pierda más peso. Los venezolanos que vimos morir a Franklin Brito, somos los mismos que estamos viendo morir a Venezuela. No podemos permitir que dobleguen nuestros espíritus y nos arrebaten la libertad en nombre de una malsana revolución. Pongamos nuestra pasión, tal como la puso Franklin, en la defensa de nuestros ideales. La patria no nos perdonará haberla dejado desfallecer.

lunes, 30 de agosto de 2010

Refrán Castellano

Reniego del árbol
que a palos ha de dar su fruto

Federico El Grande

Conocimientos
puede tenerlos cualquiera,
pero el arte de pensar
es el regalo más escaso de la naturaleza.

FEDERICO II el GRANDE

viernes, 27 de agosto de 2010

Los hombres no están preparados para este tipo de "competencias"


Un esposo (doctor) y su esposa se pelean a la hora del desayuno. El esposo se levanta furioso y le dice, "Por cierto, no sirves en la cama tampoco", y se va al trabajo tirando puertas. Despues de un rato, se da cuenta de lo grosero que fue y decide intentar arreglar las cosas, asi que la llama. Ella atiende el telefono despues que suena varias veces, su esposo muy irritado le pregunta, ¿Por qué te tomó tanto tiempo contestar el telefono? ella dice: "Estaba en la cama", ¿En la cama tan temprano? ¿haciendo qué?'... ¡BUSCANDO UNA SEGUNDA OPINIÓN!
::::::::::::::::::::::::::
Un hombre tiene 6 hijos y esta muy orgulloso de su hazaña. El esta tan orgulloso de si mismo, que comienza a llamar a su esposa 'Madre de 6' aun cuando ella se quejaba. Una noche van a una fiesta. El hombre decide que es hora de irse y grita lo más fuerte que puede: ¿Nos vamos a casa 'Madre de 6'? Su esposa, irritada por la indiscrecion de su esposo, le contesta gritando: ¡Cuando quieras 'Padre de 4'!
::::::::::::::::::::::::::
Un hombre y su esposa estaban teniendo problemas en casa y dandose uno a otro el tratamiento de silencio. De repente el hombre recuerda que al siguiente dia iba a necesitar que su esposa lo despertara a las 5 am para un vuelo de negocios. No queriendo ser el primero en romper el silencio (y PERDER), le escribió en una hoja de papel: Por favor, despiértame a las 5 am, y lo dejó donde sabía que ella lo encontraría. A la mañana siguiente el hombre despertó para darse cuenta que eran las 9 am y que había perdido su vuelo. Furioso estaba por ir a ver por qué su esposa no lo había despertado, cuando encontró una hoja de papel sobre la cama. El papel decía: Son las 5 am. despiértate.

Confucio

Oír o leer sin reflexionar
es una ocupación inútil.

CONFUCIO

Carta Abierta a los de la MUD


Por: Luis Indriago
Estimados señores de la MUD:
Es una suerte para los venezolanos creyentes en la democracia contar con este canal de comunicación directo con la dirigencia política, que está llamada a ser custodia de la esperanza de un pueblo, que día a día a ve morir no solo a sus seres queridos, sino también a sus perspectivas de futuro.
Soy un convencido votante y lo harán por todos quienes hayan demostrado tener claros sentidos de coherencia democrática y del momento histórico que vive nuestra agredida nación. No he querido apelar al uso del cliché "unidad democrática" porque, a sabiendas de la necesidad de estar todos cohesionados en pro del rescate de la democracia, sólo que falta mucho por deslastrarse de intereses de escaso valor que subyacen en los seres humanos que somos.
Justo lo anterior es la esencia de la motivación de esta nota, que no es más que un grito de desespero frente a lo que ya se comienza a percibir en el inicio de esta campaña. Venezuela no está para bailonas. No son las tácticas de la mercadotecnia política las que van a motivar a la gran masa a inclinar la balanza. La cosa no está para ensayos. Si bien existe un inmenso capital político generado por el más grande deterioro jamás padecido por este país, a la par existe una inmensa ignorancia, aderezada con las más crudas necesidades, y que quizás no perciba diferencias entre la democracia y cualquier otro sistema polí­tico o económico, por más fracasado que éste sea.
Esta campaña debe estar llena de contenidos claros, palpables y realizables a corto plazo que atiendan las necesidades reales de la gente y, sobre todo, que haga percibir que la democracia es mejor alternativa que toda esta inmensa desgracia que nos ocurre. Esto tiene que comenzar por demostrar que los factores democráticos, más que una coalición electoral, sostienen "el compromiso" por el rescate y la reconstrucción de elementos esenciales ó la nación y que mientras se cumpla ese "compromiso" todos los ciudadanos tendremos mejores perspectivas de vida.
Esto tiene que hacerse, no tanto sin miedo, sino asistido por las fuerzas del convencimiento con se digan los mensajes. Más que una dependencia de las encuestas, aquí lo que se requiere es hablar con el corazón lo que se piensa en conexión con la gente, sin incurrir en el populismo dañino y perverso. Es con olfato polí­tico, con el desprendimiento de mezquindades y por encima de todo: con la sinceridad de quienes expresen los mensajes, como se podrá llegar hasta el refugio moral de todos los venezolanos.
Venezuela está llamada a superar su grave crisis. Un rufián y unas decenas de secuaces no pueden acabar con este hermoso país. Necesario es hacer uso de todas esas reservas morales que todos llevamos por dentro para salirles al paso. El momento de acudir a ellas ha llegado. Es ahora.
Aunque pareciese tarde por lo inminente del plazo electoral, aún no pierdo la esperanza de ver en una fantástica tarde reunidos a todos los factores democráticos del país” no solo a los factores partidistas” en una sola voz y con la sola intención de sellar el compromiso de rescatar la democracia, apelando a todas las rendijas constitucionales a las que se tengan que acceder. Este gran acto difícilmente lo puedan organizar los ciudadanos actuando por su cuenta. Este tiene que contar con organizaciones establecidas, animadas por la grandeza necesaria para reconstruir un país que nos ha dado de todo a todos. El continente entero espera por ese gran gesto nacional. Muy atentamente,
Luis Indriago

La muerte lenta del castrismo


Por: Fernando Mires - NOTA DEL AUTOR: Este artículo ha sido escrito como prólogo al libro “Castrismo y Socialismo”- “Crítica a los fundamentos del socialismo siglo XXl” escrito por Jaime Benson, Profesor Catedrático en el Departamento de Economía en el recinto de Río Piedras, Universidad de Puerto Rico. Como si fueran tocados por una vara mágica para que aparezcan justo en el momento preciso, hay libros que traen consigo el extraño signo de la oportunidad. Es el caso de éste libro y cuyo subtítulo es “Los fundamentos del socialismo del siglo XXl”. De acuerdo al autor, el llamado socialismo del siglo XXl no significa ningún aporte teórico; no trae consigo nada nuevo; no es más que la prolongación del castrismo del siglo XX hacia el siglo XXl. De ahí que no deja de ser muy interesante mencionar que el libro al que hago referencia y que me honro en prologar ha sido terminado justo cuando está finalizando una historia que atravesó y marcó todo el universo latinoamericano: la tortuosa historia de la revolución cubana.
1.
Miremos hacia la Cuba de hoy: un Fidel canceroso y senil. Un Raúl que se sujeta en las sotanas de curas católicos para no caer definitivamente en el abismo. Una Habana maloliente, destartalada y maltratada, pero sobre todo, emputecida y violada. Cientos de presos salidos de cárceles infernales, negociados a cambio de un puñado de dólares que permitan respirar algunos minutos más a los esbirros del régimen. Prisioneros en mortales huelgas de hambre. Mártires de la democracia. Blogueros valientes, inclaudicables. Mujeres vestidas de blanco. En fin, todo eso, y muchos más, son los símbolos precisos de la lenta muerte de un sistema social injusto, de una dictadura implacable, de un error histórico cuyas magnitudes son muy superiores al tamaño de la hermosa Isla.
La dictadura de los Castro agoniza, y el problema para Raúl y sus secuaces es como saltar hacia el otro lado del abismo, o lo que es parecido: como realizar una transición económica desde el comunismo salvaje hacia el capitalismo social de mercado, salto mortal que llevará más temprano que tarde a otro salto aún más mortal: el salto que va desde una sangrienta dictadura militar hacia una democracia moderna.
Ambos saltos son muy superiores a las fuerzas de Raúl y los generales que lo siguen. De ahí que en estos momentos de triste agonía, Raúl y los suyos contemplan el otro lado del abismo, hacen como que van a saltar y luego dan un paso atrás, aterrados. Quizás Chávez, el adalid del socialismo del siglo XXl -remedo venezolano de ese remedo cubano que no era más que un remedo soviético- pueda mantenerlos intubados un tiempo más. Quizás para Raúl y los suyos el problema no es sobrevivir sino simplemente retardar el momento de la muerte final.
Cuba no muere, pero en Cuba más de algo está muriendo. Y, por lo mismo, naciendo. Tal vez algún día Pablo Milanés hará un canto a lo que está naciendo. Pero por el momento nadie sabe lo que es. En cualquier caso, después de haber leído el magnífico libro escrito por Jaime Benson tengo la impresión de que ese “algo” que muere (y que nace) es más que el fin de uno de los últimos regímenes exponentes del “socialismo real”.
2.
Por supuesto, en Cuba muere uno de los últimos exponentes del socialismo real. Y lo peor, muere antes de haber nacido, y si seguimos con atención los capítulos “económicos” (sobre todo los dos primeros del texto) del libro de Jaime Benson, tendríamos que decir que, además, muere antes aún de haber sido concebido. En ese punto el destino de Cuba no se diferencia demasiado del que corrieron los regímenes satélites de la URSS después de la caída del imperio soviético. Todos perecieron en medio de un socialismo imaginado por las correspondientes dictaduras como fase inferior del comunismo, periodo de supuesta transición hacia la sociedad perfecta, fase que constituye uno de los objetos preferidos del análisis de Benson.
No está de más recordar que todas esas economías del pasado reciente llamadas socialistas obedecían las líneas de un plan llamado de transición; por lo general, de una doble transición, a saber: la transición del capitalismo al socialismo y la transición del socialismo al comunismo. Parodiando a Trotsky quien postuló la tesis de la revolución permanente, podríamos decir que las dictaduras comunistas se orientaron de acuerdo a la tesis estalinista de la “transición permanente”.
El mismo término “socialismo real” quería significar que ese socialismo que imperaba en esas naciones era el “hasta ahora” posible, parte de una transición que alguna vez iba a terminar en el socialismo sin transición: el comunismo total, el fin de la historia, el más allá de todo más acá.
La ideología del socialismo como transición permanente cumplía, a su vez, el objetivo de justificar a las más diferentes perversiones políticas de nuestro tiempo.
De todas esas perversiones quizás la más perversa era y es la perversión dictatorial pues hasta ahora nadie ha sabido de un proceso de construcción del socialismo que haya sido realizado en términos democráticos.
La dictadura socialista -y ese es el punto que diferencia a las ideologías comunistas de las ideologías socialistas democráticas- no significa sólo una ruptura con la democracia sino que es, o nos ha sido vendida, como “una necesidad histórica” ; una etapa que hay quemar para acceder a la siguiente. Una necesidad, es decir, un medio del que se sirve la historia en ese camino que culminará, de acuerdo a la ideología marxista, en la realización del comunismo: “fase superior del socialismo”
Efectivamente, el marxismo es la única ideología de nuestro tiempo que justifica e incluso exalta a la dictadura como el mejor sistema de dominación política posible. Esa, y no otra, es la razón por la cual tantos dictadores han sido atraídos por la ideología marxista aún sin haberse dado el trabajo de leer a Marx (como confesó una vez Castro y como confesó recientemente el “neo-marxista” Chávez). Es decir, mientras los dictadores no socialistas, desde Trujillo a Pinochet, los dictadores socialistas no solamente no niegan la existencia de sus dictaduras sino, además, las enaltecen como partes de una fase “científicamente” programada, destinada a realizar la (infinita) transición que se extiende desde el capitalismo al comunismo. En ese punto Karl Marx tiene más de alguna culpabilidad.
En el Manifiesto Comunista, así como en sus breves trabajos destinados a comentar los luctuosos acontecimientos que dieron lugar a la Comuna de París, Marx, llevado por su innegable ímpetu literario, utilizó, y más bien como metáfora, el concepto de dictadura pero no para referirse a un régimen político determinado sino a una estructura socioeconómica dividida en clases sociales: la dictadura de la clase capitalista sobre la clase proletaria. Luego -según Marx- la revolución socialista (o comunista) debería invertir los términos y en lugar de la dictadura de la burguesía, establecer la dictadura de la clase obrera: “la dictadura del proletariado”. El audaz Lenin, a su vez, desvió el sentido literario del concepto de Marx y otorgó al concepto de “dictadura” un significado supuestamente “científico” escribiendo incluso una apología a “la dictadura del proletariado” en ese panfleto que encandiló la mente de Chávez titulado “El Estado y La Revolución”. El mismo Lenin -sin duda uno de los más eximios manipuladores ideológicos de la modernidad- se las arregló después para concebir una “dictadura del proletariado” sin proletariado, esto es, una dictadura del Partido del Proletariado. El “gran aporte” del castrismo al marxismo- leninismo fue, a su vez, concebir una dictadura militar en nombre del partido, en nombre del pueblo, en nombre de todo: “la dictadura del militariado” que eso fueron y son las diversas dictaduras tercermundistas que ha asumido el socialismo como ideología de transición perpetua, siniestra familia a la que pertenecen Gamal Abdel Nasser en Egipto, Muammar al-Gaddafi en Libia, Sadam Husein en Irak, Baschar Assad en Siria, Robert Mugabe en Zimbawe, Fidel Castro en Cuba y tantos otros dictadores “socialistas” de la modernidad tardía.
Los ilustres personajes nombrados tienen, además de la ideología socialista, algo muy en común. Todos han sido dictadores en naciones inmersas en esa creación politológica europea llamada Tercer Mundo.
3.
De acuerdo a las casi siempre arbitrarias denominaciones geopolíticas de la Guerra Fría, el primer mundo estaba formado por las economías capitalistas altamente desarrolladas, el segundo por el mundo comunista y el tercero por todo aquello que sobraba, sobre todo en África y en América Latina. El Tercer Mundo era, en efecto, el mundo destinado a ser repartido entre los otros dos mundos.
En algunas naciones de ese “resto del mundo” que era el tercero, tuvieron lugar revoluciones anticoloniales de liberación nacional que, al recibir apoyo soviético, entraron como clientes a formar parte del imperio dirigido desde Moscú. De ahí que el mundo comunista se dividía en tres esferas: 1. la del núcleo imperial formado por Rusia y las naciones anexadas durante el periodo Lenin- Stalin 2. Las llamadas “democracias populares” en la Europa del Este, y 3. Los “socialismos tercermundistas”.
La Cuba castrista gozaba de un doble status. Por una parte era una “democracia popular” con todos los derechos y deberes que esa denominación implicaba, y por otra, era un “socialismo del Tercer Mundo” al estilo sirio o iraquí. De acuerdo a ese segundo status, Fidel Castro intentó continuamente perfilarse como un líder del Tercer Mundo, primero en contra de la URSS (periodo guevarista) y cuando eso ya no fue posible, al servicio de la URSS. Es en ese marco donde deben entenderse las aparentemente absurdas intervenciones de las tropas cubanas en países africanos, las intervenciones ideológicas en el Chile de la Unidad Popular, y la ocupación de puestos claves (económicos y militares) en la Venezuela de Chávez. El castrismo ha sido y es radicalmente intervencionista.
Ahora bien, después del derrumbe del “segundo mundo”, el comunista, el concepto de Tercer Mundo ha perdido toda relevancia ideológica. Hoy sirve sólo como metáfora para designar a las naciones pobres de la tierra, que son muchas. Sin embargo, después de la caída de la URSS y del fin de las “democracias populares” continuaron existiendo como islotes separados de contextos políticos y territoriales, diversos “socialismos” del Tercer Mundo. El más importante de todos, China, ya no pertenece ni al Tercer Mundo ni mucho menos al socialismo. Por el contrario, es una de las principales potencias capitalistas de la tierra y, como muchos economistas opinan, la verdadera locomotora del mercado mundial. Otras naciones “socio-tercermundistas” como Vietnam, han pasado a formar parte del ágil y agresivo capitalismo sudasiático, incorporando además en sus gobiernos formas avanzadas propias a las democracias occidentales. De ahí que del antiguo socialismo del Tercer Mundo queda muy poco. La nación más relevante, no por su economía sino por sus arsenales atómicos, es Corea del Norte. En el mundo árabe perviven todavía algunos reductos socio-tercermundistas (Libia, Siria, Sudán) pero no son más que despojos de lo que alguna vez fue el ambicioso proyecto “nasserista” destinado a desarrollar un socialismo árabe, militar y laico bajo el amparo del imperio soviético.
Las pocas dictaduras socio-tercermundistas que todavía subsisten son muy similares entre sí. En todas gobierna el Ejército bajo el mando de algún cruel y anciano caudillo. En todas prima el más aterrador atraso económico y cultural, y en todas aumentan las cárceles donde van a parar no sólo quienes piensan distinto al régimen, sino los que simplemente piensan. Se trata, está de más decirlo, de dictaduras agónicas, y tarde o temprano, como ya está ocurriendo en la Cuba castrista, desaparecerán de la faz de la tierra, o como ya ocurre en el caso árabe, serán tragadas por otros proyectos históricos como por ejemplo, el islamista. Mas, como acontece en el caso castrista, la muerte de esas dictaduras socialistas suele ser lenta, muy lenta.
Esas dictaduras –y en este punto tiene razón Jaime Benson- son el verdadero rostro del “socialismo del siglo XXl”. Es que no hay más; definitivamente no hay más.
El proyecto chavista visto desde esa perspectiva no es otra cosa que el último intento castrista para sobrevivir en América Latina. Pero la lenta muerte del castrismo arrastra consigo al chavismo. Sin un proyecto como el castrista, que ya casi no existe, el gobierno militar de Chávez – siempre que la ciudadanía venezolana lo permita- sólo podría sobrevivir bajo la forma de una dictadura militar clásica, una más de las tantas que conoce América Latina. Sin embargo, esa forma de gobierno también se encuentra en extinción. La Cuba castrista, que ya no es parte de un proyecto socialista imperial como ocurrió durante la existencia de la URSS, que ya no es parte tampoco del “socialismo del Tercer Mundo”, ha revelado al fin, en el momento de su lenta muerte, su verdadero rostro: el de una vulgar dictadura latinoamericana, caudillesca, populista y militar.
No Marx ni Lenin, ni siquiera Stalin viven en Castro. Tampoco Martí ni Guiteras. Pero sí Machado y Trujillo, Somoza y Batista, han regresado desde ultratumba para morir nuevamente, cubiertos esta vez bajo ese piadoso manto ideológico que eso, y no más, es la ideología del socialismo del siglo XXl.
Pero tampoco hay ningún motivo para regocijarse. Cuando derrocado Batista los guerrilleros de la Sierra Maestra entraron en la Habana, traían consigo la promesa de un mundo mejor. Fue por eso que no sólo en Cuba sino que en muchas naciones del mundo, recibimos a la joven revolución con los brazos abiertos. Cuando Cuba fue anexada por la URSS a iniciativas del propio Fidel, muchos supimos que ese mundo mejor estaba muy lejos de ser representado por los hermanos Castro. Mantuvimos todavía una que otra esperanza en que, en algún momento -pese al caso Huber Matos, al caso Cienfuegos, o al caso Padilla- “la revolución” regresaría a ese momento democrático y popular que le dio origen. Pero la revolución siguió adelante, hasta que terminó, como todas las revoluciones, devorándose a sí misma.
4.
Mi ruptura personal con la Cuba de los Castro la realicé después del golpe de Estado de Pinochet en Chile. Desde ese momento prometí posicionarme en contra de todo gobierno que mantuviese cárceles repletas de presos políticos, que obligara a miles a abandonar su patria y vivir en el exilio, que en vez de políticos, gobernaran militares. Cuba era una de esas naciones. Decidí entonces romper con la Cuba castrista y comencé a escribir en 1975 un libro que diera testimonio de esa ruptura. El libro fue publicado recién en 1978, en Medellín, Colombia. El título de ese libro es: “La revolución no es una isla”. Algunos de mis amigos habían realizado esa ruptura algo antes que yo. Otros la realizaron después. Otros, mucho después. Algunos no la realizaron jamás. Estos últimos son para mí un enigma.
5.
El libro de Jaime Benson tiene la particularidad de hacer revivir, paso por paso, los diversos momentos y estadios atravesados por la Cuba castrista. Para decirlo en clave semiótica, se trata de un libro de-constructivo. Las discusiones ideológicas en las que participaron teóricos como Mandel y Bettelheim, los objetivos nunca alcanzados, el terror estatal, la utopía de la revolución continental, la locura del Hombre Nuevo, las zafras milagrosas, los interminables discursos de Fidel, la lógica de la lucha armada, en fin, pasaje tras pasaje nos son presentados diversos momentos ya olvidados de un proceso que nunca fue lineal..
De-construcción dificilísima. Jaime Benson ha resistido, por ejemplo, la tentación de analizar todo eso que sucedió desde la perspectiva presente-pasado, que es lo que hacen muchos. Por cierto, como el autor de una novela policial, Benson conoce el final trágico de esa historia, pero la va narrando como si no lo supiera, es decir, desde una rigurosa perspectiva pasado- presente que es y debe ser la del buen historiador. En ese sentido se trata de un libro no ideológico. El autor no quiere fundamentar ninguna gran verdad ni mucho menos una visión del futuro. Benson deja que los hechos hablen por sí solos; y los hechos, hablan. Esa es quizás una de las razones que me impulsa a preguntar nuevamente acerca del enigma ya mencionado.
¿Cómo puede ser posible que todavía existan personas de las cuáles yo pienso que son suficientemente sensibles e inteligentes o por lo menos, normales, y que sin embargo siguen prestando su apoyo a “eso” que hoy es el castrismo? Entre esas personas hay algunas que han sufrido bajo dictaduras militares, que han perdido deudos y amigos, que han vivido el exilio, que han sido incluso torturados y a pesar de todo eso no sienten o no son capaces de expresar un mínimo de solidaridad con las víctimas, las miles de víctimas del militarismo castrista ¿Cómo puede ser posible que existan esos seres que nunca han sido muy fieles en sus vidas privadas pero que con respecto a la Cuba castrista mantienen una fidelidad a toda prueba, dignas del más apasionado de los amores? ¿Cuáles son los mecanismos que llevan a esos individuos a tratar de traidores y renegados a todos aquellos que viendo el rostro horroroso de la realidad se niegan a decir que ese rostro es bello? Creo que ya ha llegado el momento de intentar algunas respuestas. Para comenzar, debo afirmar que no creo en el poder hipnótico-erótico de Fidel Castro. Deben existir otras razones.
Una, la que se me viene primero a la mente, es la razón ideológica. Para explicar mejor dicha suposición es preciso entender que las ideologías no sólo son sistemas de ideas petrificadas, sino, además, verdaderos programas de pensamiento. Hay quienes al adscribir a una ideología introducen en sus mentes un sistema de programación que los obliga a pensar en términos exclusivamente inter-ideológicos, de tal modo que cualquier intento para llevar una discusión más allá del programa ideológico internalizado, está condenado al fracaso. Esas personas pueden estar muy vivas en otras esferas de la vida cotidiana; en la literatura, en el arte, por ejemplo. Pero si tú intentas discutir políticamente con ellas, activas de inmediato la programación ideológica. Esa es la razón que me ha llevado a pensar que las ideologías en muchos casos son patológicas, del mismo modo como muchas patologías son ideológicas.
Ahora, uno de los elementos centrales de la programación ideológica castrista dice más o menos así: independientemente a los errores cometidos en Cuba, hay que tener en cuenta que Cuba es socialista, y por lo tanto, Cuba se encuentra situada en una fase superior al capitalismo.
Está de más decir que dicho recurso ideológico reposa en una creencia basada en una suerte de naturalismo historicista (materialismo histórico de acuerdo al léxico marxista) heredado de la doctrina positivista y que la ideología marxista hizo suya. De acuerdo a dicho naturalismo, muy presente en diversos institutos de sociología latinoamericanos, la historia sigue una línea que la impulsa a avanzar hacia adelante, produciendo formaciones sociales cada vez más evolucionadas. Por lo tanto, que en Cuba se pueden cometer todas las atrocidades imaginables está justificado de antemano pues la naturaleza socialista de Cuba es superior a la de cualquier país capitalista.
Es evidente que para mantener un programa de pensamiento como el descrito, se requiere de una firme creencia en la idea de la progresividad histórica. Sin esa creencia, la ideología, efectivamente, no funciona. No hay, en verdad, ideología sin creencias. Pero las creencias son, a su vez, bases del pensamiento religioso. Esa constatación me lleva, por lo tanto, a un segundo intento de explicación. La formularé como tesis: se trata de la ausencia, o baja presencia de religiosidad que, en América Latina, aunque parezca lo contrario, es evidente. Esa ausencia de verdadera religiosidad (espiritualidad) es la que, a su vez, permite la entrada triunfal de las ideologías. De acuerdo con Hanna Arendt, las ideologías no son religiones, pero pueden substituir perfectamente a las religiones.
Hay que precisar que bajo el término religiosidad no entiendo nada parecido a eclesialidad, ni tampoco a determinadas adscripciones formales o rituales a diversas confesiones y religiones. Religiosidad significa antes que nada establecer una relación de comunicación con una instancia que si bien pertenece a este mundo no sólo es de este mundo, instancia que es antes que nada espiritual, y por lo mismo, adquiere, para los creyentes, la categoría de divina. En cierto modo, y la tesis no es mía sino de Peter Sloterdijk (“Zorn und Zeit”), el ser humano al ser pensante (metafísico) es portador de un potencial trascendente. Sin embargo, y sigo también aquí a Sloterdijk, ese potencial puede ser invertido en un objeto adecuado, que en una religión es Dios, pero también puede, y de hecho es lo que ocurre más frecuentemente, en la divinización de un objeto no religioso que suele ser otra persona, un cantante entre los más jóvenes, o un deportista, y en la política, una ideología reencarnada en la presencia de un líder al cual le son conferidas propiedades sobrehumanas. En ese caso estamos frente al síndrome de la idolatrización que en la vida política, sobra decirlo, suele ser muy frecuente. También es frecuente que, frente a la incapacidad de encontrar a Dios hay quienes optan por depositar ese amor destinado a Él, en cualquier pobre diablo. Si mal no recordamos, hasta Hitler fue divinizado por un pueblo enloquecido.
No obstante, más allá de cualquier intento racional de explicación, hay algo que parece cada vez, aún para las personas más ideologizadas, imposible de ser negado. El castrismo está llegando lentamente a su hora final. Con ello quiero insinuar que de a poco nos aproximamos al momento en que después del derrumbe definitivo, cuando sean reveladas todas las verdades que ha ocultado el régimen, muchos de los que todavía hoy defienden ese “socialismo” tomarán su cabeza con ambas manos y preguntarán: ¿“Cómo pude haber apoyado a “esto?” Así pasó después de la caída del nazismo. Así pasó después del derrumbe del comunismo.
No, no estoy juzgando a Fidel Castro ni a los suyos. Al fin y al cabo nadie es nadie para juzgar a nadie. Por el contrario, soy de los que piensan que hubo una vez en Cuba un joven idealista, lleno de ideas y arrojo, capaz de morir pero también de matar por una utopía. Como él hubo varios en la isla, y los hay y los habrá en muchas otras partes. Ese joven, así como quienes lo siguieron, imaginaron en su ardiente fantasía que no sólo había que derribar una tiranía sino, además, cambiar el mundo. Por lo tanto el problema no sólo está en la mente de esos jóvenes sino también en quienes creyeron en ellos. El problema es que para cambiar al mundo había que hacer, desde el comienzo, una división tajante entre quienes cambian el mundo y quienes debían ser cambiados. Y, como suele ocurrir, hubo muchos que no querían ser cambiados de acuerdo a quienes querían cambiarlos. Esos jóvenes decidieron entonces cambiarlos por la fuerza, para terminar así convirtiendo a todo un pueblo en un objeto de cambio. De este modo la isla que iba a cambiar el mundo fue convertida en una mazmorra que al serlo, terminó cambiando a quienes querían cambiar el mundo. Fue así que los Castro y muchos otros se convirtieron de liberadores en carceleros. Y esa cárcel siguió creciendo, y creció hasta tal punto, que hasta los propios carceleros llegarían una vez a ser prisioneros. Porque en el fondo Raúl Castro lo sabe: él es un prisionero, uno de los tantos que pululan en esa cárcel que es Cuba. Un prisionero que, por si fuera poco, no puede huir. Porque además de un prisionero, él, Raúl, es su propio carcelero.
Fidel Castro, en cambio, no lo sabe; o no quiere saberlo. He escuchado con atención sus últimos mensajes. Nos habla de guerras atómicas, de colapsos ecológicos, del fin del mundo: en fin de aterradoras visiones apocalípticas.
No es necesario ser un eximio psicoanalista para entender que las visiones apocalípticas son reproducciones de ese colapso personal cuya posibilidad porta cada uno: la muerte. Fidel Castro ha descubierto tal vez que él también es un ser mortal, un simple mortal entre tantos. Sabe, pero no quiere saber, que todo aquello que fundó sobre la sangre derramada está muriendo y que el socialismo cubano no es más que la ruina de lo que nunca fue. En gran medida Fidel, el Patriarca, ha buscado refugio en el triste otoño de su senilidad. De esa senilidad que lo protege de sí mismo, o de esas verdades de las que no quiere saber ni escuchar porque esas verdades no son otra cosa que sus miedos. Sus propios, terribles e infinitos miedos.

Por individuos como estos es por lo que Chavez está donde está

jueves, 26 de agosto de 2010

Frase del día

Aceptar la injusticia
no es una virtud,
sino todo lo contrario.

Cleóbulo de Lindos

¿Será?


Magda Mascioli G. - Cuando lo escribo yo, entonces muchos se cortan las venas acusándome hasta de ser tarifada del g2 cubano, de chavista infiltrada, que divido a los votantes (como que si yo tuviera ese poder), que divido las opiniones (como que si los venezolanos me necesitaran a mi para pensar), que ofendo a los lideres de la supuesta oposición, que los agredo, que los subestimo, que los humillo, que los maltrato, que les caigo a palos cada vez que alguien emerge en la arena politica del pais, que la tengo agarrada con esos pobres ángeles serenados, que pobrecitos, que soy una irresponsable, que no he hecho nada por el país, que critico... y paremos de contar. No se quieren dar cuenta que me caen a palos a mi porque piensan lo mismo, parecido o peor, pero es más chévere que otro lo escriba porque asi es mejor. No se dan cuenta que exigir no es lo mismo que criticar. Que reconocer que SI PODEMOS no es lo mismo que criticar. Que no estar de acuerdo con Chavez desde antes que llegara a Miraflores NO ME OBLIGA a decir amén a todas las tropelías, iguales o diferentes, que atropellan, ofenden, humillan, ignoran a los ciudadanos de igual forma, pero desde otro flanco. No critico... EXIJO, que es muy diferente. No critico... EXIJO que no es lo mismo ni se escribe igual. EXIJO rectificación, EXIJO respuestas, EXIJO que los ciudadanos seamos escuchados y respetados. EXIJO RESPETO a los derechos y a la voz de los ciudadanos. De TODOS los ciudadanos. Eso NO es critica, eso es EXIGIR A NUESTROS EMPLEADOS QUE TRABAJEN POR EL PAÍS y no por sus intereses personales, cupulares, grupales. EXIJO, como muchos, como millones, RECTIFICACIÓN por parte de la camada politiquera de supuesta oposición. Hay diferencias entre una cosa y otra. Hoy aparece el editorial de Veneconomía. ¿Será que ahora si van a pararle a lo que se dice? Es lo mismo que tengo años diciendo. ¿Ahora será respetable y "escuchable" porque la fuente es Veneconomía? ¿No? ¿Tampoco? ¿Acusarán a Veneconomía de dividir, de criticar, de tenerla agarrada con los supuestos lideres... de ser chavistas infiltrados? Ok. Nada de extrañar que asi fuese. No importa. De todos modos la calle está clarita.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Más que candidatura unitaria - El miércoles 25 de agosto arrancó la campaña electoral para las parlamentarias del 26 de septiembre.Antes que nada, hay que reconocer el gran esfuerzo que ha significado para la Mesa de la Unidad elaborar, y mantener, una propuesta unitaria para las 165 candidaturas al Parlamento. No fue nada fácil lograr un acuerdo sostenible en el tiempo entre una gama de egos e intereses personalistas, partidistas y de organizaciones civiles. Pero, contra viento y marea se logró y se mantiene. No obstante, para algunos analistas, la Campaña de la Unidad arrancó con mal pie. El 25 de agosto, Caracas y el interior del país amanecieron con una extraordinaria proliferación de pendones de todos los colores, de AD y Copei, de Primero Justicia y Únete, de Proyecto Venezuela, Podemos, y muchos otros. Para algunos, quizás, ésta es una demostración de la diversidad democrática de la oposición. Pero, para otros, es una señal de desunión donde no se ve el mensaje de un movimiento unido. Por lo contrario, lo que se ve es a cada partido haciendo su promoción individual, cada uno por su lado. Preocupa que el esfuerzo unitario de la MUD no se esté reflejando en la campaña electoral. Y preocupa más aún que la desunión percibida pueda alejar de las urnas a aquellos ciudadanos que todavía rechazan a los partidos. Peor peligro es que la percepción de desunión podría favorecer a los candidatos oficialistas. El pecado original de la MUD fue el de no acordar una tarjeta de votación única, o un diseño de tarjeta donde se destaque un mensaje de la Unidad para la Democracia, con los símbolos de los partidos en segundo plano. Este comentario no significa que se desconozca la importancia de los partidos democráticos, ni su derecho a ser entes independientes y a competir por espacios políticos. Lo que se busca es destacar la imperiosa necesidad de informar y convencer a los votantes que los venezolanos demócratas están unidos para defender la democracia en Venezuela, más que a un partido en particular, tal como ocurrió en 1958 con el Pacto de Punto Fijo para vencer otra dictadura. Todavía hay tiempo para lograr una campaña publicitaria que destaque la mayor ventaja de la Oposición Democrática que es, precisamente, su unidad de propósito de defensa de la Democracia, ante una maquinaría publicitaria ventajista del Gobierno y su correspondiente tarjeta unitaria, que es la del PSUV.Aparte de la importancia de la propaganda electoral, la clave de esta elección está en el hecho de que los votos que llegarán seguros a las urnas son los que se captarán cara a cara pateando barrios y pueblos del país. Esto sí parece entenderlo la vasta mayoría de los 165 candidatos de la unidad.

Socialismo y comunismo: La misma cosa


La Alianza Internacional de Derechos de Propiedad acaba de clasificar a Venezuela en el puesto 123 de 125 naciones, por debajo de Zimbabue y Cuba y sólo por encima de Costa de Marfil y Bangladesh. El informe señala lo que es obvio para una gran mayoría de venezolanos que, durante estos largos once años, han visto desconocidos y confiscados sus derechos de propiedad. Esta triste historia comenzó con el "rescate" de tierras agrícolas como excusa para de luchar contra el latifundio, lo que no impidió al gobierno llevarse por delante propiedades de todos los tamaños y características, muchas de ellas demostradamente productivas y de modesta extensión. Con la última reforma a la Ley de Tierras se legalizan una cantidad tal de razones para expropiar un predio que en la práctica se erradica la propiedad privada en el campo. Continuó con la expropiación de numerosas empresas con la excusa de su supuesto carácter estratégico. Así se nacionalizó todo el sector petrolero, eléctrico y gran parte del sector de telecomunicaciones y empresas de sectores básicos, de distribución de alimentos y multitud de otras actividades conexas.Mientras tanto, en las ciudades, las autoridades alentaban invasiones y tomas de edificios o terrenos en supuesto abandono, en remodelación o estratégicamente ubicados. En ese entonces, expertos alertaban que el ataque contra la propiedad no iba dirigido sólo contra grandes terratenientes ni corporaciones. Éste vendría más temprano que tarde contra el pequeño propietario, ya que se trata de un ataque contra los cimientos de la economía venezolana; contra la libertad humana de emprender, de elegir, de crecer, de tener medios para satisfacer las propias necesidades de manera autónoma sin depender de manera directa de un Gobierno y sus dádivas. Durante los últimos meses esto ha quedado claro. A finales de 2009 el presidente Chávez ordenó expropiar pequeños comercios en el centro de Caracas, con lo que quedaron cesantes cientos de personas de oficios modestos. También se limitaron los derechos de todos los concesionarios de los mercados municipales quienes quedaron bajo la égida de algún alcalde oficialista. Esos pequeños comerciantes hoy no pueden disponer de lo que construyeron, se les impide traspasar e incluso legar la concesión y se les imponen condiciones que hacen inviable su permanencia, mientras se le hostiga y amenaza. Esta misma semana, se desalojó de improviso una humilde zapatería en el centro de Caracas, cuyos dueños tenían más de 40 años ejerciendo ese oficio. La excusa ha sido la expropiación del Edificio Gradillas que pertenece al Episcopado. Quedaron en la calle sus tres empleados y los dos dueños de avanzada edad con su inventario de más de 14.000 pares de zapatos. También está el caso de Friosa la más grande distribuidora de alimentos del Edo. Bolívar que fue intervenida en mayo de este año por 90 días, durante los cuales sus ventas bajaron en 70% deteriorándose las condiciones de trabajo. De nada valen las protestas de los trabajadores que públicamente han demostrado, desde el abandono de las instalaciones y vehículos hasta el mal estado de los alimentos que están procesando para proveer a los comedores de las empresas básicas. Se prorrogó la toma por otros 90 días y el que proteste corre el riesgo de quedarse ahora en la calle. Cómo lo dijo Fidel: el Socialismo y el comunismo son la misma cosa.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Link

San Agustín

Los que no quieren
ser vencidos por la verdad,
son vencidos por el error.

San Agustín

Demóstenes

Los grandes sucesos dependen
de incidentes pequeños.
DEMÓSTENES

Mientras duerme…


“si te temen no te respetan” -
El día transcurre como de costumbre, el no sabe si lo acontecido la noche anterior fue un sueño pero todo le da vueltas en la cabeza, piensa que puede ser fruto de su imaginación o el subconsciente, conversa con alguno de sus colaboradores más cercanos, les comenta sin muchos detalles, es probable que buscara algún tipo de comentario sobre aquello que daba vueltas en su cabeza, sin embargo no consiguió más que expresiones aduladoras, que lejos de ayudar solo le fortalecían su ego , así que luego de conversar con uno y otro termino por convencerse de que seguramente: Bolívar, Martí, Sandino, habrían tenido alguno que otro momento como el que pasó, sentenciando para sí: “es el precio que debemos pagar los héroes de América”… así, llego la noche y luego de ingerir algunas infusiones y entre vuelta y vuelta el “sueño llego”.
¿Qué tal tu día? me doy cuenta que has recordado nuestra conversación, tus colaboradores mas cercanos no parecen estar dispuestos a decirte la verdad ¿Por qué será? ¿Será que la verdad no te gusta? ¿Será que te temen? O simplemente… ¿será que lo único que les intereses es adularte para que te sientas bien mientras ellos se dedican a sus intereses particulares?….. ¿tú qué crees?
-Aun no sé quién eres, pero te debo advertir que me estas provocando con tus comentarios, como ya sabrás puedo instruir a las fiscalía para que te investiguen de acuerdo con la ley y te lleven a juicio.
-¿Qué harás al respecto? no creo que me puedas quitar nada pues lo que tengo no está a tu alcance, no me puedes privar de la libertad como acostumbras hacer con quienes disienten de ti, de manera que no te queda más remedio que escuchar, en todo caso no tienes nada que perder pero mucho que ganar.
-¿Qué podría ganar yo?
-Casi nada…. encontrarte a ti mismo, retomar el camino, regresar de este lado de la línea.
¿Te parece poco?
-Como es que no te das cuenta que mi liderazgo es indispensable en América Latina, soy la esperanza liberadora, todos los gobernantes de la región me adoran…. bueno hay alguno que no porque son unos vendidos, esos pocos prefieren que su pueblo siga siendo esclavo del imperio.
-De lo que me doy cuenta es de que llegaste al poder y has tenido todas las condiciones como para hacer que tu país fuera próspero, que estuviera en a la vanguardia del progreso, un país productivo en donde el pueblo tuviese un nivel de vida digno, en donde las nuevas generaciones encontraran oportunidades de estudio, trabajo.
- ¿y te parece poco todo las universidades que he creado? todas las misiones educativas….¿Cómo puedes dejar de reconocer eso?
- Si efectivamente me parece muy poco el que crearas una misiones para impartir educación primaria, media y diversificada y unas universidades para que les dieran acceso; eso solo es muestra de un sistema mediocre de educación en donde no se mide la calidad de la formación impartida sino la cantidad de títulos entregados, esto a mi modo de ver en nada contribuye con el desarrollo de un pueblo.
- Todo el mundo hasta mis mas grandes adversarios reconocen las bondades de las misiones ¿Cómo es que tu no?
- Bueno todo el mundo sabe que decir algo en contra de las misiones, es algo así como fortalecer tu discurso populista, pues es por medio de las misiones que distribuyes las migajas al pueblo, logrando que te vean como un benefactor de los pobres.
- Ahora si es verdad que te pelaste! para tu conocimiento, el mayor éxito de mi gobierno son las misiones, ello hace que el pueblo me sienta cerca solidario con su situación, el pueble siente que yo vivo sus problemas en todos sus aspectos ya sean educativos, económicos, de salud… es por ello que cada misión tiene un fin, un objetivo que lograr.
- Te diré algo que seguramente tú sabes pero no te interesa: las misiones son necesarias para atender de manera transitoria las necesidades del pueblo empero estas no pueden convertirse en un proyecto de estado para el logro del bienestar social de este, claro está que esto depende de la importancia que para ti tenga el bienestar social de tu pueblo.
- Bueno bueno….. tu sabes que tenemos un proyecto, un plan nacional que buscar cambiar los paradigmas, la forma de pensar y de vivir, un proyecto socialista, destinado a fortalecer las clases más necesitadas, un proyecto que pretende eliminar las diferencias de clases buscando crear un hombre nuevo, una sociedad igualitaria. En este proyecto el dinero no es importante, la propiedad privada no es necesaria, la sociedad será algo así como una gran comunidad en donde todos trabaran para todos, nadie deberá preocuparse por satisfacer sus necesidades pues el estado encargado de administrar y conducir la sociedad tendrá la gran responsabilidad de distribuir el fruto del esfuerzo entre todos de manera igualitaria, es decir, el pueblo trabaja y el estado se ocupa de sus necesidades
- Lo primero que debo recordarte es que fuiste elegido para gobernar el país de acuerdo con la constitución y las leyes no para cambiar la manera de pensar y la forma de vivir de los ciudadanos, seguidamente debo decirte que pareces olvidar que llegaste al poder debido al sistema plural existente en el país para ese momento permitía que una persona como tú o cualquier otra pudieran optar al ejercicio del poder y finalmente es importante que tengas presente que cuando ese pueblo que te eligió y que dices amar y respetar fue consultado sobre el cambio de su forma de vida, este respondió de manera rotunda que NO . El proyecto del cual hablas parece orientarse al logro de una sociedad de esclavos esto no como tu bien sabes nos nada innovador, por el contrario ya ha sido experimentado y comprobado su fracaso, un proyecto como este solo genera bienestar quienes lo administran, atraso en el país y hambre para el pueblo, los ejemplos no creo necesarios mencionarlos pues estoy seguro de que tú los conoces. ¿No será que el fin que buscas es únicamente el de permanecer en el poder sin que importe el cómo?..
¡El gallo cantó!

Desde mi Ventana - http://lacmon.wordpress.com/

martes, 24 de agosto de 2010

Victor Hugo

La conciencia
es la presencia de Dios en el hombre.
HUGO, Victor

En etapa terminal


Por: Casto Ocando / El Nuevo Herald - analitica.com - El diplomático venezolano Diego Arria advirtió en Miami que la democracia en Venezuela podría estar en su etapa terminal, y que es necesario actuar con firmeza para evitar una dictadura. "Tenemos que activar una gestión de protesta fuerte, y no esperar a que el gobierno nos ajusticie a todos'', indicó Arria durante una conferencia el jueves por la noche en el Koubeck Center, de la Universidad de Miami. Arria, quien a lo largo de su carrera ha sido ministro, gobernador y diplomático, vino a Miami para cumplir una apretada agenda de encuentros con exiliados de su país. Ante un auditorio abarrotado, Arria expuso sus perspectivas sobre el presente y el futuro de Venezuela y la necesidad de documentar a fondo las violaciones de los derechos humanos cometidas por el presidente Hugo Chávez. "Cuando le dije a Chávez que lo esperaba en La Haya, no lo dije en juego, porque he estado involucrado en otros procesos que han llevado a gobernantes a la cárcel'', indicó. Chávez es "un prontuario ambulante'', dijo Arria, que está bajo lupa no sólo de varias cortes penales en Europa, sino también de varios gobiernos. "A Noriega se lo disputaron las jurisdicciones legales de Estados Unidos y Francia. A Chávez se lo disputarán más países'', precisó. Asimismo aseguró que en la historia de América Latina nadie había acumulado tantos delitos como Chávez. Un potencial juicio contra el presidente venezolano estaría basado en dos temas, destacó: en primer lugar "el pillaje y el saqueo que ha promovido como política de Estado, que lo van acercando a un crimen de lesa humanidad''; y en segundo lugar, la promoción del odio y la violencia entre los venezolanos. Recordó, por ejemplo, que en el juicio por el genocidio en Ruanda, se condenó a dos comunicadores porque utilizaron la televisión para promover las matanzas étnicas. Arria señaló que durante su reciente gira por Europa se encontró con un creciente respaldo a sus denuncias sobre la violación de los derechos humanos en Venezuela. Sostuvo encuentros con representantes del Consejo de Europa, en Francia; en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Ginebra; en la Corte Penal Internacional de La Haya, en Holanda; y en el Senado español. "No fui a Europa a defender la finca que me expropió Chávez, sino los 3 millones de hectáreas que fueron expropiadas, afectando a miles de venezolanos, incluyendo 300 familias de origen español, a las que estoy ayudando'', precisó. Adelantó que continuará su gira para denunciar los excesos de Chávez en Canadá, México, Colombia, Chile y Brasil, entre otros países. Tampoco ahorró críticas a la oposición venezolana, afirmando que actúan como si estuvieran tratando "con el parlamento inglés''. "Tenemos una dictadura que va en la vía completa del comunismo, y sin embargo seguimos comportándonos como una oposición leal y correcta'', criticó. Señaló que todos los venezolanos están en la mira del gobierno. "Todos tienen un número, pero lo tienen en la espalda, y no saben que en algún momento les tocará a ellos'', explicó. Llamó la atención sobre la aprobación de la nueva Ley del Poder Popular, que creará un mecanismo paralelo si la oposición llegar a controlar la Asamblea Nacional en las elecciones de septiembre. A pesar del creciente control chavista, Arria aseguró que se trata de un régimen "que está implosionando'' y muy cerca del colapso. Pero sugirió que la salida no será fácil. "¿Ustedes creen que los cubanos se van a ir tranquilamente de Venezuela si Chávez pierde las elecciones?'', se preguntó. Finalmente, dijo que se sentía esperanzado sobre la posibilidad de que un cambio pueda dar un vuelco a Venezuela. "Cuando el Muro de Berlín cayó, nadie lo pudo anticipar y ningún gobierno pudo detener a la gente'', dijo. "Las grandes transformaciones sociales no son anticipables. Pero no tenemos mucho tiempo en Venezuela''.

La diferencia entre humanos y animales


La Doberman está embarazada. El bombero acaba de salvarla de un incendio en su casa, la salvó sacándola de la casa al jardín, y luego continuó en la lucha contra el fuego. Cuando finalmente se apagó el incendio, se sentó para tomar aliento y descansar. Un fotógrafo del periódico Noticias de Carolina del Norte notó que la perra en la distancia miraba al bombero. Vio a la Doberman caminar directo hacia el bombero y se preguntó qué iba a hacer. Así que levantó su cámara, el animal llegó hasta el hombre cansado que acababa de salvar su vida y la vida de sus bebés. El fotógrafo captó el momento justo en que la perra, aún abrasada, le dio las gracias al bombero.

lunes, 23 de agosto de 2010

Diógenes de Sínope

El insulto deshonra a quien lo infiere,
no a quien lo recibe.

Diógenes de Sínope

sábado, 21 de agosto de 2010

Edison

Una experiencia nunca es un fracaso,
pues siempre viene a demostrar algo.

EDISON, Thomas Alva

Auden

Un profesor es alguien
que habla en el sueño de cualquiera.

AUDEN, Wystan Hugh

viernes, 20 de agosto de 2010

La parábola de la parábola


Hace mucho tiempo andaba la Verdad por las calles, en los pueblos, tratando de hablar con la gente, pero la gente no la quería, la despreciaban solamente por las ropas que llevaba. La Verdad andaba con harapos, sin lujos, sin pretensiones, tan simple, pura y sencilla como la Verdad. La Verdad siempre trataba de acercarse a la gente, de entrar en sus hogares, pero siempre fue despreciada y humillada, pues nadie la quería por sus vestiduras harapientas. Un día la Verdad andaba caminando y llorando, muy triste por todo esto, hasta que de repente se encuentra a alguien muy alegre, divertido, vestido con colores muy llamativos y elegantes y toda la gente la saludaba !Era la Parábola! Y la Parábola ve a la Verdad y le dice: "Verdad, ¿por qué lloras?". La Verdad le responde: "La gente me desprecia y me humilla! Nadie me quiere ni me aceptan en sus casas!" La Parábola le dice: "Claro, Verdad, te entiendo; lo que pasa es que tienes que vestirte como yo, con colores y bien elegante, y verás el cambio". Parábola le prestó uno de sus vestidos a Verdad y desde ese día, como un milagro, de repente, la Verdad fue aceptada por la gente y era querida por todos.

Moraleja:Nadie acepta la Verdad desnuda.
Todos la prefieren disfrazada con ropas de Parábola.

¿Gobernar o mandar?


Por: Fernando Facchin B. - ffacchinb@gmail.com - Tenemos frente a nosotros la posibilidad cierta de evitar caer en una grave crisis de gobernabilidad bajo la premisa del presidente: "yo o el caos". La pretensión es convertir el 26S en un plebiscito donde se juega, solamente, el futuro de HRChF, sin importar el presente ni el futuro del país. No es posible la subsistencia de la gobernabilidad cuando el presidente confunde los verbos "gobernar" y "mandar", dos conceptos disímiles, gobernar es dirigir con sabiduría los destinos de un país para su desarrollo sostenible, mandar es un verbo de resonancia militarista, por eso en el estamento militar hay cadena de mando y no de gobierno. Entonces, ¿HRChF ha gobernado alguna vez en 11 años?, ¿Ha buscado consenso con quienes no piensan como él? No, lo que ha hecho es acaparar cuanto residuo de poder queda al alcance de sus manos, violar la Constitución mil veces, desconocer el Estado de Derecho, la propiedad privada y los derechos humanos, su idea es doblegar a todo el país a sus pies. ¿Podría pensarse entonces que sólo nos encontramos ante una amenaza electoralista, destinada a cosechar los abundantes frutos del miedo? El 26S la suerte del país se decidirá a todo o nada, en consecuencia, esa jornada de importancia vital nos permite sostener que el destino del gobierno pende del débil hilo electoral y el triunfo de la alternativa democrática tendría, a corto plazo, 2012, un efecto "destituyente" del hegemónico poder presidencial, luego, lejos ya de un ser un acontecimiento casi rutinario en este país de múltiples y fraudulentas elecciones, el 26S se convierte así, desde la retórica oficial, en una batalla histórica entre los "buenos y los malos". La alternativa democrática lo superará el 26S, como se prevé, ¿aceptará HRChF dialogar con ella? Si no pudiera "mandar" como lo ha hecho hasta ahora, sin límites morales, políticos o institucionales, ¿se resignará a "gobernar" de aquí a 2012? Esta es la pregunta que hay que hacerse hoy. Estamos frente al peligro de la ingobernabilidad que vendrá de parte del oficialismo, por ello debemos ganar todos los escaños parlamentarios, para evitar que siga mandando y sea controlado por un Parlamento plural y democrático que dicte los instrumentos legales pertinentes y frene el desmedido poder del presidente y que éste se decida a gobernar y deje de mandar. Gobernar sin mayoría en el Parlamento ha sido frecuente y sano en las democracias presidencialistas contemporáneas, sin que hubiera por eso una crisis de gobernabilidad, siempre y cuando el presidente entienda que su función es gobernar y no mandar, aun cuando creo que no está psicológicamente preparado para hacerlo. Lo ideal sería que el presidente decidiera al fin pasar de la confrontación al diálogo por el bien del país. En definitiva, Chávez no sabe gobernar, sabe mandar autoritariamente, por esa razón sólo vemos un panorama nacional devastado por una crisis económica, social y política, donde no hay claridad de rumbo debido a la improvisación, la incapacidad, la corrupción y la mediocridad de quienes mandan. Por esa razón el llamado diario y repetitivo para acudir a votar masivamente no debe detenerse. El proyecto de cambio parlamentario debe estar orientado a que la alternativa democrática convenza con su posición de liderazgo, centrándose en el futuro inmediato, en las reformas legislativas y en las oportunidades existentes frente al continuismo que nos condena a la destrucción del país, requerimos un cambio de rumbo político y de forma de gobernar, especialmente en lo que se refiere al manejo de los dinero públicos, servicios públicos, educación, salud, seguridad, infraestructura y vivienda, oportunidades laborales, inversión productiva, desarrollo sustentable con seguridad jurídica, orientación territorial en función a la descentralización y a una profunda regeneración democrática con destino a tener un gobierno respetado, no temido, y donde la sociedad recupere el papel protagónico que le otorga la CN, que se impongan la limitación a la reelección y al periodo de gobierno, el control administrativo del Estado, la pluralidad informativa y legislativa, la separación de poderes, un programa de gobierno que nos lleve por la senda del progreso y no del retroceso histórico-político, debemos demostrar la importancia y eficacia del cambio propuesto. Mandar es lo contrario a gobernar.

Creo igual

A veces pienso
que la prueba más fehaciente
de que existe vida inteligente
en el universo
es que nadie ha intentado
contactar con nosotros.

WATTERSON, Bill

Desde Cuba, Carta Abierta a Ratzinger


Su Santidad:
DIOS permita que usted conozca de esta misiva. En nuestras oraciones le rogamos al SEÑOR para que se proyecte sobre una solución a la situación que vamos a plantearle.
Algunos de los católicos que firmamos esta carta y otros que quizás incorporen sus firmas, no estamos de acuerdo con la postura que ha tenido la jerarquía eclesiástica cubana en su intervención por los presos políticos, es lamentable y de hecho bochornosa.
Por más de 20 años un grupo de disidentes pacíficos, hemos luchado por el restablecimiento de la democracia en Cuba; por más tiempo aún, nuestros compatriotas en el exilio. Una correcta mediación sobre el tema, hubiera implicado oír los reclamos de ambas partes y conciliarlos. Sin embargo, la solución del destierro, aceptada por los que han estado siete años injustamente presos -solamente por sus ideas- solo beneficia a la dictadura; prácticamente, con la salida de un número considerable de familiares se convertirá en un pequeño éxodo. Ustedes tienen una experiencia de ello en el destierro de los sacerdotes católicos en la década del 60, del pasado siglo.
Si hay algo que aspira desesperadamente el gobierno, es a la desaparición de las Damas de Blanco, ya que con la prisión de los 75 en marzo de 2003, no logró acabar con la oposición.
La situación de represión, hostigamiento y detenciones arbitrarias se ha recrudecido en los últimos días, después de las amenazas del presidente Raúl Castro, del 1ro. de agosto. Y cabría preguntarse: ¿Se están vaciando las prisiones para volverlas a llenar?
Los ejemplos sobran, pero baste mencionar la represión contra Reina Luisa Tamayo Dánger, madre del asesinado Orlando Zapata, a la que en su pueblo de residencia, Banes, en la provincia de Holguín, no le permiten oír misa, pues tiene que asistir únicamente con familiares. La jerarquía eclesiástica de esta provincia, fue a visitarla para pedirle, hiciera precisamente lo que quiere el gobierno.
Respetamos las solicitudes de la iglesia para que cese el “bloqueo”, pero: ¿Por qué no se pide también –públicamente- que termine el embargo que le tiene la dictadura a todo el pueblo cubano? Éste dura más de 50 años e incluye las libertades que pueda disfrutar la Iglesia como comunidad de todos.
Podríamos hacer de esta epístola una larga lista de demandas, pero sólo una es la más importante, que cese el apoyo político de los que representan a DIOS ante los católicos cubanos, a los que se han comportado durante medio siglo como comisionados de Satanás en la tierra.
Nos recordamos de Mateo 19 16-22. SEÑOR, que disponibilidad tan buena la del joven rico y que final tan triste a causa de su apego a las riquezas.
Firmas de la Carta Abierta a Su Santidad el Papa Benedicto XVI
1.- Aguirre Tamayo Vilma (Ciudad Habana)
2.- Alfonso Arteaga Ana Rosa (Villa Clara)
3.- Álvarez Sánchez Omara (Ciudad Habana)
4.- Álvarez Toledo Julio Elio (Ciudad Habana)
5.- Antúnez García Pérez Jorge Luis (Villa Clara)
6.- Antúnez Puentes Antibio (Granma)
7.- Argüelles Morán Pedro (Preso en Ciego de Ávila, Grupo de los 75)
8.- Arteaga Coello Joel (Ciudad Habana)
9.- Ascencio López José Lino (Villa Clara)
10.- Ávila Expósito Mariblanca (Holguín)
11.- Báez Sierra Luis Julián (Granma)
12.- Betancourt Morín Resni (Ciudad Habana)
13.- Bosch Alonso Orlando (Ciudad Habana)
14.- Bous Batista Juan Carlos (Ciudad Habana)
15.- Caballero Batista Caridad (Holguín)
16.- Caballero Oduardo Ángel Vicente (Granma)
17.- Cabrera Bichot Julio César (Ciudad Habana)
18.- Cabrera Castilla Geily (Ciudad Habana)
19.- Cañete Cruz Walter (Holguín)
20.- Carmona Ceballo Juan Alberto
21.- Carmona Ceballo Juan Carlos (Ciudad Habana)
22.- Carmona Fuentes Francisco (Ciudad Habana)
23.- Cartaya González Alberto (Ciudad Habana)
24.- Casas Duanes Eslay (Ciudad Habana)
25.- Castillo Ortega Víctor (Villa Clara)
26.- Castillo Villegas Diego Ernesto (Granma)
27.- Cedeño Vázquez Luis Silverio (Granma)
28.- Contreras Rodríguez Aramilda (Villa Clara)
29.- Cruz Meneses Ariel (Holguín)
30.- Cruz Sánchez Antonio (Ciudad Habana)
31.- Cuipel Camero Norberto Raúl (Ciudad Habana)
32.- Chávez Ramón Elio Enríquez (Granma)
33.- Díaz Esquivel Ernesto (Ciudad Habana)
34.-Díaz Rondón Martha (Holguín)
35.- Díaz Silva José (Ciudad Habana)
36.- Diéguez Núñez Alexander (Granma)
37.- Diéguez Segura Enrique (Granma)
38.- Echevarría Perdomo Neldo Iván (Ciudad Habana)
39.- Escobedo Morales Eberto Ángel (Preso político Toledo II, Ciudad Habana)
40.- Esquivel Acosta Damaris (Ciudad Habana)
41.- Esquivel Vieito Lourdes (Ciudad Habana)
42.- Estévez Estrada Tania (Ciudad Habana)
43.- Ferrer Espinosa Rolando (Villa Clara)
44.- Fonseca Quevedo Sarah Martha (Ciudad Habana)
45.- Fortún Martínez Blas Augusto (Villa Clara)
46.- García Gómez Gabriel Camilo (Ciudad Habana)
47.- García Guerra Manuel (Ciudad Habana)
48.- García López Yunieski (Villa Clara)
49.- García Vega Luis (Ciudad Habana)
50.- González Bonelles René Ramón (Ciudad Habana)
51.- González Estrada Yoandris (Granma)
52.- González Morera Carlos Gabriel (Ciudad Habana)
53.- Gordillo Pérez Yuniesi (Ciudad Habana)
54.- Guevara González Douglas (Granma)
55.- Guisado Paz Saraí (Ciudad Habana)
56.- Gutiérrez Campos Luis Jesús (Ciudad Habana)
57.- Hernández González Osmany (Ciudad Habana)
58.- Hernández Leyva Mario Alberto (Ciudad Habana)
59.- Hernández Reyes Oscar Antonio (Granma)
60.- Labrada Varona María Cristina (Camagüey)
61.- Lay Sangronis Zulema (Ciudad Habana)
62.- León Batista Norberto (Ciudad Habana)
63.- León León Ubaldo Manuel (Granma)
64.- León López Marelys (Granma)
65.- León Ramírez Clotilde (Villa Clara)
66.- López Almestro Amelia (Ciudad Habana)
67.- López Bañoubre Marcelo (Preso de los 75 en Licencia Extrapenal, Ciudad Habana)
68.- López Pérez Oscar (Ciudad Habana)
69.- Lorenzo Rodríguez Victoria Mercedes (Ciudad Habana)
70.- Mansellí Aguirre Giovani (Ciudad Habana)
71.- Marín Román Antonio (Villa Clara)
72.- Márquez Frías Santiago Emilio (Granma)
73.- Marrero La Rosa Roberto (Camagüey)
74.- Martínez León Manuel (Holguín)
75.- Martínez Ruíz Rafael (Ciudad Habana)
76.- Masillá Aguirre Rigoberto (Ciudad Habana)
77.- Mateo Rivera Mario (Ciudad Habana)
78.- Medero Arrozarena Ernesto (Matanzas)
79.- Mesa Cantillo Daniel (Holguín)
80.- Mesa Saborit Joan (Ciudad Habana)
81.- Mesa Saborit Joel (Ciudad Habana)
82.- Milián Pedroso María Hortensia (Ciudad Habana)
83.- Miranda Camejo Rancés (Ciudad Habana)
84.- Miranda de Hernández Juan Roberto (Ciudad Habana, Licencia Extrapenal Grupo 75)
85.- Miranda Rivera Saraí (Ciudad Habana)
86.- Moncada Almaguer Xiomara (Granma)
87.- Moreira Laffita José Antonio (Ciudad Habana)
88.- Moya Portieles Damaris (Santa Clara)
89.- Muñoz Domínguez Daniel (Ciudad Habana)
90.- Murcia Rivero William (Ciudad Habana)
91.- Nápoles del Valle Geolay (Ciudad Habana)
92.- Nicles Abad Yasmani (Ciudad Habana)
93.- Núñez Espinosa Omar (Villa Clara)
94.- Núñez Suásnabar Lucio (Ciudad Habana)
95.- Ojeda Suárez Gertrudis (Holguín)
96.- Oliva Quintán Dany (Ciudad Habana)
97.- Ortega Visoza Alberto (Ciudad Habana)
98.- Ortiz Chirino Efraín (Ciudad Habana)
99.- Ortiz Molina José Marino (Holguín)
100.- Ortiz Tamayo José Luis (Holguín)
101.- Ortiz Tamayo Reina María (Holguín)
102.- Osa de la Ceija Oscar (Ciudad Habana)
103.- Palenzuela Roig Maité de la Caridad (Ciudad Habana)
104.- Palenzuela Roig María de los Ángeles (Ciudad Habana)
105.- Palenzuela Roig María de Lourdes (Ciudad Habana)
106.- Paz de la Ramón Luis Elio (Granma)
107.- Peña López Yoanka (Ciudad Habana)
108.- Perdomo Vázquez Alberto (Ciudad Habana)
109.-Pérez Aguilera Iris (Villa Clara)
110.- Pérez Castañeda Maikel (Ciudad Habana)
111.- Pérez González Lázaro Antonio (Ciudad Habana)
112.- Pita Díaz Leonardo (Ciudad Habana)
113.- Pompa Brizuela Rafaela (Granma)
114.- Portal Belkis Bárbara (Camagüey)
115.- Ramírez García Almiriam Milagros (Villa Clara)
116.- Ramos Lauzurique Arnaldo (Preso Grupo 75, Prisión 1580, Ciudad Habana)
117.- Reyes Hernández Roberto (Ciudad Habana)
118.- Reyes López Frank (Villa Clara)
119.- Reyes Morales Alberto (Villa Clara)
120.- Ricardo Mir Yoandri Naoski (Holguín)
121.- Rivas Verdecia Soledad (Ciudad Habana)
122.- Rivera Rodríguez Alcides (Villa Clara)
123.- Roca Antúnez Vladimiro (Ciudad Habana)
124.- Rodríguez Báez Eduardo (Ciudad Habana)
125.- Rodríguez Bambino Yadira (Ciudad Habana)
126.- Rodríguez Jiménez Bárbaro Eusebio (Granma)
127.- Rodríguez Martínez Maritza (Ciudad Habana)
128.- Rodríguez Prieto Maribel (Villa Clara)
129.- Rodríguez Santiesteban Alexander (Holguín)
130.- Roque Cabello Martha Beatriz (Ciudad Habana, Licencia Extrapenal Grupo de los 75)
131.- Rosabal Castillo Jorge Manuel (Granma)
132.- Rosales Sánchez Juan Guillermo (Ciudad Habana)
133.- Rufín Palenzuela Medardo (Ciudad Habana)
134.- Rufín Palenzuela William (Ciudad Habana)
135.- Saborit García Julia Isabel (Ciudad Habana)
136.- Salgado Barbán Jorge Joan (Granma)
137.- Saltorio Leyva Edilberto (Holguín)
138.- Sandez Suárez Esteban (Holguín)
139.- Santana Almaguer Gean Lázaro (Ciudad Habana)
140.- Santana Pompa Madelaine (Granma)
141.- Sarmiento Pineda Julio Andrés (Granma)
142.- Siret Miranda Josué (Ciudad Habana)
143.- Sol del Laguna Maribel (Camagüey)
144.- Sol del Pérez Guillermo (Villa Clara)
145.- Soler Nieves Ernesto Leonardo (Ciudad Habana)
146.- Suárez Causa Andrés (Granma)
147.- Terry Pino dulce María (Holguín)
148.- Tomás Bejerano Emeterio (Ciudad Habana)
149.- Torre de la Montesinos Tania (Granma)
150.- Trillo Batista Eliéser (Granma)
151.- Trujillo González Jorge Luis (Ciudad Habana)
152.- Valdés Ascuy Osmany (Ciudad Habana)
153.- Valdés Cabrera Isis de la Caridad (Ciudad Habana)
154.- Valdés Márquez Emilia (Ciudad Habana)
155.- Valdespino Gago José Alberto (Ciudad Habana)
156.- Verdecia Domínguez Juan Carlos (Holguín)
157.- Verdecia Torres Juan Sacarías (Holguín)
158- Vergel Sauto Dagoberto (Ciudad Habana)
159.- Vergel Sauto Lázaro (Ciudad Habana)
160.- Vidal Pérez Yolanda de la Caridad (Granma)
161.- Vivas Bombino Benedicto (Ciudad Habana)
162.- Yanes Contreras idania (Villa Clara)
163.- Yero Leiva René (Granma)
164.- Zapata Tamayo Israel (Ciudad Habana)
165.- Zapata Tamayo Rogelio (Camagüey)

jueves, 19 de agosto de 2010

¡Usted decide!


Una sola cosa nos explica bien la historia
y es en qué consisten los malos gobiernos.

Thomas Jefferson

:::::::::::::::::::::::

Magda Mascioli G. - Y los venezolanos tenemos una laaaarga historia en ese tema. Y esa historia NO CAMBIARÁ en tanto y en cuanto los Ciudadanos sigamos haciendo lo mismo de la misma forma; mientras sigamos depositando la responsabilidad en quienes han probado fehacientemente su incompetencia y su trabajo solo para lograr apetencias individuales y grupales, en detrimento del país; mientras sigamos actuando en base "acción-reacción", sin tomarnos la molestia de OBSERVAR y ANALIZAR lo que sucede, antes de REACCIONAR; mientras sigamos SIN EXIGIR cuentas a quienes estan OBLIGADOS a entregárnoslas; mientras sigamos pensando que no merecemos nada mejor; mientras sigamos sin EXIGIR RESPETO de TODOS, no solamente de quienes son nuestros adversarios; mientras sigamos pensando que uno u otro bando es DUEÑO de la razón; mientras sigamos aprobando o desaprobando LOS ABUSOS DE PODER según de quienes los cometan, sean quienes sean; mientras sigamos pensando que lo malo es malo si lo hacen los demás, pero las mismas cosas malas se transforman en buenas cuando las hacen los supuestos aliados; mientras sigamos creyendo que esto se resolverá por obra y gracia del Espíritu Santo; mientras sigamos suponiendo que si nos hacemos los locos, la realidad va a cambiar; mientras sigamos alabando a los demás paises mientras estamos de espaldas al nuestro. En fin, y lo escribo en mayúsculas: MIENTRAS LOS CIUDADANOS NO ENTENDAMOS QUE NOS TENEMOS QUE UNIR PARA RESISTIR Y DEFENDERNOS DE LOS ABUSOS DE LOS QUE SOMOS VICTIMAS A MANOS DE LOS EXTREMISTAS NEGOCIADORES DE AMBOS LADOS y MIENTRAS NO ENTENDAMOS QUE NOS TENEMOS QUE HACER RESPETAR y que la solución está EN NUESTRAS MANOS UNIDAS, no solo no saldremos del regimen nefasto de Hugo Chavez y sus cómplices por acción y omisión de lado y lado, sino que estaremos abonando un terreno para algo mucho peor.

LA ÚNICA VEZ
QUE LOS CIUDADANOS
-entiéndase bien-
TODOS LOS CIUDADANOS
DE TODAS LAS TENDENCIAS,
NOS UNIMOS EN LA CALLE...
¡SACAMOS A HUGO CHAVEZ DEL PODER!

y
QUIENES DABAN Y SIGUEN DANDO
LA ESPALDA
A LOS CIUDADANOS Y AL PAIS
¡LO VOLVIERON A PONER!

¡Usted decide!
::::::::::::

Séneca

El tiempo
descubre la verdad.

SÉNECA, Lucio Anneo

miércoles, 18 de agosto de 2010

Sin duda...

Cuando el río se desborde...
no se verán ni las matas.

Séneca

Nada es tan bajo y vil
como el ser altivo con el humilde.
SÉNECA, Lucio Anneo

Gregorio


Una mujer en el confesionario:
-Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el atardecer.
-Pues en penitencia, rezas tres padrenuestros y dejas 20 dólares de limosna.
Más tarde otra mujer:
-Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor hasta el amanecer.
-Pues en penitencia, rezas 10 padrenuestros, y echas 30 dólares de limosna.
Más tarde otra nueva mujer:
-Padre, hoy he conocido a Gregorio, y hemos estado haciendo el amor todo el día.
-¡Pero esto no puede ser! Rezas 20 padrenuestros y echas 50 dólares de limosna.
Más tarde:
-Padre...-¡SÍ! tú también has conocido a Gregorio y habéis estado haciendo el amor.
-No, padre. Yo soy Gregorio... ¡O vamos a medias en la limosna o me llevo a todas las mujeres a otra parroquia!

La entrevista


Por: Antonio Cova M. - antave38@yahoo.com - Lucía imposible no conectarla con las renovadas relaciones colombo-venezolanas que en ese mismo momento se estaban produciendo; por ello, más de uno pensó que esa entrevista tenía el propósito de dinamitarlas. Por lo que pudimos ver y oír, nada más lejos de la intención del entrevistado. Sólo muy brevemente Fidel se refirió a Colombia; y fue contundente. Con pocas palabras dio un manotazo a la paranoia chavista del inminente ataque colombiano -inminencia que la notoria ausencia de Chávez en La Habana este 26 de julio había remachado. Fidel expuso cuatro razones para negar que Colombia fuese a hacerle la guerra a Venezuela: “no les interesa, no quieren, no pueden y sería un desastre”. En ningún momento elaboró sobre cada una de esas razones; pero lo más destacado fue que no aclaró para quiénes “sería un desastre”. Eso le hace a uno pensar, que a lo mejor habría “un tercero” a quien perjudicaría ese desastre. Con Venezuela entregada a una guerra absurda, toda remesa de recursos venezolanos a Cuba cesaría de inmediato, ¿o no? Entremos de lleno, entonces, en la riqueza que aportó esa entrevista. Comencemos por el asunto de la intención: ¿qué perseguía esa entrevista? Todavía uno trata de encontrar además de su intención, su sentido. Cuando se contempla el grueso de la misma, parece evidente que fue un empeño del Comandante Castro destinado a proseguir con su más reciente obsesión: una fulana guerra que nadie ve por parte alguna. Peor: una guerra nuclear. Como si los televidentes no nos hiciésemos la pregunta crítica: ¿merece el Irán de Ajmadinejad el riesgo nuclear? Si no se hizo contra la Unión Soviética en alguno de los peores momentos de la Guerra Fría, ¿por qué y para qué ahora?
La sospecha que en más de uno cobra fuerza es que, esta manía de Fidel ahora, dice más sobre su estado mental, que sobre cualquier panorama bélico actual. Podríamos escribir páginas y páginas sobre las sinrazones de este tema en este momento. Lo más importante: creo que los cuatro chavistas que allí estaban piensan exactamente lo mismo; quizás por ello intentaban, una y otra vez, llevarlo a temas más cercanos, tanto política como geográficamente. Pero ¿no habría una intención oculta en el nuevo poder cubano con esta entrevista? En efecto, para quienes por más de cuarenta años han visto y oído a un Fidel fuerte y lúcido, que a ratos ponía a temblar a los poderosos, verlo ahora trastabillando en una argumentación inconexa, debe ser deprimente. La impresión que emerge de esta entrevista es que creer que “Fidel torpedea los intentos de liberalización del régimen” carece de fuerza. Lo que su presencia pública muestra es algo muy distinto. Fidel, eso parece, para todos los efectos ya no está en Cuba. Ella ni una vez apareció en su larga entrevista; ni él está en capacidad de enfrentar decisiones y estrategias que suscitasen su desacuerdo. El marasmo cubano, que Raúl no quiere -o no puede- destrabar, hace tiempo que prescindió de Fidel. Para que Cuba cambie, a lo mejor se requiere algo más que la inminente desaparición de Fidel (¿y de su hermano?). En su entrevista el destinatario final pareciera ser Barack Obama, por quien muestra amplias simpatías, tan escasas entre sus amigos de Venezuela. Chávez siempre está ubicado sin ser nombrado: de su sensatez depende la existencia del castrismo en Cuba y debe olvidarse de cualquier conflicto armado con Colombia. De la heroica lucha guerrillera sólo hubo palabras crípticas para El Salvador. Entre sus entrevistadores poca coordinación había y lucían más apegados al Catecismo revolucionario a lo Harnecker-Gollinger que el mismo Castro, quien nunca ha estado atado a eso. Sólo una vez, para horror de la estrategia actual del chavismo, se ciñó a la más estricta ortodoxia estalinista, cuando queriendo hacer una alabanza al socialismo del siglo XXI, terminó dándole la razón al Cardenal Urosa: éste es el más puro y rancio comunismo que ya padeció el siglo XX. La entrevista, en fin, mostró más de lo que dijo Fidel, y desnudó más a sus patrocinantes. Si se la perdieron, búsquenla por Youtube. Bienvenidas las que tengan en cartera, nos enseñan tanto que realmente no tienen pérdida.

martes, 17 de agosto de 2010

Dios castiga sin palo y sin látigo

http://bit.ly/dwZUIy

El tiro por la culata


Los más de 13.975 homicidios ocurridos en 2009, 8.007 más que los 5.968 registrados en 1999, son suficiente razón para considerar a este problema como el de mayor preocupación para los venezolanos. ¿Cómo se ha llegado a estos extremos durante un Gobierno ¨revolucionario¨ que dice haber erradicado la desigualdad y la exclusión, que asegura haber elevado el nivel de educación y acabado con el analfabetismo, y que asevera haber disminuido la pobreza? La respuesta a esta pregunta pasa por la percepción de que todas las afirmaciones anteriores están falseadas y no se corresponden con la realidad. Pero también pasa por el hecho de que la revolución chavista ha tergiversado lo que significa una Política de Seguridad Ciudadana dirigida a la colectividad, para diseñar una con un alto sesgo político a la medida del ideario de quienes hoy comandan al país. En esta era de Hugo Chávez se ha desmantelado la institucionalidad judicial, para ponerla al servicio de su proyecto político. Y al igual que en otras áreas, se ha descartado el aporte de expertos en la materia, para privilegiar al centralismo y a nuevas organizaciones policiales paralelas que rinden cuentas al poder presidencial. Ejemplo de ello, es haber descartado las recomendaciones de fondo emitidas por la Comisión Nacional para la Reforma Policial (Conarepol), donde participaron expertos en el tema de la seguridad de todos los sectores.A esto se le agregan varios agravantes de la estrategia ¨revolucionaria¨.Uno es que se ha permitido la infiltración de la delincuencia común en los cuerpos policiales, hecho que incluso fue reconocido por el ministro del Interior, Tarek El Aissami, al afirmar a fines de 2009 que en 20% de los delitos cometidos han participado efectivos policiales. Esto fue particularmente cierto, en la época del alcalde mayor Juan Barreto, cuando integrantes del grupo armado, Los Tupamaros, ingresaron a la Policía Metropolitana, desplazando a funcionarios con formación y experiencia, varios de ellos hoy presos injustamente por los hechos de abril de 2002. Otro agravante es la permisividad y la impunidad imperante. Según expertos, tres de cuatro delincuentes que son apresados, quedan en libertad.Y otros más: la insistencia de ocultar las cifras a la opinión pública; afirmar que las denuncias de los medios de comunicación sobre la alta incidencia de los delitos es mentira, y se trata una cuestión de ¨una sensación de inseguridad¨, o carcajearse cuando expertos como el sociólogo Roberto Briceño León explicaba en CNN, que la tasa de homicidios de Bogotá es de 18 homicidios por 100 mil hab, en comparación con la de Caracas, que es de 140 homicidios por 100 mil habitantes.Lo irónico es que ante las denuncias de El Nacional con las impresionantes fotos publicadas la semana pasada, donde se ilustra la terrible realidad de la Morgue de Caracas, de nuevo se persigue al medio, en vez de buscar vías de solución a un problema que afecta a toda la ciudadanía.

Aristóteles

En las democracias,
las revoluciones son casi siempre
obra de los demagogos.
ARISTÓTELES

Victor Hugo

Es fácil ser bueno;
lo difícil es ser justo.

HUGO, Victor

lunes, 16 de agosto de 2010

Greene

El mejor olor, el del pan;
el mejor sabor, el de la sal;
el mejor amor, el de los niños.

GREENE, Henry Graham

Juvenal, Decimus Junius

El primer castigo del culpable
es que jamás será absuelto por su conciencia.
JUVENAL, Decimus Junius