lunes, 25 de febrero de 2008

Gracias Sr. Gonzalo Himiob

Estaba leyendo la carta que Himiob le escribiera a Italo Luongo. Expresa, en una frase, que quizás muchos dirán que ellos no eran amigos. Luego, al terminar de leer la carta por segunda vez y palpar el profundo sentimiento con el que indudablemente fue escrita, me pregunto si Himiob no estará regalando a Luongo, desde el fondo mismo de su corazón, un presente que solo un verdadero amigo puede regalar. A fin de cuentas ¿Quién es realmente amigo sino aquel que comparte la esencia misma de la vida con uno, aun cuando no esté allí todo el tiempo diciendo un "te quiero" o "soy tu amigo"?. ¿Quién es realmente un amigo sino aquel que, inclusive en silencio, está al lado de uno, y sabe que uno está a su lado?. Luego de leer esa carta no puedo hacer menos que desear que Italo Luongo haya sentido en su corazón la esencia misma de la amistad que indiscutiblemente compartió con Himiob; porque segura estoy que, en su corazón, Himiob siempre tendrá para Luongo un verdadero recuerdo de afecto y respeto que solo los verdaderos amigos pueden brindar.

Una Oración por Italo Luongo, y un agradecimiento a Gonzalo Himiob por comprobarme, una vez más, que la real y verdadera amistad existe, aun en medio de las borrascas y las desgracias más desafortunadas. Porque la verdadera y real amistad, esa que se expresa aun en silencio, trasciende cualquier contingencia, cualquier distanciamiento, cualquier desencuentro; porque la verdadera amistad, la real, nace del corazón de quienes la comparten. Gracias por eso Sr. Himiob Y gracias a Dios por mis amigos.

Magda Mascioli G.

Un mensaje tardío a Italo Luongo


Por: Gonzalo HIMIOB - Sábado, 23 de feb de 2008 - Venezolanos en linea - “Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé! Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos, la resaca de todo lo sufrido se empozara en el alma… ¡Yo no sé!” César Vallejo Los Heraldos Negros. De nosotros se puede decir que no fuimos tan cercanos o que sé poco de tu vida personal. Que alguna o muchas veces compartimos palestra, que no vivencias, o que nuestras vivencias comunes se limitaron, a veces, a compartir palestras. Pero también deberá decirse que en muchas de las luchas, a veces tras el humo de las bombas de la indignidad, o en esas que se libran desde la voz y desde la palabra, te supe cercano a mi y a muchos como yo. Algunos de los que supimos, y agradecimos, sin decírtelo, tu apoyo, aún respiramos. Otros no. Hoy les acompañas. Se puede decir, si se es aún peor intencionado, que las más de las veces te acompañé sólo en tus espacios de difusión de las ideas, para hablar de mis ideas. Pero al final tendrán que aceptar que eran las mismas que las tuyas, aunque alguna vez no estuviera de acuerdo contigo, aunque te lo dijera, y lo hubieras aceptado como se acepta el reclamo de las personas cercanas. Muchos podrán entonces señalar que no fuimos “amigos”. Y por ello muchos no se explicarán estas líneas y pregonarán que soy falso o morboso. Quizás tengan razón. No lo sé. Tampoco me interesa mucho. Quien así ve las cosas no puede entonces explicar la tristeza que sentimos muchos que estamos hoy, como yo, tratando de entender, de aceptar. Afanados en negar este portazo (así lo llamó alguna vez el tocayo Rojas) o el hachazo invisible y homicida (en las palabras de Hernández) que nos ha negado la presencia de Italo Luongo. Y es que hay muchos tipos de amistad. Lo he comprobado. Me he encontrado a veces con personas a las que nunca había visto personalmente a las que, por haber conocido de sus hechos y palabras, he sentido inmediatamente próximas. Pasa entre los poetas, los locos, y también entre quienes se reconocen como demócratas en la oscuridad de los totalitarismos y de la irracionalidad. Son éstas amistades que se nutren de lucha y de fe. De oír la idea propia en las bocas de otros, de entender que no se está solo, y que en el país existen personas que, como uno, con sus virtudes y defectos, con aciertos y desaciertos, están dispuestos a luchar por la libertad de todos. Te fuiste en vuelo, como en vuelo hacia la luz de una mejor Venezuela iban tus ideas, tus esfuerzos y tu verbo. Queden en paz tu y los que contigo se fueron. Tu legado permanecerá. Y en algún momento distinto al de estas oscuridades que te atormentaban, y que nos atormentan, quienes sigamos aquí sabremos, y se dirá, que lo logrado se debe en parte a tu fuerza. Y habrá un espacio en nuestras memorias para ti. La verdadera muerte es el olvido. Y a ti, nadie que ame a nuestra tierra podrá olvidarte, amigo.

Y lo pagará.




Más allá de los pactos electorales

Por: Fausto Masó - maso1951@cantv. net - Ahora los sindicatos piden lo suyo, a gritos. Tápense los oídos. El gobierno no cuenta con una organización como la antigua CTV, reventó la caja de Pandora. Los aumentos que lograrán los trabajadores de Sidor y de Firestone los exigirán otros sindicatos tomando ciudades. Agárrense de las manos. Las huelgas reales tumban gobiernos. Hoy y mañana. Al caos venezolano se suman ahora los huelguistas. ¿Imaginan a un gobierno "revolucionario" ordenándole a la Guardia Nacional caerle a planazos? Chávez se aproxima al llegadero. El gobierno enfrenta el desabastecimiento con imágenes por televisión de barcos descargando en los puertos y con anuncios de que están trayendo leche de Beluchistán. ¡Por fin sabemos qué es el desarrollo endógeno! Todo esto indigna a las mujeres en las colas frente a Mercal. Adiós carisma de Chávez. ¿Cómo ganar elecciones con desabastecimiento? Para las próximas elecciones, la oposición se unificará en algunos estados, y en otros la economía del voto la unirá en las urnas, excepto quizá en lugares como Carabobo donde sí se postulan dos candidatos de peso; el chavismo ganará las elecciones. Chávez no acepta el próximo cataclismo electoral. Pretende recuperar el terreno perdido con cadenas en los medios y presentando caras nuevas a las elecciones. En dos o tres meses sabrá que no lo salvará ningún milagro y temerá que una oposición triunfante "venga por él". Algunos atribuyen este desbarajuste a un plan maquiavélico del propio Chávez. ¿Qué hará Chávez cuando se convenza que está contra la pared? Ese será el momento de la verdad, probablemente para el mes de junio. Cuando hay control de cambios el desabastecimiento lo provocan las autoridades al no entregar las divisas a los importadores. Prefirieron el año pasado importar Hummers, a leche y carne. A última hora, el gobierno intenta aumentar la producción nacional. ¿Cómo? Más temprano que tarde sufriremos alguna cura de caballo. Por ahora, Chávez disfraza su plan de ajustes. Hay gente que no ha aprendido nada. Antes que los políticos metan la pata, y la meterán, ya los critican despiadadamente por aspirar a ser electos. La salud de la democracia la mide la calidad de sus partidos y, a su vez, la calidad de los partidos depende de los políticos. A los políticos hay que darles una mano sin hacernos ilusiones. Son iguales a nosotros y nosotros no somos una maravilla: maneje media hora por Caracas y conocerá al venezolano de carne y hueso. ¿Llegaremos a las elecciones?, nos seguimos preguntando. Sin reconstruir el tejido político iremos de salvador en salvador. Nunca fueron tan necesarias las elecciones para volver a contar con líderes regionales: es más fácil ser un líder nacional mediático que ganar las elecciones en Chacao o Boconó, pero los líderes nacionales saben que su verdadera legitimación, el poder real, reside en ganar elecciones. Hay que soñar con otra forma de hacer política que sea financiada por el propio estado como en Europa, donde los políticos no tengan que venderse antes de tiempo. Una nueva política, pues, en la que el factor dinero pierda poder y solo cuente el voto, y se respete a los partidos en vez de intentar destruirlos. Más allá de los pactos electorales hay que forjar una concertación, una nueva forma de hacer política.

Para los ignorantes de la aviación

Por: Mario Henriquez - El lamentable accidente del ATR-42, de Santa Barbara Airlines, (ATR, Avion de Transport Regionale), no tiene necesariamente que haber sido consecuencia de una falla mecanica o de mantenimiento, muchos otros factores deben ser considerados. Volar en alta montana, no es facil, muchas veces yo lo hice, la altura, la altitud, (no son lo mismo), las condiciones climatologicas, las condiciones de el terreno, lo hacen muy dificil. Vole en esas zonas como pasajero, y como piloto, y puedo dar fe de ello, es dificil, como dije, Merida es un aeropuerto que es un reto, no solo por estar ubicado donde esta, sino que cada vuelo, sobre todo para los que tripulan aviones, (yo volaba helicopteros) , siempre es una situacion distinta. Hay una sola salida y una sola entrada, -sea que se venga desde El Vigia, desde Valera, o desde Barinitas-, y es el callejon de El Chama, se aterriza "subiendo", y se despega "bajando", (la pista de el aerop. de Merida. no es recta, es inclinada. "gradiente", se le dice), en mi opinion, y ojo, no digo ni pretendo ser un experto en la materia, el avion se estrella a 12000 pies aprox, su nivel de vuelo era 18500, eso indica que todavia estaba en su fase de ascenso, el avion se estrella con mucha velocidad traslacional, mas no vertical, choque de frente y con alta velocidad, (por eso la casi total desintegracion) , los que especulan tanto, el viraje que hizo el piloto es el correcto, a la derecha, la cordillera es mas baja y puede interceptar el NDB de San Felipe, si vira a lam izq, esta la parte mas alta de la cordillera-el pico Bolivar- ademas que para volar a Maiquetia, esa no es la ruta, se reporta a Valera, si todo se "tranca", queda la alternativa, desde Valera, de salir por el Valle de "El Monay", interceptando un radial del VOR Carora, y luego tomar rumbo para chequear Barquisimeto. Los motores puden fallar, y no necesariamente es un problema de mantenimiento, el piloto automatico?, puede ser tambien, asi como un "inflight break up', por varias cirscuntancias. , En fin, este comentario es netamente profesional, hay otras cosas, pero me remito estrictamente a mi campo, la aviacion.

PDVSA... ¿una caja negra?

A CALZON QUITAO DOMINICAL / WILMER SUAREZ - En el denominado Informe Robline, se advierte sobre la crisis que se avecina en nuestra estatal petrolera, a raíz de la demanda que la empresa Exxon Mobil, introdujera en tribunales internacionales en contra de Pdvsa. Apenas esta semana se conoció que Pdvsa tiene congelados unos 2 mil 500 millones de dólares en el UBS-AG, Zurich, que decidió aplicar la medida para cumplir con las exigencias del tribunal internacional, que dicho sea de paso no se lo ha ordenado. Ya el pasado miércoles se sabía a través del mencionado informe, que en una comunicación que habría sido enviada al BCV, el UBS-AG, Zurich, manifestó su molestia porque el instituto emisor venezolano dispuso de su cuenta en esa entidad para la recepción de facturas petroleras de Pdvsa. Argumenta el mencionado banco, que su imagen internacional se ve "trastocada" por ese desvío de recursos de una empresa bloqueada financieramente. Asimismo, advierte que "no quiere trabajar más" con el BCV para los traspasos de fondos internacionales. La amenaza era inminente. Ahora bien, la cosa no quedó ahí, esta semana nos encontramos, según datos que maneja la contraloría de Pdvsa al igual que la tesorería interna, que han sido bloqueadas las cuentas en todas las sucursales mundiales del UBS-AG, Zurich, cuya casa matriz está en Nueva York. El informe revela que el BCV le prestó su cuenta en Zurich a Pdvsa, para que pudiera honrar sus compromisos financieros con proveedores, operadores así como para sus gastos operativos, por la medida de congelamiento que pesa sobre la estatal petrolera. La UBS-AG, Zurich, y sus sucursales comienzan a hacerle seguimiento a los depósitos de esa cuenta, y detectan que son transacciones electrónicas de Pdvsa y de inmediato acuerdan congelar dichos depósitos. Hay que recordar que se trata de una cuenta del BCV, cuyo movimiento hasta el momento no era notorio, o de gran cuantía. A esto se suma otro hecho: Es el caso que por convenio, Pdvsa estaba comprometida con el BCV a venderle diariamente los dólares producto de su venta de petróleo, para que éste los distribuyera entre los servicios financieros del Gobierno, las reservas internacionales, pago del gasto corriente y para cubrir los propios gastos operativos de Pdvsa.
Este convenio se había realizaba siempre entre Pdvsa y el BCV, pero desde hace unos tres años a esta parte, ya no sucede así, al punto que unilateralmente Pdvsa cambió el acuerdo y unilateralmente determina la cantidad de dólares que le proporciona al máximo instituto emisor.
Es así como de 100 mil dólares, 500 mil dólares y hasta un millón de dólares que Pdvsa vendía diariamente al BCV, en la actualidad hay días que solo le comercializa montos que oscilan entre los mil y 5 mil dólares... Ahora bien: ¿El resto de estas ventas de dólares a dónde van a parar? ¿Quién tiene estas diferencias? Según el Informe Robline, ahora que han sido congeladas algunas cuentas que el BCV había prestado a Pdvsa para sus operaciones financieras, sale a relucir la pregunta referida a dónde están estos fondos. ¿Cómo podrá afectarnos este congelamiento de dinero, si con los dineros de Pdvsa se honran la mayoría de los pagos de nuestra administración pública? Esta misma semana, Luis Giusti, ex presidente de Pdvsa, pasó por Colombia, donde dictó algunas charlas y le soltó al diario El Tiempo de Bogotá, la siguiente perla: "Lo más grave de todo es que los ingresos por la venta de crudo no le están entrando todos a la compañía, pues al llamado Fondo de Desarrollo (Fondes) se desvía parte de los recursos que se utilizan para mil cosas, entre ellas a financiar campañas políticas en el exterior y entonces a Pdvsa como empresa, para sus estados contables le toca cargar con unos ingresos que no existen. Por eso las cuentas de Pdvsa dejaron de ser auditadas desde hace tres años, y como ya no informan de lo que hacen, prefirieron pagar unos bonos internacionales y retirarse de la Comisión de Valores de EE. UU. para no tener la obligación de informar de los estados financieros y detalles de la compañía".
"No es de extrañar que ahora esté comprando alimentos. Lo que ocurre no es solo con los alimentos, pues Pdvsa organiza las marchas, distribuye las franelas rojas y habla de la revolución", le dijo Giusti al periodista Holman Rodríguez M. de El Tiempo de Bogotá. ¿Vielma a lo Baduel?. Se habla insistentemente de un pronunciamiento del capitán José Gregorio Vielma Mora en los próximos días, para aclarar dudas que quedaron el aire por su salida intempestiva del Seniat. http://www.diariola%20voz.net/seccion.%20asp?pid=18&sid=1050&notid=252715

Solución del embargo de PDVSA: respetar el contrato con Exxon


Por: Petit Da Costa: La mejor solución, por práctica y beneficiosa para Venezuela, es una transacción, en virtud de la cual Exxon-Mobil retire su demanda a cambio de que PDVSA convenga en respetar el contrato existente entre ambas, hasta la terminación del plazo fijado. De este modo Venezuela no tendría que desembolsar el monto de la indemnización, sino que, por el contrario, pasaría a percibir los impuestos y royaltys. En lugar de pagar, cobraríamos. Con la misma ridícula altisonancia de Cipriano Castro un siglo atrás, el locuaz Hugo Chávez ha convertido una simple diferencia entre socios comerciales en desafío patriotero a Estados Unidos, al cual ha amenazado con no venderle petróleo, pretendiendo usar esta amenaza como chantaje para que la Exxon-Mobil retire la demanda interpuesta contra PDVSA por incumplimiento de contrato. Un arrebato pueril que sólo se explica por la irresponsabilidad del demagogo, ya que, de hacerlo, sería un suicidio colectivo que traería por consecuencia la ruina de Venezuela con la secuela de hambre y miseria para todos. Días después, en un momento de lucidez, se desdijo anunciando que seguiría vendiendo petróleo a Estados Unidos y que PDVSA negociaría con Exxon-Mobil el fin del juicio. Igual que Cipriano Castro, quien debió tragarse sus palabras. Cien años más tarde de aquel episodio volvemos a hacer el ridículo mundial por repetir en el gobierno a una copia del que fue uno de los más funestos gobernantes del cual tenemos memoria. El bloqueo de 1902 - En diciembre de 1902 las armadas de Inglaterra, Alemania e Italia bloquearon las costas venezolanas, impidiendo la entrada y salida de buques del territorio nacional. Esta acción tuvo por objetivo obligar a Venezuela a pagar la deuda pública externa contraída por los gobiernos corruptos del pasado. Para entonces la República estaba en morosidad, considerándosela insolvente. A la deuda por los empréstitos se sumaba la indemnización debida a los nacionales de aquellos países por las confiscaciones de guerra (algo semejante a la toma de los bienes de una petrolera americana sin pago previo ni posterior y a las invasiones de las haciendas pertenecientes a extranjeros) y por las ofensas a sus banderas (como si ahora Estados Unidos cobrara daño moral por insultos a su presidente y a su gobierno). La deuda ascendía a la hoy ridícula cantidad de Bs. 145 millones. No fue pagada oportunamente porque Cipriano Castro utilizó los ingresos para atender los gastos de guerra (como está sucediendo con la compra de aviones y submarinos rusos alegando una supuesta invasión) y para estabilizar su gobierno mediante la compra de voluntades (para entonces ya existía algo parecido a las misiones). Castro no tenía televisoras, ni siquiera radio, por cuyo motivo no pudo darse el gusto da fastidiar a los venezolanos cuantas veces se antojara. Y menos aún tuvo oportunidad de que el satélite llevara sus palabras al mundo entero. Se limitó a lo único a su alcance: escribir una proclama, quedando embriagado por su propio verbo. De la borrachera lo despertó la realidad. Convino en arreglarse con las potencias invasoras. El arbitraje internacional, un paso de avance en defensa de la soberanía - Para la fecha del bloqueo las diferencias entre los Estados y los inversores extranjeros estaban altamente politizadas, tanto así que el gobierno del país respectivo intervenía directamente en el asunto, haciéndolas suyas, mediante gestiones diplomáticas para el cobro amigable de las deudas seguidas con frecuencia del uso de la fuerza en caso de renuencia. Como reacción a tales intervenciones en América Latina surgieron dos doctrinas internacionales desarrolladas por juristas argentinos. La Doctrina Calvo establecía que los extranjeros deben presentar sus demandas, reclamaciones y quejas ante los tribunales del país donde tienen sus inversiones, sometiéndose a su jurisdicción y, en consecuencia, evitando recurrir a las presiones diplomáticas y la intervención armada. Esta doctrina carecía de la fuerza de un convenio internacional. Debido a ello, cuando se produjo el bloqueo a Venezuela, surgió la Doctrina Drago, presentada como posición oficial del gobierno argentino, el cual, para curarse en salud, sostenía que el cobro de la deuda pública de un país no puede dar lugar a la intervención armada, ni menos a la ocupación material del territorio del país deudor por la potencia acreedora. Debería quedar excluido el cobro compulsivo e inmediato por la fuerza.
Ambas doctrinas fueron acogidas y convertidas en el principio de “inmunidad de jurisdicción”, que desde entonces es precepto reiterado en las constituciones venezolanas. En la vigente se encuentra en el Art. 151:”En los contratos de interés público, si no fuere improcedente de acuerdo con la naturaleza de los mismos, se considerará incorporada, aun cuando no estuviere expresa, una cláusula según la cual las dudas y controversias que puedan suscitarse sobre dichos contratos y que no llegaren a ser resueltas amigablemente por las partes contratantes, serán decididas por los tribunales competentes de la República, de conformidad con sus leyes, sin que por ningún motivo ni causa puedan dar origen a reclamaciones extranjeras”. Esta declaración unilateral tiene la desventaja de que ahuyenta las inversiones extranjeras en un país, como el nuestro, donde no existen tribunales imparciales. Entonces se optó, en los organismos internacionales, por una fórmula de compromiso que consiste en que tales diferencias no se ventilan en ninguno de los dos países, ni el acreedor ni el deudor, sino ante un tribunal internacional especialmente constituido por las partes y sometidos a las reglas convenidas entre ellas. Así se institucionalizó el arbitraje internacional, que constituye una medida progresista que salvaguarda, hasta donde es posible, la soberanía de las naciones débiles que son deudoras. La mejor solución: respetar el contrato - El arbitraje internacional fue convenido por Venezuela al ratificar en 1995, mediante ley aprobatoria, el Convenio Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, suscrito por 156 países miembros de la ONU. De este modo aceptó el CIADI como órgano arbitral, bajo la tutela del Banco Mundial. A pesar de su negación de todo lo hecho por los gobiernos anteriores, Chávez ha ido más allá en la aceptación del arbitraje internacional. Promulgó en 1999 el Decreto con Rango y Fuerza de Ley de Promoción y Protección de Inversiones, cuyo Art. 1º dice: “Este Decreto-Ley tiene por objeto proveer a las inversiones y los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, de un marco jurídico estable y previsible, en el cual aquéllas y éstos puedan desenvolverse en un ambiente de seguridad, mediante la regulación de la actuación del Estado frente a tales inversiones e inversionistas, con miras a lograr el incremento, la diversificación y la complementación armónica de las inversiones a favor de los objetivos del desarrollo nacional.” En el Art. 22 dispone que las controversias que surjan con un inversionista internacional, incluyendo desde luego al extranjero, serán sometidas al arbitraje internacional en los términos del respetivo tratado. Antes el Art. 8º prohíbe la discriminación de los inversionistas, “en razón del país de origen de sus capitales.” Por consiguiente, los gringos deben ser tratados igual que los chinos, por ejemplo. Está claro que la “revolución bolivariana”, y concretamente su jefe, Hugo Chávez, convirtieron en ley el sometimiento de Venezuela al arbitraje internacional. Basado en ello, además de lo convenido en el contrato, Exxon-Mobil ha recurrido al tribunal de arbitraje internacional para ventilar sus reclamos contra PDVSA por incumplimiento del contrato celebrado entre ambas, llevado al extremo de hacerle lo mismo que le hicieron a RCTV cuando la despojaron de sus equipos de transmisión sin pagarle indemnización. Lo hecho por Chávez ha dañado la imagen de Venezuela y de PDVSA ante la comunidad internacional. Su conducta es lesiva del patrimonio de la empresa, de la cual vivimos los venezolanos, porque la ha expuesto a la congelación de sus activos y, desde luego, al pago de una suma mil millonaria en dólares por concepto de indemnización. La mejor solución, por práctica y beneficiosa para Venezuela, es una transacción, en virtud de la cual Exxon-Mobil retire su demanda a cambio de que PDVSA convenga en respetar el contrato existente entre ambas, hasta la terminación del plazo fijado. De este modo PDVSA no tendría que desembolsar el monto de la indemnización, sino que, por el contrario, pasaría a percibir los impuestos y royaltys. En lugar de pagar, los venezolanos cobraríamos.

La repatriación de la dignidad

Por Teódulo López Meléndez - 24-02-2008 - Este país se ha convertido en un pantano de la risa. Esto es una desvergüenza. La absoluta caída de la vida pública en el charco es evidente y patética. Las cosas que se dicen superan la impudicia para hundirse en el tremedal del más absoluto desprecio por la gente. Cualquier cosa, cualquier barbaridad, cualquier despropósito es lanzado ante la opinión pública con un desparpajo propio de la ignorancia y de la desfachatez. Lo que tenemos que oír a diario raya con lo obsceno, con lo inaudito, con la barbarie. La vida pública de Venezuela equivale a la pérdida total de la sindéresis, del equilibrio, de la decencia. Se dicen las tropelías más insólitas como si el país fuese una jaula de monos. El irrespeto por la población ha llegado a proporciones caníbalescas. En Venezuela se disolvieron los límites, ya cualquier cosa es posible, cualquier descabellada declaración es pronunciable, cualquier barbaridad se puede proferir para tejer un debate insustancial, maníaco, deprimente. Aquí no circulan ideas, sólo escupitajos. El país ha sido convertido en una caja de resonancia de lo insólito. Es imposible entretejer un debate sobre los destinos nacionales. Aquí no hay espacio para la serenidad y lo profundo, aquí sólo hay espacio para la denuncia temeraria, para la payasada grandilocuente, para el desarme total de todo resquicio de ética. Han devaluado la vida pública, han enlodado la palabra hasta hacerla perder cualquier efecto, han convertido al país en el reino de lo desvalorizado, han convertido el necesario debate de lo público en una vulgaridad paralizante.Las palabras que se elevan son sepultadas por el diario alud de la incongruencia. Las palabras que tratan de subir son arrolladas por un tsunami de estiércol. Cualquier esfuerzo por discurrir sobre el porvenir de la nación recibe a diario las camionadas de incongruencias que se lanzan envueltas en el papel de sonoras declaraciones peripatéticas y enloquecidas.Aquí se puede decir cualquier cosa, se puede proferir cualquier mentira, se puede distorsionar a voluntad, se puede declarar lo que sea. Ya no importa, conceptos como los de verdad y decencia han sido cremados en el horno del despojo absoluto de todo raciocinio. Todo se enloda con meticulosa periodicidad. Las declaraciones sensatas, los análisis medulares, los intentos por plantear lo que interesa, todo es lanzado a los depósitos de basura porque lo que importa es la última locura proferida por algún asomado que se inventa lo que le de la gana. Decir que el país se ha convertido en una carpa de circo sería exagerar. En el circo hay disciplina, esfuerzo y organización, y hasta el arte del payaso merece todo respeto. Esto no es un circo, esto es una devaluación total donde no queda un principio en pie. Los actores que visualizamos provocan risa. Y cuando hablan no salimos de nuestro asombro. Y cuando escriben nos sumen en el mareo de lo peripatético. Y cuando actúan nos parece vivir en un asombroso mundo creado por una mente fantasiosa que bien podríamos llamar de ridículo-ficció n. Aquí se juega con todos los valores, inclusive con los de la vida. El talento que el país tiene guarda silencio y duerme. Ese talento no tiene conexiones con lo que llamaremos lo propiamente político. Pedir que nos calláramos y dejásemos todo en manos de los humoristas sería una ofensa a los humoristas que son gente muy seria. En nuestra vida pública cotidiana no hay humor (de ningún color), no hay ironía (porque para ejercerla se requiere inteligencia) , no hay sarcasmo (porque para tenerlo se requieren reservas). Aquí lo que hay en nuestra vida pública es podredumbre, degeneración y atosigamiento de imbecilidades.Hasta los fabricantes de guerra sucia y de cortinas de humo dan muestra de retardo mental. Hasta para ejercer estas dos actividades se requiere un mínimo de sapiencia, da talento, de imaginación. Hasta los manipuladores de opinión enseñan un peligroso desequilibrio. Nuestra vida pública se ha desleído, se ha deshilachado, se ha despintado; es apenas un trapo sucio que los vientos anárquicos lanzan de tierral en tierral, de charco en charco, de detritus en detritus. Esto no puede llamarse mediocridad porque esta palabra implica calidad media o tirando a malo. Cualquier observación inteligente que profiere un dirigente razonable es de inmediato desoída porque ya los oídos están habituados solamente al pichaque. La carga diaria de sandeces, de estupideces, de majaderías es abrumadora, paralizante, estrujadora. Hay que alzarse por encima del charco, hay que rescatar el lenguaje, hay que hacer reaparecer la seriedad, hay que hacer que la dignidad se repatrie, hay que hacer todo de nuevo, porque los venezolanos no hacemos otra cosa que comenzar y recomenzar, siempre, como en un castigo bíblico deformado, como en una maldición de algún desalmado y caricaturesco profeta. Esto que llamamos país está en el charco. Sacarlo de allí será una tarea sólo emprendible para el que se deje de demagogia y diga la verdad: reconstruirlo nos va a costar sangre, sudor y lágrimas. mailto:tlopezmelendez@%20cantv.net
http://www.encarora%20.com/Caroreno/%20Revista/Emma.%20htm

Frase del día

"La democracia sustituye las designaciones que efectúa una minoría corrompida, por las elecciones que efectúa una mayoría incompetente".
George Bernard Shaw

A la Memoria de Italo Luongo


Por: Antonio Sánchez García - Perteneció a la joven generación de líderes políticos del futuro: inteligente, serio, estudioso, comprometido con la renovación política y moral de su bienamada Venezuela. Tenía carisma y personalidad, aunados a una natural disposición al servicio público. Y supo unir la academia con la plena participación política. Mostrando una singular madurez, coraje, entusiasmo y ecuanimidad. No sólo en foros y debates, no sólo en la cátedra y el periodismo impreso. También en la cotidiana participación ciudadana.
Fue un muy destacado dirigente del Comando Por la Resistencia, cuyos predicados defendió con su vida. La ha visto tronchada por un desgraciado y muy lamentable accidente que enluta a muchos hogares venezolanos, más allá de banderías y posiciones políticas. A sus dirigentes y militantes, nuestra sentida palabra de condolencia. A sus familiares, de cuya amistad nos preciamos desde la infancia misma de Ítalo, a sus amigos, muchos de los cuales compartimos, y a sus compañeros de sueños e ideales, que hemos acompañado en estos difíciles y tormentosos años de nuestra existencia, vaya nuestra más sentida expresión de pesar. A ellos y a todos quienes perdieron esas vidas tan estimables, un abrazo fraterno y el deseo de reencontrarnos pronto por la senda de la reconciliació n y la paz para servir a una Venezuela grande y próspera, unida y solidaria. Es la mejor honra que podríamos brindarle a quienes no han muerto en vano.
Venezuela los siente y los llora. Y los recordará por siempre. PAZ A SUS RESTOS

Equilibrar


El guerrero de la luz siempre consigue equilibrar Rigor y Misericordia. Para alcanzar su sueño, necesita una voluntad firme y una inmensa capacidad de entrega: aunque tenga un objetivo, no siempre el camino para lograrlo es aquel que se imagina. Por eso, el guerrero usa la disciplina y la compasión. Dios jamás abandona a sus hijos, pero sus designios son insondables, y El construye el camino con nuestros propios pasos. Usando la disciplina y la entrega, el guerrero se estusiasma. la rutina nunca puede dirigir movimientos importantes.
Manual del Guerrero de la Luz - Pablo Coelho.

Aprendió


El guerrero de la luz sabe que es imposible vivir en estado de completa relajación. Aprendió como arquero que, para disparar su saeta a distancia, es preciso mantener el arco bien estirado. Aprendió con las estrellas que sólo la explosión interior permite su brillo. El guerrero reparada en que el caballo, en el momento de trasponer un obstáculo, contrae todos sus músculos. Pero él jamás confunde tensión con nerviosismo.
Manual del Guerrero de la Luz - Pablo Coelho