mover

mover

viernes, 15 de febrero de 2008

Compartir


Un guerrero de la luz comparte su mundo con las personas que ama. Procura animarlas a hacer lo que les gustaría pero no se atreven; en estos momentos, el adversario aparece con dos tablas en la mano. En una de las tablas está escrito: "Piensa más en tí mismo. Conserva las bendiciones para tí mismo, o acabarás perdiéndolo todo". En la otra tabla lee: "¿Quién eres tú para ayudar a los otros?. ¿No será que no consigues ver tus propios defectos?". Un guerrero sabe que tiene defectos. Pero sabe que no puede crecer solo, distanciándose de sus compañeros. Entonces él arroja las dos tablas al suelo, aun reconociendo que tienen un fondo de verdad. Ellas se transforman en polvo, y el guerrero continúia animando a quien está cerca.
Manual del Guerrero de la Luz - Pablo Coelho

Frase del día

"La manera más desagradable de replicar en una polémica es la de enojarse y la de callar, pues el agresor interpreta ordinariamente el silencio como un desprecio."
Federico Nietzsche