viernes, 8 de febrero de 2008

Carta abierta a Mario Silva

Caracas, 08 de Febrero del 2008

Periodista Mario Silva
Programa “La Hojilla”
Ciudad.-

Muy interesante resultó su programa del día 07 del corriente mes en el que explicó, acertadamente, lo relacionado a los mensajes subliminales que se encuentran en algunos periódicos nacionales, uno de los cuales, Ultimas Noticias, es dirigido por Eleazar Díaz Rangel, persona afecta al oficialismo. Por cierto, no creo honestamente que siendo Director del diario no esté enterado de lo que allí se hace. Eso se podría aceptar la primera vez, pero tal como Ud. bien lo afirmó objetivamente, los mensajes han sido reiterativos.

En el programa en cuestión Ud. explicó detalles como lo de las fotos de Alejandro Sanz y Soledad Bravo colocadas en la parte superior de la portada de Ultimas Noticias; el caso de la propaganda que se hiciera sobre la reforma en el Universal y la camioneta de lujo; el caso de la misma propaganda sobre la reforma de un lado y los obituarios y los artículos de opinión en el lado opuesto (Ultimas Noticias); el mensaje de una marca de chuchería en cuyo reverso la bolsa tiene tres figuras con los colores rojo, azul y amarillo; o la propaganda de la reforma de El Universal en lo relativo a la reforma y la botella de licor.

Igualmente hizo alusión al programa Alo Ciudadano en el momento en que habla Castillo teniendo a su espalda dos pantallas en las que se ve una máquina de banco y una persona contando dólares. También lo relacionado con el color marrón del generador de caracteres del mismo programa y lo relativo a los colores azul y naranja en algunos periódicos de circulación nacional.

Hizo Ud. mención que Globovisión, en especial, no es objetivo. En eso estoy parcialmente de acuerdo y le voy a explicar el porque. Estoy de acuerdo Silva, sencillamente porque desde el mismo momento en que le cierran las puertas a determinadas personas públicas porque sus declaraciones son, digamos "inconvenientes" y les cortan las llamadas a los ciudadanos que llaman, obviamente debo convenir en que la ecuanimidad merma.

Sin embargo, en este aspecto, y considerando el hecho que su programa no tiene ningun margen para recibir llamadas de ciudadanos chavistas y/o de oposición, no creo que tenga ud. un gran margen para poder emitir juicios sobre una apertura que su programa no concede a nadie, ni chavistas ni oposición.

De todos modos ese tema es secundario, por lo menos en lo relativo a lo que deseo tratar en esta carta. Le reitero que me pareció excelente su análisis de cosas que indefectiblemente son ciertas, tal como los mensajes subliminales por Ud. referidos.

Ahora bien: mientras Ud. hablaba y yo iba tomando nota de lo que iba explicando (incluyendo lo de la mirada periférica), tuve oportunidad de admirar el gran mural que tiene a sus espaldas.

Fíjese, por cierto, que en su interesante exposición de ayer se le olvidó enseñar a las personas sobre la manera correcta de mirar una pantalla que no es, por cierto, mirando el primer plano y luego ir a los planos posteriores, sino al revés. Es decir, llevar la vista y la atención a la parte posterior primero e ir analizando, coloquialmente hablando, de la parte de atrás hasta llegar al primer plano de la escenografía.

Vamos a referir primero la animación donde una hojilla persigue a los logos de las televisoras, con el fondo musical de un tambor con el grito: “¡CUIDADO!”; y cuando llega la hojilla a alcanzar a los demás logos y los mete a todos en una pantalla aparece un: ¡PUM!.

Mural: En primer plano, en el extremo inferior izquierdo, aparece la cara de Bolívar en tamaño grande. Al lado está la cara sonriente de Ali Primera. Más arriba está la cara de Chávez con rasgos absolutamente diferentes de sus rasgos reales. Arriba de él está la bandera nacional y más arriba, hacia la izquierda, está la figura de un hombre que pareciera ser José Gregorio Hernández (no lo pude determinar).

Del lado derecho está la cara de Francisco de Miranda y bajo éste está Antonio José de Sucre. Un poco más arriba y con una menor dimensión, está la cara de Ghandi. Arriba está la cara del Che Guevara y en primer plano la cara de Castro. En otro plano está Castro pero más joven. También están las caras de Stalin, Marx y otro ruso de quien no recuerdo el nombre.

Arriba, casi en el centro, está la imagen de Jesucristo coronado de espinas mirando al Cielo. Del lado izquierdo de esa imagen está Chávez, vestido de rojo, con boina, sonriente y con el brazo izquierdo extendido y la mano abierta. Del lado opuesto a eso, está una figura de un joven con sombrerito rojo y a su lado una mujer, ambos con los brazos extendidos tratando de agarrarse de la mano de Chávez en actitud de haber encontrado al propio salvador. Justo encima de la próxima supuesta unión de esas manos, está colocada la imagen de Jesús antes descrita sobre quien está dibujado un cielo azul y a cuyo pie, en el extremo inferior del mural, se ve un grupo de personas vestidas de rojo.

En aras de la ecuanimidad que Ud. dice tener, y siendo que su explicación de ayer fue acertada en cuanto a los mensajes subliminales de la prensa escrita y del programa Alo Ciudadano, mucho sabré agradecer haga Ud. un programa para que nos explique, con la misma seriedad, los extensos mensajes subliminales del mural que tiene a sus espaldas.

Atentamente,
Magda Mascioli G.

P.D. Y tal como me lo hiciera notar el Forista cuyo nick es "La Mierda", Foro de Megaresistencia, tome en cuenta Sr. Silva que en el programa en cuestiòn estaba ud. vestido con: camisa roja, pantalòn azul y zapatos amarillos... ¿LA BANDERA AL REVÈS SILVA?. Uy creo que va a tener serios problema con su comandante.

Solo tres elementos son necesarios


Un guerrero de la luz conoce sus defectos. Pero también sus cualidades. Algunos compañeros se quejan todo el tiempo: "Los demás tienen más oportunidades que nosotros". Quizá tengan razón; pero un guerrero no se deja paralizar por esto, sino que procura valorizar al máximo sus virtudes. Sabe que el poder de la gacela es la habilidad de sus patas. El poder de la gaviota es su puntería para alcanzar el pez. Aprendió que un tigre no teme a la hiena, porque es consciente de su fuerza. Entonces procura saber con qué puede contar. Y siempre verifica su equipo, compuesto por tres elementos: fé, esperanza y amor. Si los tres están presentes, él no duda en seguir adelante.

Esperan demanda de Conoco-Phillips


Revista Dinero - Luego de la congelación de bienes de Pdvsa en el exterior por el orden de 12.000 millones de dólares ordenado por un tribunal británico a instancias de Exxon Mobil, se comenta con insistencia en Wall Street que "habrá más sorpresas", una de ellas es que ConocoPhillips también estaría empujando por su parte un aseguramiento de bienes venezolanos, lo que pondría en jaque a la petrolera nacional. Hay que recordar que las dos transnacionales petroleras rechazaron la nacionalizació n impuesta por el gobierno venezolano en los proyectos de la Faja del Orinoco (el Estado venezolano se quedó con la mayoría accionaria en todos los proyectos) y tampoco pudieron llegar a un acuerdo con Pdvsa sobre el monto que Venezuela debería pagar para quedarse con los activos de los proyectos y lo que dejarían de ganar al cambiar los contratos. Luego, los casos pasaron al Ciadi, el organismo de arbitraje ubicado en EE.UU. que todavía no ha emitido un informe final sobre estos casos. Sin embargo, la decisión del tribunal británico y del estadounidense (que congela adicionalmente cuentas por 315 millones de dólares al Estado Venezolano) parece ser una medida previa a una probable declaración del Ciadi. Esta medida complica bastante la posibilidad de que Pdvsa consiga el financiamiento que está buscando en los mercados internacionales para tratar de subir la producción petrolera (que ha bajado en forma sensible) y subsanar el déficit que ha acumulado la estatal petrolera. Además, con la decisión tribunalicia, ExxonMobil también estaría notificando a todos los organismos financieros que tienen transacciones internacionales con Pdvsa de congelar los fondos de la petrolera venezolana. Una repercusión inmediata de esta congelación de activos es la caida en el valor de los papeles internacionales emitidos por el Estado Venezolano.

La Farsa Venezolana


Por: Thor Halvorssen - 7 de febrero de 2008. Las Farc, una guerrilla rebelde en Colombia, han sido clasificadas como una “organización terrorista” tanto por el Departamento de Estado estadounidense como por cada uno de los gobiernos de Europa. No obstante, a principios del mes pasado, el Presidente de Venezuela elogió a las Farc llamándolas un ejército legítimo y una fuerza insurgente con una plataforma política. Cuando Hugo Chávez insistió que las Farc deben ser reconocidas y pidió a gobiernos extranjeros que dejaran de referirse a las Farc como una entidad terrorista, el Sr. Chávez fue ampliamente aplaudido por la asamblea nacional venezolana. El grupo terrorista Farc ha estado atacando a la democracia de Colombia por más de 40 años. Las Farc fueron fundadas como el grupo armado del Partido Comunista Colombiano y actualmente están integradas por 16,000 hombres (y mujeres) armados que reclutan a niños para el combate y pagan el funcionamiento de sus actividades terroristas con millardos de dólares provenientes del comercio de la cocaína. Las Farc no esconden que su objetivo es usurpar violentamente el poder en Colombia. Este grupo ha secuestrado, extorsionado, y ejecutado a miles de civiles; ha bombardeado edificios; ha asesinado a cientos de dirigentes políticos; y, junto con otras dos organizaciones terroristas y paramilitares, este grupo ha convertido a Colombia en uno de los países más violentos y peligrosos del mundo. En total, las Farc han causado la muerte de más de 100.000 personas. El Sr. Chávez ha simpatizado desde hace tiempo con algunos de los violadores de derechos humanos más fecundos, desde su proclamada “hermandad” con Saddam Hussein y sus palabras amables hacia los Talibanes, hasta sus vínculos económicos y políticos con los líderes de las dictaduras de Irán y de Cuba. Con su demagogia internacional, el Sr. Chávez lo que busca es promocionarse como el principal líder Anti-estadounidense del mundo. Pero el más claro ejemplo de que el Sr. Chávez y su gobierno representan una amenaza a los derechos humanos de la región es el apoyo que les brindan a los terroristas de las Farc--apoyo que por nueve años el Sr. Chávez no ha querido aceptar públicamente. Desde agosto de 1999, pocos meses después de que el Sr. Chávez tomara el poder, empieza a documentarse los vínculos entre Venezuela y las Farc. Las comunicaciones de Ramón Rodríguez, un allegado al presidente, fueron dadas a conocer por los medios de comunicación y revelan que el gobierno del Sr. Chavez le había ofrecido combustible, dinero, y otros tipos de apoyo a las Farc. El Sr. Chávez también mandó a otro de sus esbirros, Ignacio Arcaya (que posteriormente fue el embajador de Venezuela en Washington), a darle efectivo a las Farc. Los señores Arcaya, Rodríguez y Chávez todos negaron estos alegatos a pesar de que existen testigos de lo que ocurrió. Tras evidencias ligando al Sr. Chávez y su gobierno a las Farc han salido a la luz pública a través de los años. En una ocasión, el ejército colombiano confiscó centenares de rifles venezolanos en manos de las Farc pero no hubo investigaciones al respecto. En otra ocasión, Chávez tuvo a un terrorista de las Farc como su escolta personal en una visita oficial a Colombia. A pesar de que existen fotos que comprueban este incidente y de que hubo un escándalo en Colombia al respecto, el resto del mundo ignoró este acontecimiento. Mientras tanto, líderes de las Farc eran bienvenidos en Venezuela y festejados como jefes de Estado. La conocida líder de las Farc, Olga Marín, hasta habló en la Asamblea Nacional de Venezuela alabando a Chávez como un héroe del movimiento rebelde. Las cosas se complicaron aun más para el gobierno venezolano cuando, el 14 de diciembre del 2004, Ricardo Granda, conocido como el Canciller de las Farc, fue capturado en Venezuela y arrestado en la frontera colombiana. Granda, uno de los estrategas políticos más calificados y valiosos de las Farc, había estado viviendo en la capital de Venezuela con ciudadanía venezolana y hasta había participando en una conferencia patrocinada por el gobierno venezolano a la cual el Sr. Chávez asistió. La captura de Granda tuvo consecuencias negativas: el militar a cargo de la unidad anti-terrorista venezolana, Humberto Quintero, fue detenido, salvajemente torturado, y hoy se encuentra en una cárcel venezolana acusado del delito de traición a la patria. Aun así, Venezuela continuó negando su apoyo a las Farc. El 10 de enero de este año, dos rehenes de las Farc fueron liberadas en un intercambio que fue mediado por el gobierno del Sr. Chávez y que recibió mucha atención en la prensa. Ya que el presidente venezolano quería ser el protagonista, hasta mandó un equipo de filmación de Telesur para grabar y difundir el metraje inédito de la liberación. Las imágenes muestran a un hombre estrechándole la mano a uno de los terroristas, quien, por coincidencia, carga consigo un rifle FAL venezolano. El saludo oficial que le da: “en nombre del Presidente Chávez... estamos muy pendientes de su lucha. Mantengan ese espíritu, mantengan esa fuerza y cuenten con nosotros”. Finalmente se despide, “Cuídense camaradas.” El hombre en las imágenes es Ramón Rodríguez, la persona que, en 1999, escribió las cartas ofreciéndole el apoyo del gobierno venezolano a las Farc. En ese entonces, Rodríguez era un asistente de Chávez; ahora es el Ministro de Justicia de Venezuela. El llamado de Chávez a legitimar la existencia de las Farc y el video que muestra al funcionario más importante de la Justicia venezolana dándole la mano y alentado a los terroristas debería de causar reproche por parte de todas las ONGs que se dedican a la defensa de los derechos humanos así como también el rechazo de todo gobierno que cree que la neutralidad en el conflicto colombiano es una virtud. No debemos ignorar el papel que ha jugado el gobierno de Venezuela al apoyar a una organización que no ha hecho más que perpetuar la miseria y la matanza en su lucha por destruir la democracia colombiana y establecer una dictadura represiva y sangrienta. Thor Halvorssen, productor de cine y defensor de los derechos humanos, es presidente de la Human Rights Foundation con sede en Nueva York.