mover

mover

miércoles, 13 de agosto de 2008

El tren del Sur


Por: Elides J. Rojas L. - El tren se une al gasoducto del Sur, al saneamiento del Guaire, a los gallineros verticales.. . A las seis de la mañana, desde la estación Vargas, ubicada en la caminería que une a Macuto con el aeropuerto y que fuera construida durante la década de plata de la revolución como parte del plan de reconstrucció n del litoral, arrancará la primera jornada del Tren del Sur, obra cumbre de la ingeniería socialista. Este gigantesco proyecto propuesto, financiado y construido por el líder cósmico avanza riel a riel, justo en paralelo a ese otro portento del ingenio rojo como es el Gasoducto del Sur. Desde Vargas hasta Buenos Aires de un tirón como si se tratara de la mismísima espada de Bolívar. El tren sale a tiempo y sube hasta Caracas adosado a la moderna nueva autopista, otra de esas tremendas obras de la revolución. Hace una parada en la estación Complejo Estudiantil Miraflores, otra promesa de Chávez hecha realidad a comienzos de siglo. El ferrocarril siguió curso por la formidable estructura colocada encima del río Guaire, saneado y totalmente recuperado para la población. Barreto y Chávez se bañaron ahí, como lo habían dicho, a la altura de San Agustín. Otra parada, esta vez en la estación Parque de Agua La Carlota, una de las más espectaculares obras de la revolución. Lagos, playas artificiales, olas mecánicas, arena de Los Roques, zonas para acampar. Una maravilla digna de Discovery. Pero hay que continuar. El viaje es largo. El tren se moviliza entre el primer y segundo piso de la autopista Valle-Coche, ampliación diseñada y terminada por la revolución en apenas cinco años, hasta detenerse en la estación Evo Morales, ubicada al comienzo de la autopista How are you, Fidel?, que une a Caracas con Los Teques. En los límites de Miranda con Aragua el tren debe pararse en la estación Desarrollo endógeno, creada en homenaje a la independencia agroalimentaria. Unos kilómetros más adelante el Tren del Sur tendrá que hacer una pausa en su carrerón hacia Buenos Aires para recoger 500 toneladas de pollo de exportación criados y beneficiados en el Gallinero Vertical Daniel Ortega, la pollera socialista más grande de Latinoamérica. Más abajo, justo al frente del aeropuerto internacional Valijas, en la entrada de Sabaneta de Barinas, el tren socialista hace otra parada. Debe recoger a 100 trabajadores del Central Azucarero Ezequiel Zamora que van de curso de Estado Mayor con las FARC en la selva profunda colombiana con rumbo a la estación Telesur. Antes ya se habían montado en Barinitas 200 reservistas, quienes serían trasladados hasta la estación Raúl Reyes, en Ecuador, donde recibirían entrenamiento sobre las últimas tendencias en materia de comunicaciones, discos duros y computación. En Buenos Aires, en la estación Todo lo que tengo es tuyo, totalmente empapelada con bonos del Sur, esperan la llegada del tren bala. Por ahora, esperen sentados.
Los Jinetes Petroleros del Apocalípsis

Dictador***


Por: Adolfo Taylhardat - www.adolfotaylhardat.net - Según la Real Academia Dictador es una "persona que se arroga o recibe todos los poderes políticos extraordinarios y los ejerce sin limitación jurídica". También significa "persona que abusa de su autoridad o trata con dureza a los demás". Por otra parte, dictadura significa "gobierno que en un país impone su autoridad violando la legislación anteriormente vigente". Las definiciones anteriores coinciden, palabra por palabra, con lo que tenemos en Venezuela. Una dictadura no tiene que ser necesariamente producto de un golpe de Estado. Tampoco tiene que ser necesariamente un régimen cruel y despiadado como han sido prácticamente todas las dictaduras militares o civiles que han existido en Venezuela. Un dictador puede ser un gobernante electo por la voluntad popular pero que durante su desempeño desconoce la institucionalidad democrática y manteniendo una fachada democrática, utiliza medios indirectos para amenazar, excluir, amedrentar, perseguir, agredir, imputar a inocentes, expropiar, y mandar a asesinar impunemente. En suma, como dice la Real Academia, un gobernante que abusa de su autoridad y, agrego yo, pretende eternizarse en el poder. La oprobiosa decisión dictada la semana pasada por el TSJ ha puesto en evidencia ante todos los venezolanos y ante la comunidad internacional que ese órgano no tiene el más mínimo recato a la hora de doblegarse ante los dictados del dictador (valga la redundancia) . Esa funesta decisión ha consumado la destrucción de todo el basamento de la estructura jurídica, de legalidad y del Estado de Derecho en nuestro país. La famosa pirámide de Kelsen, fundamento del orden constitucional existente en prácticamente todos los países del mundo, ha sido demolida de un plumazo por cuatro de los magistrados del más Alto Tribunal. Dictaminar que una ley prevalece por encima de la Constitución es la aberración jurídica más descomunal que jamás haya podido ser concebida. Adicionalmente, los 26 decretos "con rango, valor y fuerza de ley" promulgados el pasado 31 de julio son la manifestación más patente del ejercicio del poder sin limitación alguna y con la complicidad de todos los órganos e instituciones que hoy día se encorvan ante quien se ha arrogado todos los poderes para imponer un proyecto político que los venezolanos rechazamos en las urnas el pasado 2 de diciembre. No voy a repetir las fundamentadas denuncias que han formulado eminentes juristas venezolanos y diversas instituciones del sector privado señalando la naturaleza abusiva y la alevosía y premeditación con la cual el comandante presidente ha procedido a implantar su fracasada reforma constitucional valiéndose del cheque en blanco que le otorgó la Asamblea Nacional mediante la ley habilitante y violentando las normas constitucionales que regulan el ejercicio de esa potestad. Basta con recoger la opinión de la más autorizada institución en la materia como es la Academia de Ciencias Sociales y Políticas, la cual, entre otros señalamientos ha dicho categóricamente que el conjunto de leyes promulgadas el pasado 31 de julio "presenta un contenido restrictivo a los derechos fundamentales, consagra principios y fines de un solo pensamiento ideológico, y modifica normas constitucionales sin el debido procedimiento democrático de consulta". En síntesis, se ha configurado una violación flagrante de la Constitución. Los acontecimientos recientes no dejan la más mínima duda de que el mandatario "elegido democráticamente" en 1998 se ha convertido en un auténtico dictador y esto me lleva a compartir la opinión de los miembros de la Academia en el sentido de que es necesario agotar todas las vías institucionales para poder dar sustento al recurso del artículo 350 de la Constitución que consagra el derecho a la desobediencia civil para hacer frente a los abusos del dictador.

Giselle en el Teresa Carreño

Por: Juan Antonio González - CRÓNICA Intervención del Ministro de Cultura caldeó los ánimos La Giselle del Teresa Carreño tuvo un inesperado prólogo - El estreno del legendario ballet, el sábado pasado, estuvo precedido por el contrapunteo entre el funcionario público y parte del público-. Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño. Aforo lleno. 6:25 pm. Algunos aplausos dispersos hacían evidente el retraso en el inicio de la función de estreno del ballet Giselle, según la coreografía de la legendaria artista cubana Alicia Alonso, quien desde hacía minutos ocupaba ya una butaca del patio, luego de haber sido ovacionada.Antes de que el telón se abriera, el presidente de la Fundación Teatro Teresa Carreño, José Luis Pacheco, dio la bienvenida a Alonso y al público, y anunció que el ministro de Cultura, Héctor Soto, recién llegado de Bolivia, tomaría la palabra. Éste excusó al presidente Chávez por no asistir al estreno debido a sus ocupaciones internacionales, pero se hizo vocero de un mensaje de su parte para Pacheco: "El de pleno apoyo a su gestión". Habló de cómo ahora el TTC "está abierto al pueblo, a pesar de que una seudo-intelectual dijo que habría que desinfectarlo con cloro". Murmullos en la platea. Soto recordó que su despacho tiene apenas 3 años de vida. "Al principio sabíamos que la definición de cultura sería la que determinaría las políticas culturales. Pero como nos encontramos con 500 definiciones, asumimos la que sugirió el presidente: `Cultura es todo lo que fuimos, lo que somos y lo que seremos'. No son las bellas artes. Ni Caracas. Antes la cultura era como un triángulo, estaba en manos de una familia, un diario y el Ateneo". Aparecieron los abucheos. Y ante éstos, el veterinario agregó: "Nosotros nos encontramos conque un museo había comprado 700 obras de un solo artista". "¡El ballet", "¡Queremos el ballet!", se oyó desde las butacas. "Ya estoy terminando, no se desesperen". Aplausos y pitas se confundieron: "¡Giselle!, ¡Giselle!"; "¡fuera los escuálidos!". A estas alturas del espectáculo, el ministro preguntó: "¿Es que aquí no hay nadie que me quiera escuchar?". La respuesta: "¡No!". El funcionario insistió: "Nadie puede impedir que se hagan anuncios del gobierno en una institución del gobierno. Y al que no le guste, que se retire"."¡Giselle!", "¡Giselle!", "¡Esto es ballet, no es política!". Antes de retirarse, Soto enumeró lo que pudo: "Creamos la Compañía Nacional de Música, la de Danza, la Universidad de las Artes y se acaba de firmar un decreto para la creación del Sistema Nacional de Formación para las Artes, ¡en el que estarán incluidos los hijos del señor que está gritando!", concluyó. A las 6:52 pm, comenzó Giselle. La perfección técnica, la belleza del ballet y la emoción del drama inundaron la sala. El arte volvió a triunfar.

Will TSJ have a flash of sanity?

VENECONOMY - Revealing its displeasure over the two arbitration cases before US courts filed by ExxonMobil in legitimate defense of its rights, the Bolivarian Government is trying to get its acolytes at the Supreme Tribunal of Justice (TSJ) to fabricate a “legal” solution that would eliminate the possibility of being brought before international arbitration courts in the future.This week it was reported that the legal advisors of PDVSA and the Ministry of Energy and Oil requested the TSJ for an interpretation of Article 258 of the Constitution (which promotes arbitration) and Article 22 of the Investment Promotion and Protection Law (which guarantees the right of investors to settle disputes via arbitration) .According to the complainants, neither of these articles constitutes an authorization for resorting to international arbitration. As they see it, international arbitration is not a substitute for the entities of Venezuela’s justice system, nor can it be considered to mean supranational courts. What they want, therefore, is for the TSJ to hand down a decision so that, henceforth, international arbitration may only be resorted to once a national court has expressly authorized it on a case-by-case basis.This legal contrivance that they are attempting to devise ignores the fact that, under no circumstances, would a foreign company expose itself by signing contracts or agreements in a country unless it is protected from the outset by a clause that guarantee its investments in the event of a dispute or litigation. And the possibility of that happening is much reduced in present-day Venezuela, where the branches of government barefacedly kowtow to the plans of the Executive.If the TSJ admits this request, from now on the country will find it even more difficult to attract foreign investment than it does now, which has contracted by 116.4% since 1999. In order to attract foreign capital, be it from the private or the public sector, Venezuela must play strictly by internationally accepted game rules and refrain from inventing legal loopholes to get around them, otherwise it will find itself blackballed.It is incongruent that the very government that enacted a foreign investment law that guarantees investors the right to settle disputes with their Venezuelan partners before international courts is now trying to restrict that right, which, apart from anything else, is guaranteed in practically all the bylaws of international authorities to which Venezuela is signatory.This request even runs counter to Venezuela’s proposal to create a regional arbitration body, approved at the Unasur Summit held a few months ago in Brazil, the intention of which is to replace the World Bank’s Centre for Settlement of Investment Disputes (ICSID).It would be logical to expect that the TSJ, in a moment of sanity, would tell PDVSA that its request has no merit so that, in the future, the country is not faced with having to pay the price of being unable to find sound, reliable partners for its development projects

La respuesta que tenemos que dar


Por: Mercedes Montero - Mechemon99@yahoo.co.uk - Una Tribuna para voces del decoro - Si en algo el régimen ha sido astuto es en la procura de un marco legal que le de aval para imponer un sistema de gobierno que aunque totalmente contrario a los intereses ciudadanos, le permita al primer mandatario y sus aliados someter a la nación y esquilmar a Venezuela de todos sus recursos para propagar la "revolución" a toda Latinoamérica. La prueba más evidente de la aplicación eficiente de esta estrategia la vemos en la dependencia de todos los poderes al Ejecutivo. La Ley del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), permitió que sus magistrados, contrariando al concepto de justicia, gritaran ¡UH! ¡AH! ¡Chávez no se va!.Quien puede dudar después de tal manifestación de alianza con el presidente, que habrá justicia en el magno tribunal para los opositores. Lo anterior es la explicación de la declaración como leyes orgánicas por parte del TSJ de las 26 leyes publicadas con sólo títulos en Gaceta Oficial, el 31 de julio de 2008, último día del período otorgado por la Asamblea Nacional al Presidente, para legislar. Esas 26 variadas leyes, regulan aspectos importantísimos de la vida de los venezolanos, que al ser analizados por diferentes juristas especializados en las materias que tratan, han traído una reacción contundente por parte de organizaciones y ciudadanos que plenamente conscientes de su significado han ejercido su derecho a la protesta. Los ciudadanos comunes están desorientados sobre cual es la respuesta que debe ser dada ante este nuevo atropello, que puede ser catalogado como un golpe de estado a la nación. En cuanto al tipo de respuesta, están la protesta y la reacción acorde con la gravedad del atropello. Tenemos ejemplos de ambas. La marcha del pasado sábado 9 de agosto, tenía mucha gente, pancartas, música en camiones con parlantes, La primera causa de la protesta era las inhabilitaciones y "además" el paquete de las 26 leyes. La forma, responde a lo que se ha venido haciendo desde que comenzaron las protestas por las arbitrariedades del régimen, y, el resultado es que se son más de lo mismo. El fondo: ambas causas de protesta son gravísimas, pero tenemos que estar conscientes que ha habido inhabilitaciones, porque hay un marco legal diseñado e impuesto por el régimen que así lo permite. Entonces, lo primero que habría que hacer es protestar para derogar esas leyes irritas que limitan y cercenan nuestros derechos. Al protestar colocando las causas en orden inverso, se está dando legitimidad al marco legal construido por el régimen para hacer de Venezuela una cárcel que encierre a la nación. Una respuesta más acorde con la naturaleza del atropello infligido, es el llamado de un grupo de ciudadanos a realizar acciones democráticas pero contundentes, en las que se llama a las cosas por su nombre y se denuncian en forma clara las consecuencias que tendrán para la nación. Por ejemplo la Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, que le deja el camino abierto al gobierno para expropiar lo que desee. O, la nueva ley que regula la FAN y le permite a ciudadanos extranjeros llegar a grado de coronel, e incorpora milicias populares a esa FAN… Que el gobierno nos diga lo que debemos y podemos comer, lo cual abre el camino para que en Venezuela al igual que en el Zimbabwe de Mugabe se utilice el acceso a la comida como herramienta de sometimiento a la voluntad de un dictador. Si estás conmigo, comerás, de lo contrario morirás de hambre. La imposición de estas 26 leyes necesita una respuesta contundente, responsable, pero acorde con el tamaño de la agresión de la que hemos sido objeto.

Cuando Chávez pierda el subsidio de $ 40 millardos su tiempo se medirá con un reloj.


Por: Michael Rowan - T. Boone Pickens - michaelrowan22@ gmail.com - Este hombre contrarrestará a Chávez. Pickens hizo fortuna en el negocio petrolero. Invertirá 10 millardos de dólares para promover el uso del gas natural como combustible para autos, lo que tornará inútil el petróleo importado. Pickens cree que las tecnologías eólica y solar pueden producir la electricidad que necesita EEUU. Planea gastar 58 millones de dólares en anuncios para promocionar su estrategia. "Pickens tiene razón", dice el candidato demócrata Barack Obama. Si es elegido, Obama promete eliminar la dependencia de EEUU del petróleo del Medio Oriente y Venezuela. El candidato republicano, John McCain, se muestra positivo ante el plan de Pickens.
Por eso la estrategia de Chávez se ha frustrado. Recortó el suministro de crudo e impulsó los precios mediante la táctica del miedo. Venezuela produce 3 millones de barriles diarios menos de lo que debería estar produciendo si Chávez no hubiera llegado al poder. La OPEP ha seguido la estrategia de Chávez de reducir el suministro y dejar que el precio se dispare. Irán ha cooperado con Venezuela para espolear la prima adicional que se paga por el petróleo a causa del riesgo político mediante continuas amenazas de guerra, ataques terroristas y proliferación nuclear. Esto funcionó. El barril costaba ocho dólares en 1999 y subió a 150 en 2008. Por el alto precio del crudo, cada año se transfieren 700 millardos de dólares de EEUU a las naciones de la OPEP -incluidos 40 millardos para Chávez. Pero su estrategia fue contraproducente. El escandaloso costo del crudo impulsó el plan de Pickens. En Washington se hace evidente que la Venezuela de Chávez se unió a Irán para patrocinar altos precios del petróleo y el terrorismo, a fin de causar una recesión en EEUU y así impulsar la hegemonía de estos países en sus regiones. Irán fue sancionado por su comportamiento belicista, y es probable que Venezuela reciba sanciones de Obama o McCain, si Bush no se atreve. Cuando Chávez pierda su subsidio de 40 millardos de dólares de EEUU y no pueda pagar su nómina en Venezuela, mucho menos los millardos que malgasta en países ajenos, su tiempo en Miraflores se podrá medir con un reloj y no un calendario. Chávez metió la pata. El petróleo hubiera durado algunas décadas más si hubiera buscado con menos fanatismo la destrucción de EEUU. Ahora la estrategia de T. Boone Pickens deshará su obra.