mover

mover

viernes, 28 de agosto de 2009

Perséfone


La figura de Perséfone es actualmente muy conocida. Su historia tiene un gran poder emocional: una doncella inocente, el dolor de una madre por el rapto y el regreso de su hija. También es citada con frecuencia como un paradigma de los mitos que explican procesos naturales, con el descenso y el regreso de la diosa provocando el cambio de estación. Pero los griegos también conocían otra faceta de Perséfone. Ella era además la terrible Reina de los muertos, cuyo nombre no era seguro pronunciar en voz alta y a la que se referían como «La Doncella». En la Odisea, cuando Odiseo viaja al Inframundo, alude a ella como «Reina de Hierro». Su mito central, aún con toda su familiaridad emotiva, era también el contexto tácito de los extraños ritos iniciáticos secretos de regeneración de los misterios eleusinos, que prometían la inmortalidad a sobrecogidos participantes: una inmortalidad en el mundo subterráneo de Perséfone, en un banquete con los héroes bajo su pavorosa mirada (Kerényi 1960, 1967). El mito del rapto - Rapto de Proserpina de Rembrandt. En el panteón olímpico se le da un padre a Perséfone: según la Teogonía de Hesíodo era hija de Zeus y Deméter: Y él [Zeus] fue a la cama de la abundante Démeter, quien concibió a Perséfone, la de blancos brazos, robada por Hades del lado de su madre. Sin embargo, Perséfone no tenía una posición estable en el Olimpo. Solía vivir muy lejos de los demás dioses, siendo una diosa de la naturaleza anterior a plantar semillas y cultivar plantas. En la tradición olímpica fue cortejada por los dioses Hermes, Ares, Apolo y Hefesto, pero ella rechazó todos sus regalos y alejó a su hija de la compañía de los dioses. Así, llevaba una vida pacífica hasta que se convirtió en la diosa del inframundo, lo que, según los mitógrafos olímpicos, no sucedió hasta que Hades la raptó y la llevó allí con él. Perséfone estaba cogiendo flores inocentemente con algunas ninfas (y Atenea y Artemisa, según el himno homérico, o Leucipe, o algunas Oceánides) en un campo en Enna cuando Hades apareció, emergiendo de una grieta del suelo. Las ninfas fueron transformadas en las Sirenas por no haber intervenido. La vida quedó paralizada mientras la desolada Deméter (diosa de la Tierra) buscaba por todas partes a su hija perdida. Helios, el sol, que todo lo ve, terminó por contarle lo que había pasado. Finalmente, Zeus no pudo aguantar más la agonía de la tierra y obligó a Hades a devolver a Perséfone, enviando a Hermes para rescatarla. La única condición que se puso para liberar a Perséfone fue que no probase bocado en todo el trayecto, pero Hades la engañó para que comiese seis (o cuatro, según las fuentes) semillas de granada, que la obligaban a volver cada año un mes por cada semilla. En algunas versiones, Ascálafo contaba a los demás dioses que Perséfone se había comido voluntariamente las semillas de granada. Cuando Deméter y su hija estaban juntas, la tierra florecía de vegetación. Pero durante seis meses al año, cuando Perséfone volvía a los infiernos, la tierra se convertía de nuevo en un erial estéril. Fue durante su viaje para rescatar a Perséfone del inframundo cuando Deméter reveló los misterios eleusinos. En una versión alternativa, Hécate rescató a Perséfone. En la versión más antigua la temible diosa Perséfone era la propia Reina del Inframundo (Burkert, Kerényi). En algunas versiones Deméter prohíbe a la tierra dar frutos, en otras está tan ocupada buscando a Perséfone que no se ocupa de ella, y en algunas la profundidad de su desesperación hace que nada crezca. El número de semillas comido por Perséfone cambia también de unas versiones a otras, a menudo en relación con la duración del invierno en la zona de procedencia de la historia. Este mito puede ser interpretado también como una alegoría de los rituales matrimoniales de los antiguos griegos, que sentían que el matrimonio era una especie de rapto de la novia de su familia por parte del novio, y este mito puede haber explicado los orígenes del ritual del matrimonio. La más popular explicación etiológica de las estaciones puede haber sido una interpretación posterior. Perséfone, como reina del Hades, sólo mostró clemencia una vez. Debido a que la música de Orfeo era tan arrebatadoramente triste, permitió que éste se llevase a su esposa, Eurídice, de vuelta al mundo de los vivos con la condición de que ella caminase tras él y él nunca intentase mirarla a la cara hasta que estuviesen en la superficie. Orfeo accedió pero falló, al mirar atrás casi al final para asegurarse de que su esposa le seguía, y perdió a Eurídice para siempre. Perséfone también figura en la historia de Adonis, el consorte sirio de Afrodita. Cuando Adonis nació, Afrodita lo tomó bajo su protección y fue hechizada por su belleza sobrenatural. Afrodita se lo dio a Perséfone para que lo cuidara, pero ésta también quedó asombrada por su belleza y rehusó devolvérselo. La discusión entre las dos diosas fue resuelta por Zeus o Calíope, quien decidió que Adonis pasase cuatro meses con Afrodita, cuatro con Perséfone y los cuatro restantes del año solo. Cuando Hades persiguió a una ninfa llamada Mente, Perséfone la convirtió en una planta de menta. Perséfone era el objeto del cariño de Pirítoo. Su amigo Teseo y él prometieron casarse con sendas hijas de Zeus. Teseo escogió a Helena, la secuestró con la ayuda de Pirítoo y decidió retenerla hasta que tuviese la edad de casarse. Dejaron a Helena con la madre de Teseo, Etra, y viajaron al inframundo, reino de la elegida de Pirítoo, Perséfone, y del marido de ésta, Hades, quien fingió ofrecerles hospitalidad y preparó un banquete. Tan pronto como la pareja se sentó, las serpientes se enroscaron en torno a sus pies, atrapándolos. Teseo fue finalmente rescatado por Heracles. Era frecuente referirse a Perséfone y su madre Deméter como aspectos de la misma diosa, y eran llamadas «las Deméters» o simplemente «las diosas». La historia del rapto de Perséfone era parte de los ritos de iniciación en los misterios eleusinos.

Frase del día

Algunos libros son probados,
otros devorados,
poquísimos masticados y digeridos.
BACON, Francis Barón de Verulam

Frase del día

En asuntos de amor
los locos son los que tienen más experiencia.
De amor no preguntes nunca a los cuerdos;
los cuerdos aman cuerdamente,
que es como no haber amado nunca.
BENAVENTE, Jacinto

Frase del día

Lo esencial para la dicha
es la completa dignidad en el sentimiento,
incluso en el dolor.
COMTE, Auguste

Sobre UNASUR

Hoy hemos asistido
a luces y sombras
de la politica exterior
de los estados sudamericanos.
Rocío San Miguel

Condenados si sí, condenados si no


Diez años lleva el Gobierno de Hugo Chávez tejiendo todo su entramado legislativo, regulatorio y penal para atornillar su proyecto. Hoy ya tiene completamente estructuradas las tácticas para poner en precariedad jurídica, vulnerabilidad e indefensión a todos los sectores productivos y estructuras de la sociedad. Ha impuesto a granel, leyes y normas totalmente contradictorias y discrecionales a los productores del agro, a la industria, a los importadores, comerciantes, distribuidores, y medios de comunicación, sin que escape incluso, el sector financiero.Como ejemplo cabe mencionar el patrón que viene siguiendo y que ahora le está aplicando con ahínco al sector bancario.Mediante una irracional Política Cambiaria impuso regulaciones que constituyen una trampa y que son casi imposibles de cumplir. Y como en el cuento del Gallo Pelón, no es si se cumple o no con las normativas vigentes, es que de todas maneras no recibirá respuestas lógicas, trato justo, ni tendrá chance de salvarse de las garras del Gobierno. El caso es que la banca está obligada a proveer a los tarjetahabientes las divisas que les autoriza Cadivi. Y esto lo había venido haciendo cabalmente mientras el Gobierno cumplía con su compromiso de liquidar las divisas dentro de los primeros cinco días de la presentación de los documentos. Pero, el Gobierno, ante la sequía de recursos sumada a su afán controlador y de hostigamiento del sector privado y de la "oligarquía", viene incumpliendo y demorando ese proceso desde el año pasado. Hoy Cadivi presenta un atraso de más de tres meses en sus compromisos con la banca. Debido a ello ésta está llegando al límite de su resistencia y ha comenzado a incumplir su compromiso con sus clientes. Es decir, al final, como la cuerda siempre se rompe por lo más delgado, el consumidor, terminará pagando los platos rotos de las malas políticas del control de Gobierno.Ante esta situación, la solución del Gobierno ha sido obligar a la banca a seguir respondiendo al cliente con el otorgamiento de divisas, so amenaza de aplicación de sanciones y multas. Mientras tanto Cadivi sigue acumulando deudas con la banca generando un ciclo vicioso que acrecienta el impago a límites inaguantables. Esto se agrava aún más, porque según el convenio cambiario vigente el Gobierno no está obligado a reconocer al tipo de cambio actual, en caso de una eventual devaluación, las deudas que tuviera con el sistema financiero por este concepto. Así la banca ha sido puesta en un callejón sin salida: O cumple con los clientes y se arriesga a la posibilidad de que esas deudas nunca les sean honradas por Cadivi, o que las mismas le sean cargadas a un nuevo tipo de cambio, o incumple las reglas impuestas por el Gobierno y se convierte en culpable y transgresora y se arriesga quien sabe a que penas. La banca está en el filo de la navaja, al no tener más salida se arriesga (si sí o si no) a entrar en una situación complicada, que podría terminar en nacionalizaciones o igual de grave, caerá a precio de gallina flaca en las manos de los boliburgueses que están al acecho de copar el sistema bancario para ponerlo al servicio de la revolución.. Disponible en inglés en: www.veneconomy.com a partir de las 4:00 p.m.

Frase del día

La conciencia del peligro
es ya la mitad
de la seguridad y de la salvación.
Ramón J. Sénder

Vea en vivo Cumbre de UNASUR

Frase del día

Dejar que el tiempo resuelva
nuestras deudas y dolores
es mejor
que tratar de cortarlos impacientemente.
GRANE, Frank