mover

mover

viernes, 5 de junio de 2009

Cada cabeza es un mundo

Magda Mascioli G. - Lo triste es el contraste que existe entre la "angustia" por una pérdida no deseada, y la "tranquilidad" de la pérdida provocada. En ambos casos, una vida se pierde. Pero como siempre digo: Dios sabe lo que hace; aunque a veces no podamos comprender.Con un bebe de brazos, una mujer muy asustada llega al consultorio de su ginecólogo y le dice: Doctor: por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio. Mi bebé aún no cumple un año y ya estoy de nuevo embarazada. No quiero tener hijos en tan poco tiempo, prefiero un espacio mayor entre uno y otro. El médico le preguntó: Muy bien, ¿qué quiere que yo haga? Ella respondió: Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda. El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo le dice: Creo que tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso para usted. La mujer sonrió, pensando que el médico aceptaría ayudarla. Él siguió hablando: Vea señora, para no tener que estar con dos bebés a la vez en tan corto tiempo, vamos a matar a este niño que está en sus brazos. Así usted tendrá un periodo de descanso hasta que el otro niño nazca. Si vamos a matar, no hay diferencia entre uno y otro de los niños, y hasta es más fácil sacrificar a éste que usted tiene entre sus brazos puesto que usted no correrá ningún riesgo. La mujer se asustó y dijo: ¡No, doctor! ¡Que horror! ¡Matar a un niño es un crimen! También pienso lo mismo, señora, pero usted me pareció tan convencida de hacerlo, que por un momento pensé en ayudarla.

¿Será que despues de 10 años lo habremos comprendido?


Pescaba un pescador en un río, atravesándolo con su red de una a otra orilla; luego, con una piedra atada al extremo de una cuerda de lino, agitaba el agua para que los peces, aturdidos, cayeran al huir entre las mallas de la red. Le vio proceder así un vecino y le reprochó el revolver el río, obligándoles a beber el agua turbia; más él respondió: -¡Si no revuelvo el río, tendré que morirme de hambre! Moraleja - Igual sucede con las naciones: entre más discordia siembren los agitadores entre la gente, mayor será el provecho que obtendrán. Forma siempre tu propia opinión y no vayas a donde te quieran empujar otros sin que lo hayas razonado.

Cepillarse los dientes previene enfermedades cardiovasculares


A la hora de cuidar el corazón, lo más frecuente es pensar en el peso, el nivel de colesterol y el siempre nocivo cigarrillo. Sin embargo, hay una precaución extra que resulta igual de importante para cuidar nuestros latidos: cepillarse los dientes. Este nuevo dato es muy importante porque las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en todo el mundo, especialmente en las naciones de occidente e incluyendo a nuestro país. Un equipo de microbiólogos de la Universidad de Bristol y el Colegio Real de Cirujanos de Dublín, Irlanda, encontró que las personas que no se cuidan los dientes como corresponde terminan con encías que sangran. Estas heridas constituyen la puerta de entrada para alguna de las 700 clases de bacteria que suelen rondar la boca. Los científicos dijeron que ahora reconocen que las infecciones bacterianas constituyen un factor de riesgo independiente para las enfermedades cardíacas. El problema comienza cuando estos bichos microscópicos entran al torrente sanguíneo a través de las encías dañadas y se encuentran con las plaquetas, uno de los protagonistas principales de la coagulación. Al unirse una con la otra, pueden ocasionar la formación de un coágulo que potencialmente dificulte o impida el flujo de sangre en los pequeños vasos del corazón. Los investigadores explicaron que, cuando esto ocurre, el único tratamiento eficaz consiste en la aplicación de antibióticos. Sin embargo, esta opción es cada día más complicada porque las bacterias siguen haciéndose más y más resistentes a nuestros intentos por exterminarlas. Comentaron que ahora están estudiando cómo reaccionan las bacterias con las plaquetas, para diseñar medicamentos más eficaces para tratar las enfermedades cardíacas causadas por infecciones.

Rayma


Envases plásticos elaborados con policarbonatos


Consumer InformationSafety of Plastic Containers Commonly Found in the Home - The Issue - Bisphenol A (BPA) is an industrial chemical used to make a hard, clear plastic known as polycarbonate. Polycarbonate is used in a limited number of household containers, including baby bottles, sippy cups, re-useable water bottles (sports bottles), pitchers, water carboys, tableware and food storage containers. The Government of Canada recently completed a risk assessment of BPA under the Chemicals Management Plan. The current research tells us the public should not be concerned. In general, most Canadians are exposed to very low levels of bisphenol A in polycarbonate. It does not, therefore, pose a health risk. However, the Government wants to be prudent and further reduce exposures of newborns and infants under 18 months. Science tells us that exposure levels are below those that could cause health effects, however, due to the uncertainty raised in some studies relating to the potential effects of low levels of bisphenol A, the Government of Canada is taking action to enhance the protection of infants and young children. The proposed ban applies only to baby bottles made of polycarbonate. All other containers made with other types of plastics can continue to be used safely. Please refer to the bisphenol A fact sheet for information on the proper use of polycarbonate plastic containers. Plastic Coding System and What it Means. In 1988, the Society of the Plastics Industry, Inc. (SPI) introduced a coding system for different types of plastics. The sole purpose of the coding system is to simplify the process of sorting and recycling plastic bottles and containers – it has nothing to do with health and safety. The SPI code is a three-sided triangular arrow with a number one (1) through seven (7) in the centre and letters underneath. Each number identifies the plastic from which the bottle or container is made. The SPI coding system is voluntary; not all plastic products carry a code. Plastics identified by codes 1 through 6 do not use BPA in their manufacturing process. polyethylene teraphthalate (PETE or PET) high density polyethylene (HDPE) polyvinyl chloride (PVC) vinyl (V) low density polyethylene (LDPE) polypropylene (PP) polystyrene (PS) Code (7) is used to identify ‘Other Plastics’. Polycarbonate is a code seven (7) plastic; however, the majority of code seven (7) plastics are not polycarbonate. Is My Baby Bottle Made of Polycarbonate? To determine if a baby bottle is made of polycarbonate, look for the SPI code on the bottom. If you see a code seven (7), the bottle may be polycarbonate. Keep in mind, however, that code seven (7) is also used for other plastics. To be absolutely certain, check to see if the plastic is identified by its name or acronym (PC for polycarbonate) somewhere on the product or package, or contact the manufacturer. What Parents and Caregivers Can Do Before the Proposed Ban Comes into Effect. Do not put very hot/boiling fluids in baby bottles. Studies show that the amount of BPA released into the contents of baby bottles is very low when the fluid is at room/serving temperature. The release of bisphenol A into the fluid increases when very hot/boiling fluid is added to polycarbonate bottles. If you choose to continue using polycarbonate baby bottles, do not place very hot or boiling fluids into them. Use alternatives: In anticipation of a potential ban, many retailers have already removed polycarbonate baby bottles from shelves and replaced them with alternatives, including: baby bottles or baby bottle liners (flexible plastic inserts) made of polyethylene (PE) which is SPI codes two (2) or four (4) or polypropylene (PP) which is SPI code five (5); and glass baby bottles. Safety notice concerning the use of glass baby bottles: Glass baby bottles can break, posing a risk of serious cuts to children. Additionally, glass can chip or crack during sterilization, allowing glass splinters to end up in the child's beverage. Several precautions should be used when using this type of bottle: Do not give a glass bottle to a child who can hold their own bottle and walk; Do not allow a child to go to sleep with a glass bottle; Inspect glass bottles carefully and regularly; bottles that are scratched, cracked or chipped bottles should be immediately discarded. Some of the following hyperlinks are to sites of organizations or other entities that are not subject to the Official Languages Act. The material found there is therefore in the language(s) used by the sites in question. For more information: Society for the Plastics Industry Inc. (SPI) Plastic Container Coding System Canadian Plastics Industry Association (CPIA) Bisphenol A - Fact Sheet

Frase del Día


Es difícil decir
quién hace el mayor daño:
los enemigos con sus peores intenciones
o los amigos con las mejores.
Edward Bulwer-Lytton, 1st Baron Lytton

Lo titulo como me lo mandaron: "Negocitos y más negocitos"


D. Felguera construirá central en Venezuela por 1.500 mln euros - MADRID (Reuters) - Duro Felguera dijo el jueves que ha firmado un contrato con la compañía venezolana Electricidad de Caracas (EDC) para la construcción de una central de ciclo combinado en Venezuela por un importe "ligeramente superior" a los 1.500 millones de euros. La central Termocentro se situará en el municipio Paz Castillo (Estado de Miranda), 40 kilómetros al sur de Caracas, y suministrará energía a la capital y su área de influencia. El grupo de ingeniería asturiano añade que está previsto que la primera turbina de gas comience a funcionar a principios del 2011 y la planta al completo en diciembre del 2013. (Reporte de Tomas Gonzalez; editado por Hernán García).

Las palabras que no se puede llevar el viento


Por: Teódulo López Meléndez - teodulolopezm@yahoo.com - Discurso difícil. Camino difícil. Estrategia difícil. Propia de un líder la asunción de todos los riesgos. No puede encontrarse mayor equilibrio y responsabilidad en el discurso de Obama en El Cairo. Un discurso, por supuesto, está hecho de palabras y a las palabras le deben seguir los hechos. Una cosa está clara: el choque con el gobierno derechista de Israel se producirá por una vía o por otra, pero ya no se puede seguir arrastrando uno de los asuntos claves, esto es, la justicia para el pueblo palestino. El marco del discurso es el del reencuentro entre occidente y el mundo islámico. Ese propósito es el de un cambio norteamericano en el enfoque que desvirtúe la tesis de choque de dos civilizaciones. Una imagen deteriorada y un cúmulo de errores, combinación que llevó al acrecentamiento del extremismo islámico y a dos guerras sin salida inmediata. Obama lanza su gran apuesta y en su propósito sólo merece elogios. No obstante, las dificultades son inmensas y a pesar de la capacidad de persuasión que el líder norteamericano se empeña en mostrar habrá que ir más allá. Una cosa es ser un “comeflor” y otra un líder que ejercita la paciencia. Hay que recordar que Dick Cheney, y con él la derecha norteamericana, sigue muy activa lo que quedó reflejado con el impedimento del cierre de la prisión de Guantánamo y algunas decisiones sobre las fotos de tortura a prisioneros. Obama pretende cambiar el sentido de lo que ha sido Estados Unidos y quizás debamos recordar los pocos meses que tiene en ejercicio de la presidencia. A estas alturas parece más fácil cambiar el enfoque del mundo sobre cuestiones vitales que cambiar en los estamentos del poder norteamericano una visión enraizada. Puede acumular paciencia en lo interno, pero ya la paciencia está agotada en asuntos claves como el del Estado palestino. He aquí a un presidente que abandona la aplicación bruta de la fuerza, pero que tiene que enviar 17 mil nuevos soldados a Afganistán y heredar el retiro de Irak para el 2011. En ambos países no tiene posibilidades de cambio. La experiencia soviética en Afganistán debe tenerla entre ceja y ceja. No se arregla con más tropas, pero ¿cómo se arregla? Al lado tiene al inestable Pakistán con su armamento atómico. Tendrá que tomar decisiones sobre cada acontecimiento. No es pues en estos dos países donde el presidente Obama tiene chance, especialmente cuando la derecha republicana sigue con sus desacertados análisis de lo que es “la seguridad interna” de los Estados Unidos. A Irán le ha tendido la mano para un diálogo, pero ¿en qué consiste ese diálogo? ¿Qué Iran asuma las “normas internacionales” de comportamiento de un Estado? ¿Ello implica que suspenda su camino hacia la bomba atómica? ¿Qué obtiene Irán a cambio? Israel está impaciente con ese proceso y me gustaría saber como controlar a Israel para evitar que tome decisiones unilaterales si los servicios de inteligencia determinan que ha entrado en la fase final. Obama le ha dicho a los israelíes que deben darle un chance a la vía del diálogo, pero ese tiempo puede terminar mal. El asunto del Estado palestino -ya está más que demostrado- no requiere persuasión sino presión. Sin arreglo del asunto palestino será imposible un avance significativo en esa región del mundo. Ahora bien, hasta cuando y como Obama, -ante cada nuevo argumento evasivo que conlleva el alejamiento del arreglo mientras se sigue con los indeseables asentamientos- , va a ejercer como el factor preponderante que es de que allí haya paz. Ya le ha dicho al menos tres veces al gobierno israelí que debe cesar con los asentamientos e ir a conversaciones serias que desemboquen en la creación de un nuevo Estado. ¿Cuántas “veces más” tendrá el presidente Obama? El nuevo Jefe de Estado, hay que decirlo, no es el mismo cien días después. Ya está empapado de todo, ya conoce todas las dificultades, ya ha medido a sus partners alrededor del mundo, ya sabe de las resistencias internas y de las impaciencias externas. Ya sabe hasta donde llega su discurso, ya sabe de la necesidad de hechos. Instaurada su línea estratégica de la persuasión el presidente Obama se dará un tiempo para saber si funciona o si debe aderezarla con unos cuantos manotazos sobre el escritorio. Mucho me temo que el líder persuasivo deberá darlos, esto apenas descubra que mucha gente no avanzará hacia el mundo inteligente y atado a la paz que desea si no les enseña sus blancos dientes y si de sus ojos no brota un rayo de ira. El presidente, entretanto, ve Star Trek, para relajarse un poco cuando tiene delante a un mundo muy difícil. ¿Quien creo el estado de Israel? La Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 1947, cuando aprobó la división de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe, así como la jurisdicción internacional sobre Jerusalén, ciudad santa para judíos, musulmanes y cristianos. Presidente Obama: El estado Palestino debe ser creado igualmente por las Naciones Unidas. ¿Se atreve usted a tomar la iniciativa?

Enfrentamiento en Caracas


Por: Alvaro Vargas LLosa - Caracas-Un grupo de escritores, académicos y políticos extranjeros fuimos invitados a Caracas para celebrar el vigésimo quinto aniversario de CEDICE, un "think-tank" venezolano que promueve la democracia liberal y la economía de mercado, tesoros que el Presidente Hugo Chávez intenta arrebatar. Debido a la reacción matonesca del gobierno, la visita derivó en un enfrentamiento público y nos ayudó a mostrar lo que acontece en ese país. A pesar de que asistieron visitantes de tres continentes, las autoridades "privilegiaron" a los latinoamericanos. Algunos fuimos retenidos en el aeropuerto y se nos dijo que estaba prohibido formular comentarios políticos. A varios los siguió, cómicamente, la policía secreta -la poco secreta DISIP- en automóviles sin matrícula y una horda vocinglera se apostó a la entrada de la sede del encuentro. Algunos exaltados que se hicieron pasar por periodistas fueron enviados para provocar incidentes. El Presidente y sus ministros se turnaron para insultar a los visitantes por televisión de la mañana a la noche. Cuando el régimen entendió que la bienvenida tributada a los forasteros le había generado mala prensa, Chávez cambió de táctica y nos invitó a debatir con él y un grupo de "intelectuales revolucionarios" de los que ni los venezolanos ni los extranjeros habíamos oído hablar. Chávez no tenía intención de debatir pero decidimos poner la pelota de nuevo en su cancha. Me permití sugerir que Mario Vargas Llosa, Presidente de la Fundación Internacional para la Libertad, debatiera a solas con Chávez. Lo acompañaríamos para dar fe de que se cumpliesen las condiciones básicas: ausencia de turbas gubernamentales en la sala y transmisión en vivo en los medios de comunicacicón del gobierno. El ex Canciller mexicano Jorge Castañeda, el historiador mexicano Enrique Krauze, el escritor colombiano Plinio Apuleyo Mendoza, el liberal argentino Gerardo Bongiovani, nuestros anfitriones Rocío Guijarro y Rafael Alfonzo, y otros amigos concordaron con la sugerencia. Se la hicimos conocer a Chávez; tal y como se esperaba, éste se echó para atrás. El evento de CEDICE y la respuesta del gobierno sacaron a la luz esta sencilla verdad acerca de Chávez: que el emperador está desnudo. A los venezolanos se les venía diciendo desde hacía semanas que éramos unos imperialistas decididos a acabar con la Revolución. Pero Chávez no necesita de nuestra ayuda para ello: está haciendo un excelente trabajo por sí solo. Dos años después de clausurar la señal abierta de Radio Caracas Televisión, la cadena más antigua del país, el gobierno apunta ahora a Globovisión, último canal independiente crítico del régimen. Chávez ha inventado acusaciones contra su propietario, Guillermo Zuloaga, un hombre valeroso que es también dueño de algunas concesionarias de Toyota y ha sido imputado por "acaparar" vehículos a fin de revenderlos con "usura". La propia Globovisión está acusada de infundir temor en la población por criticar la lenta respuesta de las autoridades ante un terremoto y faltarle el respeto al Presidente. Chávez ha prometido cerrarla. Los alcaldes y gobernadores de la oposición han sido despojados de casi todas sus atribuciones y están siendo vilmente perseguidos. Manuel Rosales, alcalde de Maracaibo y ex candidato presidencial, escapó al Perú, donde se le concedió asilo. El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, quien nos dio un discurso de bienvenida en Caracas, nos dijo que su país es ya "una dictadura". El General Raúl Baduel, un ex colaborador de Chávez que rompió con el Presidente durante su primer intento de modificar la constitución en aras de la "reelección indefinida", está en prisión. La Gaceta Oficial, donde se publican los decretos gubernamentales, es una oda al robo. A diario, anuncia con elogios la confiscación de empresas locales y extranjeras, rara vez con compensación. Las nacionalizaciones, a menudo ejecutadas con violencia, afectan a todas las áreas de la economía: las telecomunicaciones, la electricidad, los yacimientos petroleros en la cuenca del Orinoco y los servicios en los pozos petroleros, la producción de acero y cemento, los bancos, las empresas metalúrgicas, la industria de la alimentación y las tierras agrícolas. Entre las víctimas hay inversores venezolanos, estadounidenses mexicanos, franceses, españoles, suizos, japoneses y australianos. Sólo unos pocos extranjeros han sido exceptuados, especialmente empresas brasileñas como Odebrecht. Chávez necesita dinero del gobierno brasileño. La administració n ineficaz y corrupta de la compañía petrolera estatal PDVSA ha visto caer su producción en un tercio. Dados los compromisos adquiridos por Chávez en nombre de la Revolución Bolivariana cuando el precio del petróleo estaba en la estratosfera, el gobierno está muy escaso de fondos. El Presidente sabe que su maquinaria política, basada en un costoso clientelismo y la intimidación, peligra. Gracias a la sobrerreacció n de Chávez, que premió el evento de CEDICE una audiencia mayor de la esperada, millones de venezolanos pudieron enterarse acerca de nuestras distintas experiencias con el populismo autoritario. Ojalá que el mensaje de que ese régimen puede ser revertido y de que los venezolanos no están solos en su intento por evitar una segunda Cuba en el hemisferio occidental les dé aun más ánimo del mucho que tienen. Alvaro Vargas Llosa es Académico Senior en el Independent Institute y editor de Lessons from the Poor. (c) 2009, The Washington Post Writers Group

Como controlar el miedo a volar


Por: Roberto A. Rubio - Comandante (R) - ¿Cómo controlar el miedo? - Indudablemente, el avión ha sido una de las grandes revoluciones tecnológicas del siglo XX. El cambio producido por la aeronavegación ha sido tan vertiginoso e importante que parecería imposible imaginar al mundo sin contar con sus ventajas. Sin embargo, millones de personas de todas las latitudes padecen de serias dificultades a la hora de volar. Éstas van desde la imposibilidad absoluta de abordar un avión, hasta hacerlo de forma tal que un supuesto viaje de placer se transforma en una verdadera pesadilla. El estrés, el agotamiento y la falta de rendimiento en cuestiones laborales son síntomas que suelen aparecer en muchísimas personas que, aparentemente, no tenían problema alguno. ¿Cuántos pasajes se dejan de vender? ¿Cuántos destinos se dejan de visitar? ¿Cuántos negocios dejan de concretarse? Sólo es cuestión de mentalizarse. La salida, en la mayoría de los casos, son tratamientos para hallarle una solución al problema de volar sin inconvenientes. De todas maneras, existen algunos consejos y pensamientos a tener en cuenta que nos ayudan a volar bien. 1. El vuelo comienza cuando subimos al avión, todo lo que imaginamos antes no ocurrió ni necesariamente tiene que ocurrir. 2. Lo que nos dicen de vuelos realizados son cosas que le pasaron al que lo cuenta. 3. Lo que vemos en las películas o en televisión responden a un argumento. No necesariamente se corresponden con la realidad. 4. No existe ninguna etapa del vuelo “más peligrosa”, cada una de ellas se implementa teniendo lo que se debe cumplir para realizarla. 5. La turbulencia es incómoda, puede serlo mucho, pero de ninguna manera es peligrosa. 6. La cabina del avión es el lugar más confortable para estar. Y está concebida para el confort de todos aquellos que pueden tener inconvenientes con el encierro. 7. Respondemos, normalmente, a lo que nos programamos para cada día, para el vuelo hagamos lo mismo y cumplámoslo en el avión. 8. El vuelo sólo es un puente que une el lugar donde estamos con el que queremos estar. Pueden encontrar más información en http://www.alasyraices.com.ar

Clientelismo estatista: La quinta esencia del populismo


Por: Guillermo Rodríguez G. - 3erPolo - En las discordias civiles, como los buenos valen más que los muchos, propongo pesar a los ciudadanos mejor que contarlos. Marco Tulio Ciceron - ¿En que se parece la Venezuela de Chávez a la Atenas de Cleón? Pues en que a pesar de las enormes diferencias en el tiempo, lugar, cultura y circunstancias, las dos son repúblicas democráticas en las que, desde mucho tiempo atrás, la política clientelar del populismo se enseñoreó sobre la república, colocándola en el camino sin retorno de su destrucción moral, institucional y material. Y en que en las dos, el proceso se encuentra muy avanzado, y sigue acelerándose, en el momento en que los citados caudillos populistas logran llegar y mantenerse a la cabeza de la política en sus repúblicas. Se podría rastrear el clientelismo en la democracia hasta sus orígenes en la Atenas clásica, y no deja de ser interesante que en una democracia clásica del siglo V, dominada por la política clientelar de los grandes tribunos populistas, se llegase finalmente a proclamar que la voluntad de la mayoría estaba por encima de la Ley. Si el más sabio de los atenienses fue el único en oponerse, no tardaría Sócrates en ser asesinado, tras un juicio político absurdo, por esa misma mayoría, excitada por esos mismos caudillos. El populismo transformó en una generación a la ciudad-estado que había sido el faro de la cultura occidental, construido un imperio (de ahí los recursos para financiar la política clientelar) y derrotado militarmente a la primera potencia del mundo conocido, en una ciudad derrotada, ocupada y en completa decadencia en todos los ordenes. Los romanos quizás corrieron con más suerte, los siglos de conflictos entre el pueblo y la aristocracia por el control político en una República que construía también un imperio, terminarían por ser resueltos por hábiles políticos populistas que apelando a la plebe, en nombre de la aristocracia o del pueblo, mataron la república sin matar al poder que construyó cuando terminaron por dejar de la aquella poco más que la mera apariencia, para constituirse primero en electos y constitucionales dictadores por tiempo indefinido, y finalmente, en Augustos Cesares: nada menos que monarcas hereditarios. Pero, el populismo romano, tardaría mucho más que el ateniense en acabar con el poder romano, aunque finamente lo lograría de la misma manera. Es mucho lo que se podría explicar sobre el populismo en diferentes tiempos y lugares, como práctica privada y como práctica pública, pero en nada cambia la compresión de la esencia del fenómeno el conocer o no tan interesantes detalles. El populismo contemporáneo es muy similar al de la antigüedad, pues parece ser un fenómeno propio de la naturaleza humana, capaz de surgir –con sus peculiaridades específicas– en cualquier tiempo y lugar en que las circunstancias le sean propicias. El populismo suele surgir en democracia, e ir transformando tal régimen en una alguna forma de monarquía –aunque ha surgido, o resurgido, en monarquías absolutas y gobiernos de fuerza– en la medida que los políticos se dedican a la política clientelar, comprar votos a cambio de dadivas, y logran aumentar con el apoyo de la mayoría el patrimonio y recursos del Estado… y financiar con ellos a su clientela. Obviamente, esa relación tenderá a eternizar a quien se encuentre el poder, porque de una parte tiene más recursos para satisfacer a una clientela creciente, y de la otra la fuerza del Estado para expoliar de recursos a sus competidores políticos. Los ostracismos de Cleón y la proscripciones Sila, respondían a ese doble propósito de la misma manera que los medios contemporáneos, y se encubrían con el mismo discurso… criminalizar al oponente… criminalizar su riqueza… criminalizar cualquier cosa que pudiera oponerse al poder del gobernante… excitar a la clientela contra los oponentes, y usar todo el poder del Estado para finalmente aplastarlos. Hasta dónde las circunstancias lo permitieran, claro está. El populismo pues, necesita que las mayorías sean económicamente dependientes del poder del Estado; si las mayorías están compuestas por propietarios independientes, con la fundada esperanza de mejorar producto de su trabajo, entre ellas la virtud en la moral política tiene cabida y el populismo encuentra muy difícil crear y dominar grandes clientelas políticas; aunque no necesariamente desaparece por completo, al menos puede tornarse un fenómeno marginal y un vicio político privado. Pero si el Estado concentra el poder económico, el patrimonio productivo, y además complica, regula y termina por imposibilitar el que los pobres prosperen producto de su trabajo e inteligencia, crea de inmediato dos tipos de clientela: Las de los pobres que han de vivir de las dadivas del gobierno populista, y la de los ricos que han de vivir de los privilegios, regulaciones y protecciones que ese mismo gobierno les conceda. En ambos casos, a cambio rendir su libertad y someter su futuro a la voluntad caprichosa del gobernante. Es por ello que en la venezuela de hoy, tan populistas son las misiones rojas rojitas, como la promesa de la tarjeta negra aquella. Porque las dos declaran lo mismo: El Estado, dueño y señor del petróleo, que en Venezuela es tanto como decir, dueño y señor de la economía, sentado sobre un aparato jurídico de trabas, regulaciones y privilegios, decide a quien repartirle renta, a quien privilegios... y a quien no repartirle nada. Eso transformaría al gobernante, tarde o temprano, en dueño y señor del Estado… por muy largo tiempo. Por cierto, en la esencia está la clave de la aparentemente confusa relación entre socialismo y populismo, el populismo es el control estatal del la riqueza para controlar a las masas mediante el reparto clientelar de dadivas, y las élites mediante el reparto clientelar de privilegios, el socialismo es el control completo, directo o indirecto, del Estado sobre los medios de producción, y partiendo de ahí, sobre toda la vida social. Así que la esencia de la idea socialista, no es más que la esencia de la práctica populista llevada a sus últimas consecuencias. La solución pasa por darle un giro de 180 grados a esa relación de poder. No hay que repartir discrecionalmente la renta –y no tanto porque exista la tendencia a consumir el patrimonio en el proceso, aunque eso también es cierto– sino la propiedad completa del patrimonio universalmente. En lugar de una franela roja y una beca para los clientes políticos sin alternativa… o de una especie de tarjeta de debito y una franela azul para lo mismo. Hay que crear la alternativa entregando a todos y cada uno su respectiva acción de PDVSA, y de todas las empresas del Estado… así como su control patrimonial personal completo de su parte de la propiedad del subsuelo. La idea puede ser popular, en la medida que puede llegar a ser abrazada e impuesta por las mayorías, pero no será nunca populista, pues apunta directa a cortar la yugular misma del populismo clientelar. De ahí, puede surgir la verdadera virtud política –que no es la de Maximiliano sino la de Sócrates– y de ella la noción de que la ley común esta por encima de todos, no por debajo de la mayoría… ni del más popular. Ni siquiera digo que surgirá indefectible de esa fuente, sino que de la actual o de otra similar no puede surgir. Pero, en las circunstancias presentes de nuestro país: ¿Si acaso puede surgir de otra fuente… díganme de cual?

Girando sobre sí mismo


Por: Luis Barragán - Todos los viajes presidenciales cuentan con una trascendencia que tan solo los malos venezolanos no aceptamos, pues el "austero y diligencte" presidente de la República sufre las incomodidades y riesgos de los largos viajes en el “Espíritu de San Luis” y agota las horas del día en el estudio de las más diversas y disímiles materias que lo llevan al acto heroico de convenir con otros jefes de Estado o de quienes – simplemente – éstos designen para su más cuidadosa atención. La noticia misma es la de un Comandante-Presiden te capaz de vestirse civilmente, declarando pertinaz y prolijamente, distanciado de la geografía nacional para que sean sentenciados con absoluta independencia otros ciudadanos que equivocaron el camino. Precisamente, observamos a Chávez Frías disertar sobre los más variados aspectos económicos y hasta técnicos de las materias tratadas, manejando cifras y datos que impresionan doblemente, por sus destrezas personales y los adelantos casi imperceptibles que ha procurado, en medio de la incomprensión y maledicencia de los muy pocos que acá lo adversan. Ya no se trata de las consignas proferidas, de las citas históricas oportunas, de las luminosas instrucciones emanadas o de los versos y estrofas que acuden en un momento de súbita inspiración, sino de los más que menos exactos datos de una incansable gestión en el campo petrolero, gasífero, medioambientalista, turístico o geopolítico que tan justamente impactan al lector, oyente o vidente venezolano y quizá mundial. Nada nuevo reporta la práctica, cuando de efectismo se trata al girar – en propiedad – sobre sí mismo. Al respecto, hay sobrados precedentes que muy bien puede el amable lector confiarse a las páginas de Ian Kershaw para internarse en una dinámica y un estilo de cuño totalitario que, bajo cualquier bandera, parece repetirse hasta el cansancio. El problema reside en la imposibilidad inmediata de debatir sobre los específicos asuntos que ocupan al jefe de Estado en sus incursiones extranjeras, pues la vocería más o menos especializada no encuentra cupo en un parlamento cauteloso y desinteresado en tocarlos, a menos que arriesgue matices y diferencias que atenten contra la curul tan fatigosamente conquistada, ni suficiente espacio en una opinión pública impactada, fustigada y fatigada por la soporífera propaganda y publicidad oficialista. De modo que, valga la constatación, una tendencia característica del régimen es la de defenestrar, neutralizar o dificultad la legítima presencia de los expertos que puedan ayudar o complementar la discusión pública sobre los asuntos irrebatiblemente públicos, como – mal que bien – ocurría hasta hace pocos años.

Invitan a participar en acto a favor de los comisarios Vivas, Forero y Simonovis

Por: Carolina Contreras - Familiares, amigos y la representante legal de los comisarios Lázaro Forero, Henry Vivas e Iván Simonovis y los seis policías que fueron sentenciados a 30 años de prisión por los hechos del 11 de abril, invitaron a los ciudadanos a un acto de solidaridad para con los detenidos este sábado 6 de junio a las 10:00 de la mañana en la Plaza Brión. Los familiares afirmaron que mientras los funcionarios están presos "en Venezuela todos somos prisioneros" y conminaron al presidente de la República a realizar una cadena de radio y televisión para que enseñe las pruebas que él tiene y por las que asegura que los funcionarios son culpables. "Presidente usted dice que nadie lo engaña que usted todo lo sabe, yo creo presidente que a usted sí lo engañaron y sí lo engañaron porque usted dice que ellos son los asesinos, usted tiene que tener las pruebas, nosotros queremos pedirle que haga una cadena y muestre las pruebas de que ellos son los asesinos del 11 de abril para que quede bien con el pueblo de Venezuela y con la comunidad internacional porque usted no se cansa de decirlo delante de quien se ha sentado con usted", dijo Wuilmar de Rodríguez, esposa del funcionario Julio Rodríguez. Igualmente Rodríguez insistió que los policías detenidos son inocentes y que ella, al igual que los otros familiares, tienen las pruebas que demuestran esa inocencia. Por su parte Theresly Malavé, representante legal de los seis condenados por el 11 de abril, exhortó a la juez Marjorie Calderón a que publiqué la sentencia que le dio a cada uno de los comisarios y funcionarios para poder apelar. "A dos meses de la sentencia no la han publicado para que nosotros podamos apelar, señora Marjorie Calderón termine de publicar la sentencia haga lo que dijo por escrito para que nosotros podamos defendernos".

Invitación