mover

mover

viernes, 8 de mayo de 2009

Comer ajo


Descubren porque comer ajo es muy saludable - Desde hace mucho tiempo los nutricionistas saben que un compuesto que se encuentra en el ajo, denominado alicina , es la responsable del aroma y el particular sabor de esta hortaliza. Pero, además de saborizante esta molécula podría ser un poderoso antioxidante. Sin embargo, los investigadores no habían podido determinar cómo funcionaba la alicina ni en qué se asemejaba a otros antioxidantes , que se sabe- frenan los efectos dañinos que los radicales libres causan en las células del cuerpo. "No entendíamos por qué el ajo contenía un antioxidante tan efectivo, ya que es una verdura que parece carecer de una concentración significativa de los diversos tipos de compuestos que usualmente- son los responsables de generar esa alta actividad antioxidante (y saludable) en las plantas. Así es como funcionan los flavonoides encontrados por ejemplo, en el té verde o en las uvas", afirmó Derek Pratt, profesor de química de la Queens University, en Ontario, Canadá, en un comunicado de prensa de esa unidad académica. Y agregó: "si la alicina era la responsable de la actividad en el ajo, queríamos averiguar cómo funcionaba en forma tan efectiva". LO QUE SE ENCONTRO - En una serie de experimentos de laboratorio, Pratt y sus colaboradores determinaron que la descomposición de la alicina en subproductos generaba entre otras nuevas moléculas- ácido sulfónico, un elemento que reacciona en forma veloz y violenta frente a los radicales libres. "Básicamente, la alicina debe descomponerse para poder generar sus potentes acciones antioxidantes. Y es la reacción entre el ácido sulfónico y los radicales libres la que es tan rápida. "Hasta ahora no conocíamos compuestos, ni naturales ni sintéticos, que reaccionaran tan rápido ante los antioxidantes", dijo Pratt. "Aunque el ajo es una planta que viene siendo utilizada desde hace siglos como medicamento, hasta ahora no habíamos encontrado una explicación convincente de porqué el ajo resulta algo tan bueno para la salud", concluyó Pratt. "Creo que hemos dado un paso importante en el descubrimiento de los mecanismos bioquímicos que pueden aclarar los beneficios saludables del ajo". http://www.sabormediterraneo.com/salud/ajo.htm

Cruz Roja Internacional

Por: Sammy Landaeta Millán - Hoy 8 de mayo de 2009, hacemos votos por el respeto y la observancia de los principios de la CRUZ ROJA, en el ámbito universal y en el marco de la celebración, de los 181 años de existencia, como organización defensora de los Derechos Humanos. Desde la República Bolivariana de Venezuela, ubicada en América del Sur, elevamos un EXORDIO A LA CRUZ ROJA, internacional. Henry Dunant, considerado el padre de la Cruz Roja, nació en Ginebra, Suiza, el 8 de mayo de 1828. Concibió una idea que se convirtió en un movimiento de reconocida trascendencia y alrededor del Mundo se honra su memoria, en la fecha que lo vio nacer, como el Día Internacional de la Cruz Roja. Los antecedentes refieren que el dia 24 de junio de 1859, durante la guerra por la unidad italiana, los ejércitos franco-sardos se enfrentan a las tropas austríacas proximas a la aldea de Solferino en Italia del Norte. Dunant llega a la comunidad vecina de Castiglione, en donde se han refugiado más de 9.000 heridos y en la Chiesa Maggiore (Iglesia Mayor) en compañía de las mujeres del lugar, les dan de beber, lavan y vendan sus heridas, les distribuyen tabaco, bebidas aromáticas y frutas. Luego reanuda su viaje a Ginebra y NO PUEDE OLVIDAR lo que ha visto, y en 1862 publica la obra titulada: Recuerdo de Solferino, que da inicio a lo que hoy conocemos como Movimiento Internacional de la Cruz Roja. En el marco de las efemerides de la Cruz Roja internacional, difundimos que en VENEZUELA se hace necesaria una urgente investigación de organísmos multilaterales que tiendan a diagnosticar, revelar y asentar en la Historia la violación constante de los principos constitucionales de los ciudadanos y el irrespeto a los DD/HH, ejemplarizado en lo siguiente: 1.- Que existe una notoria ausencia del Estado de DERECHO y de JUSTICIA por la NO separación de poderes y el establecimiento de un régimen DICTATORIAL amparado en preceptos constitucionales, violados a su conveniencia. 2.- Que se actua sobre la base de la instigación al odio de los ciudadanos, ejecuntando acciones militares, paramilitares y el ordenamiento de procedimientos mixtos de Policía y Fuerza Armada Nacional -FAN- con objetivo de implantar un régimen COMUNISTA, perpetuo. 3.- Que Hugo Chávez Frías como jefe del desgobierno, actúa como dueño, amo, señor y topoderoso de la Nación difundiendo que conduce una revolución “pacifica pero armada” la cual está sustentada por MILITARES INDIGNOS que han colocado LAS ARMAS de la República al servicio de una parcialidad política, en contraposición a la norma constitucional. 4.- Que bajo el precepto político de REVOLUCIÓN se propician víctimas, muertes, violación de los DD/HH y en todas las actividades civiles, militares, religiosas, económicas o políticas se observa la intencionalidad de resquebrajar las condiciones existenciales del Estado y la Sociedad, irrespetando a los ciudadanos nacionales y comunidades extranjeras, residentes en Venezuela. 5.- Que el desgobierno de Hugo Chávez Frías ejecuta prácticas FASCISTAS que tienden a abolir el derecho a la PROTESTA ciudadana y se apela, a la disolución de concentraciones y/o manifestaciones mediante el lanzamiento de agua a presión con vehiculos especializados, disparos de balas de goma -perdigones- y bombas lacrimógenas altamente tóxicas, que se presume sean derivados del gas “pimienta” o gas “mostaza”. 6.- Que en diversas oportunidades se ha apreciado la custodia de manifestantes con efectivos ataviados con trajes especiales -robocop- escudos, rolos y pitos, que ademas portan pistolas 9mm, fusiles automáticos livianos -FAL- o AK-47 -Kalassnikov- acompañados de sombrillas de helicópteros artillados con cohetes y ametralladoras ofensivas. NO conformes con eso, se acondicionaron vehiculos de asalto B-100 del Ejército Venezolano y fueron rotulados como: “Seguridad Ciudadana” pero NO pierden su capacidad y esencia de TANQUES DE GUERRA, porque solo se les suprimió temporalmente, sus CAÑONES y/o ametralladoras. 7.- Que DENUNCIAMOS la presencia de CIVILES y MILITARES en las Cárceles de la República recluidos -por motivaciones políticas- donde se utilizan subterfugios para su condena. 8.- Que ha sido en vano los esfuerzos de diversas organizaciones, personalidas y ONG´s, para propiciar el establecimento de un Ley de Amnistía General que permita la liberación de los presos políticos y el retorno a la vida ciudadana de los perseguidos y exiliados de nuestra Patria, en diferentes partes del Mundo. 9.- Que se ejecutan presuntas prácticas de TORTURA en los Cuerpos de Seguridad del Estado denominados: Dirección General Sectorial de los Servicios y Prevención -DISIP- y Dirección General Sectorial de Inteligencia Militar -DIM- reforzados por ESPECIALÍSTAS de la República de Cuba, pertenecientes a una nefasta organización denominada: G-2 Cubano. 10.- Que RECHAZAMOS y DENUNCIAMOS que existan DETENIDOS en las cárceles de Venezuela sufriendo condiciones infrahumanas bajo una política -sin precedentes- de RETARDO PROCESAL, que produce hacinamiento, violencia y muerte. 11.- Que se ejecuta un constante AMEDRENTAMIENTO de la Población Civil por individuos desplazados en MOTOS, en grupos no menores de 50 tripulantes -en pareja- en diferentes urbanizaciones de la Gran Caracas y principales ciudadades del Pais. Los mísmos actúan como PARAMILITARES armados, en fuerzas de choque o grupos de defensa del régimen de Hugo Chávez Frías denominados: Círculos Bolivarianos. 12.- Que abogamos por la abolición de las prácticas de PERSECUSIÓN y AMEDRENTAMIENTO por grupos oficialistas que propician una AMENAZA cotidiana, a los medios de comunicación social y la Iglesia Católica Venezolana. 13. Que es notoria la VIOLACIÓN constante a las normas de convivencia ciudadana, participación política o ejercicio gubernamental de autoridades de figuras OPOSITORAS, electas mediante el sufragio directo y secreto para propiciar su ASFIXIA POLÍTICA. 14.- Que el desgobierno actúa bajo el supuesto de la construcción de un “Socialismo bolivariano” que ha incrementado los males sociales y se basa en el despilfarro, la satrapía, el robo, la depredación del patrimonio del Estado, la muerte de ciudadanos por la inseguridad y “extrañas causas” todo envuelto en una “republiqueta” denominada: BOLIVARIANA. 15. Que la grave situación sociopolitica y militar en Venezuela, permite reafirmar que existe una ausencia total de un Estado de JUSTICIA y de DERECHO, que puede conducirnos irremediablemente a la Rebelión Civil/Militar o quizás a la GUERRA CIVIL. Mediante este EXORDIO A LA CRUZ ROJA Internacional, expresamos nuestras palabras de FELICITACIÓN por su onomástico y a la vez denunciamos, exhortamos, difundimos y solicitamos una investigación urgente de organismos multilaterales que permita evaluar el irrespeto a los DD/HH en nuestro Pais y devele al Mundo las condiciones de SOBREVIVENCIA a que están sometidos los ciudadanos de la República Bolivariana de Venezuela -ubicada en América de Sur- donde un régimen autoritario, militarista, caudillista y autocrático -regentado por Hugo Chávez Frías- pretende IMPONERNOS el COMUNISMO, por cualquier medio, actuando solapadamente bajo la forma de una DICTADURA constitucional.

Soliloquio de la mediocridad (el que, por cierto, digo yo, no es patrimonio exclusivo de chavistas)


Por: Alberto Rodríguez Barrera - Hindués, chinos, griegos y otras culturas supieron de conocimientos cósmicos universales, tuvieron filosofía. En política, tampoco un solo sector puede declararse único, menos en la actual situación del mundo y en los resultados de las realidades internacionales. El aislamiento, en su cerrazón, no reconoce a los demás como iguales, con lo cual descarta enormes posibilidades para el desarrollo. Mientras sucedía el apogeo de la filosofía griega antigua, por ejemplo, Lao-Tze escribió el magnífico libro del Tao y de la virtud, sobre el origen de la ética y de la política, Buda anunció su redención del sufrimiento, y hubo otros tantos aportes. Son muchos los conceptos del conocimiento y de la verdad. En esta era de medios masivos y tecnología, pueblos y naciones se afirman en común en su pensamiento; los antiguos no pudieron hacer esto, eran más o menos insuficientes y rara vez se bastaban para manejar en común los conocimientos a fin de investigar las verdades mejor y más rápidamente. Hoy es distinto. El concepto de conocimiento nos dice, por una parte, que es un proceso especulativo, pero además es su resultado. Hay muchas cosas inalcanzables para el hombre; tenemos que conformarnos con los límites que tiene nuestro pensamiento, nuestro conocimiento. Es insensatez y temeridad no ver las propias limitaciones, como es el caso del chavismo. El conocimiento como proceso de pensamiento no es aceptable de manera ilimitada. Husserl lo explicó claramente en las cifras de trillones que son verdades decimales, es decir, un ser, pero que prácticamente son inconcebibles porque uno no se las puede imaginar; “Lo que es psicológicamente imposible puede muy bien ser idealmente hablando”. El conocimiento, como proceso especulativo, es una especie de apropiación; perfecta cuando está presente el resultado del pensamiento. Es indiscutible que la apropiación especulativa de circunstancias para los fines del descubrimiento de la verdad es: a) posible, b) imposible; abundancia de ejemplos al respecto dan los científicos naturales; además, tiene lugar más o menos con éxito, como es ejemplo la psicología profunda fundada por Freud, Adler y Jung. Pero es igualmente correcto que el individuo con frecuencia no logra obtener la apropiación material del conocimiento con exactitud, ya que no posee una consciencia integrada, “omnisciente”, que se apropie de todos los conocimientos posibles al hombre actual con sus relaciones de fundamento. El individuo tiene únicamente una consciencia restringida, desintegrada. Aunque los principios del conocimiento sean idénticos para todos los hombres –cosa que no todos suscribimos- el conocimiento material resultante es frecuentemente diferente. Nadie logra tener como verdades dos proposiciones contradictorias. ¿Qué es verdad? Seguramente una cierta coincidencia entre lo conocido que es apropiado y la realidad; una cosa objetiva, un hecho en el sentido más amplio (no sólo la apertura del ser; Heidegger). Y en esto tiene que haber verdades universalmente válidas, porque sin ellas ninguna vida es posible. Deben medirse con el objeto y deberían ser evidentes de ser posibles, deberían contener certeza luminosa. En el chavismo –donde pareciera no partirse de que la vida es digna de vivirse, aunque sólo existiera para alcanzar una buena muerte, como diría un sabio auténtico- se rigen por el conocimiento útil sólo para un determinado fin, práctico, de relativismo y utilitarismo, tomando valores de ciertas normas subjetivas, reglamentos, que se atribuyen a su medida. Y esto no puede ser verdadero porque cada hombre en particular es imperfecto y puede equivocarse. Pero nuestra mente no mide las cosas sino que es medida por ellas. No podemos cambiar en la verdad de que dos más dos son cuatro, etcétera; la total coincidencia de lo conocido con la verdad; reina una evidencia comprensible, la vivencia de la verdad. De las simples verdades objetivas surgen otras, que deben fundarse metódicamente, partiendo del ideal de verdad que la Verdad Una y Primera postula. Más hombres racionales son más valiosos que un solo hombre racional. Hay que preferir el pluralismo frente al singularismo. Utilizar toda la razón almacenada para penetrar más profundamente en la verdad. Tenemos que hacer grandes progresos en el camino del hallazgo y proyección de la verdad. Debemos –antes que escribir y hablar demasiado- escucharnos entre nosotros mismos. ¿Qué significan paz o guerra o democracia? Hay objetivos políticos (habitualmente dudosos) que carecen de seriedad científica, objetividad y una voluntad de trabajo de conjunto, nacional e internacionalmente. Hay que hacer a un lado el caos intelectual para descubrir valores universales de verdad, con gente libre. el conocimiento no es más grande ni más valioso que la vida que sigue adelante sin ningún conocimiento teórico. La vida tiene preferencia ante todas las funciones del conocimiento, se interesa ardientemente por las unidades válidas de la verdad, con las cuales puede hacer algo, como vivir. No tiene que ser un pragmatismo ni un utilitarismo. Es un hecho desnudo. Al chavismo hay que combatirlo por la esterilidad de sus resultados, porque se basan en un melancólico encierro que juzga al mundo a escondidas, desde la sombra, sin poder ver bien y confundiendo las sombras con las cosas, sintiéndose irrefutable y feliz con la imagen de satisfacción que rebota desintegrada del espejo. El chavismo, de arriba a abajo, convive en el soliloquio de una solitaria mediocridad.

Un Libro para Miranda


Un Libro para Miranda Donación de libros en la Plaza Sadel de Las Mercedes. Sábado 16 de mayo. De 2:00 pm a 6:00 pm.Organizado por ReLectura y el IABIM. Hace aproximadamente un mes apareció en la prensa nacional la noticia de que 62.262 libros de las bibliotecas mirandinas habían sido desincorporados y, muchos de esos ejemplares, vendidos como pulpa de papel entre 2007 y 2008, en una operación ajena a las normas de descarte de material de la Biblioteca Nacional. Por este motivo, ReLectura y el IABIM (Instituto Autónomo de Bibliotecas del Estado Miranda) han organizado el evento “Un libro para Miranda”, una actividad de donación de libros, con la cual queremos compensar de alguna forma la pérdida sufrida por estos organismos educativos y culturales del Estado Miranda. Invitamos a todas las personas, editoriales, distribuidoras, empresas e instituciones a sumarse a este operativo de donación de libros que a todos nos beneficia. Y les recordamos no llevar ejemplares en mal estado: deteriorados, rotos o incompletos. Y algo muy importante: sólo se recibirán libros pertenecientes a las siguientes áreas temáticas: 1) Libros sobre la cultura, el folklore, la tradición y la historia del estado Miranda. 2) Libros de referencias: diccionarios, enciclopedias, etc. 3) Libros para niños. 4) Literatura venezolana. 5) Literatura clásica universal. Pueden llevar el número de libros que deseen, siempre y cuando pertenezcan a las áreas temáticas antes mencionadas. ¡Corran la voz! Los esperamos con sus libros el sábado 16 de mayo en la Plaza Sadel de Las Mercedes, entre las 2:00 pm y las 6:00 pm.

Chavez and the Power of the State


By: Alex Tabarrok - Between 2002 and 2004 millions of Venezuelans signed petitions calling for a vote to remove Hugo Chavez from office. Signatories were not anonymous and during the petition campaign Chavez supporters hinted darkly that there would be retaliation. Chavez was in fact forced into a recall election, but unfortunately he won (not one of democracy's better moments). After the election, the list of signatories was distributed to government agencies in an easy-to-use database. The database included the names and addresses of all registered voters and whether they had signed an anti-Chavez petition. Technology thus provided Chavez supporters the information they needed to retaliate. Technology cuts both ways, however, and in a truly remarkable paper, Hsieh, Miguel, Ortega and Rodriguez match information in the petition database to another database on wages, employment and income. What the authors find is shocking, albeit not surprising. Before the recall election, petition signatories and non-signatories look alike. After the election, the employment and wages of signatories drop considerably, about a 10% drop in wages relative to non-signatories. Survey evidence conducted by the authors is consistent with retaliation by Chavez supporters especially in the form of job losses in the public sector. The authors estimate that the retaliation was so widespread, many workers were pushed into informal employment, that the Venezuelan economy was significantly damaged. This is original, important and actionable research. Bravo to the authors, especially to Ortega who--as of this posting--has a job in Venezuela.

Carta de Muci Mendoza al lacayo del régimen comunista de Castro


Carta abierta escrita por el Dr. Rafael Muci-Mendoza, médico venezolano de la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, al Embajador cubano. Excelentísimo señor Embajador: Debería usted bien conocer que es de ética elemental el que un embajador no se inmiscuya en los asuntos internos del país que le acoge como huésped. Sus insolentes declaraciones sobre los médicos venezolanos, me obligan moralmente a enmendarle. El "sistema de valores" que usted nos endilga, según el cual 'nuestra intención al estudiar Medicina es obtener un título y una acción en una clínica privada', además de insultar nuestra dignidad, con aviesa intención nos expone al desprecio público y nos desacredita ante nuestros enfermos; después de todo, somos sus médicos y con sus miserias todo cuanto poseen. Usted emplea el procaz lenguaje del Presidente de acá, para dividirnos en 'oligarcas' y 'proletarios', epítetos éstos dichos para agraviarnos y que nunca antes nadie utilizó. Siendo antitípico hablar en primera persona, debo expresarle que, como muchos de mis colegas y aunque a usted le duela, recibí, EN LIBERTAD, una excelente formación moral, ética y académica que coloca al paciente como principio y fin del acto médico, paradigma que he tratado de inculcar a mis numerosos alumnos. Yo, como tantos, por cerca de 40 años y por un magro sueldo, he trabajado con tesón la mitad del tiempo en un hospital público, a costo subsidiado con nuestro ejercicio privado. Este último lo hemos ejercido como profesión liberal en clínicas privadas, EN LIBERTAD, con honestidad, mística y orgullo. Pero además debe usted saber que en lo personal he visitado Cuba en tres ocasiones. No lo hice por curiosidad o turismo, y le confieso que no conozco Varadero. He sido y he continuado siendo un invitado de sus médicos, y respecto a ellos, nunca hice uso de cuanto vi u oí en su país. Su irritante intromisión me indica que es tiempo de hacerlo. En mayo de 1993, cuando su gobierno al fin dio a conocer al mundo la epidemia que, a pesar de sus adversas consecuencias, había mantenido en secreto desde 1991 y amenazaba con dejar en la umbra visual a más de 40 mil sufrientes, formé parte de una misión humanitaria que visitó la isla. En compañía de colegas cubanos y de diversas procedencias, examiné personas afectadas, ayudé a definir el paciente-tipo y a esclarecer las causas de lo que se dio en llamar Neuropatía óptica Cubana, y que en resumen -a despecho de que se haya invocado un factor multifactorial- fue trasfondo de miseria y hambre. En cinco ocasiones me reuní con su Comandante para discutir estrategias diagnósticas de la epidemia, hoy por cierto trocada en endemia. En una de estas reuniones, y aunque parezca una pretensión el decirlo, una de mis colegas cubanas dijo públicamente que la neuro-oftalmologí a cubana se dividía en dos períodos, antes y después de las visitas docentes del doctor Muci. A pedido de su Señor, hice mi último viaje a Cuba . Les comuniqué todo cuanto sabía; guiados de mi mano aprendieron nuevas técnicas, mis diapositivas fueron copiadas, y mis charlas video, grabadas. No pedí nada a cambio. Mucho me fue ofrecido, pero el olvido es traicionero. Una simple esquela de agradecimiento me fue regateada. Regresé con la satisfacción del deber cumplido y un rictus de dolor al recordar la mirada famélica de mis colegas, trasunto de hambre de LIBERTAD, hambre biológica, pero también hambre intelectual al carecer de los instrumentos básicos para adquirir conocimientos: libros y revistas científicas. Mientras tanto, Cuba exportaba su revolución con los dineros de un pueblo miserable. Pude apreciar allí dos clases de médicos. Unos, 'los olvidados' --a lo peor, distanciados del partido comunista--, que ocupan los escaños más bajos de la pirámide médica sin esperanzas de ascender. Ésos no asistieron a mis charlas. En mi universidad asisten a mis cursos, en LIBERTAD y por libre albedrío, quienes así lo deseen, sean médicos, estudiantes y aún miembros de otras profesiones. La otra clase, que llamaré 'la nomenclatura' --los ubicados en el vértice--, tenían acceso a la escasa tecnología y eran celosos guardianes de los libros, depositarios del poder que da el conocimiento. Ésos, privilegiados del sistema, tienen acceso a los banquetes, y viajan al exterior con dólares olvidando a aquellos pobres colegas que se quedaron en casa. La sociedad cubana es una sociedad triste donde se habla calladito para no ser escuchados por el Estado policial, donde se asciende siendo fiel y denunciando; en fin, trepando por sobre las cabezas de otros. La medicina de avanzada que ostentan, está apoyada en una ingeniosa propaganda, pero en realidad es una triste farfolla. Los delineamientos de su 'mar de felicidad' han encontrado eco en un gobierno antinacionalista, formado por una chusma precaria de talentos. Por ello, con la creatividad castrada y a un coste de 1,3 millones de dólares diarios, prefieren buscar 'asesorías' y enviar enfermos a la isla. Su nulidad y estulticia les impide tomar medidas de contingencia para ayudar a tanto necesitado que clama en nuestros hospitales por la resolución de sus problemas. Como usted declara, traer ' 1.500 profesionales' de sus fábricas de médicos, es otro inaudito ejemplo de traición a la Patria, de desnudez neuronal, un intolerable insulto, una incomprensible medida si se toma en cuenta, por una parte, el desempleo local y, por la otra, el que apenas son necesarios menos de 59 médicos para llenar las medicaturas vacantes para las que, estoy seguro, hay voluntarios. Las erradas políticas de salud no son culpa de los médicos. Son exclusiva competencia del Estado venezolano. Hago mío el eco lastimero de mis pacientes y reclamo para ellos el dinero que injustamente se le regala a ustedes. Esos pobres seres han visto empeorar sus dolencias a lo largo de cuarenta años de apatía, pero, a no dudar, ahora se encuentran peor desde que 'el proceso' trata de rasarnos con ustedes, por lo bajo. Hay en la isla de Cuba demasiados aspectos que mueven a vergüenza y dolor, demasiados como para que usted cínicamente nos censure. Se puede engañar a alguien una vez, pero no a todos todo el tiempo.