mover

mover

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Arde el Cielo

http://www.youtube. com/watch? v=-p_l03YKC_ U

El petróleo baja de los 100 dólares por primera vez en cinco meses


AFP - NUEVA YORK (AFP) - El barril de Brent, el petróleo de referencia en Europa, cayó por debajo de la simbólica barrera de los 100 dólares por primera vez desde el pasado 2 de abril, cuando este martes hacia las 20h45 se cotizó a 99,65 dólares en el mercado de Londres. La fuerte caída del Brent se produjo después de que el presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y ministro de Energía argelino, Shakib Jelil, afirmara que el cartel mantendría su actual nivel de producción, pese al descenso de los precios y la desaceleración de la economía.

Frase del Día

"Cuando nuestro odio es demasiado profundo, nos coloca por debajo de aquellos a quienes odiamos."
Francois de La Rochefoucauld

The Ku Klux Klan was the Terrorist Arm of the Democrat Party


By Frances Rice - Frances Rice is the Chairman of the National Black Republican Association and may be contacted at: http://www.nbra. info - History shows that the Ku Klux Klan was the terrorist arm of the Democrat Party. This ugly fact about the Democrat Party is detailed in the book, A Short History of Reconstruction, (Harper & Row Publishers, Inc., 1990) by Dr. Eric Foner, the renown liberal historian who is the DeWitt Clinton Professor of History at Columbia University. As a further testament to his impeccable credentials, Professor Foner is only the second person to serve as president of the three major professional organizations: the Organization of American Historians, American Historical Association, and Society of American Historians. Democrats in the last century did not hide their connections to the Ku Klux Klan. Georgia-born Democrat Nathan Bedford Forrest, a Grand Dragon of the Ku Klux Klan wrote on page 21 of the September 1928 edition of the Klan’s “The Kourier Magazine”: “I have never voted for any man who was not a regular Democrat. My father … never voted for any man who was not a Democrat. My grandfather was …the head of the Ku Klux Klan in reconstruction days…. My great-grandfather was a life-long Democrat…. My great-great- grandfather was…one of the founders of the Democratic party.” Dr. Foner in his book explores the history of the origins of Ku Klux Klan and provides a chilling account of the atrocities committed by Democrats against Republicans, black and white. On page 146 of his book, Professor Foner wrote: “Founded in 1866 as a Tennessee social club, the Ku Klux Klan spread into nearly every Southern state, launching a ‘reign of terror‘ against Republican leaders black and white.” Page 184 of his book contains the definitive statements: “In effect, the Klan was a military force serving the interests of the Democratic party, the planter class, and all those who desired the restoration of white supremacy. It aimed to destroy the Republican party’s infrastructure, undermine the Reconstruction state, reestablish control of the black labor force, and restore racial subordination in every aspect of Southern life.” Heartbreaking are Professor Foner’s recitations of the horrific acts of terror inflicted by Democrats on black and white Republicans. Recounted on pages 184-185 of his book is one such act of terror: “Jack Dupree, a victim of a particularly brutal murder in Monroe County, Mississippi - assailants cut his throat and disemboweled him, all within sight of his wife, who had just given birth to twins - was ‘president of a republican club‘ and known as a man who ‘would speak his mind.’” “White gangs roamed New Orleans, intimidating blacks and breaking up Republican meetings,“ wrote Dr. Foner on page 146 of his book. On page 186, he wrote: “An even more extensive ‘reign of terror’ engulfed Jackson, a plantation county in Florida’s panhandle. ‘That is where Santa has his seat,‘ remarked a black clergyman; all told over 150 persons were killed, among them black leaders and Jewish merchant Samuel Fleischman, resented for his Republican views and for dealing fairly with black customers.“

El Cuaderno Rojo



El cartero extendió el telegrama. José Roberto, le agradeció, y mientras lo abría, una profunda arruga surco su frente. Una expresión de sorpresa más que de dolor. Palabras breves y precisas: - Tu padre falleció. Entierro 18 horas. Mamá. José Roberto continúo parado, mirando al vacío. Ninguna lágrima, ningún dolor.¡Nada! Era como si hubiera muerto un extraño. ¿Por que no sentía nada por la muerte del viejo? Como un torbellino de pensamientos confusos, avisó a la esposa, tomó el micro y se fue, venciendo los silenciosos kilómetros de ruta mientras la cabeza giraba a mil. En su interior, no quería ir al funeral y, si estaba en camino era sólo para que la madre no estuviera más triste.Ella sabía que padre e hijo no se llevaban bien. La cuestión había llegado al final el día que, después de una lluvia de acusaciones, José Roberto había hecho las valijas y partido; prometiendo nunca más poner los pies en aquella casa. Un empleo razonable, casamiento, llamadas a la madre para Navidad, Año Nuevo o Pascua... Se había desligado de la familia no pensaba en el padre y la última cosa en la vida que deseaba era ser parecido a él.En el velorio: Pocas personas. La madre pálida, helada, llorona. Cuando vio al hijo, las lágrimas corrieron silenciosas, fue un abrazo de desesperado silencio. Después, vio el cuerpo sereno envuelto por una manta de rosas rojas, como las que al padre le gustaba cultivar. José Roberto no vertió una sola lágrima, el corazón no podía. Era como estar delante de un desconocido un extraño, un...Se quedó en casa con la madre hasta la noche, la beso y le prometió que volvería trayendo los nietos y la esposa para conocerla. Ahora, podría volver a casa, porque aquel que no lo amaba, no estaba mas para darle consejos ácidos ni para criticarlo. En el momento de la despedida la madre le colocó algo pequeño y rectangular en la mano.-Hace mucho tiempo podrías haberlo recibido - dijo.- Pero, infelizmente sólo después que él se fue lo encontré entre las cosas más importantes. ..Fue un gesto mecánico, minutos después de comenzar el viaje, metió la mano en el bolsillo y sintió el regalo.La luz mortecina del micro, le mostró un pequeño cuaderno de tapa roja. Lo abrió curioso. Páginas amarillentas. En la primera, arriba, reconoció la caligrafía firme del padre:- "Nació hoy José Roberto. ¡Casi cuatro kilos! Es mi primer hijo, ¡un muchachote! Estoy orgulloso de ser el padre de aquel que será mi ¡continuación en la Tierra!".A medida que hojeaba, devorando cada anotación, sentía un dolor en la boca del estómago, mezcla de dolor e perplejidad, pues las imágenes del pasado resurgieron firmes y atrevidas ¡como si terminaran de pasar!.- "Hoy, mi hijo fue a la escuela. ¡Es un hombrecito! Cuando lo vi de uniforme, me emocioné Y le desee un futuro lleno de sabiduría. La vida de el será diferente de la mía, que no pude estudiar por haber sido obligado a ayudar a mi padre.- Para mi hijo deseo lo mejor. "No permitiré que la vida lo castigue".Otra página. -"Roberto me pidió una bicicleta, mi salario no da, pero él la merece porque es estudioso y dedicado. -- Pedí un préstamo que espero pagar con horas extras". José Roberto se mordió los labios.Recordaba su intolerancia, De las peleas para tener la soñada bicicleta. Si todos los amigos ricos tenían una, ¿por que no podía tener la suya?.- "Es duro para un padre castigar a un hijo y se que el me podrá odiar por eso; pero, debo educarlo para su propio bien." "Fue así como aprendí a ser un hombre honrado y esa es la única forma que sé acerca de educarlo".José Roberto cerró los ojos y vio la escena cuando por causa de una borrachera, hubiera ido a la cárcel, aquella noche; si el padre no hubiera aparecido para impedirle ir al baile con los amigos... Recordaba también el auto retorcido y manchado de sangre que había chocado contra un árbol... Por otro lado parecía oír sirenas, el llanto de toda la ciudad mientras cuatro cajones seguían lúgubremente para el cementerio.Las páginas se sucedían con cortas, y largas anotaciones, llenas de respuestas que revelaban, en silencio y tristeza, que el padre lo había amado.El "viejo" escribía de madrugada… reflexionó. Momento de soledad, en un grito de silencio, porque era de esa manera como era él, nadie le había enseñado a llorar y a dividir sus dolores, el mundo esperaba que fuera duro para que no lo juzgaran ni débil ni cobarde. Y, ahora José Roberto estaba teniendo la prueba que, debajo de aquella fachada de fortaleza había un corazón tan tierno y lleno de amor.La última página.Aquella del día en que había partido: -"Dios, ¿que hice mal para mi hijo me odie tanto?¿Por qué soy considerado culpable? "Si no hice mas que intentar transformarlo en un hombre de bien"."Mi Dios, no permitas que esta injusticia me atormente para siempre. Que un día él pueda comprenderme y perdonar por no haber sabido ser el padre que el merecía tener."Después no había más anotaciones y las hojas en blanco daban la idea de que el padre había muerto en ese momento, José Roberto cerró deprisa el cuaderno, el pecho le dolía… El corazón parecía haber crecido tanto, que luchaba para escapar por la boca.No vio el micro entrar en la Terminal, se levantó desesperado y salió casi corriendo porque necesitaba aire puro para respirar.La aurora rompía el cielo y un día comenzaba."¡Honre a su padre para que los días de su vejez sean tranquilos!" – alguna vez había oído esa frase y jamás había reflexionado la profundidad que ella contenía. En su egocéntrica ceguera de adolescente, jamás había parado para pensar en verdades mas profundas. Para él los padres eran descartables y sin valor, como los papeles que son tirados a la basura.Aquellos días de poca reflexión todo era placer, salud, belleza, música, color, alegría, despreocupació n, vanidad. ¿No era él un semidiós?Ahora, el tiempo lo había envejecido, fatigado y también vuelto padre, aquel falso héroe… De repente. En el juego de la vida, el era el padre y sus actuales contestaciones, no satisfacían a sus hijos. ¿Cómo no había pensado en eso antes? Seguramente por no tener tiempo, pues estaba muy ocupado con los problemas, la lucha por la supervivencia, la sed de pasar fines de semana lejos de la ciudad, con ganas de profundizar en el silencio sin necesitar dialogar con sus hijos.Jamás tuvo la idea de comprar un cuaderno de tapa roja para anotar una frase sobre sus herederos, jamás le había pasado por la cabeza escribir que sentía orgullo de aquellos que continúan su nombre.Justamente él, que se consideraba el más completo padre de la Tierra. La vergüenza casi lo tiro con una lección de humildad. Quiso gritar, procurando agarrar al viejo para sacudirlo y abrazarlo, encontró solo el vacío.Había una raquítica rosa roja en el jardín de su casa, el sol terminaba de nacer.Entonces, José Roberto acaricio los pétalos y recordó la mano del padre podando, y cuidando con amor. ¿Por qué nunca percibió todo esto antes? Una lágrima brotó como el rocío, e irguiendo los ojos para el cielo dorado, de repente, sonrió y se desahogó en una confesión:"Si Dios me mandara a elegir, ¡Juro que no querría haber tenido otro padre que no fueras vos, viejo! -Gracias por tanto amor, y perdóname por haber sido tan ciego"HABLA, DISFRUTA, ABRAZA, BESA, SIENTE, Y AMA A TODAS LASPERSONAS QUE PUEDAS VER Y TOCAR" ¡¡¡APROVECHA!!!Enviado por Veronica Pacheco Chávez

Chavez, Pitielectricista


Por: Eugenio Montoro - montoroe@yahoo.es - La nueva moda de trato de Chávez a sus opositores calificándoles de “pitiyanquis” viene del francés donde a los que les gustaban los gringos se les decía “petit yanqui” (pequeño yanqui). Pero resulta que cuanto más trata Chávez de insultar a sus críticos más muestra su poquísima capacidad para el lenguaje moderado y culto que es el que los ciudadanos esperan de aquél que debe ser ejemplo de comportamiento. Pero este escrito no pretende analizar las deficiencias lingüísticas del presidente ni su acostumbrada chabacanería, sino comentar sobre el caso del sistema eléctrico nacional. A pesar que la electricidad es, para mucha gente, el misterio que hace funcionar la nevera y que si tocas un cable “pelao” parece que te mordiera un perro, lo cierto es que no es muy difícil de entender cuando se la compara con el agua. Por ejemplo si usted vive en un pueblo pequeño y hay un tanque para que la gente se bañe, cocine, lave la ropa y otros menesteres, es de esperar que si el pueblo crece, se hacen más casas y tiene más habitantes llegará el momento que el tanque no alcanzará para todos y habrá que construir un nuevo tanque de agua. Igual pasa con la electricidad. Si el pueblo crece hay que instalar más peroles que generen más electricidad. Si no se hace oportunamente no hay suficiente para todos y ocurren las fallas del servicio, mejor conocidos por estos tiempos como “apagones”. Demacrado y con unas ojeras que llegaban a la comisura labial, Chávez hizo una inusual cadena de radio y televisión rodeado de ministros y gerentes para explicar el tema de los “apagones”. Como de costumbre habló casi todo el tiempo, convirtiendo a los que le rodeaban en jarrones chinos. Ralló mapas, hizo gráficos desordenados, habló de las deficiencias de los gobiernos anteriores, de los consumidores que no apagan los bombillos, de algunos proyectos que se están realizando y muchas otras cosas. El mensaje que quería transmitir era el ya usual frente a los problemas que le pisan el lomo: “yo no tengo la culpa de los apagones, ha crecido la demanda eléctrica, la gente no colabora ni ahorra energía, pero ya estamos tomando acciones”. Con todo el respeto que un presidente merece debemos decirle que usted miente a conciencia y eso lo convierte en un mentiroso vulgar. La situación crítica del sistema eléctrico nacional le fué presentado a su gobierno, y al más alto nivel, en el año 2001 y, sin pelos en la lengua, se le dijo que había que correr a instalar nuevas plantas de generación. Usted y sus colaboradores no le pararon la mínima bola a esos serios informes. Usted y sus cercanos ignoraron los consejos de los técnicos y metieron al país en un problema descomunal. Un problema que no se resuelve ahora con cadenas, ni explicaciones. Explique la muerte de muchos compatriotas durante una operación quirúrgica al irse la luz. Explíquele a los miles atrapados en el metro y los ascensores, a los que pierden su nevera y su lavadora, a los que se les pudre la comida, a los que tienen que parar sus industrias, que usted sabía, desde el año 2001, que todo esto iba a pasar y no hizo mayor cosa. Siga aparentando conocer del tema hablando de Megavatios y Subestaciones como un piti-electricista, pero no disimule su responsabilidad. Usted sabe que no hay solución a corto plazo y, aún así, tiene la cara de volver a mentirnos de que en tres meses saldremos del problema. Con esa habilidad para inventar cuentos sería mejor que cambiara de oficio. Tal vez al de comediante. Por ejemplo, su explicación, durante la cadena, de que los edificios modernos por no tener ventanas aumentan el consumo de electricidad, fué tan divertida que aún nos reímos. Váyase presidente. Haga algo bueno aunque sea una vez.

Frase del Día

El que no tiene opinión propia siempre contradice la que tienen los demás.
Lingrée