mover

mover

jueves, 4 de septiembre de 2008

El Guerrero de la Luz


Dice el maestro al guerrero cuando lo ve deprimido: "Tú no eres lo que aparentas en los momentos de tristeza. Eres mucho más que eso. Mientras que mucho partieron (por razones que nunca llegaremos a comprender), tú continúas aquí. ¿Por qué Dios se llevó a personas tan increíbles y te dejó a tí?". En este momento, millones de personas ya desistieron. No se quejan, no lloran, ya no hacen nada; se limitan a dejar pasar el tiempo, porque perdieron su capacidad de reacción. Tú en cambio, estás triste. Esto prueba que tu alma continúa viva".
Manual del Guerrero de la Luz - Pablo Coelho.

La imaginación contra la inercia


Por: Alberto Rodríguez Barrera - Quienes crecimos con la política respirándonos en el cuello, conscientes de la devaluación en que hoy en día se encuentra, sabemos que el llamado actual no es otro que un grito: ¡despertar! Sabemos también que nada obstaculiza el avance de una ciudadanía consciente, pero poco pensamos en lo que significaría para ella ser totalmente consciente, no explotable ni digna de lástima. Crear consciencia puede ser peligroso, especialmente cuando debe comenzarse por explicar que no significa hacerse rico, tener dos carros, motos o un televisor de plasma. Hoy significa que se sufrirá un poco más aún, y eso es lo primero que hay que comprender. Pero no estaremos muertos, no seremos indiferentes, no seremos insensibles, no nos alarmaremos ni entraremos en pánico y no lanzaremos huevos podridos porque no entendamos. Querremos comprender todo, hasta las cosas desagradables. Aceptaremos más de lo que consideramos hostil, maligno, amenazador. Escucharemos más y hablaremos menos. Aunque algunos evolucionan rápidamente y otros evolucionan a paso de tortuga, el compositor Edgar Varese decía que "sólo existe el ir." Es la ley del universo. Si no acomodamos nuestro ritmo al ritmo universal recaemos, regresamos, nos hacemos vegetales, amebas o satanáses encarnados. Esto implica abrirle espacio a otros, los que vienen, los que ya están arañando los ventanales con algo más que pestañas y gemidos tristes. No hay nada más mortal que el status quo, en democracia, fascismo, comunismo, budismo o nihilismo. Si se tiene un sueño de futuro, hay que saber que algún día se podrá realizar. Los sueños se hacen realidad. Los sueños son la propia substancia de la realidad. La realidad no es protegida o defendida por leyes, proclamaciones, ukases, cañones y armadas. La realidad es aquello que está brotando todo el tiempo de la muerte y la desintegració n. No se le puede hacer nada, a no ser estar más y más atentos. Aquellos que están parcialmente atentos son los creadores; aquellos que están totalmente atentos son los dioses y ellos se mueven entre nosotros silente y desconocidamente. La función del artista, que es sólo un tipo de creador, es despertarnos. Los artistas estimulan nuestra imaginación. Ellos nos abren porciones de la realidad, abren las puertas que generalmente están cerradas. Nos molestan, algunos más que otros. Parecen tan pequeños e indefensos, pero cuando dan en el clavo causan estragos inestimables. Quienes están dormidos tienen buenas razones para temerles. Porque traen la luz que mata, además de iluminar. Hay figuras solitarias armadas sólo con ideas, a veces con una sola idea, que desaparecen épocas enteras donde la gente se envolvió como momias. Algunos son lo suficientemente poderosos como para resucitar a los muertos. Algunos nos agarran desprevenidos y nos echan un embrujo que requiere siglos para sacudirlos. Algunos nos colocan una maldición, por nuestra estupidez e inercia, y entonces pareciera que ni Dios mismo es capaz de quitarla. Detrás de toda creación, que nos sostiene como un arco, está la fe. El entusiasmo no es nada: viene y se va. Pero si uno cree, ocurren milagros. La fe no tiene que ver con ganancias; si con algo tiene que ver, es con profetas. Quienes saben y creen pueden predecir el futuro. No quieren poner algo encima; quieren poner algo debajo de nosotros. Quieren darle soporte sólido a nuestros sueños. El mundo no sigue andando porque es una proposición que paga. El mundo sigue andando porque en cada generación hay unos pocos que creen completamente en él, que lo aceptan incuestionablemente y que lo subrayan con sus vidas. En la lucha para hacerse entender crean música; tomando los elementos discordantes de la vida, tejen un patrón de armonía y significación. Si no fuera por esta lucha constante de parte de los pocos tipos creativos, para expandir el sentido de la realidad en el hombre, el mundo se moriría literalmente. Es bastante obvio que no son los legisladores ni los militaristas quienes nos mantienen vivos. Nos mantienen vivos quienes tienen fe, quienes tienen visión. Son como gérmenes vitales en el proceso sin fin de transformarnos. ¡Abran espacio , entonces, para quienes dan vida! La tierra y los habitantes drogados por la inercia, que aceleran los crímenes y los robos, deben ser agarrados por la cola para hacerlos girar en el aire, si es que de acabar con todo de una vez se trata. Hay que preguntar si estamos sordos, mudos y ciegos. La música que escuchamos no tiene sonido. Como si la masacre en marcha no produjese efecto; porque los titulares trágicos no producen lágrimas. ¿Rebotamos en un mundo de goma? ¿Se trata de tirar la toalla o de echarnos colirio cosmológico? La muerte es una cosa y lo mortífero otra. ¿Cómo podemos oír del todo si no escuchamos los gritos de la gente en agonía? Sería algo milagroso seguir estadísticamente tullidos, envenenados, mutilados, encima de sordos. Cuando las bombas y las metralletas suenen no habrá efecto en la audiencia. Ni los aparatos de sonido encendidos con diabólica intensidad podrán competir con el ruido de las metralletas y los bombarderos. Y entonces, ¿más silencio? ¿Todos impactados y postrados? ¡Ese sí será un silencio arrollador! No será música para nuestros oídos. Será un silencio impregnado de sonido que llenará el vacío de las almas que no sintieron nada. Será un mañana donde todo lo que damos por sentado tendrá una nueva cara. Los campos de siembra serán un desierto. Los ciudadanos escaparán hacia los bosques para buscar tubérculos en cuatro patas, como animales. El espíritu de la auto-destrucció n tiene maneras extrañas. El gran organismo que llamamos Sociedad podría descomponerse hasta moléculas y átomos, sin dejar vestigio de alguna forma social que pudiese llamarse cuerpo. Lo que llamamos "sociedad" podría transformarse en una disonancia interrumpida para la cual no se encontrará algún acorde que resuelva. Sólo conocemos una pequeña fracción de la historia del ser humano sobre la tierra. Es un largo, tedioso y doloroso registro de cambios catastróficos que a veces involucraron la desaparición de continentes enteros. Contamos la historia como si el hombre fuera una víctima inocente, un desvalido participante en las erráticas e impredecibles revoluciones de la Naturaleza. Quizás fue así, pero ya no es así. Lo que ahora pasa en la tierra es hechura nuestra. Hemos demostrado que somos los amos de todo, menos de nuestra naturaleza. Hemos llegado a un punto de la consciencia donde ya no podemos permitir seguir mintiéndonos. Ahora la destrucción es deliberada, voluntaria, auto-inducida. O avanzamos o caemos; podemos elegir; mañana no. Por rechazar elegir nos llenamos de culpa, todos, los que hacen la guerra y los que no. Estamos llenos de asesinatos. Nos estamos odiando. Y hoy no bastan las palabras paz, coraje, paciencia, fe. ¿De qué sirven las palabras si el espíritu detrás de ellas está ausente? Sería muy triste el camino donde nuestras palabras estén muertas, donde la magia esté muerta, donde sigan amontonándose los muertos y donde sea el desierto el único lugar donde podamos respirar sin ser asfixiados por la hediondez de la muerte.

¿Rumor? ¿Seguro?



De acuerdo a fuente muy confiable del entorno, reporta anuncios muy importantes que hará el Presidente Chávez en los próximos días entre ellos el cambio de nombre de la Estatal Petrolera PDVSA, que será convertida en una productora de Servicio Social, una Ley para Estatizar la Totalidad del Sector Bancario, toda vez que lo del Banco de Venezuela no fue nada mas que una prueba para conocer la reacción del país ante esta nueva política de Miraflrores. De acuerdo a la fuente el presidente tiene listo la Abolición de la Propiedad Privada, la Reelección inmediata por Decreto Ley y la imposición Curricular Educativa. Todo ello a través del anuncio de 15 Nuevas Leyes que serán presentadas al País antes del 23 de Noviembre.

Frase del Día

Las palabras son como monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una.
Francisco de Quevedo y Villegas

La "Revolución" Pitirusa



Por: Rafael Gallegos - El pitirusismo se nota abiertamente en las acciones, palabras, compras y genuflexiones de esta "revolución". ¿Será que como el imperialismo ruso es bueno y sobre todo antiyanqui, ahora seremos agentes rusos en este lado del mundo? Qué distintos al Libertador, que se molestaba cuando lo acusaban de ser agente del imperio inglés. O como le dirían en el lenguaje de esta "revolución"… de ser pitinglés. Él decía soberanía y era soberanía. Nada de cambiar a los españoles por los ingleses o por los franceses. Igual se indignó cuando Antonio Leocadio Guzmán le ofreció la corona en nombre de la godarria caraqueña. Su gloria, expresó, se diferenciaba de la de Alejandro, César o Napoleón, porque mientras aquellos conquistaban, él libertaba. Y cuando decía democracia era democracia. Sin reyecitos, mesías, reyezuelos, o emperadores. Qué claro estaba el Libertador. Además, se enfrentaba con ideas, sin insultos. No le dijo "arrastrao", ni vende patria, ni guarimbero al entonces joven Antonio Leocadio Guzmán. Ni siquiera usó esos calificativos cuando lo traicionó Vinoni en Puerto Cabello, ocasionando la caída de la Primera República. Por eso es que era Simón Bolívar. Pura altura. GringoS por rusoS - ¿Será que el gobierno cree de verdad que seremos más patriotas agarraditos de la mano del pana Putin? ¿Será que por estudios mal digeridos del Libertador, creen que la solución para salir de la dependencia norteamericana es ofrecernos en bandeja de plata al imperio ruso? Realmente da pena este trueque. Y hasta dan vuelto: la Faja Petrolífera del Orinoco. Los deslenguados afirman que además de vuelto, dan ñapa. Puro pitirusismo. Igualito al Fidel Castro… pero cincuenta años después. ¿Trucutrú, qué es de tu vida? Así, critican e insultan a Colombia porsiacaso se les ocurre aceptar la instalación de una base norteamericana desmontada en Ecuador, mientras amablemente manifiestan que les gustaría instalar bases rusas en Venezuela, o algo así. O vociferan contra las maniobras de la Cuarta Flota en el Caribe, mientras le dicen a los rusos que les encantaría que nos visitaran con alguna de sus flotas, la cuarta, la octava, o la última; pero eso sí, una flota rusa. Y sacan a las empresas petroleras norteamericanas de la Faja, mientras llaman a los rusos – además de a muchos otros países que no saben ni el color del petróleo- y los rusos nos preguntan como el lobo, para qué tienes esas reservas tan grandes, y nosotros le respondemos, cual caperucita roja rojita: para que me comas mejor. También cambian las armas norteamericanas por armas rusas, debe ser que éstas no disparan contra el pueblo. Por último, expresan una nostalgia del comunismo soviético, que asombra a los ciudadanos de Moscú, que se miran incrédulos y se preguntan ¿Y a este señor qué le pasa? ¿Dónde estaba cuando deportaban a los opositores a Siberia? ¿Se habrá leído Archipiélago Goulag? Y la ñapa… la madre de todas las ñapas: apoyan a Rusia en la invasión a la pequeña Georgia, como dándoles a entender que hagan lo que quieran, aplasten a todos los pueblos pequeñitos, que desde esta parte del mundo estamos con ustedes como hizo Fidel toda la vida. Putin quedó asombrado ante tanta solidaridad. Los deslenguados dicen que "y que" expresó: "yo seré ateo; pero tengo que reconocer que esto me lo mandó el Dios de los capitalistas" . Qué vergüenza, pensarán que todos los venezolanos somos igualitos. LAS INVASIONES SOVIÉTICAS - Lo que no parece recordar el gobierno – o se hace el loco para engañar a los más desprevenidos- es que esa tan repetida nostalgia del comunismo soviético, es nostalgia nada menos que del presidente forever Stalin, de las purgas, de los lavados de cerebros y de tantas atrocidades asociadas a esa "revolución". ¿Es eso lo que quieren para Venezuela? ¿Olvidan que los rusos invadieron con su ejército rojo rojito a Hungría, a Checoslovaquia, a Afganistán? Asesinaron a esos pueblos en el nombre del pueblo. Por cierto, entre los poquísimos líderes socialistas del mundo que apoyaron la invasión a Checoslovaquia en 1968, estuvo… Fidel Castro. Cambio azúcar por petróleo ruso y doy como vuelto una total sumisión. Claro, hablamos sólo del imperio, porque el gran pueblo ruso produjo almas libertarias como Tolstoi, Dostoweski, Gorbachov y obras antitotalitarias como Doctor Zhivago. ¿Piticubanos? - Ser piticubano, significa loar una dictadura de más de 50 años, o a un poder popular igualito al que quieren implantar aquí, que existe y obtiene ingresos sí y sólo si apoya al máximo líder y que sirve como careta para acabar con la descentralizació n; significa decir que en Cuba hay democracia, callar ante los presos políticos y la represión a las manifestaciones contra el régimen. Puros cantos de sirena que aun hacen bailar a algunos en nuestros pueblos. Puro cuento ideológico. ¿Nos contarán la próxima en cuti?

CEDICE se pronuncia


CEDICE-LIBERTAD SE PRONUNCIA: ANTE EL ATROPELLO AL ESTADO DE DERECHO, A LA VOLUNTAD POPULAR, A LOS DERECHOS DE PROPIEDAD Y LA RESTRICCIÓN DEL DERECHO

¿Qué es virtud?


Cierto día entré apurado y con mucho apetito a un restaurante. Escogí una mesa bien alejada del movimiento, porque quería aprovechar los pocos minutos que tenía ese día, utilizarlos para comer y concretar algunas ideas de programación, de un sistema que estaba desarrollando, además tenía ganas de planear mis vacaciones, que desde hace mucho tiempo no sé lo que son. Pedí un filet de salmón con alcaparras en manteca, ensalada con jugo de naranja, pues al final de cuenta hambre es hambre y régimen es régimen, ¿no? Abrí mi notebook y al mismo instánte me llevé un susto con aquella voz bajita detrás de mí: -Tio, ¿me da algún dinero? Solo una monedita para compar un pan. - No tengo, pequeño. - Está bien, yo te compro uno. Para variar, mi casilla de correos estaba llena de e-mails. Quedé distraído leyendo poesias, lindos mensajes, riendo de esas locas bromas. ¡Ahhh! Esa música me llevaba a Londres, recordando un hermoso tiempo pasado. - Tio, ¡pida que le pongan al pan manteca y queso también! Ahí me doy cuenta que el pequeño estaba a mi lado. - OK, pero después me dejas trabajar, estoy muy ocupado, ¿de acuerdo? Llegó mi comida y con ella la realidad. Hago el pedido del pequeño, y el mozo me pregunta si quiero que el niño sea retirado. Mi cargo de conciencia me impide tomar una decisión, y digo “no, está todo bien”. - Déjelo que se quede. Traiga el pan y una comida decente para él. Entonces el niño se sentó frente a mí y preguntó: - Tio, ¿que está haciendo? - Estoy leyendo e-mails. - Y que son e-mails? Son mensajes electrónicos enviados por personas vía Internet. Sabía que el no iría a entender nada, y para evitar mayores cuestionamientos dije: - Es como si fuese una carta, solo que se envía por Internet. - Tio, ¿usted tiene Internet? - Si tengo, es escencial en el mundo actual. - ¿Y que es Internet, tio? - Es un lugar en la computadora donde podemos ver y oir muchas cosas, notícias, música, conocer personas, leer, escribir, soñar, trabajar, aprender. Tiene todo pero en un mundo virtual. - ¿Y qué es lo virtual, tio? Decido dar una explicación simplificada, con la certeza de que él poco va a entender, y me va a librar para comer mi almuerzo, sin culpa. - Virtual es un lugar que imaginamos, algo que no podemos tocar, alcanzar. Un lugar en el que creamos un montón de cosas que nos gustaría hacer. Creamos nuestras fantasías, transformamos el mundo en casi como quisiéramos que fuese. ¡Que bueno, me gustó! - Pequeño, ¿usted entendió lo que es virtual? - Si tío, yo también vivo en este mundo virtual. - ¿Y tú tienes computadora? Mi madre pasa todo el día fuera, llega muy tarde y casi que no la veo. - No, pero mi mundo también es de ese estilo ¡Virtual! Yo paso cuidando a mi hermano pequeño que vive llorando de hambre y le doy agua para que el piense que es sopa. Mi hermana mayor sale todo el día, dice que va a vender su cuerpo, más yo no entiendo, pues ella vuelve siempre con su cuerpo. Y yo siempre imagino a toda la familia junta en casa, mucha comida, muchos juguetes en Navidad, y yo yendo a la escuela para ser un gran médico algún día. Mi padre está en la cárcel hace mucho tiempo. - ¿Esto no es virtual, tio? Cerré mi notebook, no antes de que mis lágrimas cayeran sobre el teclado. Esperé a que el niño terminase literalmente de “devorar” su plato, pagué la cuenta y di el cambio al pequeño, que me retribuyó con una de las mas bellas y sinceras sonrisas que jamás había recibido en mi vida, y además con un “Gracias tío, usted es un maestro!”. Ahí, en ese instánte, tuve la mayor prueba de virtualismo insensato en que vivimos todos los días, en cuanto a la cruel realidad rodeada de verdad, y hacemos de cuenta que no la percibimos!

Caacas al vuelo


Por: Mario Vargas Llosa - EL NACIONAL Domingo 31-08-2008 - Hice una visita relámpago a Caracas para ver el montaje teatral que ha hecho Héctor Manrique de una obra mía, Al pie del Támesis -magnífico, por cierto-, y, pese a lo breve de mi estancia, por lo que vi, oí, leí y conversé con los amigos en esas pocas horas, salí de Venezuela convencido de que el proyecto autoritario que el comandante Chávez ha puesto en marcha con las etiquetas de 'la revolución bolivariana' y 'el socialismo del siglo XXI' tiene ahora menos posibilidades de materializarse que hace algunos años. Y que el tiempo y el espíritu de resistencia del pueblo venezolano va socavando poco a poco el riesgo de que la patria de Bolívar se convierta en una segunda Cuba. ¿De qué viene mi optimismo? De la libertad con que los venezolanos de toda condición critican en calles, plazas, cafés y donde sea al Gobierno sin dejarse intimidar por las represalias que éste toma contra los opositores -y que abarcan todo un abanico de atropellos, desde despedidas intempestivas de puestos públicos, multas, auditorías, cancelaciones de contratos y permisos a empresarios y comerciantes, estatizaciones y confiscaciones, hasta cierrapuertas de la radio, la televisión y los teatros públicos a los artistas, directores, guionistas y productores reacios a convertirse en instrumentos obsecuentes del poder- y por las encuestas relativas a las elecciones del próximo 23 de noviembre, en que serán elegidos 22 gobernadores y 335 alcaldes, según las cuales la oposición, unida, podría obtener un porcentaje muy alto de victorias en todo el territorio nacional. Chávez lo sabe y ha tomado precauciones haciendo 'inhabilitar' por el Contralor de la República, en flagrante violación constitucional, a casi 300 ciudadanos, la gran mayoría de la oposición. Entre ellos figuraban cuatro candidatos a los que las encuestas daban grandes posibilidades de victoria en sus estados y que han quedado fuera de la contienda. El Tribunal Supremo de Justicia, ahora al servicio del régimen, ha convalidado el legicidio. Aun así, y sabiendo que, alertado por la derrota que sufrió el 2 de diciembre de 2007, Chávez se valdrá de todos los recursos a su alcance para impedir un nuevo revés, un cierto optimismo prevalece entre los venezolanos. ¿Puede el régimen orquestar un fraude generalizado? No es fácil, ya que existe el voto electrónico, siempre y cuando, claro está, haya una vigilancia en las mesas de votación como la que ejercitaron los estudiantes en el referéndum sobre el proyecto de reforma constitucional del pasado diciembre. Y es seguro que, esta vez, habrá una movilización parecida para impedir, o al menos atenuar, el riesgo de alteración indebida de los resultados. Pregunto a mis amigos, disfrutando de un desayuno con arepas y queso blanco -manjar que, felizmente, la revolución bolivariana no ha conseguido deteriorar todavía-, por qué el régimen chavista no ha logrado instaurar en Venezuela los instrumentos coercitivos e intimidatorios -como los Comités barriales y distritales de la Revolución en la Cuba castrista, por ejemplo- que en todas las sociedades autoritarias paralizan a la sociedad civil y la enmudecen y permiten al régimen clausurar todos los espacios de libertad y de crítica al poder. Quien me da una explicación muy convincente es Teodoro Petkoff, fundador del M.A.S. (Movimiento al Socialismo, al que renunció el mismo día que esta organización decidió apoyar a Chávez), ex guerrillero, ex preso político, con dos fugas novelescas de la prisión, y, ahora, director de periódico y uno de los más lúcidos analistas políticos de Venezuela. Desde que cayó la dictadura de Pérez Jiménez, en enero de 1958, hasta la subida al poder del comandante Hugo Chávez, en 1999, es decir, durante unos cuarenta años, los venezolanos disfrutaron de gobiernos que, no importa cuáles fueran sus fracasos en el campo económico y social, garantizaron las libertades públicas, celebraron elecciones libres y respetaron el derecho de expresión y de crítica. Estas prácticas democráticas calaron profundamente en la sociedad venezolana, y, aunque la corrupción y las malas políticas llegaron a desencantar a un sector vasto del pueblo con los partidos tradicionales y crearon un clima favorable a la prédica populista y revolucionaria y a la figura del caudillo, el hábito de ejercitar la libertad no desapareció y los venezolanos no han renunciado a ella. Por eso, Chávez no ha podido seguir el ejemplo cubano, o soviético, o chino, o islámico, o el de las satrapías militares, de emascular mediante el miedo a una sociedad entera antes de subyugarla. Más aún, ese espíritu independiente y librepensador aclimatado a lo largo de cuatro décadas de vida democrática, se manifiesta incluso en el seno del propio partido de Hugo Chávez, donde las divisiones y las insubordinaciones contra el caudillo hacen que, en las próximas elecciones de noviembre, en algunos estados (incluido el suyo), los candidatos del partido oficialista representen opciones críticas y díscolas a las políticas del propio presidente. ¿Cuántos cubanos hay en Venezuela? Es el secreto mejor guardado del régimen. Nadie lo sabe con certeza. Los cálculos varían entre 10.000 y 30.000. Muchos de ellos son médicos y dentistas y viven, repartidos por el territorio nacional, en las 'misiones' o postas sanitarias que prestan servicio en los 'ranchitos' o barrios marginales de las ciudades y en el campo. Un número considerable de los cubanos avecindados en Venezuela trabajan en labores de seguridad e inteligencia y, al parecer, tienen la responsabilidad del cuidado de Chávez. Muchos han utilizado a Venezuela como un trampolín para escapar a Estados Unidos, o a Colombia y a Centroamérica, aunque no hay estadística alguna al respecto. Pero, en todo caso, lo seguro es que la presencia de esa amplia comunidad cubana en Venezuela no parece en modo alguno constituir una fuerza adoctrinadora y propagandística a favor del marxismo-leninismo y la utopía comunista. Más bien, de escepticismo y hartazgo con la 'revolución'. A este respecto, no me resisto a contar una anécdota que le escuché también a Teodoro Petkoff. Tomó un taxi en el centro de Caracas y fue reconocido por el chofer. Éste era un médico cubano que, en sus ratos libres, hacía de taxista para mejorar sus ingresos. Estaba ya un buen tiempo en Venezuela y, ciertamente, muy contento. Lo que más le alegraba era la abundancia que advertía por doquier, en los almacenes, tiendas y mercados, un gran contraste con los desvaídos y misérrimos puestos de venta de productos domésticos donde se aprovisionan en la isla los cubanos de a pie. Puestos a conversar, el médico-taxista le confesó a Petkoff esta debilidad: 'Cuando llegué a Venezuela y vi por primera vez una botella de Coca-Cola, se me llenaron los ojos de lágrimas'. Si después de medio siglo de revolución, ese símbolo quintaesenciado del capitalismo despierta semejantes emociones en un cubano nacido y educado bajo la prédica ideológica de Fidel Castro, ¿quién puede dudar que el socialismo en su versión cubana tiene los días contados? Cuando las sociedades viven períodos traumáticos, generalmente la vida artística y la cultura en general experimentan un apogeo. Venezuela no es una excepción a esta regla. Las carencias y limitaciones que se advierten en otros campos no han empobrecido el trabajo literario, intelectual y artístico, que mantiene altos niveles de creatividad. El Gobierno no ha querido o no ha sabido sobornar a la clase intelectual y artística y ponerla a su servicio. Escritores, profesores, músicos, pintores, actores, han mantenido una gran independencia respecto del régimen y, con muy escasas excepciones, no han aceptado oficiar de propagandistas. Buen número de ellos militan en la resistencia. Las universidades tampoco han sido arrolladas por el régimen y casi todas ellas, tanto públicas como privadas, conservan su independencia y son, en algunos casos, un contrapeso saludable de defensa de la cultura de la libertad a la demagogia revolucionaria gubernamental. Es sabido que el presidente Chávez promueve su 'socialismo bolivariano' a golpe de talonario, o, mejor dicho, de barriles de petróleo, que regala por doquier, o vende a precios preferenciales, a los países a los que quiere incorporar a su órbita de influencia. De este modo, un gran porcentaje de los recursos del país salen al extranjero a beneficiar a otros pueblos en vez del venezolano. Escuché en mi breve visita muchas críticas y de todo orden contra el régimen, pero ni una sola vez oí a un venezolano quejarse de esos dispendios chavistas a favor de bolivianos, nicaragüenses, argentinos, ahora paraguayos, etcétera. ¿Por qué? Sin duda porque aquel espíritu solidario, sacrificado y generoso que llevó a ese pequeño y pobre país que era la Venezuela de donde salieron a regar su sangre por la libertad de América tantos millares de venezolanos a comienzos del siglo XIX, sigue llameando en los corazones de sus descendientes.

Verdades Amargas


Yo no quiero ver lo que he mirado a través del cristal de la experiencia; el mundo es un mercado donde compran honores, coluntades y conciencias. Amigos, es mentira, no hay amigos; la amistad verdadera es ilusión: ella cambia, se aleja y desaparece con los giros que da la situación. Amigos complacientes sólo tienen los que disfrutan de ventura y calma: pero aquellos que abate el infomtunio, sólo tienen tristezas en el alma. Si estamos bien, nos tratan con amor, nos buscan, nos invitan, nos adulan; más si acaso caemos, francamente, sólo por cumplimiento nos saludan. El que nada atesora, nada vale y en toda reunión pasa por necio, y por más nobles que sus hechos sean, lo que alcanza es la burla y el desprecio. En este laberinto de la vida, donde tanto domina la maldad, todo tiene su precio estipulado: el amor, el parentesco y la amistad. Lo que brilla no más tiene lugar, aunque brille por oro lo que es cobre; lo que no perdonamos en la vida es el atroz delito de ser pobre. Nada en el mundo es perfecto, puro y sano; todo se halla a lo impuro entremezclado; el mismo corazón, con ser tan noble, cuántas veces se encuentra enmascarado. Existe la virtud, yo no lo niego, pero siempre en conjunto defectuoso; hay rasgos de virtud en el malvado, hay rasgos de maldad en el virtuoso. La estupidez, el vicio y hasta el crimen pordrán tener su puesto señalado; las llagas del defecto no se ven si las cubre un diamante bien cortado. Y a nadie habrá de herir lo que aquí digo, porque ceñido a la verdad estoy; me dieron a libar hiel y veneno; veneno y hiel en recompensa doy. Y si peco en las palabras toscas en estas líneas oscuras y sin nombre, doblando mis rodillas en el polvo !pido perdón a Dios y no a los hombres!....

Documento del PSUV

En la páginas http://www.globovision.com/news.php?nid=97546 y http://venezuelanoticia.com/archives/6653 se encuentran cinco archivos en PDF con el documento "PSUV: Bases conceptuales de la campaña electoral para gobernadores y alcaldes"
Anexo varios comentarios publicados sobre este tema.