mover

mover

lunes, 15 de diciembre de 2008

Gula de Poder


Por: Álvaro F. Albornoz P. - Doctor en Derecho Constitucional - Profesor Universitario - Después de tantos años de democracia que hemos vivido los venezolanos, con sus aciertos y sus errores, estamos observando con asombro y preocupación la enfermiza obsesión por el poder del Teniente Coronel que por desgracia nos gobierna actualmente. Ya tiene 10 años en la presidencia de la República, y constitucionalmente le quedan 4 años más para terminar el mandato más largo que haya tenido presidente alguno en este periodo post Pérez Jimenista en Venezuela y en las democracias latinoamericanas. 14 años no le son suficientes, quiere más. No le bastan todos los desaciertos, errores y desatinos que ha cometido durante estos 10 años de pésimo gobierno. Quiere más! ¿Más años para qué? ¿Para seguir dividiendo a los venezolanos? ¿Para seguir sembrando odios? ¿Para seguir amparando a la delincuencia? ¿Para seguir saqueando el erario público? ¿Para seguir controlando todos los poderes públicos? ¿Para seguir violando la Constitución? ¿Para seguir sometiendo al país a largas y tortuosas cadenas inservibles y grotescas? ¿Para seguir acabando con el sector privado productivo? ¿Para seguir burlándose del pueblo? ¿Para seguir mancillando la descentralizació n? ¿Para seguir regalando nuestro dinero a otros países? ¿Para eso quiere seguir en el poder? ¡Ya basta! Lo que tiene este aprendiz de dictador es GULA DE PODER. No se sacia con nada, quiere más. No le importa violar la Constitución, no le importa vulnerar la voluntad popular, no le importa insultar a los ciudadanos, sólo le importa su poder, mantenerse a cómo de lugar en la presidencia de la República. Es obvio, cualquiera con dos dedos de frente se puede dar cuenta. No hace falta ser un sabio para percatarse de eso. Ahora bien, las Constituciones son instrumentos para poner freno al ejercicio del poder, para limitarlo en beneficio del colectivo. Las Constituciones no son ligas de goma que se pueden estirar a la medida del gobernante de turno. Son pactos sociales que se deben respetar. Dentro de esos pactos sociales hay principios fundamentales que son intangibles, pétreos o inmodificables, que no se pueden alterar así lo quiera la mayoría de la población; porque justamente garantizan y preservan a la sociedad de manipulaciones mesiánicas y populistas que a la final acaben con los bienes tutelados por la Constitución, entre ellos la democracia y la República como forma de gobierno. Esos principios fundamentales no pueden estar sometidos ni siquiera a mayorías circunstanciales que pueden ser producto de esquizofrenias sociales o colectivas o de manipulaciones logradas a través del abuso del poder y el uso de sofismas jurídicos. Entre esos principios fundamentales protegidos por la Constitución está el principio republicano de la alternancia en el poder o principio de alternabilidad y que nuestra Carta Magna recoge en su artículo 6 cuando señala que el gobierno es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables. Estos principios son intangibles, no se pueden modificar y mucho menos a través de la vía de la enmienda constitucional que es el de menor jerarquía y que solo sirve para adicionar o modificar uno o varios artículos de la Constitución, sin alterar su estructura fundamental; es decir, sin destruir o afectar los principios fundamentales que consagra. Este principio de la alternabilidad es un bien tan preciado, que en otras Constituciones se llega al punto de considerar como delito de traición a la patria, la infracción a la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República, el cual es tipificado como obligatorio. Así lo hace la Constitución de Honduras en su artículo 4; la cual además en su artículo 239, establece una sanción de cese en el ejercicio del cargo y una inhabilitació n política por un periodo de 10 años, para todo aquel que quebrante esta disposición constitucional o proponga su modificación por cualquier vía. La reelección indefinida vulnera el principio de alternabilidad, porque permite o hace posible que una misma persona se mantenga en el poder sin limitación temporal alguna. Y eso es justamente, lo que pretende evitar ese principio. No se pueden confundir los principios "electivo" y "alternativo", son dos principios diferentes y los dos están consagrados en el artículo 6 de nuestra Ley Fundamental. El hecho de que el presidente pueda ser elegido en votaciones universales no quiere decir que sea alternativo. La elección no implica la alternabilidad. Son principios diferentes y no se pueden manipular. La circunstancia de que el pueblo tenga la posibilidad de escoger cada periodo un nuevo presidente no implica el respeto a la alternabilidad, la cual se da sólo si existe una limitación temporal al ejercicio del poder que permita que otros ciudadanos se alternen en el mismo. Ninguna de nuestras constituciones consagró la reelección indefinida. Sólo la Constitución de 1857 no contenía disposición expresa que aclarara el tema de la reelección, y puede considerarse que era indefinida. En el continente americano ninguna de las democracias existentes consagra la reelección indefinida. Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Estados Unidos y Venezuela contemplan una sola reelección inmediata. Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Chile, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay permiten la reelección luego de transcurrido uno o más períodos de gobierno. Honduras, Guatemala, México y Paraguay prohíben absolutamente la reelección presidencial. Todas estas constituciones establecen límites temporales en la duración de los mandatos presidenciales precisamente para proteger y garantizar el principio republicano de la alternabilidad. Nadie puede eliminar este principio, ningún Presidente ni ninguna Asamblea Nacional y mucho menos la ilegítima venezolana electa con menos del 10% de los electores, pueden proponer su enmienda, reforma o modificación. Ningún pueblo puede cambiar este principio fundamental, y menos a través del procedimiento de enmienda constitucional. Hacerlo, sería la destrucción de los cimientos de la República y de la democracia. Sería el asesinato de la Constitución y por consiguiente del pueblo mismo. Por eso debemos decirle NO a la Gula de Poder del Teniente Coronel. No a sus atropellos. NO a sus abusos. NO a sus desmanes. NO a su perpetuación en el poder. NO podemos seguir alimentando su hambre de poder. NO y mil veces NO!!!

La Gran Derrota


Por: Antonio Sanchez Garcia - Las tres figuras emblemáticas de la revolución bolivariana – Diosdado Cabello, Jesse Chacón y Mario Silva – han sido revolcadas por los suelos. La cuarta, que se había montado en el portaviones chavista a punta de oportunismo y ambiciones – Aristóbulo Istúriz – ha sido aplastada de la manera más inclemente. Chávez podrá vanagloriarse de haber sobrevivido al tsunami. Y no faltan los analistas que rizando el rizo del absurdo lo proclamen el rey de los maquiavélicos, pues de una zampada se habría despachado a cuatro de sus eventuales sucesores en un hipotético chavismo sin Chávez. Cuento de camino: Chávez ha sido gravemente golpeado en sus pretensiones políticas. Puede despedirse para siempre de su proyecto reeleccionista. Esa es la verdad, así pretenda poner al mal tiempo la mejor de sus caras. Veámoslo en detalles: Istúriz fue el gran triunfador en el proceso interno del PSUV. Obtuvo la primera mayoría entre los miles de delegados y se alzó como la prima donna del liderazgo civil de la revolución bolivariana. Es, sin asomo de dudas, el más fogueado, el más talentoso y el más carismático de entre los escasos y muy mediocres políticos que se adhirieron al chavismo y estuvieron dispuestos a postrarse ante la hegemonía absoluta del teniente coronel. Se equivocan quienes, mal intencionadamente, pretenden que Vielma Mora era mejor candidato que Istúriz para enfrentar a Leopoldo López o a Antonio Ledezma. La elección del segundo de a bordo en la dirección del país no era de naturaleza tecnocrática. Era eminentemente política. Es más: Ledezma fue mejor candidato de lo que hubiera sido Leopoldo López. En este caso vale la conseja de que Dios escribe recto en líneas torcidas. Como se demostrará a lo largo de su gestión. Se ha ganado su liderazgo a pulso. Y apunta mucho más lejos que a la Alcaldía Mayor. Renace como la gran contrafigura del teniente coronel. Pues el 23 de noviembre no fue derrotado Aristóbulo Istúriz, la mejor carta del chavismo. Fue el propio Hugo Chávez, quien recibió una puñalada en el corazón de su proyecto revolucionario: Miranda y la Alcaldía Mayor. No tenía, no tiene ni tendrá el chavismo candidatos para enfrentar a Salas Feo en Carabobo o a Manuel Ro sales en el Zulia. Ni a Ocaris en Sucre, a Morel en Nueva Esparta o a Pérez Vivas en el Táchira. Porque el chavismo, bueno es decírselo a los despechados rojo-rojitos, carece de todo auténtico liderazgo. Es un movimiento aluvional cuajado de oportunistas, trepadores y resentidos. ¿O me dirán que Nicolás Maduro, Cilia Florez, Iris Varela o Desiré Santos Amaral valen algo más allá de la pátina que les refleja Hugo Chávez, el sol de ese triste sistema planetario? Son la propia mediocridad. Para qué hablar de Mario Isea, de Earle Herrera o de Carlos Escarrá. La oposición puede llenar varios Teresa Carreño con figuras de verdadera valía. Están en la retaguardia, a la espera de la gran circunstancia histórica, que ya se aproxima. Fogueándose para cuando llegue el carnaval. Ese es el problema que enfrenta Chávez, cuando encuentra irremediablemente estropeados los motores de su portaviones. Va palo abajo. Ni que se encomiende a todos los santos . Es asunto juzgado. La oposición, en cambio, comienza a despegar y cuenta con todo el tiempo del mundo. El futuro está de su lado. 2 Veamos más detalles: además de probar con un fogueado Aristóbulo Istúriz para mantener la Alcaldía Metropolitana – algún día se conocerán las razones del súbito, violento y definitivo eclipse de Juan Barreto - , puso al auténtico segundo de a bordo, a Diosdado Cabello a luchar por la reelección de Miranda. Diosdado Cabello controla el núcleo del poder cívico-militar que sustenta al presidente de la república y ha amasado una fortuna como para pensar en mantenerse en el terreno político tanto tiempo como sea necesario, jurando de paso una lealtad perruna e incuestionable al teniente coronel. El peligro de su eventual contendor se creyó descartado cuando Chávez ordenó sacar de manera alevosa e inconstitucional a Enrique Mendoza de la contienda. Una carta fija que había demostrado ser el mejor gobernador de la Cuarta República. El cálculo era perfecto: Capriles Radonsky es demasiado jojoto como para librar una pelea de pesos pesados y no daría la talla al frente de la lucha por la gobernación de Miranda. Posiblemente el más difícil, el más complejo y el más ingobernable territorio de la república. La atraviesan todos los estratos y clases sociales, se encuentra hundida en la inseguridad más pavorosa y presenta una serie de dificultades de gobernabilidad que pondrán seriamente a prueba al futuro gobernador. El gallo demostró ser de auténtica pelea: concitó una movilización masiva de los electores del acomodado sureste caraqueño y puso en pie de lucha a los sectores más populares de Petare y las barriadas mirandinas. Acompañado por otro joven fajador que se las ha ganado a pulso: Carlos Ocaris. ¿De dónde sacaría Chávez personalidades relevantes para enfrentarlos con éxito? Véase a los ex encapuchados que ocupan las carteras de Interior y Justicia o los otros ministerios – tendrán todas las agallas del mundo, pero todavía no aprenden a limpiarse sus narices - para concluir con el mismo diagnóstico. Chávez será una fuerza de la naturaleza, pero no tiene quién le acompañe. Sólo está condenado al fracaso. Sus erupciones ya no asustan a nadie. Son de fogueo. Sabiéndolo, se prodigó hasta la exasperación. Dijo que se estaba jugando su destino. Y perdió. Su lengua sea su medida. Habrá violado todos los preceptos constitucionales, habrá cometido todos los errores del mundo pero hay que reconocerle su desaforada entrega a su propia causa. Pues sabe mejor que nadie que si no la defiende él, no se la defiende nadie. Perdió a Luis Miquilena. Perdió a José Vicente Rangel. Y perdió a Fidel Castro. Está solo y no tiene en quién valerse. Lo rodea la mayor mediocridad existente en el país. Y lo respaldan los sectores más desasistidos moral, material e intelectualmente de la Nación. Ahora es cuando. Con el barril bajando la cuesta de los cuarenta dólares. Sin presupuesto como para derrochar cincuenta mil millones de dólares en importaciones. Con un creciente descontento popular que comienza a verle el bojote. Con una oposición que ya le descubrió el tumbao. Se le trizó la armadura. Perdió el teflón. Ahora sí que la cosa va en serio. O se enfrenta a la realidad y calibra la auténtica realidad de los hechos o cavará su propia tumba. Hacia allá vamos. Hacia la creciente pérdida de su embrujo, el desconcierto de sus ejecutorias y la soledad de un corredor de fondo que perdió el maratón de su vida. To be or not to be: that is the question. 3 La de este 23N es la segunda batalla estratégica que pierde. Consecuencia directa del 2 de diciembre de 2007. Hoy es más débil que ayer, aunque más fuerte que mañana. ¿Osará apostarlo todo a su última, a su carta postrera convocando a un segundo referéndum constitucional para lograr la promesa de gobernar más allá del 2012 cuando está perdiendo el gobierno del 2006? Como bien dice el refrán: más vale pájaro en la mano que cien volando. Mi consejo: gobierne hasta el 2012, gánese un puesto futuro y olvídese de sus pajaritos preñados. Para hacernos una idea de su real situación, debemos comenzar por reconocer que Chávez se jugó Rosalinda en estas elecciones. Agotó todos sus medios, puso en acción sus más devastadores instrumentos de guerra política y psicológica, recurrió a lo humano y lo divino, inhabilitó a mansalva, ofendió, humilló, escarneció a sus contendores. Y lo peor de todo: convirtió unas elecciones regionales en un plebiscito nacional sobre su figura. ¿No hay nadie en su entorno, ni siquiera un Heinz Dietrich Steffan o un Raúl Castro que le expliquen la verdad de lo acontecido? Mi consejo: déle vuelta la espalda a los delirios de su revolución bolivariana y gobierno aquí y ahora con honestidad y grandeza – si los tiene – a la Nación que lo observa expectante y cabizbaja. Cuenta para hacerlo con el pueblo más generoso del mundo. Que prefiere castigarlo electoralmente que exigirle penales rendición de cuentas ante una versión criolla del Tribunal de Nüremberg. ¿O cree de verdad que ahora, cuando el petróleo cae bajo cotas históricas, nos hemos olvidado de los 850 mil millones de dólares que despilfarró, perdió, regaló, malversó, tiró a la basura o fueran robados por sus segundones en diez años de pésima gestión presidencial? ¿O cree que las 150 mil familias – madres, padres, hermanos, esposas e hijos – que han perdido a los suyos en espantosos homicidios por culpa de la pésima gestión de su gobierno han olvidado el luto que los embarga? Mi consejo: bájese de esa nube y pise el terreno abrupto y espinoso aunque fértil y generoso de su Patria. Ya no tiene con qué satisfacer a sus insaciables e incapaces amigos Evo Morales, Daniel Ortega, los Kirchner o Rafael Correa. Cuba comienza a mirar hacia Lula da Silva y salvo el agónico y patético Fidel Castro, los cubanos encabezados por Raúl Castro guardan el más discreto silencio en torno a sus dificultades. Lo están dejando, lo dejarán solo. Pues usted ha dejado de ser un árbol de buena sombra. Ni se imagina el peso abrumador de la soledad que ronda por los pasillos de Miraflores cuando se acerca el fin de los tiempos de sus provisionales moradores. He visto vagar a Carlos Andrés Pérez y a Rafael Caldera como almas en pena cuando las puertas permanecían abiertas y nadie secundaba los saraos de despedida. Mi consejo: olvídese de la estúpida obstinación en querer apropiarse el sillón presidencial para siempre. Es un capricho tenaz que rinde pésimos intereses. Como lo demostraron Pérez y Caldera, nunca segundas partes fueron buenas. Menos las eternas. No le alquilo sus ganancias. Usted ha sido seria, gravemente derrotado Sr. Presidente. Sabe usted mejor que nadie que las 17 gobernaciones que mantuvo con buenas o malas artes no valen un día de su vida. Cuídela, que como bien le dijo Germán Suárez Flamerich a Pérez Jiménez en situaciones parecidas: el pescuezo no retoña. LA GRAN DERROTA:antonio sanchez garcia La verdad que si es muy bueno el análisis y estoy de acuerdo con Sanchez García.., HCh de un sólo golpe acabo con todos , y no olvidemos que también descabezó a Di Martino y a Mario Silva... Es increible como en un sólo evento Chavez pulverizó a los propios dirigentes de su partido, ¿será que lo hizo ex profeso? yo no lo creo porque sería darle muchos inmerecidos méritos a este loco, pero todos los miembros del "alto mando del PSUV", están politicamente muertos. Aristóbulo, Mario Silva, Diosdado Cabello, Jesse Chacón, Di Martino. ¡Ojalá haga el inconstitucional referendum para revolcarlo de nuevo!

La inconsciencia, base perenne de la incomprensión

Dijo el Ojo un día:
"Veo mas allá de estos valles una montaña velada por la niebla azul.
¿Verdad que es hermosa?.
El Oído se puso a escuchar,
y después de haber escuchado atentamente durante un tiempo, dijo:
"¿Pero, donde está esa montaña?
¡Yo no la oigo!"
Entonces habló la Mano y dijo:
"En vano trato de palparla o tocarla; no encuentro montaña alguna".
La Nariz dijo:
"No hay ninguna montaña. No puedo olerla".
Entonces el Ojo se volvió hacia otro lado,
y todos comenzaron a discutir la extraña alucinación del Ojo, y decían:
"A este Ojo debe pasarle algo"
"Algunos oyen con las orejas,
algunos con el estómago,
algunos con el bolsillo,
y algunos no oyen en absoluto"

Los Chávez, los Cabello, los Rangel…


Por: Eleonora Bruzual - Decir que Chávez y sus conmilitones son unos sinvergüenzas es algo repetitivo. Cualquiera con dos dedos de frente lo percibe ya que su descaro, vileza, falsedad son tan pero tan evidentes que la palabra perfecta para definirle a él y a sus cómplices es esa ¡Sinvergüenzas! Este domingo pasado, los televidentes que sintonizaron Televen y específicamente esa porquería de programa que en esa planta tiene cada domingo el siniestro José Vicente Rangel, pudieron calibrar como el término les va cual horma de zapato. Junto con Rangel, quizá el personajillo más nefasto y pillo de esta montonera, apareció el benemérito. Ambos montaron, con seguridad producido por la tercera del "Trío", Anita la Muerganita, un irrespetuoso espacio en el cual, José Vicente Rangel se puso de felpudo, Anita hizo la cama, y Chávez se dio banquete mintiendo y burlándose de todo el país. Lo primero que apareció fue el grasiento y rechoncho teniente coronel presidente, hablando paja de su "Gesta" golpista que claro, no la plantea así, sino que la construye plena de heroicidad y grandeza, como si todos no supiéramos que allí mostró su mediocridad como militar y su canallada y cobardía. Después –motivo primordial de que los "taimados" Rangel montaran el templete- pasaron a hablar del sacrificio heroico de Chávez, que por la patria es que quiere ser reelegido eternamente. Otras mentiras conocidas sirvieron de relleno. El esbirro Rangel le pregunta al militarote –como si fuera un valientísimo e independiente periodista, que ¿Para qué buscar a través de la enmienda la reelección? Y ¿Cuál es el sentido que tiene eso? Y si había algún sentido personal o la aspiración de realizar alguna ambición de poder de su parte. Allí el traidor mayor, ese que ha estado todo el fin de semana revolcándose con el tirano suplente de Cuba, el que lo considera "Su sobrino", y al que le condecoró, aduló, besuqueó y con seguridad le regaló más y más millones de billetes verdes del cruel imperio, dijo que la reelección "No tiene nada de personal" agregando: "Si fuera personal, yo estaría contando estos cuatro años que me quedan para volver -ya te dije- a mi vida personal. Se trata de un proceso José Vicente, que en estos diez años ha dado unos resultados, están a la vista, dentro de ese esquema de transformación del poder clásico. Del poder secuestrado por una elite y redistribuirlo al país, a un pueblo, como única manera de consolidar las bases de un proyecto nacional". Y claro que están a la vista los resultados. Los Chávez son la familia real, ostentando una riqueza insólita y súbita en contraste con la pobreza cada vez más terrible de millones de venezolanos. José Vicente Rangel y Anita la Muerganita, exponentes perfectos del nuevorriquismo robolucionario, acumulando bienes, casas compradas por millones de dólares, justo ellos unos zánganos que ni se preocupan de disimular la pillería. Chávez dentro del guión arreglado por Rangel y su mujercita se da banquete mintiendo… dice que considera necesario "asegurar la permanencia, la continuidad de una línea estratégica central" y asimismo manifestó está en condiciones de asegurar el proyecto bolivariano. Y ¿cuál es el proyecto bolivariano? Pues el que vemos desde hace una década: Una banda forajida, comandada por un malandro asociado a los trasgresores, tiranos y malvivientes del mundo que han arrasado Venezuela, están mil millonarios y quieren más, lo quieren todo y eternamente. Rangel ponía cara de profunda reflexión mientras le facilitaba al amo el guión. El militarote habló y habló. Mintió y mintió, aseguró estar "en condiciones de garantizar la continuidad del proyecto bolivariano. Dice estar "apenas comenzado un período nuevo que se trata de construir un modelo socialista. Eso está en pañales apenas. Creo que yo debo estar al frente de este proceso unos años más y más allá del año 2012". Dijo que su estadía es la vía para redistribuir la riqueza nacional, en contraste con el capitalismo, corriente que llamó "el reino de las desigualdades". Imagino que Rangel y Anita se sobaban las manos calculando las casas de millones de dólares que "Redistribuirán" a sus haberes. Los Chávez, los Cabello. En fin la banda necesita más tiempo porque con todo y lo mal que estamos aún queda bastante que robar.

El día más hermoso de nuestra vida


Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho;
los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones;
nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos;
la cosa más fácil, equivocarnos;
la más destructiva, la mentira y el egoísmo;
la peor derrota, el desaliento;
los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor;
las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobretodo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia dondequiera que esté.
Don Quijote de la Mancha.

Es que Rondón no ha peleado todavía


Por: Vinicio Guerrero Méndez - vinguerrero@hotmail.com - Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas-José Martí - Juan José Rondón, fue un patriota venezolano, héroe de la independencia. Nacido en Guárico. En 1819, se distinguió en la batalla de Pantano de Vargas donde obedeciendo una orden de Bolívar entra en acción comandando una columna de caballería, con tal fuerza y coraje, que decide con su acción la victoria en esta batalla. Cuentan que cuando Bolívar le da la orden de cargar con su columna contra la infantería realista, este le contestó: " Es que Rondón no ha peleado todavía”. No les parece oportuno que este hombre se alzara en armas ese mismo año después de la proclama del Libertador en angostura donde manifiesta que "La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente." Simón Bolívar, (Discurso de Angostura, 15 de febrero de 1819). Esta vez me permitiré hacerles solo un bosquejo de lo que significo Rondón para la causa de lo que en Venezuela necesitamos hoy y no seamos “pendejos” luchemos como lo hizo RONDON. A las seis de la tarde, cuando la derrota patriota era inminente, Bolívar decidió enviar a las últimas reservas de su ejército, conformada por lanceros llaneros a cargo del Coronel Rondón. Fue entonces cuando Bolívar gritó la histórica frase Coronel, ¡Salve usted la patria!, a lo que el coronel contestó Es que Rondón no ha peleado todavía. Cargó entonces el lancero contra las filas enemigas, seguido inicialmente por 14 llaneros más, a los que luego se unirían los demás caballeros que no habían luchado aún. Los españoles, completamente desordenados en ese momento, se vieron atrapados bajo la heroica carga de los patriotas. Barreiro entonces replegó las tropas que le quedaban hacia Paipa y Molinos de Bonza, mientras el ejército de Bolívar regresaba victorioso a Corrales de Bonza al día siguiente. El comandante Rooke fue herido de gravedad en el combate, y moriría pocos días después. De esa forma se dio por terminada la batalla de Pantano de Vargas, que culminó con la victoria patriota, y que dejó como resultado 350 bajas en los patriotas, y 500 en los realistas. Esta victoria sería la base que definiría el combate que ocurriría 12 días después en la batalla del puente de Boyacá. Desde su propio corazón Venezuela lanzó su primer grito de libertad: El estado Guarico. Desde aquellos gloriosos días de la independencia el venezolano no ha vuelto a pelear. Ese que tomo un machete y cualquier otro implemento casero que pudiera ser tan bueno para buscar su libertad investido de coraje, valentía y el deseo inminente de libertar a su patria del yugo de la tiranía. Desde ese entonces el venezolano no ha vuelto a tomar su arma. Esa fuerza y coraje que mostró Rondón demuestra como podría llegar a calentarse la sangre del venezolano ante la reiterada y descarada violación de nuestros más sagrados derechos constitucionales. Que pela le espera presidente. No busque vaina. Al venezolano no le gusta que le echen a perder sus navidades. Espere después de navidad y le contestaremos con seguridad y sin demora como le hicimos a don Marcos Pérez Jiménez, que si era un Señor General, pero “POR AHORA” no nos eche a perder nuestras navidades CARAJO. Hasta ahora solo hemos visto las nuevas armas con las que nos van a amedrentar y enfrentar. Afortunadamente estas no hablan nuestro idioma, desconocen amigos y enemigos, cualquiera puede empuñarlas. Cuando el coraje del venezolano vuelva a despertar, las pretensiones del tirano y sus modernas armas se desvanecerán porque nuestra sangre no perdona culpables. Afectuosamente, Imperfecto.

Fraude constitucional está planteando Chávez


Notitarde - Jorge Pabón, decano de la UCV - El decano de Derecho de la Universidad Central de Venezuela, Jorge Pabón, declaró este viernes a nombre del movimiento 2-D el rechazo a la enmienda que adelanta el presidente Hugo Chávez, por considerar que el jefe de Estado está planteando por dos vías un fraude constitucional. En una rueda de prensa desde el Colegio de Ingenieros de Venezuela, Pabón recordó que el país ya se pronunció el 2 de diciembre de 2007 en contra de ese cambio constitucional. "El presidente en alarde de soberbia escandaliza y desafía al estado de derecho cuando impulsa una enmienda". Refirió que el artículo 245 de la Constitución establece que la materia que ha sido objeto de una reforma constitucional no podrá ser votada nuevamente, "y esto abarca tanto a la enmienda como a la reforma constitucional, es decir, el presidente por dos vías nos está planteando un fraude constitucional". Indicó que con esta propuesta de enmienda, al modificarse el artículo 230 de la Constitución Nacional, se está modificando el principio de gobierno alternativo. "Cuando el presidente plantea una reelección sin límites está planteado el fin del gobierno alternativo". Criticó el "uso abusivo" de las cadenas de televisión para promocionar la enmienda, y opinó que el presidente Chávez "tiene una cara de atemorizado por la derrota política del 23 de noviembre, pero eso no le da derecho a meter al país por un camino de inconstitucionalida d". "Queremos hacerles un llamado al país, a la sociedad civil y partidos políticos para que en estos momentos de responsabilidad histórica, se unan con el fin de que los resultados electorales reflejen lo que el pueblo ha querido, el pueblo que utilice el voto para expresar su rechazo". UNT pide al CNE reabrir RE Vicente Bello, dirigente de Un Nuevo Tiempo (UNT), acudió a la sede del CNE para exigirle al ente comicial que respete las leyes y los procesos a seguir para convocar al referendo de la enmienda constitucional. Bello explicó que a UNT le preocupan principalmente dos aspectos. El primero es que el Consejo Nacional Electoral abra un nuevo proceso de registro electoral y el segundo que convoque el referendo en los lapsos establecidos. "Exigimos al ente comicial que abra un proceso de inscripción de nuevos votantes para que puedan participar en el referendo de la enmienda". También Bello explicó que el se debe por lo menos se necesitan tres meses para realizar el referendo debido a que se necesita, nuevamente, auditar todas las máquinas. Por su parte, el dirigente político David Rico, secretario general juvenil del partido Primero Justicia, informó hoy que iniciarán la lucha en contra de la propuesta de enmienda constitucional que hizo el presidente Chávez y que comienza su primera discusión en la Asamblea Nacional el 18 de diciembre.

Psiquis de los venezolanos


Por: Maevy Cordero - Chávez está errado al crear agotamiento en la gente - El Psiquiatra Franzel Delgado Senior, el psicólogo social Axel Capriles y el director de la Escuela Comunicación Social de la UCV , Miguel Ángel Latouche estuvieron en el programa Entre Periodistas trasmitido por Televen allí discutieron sobre la Psiquis del venezolano en los tiempos actuales y analizaron el discurso presidencial. Estos expertos en comportamiento humano indicaron que señalan que la sociedad venezolana está enferma y sufre de un malestar psicológico con el que se ha acostumbrado a vivir. Aseguran que al ir a un hospital u observar los organismo se ve el panorama del país, el cual dice mucho con niveles altos de inseguridad. “Los índices de criminalidad indican que hay una enfermedad profunda en la sociedad”. Expresaron que el mayor daño que le ha hecho el presidente Chávez al país “es que le quebró la lógica, cuando dice cosas como, esta es una revolución pacífica pero armada y nos dice que un hombre que tenga un discurso agresivo, hostil cómo él es el garante de la paz”. En cuanto al discurso presidencial reseñaron que al oírlos se podría decir que son discursos para enfermos mentales, donde hay estados de posesión” y explicó que el mandatario nacional al hacer repetidas cadenas en el día las personas sienten que se les está invadiendo el espacio y con el discurso hay una provocación constante con el fin de llegar a una guerra y confrontación en la que el presidente se mueve. “Muchos venezolanos están obligados a vivir la alegría de la tristeza y es que por primera vez hay una fractura en las familias y están dispersas. Es la alegría de tener tu familias lejos porque están allá para un futuro mejor pero eso te entristece por que no están contigo” dijeron los invitados. Para los expertos en procesos sociales, Chávez por primera vez está muy errático y la política que está usando es equivocada, está creando agotamiento en la gente, un esfuerzo político constante genera desgaste.

Los libros en el desamparo


Por Teódulo López Meléndez - teodulolopezm@yahoo.com - Los libros que se publican son la mejor prueba de que la literatura lleva el mismo camino de la realidad global: la escritura ha dejado de ser demostración (ética o estética) para convertirse en mostración. Bien lo explica Paul Virilio en “El procedimiento silencioso” cuando advierte de la desaparición de la geopolítica ahora sustituida por una “cronopolítica”, para evidenciar el surgimiento del ciudadano virtual de la ciudad mundial, que no es ciudadano sino contemporáneo. Ya la literatura no quiere demostrar, según lo han determinado los editores preocupados por sus ingresos. El escritor tiene que “echar un cuento”, plagarse de anécdotas en menoscabo de la “dentritud” del lenguaje. La naturaleza misma de la literatura está en peligro, pues ha asumido “la estética de la desaparición” para ocupar las reglas massmediáticas establecidas que no son otra cosa que dar prioridad absoluta a la notificación. Es claro, como lo recuerda Virilio, que el “arte moderno” fue paralelo a la revolución industrial, mientras el arte “posmoderno” marcha con el lenguaje analógico, con el progreso tecno-científico, con la revolución informática. Tengo mis bemoles con el llamado “realismo mágico”, pues me parece que fue la asunción perfecta de este enunciado y, en consecuencia, madre paridora multípara de esto que hoy llamamos “literatura light”. No hay duda que el mundo está desquiciado. Y la literatura con él. Si procuramos con Derrida entender, habría que decir “el presente es lo que pasa, el presente pasa”. Así, la literatura, se ha colocado en lo transitorio, “entre lo que se ausenta y lo que presenta”. En otras palabras, la literatura ha tomado para sí la huida. La pregunta es si será así siempre, si ha terminado la literatura como la hemos entendido. El porvenir de la literatura sólo puede pertenecer al pasado en el sentido de modificar con las nuevas técnicas y con todas las innovaciones posibles la vieja misión de demostrar, de crear, es decir, de volver a ser arte. Esta presencia sólo la encontramos en los viejos textos, de los cuales podemos decir “está escrito a la vieja manera”, en cuanto a estilo o a sintaxis, pero en los que pervive el afán de una tarea por realizar, aceptando que lo heredado no está dado. Quizás debamos comenzar desde aquí: partir de una inconclusión y convencernos de que este dominio de la mostración pasará, como pasa siempre toda hegemonía. El mundo anda muy mal y muy mal anda la literatura. Es probable que no percibamos en toda su magnitud su actual desgaste. Comprendamos que siempre ha habido desarreglos y desajustes. El futurismo desencadena su perorata sobre la máquina en pleno auge de la era industrial. El arte actual se copia de la perorata de los medios radioeléctricos, esto es, de la intrascendencia. El escritor quiere ser actor de televisión y no escritor. En otras palabras, la literatura se hace incompetente, pierde la legitimidad que venía de su antiguo espacio. El lector, por supuesto, asume que ya no habrá más literatura, que la literatura es lo que se le ofrece paralelo al bodrio informático. Sin embargo, todo muta y se reelabora. Lo tele-tecno-mediático, la mostración que cunde en putas, en exguerrilleros, en drogadictos, en sobrevivientes de dictaduras y, en fin, en personajes sin misterio, sólo se entienden como símbolos mediáticos de masas, la gran concesión de la literatura a los programas, a las modas y a los discursos de la pantalla-ojo. Es obvio que el contemporáneo, el sustituto del ahora del hombre alerta, se mueve en inertes rutinas prácticas y todo lo que le perturbe es rechazado como una intensidad indeseable. La masa quiere desechar toda expresividad, está integrada por individuos de vulgaridad invisible y, en consecuencia, procura leer sólo lo que refuerce una condición masiva. En materia literaria cabe recordar aquélla frase de Hannah Arend donde habló de “desamparo organizado”.

El Hezbollah de Hugo


Por: Alan Levine - El Presidente venezolano Hugo Chávez desafía a los Estados Unidos de forma semejante a como lo hacía Fidel Castro de Cuba en la década de los 60. Chávez tiene fuertes lazos con patrocinadores del terrorismo internacional; suprimió la democracia en su país y ha trabajado para desestabiliza los gobiernos democráticos vecinos de Venezuela. Chávez también ha colaborado con el grupo terrorista libanés Hezbollah para establecerles una base de operaciones en el hemisferio occidental. Por años, el departamento del estado de los E.E.U.U. ha manifestado su preocupación por que Hezbollah recoge fondos entre importantes comunidades musulmanas de Suramérica que podría tentar a los grupos terroristas intentar establecer territorios seguros en el área de la tri-frontera entre el Brasil, la Argentina y Paraguay. De hecho, con la ayuda de las embajadas iraníes, se cree que el área fue utilizada como cuartel del Hezbollah para su actos terroristas entre 1992 y 1994 para el bombardeo de blancos judíos e israelíes en Buenos Aires, Argentina. El Departamento del Tesoro de los E.E.U.U., recientemente proporcionó la evidencia de que Hezbollah había establecido una base segura en Venezuela. En enero de 2008, la oficina del Tesoro para el control de los activos extranjeros (OFAC) colocó a dos venezolanos, incluyendo un prominente diplomático, en su lista de indeseable (SDN), por proporcionar ayuda financiera a Hezbollah. Adán Szubin, director de la OFAC, declaro que el régimen venezolano financia y presta su territorio para el entrenamiento de terroristas de Hezbollah. Según un vocero del Departamento del Tesoro, Al-Dinar de Nasr del Ghazi, antiguo funcionario en las embajadas venezolanas en Líbano y Siria, trabajo para facilitar la movilización de fondos a los partidarios de Hezbollah, informándoles sobre donde depositar el dinero que iría directamente a esa organización terrorista. E comerciante Fawzi Kanan, también fue señalado por OFAC. Como dueño de dos agencias de viajes en Venezuela, Kanan utilizó sus negocios para transferir fondos a Hezbollah y facilitar la movilización de terroristas de Hezbollah. Incluso se sabe que Kanan suministro información a Hezbollah en Líbano sobre personas secuestrables y posibles blancos susceptibles de ataques terrorista. Chavez, en vez de abrir una investigación sobre estas graves denuncias, dijo que que hay una conspiración mundial en su contra. Mientras que su Ministro de Asuntos Exteriores Nicolas Maduro manifestó que si los Estados Unidos desea buscar terroristas, que los busquen en la Casa Blanca. La ayuda de Venezuela para Hezbollah no termina allí. Fue divulgado algunos meses más adelante que el ministro venezolano de Interior y Justicia , Al-Ayssami de Tayek, trabajaba directamente con Al-Dinar para reclutar jóvenes venezolanos de descendencia árabe que apoyan el régimen de Chávez para ser entrenados en el Líbano en campos de Hezbollah. Según se informo, el propósito era preparar estas juventudes para la guerra asimétrica contra los Estados Unidos en caso de una confrontación. Según este informe, Hezbollah también ha establecido campos de entrenamiento dentro de Venezuela utilizando municiones y explosivos, suministrados por Al-Ayssami. Los informes también indican que Hezbollah ha sido responsable de convertir un número de tribus indígenas en América latina a su versión radical del Islam, incluyendo la tribu Wayuu de Venezuela. Estos indígenas forman parte mayoritaria del grupo denominado "Hezbollah Venezuela" principal sospechoso del atentado terrorista en contra de la embajada de E.E.U.U. en Caracas en 2006. Chávez, es quizás el mayor apologista del Hezbollah en este hemisferio. Durante la guerra de Israel-Hezbollah en 2006, Chávez retiró al embajador venezolano en Israel acusando al Estado Israelí de conducir una guerra ofensiva fascista de la misma manera que Hitler. Después de hacer esos comentarios en la televisión del Al-Jazeera en uno de sus múltiplos viajes por el mundo, a su regreso Chávez continuó calumniando a Israel en su difusión semanal de televisión, Aló Presidente, donde etiquetó a los Estados Unidos de ser "una nación del terrorista" por apoyar a Israel. La ayuda retórica y material de Chávez para Hezbollah probablemente proviene de su afinidad ideológica con la república islámica de Irán. Chávez y el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, se refieren como "estimados hermanos," orgullosos de compartir "visiónes revolucionarias". Chávez dice que los dos países "están unidos en un solo puño." A pesar de sus diferencias religiosas, se dieron las manos y rogaron por que se acabe la hegemonía mundial de los E.E.U.U. El Departamento del Tesoro se debe sentir orgulloso de descubrir los individuos y las entidades venezolanos que apoyan Hezbollah. Sin embargo las sanciones eficaces contra el gobierno venezolano no podrán ejecutarse hasta que disminuya la necesidad del petróleo venezolano por parte de los Estados Unidos. Mientras que llegue ese día, Washington debería consolidar sus alianzas con los vecinos de Venezuela en un esfuerzo por contener la agresividad de Chávez. El Congreso norteamericano pudiera ayudar aprobando el acuerdo de libre Comercio con Colombia, aliado firme del Anti-Chavismo. No tomarse esta y otras importantes medidas, solamente servirán para incentivar a Hezbollah a que se fortalezca en el patio trasero de América. Alan Levine es graduado de periodista en la Universidad de Santa Barbara California.-

La casa ensombrecida


Por: Antonio Sánchez García - A Marcel Granier - " Luz, quiero luz…" Goethe - Es cierto: el tirano no ha terminado por mostrar todas sus garras. E imponer con impudicia sus más profundos anhelos: instaurar en Venezuela un régimen despótico, autocrático, militarista y vitalicio. Aplastando de paso los residuos de civilización y restaurando los genes de la barbarie que acechan en los más profundos sedimentos de nuestro país desde los comienzos de su historia. Dicho en términos gramscianos, no ha tenido éxito en instaurar su hegemonía – la ideología totalitaria - en el seno vital de la nación, que es su sociedad civil. A despecho del uso masivo de todos los instrumentos del Estado, de la gigantesca dilapidación de recursos para universalizar la compra de conciencias, de la persecución, la represión y el aplastante dominio discursivo de sus medios – nuestros medios, usurpados – el régimen ha quedado paralizado en medio de su campo de batalla. Gramsci tenía razón: la hegemonía termina por imponerse sobre el ejercicio bruto del poder estatal. Sin ideas, no hay control total. Sin espíritu, no hay revolución. Habrá tiempo para dilucidar a qué factores se debió esta tenaz y perseverante resistencia de nuestra sociedad civil. Intrínseca, profundamente democrática, libertaria e igualitaria. Y lo habrá también para terminar por comprender en dónde radican los mayores peligros para la convivencia democrática. Existe una ruptura cruenta y profunda en el seno de nuestra sociedad entre aquellos sectores que conocieron los beneficios de la modernidad y la convivencia democrática, desplegados gracias a la conjunción de los ingresos petroleros y la ilustración de nuestras élites, convirtiéndose en el ancla de las ideas y anhelos pacíficos y democráticos, y aquellos sectores rezagados, marginados de dichos beneficios. Han sido el caldo de cultivo del despotismo, la carne de cañón del populismo autocrático que asaltara el Poder desde finales del siglo pasado. Continúan siéndolo. El régimen sobrevive no sólo gracias al uso perverso y hamponil de las instituciones del Estado – pervertidas y secuestradas por la barbarie y la corrupción, desde la asamblea y el TSJ hasta los altos mandos de nuestras Fuerzas Armadas – sino al fervoroso respaldo de los sectores más retrasados de nuestra sociedad. Convertidos no sólo en masa aclamatoria, sino en ejércitos mendicantes dependientes de las dádivas del clientelismo y la estatolatría. Me atrevo a sugerir – sin pretender facturas morales - que en gran medida la resistencia activa de la sociedad civil ha sido promovida y fortalecida antes por los intelectuales que por los políticos, por los medios que por los partidos, por los comunicadores que por los empresarios, por la clase media que por los sectores populares. De allí el odio y el resentimiento del teniente coronel y sus secuaces contra nuestros intelectuales y nuestros periodistas, nuestros medios y nuestros comunicadores, nuestra clase media y su acendrado sentimiento democrático. Las amargas requisitorias de un Pedro Carreño o un José Vicente Rangel, de un Mario Isea o un Earle Herrera, de un Carlos Escarrá o una Lina Ron – todos tal para cual – son la demostración irrebatible de que el asalto de la barbarie a nuestra tradición democrática y libertaria se ha encontrado con un muro infranqueable. La hegemonía dominante es esencial, medularmente democrática. De allí la importancia crucial del asalto a RCTV y el despertar del movimiento estudiantil. El 27 de mayo marca un antes y un después. Esa fecha supuso el fracaso del intento del régimen por hacerse con el dominio y el control de nuestra Hegemonía. Que es de naturaleza espiritual, no tecnológica. Que descansa en el intangible universo de las ideas y creencias y no en el aparataje instrumental de los más sofisticados medios de comunicación masivos. Que reposa en las tradiciones y no en los manuales de marxismo leninismo. Que se decanta en el espíritu, no en las bóvedas del Banco Central. En los hogares, no en los cuarteles. En los sentimientos, no en las consignas. Después del avasallante triunfo electoral de diciembre de 2006, cuando el presidente de la república fuera reelecto por tercera vez ante una alternativa que no representaba a cabalidad los sentimientos, la disposición y los anhelos de la sociedad civil venezolana – de allí que podamos hablar de una victoria y de una derrota a medias – el jefe militar de esta suerte de insurrección de la barbarie creyó necesario avanzar sobre los principales bastiones de la sociedad civil asaltando lo que creyó era el corazón de nuestra Hegemonía: las universidades, las iglesias y los medios. Ninguna casualidad que por esas mismas fechas, comienzos del 2007, saliera a relucir el nombre de Antonio Gramsci. Citado sin orden ni concierto y con absoluto desconocimiento de causa por el teniente coronel. En otro artículo en donde trato de los influjos conscientes o inconscientes de Gramsci y de Mussolini sobre Hugo Chávez[1] – me aventuré a imaginar en Antonio Negri, el ideólogo de las Brigadas Rojas, involucrado en el asesinato de Aldo Moro, y otros grupos del extremismo radical italiano de los setenta, la mano que tendiera los Escritos de la Cárcel sobre el escritorio de nuestro ágrafo caudillo. La lectura no fue perfecta. Gramsci cabalga entre el democratismo obrero y el stalinismo soviético, ingredientes que también se encontraban en la base del pensamiento del Ordino Nuevo de Mussolini, su perfecta contrafigura. Murió sin resolver la contradicción. Hugo Chávez mezcló ambos ingredientes y el resultado fue una brutal recaida en el fascismo mussoliniano y una absurda pretensión de conquista de la hegemonía democrática. Despertó del ensueño con un revitalizado movimiento estudiantil y con la desafección de millones de venezolanos, que consideraban mucho más esencial contar con la señal abierta de RCTV y sus programas cómicos y melodramáticos que con una indigesta y trasnochada revolución bolivariana. Son metáforas, pero de una aterradora eficacia. Con las iglesias el esfuerzo gramsciano fue aún más bufonesco. Hasta intentó crear una iglesia ad hoc, bolivariana, si cabe tan absurda pretensión política. De la que él sería el Supremo Maestro. La apostasía llegó al absurdo. De todas las iglesias, la católica, imperante en el centro de nuestra hegemonía asumió el protagonismo central de la contestación. Las declaraciones emitidas por la Conferencia Episcopal Venezolana no sólo retomaron la tradición sentada por monseñor Blanco en su lucha contra la dictadura de Pérez Jiménez. Constituyen un acervo democrático imborrable. Que el régimen se lanzaría al asalto de las universidades quedó expresamente de manifiesto inmediatamente después de la victoria electoral de diciembre de 2006. Era previsible. Recuerdo haberlo discutido expresamente con algunas autoridades rectorales, insistiendo en la necesidad de fortalecer la tradición autonómica y la capacidad de resistencia ideológica y política de nuestras universidades. Dándole a nuestros más altos centros académicos la prestancia y la grandeza intelectual y científica, únicos y verdaderos elementos capaces de sostener esa autonomía, blindada por el coraje y la disposición de combate de los estudiantes universitarios. Se dice fácil. En los hechos, la realidad se muestra más compleja y delicada. Venezuela jamás hubiera llegado al nivel de barbarie que hoy la (des)gobierna sin la degradación de la vida intelectual y científica nacional, particularmente sin la obsecuencia y la complicidad de algunas de nuestras más afamadas universidades. Tres altos funcionarios o consejeros áulicos del régimen fungieron de rectores de la UCV – “la casa que vence las sombras” -: Edmundo Chirinos, Luis Fuenmayor Toro y Trino Alcides Díaz. De los cuadros profesorales y académicos de las universidades, pero particularmente de esa misma UCV, se ha alimentado el chavismo para llevar a cabo la más sistemática y ruin destrucción de nuestra infraestructura institucional, política, cultural, económica y empresarial. Profesores de la UCV han dirigido la planificación, la cultura y la economía de este (des)gobierno. Y si bien no cabe achacarle a nuestra principal casa de estudios la principal responsabilidad por el montaje de esta auténtica deconstrucción institucional, lo cierto es que en su seno se han cobijado no pocos elementos del fascismo imperante. Travestido de socialismo revolucionario. No es responsabilidad de las autoridades de la UCV el que connotados encapuchados de los noventa ocupen hoy cargos ministeriales. Pero un hecho de tanta gravedad tampoco puede ser soslayado. En esta dramática disyuntiva entre dictadura o democracia que hoy enfrentamos, ¿pueden nuestras universidades escudarse en el academicismo como coartada para su obsecuencia ante el brutal asalto de la barbarie? ¿Pueden las autoridades rectorales y académicas reclamar un apoliticismo en las gestiones y actividades de sus aulas e institutos? ¿Deben bajar la testuz y acomodarse al poder ante el temor de ver recortados sus presupuestos e intervenidos sus espacios? Sería una grave declinación de sus altas responsabilidades éticas y morales. Sería un siniestro precedente de acomodo y venalidad. Al frente de sus campos de estudios, las autoridades universitarias y los dirigentes estudiantiles tienen la inmensa, la grave y la maravillosa responsabilidad de asumir la vanguardia en la lucha por la libertad y la democracia. Es lo que el pueblo espera de sus intelectuales y académicos. Lo que exige de sus más altos centros de estudio: ponerse al frente de la lucha contra las sombras. [1] Gramsci y Mussolini en Miraflores.

Hugo Chávez ante la Encrucijada


Por: Heinz Dieterich - 1. Avance “fascista” en las elecciones del 23 de noviembre - El presidente Hugo Chávez ha definido el significado político de las elecciones del 23 de noviembre. En su “Aló Presidente” (30.11.) afirmó que había dejado de pensar en la posibilidad de la reelección indefinida después del referendo del 2007; pero que cambió de idea después de observar el avance de la oposición en cinco estados y la alcaldía metropolitana de Caracas, durante los comicios del 23 de noviembre. Y agregó que con los triunfos de los opositores ve “más clara la gran amenaza que se cierne sobre el pueblo venezolano con estos fascistas”. 2. El modelo de gobierno postgolpista ante el “avance fascista”. El mensaje del referendo de diciembre 2007, y de las elecciones del 23 de noviembre es, en efecto, claro: a) el fin del apoyo automático de sectores de las clases medias y de los partidarios críticos del Presidente, y b) el avance de las fuerzas golpistas del 11 de abril, 2002. De ahí se derivan dos hipótesis: 1. que elementos estructurales del modelo de gobernación postgolpista, desarrollado por el Presidente durante los años 2002/3, están agotados para contener el avance del golpismo; 2. que el futuro político del Presidente depende de su voluntad y capacidad para adaptar ese modelo a las nuevas circunstancias endógenas e internacionales, que lo hacen crecientemente disfuncional para mantener el poder. 3. El cambiante entorno internacional reduce el poder presidencial. Los recientes cambios del entorno internacional implican inevitablemente una relativización del poder de conducción de Venezuela dentro del Hemisferio Occidental y a escala mundial. Entre esos reductores pueden mencionarse los siguientes. 3.1 La baja del precio del petróleo merma drásticamente las posibilidades de política internacional de Venezuela, basadas en el poder energético-financiero. Será probablemente imposible financiar los gigantescos proyectos del Gaseoducto-oleoducto del Sur y del Ferrocarril del Sur, manteniéndose simultáneamente el apoyo al ALBA, Petrocaribe, la modernización militar, la creación del Banco del Sur y el Estado de bienestar keynesiano. 3.2 Rusia e Irán, los dos aliados euroasiáticos más cercanos de Venezuela están sufriendo una crisis económica estructural. Las corporaciones rusas, por ejemplo, deben $ 187 millardos (mil millones) a los bancos de Occidente; $ 116 mrds en bonos corporativos denominados en euros y la deuda externa de sus bancos alcanza alrededor de $ 200 mrds. Es muy dudoso, que las reservas internacionales rusos alcancen para pagar esas deudas, refinanciar a las empresas en crisis, modernizar a las Fuerzas Armadas, reactivar la economía y defender el rublo. 3.3 El presupuesto ruso se equilibra con un precio petrolero del $ 70 por barril, el de Irán con $ 95, mientras que el de Venezuela está calculado (2009) sobre un precio de $ 60. Actualmente, el precio gira en torno a los $ 40, mientras que el promedio para el 2009 oscilará probablemente alrededor de los $ 65, obligándole a Rusia e Irán a usar sus reservas internacionales o endeudarse. El anuncio de Arabia Saudita, de que un precio de $ 75 es “justo”, indica que Washington ha logrado convencer a Riad que hay que quebrar la fuerza financiera-energética de Rusia, Irán y Venezuela por la vía de su principal fuente de ingreso de divisas, tal como se hizo con la Unión Soviética. Es posible que el eje Washington-Riad logre reconfigurar la correlación de fuerzas en la OPEP en este sentido. Sobre el gobierno de Irán pesa además un serio descontento de la burguesía del bazar, del desempleo, de la juventud y de la amenaza nuclear de Israel, cuya ejecución para el 2009 ha sido anunciada por Tel Aviv. 3.4 El descubrimiento de petróleo y el éxito del programa de biocombustibles han liberado a Brasil de la dependencia energética que le vinculaba a Venezuela. Al mismo tiempo, como potencia emergente del BRIC (Brasil, Rusia, India, China), ha entrado a jugar en las grandes ligas de la política mundial, lo que relativiza tanto la importancia de América Latina, como el poder de negociación de Caracas frente a Brasilia. 3.5 La elección de Obama y su gabinete significan la unificación imperialista de la clase dominante estadounidense ante su crisis de dominación mundial; sin veleidades de procedencia partidista, étnica, religiosa o genero. La unificación casi monolítica de la clase dominante más peligrosa del mundo y su nominación de un gerente muy hábil, aumenta peligrosamente la capacidad gerencial de política internacional de la Casa Blanca frente a la del Bobo Baby Bush. La política exterior de Washington tiene el objetivo, en palabras de Obama, de lograr el renacimiento del American Century: “un nuevo amanecer del liderazgo estadounidense” en el mundo. Para alcanzarlo, “Tenemos que seguir una nueva estrategia que hábilmente emplea, equilibra, integra todos los elementos del poder estadounidense, el militar, el diplomático, nuestra inteligencia y procuración de la ley, nuestra economía y el poder de nuestro ejemplo moral. El equipo que hemos conformado aquí (…) está hecho justo para hacerlo”. Para la Patria Grande, la reafirmación del American Century se traduce en la reafirmación de la Doctrina Monroe y del Corolario de Roosevelt. 4. Los modelos de gobernación del presidente Chávez - El primer modelo de gobierno del Presidente operó de 1999 hasta el 11 de abril del 2002. El segundo emergió después del golpe militar, estructurado esencialmente por el Presidente mismo. Hoy día, las circunstancias exigen que Hugo Chávez diseñe su tercer modelo de gobernación, porque la creciente disfuncionalidad del segundo es evidente. El hecho, de que este modelo no haya logrado ---durante un lustro; con todos los recursos financieros imaginables; una virtual discrecionalidad legislativa y ejecutiva absoluta; ante unos candidatos opositores ineptos, corruptos, neoliberales y represivos, y en medio de una grave crisis del capitalismo neoliberal--- impedir los avances de los golpistas del 2002, obliga a los sectores estatales, partidistas y sociales progresistas del país a analizar a fondo el modelo del 2002-2007. Siendo ésta primordialmente una tarea de los sujetos nacionales de la revolución, tres talones de Aquiles pueden señalizarse de inmediato. 4.1 La crisis del modelo económico. El modelo económico implantado después del golpe petrolero (2002/3) fue desarrollista-keynesiano. Ante la brutal agresión de las fuerzas “escuálidas”, las necesidades de la población y las circunstancias políticas y éticas del país, no había otra alternativa. El modelo logró reactivar la economía, mejorar la situación social, desarrollar tentativamente plataformas de alta tecnología y mantener la lealtad política de las mayorías. Sin embargo, ha revelado tres deficiencias relevantes. 4.1.1 Desde el inicio se basó en la sobreestimación de la capacidad gerencial del Estado de sustituir al mercado (capital privado). La creciente liberación de los precios administrativos; los programas de subsidio a sectores empresariales; la apertura de la faja del Orinoco a las corporaciones transnacionales; la creciente importancia de las burguesías internacionales en la dinamización de la economía, particularmente las brasileñas y argentinas, y las decepciones en la construcción de un modelo “socioproductivo comunitario”, indican que el gobierno se ha visto obligado a modificar esa concepción original y ceder más poder a las burguesías, en su modelo de economía mixta de mercado. 4.1.2 La inflación de alrededor del 35%, la más alta de América, es el peor problema económico del gobierno. Desde un punto de vista político, es preferible para un Presidente enfrentar una crisis deflacionaria (Obama) que una inflacionaria (Chávez), sobre todo, cuando afronta procesos electorales como el referendo del 2009 y las elecciones parlamentarias del 2010. La depresión mundial bajará el índice de la inflación importada, pero aún así, el impacto de un programa antiinflacionario serio sobre la lealtad electoral de importantes sectores de la sociedad venezolana, es motivo de preocupación real. 4.1.3 Una tercera hipoteca del modelo consiste en que los intentos de dinamizar la economía nacional mediante la construcción de sujetos económicos populares no han sido exitosos. Las estadísticas estatales revelan que el primer intento, las cooperativas, han sido esencialmente, fracasos productivos (Censo de Cooperativas, 2006, INE); resultado que motivó al Presidente decir en julio del 2008, que la “cooperativa no es el camino al socialismo”, y que: “Las cooperativas no son socialismo, no nos equivoquemos. Las cooperativas son un instrumento del mismo capitalismo.” (Aló Presidente, No 314). El segundo intento, los consejos comunales, por su constitución y función estructural, tampoco tienen el potencial de convertirse, junto con PDVSA, en el músculo de la economía nacional. El tercero, por suerte, parece haber sido congelado temporalmente por el Presidente: la descabellada idea de Martha Harnecker y Haiman el Troudi, de introducir el “dinero comunal” en Venezuela, quimera que hundiría definitivamente a la economía nacional en el caos. En cambio, el establecimiento del Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE), que sería una unidad regional interna de contabilidad o una moneda de canasta (internal accounting unit o “basket” currency), es un paso acertado hacia la construcción del Bloque Regional de Poder (BRP). Si se valoriza el SUCRE, una vez establecido, mediante el valor del trabajo (insumos de tiempo), constituiría un paso gigantesco hacia el Socialismo del Siglo XXI. Resumiendo: las altas tasas de crecimiento del PIB; la transferencia inflacionaria de riqueza hacia los dueños de los medios de producción y el retroceso en la creación de sujetos populares de macrodesarrollo económico, han resultado en el incremento no intencionado del poder económico de las burguesías, dentro del modelo desarrollista del 2002-2008. 4.2 Tres aspectos críticos del modelo discursivo - 4.2.1 El Presidente ha logrado desarrollar una formidable máquina de contra-propaganda ante la subversión mediática nacional e internacional. Esa maquinaria cumple la necesaria función de defender al gobierno, pero se ha mostrado incapaz de romper la hegemonía de los medios privados sobre el bloque opositor nacional. Y si el análisis del vicepresidente de Telesur, Aram Aharonian, sobre Telesur, es certero, entonces la “Al Jazeera criollo”, tampoco ha podido salir de su status embrionario. 4.1.2 Con frecuencia, el discurso oficial utiliza la estructura binaria del mito, tal como ilustra el siguiente discurso maniqueo electoral de Diosdado Cabello: "Tenemos que estar convencidos de que es la lucha del bien contra el mal. El bien lo representa el socialismo y el mal lo representa el capitalismo. El bien lo representan los candidatos de la revolución, el mal lo representan los candidatos de la contrarrevolución". La contrarrevolución oligárquica-imperial le impuso esta estructura discursiva binaria al Presidente durante los tiempos de la guerra civil latente, 2001-2004. En aquellos años reflejaba las condiciones objetivas de la situación venezolana y por eso tenía fuerza. Hoy día, imperan en Venezuela las condiciones de normalidad de un régimen burgués, lo que explica que el discurso tiene cada vez menos impacto en la ciudadanía, tal como prueban las votaciones de diciembre y noviembre. 4.1.3 Los tres principales contenidos del discurso, el bolivarianismo, la ética altruista y el Socialismo del Siglo XXI, están estancados. El bolivarianismo, porque después de una década de citar al Libertador, pierde su carácter innovador. La ética altruista, porque contradice esencialmente la normativa fáctica de comportamiento de la sociedad consumista venezolana actual, al igual que el comportamiento de sus elites políticas, económicas y culturales. El discurso del Socialismo del Siglo XXI, finalmente, porque no ha habido ningún aporte científico o práctico importante del Estado venezolano para su avance o su realización en pos de una sociedad postcapitalista. 4.3 La conciencia de masas y el Partido de Estado 4.3.1 Es indudable que el nivel político de la ciudadanía venezolana hoy en día es más alto que hace diez años, lo que constituye un mérito del proceso. Sin embargo, si se compara la conciencia política de las masas venezolanas con la de los sandinistas a pocos años de haber tomado el poder; de amplios sectores de la Unidad Popular en Chile o de la Revolución Cubana, a una década del triunfo, la diferencia es muy palpable; y preocupante a la luz de la derrota en Petare. 4.3.2 Semejante preocupación genera la popularidad del PSUV. En una encuesta preelectoral del gobierno sobre la preferencia electoral y confianza partidista de los ciudadanos, el PSUV se quedó en el segundo lugar con alrededor del 33% y los partidos de oposición en el tercero. El ganador fue la opción: “ningún partido”. 5. El centro político escoge al futuro presidente de Venezuela. El tiempo de excepción de la política venezolana terminó este año. La evolución 2009-2013 del sistema corresponderá a la de una democracia burguesa relativamente estable (con algunos focos subversivos), dentro de una economía de mercado, determinada internamente por la inflación y la emergencia del centro político del país. En este sentido, un eventual triunfo del Presidente en el referendo de febrero 2009 será una variable muy relevante para el escenario venezolano, pero no predeterminará el desenlace de las elecciones presidenciales del 2012. Sujetos políticos que competirán por el apoyo y los votos de este centro político, son el golpismo reciclado (Capriles Radonski, Ledezma); la burguesía y clase política “ni-ni” (Miquelena, Cisneros) y el bolivarianismo. Es deseable, que la enorme capacidad de trabajo, de creatividad, de visión estratégica y de carisma comunicativo de Hugo Chávez se mantenga en un papel preponderante en la política venezolana y latinoamericana, porque el fracaso del referendo de febrero 2009 quitaría a Venezuela la relativa estabilidad de las instituciones que ha logrado, y a América Latina el único motor real de la integración existente.
Sin embargo, si esta deseabilidad se hace realidad, depende de la capacidad del Presidente de adaptar su tercer modelo de gobernación a la nueva realidad nacional e internacional. Este modelo requiere de dos funciones vitales: para mantener la cohesión, necesita un líder fuerte, como Hugo Chávez lo reclama. Y parar el avance de “los fascistas” requiere de un sistema de conducción nacional en el cual el líder actúa como primus inter pares (primero entre iguales) dentro de una vanguardia colectiva. Ambas funciones son tendencialmente conflictivas. Pero, de la capacidad de Hugo Chávez de mantener su unidad dialéctica dependerá la sobrevivencia política del proyecto bolivariana y la suya.

Los siete Yo

En la hora más tranquila de la noche, cuando estaba ya medio dormido, mis siete YO se sentaron en círculo a conversar en voz baja. PRIMER YO: Así es este loco, he vivido todos estos años sin tener otra cosa más que hacer que renovar su dolor durante el día y recrear su tristeza por la noche. No puedo soportar más tiempo el destino que me ha correspondido y me rebelaré. SEGUNDO YO: Tú suerte es mejor que la mía, hermano, porque a mí se me asignó el YO alegre de este loco. Yo río su risa y canto sus horas felices, y con pies tres veces alados danzo sus más luminosos pensamientos. Soy yo quien debe rebelarse contra una existencia tan fatigosa. TERCER YO: ¿Y qué debería decir yo, entonces, el YO amoroso, encargado de la antorcha ardiente de pasiones salvajes y fantásticos deseos? Soy yo, el YO enfermo de amor, quien se debe rebelar contra este loco. CUARTO YO: Entre todos vosotros, yo soy el más desdichado, porque nada me fue dado sino el abominable odio y el destructivo rencor. Soy yo, el Yo tempestuoso, el único nacido entre las negras cavernas del infierno quien debería protestar por tener que seguir al servicio de un loco. QUINTO YO: No. Soy yo, el YO pensante, el YO imaginativo, el YO hambriento y sediento, el único condenado a vagar sin descanso en busca de cosas desconocidas y todavía no creadas. Soy yo y no vosotros el que debe rebelarse. SEXTO YO: ¿Y yo? Soy el YO trabajador, el insignificante obrero que con sus manos pacientes y sus ojos anhelantes transforma los días en imágenes y da a los elementos amorfos formas nuevas y eternas. Soy yo, el YO solitario, quien debe rebelarse contra este inquieto loco. SÉPTIMO YO: Qué extraño es que todos queráis rebelaros contra este hombre por tener cada uno de vosotros un destino determinado que cumplir. ¡Ah, ojalá fuera yo como uno de vosotros y tuviera también un YO con un determinado destino! Pero no tengo ninguno, soy el YO sin ocupación, el que se sienta en silencio, vacío de tiempo y espacio, mientras que vosotros estáis ocupados recreando la vida. Pensad pues detenidamente, ¿sois vosotros o yo, compañeros, quien debe rebelarse? Cuando el séptimo YO hubo hablado, los otros seis lo miraron apenados, pero no dijeron nada. Y cuando la noche se hizo más profunda, uno tras otro se fueron a dormir, arropados en una nueva y satisfecha sumisión. Pero el séptimo YO permaneció despierto, mirando la nada que está detrás de todas las cosas". El espíritu de tu vida apenas puede ser intuido por las palabras. Deja que El loco te ayude a descubrir más puertas y a abrir otras ventanas, no para que salgas o para que veas, sino sólo para que sepas que la mayor locura es la posibilidad que tienes en cada instante de recrear tu propio hogar.
Jalil Gibrán