jueves, 27 de noviembre de 2008

Disputa entre El Vaticano y Madrid, por retiro de Crucifijo


Univision - MADRID - La decisión de un juez de ordenar el retiro de crucifijos de una escuela pública tiene enfrentados al gobierno de España con la Santa Sede. Madrid aclara que se trata de una decisión basada en la constitución, pero el Vaticano respondió que el fallo judicial no es otra cosa que “odio antirreligioso”. El fallo judicial - El debate se inició cuando el juez de lo Contencioso Administrativo de Valladolid (norte), Alejandro Valentín, ordenó a la escuela pública Macías Picavea de Valladolid “retirar los símbolos religiosos de las aulas y espacios comunes”, según el diario ABC. El periódico agregó el juez satisfizo así la demanda presentada en 2005 por el padre de una alumna y una asociación local de defensa de la educación laica, apoyándose en la Constitución española, que garantiza la libertad religiosa y de culto y asegura “el laicismo y neutralidad del Estado”. “La presencia de estos símbolos en las zonas comunes del centro educativo público, en el que reciben educación menores de edad en plena fase de formación de su voluntad e intelecto, puede provocar en estos el sentimiento de que el Estado es más cercano a la confesión con la que guardan relación los símbolos presentes en el centro público que a otras confesiones” no presentes en el colegio, argumenta el juez en la sentencia. Dictamen inédito - Es la primera vez que la justicia española toma tal decisión, según la asociación demandante, la Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid, citada por ABC. Un caso similar ya se produjo en la provincia de Jaén (sur) en 2006, pero en ese caso el gobierno autonómico andaluz, competente en materia de educación, tomó la delantera y ordenó retirar los crucifijos de una escuela pública antes de que interviniera la justicia, según el diario. Pese a que la Constitución española de 1978 define el Estado como aconfesional, los símbolos católicos siguen estando muy presentes en España, donde el catolicismo fue la religión oficial durante la dictadura franquista. Así por ejemplo, en la ceremonia de juramento del cargo, todo nuevo jefe de gobierno ha de jurar fidelidad a la Constitución ante un crucifijo. Furor en la Santa Sede - Un día después de la publicación del caso en el periódico ABC, el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, condenó como “odio antireligioso” la decisión de la justicia española de retirar los crucifijos de una escuela pública. El autor del artículo, el escritor y periodista español Juan Manuel de Prada, colaborador regular del Osservatore Romano, estimó que “los crucifijos pueden ofender sólo a aquellos que quieren que el Estado se transforme en un nuevo Dios con un poder absoluto sobre las almas”. “A nadie que esté en sus plenas capacidades mentales se le puede ocurrir que la señal de la cruz viole algún derecho fundamental”, recalcó. Pretexto jurídico - El diario del Vaticano señala que “desde hace algún tiempo invocar los derechos y las libertades se ha convertido en España en un pretexto jurídico para esconder el odio antireligioso y la ‘cristofobia”. El término de “cristofobia” (odio a Cristo) fue también empleado por el obispo de Toledo (España), Antonio Cañizares Llovera, según la agencia de noticias del espiscopado italiano SIR. Madrid se defiende. Pero el debate llegó más allá de las páginas de ambos periódicos. El gobierno socialista español defendió este martes la decisión del juez Valentín y dijo que “la Constitución dice que España es un Estado aconfesional y, por tanto, la escuela también debe serlo”, según explicó la ministra de Educación, Mercedes Cabrera. “Los padres (…) tienen derecho a pedir que se retiren los símbolos religiosos”, añadió, y subrayó que la mayor parte de los centros escolares respetan la retirada de símbolos. La ministra no prevé obligar a todas las escuelas que conserven crucifijos a retirarlos, ya que considera que este tipo de “iniciativa” corresponde a los consejos escolares de cada centro. Retiro “deseable” - A su vez, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, añadió que le parece “deseable” la retirada de estos símbolos. Pero el partido socialista en el gobierno ha sido cauto en los últimos meses con las cuestiones relativas a presencia de la religión en la vida pública española para no perjudicar las relaciones con la iglesia católica. El presidente del gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, dijo por su parte que respeta la decisión del juez. Libertadreligiosa.net - La Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid, en nombre de Fernando Pastor, padre de una alumna del colegio público Macías Picavea de Valladolid, ha logrado una sentencia histórica. El titular del juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de la capital castellanoleonesa, Alejandro Valentín, impone a la escuela la obligación de retirar los crucifijos y todos los símbolos cristianos de las aulas y espacios comunes, en nombre de “la laicidad y neutralidad del Estado”. ¿Es un triunfo de la libertad individual y de la autonomía de decisión de los Centros escolares? Según y como, porque el Consejo Escolar del centro había votado reiteradamente, en ejercicio de su autonomía teórica, la conservación de unos símbolos que están presentes en las aulas desde hace muchas décadas y que representan valores culturales e identitarios, además de religiosos. El señor Pastor tiene el amparo de un juez, pero representa una minoría entre los miembros de una comunidad escolar teóricamente autónoma. Ahora ya sabemos que esa autonomía democrática tiene sus límites. Según el juez Valentín “la decisión del Consejo Escolar vulnera los derechos fundamentales reconocidos en los artículos 14 y 16 , apartados 1 y 3, de la Constitución Española”, que garantizan derechos fundamentales como “la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y comunidades”. Sea cual sea la opinión de cada uno, la sentencia debe ser cumplida. Ahora razonemos sobre ella.Una contradicción escandalosa. Los mismos que celebran la “victoria” contra los crucifijos son los que niegan a otros padres el derecho a la objeción de conciencia frente a la educación para la Ciudadanía. Y son los mismos que cuestionarían la exhibición personal de símbolos religiosos cristianos pero aceptarían el velo de las alumnas musulmanas. Dicho de otro modo, los profetas de la izquierda creen que determinados contenidos morales pueden y deben ser impuestos por el Estado contra la voluntad de las familias (y ahí no hay libertad ideológica que valga) mientras que otros contenidos y aspectos son susceptibles de prohibición. Tomemos buena nota de qué partidos y qué políticos apoyan esta deriva, sea desde el Gobierno sea desde la connivencia parlamentaria con el PSOE. Lo que se ha impuesto no es la imparcialidad del Estado ni la libertad de las personas, sino una determinada ideología, y la moral que de ella se deriva, frente a otras convicciones. Ya que, según parece, la fe católica y sólo ella debe ser ocultada y reducida a lo privado, el Estado puede educar contra esa fe, y sólo se protege la libertad de quienes comparten la ideología oficial. No quiero añadir adjetivos: me basta constatar que esto es así, porque cuando todos nos demos cuenta de qué significa podremos actuar en consecuencia. No, no me refiero a cómo Amadeo Marco mantuvo el crucifijo en Navascués cuando el régimen laicista de Manuel Azaña lo quiso desterrar (es una historia muy ilustrativa pero con formas que no son las de 2008). No es quizás hora de hombres como Marco, aunque podría ser la de personas generosas como Justo Garrán, que apoyó una escuela libre para evitar a las familias católicas de Olite la imposición liberticida de entonces. Y sin duda es la hora de Benedicto XVI.Impacto en el mundo y respuesta del Papa. El caso de Valladolid ha sido portada en todos los periódicos italianos, desde el Corriere della Sera a La Stampa. En un país tan parecido a España pero con unos políticos tan diferentes llama la atención de todos, izquierda y derecha, nuestra oleada de laicismo agresivo, entendido no como libertad de unos, sino como lucha del Estado contra la vivencia social de la fe mayoritaria. En Italia ni la izquierda se ha acercado a este gélido viento del Gulag, ni la derecha lo toleraría inerme, ni la jerarquía católica dejaría de movilizar a los ciudadanos en defensa de la libertad. El Papa, mientras las leyes de Zapatero se aplican así y recorremos un camino por desgracia conocido, ha hablado del problema de fondo. Para Benedicto XVI, y no es una opinión cualquiera, la fe religiosa no puede ponerse “entre paréntesis” ni reducirse a lo privado: la libertad religiosa implica la vivencia social de la fe, y la convivencia respetuosa entre confesiones distintas. Confesiones entre las que, además, “un diálogo interreligioso en el sentido estricto de la palabra no es posible, mientras que es mucho más urgente el diálogo intercultural que profundice en las consecuencias culturales de las decisiones religiosas de fondo”. De acuerdo, no tenemos entre nosotros muchos políticos al nivel del senador Marcello Pera, a quien se dirige esta carta recientemente conocida. Pero el Papa marca la ruta a seguir para los católicos que quieran seguir siéndolo, y sencillamente para los europeos que no se avergüencen de existir: adelante.

Elecciones en Venezuela: ficciones y lecciones


Por Ángel Álvarez* - He contemplado el after-match electoral venezolano, “comiendo dulce de lechoza” (nuestra papaya local), postre recomendado y disfrutado por Chávez en su etapa de milagro electoral imbatible. Pese al dulcito, no se me pasa la perplejidad que me producen los análisis de chavistas y opositores. En ambos lados, los análisis están llenos de falacias y, peor aún, mitos, autoengaños o ficciones. Menciono unas pocas a continuación. Primera ficción: “Ahora nadie puede decir que en Venezuela no hay democracia.” Es dulce, por decir lo menos, que algunos analistas políticos sean tan Schumpeteranos a la hora de evaluar la democracia política. En su concepto de democracia electoral, lo que importa es la democracia ex post, es decir el método aplicado el día de las votaciones y la noche del escrutinio. Las condiciones ex ante, acertadamente puntualizadas por Przeworski, entre otros, no pasan por sus análisis. De pronto se olvidan de la injustísima distribución de los recursos entre los competidores. No consideran que la real hegemonía mediática está en manos del gobierno, y no en las de los dueños de los únicos dos canales privados pro-opositores, vistos exclusivamente por cable (en el caso de RCTV Internacional) y principalmente por cable (en el caso de Globovision). Más aun, se olvidan de las inhabilitaciones administradas por la Contraloría en contra de varios centenares de candidatos mayoritariamente de oposición. También se olvidan de las amenazas proferidas durante la campaña, desde el más alto nivel del gobierno, contra los votantes si osaban votar por quienes preferían: desde tanques en la calle, hasta mengua de recursos constitucionalmente correspondientes a las regiones. En fin, se olvidan que en las elecciones venezolanas más o menos todo el mundo (si nos olvidamos de Leopoldo López y una larga lista de otros aspirantes) tiene el derecho de intentar competir en las elecciones, pero no todo el mundo tiene el mismo derecho de ganar. Segunda ficción: “El Consejo Nacional Electoral cumplió su papel.” Desde Chávez, pasando por algunas ONGs de reconocido prestigio, así como observadores internacionales y alguno que otro líder opositor, han felicitado al organismo electoral. Si le felicitan por haber organizado las votaciones y los escrutinios, está bien, me sumo. Pero el CNE es mucho más que una tecno-burocracia cuenta votos, al menos en el texto de la ley. Se trata de un poder autónomo, capaz de regir en la materia electoral sin interferencia de otros poderes. Y allí no se lució tanto como el día de las votaciones. Dejando de lado el hecho de que todavía está en deuda por la no entrega de resultados definitivos del referéndum del 2007, hay que afirmar que el CNE actuó con muy poca, si acaso alguna, autonomía a la hora de evaluar las descomunales irregularidades cometidas durante la campaña electoral. Una vez más, el CNE administró eficazmente unas elecciones libres, pero fue incapaz de imponer su poder para garantizar unas elecciones justas. Tercera ficción: “Chávez salió derrotado.” Este es la ficción de muchos opositores. No hay cosa más alejada de la realidad. La oposición retomó valiosos espacios por razones cuantitativas y estratégicas (como Zulia, Miranda, Carabobo o Distrito Capital). El triunfo de la oposición en Táchira no es menos importante, aunque fue por un margen menor del que se produjo cuando los tachirenses rechazaron el proyecto de reforma constitucional con más fuerza que en ningún otro estado del país. Pero esencialmente se trató de recuperación de espacios perdidos tras la debacle electoral regional que siguió a la derrota del referéndum revocatorio y el suicidio colectivo del tristemente célebre paro petrolero. Digámoslo así, los resultados son un reconstituyente para la oposición, pero para nada una pócima para Chávez quien todavía puede intentar una nueva reforma o enmienda para introducir la reelección indefinida o sucesiva —o como usted prefiera llamarla. Cuarta ficción: “El mapa electoral esta rojo rojito.” Pues si sólo nos fijamos en el número de gobernaciones que controla cada lado (17 los chavistas, 5 los opositores más el Distrito Metropolitano) el mapa se pone rojo chavista. Pero si contamos los votos como deben contarse, la oposición recuperó lugares simbólicamente cruciales (la Alcaldía de Maracaibo, por ejemplo, el Estado Miranda, otro ejemplo, el Estado Táchira —tan golpeado por la narco-guerrilla colombiana, y tan afectado por la incoherente política exterior hacia el vecino y socio comercial más importante para Venezuela en la región). Además, y mucho más importante, la oposición gobierna algunas de las ciudades y estados más poblados, más urbanizados, más industrializados. No se trata, como cree Chávez, de una guerra de pobres contra ricos, sino del viejo cleavage urbano-rural. El reto del chavismo es cómo recuperar espacios entre los votantes de las zonas urbanas que, por más modernos, son generalmente más críticos y menos manipulables. ¿Puede hacerlo sin perder el perfil revolucionario? ¡Tremendo trade-off! No está fácil la misión, mi comandante Chávez. El reto de la oposición es crecer hacia la Venezuela profunda, que se ha puesto casi tan profunda como cuando Rómulo Gallegos escribió Doña Bárbara. ¿Pero, sin recursos y sin ideas? No está menos difícil, mi conciudadano opositor. Así que el color del mapa es un “work in progress”. Quinta ficción: “La unidad.” El pacto unitario de la oposición no era, no fue y no será un fetiche. Antes de las elecciones dije, cuando me dieron la oportunidad de hablar buenos amigos en sus programas de radio, que la unidad era un instrumento y no un fin en sí mismo. Y como tal, podría ser usado por los partidos de oposición en aquellos lugares (municipios y estados) donde fuese indispensable, pero que en otros podía ocurrir que, sin ella, la oposición podría ganar en algunos municipios tradicionalmente opositores y que aun con ella podría perder en algunos lugares tradicional y fuertemente leales a Chávez. Y así fue. En el estado Bolívar, por ejemplo, con o sin unidad, la oposición perdía —y perdió. En municipios del este de la capital, sin unidad alguna, la oposición ganaba —y ganó en los tres en los que siempre ha ganado aunque hubo unidad sólo en Baruta. El mito de la unidad no puede acabar con la diversidad propia de las fuerzas democráticas. Es curioso que quienes tanto se oponen a lo que llaman el “pensamiento único” atribuido a Chávez les cueste tanto entender que haya disputas, desacuerdos y competencia entre los partidos democráticos. Sexta, y tal vez la más lamentable de las ficciones: “Chávez nunca va a reconocer una derrota electoral… nunca va a salir con votos.” Ya ha reconocido dos seguidas. Ha hecho lo posible por impedirlas, claro está. Algunas de las cosas que ha hecho son entendibles en el juego electoral y otras son muy reprochables, pero el alarmante y pesimista agüero, tan acariciado por la más recalcitrante ultra-derecha y los aventureros cazadores de puestos surgidos de salidas fáciles a problemas políticos complejos, no se ha cumplido (por ahora, al menos). Amigos del 11A y tecnócratas del paro petrolero: Carmona no era necesario, la “transición larga” de la que hablaban hasta por TV, no era necesaria. Necesaria era la paciencia y el pulso de resistir democráticamente los embates del tifón político y electoral que ha representado Chávez y que, poco a poco, ha ido menguando, encausándose, formando parte del paisaje normal del país. Las elecciones también dejan unas buenas lecciones: Primera lección: los venezolanos siguen apostando por la democracia electoral. Por más que le quiten el nombre en la Constitución y en las leyes, y ya casi nadie en la izquierda radical quiera acordarse de ella por su remoto origen burgués, la democracia liberal, la representativa, sigue siendo un instrumento fundamental para el protagonismo popular. Las fórmulas de acción directa, el golpismo, la fantasía de que algún día los “marines“ vengan como a Panamá a llevarse preso al Presidente, o que se enfrentarán a los rusos en la segunda batalla naval de Maracaibo, o que las guerrillas los humillarían, al estilo asimétrico de Vietnam, si se atreviesen… todos esos cuentos no pasan de ser delirios, pesadilla para algunos, dulce sueño para otros, pero delirios al fin. Los venezolanos, sin aspavientos, están buscando y hallando su camino pacífico y electoral para dirimir sus diferencias y reconstruir la democracia. El camino ha sido y será el de la vieja y burguesa (para no decir noble) democracia liberal —sí, lo sé, el término liberal no es políticamente correcto en la América Latina de hoy, pero les digo que eso es sólo una moda y pasará como otras tantas mientras la fórmula liberal perdura. A este respecto, contrasta lo sucedido en Venezuela con los recientes eventos que tristemente ensombrecen las recientes elecciones locales de Nicaragua. Pero aun en la Nicaragua de hoy, la democracia liberal ha prevalido desde la transición. Al final, de nuevo prevalecerá. Segunda lección: los partidos estúpido, los partidos. El dos veces ex-presidente Rafael Caldera, en 1993, le hizo un enorme daño al país (uno en una larga lista): inauguró con éxito electoral la retórica anti-partido en la que cabalgó Chávez por una década —antes de decidirse a construir su monolito al socialismo. El daño perdura. Muchos todavía creen que la competencia electoral eficiente y, más aún, la democracia, es posible sin partidos. Estas elecciones muestran que, del lado del gobierno, existe un partido —tal vez en ciernes aún, con pocas posibilidades por ahora de ponerle límites al poder unipersonal del líder máximo de cuyo carisma aún depende, pero partido al fin que en el largo plazo se consolidará. Los pequeños aliados, grupos menores, micro-cosmos caudillistas, casi desaparecieron. Lo mismo del lado opuesto. Queda claro que, sin la presencia de partidos fuertes, los opositores no tienen éxito. Donde ganaron es donde los partidos han invertido tiempo y recursos para construir redes que conecten a los ciudadanos y movilicen a los votantes. No sólo de mass media se vive en política. Tercera: Los disidentes juegan un papel importantísimo en términos políticos. No fueron aplastados como interpreta Chávez. Perdieron las gobernaciones que controlaban, es cierto, pero además de mostrar que la aparente hegemonía del PSUV y de Chávez no se traduce en completa unanimidad y sumisión —es decir, el chavismo no es una suma de “focas amaestradas” como dicen algunos opositores, sino un fenómeno complejo, con matices internos que desde fuera, torpemente, a veces no se quieren ver. Un simple ejemplo del que la oposición tiene que aprender: con un poco más de confianza y diálogo, y de nuevo partidos fuertes, la oposición extrema, por cierto, representada por un disidente de segunda generación no hubiese impedido el triunfo de los disidentes de tercera generación en Barinas —la primera generación de desafectos, dicho sea de paso, fue la del MAS. Cuarta: Chávez necesita la reelección indefinida y va intentar buscarla, no quepa duda, pese a los resultados numéricamente adversos en regiones claves. La necesita para la continuación de su proyecto, como declara. Pero también por otras razones que no tan evidentes, pero igualmente importantes o más. Una razón es que no se puede permitir la implosión de su movimiento. Chávez ha fallado o no ha querido construir un partido fuerte y autónomo. Por el contrario, su partido está hecho a imagen y semejanza del personalismo político del comandante supremo. Sin Chávez como candidato, la guerra de tendencias y de ambiciones antes de la elección y peor aún después de la derrota, si ocurriese, llevaría a una implosión del chavismo que pondría su futuro en aprietos. Cosa peor sería para ese partido que el caudillo faltara de forma más prolongada. Y eso podría ocurrir y, en ese sentido, la otra (y confesa) preocupación de Chávez es que, de perder la elección, “vayan por él.” Y probable que vayan. Hay muchas cosas que aclarar, como por ejemplo, para mencionar un par de detalles: primero, que paso en el 11 y, peor, el 13 de abril, en materia de derechos humanos y, segundo, con cuánta transparencia se ha administrado la hacienda pública. En fin, hay gente con cuentas por cobrar y, al menos de que como ha ocurrido en otras transiciones —incluyendo la que Chávez protagonizó en 1999— se produzca un acuerdo previo entre las fuerzas políticas, alguien intentará cobrarlas. Pero mejor que tener que negociar ese acuerdo, lo cual ahora mismo no estaría fácil, Chávez prefiere la prolongación de su mandato para garantizar su propia seguridad. Así que, aún arriesgándose a perderlo, la estrategia dominante en el juego de Chávez es intentar prolongar su permanencia en el cargo. Quinta, y más importante lección: “No fear.” Los venezolanos perdieron el miedo. Pese a las amenazas de tanques en la calle, las armas de motorizados y peatones encapuchados, las listas del pasado que no sé si fueron enterradas o aún se usan, los augurios (que a veces parecen deseos) de violencia y confrontación, los venezolanos no tuvieron miedo y fueron a votar. Por Chávez, contra Chávez, por sus candidatos a gobernador, alcalde o representante ante la legislatura regional, por la razón que quiera usted añadir, la gente fue y votó. Eso amerita más dulce de lechoza. (*) Ángel E. Álvarez es Director del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela.

¿Confrontar o Gobernar?


Por: Sammy Landaeta Millán - Muchas organizaciones no gubernamentales (ONGs) se dedican a evaluar los índices de Gobernabilidad de los Estados. El desgobierno de Hugo Chávez Frías en Venezuela, muestra en sus 10 años; parámetros desastrosos. Pero a la luz de los espacios conquistados en las elecciones de Gobernadores y Alcaldes del pasado 23-11-2008 por factores de la OPOSICION, se brindan expectativas ciertas, para satisfacer las necesidades básicas de la ciudadanía, en una verdadera gestión Pública. Pero hay un detalle; los NO favorecidos por el triunfo, presas de la desilusión, la manipulación y la ideología del Poder Central Castro Comunista, le lanzan dos alternativas de desempeño: CONFRONTAR ó GOBERNAR. La razón principal lo constituye un mal intencionado rumor que ha dejado correr la especie que los Centros de Salud Integral (CDI) fundados por el Socialismo Bolivariano van a ser eliminados y grupos opositores intentan tomarlos a la fuerza, sin efectuarse la transferencia gubernamental correspondiente. De ahí se deriva, que el saqueo de bienes pertenecientes a la Nación en algunas Gobernaciones, está a la orden del día. El descontento por las proclamaciones atraviesa un sendero que puede tornarse peligroso, atiende a fomentar discordias en el ámbito popular y podría entenderse, que estimula la desobediencia civil. Se le indica a la población de bajos recursos que los Módulos de Barrio Adentro –aunque ya no posean Médicos CUBANOS- serán cerrados, cuando en realidad una gran mayoría son utilizados para IDEOLOGIZAR y no para pasar consulta. En fuentes oficialistas se han dado a la tarea de desconocer la voluntad popular con indicios de FRAUDE, compra de conciencias y regalos de electrodomésticos para mantener viva una revolución soportada hasta hoy, por el despilfarro del dinero proveniente de un precio del barril de petróleo exhorbitante. Pero la realidad Mundial y el descenso de la Cesta venezolana nos indica un posible camino a la recesión y esto definitivamente influiría en la gestión gubernamental Central, regional y Municipal. Ojala no se maquille, interprete o se maneje como instrumento político, para aniquilar los proyectos para el bienestar ciudadano, en Gobernaciones y Alcaldías detentadas por la Oposición. De hecho no podemos ser ajenos a la actitud del DUEÑO de la País a quien no le importa si los mensajes del Alcalde Mayor y el Gobernador del Estado Miranda, recién electos; son de concertación, de conciliación o de invitación al trabajo mancomunado, para etiquetarlos como Golpistas. Aunque Enrique Capriles Radonski se ponga “una camisa roja” siempre para Hugo Chávez Frías tendrá el calificativo de Golpista - Asaltante de la Embajada de Cuba y castigarlo ha sido punto de honor y exigencia en su maridaje con Fidel Castro. Se señala a Henrique Salas Feo, gobernador electo del Estado Carabobo y a Manuel Rosales Guerrero alcalde electo de Maracaibo también como Golpistas y se acuña la frase: “Y no estuvieron presos.” Pero lo que no dijo Hugo Chávez Frías frente a los corresponsales internacionales es que a Enrique Capriles Radonski se le privó ilegítimamente de la Libertad y permaneció varios meses en las Mazmorras de la DISIP donde fue sometido presuntamente a torturas físicas, psíquicas, psicológicas ideológica y penales. Todo por una supuesta toma del Palacio del Castro Comunismo en Venezuela donde se concentran las sanguijuelas, que viven de los recursos del Estado Venezolano, por autorización de un maldito ex –militar, traidor y golpista. Venezuela necesita de nosotros, dejemos de lado la violencia; fueron las palabras de Dr. Antonio Ledezma en el acto de su proclamación como Alcalde Mayor. Dios quiera que sus buenos deseos no sean echados en saco roto. Gracias a Dios y la Virgen del Valle del Espíritu Santo el triunfo del insigne luchador, es producto del ejercicio del sufragio y NO de la acción democrática de “trapiche” Hugo Chávez Frías, quien se proyecta hacia el 2013 en su afán de reactivar de su REELECCION VITALICIA y se lleva en los cachos a sus copartidarios. Aristóbulo queda fuera, por su derrota a la Alcaldía Mayor. Jesse Chacón ni se diga; por su revés en el Municipio Sucre y se manifiesta como “colaborador y observador” de la gestión de Carlos Ocariz. Por su parte Diosdado Cabello Rondón por ser el hombre del “billete revolucionario” pasa a la RESERVA o quizás completará la dupla a evaluar, para ocupar MINDEFENSA, junto con Luis Reyes Reyes, gobernador saliente de Lara. También se lanza una nueva estrategia con Adán Chávez -producto del FRAUDE en Barinas- se necesita como hombre de confianza y gestión gubernamental. Esa razón permitiría proyectarlo como ALTERNO dentro del NEPOTISMO bolivariano, hacia la Primera Magistratura. En el aire quedan Juan Barreto que quizás regrese al ballet rosado del entorno del Moulig Rouge de París o asumirá como Virrey de Los Roques y el Comisario Freddy Bernal que tal vez asuma su antiguo oficio de Asaltante de Bancos. Por su parte; Jorge Rodríguez, Alcalde electo del Municipio Libertador y figura responsable por las PRORROGA electoral, -forma revolucionaria de completar los cuadernos de votación, mediante la paga a los electores- nos trae una maravillosa idea bolivariana: Hay que promulgar una nueva Ley del Sufragio y Participación Política. Aumentar los centros de votación automatizados y ampliar el horario más allá de las 4 p.m. porque parecería que es insuficiente, para ejecutar el FRAUDE. En el Stand- by quedan Henry Falcón expulsado y reenganchado del PSUV y Tarek William Saab quien se proyecta desde Anzoátegui, porque sacó provecho a “Los patrulleros 1x10” pagando votantes igual como se hizo en el Estado Sucre. Tarek “el gobernador” es la esencia del poder económico enquistado en los negocios, contratos y licitaciones revolucionarios. Es la figura central del “comunismo Light” por sus nexos con Raúl Castro para intercambios e importaciones vía Cuba. También es el Embajador plenipotenciario de Fundamentalismo Islámico en Venezuela y eje central del asiento del Narcotráfico Internacional en el Oriente del País. Si de Poder y Gestión se trata; este mostraría dos periodos y el respaldo de sus contactos ¿Podrían distanciarlo en la carrera presidencial? En el cuadro político también entra en vigencia, la lucha por el poder Oficialismo - Oposición, la insatisfacción popular en forma de Explosión Social y la Desobediencia Civil que invocaría el Articulo 350 de la Constitución Nacional. En último plano queda a futuro, el indescartable escenario MILITAR, que podría surgir para resguardar la sobrevivencia de la Nación y la preservación de la Población, la Paz interna o detener el GENOCIDIO en forma de Junta Cívico Militar. Cualquiera de estos escenarios podrían ocurrir en Venezuela, si el estamento político no termina de ponerse de acuerdo o mientras continúe la ANARQUIA producida por el SOCIALISMO en su TEMOR a que la DERECHA le ajuste las cuentas. La presencia de factores de Oposición en cargos de gobierno -elegidos popularmente- coloca al Socialismo vandálico, muy cerca de las cuerdas del cuadrilátero político y partiendo de la premisa cierta que el Dr. Antonio Ledezma ha sido figura central en la convocatoria de las marchas de la Oposición; en el Castro Comunismo gubernamental, quedan varias preguntas: ¿Marchará el Alcalde Mayor con la Oposición? ¿Se estancará el Comando de la Resistencia? ¿Permitirá que Caracas se le embochinche? A manera de respuesta o “peine revolucionario” Diosdado Cabello Rondón -quien no asimila la derrota- respondía por VTV, que tanto al Gobernador de Miranda como el Alcalde Mayor, tienen dos alternativas: CONFRONTAR ò GOBERNAR, mientras se le señala el camino revolucionario, de los Revocatorios.

Frase del Día


Keep your words soft and sweet

just in case you have to eat them.

Frase del Día

La tolerancia es la virtud del débil.
Marqués de Sade

Revise Ud. mismo el Acta de su Mesa


Publicado por gbastidas en Megaresistencia

Thanksgiving


El primer Día de Acción de Gracias
Jean Leon Gerome Ferris
(
18631930).

El Día de Acción de Gracias (en inglés: «Thanksgiving», literalmente "dandogracias") es una celebración tradicional de Norteamérica (Excepto México). En los Estados Unidos se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre, aunque originalmente se hacía el último jueves. En Canadá, por su parte, se celebra el segundo lunes de octubre. Constituye regularmente un gran festejo familiar, en el cual las personas se reúnen con sus parientes en torno a la mesa, realizando celebraciones tradicionales. La fiesta está íntimamente relacionada con los primeros eventos de la colonización inglesa en el Nuevo Mundo. En 1620 un grupo de colonizadores cristianos, que posteriormente serían conocidos como peregrinos, viajó a América a bordo del barco Mayflower. Desembarcaron en el mes de noviembre, a fines del otoño septentrional, en la costa de Massachusetts (en la costa este de Estados Unidos) cumpliendo sus propósitos al establecer la Colonia de Plymouth. El riguroso invierno en esas latitudes les tomó por sorpresa, sin tener tiempo para prepararse para duras condiciones de privación y frío. Del centenar de peregrinos no sobrevivieron la mitad de ellos. Los que lo lograron, debieron su suerte a la ayuda y alimentos que los nativos de la zona, los indios Wampanoag, les proporcionaron. En el otoño de 1621, ya establecidos y con la primera cosecha recolectada, los supervivientes decidieron compartir sus frutos con los indios que les ayudaron cuando ellos no tenían recursos. El gobernador de la colonia proclamó "un día de dar gracias al Señor para que podamos de una manera más especial regocijarnos después de haber recogido el fruto de nuestro trabajo". Esa pacífica convivencia con los nativos duraría pocos años, ya que la masiva afluencia de colonos europeos y la ocupación creciente de los territorios de los indígenas les llevaría a enfrentamientos continuos. El resultado de tales confrontamientos fue la casi total exterminación de los indios Wampanoag. Tras la llamada guerra del Rey Philip en 1675, tan sólo sobrevivirían 400. Aunque la tradición data de 1621 y se ha celebrado de una manera u otra desde entonces, la celebración como día de fiesta oficial es más reciente. En 1789, el primer presidente de los Estados Unidos, George Washington, proclamó la fecha como día nacional de Acción de Gracias. En 1863, Abraham Lincoln declaró que la celebración se realizara como fiesta nacional de los Estados Unidos. Sin embargo, no fue hasta 1941 que el Congreso Federal estableciera la fecha como fiesta oficial. La mayoría de personas en los Estados Unidos celebran esta fiesta con reuniones familiares en sus hogares donde preparan un banquete. En muchas casas es común ofrecer una oración de gracias. El plato principal tradicional para la cena es un gran pavo asado. Este pavo tradicionalmente va acompañado con un relleno hecho de pan de maíz y salvia. Se sirve tradicionalmente con una jalea o salsa de arándano rojo (en inglés "cranberry sauce"). Además suelen servirse platos de verduras como las judías verdes (green bean casserole), la batata dulce y el puré de patata con una salsa hecha del jugo del pavo, al igual que una multitud de postres, siendo el pastel de calabaza el más popular. También son populares el pastel de pacana y el de manzana. Después de la cena, la diversión preferida es ver partidos de fútbol americano por la televisión y para otros echar una siesta. La mayoría de negocios y oficinas están cerrados en este día. Algunos almacenes, centros comerciales, restaurantes y bares permanecen abiertos. El viernes siguiente a la fiesta es tradicional la apertura de la temporada de compras navideñas. Este día se conoce como Viernes Negro. Almacenes y tiendas todos ofrecen precios de rebaja y mucha gente se reúne en los centros comerciales.

Los policías del petróleo


Por: Rafael Gallegos - La contraparte del sueño americano, es la pesadilla americana. Amanecer un día con su prodigioso sistema industrial paralizado y sus autos convertidos en chatarra. El caos. Desde hace cien años, el movimiento en los en Estados Unidos se escribe con p de petróleo. Petróleo es consumo masivo, universidades, grandes ligas, prensa, televisión. Dadme un barril de petróleo y moveré al mundo, parecieran parafrasear a Arquímedes todos los días. Para evitar que se materialice esa pesadilla, su estadía en Irak les cuesta la increíble suma de 11.000 millones de dólares mensuales. El equivalente a seis millones de barriles diarios (a 60 dólares el barril)… el doble de la producción de Irak y la tercera parte de la producción del medio oriente. La intervención norteamericana en Irak les encarece cada barril producido en la zona en más del 30 %, o cada barril iraquí en 200 %. Durante décadas los norteamericanos se han erigido, directa e indirectamente, como los policías del petróleo en el medio oriente. En 1953, el presidente iraní Mossadeg, nacionalizó su petróleo. Tal vez creyó que podría imitar a México sin represalias. Olvidó que Roosvelt dejó a Lázaro Cárdenas nacionalizar su industria petrolera, sopesando que los mexicanos se podrían aliar con el amenazante eje encabezado por Alemania que ya estaba por iniciar la segunda guerra mundial. Pero le sucedió lo contrario, el imperio (que como dice Poleo, existe y es malo) suspendió la compra de petróleo a Irán y forzó la salida de Mossadeg y el entronizamiento del Sha de Irán, a quien convirtieron en el policía petrolero de la zona. Lo armaron hasta los dientes, se hicieron los que no veían como reprimía a su pueblo, no le exigieron un régimen de libertades y le hicieron una gran propaganda como el modernizador del medio oriente. Todo iba muy bien hasta que… lo derrocó el Imán Komeini en 1979 e Irán se convirtió en el bastión anti norteamericano de la zona. O sea… las armas del Sha, ahora las tenía Komeini. Se hizo imperativo armar a otro policía petrolero. Decidieron que ese policía fuera el hombre fuerte de Irak, Hussein. Lo armaron y paradoja de paradojas, Hussein fungió como encargado de contener al anti norteamericano Komeini. Durante años se desarrolló la guerra Irán – Irak. Una guerra de petróleo y de potencias donde los soviéticos apoyaban a Irán y los norteamericanos a Irak. Por supuesto que para ese entonces Hussein – para la propaganda - no era ni dictador ni represivo. Pero como todo autócrata se creyó su mito y cometió el error que lo llevaría a la horca: invadió Kuwait en 1991. Tal vez pensó que los norteamericanos no reaccionarían por considerarlo su aliado. Obviamente se equivocó. La soberanía (¿petrolera?) de Kuwait movilizó a la ONU y tropas norteamericanas llegaron en tiempo record a defender al país invadido. Arabia Saudita, se "sacrificó" produciendo la cuota de Irak y jamás volvió a sus niveles anteriores de producción. Derrotado Hussein, los árabes sauditas se convirtieron en los nuevos policías del petróleo.

Columna de Nelson Bocaranda

ALTO - REACCIONES. Molestísimo ha venido pensando en cobrárselas a la clase media y a los pobres que ya no creen en él. Desde radicalizar su robolución, cerrar fronteras obligando a solicitar permiso para salir, eliminar los dólares preferenciales para viajeros, aumentar ferozmente tanto el impuesto de salida como otros tributos, estatizar toda la banca y hasta declararse comunista le ha pasado por la cabeza. Por lo pronto, la reunión del Alba -donde seguirá regalando dinero que hoy hace falta en el país y ofreciendo seguir creando mas bancos anticapitalistas -y la visita del camarada Mevdevev con tres barcos rusos le permitieron masajear su golpeado ego. Pensó en una purga al mejor estilo soviético pero lo detiene la falta de figuras que rindan mejor que los "bate quebrados" con los que se ha rodeado. Quiere cambiar todo el tren de ministros y funcionarios de las decenas de organismos públicos que ha creado. Sigue pensando en su reelección indefinida. Presentará en el 2009 una consulta pidiendo un período más de gobierno hasta el 2019. Presagian tiempos muy duros, pues su reconcomio, que arranca desde su niñez, se le revivió al máximo desde el domingo. Sus odios, sus demonios internos y su promoción de la lucha de clases para seguir dividiendo al país se le salieron el lunes por la noche. Se dio cuenta que está solo y que no tiene relevo. ¿¡Eh!?.. RABIETA. Se resistía a perder los lugares emblemáticos donde su verbo vulgar e hiriente había dominado la escena electoral en los últimos meses. A medida que le fueron informando los resultados la tensión iba creciendo en Miraflores. A las 2:00 pm una llamada suya a la presidenta del CNE le ordenó dejar abiertas las mesas para darle tiempo a sus batallones de buscar gente, pagando lo que fuera necesario, para completar los votos de diferencia con los candidatos de la oposición. La amenaza de la dirigencia opositora de cantar fraude si eso se mantenía como pretendía la sumisa rectora fue lo único que paró la pretensión presidencial. Por eso se añadió: "sólo donde haya votantes quedan abiertas". Vimos cómo los canales del Gobierno sin vergüenza llamaron a votar hasta pasadas las 10 de la noche. La aparición de Chávez en la sede electoral del PUSV dio el tamaño justo de la nalgada que los partidos democráticos le habían propinado ese día. Malabarismos, juegos de palabras, cifras, mapas y un talante rabioso y molesto, pero reprimido al máximo, fue necesario para que el país entendiera que el rechazo a la corrupción, la delincuencia, la ineficiencia, el armamentismo, la ilegalidad, el abuso, el desprecio, la grosería, la regaladera de recursos a Fidel Castro y otros chulos latinoamericanos, el maltrato, la injusticia, el abandono de las ciudades, el descuido, la infancia y la mendicidad que pululan en las calles venezolanas apenas comienza a conformarse. Rumiando las nalgadas propinadas ni siquiera durmió. Sacó cuentas, buscó explicaciones, insultó a los responsables de las zonas perdidas. Lo confesó el lunes ante la prensa extranjera que cada día se da más cuenta de los abusos y mentiras presidenciales. Solo esa noche mintió más de cuarenta veces.
MEDIO - ¿CONCLUSIONES? Chávez, en su fuero interno, está bien claro que sólo él sostiene este parapeto que llaman "Revolución Bolivariana" . Si no fuera así, no se hubiese visto obligado a "echarse a sus espaldas" todo el peso de la campaña para movilizar a sus seguidores "duros" a votar por los candidatos rojos. Lo logró en buena medida, pero, frente al desgaste de su catastrófico gobierno y el desprestigio de las llamadas "principales figuras" del PUSV, los votantes rojitos optaron por darle la espalda en los estados más importantes. Quedó demostrado que no hay relevo dentro de su saco de gatos y por eso ahora, más que nunca, los que salieron victoriosos están obligados a ser más sumisos a él. En su cabeza debe preguntarse: ¿Cómo hago para hallar un atajo que me permita plantear una reelección o enmienda si los supuestos "cuartobates" del PUSV (Aristóbulo, Cabello, Chacón, Silva & Co) recibieron un revolcón de su propia gente? Otra pregunta debe estarse haciendo es ¿cómo esos "revolcados" pueden dirigir la construcción del partido si no tienen liderazgos sobre una enorme masa de los llamados chavistas? ¿Cómo es posible que Aristóbulo, el más votado en las elecciones del PUSV, haya salido con las tablas en la cabeza o porque Jesse no subió el cerro? De Diosdado a lo mejor esperaba ese descalabro porque precisamente su gente del PUSV lo dejó por fuera en los comicios internos y él lo rescató. Esta fue su cuarta derrota pues a esas dos se suman el revocatorio y la reforma en el estado Miranda. ¿Lo elevará de nuevo a la vicepresidencia? . Como escribió Eduardo Semtei en El Mundo -que conoce a los rojos por dentro- Cabello y su grupo tendrían el poder para contar con 13 ministros, 11 gobernadores, 16 magistrados del TSJ, el poder ciudadano, 34 generales y el vicepresidente ejecutivo. Queda el beneficio de la duda si fue una equivocación del caudillo o una jugada calculada para sacudirse a estos señores. Sería tonto desestimar que Chávez no esté pensando en "colaboradores" más dependientes y menos díscolos. De ser así, sería una mala señal para los que animan el "chavismo sin Chávez". En definitiva, Hugo Rafael es el único elector para el chavismo. Si no convierte estas elecciones en plebiscito sus candidatos se quedan en el camino. ¿Se pondrá al hombro sus "bacalaos" en estos dos años para evitar el ingreso de la oposición a la Asamblea? El riesgo para él es muy grande, pues si no lo hace, se le viene el mundo encima antes que finalice su mandato el 20-12. De transcurrir todo normalmente, ¿cuál de sus acólitos puede calzarse las "botas" de Tribilín? Por ahora no se ve a nadie. Ni Adán ni la Golinger.
BAJO - TRES NOTAS. Bajado del cielo, el diluvio del jueves fue decisivo para la victoria democrática. La cadena presidencial en momentos tan graves -igual de maligna que cuando el desborde de la quebrada en La Carlota- fue clave para impulsar a los votantes a batir el record . Centrados los problemas en Baruta la opción de Capriles venció a la roja demagogia de Diosdado y sus tractores. Pese a que el CNE no dio una prórroga, muchos directores regionales del organismo recibieron una llamada de un rector (¿a?) para que mantuvieran abiertos la mayor cantidad de centros electorales con el objetivo de facilitar al régimen llevar a los votantes remolones. Esto fue determinante para la "victoria" chavista en Barinas -Según AGB el rating dominical, de 6:00 am a 12:00 pm, de la televisión abierta fue así: Venevisión 4.7; Globovisión 3.3; Televen 1.3 y l a Tele 0.2. Del Gobierno: VTV 2.2, TVES 0.5; y Telesur 0.1. He aquí la rabia presidencial. ..