mover

mover

lunes, 24 de noviembre de 2008

56% de los votos fueron democráticos, todo comenzó a cambiar


Por: Paulina Gamus - 56% de los votos fueron democraticos. Esa es una noticia muy importante ademas de los 5 estados ganados, la alcaldía metropolitana y una gran cantidad de otras alcaldías en todo el país. La votación de quienes creyeron y siguieron el mensaje de Chávez, cayó de 58% en el 2004, al 44% hoy. La votación de quienes están convencidos de que la ruta es la democracia y no lo que ofrece Chávez, pasó de 42% al 56%! Los votos democráticos subieron de 2.846103 votos a 5.246.291, es decir crecimos en un 84,3%. En fin, la población bajo gobernadores chavistas, cayó de 22.158.512, a 15.201.334, cayó en un 31,4%, y la de los demócratas creció de 3.836.343 a 12.585.623, es decir, creció en un 228%. Felicidades a todos ustedes por su esfuerzo y trabajo. Ahora es que continua el esfuerzo en la defensa de nuestra democracia. Debemos comenzar a construir un proyecto de país en el cual todos podamos realizarnos. Es hora de cambiar y todo comenzó a cambiar.

El país que nunca será


Por: Miguel Bahachille - miguelbm@telcel.net.ve - Independientemente de los resultados del proceso eleccionario ocurrido ayer, la actividad de la economía empresaria, a pesar de Chávez, seguirá teniendo vigencia no obstante las variaciones procedidas de la actual crisis. Lo mismo ocurrirá con la educación pública y privada. La intención ideológica deliberada del régimen para usurpar a su conveniencia todo el sistema educativo, desde elemental hasta universitario, se esfumará. Los graduados en cada ciclo, incluidos los forzados a vestir de rojo, y la alharaca de contracultura insuflada por el presidente en sus latosas cadenas, seguirán creyendo en la ética competitiva propia de los sistemas democráticos. Así como en el referéndum del dos de diciembre se confirmó respeto por la propiedad privada, estos resultados reafirman cómo ese derecho prevalece insoslayable en todas las esferas de la sociedad venezolana. El número absoluto de votos no deja duda que la confrontación de ayer no fue con los elegidos a dedo por el jefe; sino contra él mismo. Se demuestra así que la libertad individual, la elección personal, y los sistemas de producción privados, son las defensas más poderosas de las que dispone el ciudadano contra la arbitrariedad. El presidente, en su turbada autoidolatría, creía estar más allá de los intereses particulares y colectivos. De allí su indolencia por los problemas fundamentales que afectan a la mayoría. Seguramente su ego le advertía que la inseguridad, delincuencia, crisis hospitalaria, corrupción, inflación, abuso de poder, eran asuntos que de ninguna manera merecían su atención por ser de "orden supletorio inferior". Que lo primordial era él y el pensamiento vetusto que arrastra. Otro tópico trascendente que surgió de estas elecciones es el fin del mito de la naturaleza inmutable del venezolano. Es bien conocido que las expectativas humanas son el lubricante del cambio social. Cuando están en baja, como codició llevarlas Chávez, predomina la pasividad. Allí también fracasó. Siempre ha pretendido borrar imágenes que el venezolano tenía, o tiene, sobre su realidad política, social, económica y personal. Prefirió hacer hincapié en la faceta agresiva y no constructiva de la conducta humana para implantar su revolución. De allí que sus hordas belicosas operen violentamente y sin control. A Chávez, como gran manipulador de los medios que ha sido, le resultará de ahora en adelante muy difícil racionalizar sus constantes cadenas e intervenciones televisivas mientras los fines de semana sigan ocurriendo media docena de asesinatos por hora. Ya no podrá encogerse de hombros y culpar de la violencia a la naturaleza humana. Tampoco podrá decir que ello ocurre por el desgarramiento inhumano propio del sistema capitalista. Ahora le toca a la oposición asumir la función de enfrentar las consecuencias perniciosas de la actual crisis que sin duda afectará a todos. La tesis de que estamos condenados por la herencia histórica destructora debe ser descartada por desalmada. De aceptarla, no hay mucho que hacer. Ello equivaldría a sentirnos minusválidos ante la adversidad. Así pues, el país nunca podrá ser el que anhela Chávez, el comunista; sino el nuestro.

Triunfo que conmueve


Por: Antonio Sánchez García - Bien podemos calificar de histórica la jornada vivida ayer en nuestro país, cuando el pueblo venezolano, sobreponiéndose al despliegue más inclemente y aterrador jamás puesto en práctica por gobernante venezolano alguno para amedrentarnos, acorralarnos y condenarnos a la abstención y enclaustrarnos en nuestras casas fue gloriosamente respondido con la mayor movilización popular jamás vivida en proceso electoral de esta naturaleza. Contrariando la amenaza de tanques y artillería pesada en las calles de Carabobo si triunfaba la oposición o el despliegue de infantería que haría correr la sangre por las calles del Zulia si eran derrotados los candidatos oficialistas, Venezuela amenace hoy iluminada por el radiante sol de la libertad, en la mayor paz y con absoluta tranquilidad social. Y en Carabobo y en el Zulia, en Miranda y en Nueva Esparta, en Táchira y en la Alcaldía Mayor flamea la bandera multicolor de la democracia. De todos esos triunfos, el que más me conmueve es el de Antonio Ledezma. Porque lo logra en el corazón mismo del Poder, en las entrañas del chavismo duro, sobre la ola de un vasto movimiento popular que pone en acción a las barriadas más populosas y necesitadas del país. Venció al mejor candidato de que pudo disponer un movimiento carente de otras figuras que no sea la omnipotente y todo poderosa del teniente coronel Hugo Chávez. Y no sólo por eso: me conmueve porque Antonio ha sido el abanderado de nuestras luchas en los momentos más duros y difíciles, cuando apenas un puñados de mujeres y hombres osábamos salir a la calle y dar la batalla en solitario con él a la cabeza de la Alianza Bravo Pueblo y el Comando de la Resistencia. Antonio no ha desfallecido un instante. No le ha temido a la cárcel ni al chantaje, a las amenazas ni a los ataques. Puso todo su corazón en la Coordinadora Democrática y debió asumir un duro revés cuando los factores que le adversaban no supieron valorar en su justo término su inmenso talento, su coraje y su grandeza. Agua pasada, asunto olvidado. También me conmueve el triunfo de Enrique Capriles y de Carlos Ocaríz. Ganar en Petare, en Sucre, en los altos mirandinos, en los valles del Tuy, en las costas barloventeñas como lo ha hecho este joven luchados de Primero Justicia enaltece al gentilicio. Y arrasó en el Este de Caracas, en donde una clase media plenamente consciente de su gran responsabilidad histórica salió a votar masivamente, arrastrando consigo cuando encontró a su paso. Sin esa contribución de Ocaríz y Capriles, Ledezma no triunfa en la Alcaldía mayor. De modo que hablamos de un triunfo en equipo. Como los grandes triunfos de la democracia. Se abren las grandes avenidas. Venezuela ya es otra: multicolor, libertaria, alegre y solidaria. El triunfo de Pablo Pérez y Manuel Rosales en el Zulia reafirma el profundo arraigo de su liderazgo en las tierras de la Chinita. Fue un grave error político del presidente de la república creer en la ofensa como arma de combate. Mientras más descalificaba y ofendía a Rosales, más profundamente lo hundía en el corazón del pueblo zuliano. Hoy lo ha hecho invencible. Mario Isea tendrá que comerse sus amenazas judiciales. César Pérez Vivas, otro fajador, se ha llevado también su gran victoria. Merecida en un hombre que no ha descansado en su lucha por la rectitud y la justicia. Como Morel en Nueva Esparta. Es cierto: Chávez se queda con el mayor número de las gobernaciones. Nosotros con las más populosas, las más industriosas y las más importantes. Pero por sobre todo: las más emblemáticas. Es un triunfo histórico. Ahora a no descansar ni un segundo: a cumplir con nuestras promesas y a sacar adelante a las regiones que controlamos. El próximo paso: la asamblea nacional. El tercer round en este combate a seis asaltos. Debemos ir a la conquista de la mayoría legislativa. Será nuestra próxima etapa. No desfalleceremos hasta vernos expulsando a los fariseos del templo. Palabra de honor.

La inconclusión venezolana: primer análisis


Por Teódulo López Meléndez - teodulolopezm@yahoo.com - De inconclusión hablé antes de las elecciones regionales y de inconclusión se trata. En términos de proceso histórico no ha sucedido nada, pero sí en término de coyunturas. La oposición ha mejorado sus bases de batalla. La victoria en la gran Caracas y en Miranda, incluido el emblemático Municipio Sucre (una de las más grandes barriadas pobres de América Latina) son un golpe fuerte para el gobierno de Hugo Chávez. A ello, claro está, hay que sumarle el mantenimiento del control en dos estados o provincias, entre las cuales el petrolero Zulia, y el anexo del estado de Carabobo –centro industrial de Venezuela- y del estado Táchira, fronterizo con Colombia. Tal como estaba previsto la oposición se asienta en nuevas conquistas y gobernará al 45 por ciento de la población de Venezuela. Un resultado nada despreciable, pero un resultado que marca el inicio de una nueva etapa de graves confrontaciones. La población urbana rechaza al gobierno de Chávez. La llamada “revolución” se convierte en una “revolución rural”. Las principales ciudades del país, en su gran mayoría, pasan a control de la oposición. Esto es, los sectores más comunicados –y uso la expresión para diferenciarla de la expresión sectores más informados- no están con el autodenominado “proceso”. Este cambio es sustantivo y merecerá análisis en profundidad. La oposición ha pagado caro su ceguera frente a la llamada disidencia del gobierno. El caso emblemático es el del estado Barinas, feudo familiar Chávez, que perdió el disidente Julio César Reyes porque la oposición formal no entendió el valor simbólico que allí se acumulaba. Hay un sector extremista en la oposición que no quiere saber nada de los disidentes del oficialismo, estigmatizándolos con epítetos grotescos, sin entender que sin la disidencia no se puede constituir una nueva mayoría. La mayor ceguera la mostró la oposición en el caso del estado de Bolívar, donde el obrero metalúrgico Andrés Velásquez perdió porque la oposición no entendió que era él el candidato. Velásquez, quien en el pasado estuvo a punto de ganar la presidencia de la República, ha podido alzarse con la victoria si algunos partidos de la oposición no se hubiesen auto engañado con encuestas evidentemente falsificadas. Una victoria que merece un párrafo es la de Antonio Ledezma para la Alcaldía Mayor de Caracas. Fue, sin lugar a dudas, el mejor candidato de entre ambos sectores, por su seriedad, constancia y anuncios programáticos. Seguramente sea Ledezma el mejor ejemplo de una elección consciente. Un luchador no populista ni demagogo que gana por su mensaje debe ser mencionado como un ejemplo de madurez ciudadana. Ledezma la verá fea: previendo una victoria de la oposición esa insigne posición de gobierno de la capital de la República fue despojada de la Policía Metropolitana y de los hospitales. Allí campea la ruina, con pasivos laborales, desorden y corrupción. Los problemas que el flamante Alcalde Mayor deberá enfrentar son de tal magnitud que en este momento sólo vemos como signo de auspicio, amén de la capacidad de liderazgo del electo, el hecho de que de los cinco alcaldes de la gran Caracas cuatro le acompañarán en el intento por hacer una gran gestión. Hay que reconocer a Carlos Ocariz como un insigne luchador. Ganó Petare (Municipio Sucre) una zona de extremada violencia donde los partidarios del gobierno disparaban al aire en la madrugada en que se anunció la victoria oposicionista. Es un joven ingeniero con una increíble vocación de servicio. Será un excelente alcalde. Y la victoria de Henrique Capriles en el populoso estado de Miranda, que es como decir el vecindario de Caracas. Así mismo un reconocimiento para César Pérez Vivas, quien después de ser echado de la Secretaría General de su partido socialcristiano obtiene una celebrada victoria en los Andes (Táchira) dejando con un pulmón al hoy denominado “Partido Popular”. La reacción del gobierno ante los resultados ha sido de mesura, pero sabemos bien que la mesura le dura horas y vuelve a la agresión, al insulto y a la ignominia. Veremos cual es la actitud oficialista frente a los espacios conquistados por la oposición. Recursos y colaboración están en entredicho. No podemos olvidar el abuso de los medios de comunicación oficialistas, las amenazas de Chávez de sacar tanques y soldados y de meter preso a dirigentes oposicionistas, así como de negarles el agua y el pan a las regiones donde perdiese. Se hizo uso indiscriminando del dinero del erario público y de un lenguaje que, dije en mi anterior artículo, no se había visto ni en las peores dictaduras africanas. Todo el peso del Estado estuvo volcado a hacer ganar a los candidatos del PSUV. La tarea es muy difícil, no sólo desde este punto de vista, sino desde el de concretar una acción de gobierno eficaz que ataque los problemas emblemáticos que sufren los venezolanos. Hay que demostrar que existe una manera eficiente de gobernar. Diría que debe demostrarse tal compenetración con la gente que uno pudiera considerar que se ha iniciado la posibilidad de decir que comienza a construirse un proyecto de país que enfrentar al de Chávez. Esto último es un desafío ingente que impide que los vencedores se vayan a celebrar con güisqui y con el plato tradicional navideño venezolano, las hallacas. Tres líderes fundamentales del oficialismo fueron derrotados. Diosdado Cabello, Jesse Chacón y Aristóbulo Istúriz. Veremos que hace Chávez con ellos, si los vuelve a llevar al gabinete o los deja de lado. Son caras gastadas y ya dieron al “supremo comandante” la oportunidad de olvidarlos. El oficialista PSUV recuperó – según los primeros números que pueden variar- al menos un tercio de los tres millones de electores que se le esfumaron el pasado 2 de diciembre de 2007 en el referéndum constitucional. Sigue siendo el primer partido nacional. Sin embargo, la cifra oficialista está muy lejos de las palabras pronunciadas previamente a las elecciones por el general Müller Rojas (aquí abundan los generales, los coroneles y todo tipo de militares), vicepresidente del partido de gobierno, quien aseguró que para ellos una victoria con menos de algo más de siete millones de votos sería una derrota. Pues bien, de esa cifra estuvieron muy, pero muy lejos. Por lo demás, habrá que ver cual es ahora el principal partido de la oposición. El PSUV y su voz única Chávez afinarán ahora la estrategia para tratar de conseguir el único anhelo que los mueve: convertir al teniente coronel en presidente ad eternum. Esa es la gran batalla que los demócratas tenemos delante. Todo está inconcluso en este proceso histórico, la coyuntura simplemente ha sido urbanamente bienaventurada.

Noticia


Comunistas Capitalistas


Por: Ernesto García Mac Gregor - garciamacgregor@gmail.com - Que sabroso debió ser para los acomodados marxistas de la posguerra, platicar sobre el comunismo agresor catando un brandy en Saint Germain-Des-Pres o un vodka en el café Puschkin en plena plaza roja de Moscú, mientras masacraban a los checos y a los húngaros. Es la misma sensación (perdonando la distancia) que debió sentir el aristocrático José Vicente Rangél, mientras saboreaba un negrito en Sabana Grande, al tiempo que se planificaba un ataque guerrillero urbano. Y que decir del fundador del comunismo venezolano, Gustavo Machado, nacido en una acaudalada familia de la oligarquía caraqueña, pionero del (imperialista) béisbol nacional, y quien durante los exilios dorados por Europa se graduó de abogado sin penuria en la elitesca Universidad de París. Siempre acompañado de su camarada consumista Miguel Otero Silva. El mismo Picasso, autodesterrado de España porque Franco, aquel de por la gracia de Dios, había aplastado a los comunistas españoles. De más está decir, que el artista nunca peleó en la guerra civil española. Huyó a París donde se inscribió en el partido comunista, aunque por supuesto, tampoco participó en la resistencia francesa. Qué decir de Pablo Neruda, otro marxista aburguesado que vivió como rey. O el comunista y millonario Diego Rivera y su histérica e insufrible Frida, ésta última amante de Troski, quien sería asesinado con la complicidad del muralista. Más recientemente, Guayasamín, el exitoso expresionista de filiación comunista que trató de arruinar al imperialismo yanqui acaparando todos los dólares del mundo. Allá en Quito, al lado de su mansión y en su nuevo museo, se exhiben las fotos hasta de Chávez, aunque también las de su mecenas N Rokefeller. Y por allí anda Gabo, muerto de la risa abrazando a Fidel. Es evidente que para ser intelectual, la condición indispensable es ser de izquierda. Por supuesto que nadie juzga la grandeza artística de estos personajes, lo criticable es que la usen como propaganda política. Y más grave aún es que olviden el compromiso existente entre lo que se piensa y se dice y lo que se hace y se es. Estos intelectuales viven en un estrato artificial, totalmente de espaldas a la realidad social, entretenidos con los mitos que adornan con su dialéctica. Que oiga quien tiene oídos.

Sin comentarios

Frase del Día


Sólo triunfa en el mundo quien se levanta y busca a las circunstancias y las crea si no las encuentra.
George Bernard Shaw

Frase del Día



"La razón se compone de verdades que hay que decir y verdades que hay que callar."
Antoine de Rivarol

SALMO 140 Oración ante el peligro

Salmo 140 Eripe me, Domine
Librame, Señor, del malvado,
guárdame del hombre violento:
que planea maldades en su corazón,
y todo el día provocan contiendas;
afilan sus lenguas como serpientes,
con veneno de víboras en los labios.
Defiéndeme, Señor, de la mano perversa,
guárdame de los hombres violentos;
que preparan zancadillas a mis pasos.
Los soberbios me esconden trampas;
los perversos me tienden una red
y por el camino me colocan peligros.
Pero yo digo al Señor; "Tu eres mi Dios",
Señor, atiende mis gritos de socorro,
Señor Dios, mi fuerte salvador,
Que cubres mi cabeza el día de la batalla.
Señor, no le concedas sus deseos al malvado,
no des éxito a sus proyectos.
Yo sé que el Señor hace justicia al afligido
y defiende el derecho del pobre.
Los justos alabarán tu nombre,
los honrados habitarán en tu presencia.

El CRI-CRI


Eugenio Montoro - montoroe@yahoo.es - Cuando este artículo aparezca ya Venezuela habrá votado para sus candidatos regionales. Si todo transcurre como otras veces tendremos algunos candidatos oficialistas celebrando, los opositores de rumba y otro grupo señalando que hubo trampa. Tardaremos un mes en tener resultados aproximados pues si de algo se ha hecho famoso este CNE es por esperar “órdenes superiores” para definir que hacer o que anunciar. Si las encuestas son ciertas y las uñas del CNE no se pueden meter mucho, el País tendría un nuevo mapa político bastante favorable a los opositores y con ello una esperanza de resolver el problema existencial que representa esta la horda de salvajes comunistoides que en mala hora tomaron el poder en Venezuela. Lo que si es evidente es que los resultados del lado oficialista tienen poco que ver con los candidatos. Al igual que aquella emulsión de hígado de bacalao que mostraba a un tipo con el inmenso pez al hombro, Chávez se metió en la campaña agarrándose para si al “pescao” electoral haciendo claro que no confiaba en sus candidatos, repitiendo su antigua creencia de que al polarizar las cosas todo el mundo iba a salir a votar por aquellos a los que les levantara la mano. Lo cierto es que a sus candidatos los convirtió en mudos e incapaces pues tenía que venir papi Chávez a defenderlos porque ellos solos no podían ganar. Independientemente de los resultados, Chávez perdió una buena oportunidad de hacer crecer a su partido. La oportunidad de hacer emerger líderes nuevos. Chávez (quizás sin darse cuenta) castró al PSUV por su afán de controlarlo todo. El PSUV muerto está. Solo existe Chávez y los demás son jarrones chinos, bonitos pero inmóviles. Ahora bien, no es intención de estas líneas meternos en lo que no nos importa, al fin y al cabo si a los miembros del PSUV y a los candidatos a gobernadores y alcaldes oficialistas no les incomoda que el sátrapa los arrastre, pues el problema es de ellos, pero lo que si es un problema nuestro es que en su afán de coronarse, Chávez, nos hiciese casi imposible vivir tranquilos. Durante las últimas semanas el “candidato” Chávez no paró de discursear por toda Venezuela, de ofender, de amenazar, de gritar y de, abrumadoramente, encadenarse todos y cada uno de los días. Ninguna cachifa habrá votado por Chávez como consecuencia de esa inaudita interrupción de los sabrosos culebrones y ningún cansado marchante le habrá perdonado hacer más tedioso su regreso a casa al solo tener las opciones de oírle o de apagar el radio. En Venezuela unos diminutos insectos especializados en atormentar las partes íntimas con intenso escozor, vinieron a ser sinónimo de persona cansona, fastidiosa y molesta y, además, el ingenio popular inventó que esos bichos deberían tener también quién las mortificara de la misma forma y de allí salió la idea del cri-cri. Manuel Caballero (nunca nosotros, libre Dios) ha tildado a nuestro amado Presidente de cri-cri como representante supremo de lo fastidioso. Encadenar al País entero por todos los medios de comunicación para hablar de asuntos personales, cantar, chicharachear, poner en servicio una modesta planta de procesamiento de leche (si consiguen la leche) o una graduación de muchachos en Margarita es, sin lugar a dudas, una absoluta falta de respeto al ciudadano. Solo esperamos que en este Diciembre el cri-cri nos deje tranquilos y, al menos, nos comamos las últimas hayacas en paz. Aunque, pensándolo bien, quizás 2009 no sea tan malo después de todo. De seguro no tendremos hayacas por la tremenda pelazón económica que nos viene, pero posiblemente tampoco tendremos al cri-cri.

Cierre del proceso al instante

Globovisión - Minutos antes de las 12 de la noche, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, informó que con el 95.67%, de los votos escrutados, Henrique Capriles Radonski ganó la gobernación de Miranda con 52,56%. Pablo Pérez ganó la gobernación del Zulia con 53, 59%. En Guárico gana Willian Dávila, en Lara Henry Falcón, en Yaracuy, Julio César Léon, en Bolívar Francisco Rangel Gómez, en Barinas Adán Chávez, Vargas Jorge Luis García Carneiro. - A las 10 pm, se conoció que los rectores del CNE estaban en la sala de totalización de resultados. Se prevé que puedan dar un boletín en los próximos minutos. - A las 9:35 pm se informó que los apagones intermitentes en algunos sectores de Anzoátegui no afectarán el proceso de escrutinio, esto según Edgar Mata, Director Regional del CNE. - A las 9:22 de la noche los rectores del Consejo Nacional Electoral se encuentran reunidos, según reportes desde el lugar. - A las 8:30 de la noche, el presidente de la Junta Electoral de Miranda informó que tienen el 20% de actas transmitidas y que aún hay muchos centros en la región continúan abiertos. - A las 8 y 12 minutos el general Jesús González González, jefe del comando estratégico operaciones, enfatizó que la Fuerza Armada Nacional “no está facultada para abrir ni cerrar centros de votación”. - A las 7:50 de la noche denuncian que en el liceo Pedro Emilio Coll a pesar de no haber gente en la cola insisten en mantenerlo abierto. El centro está rodeado de motorizados vistiendo camisas rojas. - A las 7:30 Enrique Márquez denunció desde el Consejo Nacional Electoral que efectivos del plan República han impedido el cierre de varios centros electorales. A esa misma hora, el presidente de la junta electoral de Miranda confirmó que sólo había cerrado 30% de los centros de votación mirandinos. - A las 7 y 15 el candidato a la alcaldía de Baruta, Gerardo Blyde, informó que en ese municipio ya habían 40% de las mesas electorales. - A las 7 de la noche el movimiento estudiantil reiteró su llamado a quedarse en los centros para defender el voto y destacaron que se puede romper record de participación en algunas gobernaciones y alcaldías. - Hasta las 6 y media de la tarde de este domingo 23 de noviembre, se habían reportado 106 detenidos en flagrancia en varios estados del país, por destrucción de material electoral, distribución de panfletos y lesiones contra votantes que se encontraban en un centro de votación. - A las 6 y 30 minutos de la tarde, según reportes desde el estado Carabobo, el 99% de los centros estaban cerrados. - A las 6 de la tarde, se observaban por distintas zonas de la capital, motorizados haciendo proselitismo político a favor de la tendencia oficialista - El candidato a la gobernación de Vargas, Roberto Smith, denunció que el PSUV estaría ofreciendo 120 mil bolívares (120 Bsf) a cambio de asistan a votar por ese partido.