mover

mover

lunes, 21 de julio de 2008

Medios bloquean a Súmate


Por: Bernardino Ávila - www.noticias24. com - Entre las aberraciones que definen la conducta actual de la oposición y tienden la cama para una nueva frustración el 22 de noviembre, llama la atención el bloqueo que algunos partidos, personalidades políticas y -¡agárrense de la silla!- medios de comunicación, le tienen montado a Súmate. Las informaciones originadas en esa organización y las declaraciones de sus dirigentes, en especial María Corina Machado, son sistemáticamente obstruidas, desviadas, minimizadas y "cuarenteadas". ¿Cuál es el motivo de esta conducta, una más de las que indican acuerdos subterráneos entre el régimen y algunos factores de oposición? En el caso de los partidos, hay el temor de que Súmate se convierta en uno de ellos. Este ¡susto! Embarga especialmente a Primero Justicia, pues un Súmate vuelto partido pescaría en su mismo charco (mercado). En los políticos de oposición, evidente es la matazón que hay entre ellos por colocarse bien con miras a un hipotético cambio de régimen, en función de lo cual obstruyendo el paso hasta a sus compañeros de partido. En cuanto a los medios de comunicación opositores, no desdeñan buenos negocios no sólo con políticos que tienen posiciones de poder sino hasta con el gobierno, según la vernácula norma de "cuanto hay pa' eso". Mientras a Súmate la bloquean los caimanes de su mismo pozo, se da la paradoja de que Podemos confíe en él como lo que realmente es: aparato vigilante de las normas democráticas, que no partido político-electoral. Al equipo de María Corina Machado le han confiado la conducción de las elecciones Primarias para escoger el candidato de la oposición aragüeña, a realizarse el 27 de este mes de julio. Todo indica que el ganador será Henry Rosales, candidato del gobernador Didalco Bolívar (Podemos). No obstante esta indicación de las encuesta, los demás precandidatos han aceptado la democrática fórmula… salvo Hiram Gaviria, el candidato de Un Nuevo Cuento, partido decidido a mantener una centralización con epicentro en Maracaibo, de donde saldrían todas las decisiones. De modo que la oposición llevará dos candidatos: Henry Rosales e Hiram Gaviria. Poco tendrán que buscar frente al candidato oficialista, Rafael Isea, (Señor de las notas estructuradas) , quien en su campaña reparte no bloques de concreto y planchas de zinc sino lavadoras y neveras. Amanecerá y veremos.

¿Cuál derramamiento de sangre?


Por: Pablo Eloy Mosco - Un país sumido en gran pobreza e ignorancia, donde más del 90% de la población era analfabestia, y en cada pueblo reinaba un caudillo, el vicepresidente violando la constitución, dio un golpe de estado y derroco a Castro sin disparar un solo tiro. Gómez o mejor dicho: el gomesismo fue desplazado del poder, sin derramamiento de sangre, puesto que mucho antes de conocerse la muerte del Benemérito, ya Eleazar López Contreras había tomado el poder, había copado todos los espacios y neutralizo al gomesismo ortodoxo. Si esto que digo es verdad, significa que el gomesismo fue derrotado sin derramamiento de sangre. El 18 de octubre de 1945, el general Isaías Medina fue desalojado de miraflores sin derramamiento de sangre, y en noviembre de 1948, Rómulo Gallegos que había accedido a la presidensia de la republica con el 80% de los votos, fue derrocado, encarcelado y exiliado sin derramamiento de sangre, fueron 10 (diez) años de gobierno despótico, 10 (diez) años en los cuales las fuerzas armadas nacionales, cargaron con el desprestigio y el repudio de su propio pueblo, el 23 de enero de 1958, sin derramamiento de sangre, el dictador fue derrocado. La sociedad, el pueblo, los factores de poder de la sociedad venezolana, se desentendieron de la constitución. Medina, Gallegos, Pérez Jiménez fueron echados del poder y de nada valió la constitución, fueron echados del poder y el pueblo no salio a ofrecer su sangre para defender a ninguno de estos gobernantes. La constitución sirve para mucho, cuando en el poder están los hombres que se han decidido ha respetarla y hacerla respetar. Un siglo de historia nos lo demuestra; cuando en el poder se encuentra un gang dispuesto a perpetuarse en el disfrute del mismo, aun violando la constitución permanentemente, necesario es mandar a esos señores y su constitución, muy largo al carajo y olvídense del derramamiento de sangre, mas de 100.000 (cien mil) muertos y 700.000.000. 000 $en 10 (diez) años los reclaman. ¿Cuándo se derramo mas sangre? En los cambios inconstitucionales antes descritos o en los 2 (dos) golpes fallidos de Hugo?

Un Regalo para Tí


El otro día, una persona joven me preguntó ¿Qué se sentía ser viejo?. Me sorprendió mucho, ya que no me consideraba vieja. Cuando vio mi reacción, inmediatamente se apenó, pero le explique que era una pregunta interesante. Y después de reflexionar, concluí que hacerse viejo es un regalo. Soy la persona que quiero ser. Algunas veces me desespero al ver mi cuerpo, las arrugas, los ojos con ojeras, la celulitis. Y a menudo me sorprendo de la persona que vive en mi espejo. Pero no me preocupo por esas cosas por mucho tiempo. No cambiaría mi amada familia, ni a mis sorprendentes amigos, ni mi maravillosa vida, por menos cabellos canosos y un estómago plano. Me he convertido en mi amiga. No me regaño por no hacer mi cama, o por comer esa galleta extra. Estoy en mi derecho de ser un poco desordenada, ser extravagante y oler las flores. He visto algunos queridos amigos irse de este mundo, antes de haber disfrutado la libertad que viene con hacerse viejo. ¿A quién le interesa si escojo leer o jugar en la computadora hasta las 4 de la mañana y después dormir hasta quién sabe qué hora? Bailaré conmigo al ritmo de esos maravillosos acordes de los 50´s y 60´s. Y si después deseo llorar por algún amor perdido. ¡Lo haré! Caminaré por la playa con un traje de baño que se estira sobre un cuerpo regordete y haré un clavado en las olas dejándome ir, a pesar de las miradas de compasión de las que usan bikini. Ellas también se harán viejas, si tienen suerte. Sé que algunas veces soy olvidadiza, pero me acuerdo de las cosas importantes. A través de los años mi corazón ha sufrido. Por la pérdida de alguien querido, por el dolor de un niño, o por ver morir a mi mascota. Pero es el sufrimiento lo que nos da fuerza, lo que nos hacer crecer. Un corazón que no se ha roto, es estéril y nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto. Me siento orgullosa por haber vivido lo suficiente para que mis cabellos se vuelvan grises y por conservar la sonrisa de mi juventud, antes de que aparezcan los surcos profundos en mi cara. Cuando se envejece, es más fácil ser positivo. Te preocupas menos de lo que los demás puedan pensar. Ahora bien, para responder a la pregunta, con sinceridad puedo decir: ¡Me gusta ser vieja, porque me ha dado mi libertad! Me gusta la persona en la que me he convertido. No voy a vivir para siempre, pero mientras esté aquí, no perderé tiempo en lamentarme por lo que pudo ser, o preocuparme de lo que será. Trataré de Amar sencillamente, Amar generosamente, Hablar amablemente, y el resto, dejárselo a Dios. Qué bello es contemplar las flores y aspirar su fragancia. Qué bellas son las mariposas que vuelan de flor en flor. Queridos amigos, disfruten sus años de vida y no se preocupen por haber perdido su juventud. Sonrían cada mañana porque Dios se despierta antes que nosotros para colgar el sol y poder verlo desde nuestras ventanas.

Frase del día

"El amigo leal se ríe con tus chistes, aunque no sean tan buenos, y se conduele de tus problemas aunque no sean tan graves."
Arnold Glasow

Pensando en voz alta


Caracas, 18 de julio de 2.008 - Pic-Ling Fung, La China - ¿Qué he hecho para que no me quieras? Esa pregunta se la hace uno, muchas veces, cuando al final del día, al final del camino, al final de la vida, siente en la boca, el sabor amargo de la decepción. La frase, suena a bolero despechado, a música de rocola en desuso, suena a verdad. Es la interrogante de quién ha hecho todo lo que consideró pertinente y oportuno, para ganar ese cariño, ese favor, esa correspondencia y que a pesar de esa lealtad, esa solidaridad, ese “restearme por ti hasta la muerte” no es correspondido… no sirvió para nada. Es el gran sentimiento que se alberga en el pecho y en la mente, de todo ser humano, cuando confía ilusionado en alguien que nos habla bonito, que nos enamora, que nos promete villas y castillos…confiando, que cuando él pueda, cuando llegue al poder, cuando sea rico, “se acordará de mí”. Esa más o menos es nuestra historia. El hombre nuevo, quién nada tenía, convenció a muchos, de que él era distinto y mejor a todo lo anteriormente habido, de que en adelante todos iban a conocer el bienestar, la felicidad. y le entregamos, confiados “pueblo, territorio y poder, es decir toda una nación”. Hoy, ya son 10 largos y penosos años, en los cuales nada esta claro…nadie es feliz, todo es contradictorio, dudoso e incierto. Todas las clase sociales, temen por su vida, no hay justicia oportuna para nadie, los bienes y las propiedades, se reparten fuera de nuestras fronteras, sin control previo ni posterior, en “listados” desmejorados y amenazados, nuestros indígenas, afrodescendientes, profesionales, estudiantes, obreros, millones de hombres y mujeres decentes , aún siguen sin empleo, sin vivienda, sin salud… siguen con hambre, pasando necesidades. ¡Venezolanos, ciudadanos todos… no pidas ñapas ni regateos, basta de humillaciones! Llegó la hora, de exigir nuestra cuota-parte de la renta petrolera, de exigir nuestro derecho a vivir bien, como corresponde a un país millonario en petrodólares. El buen padre de familia, le mata el hambre a los de afuera, cuando los suyos tienen la barriga llena. Nosotros, todos los venezolanos, ciudadanos que por más de 50 años, con nuestro incansable trabajo, profesión, esfuerzos, familias, construimos ese gran país que se llama Venezuela, tenemos derecho a sentir que las millonarias ganancias venidas del petróleo son primero de y para los venezolanos y si sobra, serán de todos los demás.

LA VIDA no vale nada


Por: Julio César Arreaza B. - Cuando escuchamos de boca del rector de la seguridad ciudadana, Rodríguez Chacín, que las muertes producidas por crímenes pasionales y ajustes de cuentas entre bandas, no han de contabilizarse como bajas, porque carecen de impacto alguno sobre la sociedad, nos persuadimos que estamos delante de un régimen forajido que muestra su feo y desnaturalizado rostro manifestando su desprecio total hacia el ser humano. Retrata de cuerpo entero la catadura moral de sus indignos dirigentes, violadores consuetudinarios de los derechos humanos, para quienes la vida no vale nada, ni siquiera la de los inocentes que caen tendidos como consecuencia de una bala perdida. Gente así jamás debería estar al frente de las funciones de gobierno. Resulta oportuno hacer algunas consideraciones sobre el origen de la violencia. La realidad muestra al venezolano propicio a la convivencia. Las sociedades la alcanzan dentro de un clima de violencia tolerable, pero no en el desmadre actual. El asesino tiene una causa estructural. Desde sus primeros años de vida se identifica con la violencia. Su propia vida no vale nada. El origen reside en una relación muy dañada con la figura materna. A partir del primer año de vida, se nota una carencia afectiva total. La edad crítica de este asesino se encuentra entre los 18 y 25 años, si no muere antes. Se convierte en una máquina para matar. Se le pasa buscando respeto e importancia. Hay descuido y desatención para él,..No me importas. La vecindad ni la escuela lo soportan. No consiguen nada por el afecto sino por la imposición. Busca respeto dentro del grupo matando. Quiere ser carteludo. Obtiene cartel en una conjugación fatal que combina mayor número de muertes a cuestas con el menor número de años de vida. Mientras más joven y más cantidad de asesinatos más carteludo. Busca así llamar la atención, tener prestigio, lujo, oro y mujeres. Hace falta una efectiva política de prevención en la que participen dinámicamente el Estado y la sociedad en su elaboración y desarrollo. La educación católica ofrece un conjunto de principios y valores que resultan siempre útiles a los fines de asegurar un clima idóneo de convivencia social. El 26 de marzo fue presentada en Maracaibo, un movimiento denominado Iglesia Católica Reformada. Se trata de una usurpación fraudulenta que aspira ser la alternativa de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana y busca confundir a los feligreses usando el mismo culto, simbología, indumentaria, nomenclatura, títulos y prácticas sacramentales y litúrgicas que la Iglesia Católica. No pueden llamarse católicos porque no están vinculados por la obediencia ni al Papa ni a la jerarquía católica. Entre los promotores de esta nueva agrupación hay dos sacerdotes provenientes de la Iglesia Católica que abandonaron su ministerio en momentos diversos y ambos renegaron públicamente de la recta fe católica con sus actitudes y palabras. Uno de ellos contrajo matrimonio civil, emitiendo hace meses declaraciones en la prensa que provocaron escándalo, dolor y confusión entre los que fueron sus feligreses. Había sido suspendido de sus facultades ministeriales, con prohibición expresa de celebrar cualquier sacramento. El otro sacerdote con una espuria ordenación episcopal, incurrió en la sanción que tiene la Iglesia Católica para cualquiera de sus miembros como es la excomunión. Los católicos no nos vamos a dejar dividir y arrastrar por confrontaciones inescrupulosas y engañosas, estamos comprometidos a fomentar un clima de respeto y convivencia entre todos los venezolanos. El régimen se empeña en disminuir la importancia de la iglesia católica, esa es la lógica diabólica de quien pretende impulsar a como dé lugar un proyecto de dominio total de la sociedad, el cual incluye dominar a la Iglesia. Desea tener una iglesia sometida a él. Esta conducta es clásica de los regímenes comunistas que se mueven en torno al pensamiento único y encarnan en sí una especie de religión laica. Queda demostrado que hoy y ayer la Iglesia Católica no se doblegará ante el poder temporal, efímero y cobarde.

Ser generoso con el dinero de otros


Por: Saul Godoy Gómez - percival367@ yahoo.com - Eso es lo que hace Chávez con el dinero y la riqueza de los venezolanos, sin consultarnos, sin pedir permiso, sin ni siquiera rendir cuentas, reparte nuestros recursos petroleros como a él le da la gana, como si haber ganado la Presidencia de la República le hubiera dado tal derecho. Es claro que Chávez y sus cómplices montaron el tinglado legal para que administrara los recursos del Estado de esa manera, como si fuera un botín de guerra; allí está el Fonden, Petrocaribe, Unasur, el ALBA, Mercosur y todos esos huecos negros por donde nuestro dinero se pierde irremediablemente en negocios chimbos, en regalos, compra de bonos basura, en estudios de proyectos que jamás arrancan, en créditos blandos, trueques sin sentido… el Presidente apuesta con este comportamiento a obtener influencia y apoyos en los foros internacionales, en manos levantadas a su favor al momento de avanzar con su plan de exportación del comunismo en la región, en su lucha anticapitalista, pero sobre todo, se está haciendo una línea de defensa para el momento que vengan las medidas internacionales en contra del gobierno bolivariano venezolano, cuando surjan procesos en su contra por su comportamiento criminal e intervencionista. En pocas palabras, está creando una enorme red de extorsión energética y financiera sobre países pobres y necesitados pero con voz y voto para que apoyen sus vagabunderías. Esto no es nada nuevo, se trata de la versión bananera y tercermundista de las tesis geopolíticas de Carl Smith, el politólogo nazi, que bajo la tesis de que toda acción humana es política en esencia, y que en política toda vale, no hay nada más eficiente en las relaciones internacionales que la política del miedo y la dependencia, en el caso de Hitler su discurso diplomático era, "o me apoyas o te invado", el de Chávez es, "o me apoyas o no te doy más petróleo barato", y como quedó claro en esta última reunión de Petrocaribe, tiene a esos pobres gobiernos comiendo de la mano. Por supuesto, Chávez cobra todas las fichas a su favor, el humanitarista es él, el buen hermano es él, el gran socialista y unionista latinoamericano, la reencarnación de Bolívar y Cristo es Chávez, mientras el pueblo venezolano pasa hambre, muere por la violencia generada desde el gobierno, padece las peores epidemias, somos usados como conejillo de indias por parte de médicos cubanos que experimentan sus fármacos y nuevas técnicas de intervención con nuestra salud, la infraestructura del país se cae a pedazos, la inflación nos hace vivir en los límites con la pobreza, nos aturde con propaganda e ideología las 24 horas al día por medios de comunicación masivos dedicados al lavado de cerebro, llena al país de armas y hace trampas electorales para perpetuarse en el poder. Cada dólar que reparte Chávez en el extranjero se lo quita de la boca a un venezolano, es un dinero lleno de dolor y padecimientos de hombres, mujeres y niños que son obligados a soportar las violaciones de sus derechos humanos fundamentales, para que el monstruo pueda seguir en su trabajo de destrucción bajo la máscara de un nuevo socialismo cristiano. Chávez está manejando, tanto la gobernabilidad del Estado venezolano como su soberanía, bajo las premisas denunciadas por Slavoj Zizek como "Ultrapolítica" , una aberración del totalitarismo que pretende elevar al Estado centralista y absolutista, en la persona del líder, como una instancia de poder supranacional, algo "fuera" de las instancias normativas y por encima de las leyes, autónomo, inapelable, sumun de los ideales de la patria. La situación de Venezuela me recuerda a una de esas grandes propiedades de caña de azúcar que existían en el siglo XIX en las islas del Caribe, el dueño de la plantación se podía permitir ser generoso y solidario con causas humanitarias en su país de origen, mientras en su hacienda los capataces explotaban brutalmente a los esclavos, los obligaban a trabajar sin descanso de sol a sol a punta de látigo, castigos inhumanos y muerte. Venezuela tiene un nuevo amo, un cubano-venezolano socialista, que hace lo posible por no vivir en la hacienda para no escuchar los gritos y los lamentos de los explotados, que deben conformarse con los mendrugos de su mesa y vestir harapos, para él tener sus alforjas llenas de oro y poder ser generoso y querido por los pobres del mundo, y admirado y temido por los gobiernos del orbe.

Chavez Goes Weapons Shopping in Russia Amid Regional Arms Race


By Matthew Walter - Matthew Walter in Caracas at mwalter4@bloomberg. net - Venezuelan President Hugo Chavez heads to Moscow today to shop for tanks, air defense systems and other weaponry as Latin America's arms race quickens amid signs that his regional influence is waning. Past Venezuelan arms purchases from Russia have strengthened ties with Moscow as its rivalry with the U.S. intensifies over President George W. Bush's plans for an Eastern Europe missile defense system and other issues. Chavez, 53, also plans to visit Belarus, a Russian ally that the U.S. considers a dictatorship. Chavez ``regularly refers to us as an `empire,' opposes our initiatives in the Americas and seeks out our adversaries as friends and allies,'' Assistant U.S. Secretary for Western Hemisphere Affairs Thomas Shannon said July 17 in testimony to a congressional committee. Chavez will order $2 billion worth of weapons, including Project 636 diesel subs, Mi-28 combat helicopters and airplanes made by Ilyushin Co., the Russian newspaper Kommersant reported May 12, without saying how it obtained the information. ``What Chavez likes to do is to shock, and this will create some shock in Washington,' ' said Riordan Roett, a professor of Latin American studies at Johns Hopkins University. Fighter Jets Chavez, who plans to meet with Russian President Dmitry Medvedev, has bought more than $4.4 billion worth of Russian arms since 2003. He says the hardware, including jets and submarines, is needed to counter a military threat from the U.S. and its main regional ally, Colombia. Russia last year announced plans to build two factories to make Kalashnikov assault rifles in Venezuela. Russia has used Venezuela to diversify its arms-selling business beyond China and India, said Dmitry Vasiliev, an analyst at the Center for the Analysis of Strategies & Technologies, a Moscow-based defense research center. Venezuela was Russia's third-biggest arms customer last year, he said. ``Russia is trying to be good friends with Chavez because he is an ideal partner in arms trade,'' said Fyodor Lukyanov, an analyst at the Council on Foreign and Defense Policy in Moscow. The Venezuelan president said this month he'll also discuss the creation of a joint development bank and an investment fund with Russia. Military Spending - Latin American countries have gone on a military spending spree in recent years as their governments collect record income from commodities, including Venezuela's oil windfall. Regional arms spending jumped 55 percent over four years to $38.4 billion in 2007, according to the International Institute for Strategic Studies. The buildup comes amid increased regional rivalries. Chavez was outmaneuvered this month when Colombian President Alvaro Uribe rescued 15 hostages from the Revolutionary Armed Forces of Colombia, including former presidential candidate Ingrid Betancourt and three Americans. Chavez had been trying to negotiate the captives' release from the guerrilla group, while denying accusations by the U.S. and Colombia that he had supported the FARC rebels with arms and funding. Uribe has been increasing military pressure on the FARC since becoming president in 2002, with the help of $5 billion in military assistance from the U.S. Colombia and Brazil this weekend signed an accord to strengthen military ties, promote the sale of weapons and expand joint training exercises. Not Cooperating - Venezuela ordered troops moved toward the Colombian border in March, after Colombia conducted an anti-FARC raid into neighboring Ecuador, a Chavez ally. The three countries later moved to mend relations. In May, Chavez said he was prepared to scramble his fighter jets after a U.S. Navy S-3 aircraft flew into Venezuelan airspace. The U.S., which buys about 1.36 million barrels of oil a day from Venezuela, says the incursion was due to a navigational error. The U.S. has tried to isolate Chavez. It cut off U.S. arms sales to Venezuela in 2006, refusing to sell it F-16 jet replacement parts, and declared that the government ``isn't fully cooperating' ' in the war on terror. Since then, Chavez has stepped up purchases from Russia. Last month, the Venezuelan military fired its first test missile from a Russian Sukhoi fighter jet. Chavez will also travel to Spain and Portugal this week to discuss energy and trade accords. Lisbon-based Galp Energia SGPS SA, Portugal's biggest oil company, has agreed to work with state oil company Petroleos de Venezuela SA to build liquefied natural gas plants.
Chavez last month threatened to stop selling oil to Europe and outlaw investment from European countries after the EU passed legislation allowing detention of undocumented workers. ``With all due respect, I recommend that the leaders of Europe make a sustained effort to understand what's happening in Latin America,'' Chavez said in a speech last month. ``They don't understand us.''

Ser de izquierda o de derecha, ¿Qué significa?


Por Guido Féliz - José Ortega y Gasset - "Porque hará ya más de 70 años -71, para ser exacto-, que Ortega y Gasset, en el prólogo a la edición francesa de La rebelión de las masas (1937), anotó lo siguiente: "Ser de izquierda es, como ser de derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplegía moral". Nueva York. (Atanay.Com) - Si el lector, como lo supongo, es tan discreto como humilde se reconoce menso su atento y seguro servidor --ese soy yo--, seguramente habrá notado en sus habituales lecturas del acontecer nacional e internacional, cómo el glorioso corresponsal de la Agencia Francesa de Prensa (AFP), cada vez que refiere o alude a un partido político o a cualquier banda de forajidos de las que pululan hoy por los campos y selvas de nuestra América, se toma la molestia de acotar en paréntesis regular la supuesta o real ideología profesada por ellos. Así, por ejemplo, si se trata de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el corresponsal anotará (marxista). Si la mención es del Ejército de Liberación Nacional (ELN), acotará (guevarista) ; y si por ventura se menciona o alude a la Alianza Republicana Nacionalista, se escribirá (derecha). Usted que quizá habitualmente me honra con la lectura de estas parrafadas, perdonará que se lo diga con toda franqueza: el hablar hoy, eso es, después de todo lo ocurrido en la esfera política internacional en los últimos veinte años, poco más, poco menos, de "izquierda" y de "derecha", me parece no sólo un insufrible anacronismo, sino un descomunal despropósito. Lo que en ese sentido digo, sin embargo, ni es de mi propia cosecha ni nada que pudiera llamarse nuevo y ni aun novedoso. Porque hará ya más de 70 años -71, para ser exacto-, que Ortega y Gasset, en el prólogo a la edición francesa de La rebelión de las masas (1937), anotó lo siguiente: "Ser de izquierda es, como ser de derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplegía moral". Así es aun cuando el que dice ser de izquierda o de derecha lo es efectivamente. ¿Pero qué decir cuando es obvio o se comprueba, en cualquier caso, la falsedad o la impostura del que pretende o finge serlo? Pensemos por un momento, para intentar al menos desatar el atadijo, en el caso específico de las FARC, a quien el corresponsal de la agencia de noticias gala, pese a, a pesar de, y posiblemente denigrando la memoria del bueno de Karl Marx (el viejo Mohr, como cariñosamente lo apodaban sus hijas) insiste aún en llamar "marxistas". Llamar a las FARC "marxistas", sobre todo después de lo revelado en las famosas computadoras del alias Raúl Reyes, es una incongruencia casi tan grande como aberración sería seguir teniendo a la Cuba fidelity como "primer territorio libre de América", después de casi medio siglo de haber arruinado a una de las naciones más prósperas y prometientes del Caribe español e impuesto sobre la cerviz del pueblo isleño una de las más despiadadas tiranías que la región recuerde en su poco más de medio milenio de historia.
Todo esto para no decir que aun siendo las FARC lo que pretenden ser -una fuerza armada beligerante con un proyecto político "bolivariano" -, según arguyera hace poco a su favor el señor Hugo Chávez, (mismo que poco después diría que la banda narcoterrorista y otras de la misma calaña que aún operan y cometen toda suerte de tropelías en Colombia, son anacrónicas y su lucha extemporánea) ; aun siendo realmente "marxistas", digo, las FARC se podrían de pronto hallar desautorizadas por el propio Marx, si aún viviera, ya que fue precisamente el filósofo-ideólogo del Támesis quien negara que él fuera "marxista". Pues si Marx no fue marxista…
Pero intentemos ya dar respuesta a la pregunta que sirve de epígrafe a este comentario: "¿Qué significa realmente ser de izquierda o de derecha?". Por lo que a ser de izquierda respecta, acaso más que por lo que a ser de derecha, a la luz de los grandes sucesos históricos de los últimos veinte o veinticinco años (el desplome de la Unión Soviética, la liberación de las naciones cautivas de Europa Oriental que la conformaban, la caída de la Muralla de Berlín, la progresiva adopción de la China Roja de importantes aspectos del modelo capitalista, etc.) parecería lógico, además de relativamente fácil, responder a la pregunta simplemente diciendo que no significa nada. Sucede, sin embargo, que hoy en nuestra América, con el advenimiento de gobiernos como el de Michelle Bachelet, en Chile, Luiz Lula da Silva, en Brasil, Rafael Correa, en Ecuador; Daniel Ortega, en Nicaragua, Evo Morales, en Bolivia, Hugo Chávez, en Venezuela, más recientemente el de Fernando Lugo, en Paraguay, y hasta el de Cristina Fernández, en la Argentina, periodistas, politólogos y analistas políticos en general han comenzado a hablar con cierta indiscreta profusión de un "renacer" o de una "renovación" de la izquierda en la América de habla hispano-lusitana.
Pudiera ser. Aunque costaría mucho creer, no obstante, que en el caso específico del teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías, honorable señor presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, se esté en alguna manera o medida ante un verdadero representante de la izquierda histórica americana. Lo propio quizá podría también decirse de la presidenta Fernández. En todo caso y sea como fuere, en lo que respecta a derechismos e izquierdismos, prefiero seguir al amparo de la palabra cierta y luminosa de Ortega y Gasset, en el sentido de que ser de izquierda, como ser de derecha, no es otra cosa que el camino más corto y expedito de la cordura a la imbecilidad. No se lo dude.

Democracia ¿La hemos conocido?


Por: Francísico González R. - El termino ha evolucionado con el tiempo, en general se le suele define como una forma de gobierno ejercida por el pueblo, de forma directa o indirecta, es decir de forma participativa o representativa, aunque en términos modernos ella abarca ambas formas. Creo es más fácil explicarla en función de sus principios básicos, como los son la justa representació n de las minorías, según lo cual no se hace lo que diga la mayoría, sino que se alcanza un punto de equilibrio donde las partes se siente representadas; siendo el otro principio básico el de la alternabilidad de las fuerzas, que no puede interpretarse como juego donde unos se quitan y otros se ponen, sino que se produce una renovación constante de fuerzas para ejercerla de forma directa o indirecta. Pero no debe olvidarse el principio de la separación de los poderes, es esa la garantía que quien esta de turno no hace lo que quiere, sino que existen mecanismos para limitar el poder, por ejemplo la separación de poderes como jefe de estado y jefe de gobierno de un matrimonio, cosa que no existe en nuestro país donde el jefe de estado y gobierno están unificados en un solo rol, el presidencialismo latinoamericano, debe ser evaluado al lado del parlamentarismo europeo y el sistema mixto para producir una fórmula que funciones para nuestro país. La democracia según afirman algunos tiene su fortaleza en su mayor debilidad, que no es otra en la participación de los ciudadanos, la democracia tiene un equilibrio muy delicado, una vez algún sobre la base de su carisma obtiene constantemente la responsabilidad de mandar, pasa a ser un caudillo, que no da paso a su generación de relevo y es una de las forma de ejercicio no democrático más conocida como cesarismo democrático. Pues resulta que en nuestro país vivimos en el fin de la era de los caudillos que se inicio tras el fin de la guerra federal, periodo en el cual hemos vivido tras la sombra de personas quienes han personalizado el poder y han visto que no es algo debe ser compartido, la demostración de eso la vemos a diario al ver las disputas por las postulaciones a los diferentes cargos de elección popular y como las autoridades de las organizaciones políticos partidistas caen cual fichas de domino ante los designios de los amos de turno. Pero ese no es el gran problema, sino la involución a los esquemas de patrimonialismo como los regímenes totalitarios y el mismo sultanismo como opciones al esquema cesarista existente, ya hemos dicho bastante sobre eso, pero el problema acá es el ejercicio de la ciudadanía, si ello seguiremos siendo gobernados por megalómanos cesares o sultanes. Un ciudadano es aquel que asume la solución de las situaciones planteadas y no solo se sienta a ver qué pasa sino que es parte activa de la solución, no es un seguidor sino un líder, es aquel que no tiene por qué dar gracias cuando los gobernantes hacen su trabajo, sino que alza su voz para exigir estándares de calidad, cantidad y tiempo, es uno por quien se mantiene la democracia como eso democracia. La democracia no se ejerce de una sola forma, la participativa aplica desde los niveles vecinales, comunitarios hasta los del concejo municipal, la representativa aplica para los parlamentos regionales y nacionales, pero siempre y de forma inexorable es ejercida por ciudadanos.

Mi Opinión


Por: Juan José Herrera - Tardíamente conocimos el inicio de la “democracia” cuando en 1989 se empezó con la descentralizació n y las elecciones regionales. Lo que conocimos fue la “partidocracia” o gobierno de partidos, cuyo poder emanaba del cogollo o cúpula del CEN de los mismos partidos., que eran AD o COPEI. Esta estructura se copia del partido comunista por “pereza mental” en no querer indagar otra cosa, ya que en sus inicios, la generación del ´28 empezó así rechazando el capitalismo que apoyaba a JV Gómez. La ignorancia añadido al analfabetismo crónico de la época de Gómez, amen de la falta de información, sumado a la falta de interés general por la lectura de libros adecuados, fue fácil montarse en una tarima y decir cuanta pendejada política se les ocurría a los políticos de turno “engatusar” al pueblo oyente recién bautizado con la libertad de hablar libremente en publico en la época del verdadero inicio de la democracia con el General Isaías Medina Angarita. Estos discursitos de una y otra parte, solo aumentaba la ignorancia verdadera de la democracia, añadido a la política exterior estadounidense de darle fuertes sumas de dinero a las “democracias emergentes” para su desarrollo, obviando de esta manera que lo que ataban haciendo era contribuyendo con la corrupción administrativa nacional. Mucha gente se olvida de aquella propaganda oficialista de “recibir una oportuna repuesta en una oficina publica”. Eso fue un artilugio cuando en realidad era hasta casi hoy en día, “Usted sabre lo que a mi me da la gana”. Esto lo vemos mucho a nivel judicial. La verdadera esencia de la democracia se recoge en la frase final del “Gettysburg Address” de Abraham Lincoln, o discurso en los predios de esa ciudad de la unión del norte cuando luchaban contra la confederación del sur y Lincoln lo resume así, “un gobierno para el pueblo, por el pueblo y del pueblo. Pero en la realidad el de la IV Republica fue; “un gobierno para el partido, por el cogollo y de los políticos”. Que lastima que no había la Internet en la décadas de los 70, porque esto que escribo ahora lo decía a voz baja en esa época. Y a voz baja porque si no te agarraba la otrora agencia, cambiada de nombre de DIGEPOL o SIFA, hoy en día DIM, por hablar mal del gobierno adeco o copeyano. Hoy por hoy, los políticos de turno han enlodado la democracia con esa oposición que no es otra si no una especie de “club de oportunistas” , que a cada rato se venden al comandante en jefe. ¿Entonces que fe se le puede tener a la democracia cuando los paladines de los mismos son unos cabrones? Si hay un verdadero demócrata, aún no se ha asomado del todo, pero tendrá que hacerse ver y a tiempo, de lo contario caeremos en otra anarquía de intereses creados.

La Venezuela de la decadencia


Por: Antonio Sánchez García - A Pedro Pablo Aguilar - “Porque hemos escrito nuestra verdad – deficiente y todo – pero verdad. Llegó la hora de que se llamen las cosas por su nombre y no los nombres por su cosa”. José Rafael Pocaterra, Memorias de un venezolano de la decadencia - Duele comprobar la discontinuidad que caracteriza a la atormentada historia de nuestra república. Ascensos a las más altas cumbres y caídas a los más oscuros abismos. Avances que auguran pisar el firme terreno del progreso, la paz y la prosperidad para retroceder de inmediato a los más funestos períodos de la anarquía y la desintegració n. Pareciera que nuestra sociedad no soporta el esfuerzo continuo y ascendente que caracteriza a las grandes naciones y una maldición atávica empujara a la regresión y la barbarie. Abundan los testimonios existenciales de esta dolorosa percepción, hecha carne y sufrimiento en tantos y tantos venezolanos ilustres. La obra de Pocaterra es apenas una entre tantas. También la de Pío Gil. Y la de Mario Briceño Yragorri. El exilio y el destierro, la amarga mirada retrospectiva a sus causas y motivos han signado cada paso en falso de esta delirante carrera hacia nuestra propia destrucción. Desde la lucha independentista. Venezuela no soporta un esfuerzo continuado hacia su propia superación. De allí la sensación de intemperie, de provisionalidad que signa todas las etapas de nuestro pasado. Y su correlato: ninguna de las etapas de su pasado ha concluido felizmente, sin traumas ni sobresaltos. Ninguna ha encontrado su definitiva superación. Sigue penando con sus claroscuros, sus vicios y sus virtudes. En muchos aspectos arrastramos los males que crearon las primeras grandes crisis y que fueran resueltas sólo aparentemente. Los desterrados de ayer son los desterrados de hoy. Los tiranos de ayer son los tiranos de hoy. La fragilidad de ayer, la fragilidad de hoy. La angustia es la misma. Apenas atenuada por una falsa y gratuita prosperidad. Tan atávica y ancestral es nuestra vocación automutiladora que incluso los esfuerzos por salir del círculo vicioso que conduce de la barbarie al progreso y de éste nuevamente a la barbarie – en un reciclaje interminable - se pierden a poco de lograrse el esfuerzo de la unidad para romperlo definitivamente. Sin que tales esfuerzos se incorporen a nuestra carga genética. ¿Quiénes de sus firmantes recuerda hoy el Pacto de Punto Fijo, acordado ante una crisis de igual, talvez incluso de menor magnitud que la que hoy vivimos? Firmado por cierto por los mismos protagonistas que hoy, amnésicos, sufren los atropellos del despotismo reinante. Pues la dictadura de Pérez Jiménez, así parezca más siniestra que el despotismo hoy gobernante, no logró, como éste, desintegrar el nervio moral de la nación y corromper los espíritus y las instituciones como lo ha logrado el régimen del teniente coronel Hugo Chávez y sus aliados. Para salvar la imagen de la dictadura desarrollista y tecnocratizante de Pérez Jiménez suele recurrirse a sus ingentes obras públicas, al desarrollo de la infraestructura y al embellecimiento y ornato de una ciudad pujante y moderna como la Caracas que legara a sus sucesores. Sin embargo, sus aspectos más nefastos parecen soplos en comparación con la despiadada aniquilación de las instituciones democráticas llevada a cabo por el régimen del teniente coronel y la perversión de la moral pública que ha inducido como instrumento de su entronización. La corrupción prohijada desde Miraflores en todos los sectores de la vida nacional no tiene parangón. Es tan descomunal e increíble, que además de espanto provoca parálisis. Es, en gran medida, la causa de la catalepsia que sufren las élites. Y el deterioro aparentemente irreparable de los liderazgos. El daño que este estado de metástasis provoca en el cuerpo social venezolano se expresa en el divorcio cada día mayor entre los partidos políticos – nuevos y tradicionales – y la sociedad civil. Ninguno de los partidos políticos del establecimiento opositor parece tener real conciencia de la gravedad del daño moral y la profundidad de la crisis que diez años de irresponsabilidad y delirio impuestos por la barbarie imperante han provocado en todos los órdenes de la vida nacional. Herederos directos de una decadencia que provocara este desastre, no terminan por salir a la superficie de la realidad y se creen a salvo, aferrados a sus particulares intereses. Se equivoca quien cree estar a resguardo. En esta Venezuela de la decadencia chapoteamos todos. Cual más, cual menos. Unos por acción. Los más por omisión. Esa es la continuidad subyacente a esta espasmódica forma de desarrollo discontinuo: la irresponsabilidad pública, la venalidad sin freno y la corrupción más descarada. No se han creado aún las nuevas formas que vendrán a suceder este estado de desintegración moral, y ya el sistema echa raíces y crea los focos de perturbación y colapso que sobrevivirán a su desaparición, aparentemente inexorable. El régimen se aproxima a su inevitable implosión y ya tiende sus tentáculos hacia el futuro. Caerá Chávez. Caerán sus subordinados políticos. Caerá la dirigencia que le ha servido de cuadrilla. Sobrevivirá la nueva clase de empresarios, financistas, banqueros y comerciantes nacidos y crecidos a la sombra de su desquiciamiento moral. Acompañados por sus pares ya enriquecidos de antaño, esa plutocracia nacional elevada a alturas inimaginables gracias a la corrupción imperante. Serán la sombra permanente de la inmoralidad nacional. Constituirán la costra que impida la emancipación de la república. Lo mismo sucederá con las restantes instituciones. ¿Qué efectos sobre el futuro tendrán las generaciones de jueces y oficiales, políticos y burócratas nacidos al fragor de esta venal revolución bolivariana, corrompidos hasta la médula? ¿Quién es más culpable: el violador todopoderoso o su víctima propiciatoria? Un dilema kafkiano. Y a esta porqueriza de la que nadie escapa se la pretende travestir de socialismo bolivariano. ¿Sobre qué bases construir el futuro? ¿Sobré los hombros de qué liderazgo? ¿Sobré qué instituciones y qué partidos políticos? ¿Sobre qué grupos sociales? ¿Con qué objetivos trascendentes? Son preguntas cruciales que debemos hacernos con toda crudeza y respondernos con toda sinceridad. En este amargo momento que vivimos, cuando sufrimos todo el rigor de la Venezuela de la decadencia. En estos diez años de abusos y desafueros la sociedad civil, arraigada en un tenaz y casi intuitivo democratismo, no ha cedido en su rechazo al régimen ni ha sucumbido a sus cantos de sirena. Tampoco se ha rendido. Se ha opuesto tanto como le han permitido sus fuerzas. Y si no ha logrado su propósito de ponerle fin a esta pesadilla se ha debido al inmenso poderío de las fuerzas de la desintegració n, el mal y la barbarie así como a nuestra incapacidad para articular el liderazgo político con el que se ha sentido identificada. Y en cuyos brazos se ha entregado esperando conducción y propuestas. No ha sido afortunada. Ha quedado entre la espada del régimen y la pared de nuestro liderazgo, incapaz de situarse a la altura que las circunstancias exigen. Quien se sienta libre de culpa, que lance la primera piedra. Resulta extremadamente doloroso tener que reconocer esta verdad ante la apatía generalizada. Para encontrar la sordera de quienes se han habituado a la maldad imperante. En cualquier otro momento de nuestra historia, un estado tan desquiciante y lamentable como el actual hubiera provocado la indignación colectiva. Y no hubiera habido ideología capaz de encubrirla. La izquierda real y su concepto de revolución y cambio social dan para todo. En su nombre se pueden cometer las peores iniquidades y los mayores estupros, las más escandalosas corruptelas y los robos y enriquecimientos más desaforados. Y la derecha, si es que existe, no ha asomado sus narices sino para usurpar movimientos sociales a los que estuvo ajena, como sucediera el 11 de abril. Quienes creyeron que con el Cabito Venezuela había tocado fondo se equivocaron. Quienes se escudan en la esperanza de que ya lo hemos alcanzado, tampoco aciertan. Vergüenza es lo que debiéramos sentir. Y subordinar todas nuestras acciones a reparar los crímenes a los que se nos somete a diario y frente a los cuales no reaccionamos con el ardor, la indignación y la repulsa correspondiente. Chávez representa la cara más sórdida y oscura de la venezolanidad. Y el más feo rostro de una izquierda que ni recuerda ni aprende. Sacudírnoslo de encima como si de una plaga se tratara constituye una obligación de decencia nacional. Sin renunciar a los imperativos democráticos y constitucionales. Es la tarea que la historia nos impone. LA REBELIÓN DE LAS REGIONES - Puede que las elecciones del 23 de noviembre próximo provoquen un deslave político y la emergencia de un nuevo liderazgo nacional, surgido al calor de las aspiraciones más sentidas de las regiones y el castigo a las pretensiones centralistas y burocráticas de quienes creen tener la sartén por el mango. Como demostración valga el cuestionamiento que las regiones manifiestan ante la voluntad de quienes, en Caracas o en las capitales de Estado se creen dueños, amos y señores de la administració n. En uno y otro lado del espectro político. Es la forma solapada de los atávicos caudillismos, que tanto daño le han causado a la Nación. Y se la siguen causando bajo esta forma arquetípica de autocracia venezolana que hoy sufrimos bajo el omnímodo poderío del teniente coronel. Es cierto: no es fácil sacudirse determinaciones ancestrales como el caudillismo vernáculo. Que se creyó desterrado con la construcción de la democracia de Punto Fijo para renacer con renovados bríos y una mucho mayor ferocidad con la elección en 1998 del teniente coronel Hugo Chávez. Pero si no asumimos la emancipación de todas esas formas de caudillismo, estaremos condenados a recaer en la regresión y la barbarie. Hay casos emblemáticos de gobernadores o alcaldes que se creen propietarios de la administració n de sus regiones. Llegada la hora de entregar el mando pretenden hacerlo sólo en apariencias, nombrando a sus sucesores entre pobres hombres sin otra virtud que la lealtad perruna a sus jefes. El caso se repite a todos los niveles. Caudillos convertidos en grandes electores que no trepidan ni siquiera en desenmascarar sus apetencias dejando, cuando no a subordinados, a familiares cercanos en la custodia de las sinecuras.
El 23N podría verificarse un profundo reclamo contra esta perversa costumbre nacional. Dios la facilite.

La genética condiciona nuestros comportamientos políticos


Por: Yaiza Martínez - La genética condiciona nuestros comportamientos políticos - La participación electoral depende en un 72% de dos genes específicos. Dos genes son responsables de que vayamos a las urnas en las elecciones, pero también de otros comportamientos políticos, como el de presentar una candidatura. Se trata de los genes MAOA y del 5HTT, ambos relacionados con la regulación de la serotonina en el cerebro, un neurotransmisor que regula las interacciones sociales. Un estudio realizado en Estados Unidos ha vinculado por primera vez dichos genes con la participación electoral a partir del cotejo de datos del grado de herencia de los comportamientos políticos en gemelos monocigóticos y bicigóticos. Como conclusión, los científicos señalan que la participación electoral depende en nada menos que en un 72% de estos dos genes. Esto significa que los factores genéticos y biológicos serían más importantes de lo que se creía en la determinación de nuestra predisposición a votar.
La decisión de ir a votar depende en parte de nuestra genética, aseguran los científicos James H. Fowler y Christopher T. Dawes, de la Universidad de San Diego. Los investigadores han publicado recientemente en la revista especializada The Journal of Politics, los resultados de un estudio que ha permitido establecer una relación entre dos genes específicos y la participación electoral. Utilizando datos del llamado National Longitudinal Study of Adolescent Health, que es un estudio que explora las causas de los comportamientos relacionados con la salud de los adolescentes estadounidenses, los científicos demostraron que los individuos con polimorfismo en un gen denominado MAOA tendieron significativamente más a votar en las pasadas elecciones presidenciales del año 2004. Asimismo, los científicos también hallaron evidencias de que existía una relación entre un polimorfismo del gen 5HTT y la participación electoral, aunque moderada por la participación en servicios religiosos. Estos resultados son los primeros que vinculan los genes con la participación electoral y con una amplia gama de comportamientos políticos, informa un comunicado de la citada universidad. Resultados repetidos Tal y como explican Dawes y Fowler en su artículo, los sociólogos habían revelado ya que algunas actitudes políticas básicas como el liberalismo o el conservadurismo son probablemente hereditarias. En el plano genético, una significativa proporción de la variación de la decisión de participar en la política también podría atribuirse a factores genéticos, aseguran los investigadores de la Universidad de California. Para su investigación, los científicos analizaron un registro de gemelos de Los Ángeles para estudiar el grado de herencia de los comportamientos políticos en gemelos monocigóticos y bicigóticos. Los resultados mostraron que una importante proporción de la variación en participación electoral podía ser explicada por los genes. Estos mismos resultados se repitieron con los datos del National Longitudinal Study of Adolescent Health. El análisis de estos últimos permitió concluir que el 72% de la variación en la participación electoral podía atribuirse a la genética. Ésta afectaría además a otras actitudes políticas, como las donaciones a campañas o la presentación de una candidatura. Escasa importancia de la educación Las comparaciones mostraron claramente que los gemelos, que comparten todas sus características genéticas, eran significativamente más similares en su conducta como votantes que los mellizos que sólo comparten, como media, la mitad de sus genes. Por tanto, al contrario de lo que tradicionalmente se ha creído, la educación familiar puede tener poco efecto en la participación política futura de los niños. Para determinar los genes específicos implicados en las actitudes políticas, los científicos centraron su atención en aquellos genes previamente relacionados con los comportamientos sociales. Entre ellos, el MAOA y el 5HTT se sabe que ejercen una gran influencia en la regulación de la serotonina en el cerebro. La serotonina juega un papel importante como neurotransmisor en el sistema nervioso central, en la inhibición del enojo, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, o el apetito. Estas inhibiciones están asimismo relacionadas directamente con síntomas de depresión. Por otro lado, la serotonina es fundamental en la regulación del miedo, la confianza y la interacción social. Genes y participación electoral Estableciendo inicialmente la hipótesis de que aquellas personas con versiones más eficientes de estos genes tenderían más a votar, los científicos analizaron los datos del mencionado National Longitudinal Study of Adolescent Health para hallar las relaciones entre estos genes y la participación en las elecciones. Descubrieron así que existía una significativa relación entre los genes MAOA y 5HTT y la decisión de votar. De hecho, aquellos individuos con las versiones más eficientes de ellos fueron una media de un 10% más proclives a acudir a las urnas. Para Fowler, el descubrimiento es muy importante para la manera en que se considera el comportamiento político. Según el científico, se sabía que estos genes influenciaban en los comportamientos sociales, pero no se había valorado con profundidad que el comportamiento social juega a su vez un importante papel en las votaciones. En particular, el gen 5HTT parecía jugar un importante papel en la relación entre votar e ir a la iglesia, lo que sugiere que es la combinación de las actividades sociales con la genética la que ayuda a dar forma al comportamiento político de cada individuo. Comportamiento político condicionado Los investigadores apuntan ahora a que, mientras los politólogos no suelen fijarse en el papel de los factores genéticos y biológicos en el comportamiento político, este nuevo trabajo apunta a que ambos factores tendrían cierta relevancia en dicho comportamiento. El próximo paso sería determinar hasta qué punto. Esta investigación estaría en la misma línea que otra anterior, realizada en la Universidad de Rice en 2006, que señalaba que las convicciones políticas también se ven más condicionadas por los genes que por las ideas familiares y el entorno. Una encuesta realizada entonces a 8.000 pares de gemelos reveló que los gemelos auténticos, aquéllos que comparten el mismo código genético, responden con gran similitud a las mismas cuestiones políticas, mientras que los falsos gemelos expresan opiniones diversas. Considerando que ambos tipos de gemelos crecen y participan del mismo entorno, la disparidad de resultados entre los dos grupos sólo pudo ser explicada por la genética.