mover

mover

jueves, 19 de marzo de 2009

Los dos ligaditos oooooooootra vez


Por: Magda Mascioli G. - Acabo de ver, en el Blog de Alexis Marrero, el video de las declaraciones de Chavez. Esta mañana escuché las declaraciones de Rosales. Realmente he de reconocer que ni molestia me causan ninguno de los dos. Y no me causan molestia, ni mal humor, por la sencilla razón de que elementos de esa condición no merecen que mi ánimo se perturbe de ninguna forma. Sin embargo, sí me causa indignación que individuos de esa estofa, a estas alturas, sigan menospreciando y subestimando a los venezolanos y su inteligencia, y sigan escupiendo los rostros de todos nosotros. Es asqueante ver lo falso que se ve Chavez cuando dice: "Les voy a decir algo que es más contundente que todo lo que he dicho. Estoy decidido a meter preso a Manuel Rosales". El cabecilla de un régimen oprobioso, dictatorial y comunista que ha atropellado a los ciudadanos de todas las formas que ha querido, que ha mantenido y mantiene presos a personas haciendo valer su poder para denegarles la justicia, que ha mandado a apresar a quien ha querido, civiles y militares. Y por el otro lado, el Rosales dando esas declaraciones incoherentes, balbucientes, sin ningún tipo de hilación, con mensajitos vácuos, y con una lenguaje paupérrimo, dándoselas de victima. Y me pregunto, no sin cierto asco (porque honestamente eso es lo único que me provocan al día de hoy) ¿Qué será lo que se creen estos dos individuos que somos los venezolanos? ¿Que se piensan ellos que van a lograr con este tinglado de payasos de quinta ralea, con el que buscan distraer la atención de lo central, que no es otra cosa que la eliminación de la descentralización y el saboteo a las gestiones de quienes SÍ estan trabajando parejo en unión de los ciudadanos (Miranda, Dtto. Sucre y Dtto. Metropolitano? Siempre he sostenido que Rosales es un miserable y que no es de oposición sino que no pasa de ser un acomodatício, aprovechado, politiquero; y ahora vuelve a servir de contraparte a Chavez. Y ¿para qué? me pregunto. ¿O es que acaso alguien puede dudar que si Chavez REALMENTE quisiera meter preso a Rosales, no lo hubiera hecho ya? ¿Qué se lo hubiera impedido, toda vez que tiene control sobre todo el aparato represivo del estado? ¿Qué cosa a cambio de qué cosa es lo que se está negociando esta vez? me pregunto. Un asco realmente. Por eso siempre sostuve que con el tiempo, las caretas caerían; las caretas siempre caen. No lo va a meter preso, y si lo llegara a hacer (porque la pantomima así lo exigiera) le dará vía libre para salir del país. Despues lo veremos como héroe nacional (así como hemos visto a otros) dando declaraciones cretinas desde la "casita" en Miami. Pero hay algo que olvida el contraparte de Chavez: la vida es clarita para todos y toda acción, trae sus consecuencias. Nadie que pase por la vida actuando de esa forma puede pensar que saldrá ganancioso. Lo bueno de todo esto es que ya la venda que estaba sobre los ojos de los venezolanos, ha ido cayendo paulatinamente. Cada día que pasa se aclara la visión, se aclara el panorama. La VERDAD siempre sale a flote porque las mentiras tienen patas cortísimas. Quien no ha actuado con honestidad de corazón siempre mete la pata y siempre dice... o escribe... lo que no debe, sencillamente porque las mentiras son fáciles de olvidar. Yo lo único que espero es que Capriles, Ocariz y Ledezma sepan bien mantenerse de pie y firmes y NO SE DEJEN arrastrar por este infeliz que fue el responsable de que hayamos perdido tantas gobernaciones y alcaldías a nivel nacional. Un verdadero asco es lo que da este nuevo tinglado armado por estos dos. Un verdadero asco. No hay dudas.
http://alexismarrero.blogspot.com/2009/03/chavez-ordeno-meter-preso-manuel.html

Marzo 19 - Dìa de San Josè

La devoción a San José se fundamenta en que este hombre "justo" fue escogido por Dios para ser el esposo de María Santísima y hacer las veces de padre de Jesús en la tierra. Durante los primeros siglos de la Iglesia la veneración se dirigía principalmente a los mártires. Quizás se veneraba poco a San José para enfatizar la paternidad divina de Jesús. Pero, así todo, los Padres (San Agustín, San Jerónimo y San Juan Crisóstomo, entre otros), ya nos hablan de San José. Según San Callistus, esta devoción comenzó en el Oriente donde existe desde el siglo IV, relata también que la gran basílica construida en Belén por Santa Elena había un hermoso oratorio dedicado a nuestro santo.
SÚPLICA A SAN JOSÉ
José dulcísimo y Padre amantísimo de mi corazón, a ti te elijo como mi protector en vida y en muerte; y consagro a tu culto este día, en recompensa y satisfacción de los muchos que vanamente he dado al mundo, y a sus vanísimas vanidades. Yo te suplico con todo mi corazón que por tus siete dolores y goces me alcances de tu adoptivo Hijo Jesús y de tu verdadera esposa, María Santísima, la gracia de emplearlos a mucha honra y gloria suya, y en bien y provecho de mi alma. Alcánzame vivas luces para conocer la gravedad de mis culpas, lágrimas de contrición para llorarlas y detestarlas, propósitos firmes para no cometerlas más, fortaleza para resistir a las tentaciones, perseverancia para seguir el camino de la virtud; particularmente lo que te pido en esta oración (hágase aquí la petición) y una cristiana disposición para morir bien. Esto es, Santo mío, lo que te suplico; y esto es lo que mediante tu poderosa intercesión, espero alcanzar de mi Dios y Señor, a quien deseo amar y servir, como tú lo amaste y serviste siempre, por siempre, y por una eternidad. Amén.
ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
¡Glorioso Patriarca San José!, animado de una gran confianza en vuestro gran valimiento, a Vos acudo para que seáis mi protector durante los días de mi destierro en este valle de lágrimas. Vuestra altísima dignidad de Padre putativo de mi amante Jesús hace que nada se os niegue de cuanto pidáis en el cielo. Sed mi abogado, especialísimamente en la hora de mi muerte, y alcanzadme la gracia de que mi alma, cuando se desprenda de la carne, vaya a descansar en las manos del Señor. Amén. Jaculatoria. Bondadoso San José, Esposo de María, protegednos; defended a la Iglesia y al Sumo Pontífice y amparad a mis parientes, amigos y bienhechores.
CONSAGRACIÓN A SAN JOSÉ ANTE LAS TRIBULACIONES
¡Oíd, querido San José, una palabra mía !... Yo me veo abrumada de aflicciones y cruces, y a menudo lloro... Despedazada bajo el peso de estas cruces, me siento desfallecer, ni tengo fuerzas para levantarme y deseo que mi Bien me llame pronto. En la tranquilidad, empero, entiendo que no es cosa difícil el morir... pero si el bien vivir. ¿A quién, pues, acudiré sino a Vos, que sois tan bueno y querido, para recibir luz... consuelo… y ayuda? A Vos, pues, consagro toda mi vida, y en vuestras manos pongo las congojas, las cruces, los intereses de mi alma… de mi familia… de los pecadores… para que, después de una vida tan trabajosa, podamos ir a gozar para siempre con Vos de la bienaventuranza del Paraíso. Amén.

ORACIÓN A SAN JOSÉ
San José, casto esposo de la Virgen María intercede para obtenerme el don de la pureza. Tú que, a pesar de tus inseguridades personales supiste aceptar dócilmente el Plan de Dios tan pronto supiste de él, ayúdame a tener esa misma actitud para responder siempre y en todo lugar, a lo que el Señor me pida. Varón prudente que no te apegas a las seguridades humanas sino que siempre estuviste abierto a responder a lo inesperado obténme el auxilio del Divino Espíritu para que viva yo también en prudente desasimiento de las seguridades terrenales. Modelo de celo, de trabajo constante, de fidelidad silenciosa, de paternal solicitud, obténme esas bendiciones, para que pueda crecer cada día más en ellas y así asemejarme día a día al modelo de la plena humanidad: EL SEÑOR JESÚS.