jueves, 12 de junio de 2008

Mapa actividad FARC y paramlitares


Un Ave, Un Hombre



Por: Jesús Alejandro Godoy - Mayo 17, 2007 Una noche el hombre soñó que era un águila. Era la primera vez que tenía un sueño de ése tipo, y se sintió feliz cuando abrió los ojos. No estaba acostumbrado a la oscuridad... La oscuridad real. Esa que hace tan tenebrosa todas las cosas, y que nos hace ver rostros desfigurados de nuestros monstruos íntimos dentro de las sombras. No estaba acostumbrado a la oscuridad. Hasta que la vi. No estaba acostumbrado a los milagros... Un águila se quita el pico a golpes contra una roca, para que nazca en su lugar uno más fuerte y temible. Dicen que el dolor es tan terrible, que el ave luego de realizar tal acto de evolución, se deja caer como fulminada por un rayo y no despierta de su sueño hasta que el nuevo pico asoma. Cuando el pájaro se repone totalmente, está tan débil por la falta de comida, que apenas puede batir las alas; así que solamente se deja caer desde un punto de la montaña, y se deja llevar por el viento, con sus alas desplegadas en toda su extensión. Mientras va descendiendo, los animales perciben su presencia; y ya sea por instinto, o por que logran divisar el vuelo, empiezan a huir despavoridos en todas direcciones; y todos ignorantes de la debilidad del águila, creen estar ante un inminente ataque mortal. Los animales de mayor tamaño no huyen, pero cautelosamente se cubren bajo los árboles más frondosos, cerca de setos, o debajo de alguna saliente rocosa. El águila finalmente, cuando está muy cerca del suelo, con las ínfimas fuerzas que tiene, se eleva una vez más, formidablemente hacia el cielo lanzando un chillido, hasta que se pierde detrás de algunas nubes. Dicen que es un rito. Una forma de expresar que su alma es inmortal más allá de la soledad de su prueba. Otros dicen, que ésa es su manera de avisarles a los demás animales, a los cielos, y a sí misma; que ya era hora de saltar... Dicen que eso es renacer. Un hombre camina por la vida sin dirección alguna, y va temblando como una hoja frente a todos los avatares de sus decisiones. Ya la mitad de su vida pasó, y si existe algún significado para la palabra "fracaso", sabe muy bien o siente, que él mismo puede ser ése significado. Tiene grabado a fuego en su memoria, una muy buena explicación para lo que es ser mediocre, lento, o falto de gracia. De niño había sido una estrella en todo lo que se proponía; pero las mismas personas que lo iban educando, le hacían ver cada día que era tan bueno para esto, ni tan bueno para lo otro. Y esperó. Empezó a creer todo lo que su entorno decía de él; y para no defraudar a ninguno de los que consideraba necesarios para su vida, actuaba en consecuencia sumisamente ante los demás como un bufón de sí mismo; fue por eso que se acostumbró a perder, a faltar a su verdad, y hasta a humillarse a sus sueños, esperanzas, caminos y oportunidades. Por fuera era fuerte, pero por dentro era tan débil como un quejido; y todo o casi todo lo que hacía, terminaba en fracaso. Un fracaso tras otro, una lágrima tras otra. Había sabido llevar tímidamente algunos trabajos y algunas mujeres; pero tanto sus labores, como sus relaciones, habían terminado en rupturas siempre de las otras partes. Se veía a sí mismo como un enano caminando entre gigantes, o como un insecto caminando junto a personas bellas, hábiles, y tocadas por alguna extraña y secreta varita mágica, que Dios guardaba en algún cajón de su enorme escritorio celestial, y que siempre olvidaba blandir cuando él tenía un proyecto entre manos. Llegó a suponer que esa varita la usaría con él el día en que muriese, ya que en vida no parecía ser dueño de nada. Así, que el hombre empezó a buscar la muerte de alguna manera. Le temía al suicidio, así que se dijo que esperaría ser viejo para que la muerte lo sorprendiera una mañana, tomando su desayuno; o alguna tarde, mientras hablaba a solas con su perro... Y esperó... Y esperó. Una noche el hombre soñó que era un águila. Era la primera vez que tenía un sueño de ése tipo, y se sintió feliz cuando abrió los ojos. Se desperezó y miró el cielorraso de su habitación repleto de humedad. Se sorprendió un poco por sus cuadros viejos y torcidos, la cama olorosa y el piso polvoriento. No dijo nada. Solamente sonrió. Se levantó y caminó torpemente hacia el baño, y sacó la lengua frente al espejo; se rascó la entrepierna mientras orinaba y se descubrió silbando una alegre tonada. Se lavó el rostro con agua tibia, se peinó con las manos y luego se preparó una taza de cacao caliente y tostada con manteca; encendió la Tv. y sonrió. Luego de terminar su desayuno, salió hasta el patio trasero de la casa, encendió un tímido fuego en medio de la fría mañana, y tranquilamente fue llevando cajas y cajas de fotografía, cartas, recuerdos y miles de papeles amarillentos, que sólo le hacían recordar todo lo que creía de él mismo; todo lo que había vivido, todo lo que sentía hasta ése día. El perro medio zonzo que siempre lo había acompañado, notó algo extraño en su dueño, y fue la primera vez también, que no le había saltado con las patas sucias sobre los pantalones. Luego de que el fuego se consumió, miró el cielo, miró el sol que despuntaba e inhaló todo el aire que pudo. Cantando, sacó a rastras todos los muebles y cosas del interior de su casa, las dejó fuera para orearlas y casi al trote fue a comprar pintura. Mientras pintaba su habitación, el living y la cocina, las voces que le decían que estaba haciendo las cosas mal empezaron a escucharse fuertemente, pero a mitad del día fueron perdiendo fuerza; y cuando dio la última pincelada a su obra, las voces se habían acallado para nunca más volver. No se forzó por complacer a nadie en sus recuerdos, y no se mostró contemplativo con nadie. Era él. Solamente él y su vida. Ya estaba viejo, pero no importaba. Se felicitó por su trabajo, y guardó los muebles. Se duchó, se cambió de ropas, y tomó un bolso. Le pidió a sus vecinos que cuidasen de su perro hasta su regreso, y partió en busca de la montaña más alta, el lago más profundo, el cielo más claro y la lluvia más rítmica. No importaba dónde, no importaba. Descubrió que era libre. Disfrutó por primera vez de su libertad. Un tiempo después se dio cuenta que no solamente era libre; sino que también, un excelente nadador, un sabio alpinista, un buen orador y un muy buen comerciante. Los que lo conocieron dicen que el hombre solamente se dejó llevar por el viento; y que luego, se dejó caer hacia una nueva vida. Otro dicen que fue como un rito... una forma de avisarle a los cielos que ya era hora de empezar una vez más. De saltar. Dicen que eso también es renacer. ¿La oscuridad...? La oscuridad que vi, solamente llegó antes de empezar a vivir realmente... y valió la pena ese horrible dolor; porque aprendí que hay que adentrarse en las verdaderas sombras, para luego reconocer la verdadera luz. ¿Milagros...? Sí... He presenciado uno de muchos. Has presenciado, uno de millones. http://www.tinku.org/content/view/1948/15/
Publicado en Noticiero Digital

Por qué La Haya


Por: Williams Cárdenas Rubio - PDVM - El escenario que deja el informe de INTERPOL sobre los ordenadores de Raúl Reyes, es bastante complejo desde el punto de vista de las competencias jurisdiccionales para conocer de los posibles ilícitos que de su contenido puedan desprenderse. Veamos: A) En principio, la competencia para iniciar esta averiguación la tendrían las jurisdicciones nacionales de Venezuela, Ecuador y Colombia, las dos primeras por ser nacionales de sus países los jefes de estado cuya conducta está comprometida, y la tercera, por ser el país donde actúan las FARC y donde se han cometido los crímenes de lesa humanidad. Pero ocurre y todos lo sabemos, que Venezuela y Ecuador no juzgarán a sus propios jefes de estado, entre otras razones, porque los poderes judiciales de estos estados no son independientes y están dominados por Chávez y Correa. No habrá antejuicios de mérito. Por su parte Colombia, no podría juzgar a estos jefes de estado extranjeros en su jurisdicción, por imposibilitarlo la llamada doctrina de la “inmunidad de soberanía”, que impide poder juzgar en una jurisdicción extranjera a un jefe de estado en activo con el que se tengan relaciones diplomáticas. Esto no ocurriría en el caso de Rafael Correa, pues actualmente las relaciones entre ambos países están rotas. B) No es posible juzgar estos hechos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, porque esta Corte no tiene competencia para procesar personas, pues solo conoce de denuncias que comprometen la responsabilidad de los estados. C) Una tercera opción la tendrían aquellas jurisdicciones de estados, que como España, contemplan el Principio de Justicia Universal en sus legislaciones. Pero aquí nos volvemos a tropezar con la doctrina de la “inmunidad de soberanía”, que ha impedido procesar a jefes de estado en activo, y que ha salvado, entre otros, a Fidel Castro y al propio Hugo Chávez. En tal sentido, sólo restan las siguientes posibilidades: 1º.-Que Colombia, tal y como lo anunció el Presidente Álvaro Uribe, denuncie a Hugo Chávez ante la Corte Penal Internacional de La Haya. No obstante, Colombia tendría que justificar previamente la renuencia a investigar en su jurisdicción los crímenes de lesa humanidad que se han cometido en su territorio. 2º.- Que los hechos sean llevados por Colombia al Consejo de Seguridad de la ONU, y este acepte denunciarlos ante la Corte Penal Internacional, o 3º.-Que habida cuenta de la imposibilidad de que los hechos se investiguen en Venezuela, a los venezolanos solo nos queda invocar la jurisdicción supletoria de la Corte Penal Internacional de La Haya. Es por esta razón, que las organizaciones Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid, Asociación de Mujeres y Madres Venezolanas en el Exilio (AMAVEX), Resistencia Civil de Venezolanos en el Exterior (RECIVEX) y el Frene Iberoamericano por la Libertad (FIAL), hemos optado desde el 14 de Marzo pasado, por ir a La Haya a solicitar al Fiscal de la Corte Penal Internacional que requiera la autorización pertinente de la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI para iniciar la referida investigación.

Chavez sings a different tune


June 12, 2008 - Editorial -http://www.washingtontimes.com/news/2008/jun/12/editorial-chavez-sings-a-different-tune/ Venezuelan President Hugo Chavez stated on his weekly radio program that the Marxist guerrilla organization, the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC), should release its hostages and abandon its quest to overthrow Colombia's democratic government. "Guerrilla wars have become history in Latin America," Mr. Chavez said. This is a dramatic reversal of policy for the Venezuelan strongman who has been insisting that FARC is a legitimate insurgency rather than a terrorist organization. Mr. Chavez is at last taking a more sensible position - but it remains to be seen whether he will follow his words with deeds. Mr. Chavez has long been suspected of providing financial and military assistance to the rebels. Recently, the Colombian army killed a prominent rebel leader, Raul Reyes, and seized his laptop. Interpol is examining 37,000 files in the computer and has confirmed that there are close ties between FARC and the Chavez government. The computer files indicate that Mr. Chavez promised to give FARC $300 million, a portion of Venezuela's oil earnings and access to ports for arms shipments from Russia. There are calls among American legislators to place Venezuela on the State Department's list of state sponsors of terrorism - alongside Iran, Sudan, Syria, Cuba and North Korea. Designating Venezuela as a state sponsor of terrorism could give the Bush administration grounds to impose sanctions. However, the U.S. is Venezuela's largest oil customer; any attempts to impose sanctions on Venezuela could become harmful to the American economy, too. The State Department is rightly insisting that Mr. Chavez sever all financial ties with FARC, shut down Venezuela's FARC training camps and extradite FARC leaders under his protection. America must also continue to stand in solidarity with Colombian President Alvaro Uribe, who is gradually routing the guerrillas and stabilizing the nation. FARC is a much reduced force: Three of its top seven leaders have been killed in the last three months; and the organization currently consists of 9,000 guerrillas living in the Colombian jungle. The international pressure on FARC is also mounting. The rebels are holding 700 hostages from several nations in appalling conditions. Three of these hostages - Keith Stansell, Thomas Howes and Marc Gonsalves - are American contractors who were working for the State Department when they were captured in 2003. Mr. Chavez's new position is seemingly welcome. But there should be no U.S. applause until Mr. Chavez's actions mimic his rhetoric.

Frase del día

"Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo, simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima."
O. Wilde

Los erizos de mar


"Erase una vez dos erizos de mar que tenían mucho frío. Y se querían acercar para calentarse el uno al otro. Pero cada vez que lo intentaban se alejaban violentamente, porque se hacían daño con sus afiladas púas. Así lo intentaron durante varios días, pero todo fue en vano. Sus púas les causaban daño mútuo. Estas cada día se ponían más afiladas. Ellos, los erizos, se morían de frío. Hasta un día el cangrejo, viendo la situación, se les acercó y les dijo: " ¿ Por qué no se cortan las púas ? ". Ellos aceptaron, y el cangrejo con sus tenazas se las cortó una a una. Desde ese momento los erizos pudierón juntar sus cuerpos y calentarse. Así somos los seres humanos, queremos amarnos y no podemos porque no nos cortamos las púas que nos alejan del otro. Es decir, el orgullo, la forma de comunicarnos, el carácter, las ideas..."
R. Bulmez
Publicado por Isadora en Noticiero Digital.

La ranita sorda


Era una vez una carrera de ranitas. El objetivo era alcanzar lo alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud de espectadores. Mucha gente para apoyar y gritar por ellas. Comenzó la competencia. Pero como los espectadores no creían que las ranitas pudieran alcanzar lo alto de aquella torre, lo que más se oía era: "Que pena. Esas ranitas no van a lograr... no van a poder". Y las ranitas comenzaron a desistir. Pero había una que persistía y continuaba la subida en busca del logro. La multitud continuaba gritando: "¡Que pena! ustedes no lo van a conseguir, no van a poder". Y las ranitas estaban exactamente desistiendo, una por una... menos aquella ranita que continuaba tranquila, cada vez más segura. Ya al final de la competencia, todos desistieron, menos ella. La curiosidad se apoderó de todos. Querian saber lo que había ocurrido. Y cuando fueron a preguntarle a la ranita cómo lo había conseguido, cómo logró hacer la prueba, se dieron cuenta que ¡Era sorda!. No permitas que personas con el mal hábito de ser negativas, derrumben tus mejores y más sabias esperanzas de tu corazón. Recuerda siempre: “Hay poder en nuestras palabras y en todo lo que pensamos”. Por tanto, procura siempre ser POSITIVO! Sé "sordo" cuando alguien te dice que tú no puedes realizar tus sueños. Piensa además que tu boca tiene el poder de la vida y de la muerte. Una palabra de aliento a alguien que está pasando por un mal momento, puede reanimarlo y ayudarlo a salir adelante. Una palabra destructiva puede ser lo único que se necesita para matarlo. Seamos cuidadosos con lo que decimos. Que tu boca siempre tenga unas palabras de aliento para todos aquellos que cruzan tu camino. ¡Sé positivo, estimula a los demás! Pero también… CREE en TI MISMO.

Honran a un chino que salvo miles de judíos

Desafiando órdenes superiores, Feng Shan Ho, cónsul general de China en Viena de 1937 a 1940, facilitó la partida de judíos antes de la Segunda Guerra Mundial. Las acciones de Ho no fueron reveladas hasta después de su muerte en 1997, gracias a las investigaciones de su hija periodista. Ho vivió sus últimos años en San Francisco (California, oeste estadounidense) tras jubilarse en 1973, cerca de algunos de los que había salvado y que lo ignoraron. 'Él no buscaba publicidad, no buscaba reconocimiento, no buscaba compensación. Para él era suficiente saber que había hecho lo que hizo', declaró a AFP Martin Gold, miembro de la Comisión de Preservación del Patrimonio Estadounidense en el Exterior. 'Todos los elogios vinieron después de su muerte', agregó. La exposición titulada 'Sobre los rastros de un fénix: El Doctor Feng Shan Ho y la salvación de judíos austríacos', abierta el lunes, fue preparada por esta comisión con la ayuda de la hija del diplomático. Manli Ho, ex periodista del Boston Globe, a partir de una pequeña frase pronunciada por su padre mientras ella era niña (que él había tenido un incidente con la Gestapo por ayudar a un amigo judío a escapar) decidió lanzar una amplia investigación e identificar a los fugados. 'Fue una mezcla de oportunidad y perseverancia', dijo a AFP Manli Ho, de 57 años. 'Si no hubiese tenido el factor oportunidad, todo esto habría sido enterrado con él', agregó. Nacido en la provincia china de Hunan, Ho fue testigo en su puesto consular en Viena del 'Anschluss', la anexión de Austria por parte de Alemania en 1938, y la instauración de leyes nazis contra los judíos que vivían allí. Numerosos judíos buscaron entonces escapar de Austria, pero no encontraban ningún país de acogida. Algunos de los que entonces obtuvieron visas chinas pudieron huir a Shanghai, desde donde continuaron hacia América del Norte, Sudamérica, Filipinas o Cuba. Las visas chinas servían también para obtener visas de tránsito en países como Italia, que exigía las pruebas de un país de destino. Ho se encontraba entre los escasos diplomáticos que emprendieron 'extraordinarias gestiones con riesgos personales para sí mismos' con el fin de salvar judíos, dijo Martin Gold. El diplomático japonés Chiune Sugihara, que era vicecónsul de Japón en Lituania, también está entre ellos, pues ayudó a huir del país a miles de judíos, entre ellos numerosos refugiados de Polonia, al otorgarles visas de tránsito que les permitían dirigirse a Japón. Ho recibió a título póstumo la medalla 'Justo entre las Naciones', la más alta distinción civil concedida por Israel a las personas que salvaron judíos del exterminio nazi. Sugihara fue honrado un año antes de su muerte, en 1986.