mover

mover

jueves, 5 de junio de 2008

El Guerrero de la Luz

Un guerrero de la luz está siempre vigilante. No pide permiso a los otros para empuñar su espada; simplemente la toma en sus manos. Tampoco pierde tiempo explicando sus gestos; fiel a las determinaciones de Dios, él responde por sus acciones. Mira a sus costados e identifica a sus amigos. Es implacable con la traición, pero no se venga; se limita a apartar a los enemigos de su vida, sin luchar con ellos más allá del tiempo necesario. Un guerrero no intenta parecer, él es.
Manuel del Guerrero de la Luz - Pablo Coelho

Frase del día

"Pueden parecer pobres nuestras reflexiones ante los demás, aun sin serlo, pero tal juicio no alivia la carga del esfuerzo que cuesta alcanzarlas."
José Vasconcelos