mover

mover

lunes, 16 de enero de 2012

Una gracia; una morisqueta


Por Helene Villalonga - Bien bonito que les quedó. Definitivamente aquí en Miami hay quienes (sabiéndolo o sin saberlo) y por su corta estatura educacional e instruccional (o sea por ignorantes) o por las ansias groseras de un poder que no esta dado encontrar en esta ciudad y que los enceguece, le hacen unos favores bien ”chéveres” al régimen bolivariano. Los venezolanos hasta hace muy poco solo éramos una colectividad, pero gracias a Dios ya hay una comunidad en ciernes porque ya hay algunos de los nuestros en puestos de elección y representación popular en ciertas ciudades. Por ahí vamos mejorando ciertamente. Al descubrirse gracias a un programa de Univisión, donde el periodista venezolano Casto Ocando documentó la conspiración que contra instalaciones norteamericanas se había planeado desde México, con la participación de la ex cónsul de Venezuela en Miami, y que por cierto ya tenia aproximadamente dos años de investigaciones por el Departamento de Estado de EEUU, los honorables congresistas activaron sus alertas y extendieron sendas cartas de solicitud a la honorable Secretaria de Estado Clinton para que se declarara a esta funcionaria diplomática como persona non grata y se le solicitara la salida del país en los plazos que lo exige la normativa en estos casos. En ese momento las herramientas y poderes del estado de este país se activaron para la investigación en esta dependencia de la diplomacia revolucionaria venezolana. Varias organizaciones políticas y sociales de venezolanos que operan en esta ciudad, aportaron exhortos y apoyos muy serios y respetuosos a las autoridades de este país para la investigación y correcta aplicación de la justicia, pero sin entorpecer ni intromisiones. Hasta aquí vamos muy bien. Chávez esperaba sólo una orden del aparato pensante en todo esto, Cuba, y esta salió claramente publicada días antes en Granma, aparato mediático del PCC (eufemismo para decir ”uno de los dos periódicos que se permite leer en Cuba”) donde se hace la siguiente referencia rescatable y de la que evidentemente se colgaron para castigar a la gente común": En este mismo guion firmado por Noriega, una semana después de la intervención de los congresistas, ocurría una micromanifestación frente al Consulado venezolano de Miami, organizada por golpistas y prófugos venezolanos asilados en EE.UU. La “protesta” que reunió apenas unas 30 personas…”. No es noticia nueva que el canciller Maduro es hombre muy apegado al poder cubano, y es interesante recordar que el cierre del consulado fue una “genial idea” propuesta por Maduro a Chávez (dicho por el mismo Chávez en cadena mundial). ¿Que se evita que se investigue con esta propuesta de Maduro a Chávez? Algo bien “jugoso” e inconveniente debe ser… Todavía vamos bien hasta aquí.

Sin embargo hay que leer lo siguiente:
- Es tremendamente injusto y riesgoso no pensar en las implicaciones que a futuro tendrá cualquier actuación que a nombre o en “representación de la comunidad venezolana” dicen algunas publicaciones que se hacen en esta ciudad.
- Se sigue subestimando al régimen de Chávez, quienes han tenido 13 años para aprender a ser perversos, los mismos 13 años que llevamos en la oposición fallando por egoístas, por irresponsables al mal calcular los efectos de nuestra acciones.
- La representación de la gente o de la comunidad no viene dada porque aparezca ese atributo endilgado un millón de veces en prensa, sino porque las actuaciones de quien pretende serlo son convenientes y de utilidad para una mayoría. Porque con lo hecho se conquiste beneficio para todos (de ser posible).
- No comprender el funcionamiento de los aparatos, autoridades, poderes, del sistema donde se esta actuando, provoca “goles en contra”. Lo logrado con el cierre administrativo del consulado de Venezuela en Miami, que por cierto aun debemos comprender en que consiste, es tremendo gol en contra de la gente que buscando mejores condiciones vive en el Sur de la Florida. Ahora se esperan respuestas y excusas (que obviamente no vendrán) de quienes provocaron esta reacción en contra de la gente normal de parte de un aparato enemigo de los ciudadanos como lo es la revolución venezolana.

Las preguntas válidas a estos autoproclamados “representantes” de los venezolanos que nos metieron en este estúpido paquete son:
- ¿Van a tratar de “traidor” a quien vaya ahora a intentar negociar con el régimen a favor de casi 400 mil personas afectadas por esta reacción de venganza del régimen para desestimar la incongruente decisión de cerrar el consulado en Miami?; no es cosa de miedo o de arrastrársele al régimen o rogarle, es cosa de conveniencia para la mayoría !!!… Probablemente le toque eso a la MUD-CEM que no esta metida en esto, pero para quien esta vendetta de Chávez puede ser una gran zancadilla en su lucha diaria por la participación electoral de la comunidad; La MUD-CEM ha hecho las cosas ciertamente bien aquí en Miami.
- Si no se logra, ¿donde vamos a renovar pasaportes, donde vamos a realizar las gestiones comerciales, familiares?, ¿Dónde vamos a votar el 7 de octubre los que si vamos a participar en ese evento y que los responsables de la morisqueta no tomaron en cuenta?
- ¿Quien va a pagar los costos de traslado de las cientos de personas que necesitan realizar sus gestiones en el consulado día a día?

De ahora en adelante hay dos caminos que sugerimos para quienes practican el mal radicalismo, el tiránico (similar al de la revolución de Chávez) a nombre de todos los que somos “radicalmente demócratas”:

1.- O se le pregunta a la gente qué quiere y qué necesita que se haga por ella, o…

2.- … se hacen las cosas sin endilgarse puestos que nadie otorga a ciegas, como es la de “representante de la comunidad” o de tal o cual segmento de ella, que luego significa venganza y mas odio contra la gente y a la que nadie le sale al paso cuando hay tan mal olor en el ambiente con un simple y legitimo “yo fui, les ruego me disculpen”…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario