viernes, 30 de octubre de 2009

Mi regalo de #followfriday...


a todos los amigos
con quienes comparto a diario en el Twitter.
Espero les guste.
Magda

El caso




Magda Mascioli G. - Creo que para este momento no deben ser muchos los que no esten enterados del caso del Profesor de Derecho Romano de la Universidad Santa Maria, Pedro Lava Socorro. Cuando colocaron el enlace en Twitter lo ví y comenté que en mis tiempos, un profesor como ese hubiera recibido de nuestra parte una respuesta contundente, sin ninguna duda. Dije igualmente que no me contenta bajo ningun concepto el que boten a alguien de su trabajo, en especial en estos difíciles tiempos. Absolutamente no estoy de acuerdo con una exposición de ese tipo que más que una clase, parece más bien una exposición biliosa de su personal sentir hacia los homosexuales. No imagino su conocimiento de la Historia de Roma de acuerdo a lo que dijo, pero olvida que Roma tuvo emperadores homosexuales, practicantes del incesto, etc. Eso sin mencionar la afirmación que hiciera de que todos los griegos eran homosexuales y que por eso los romanos los querian eliminar, o algo parecido. No se puede banalizar una clase de Derecho Romano, tan interesante por demás, con una pregunta como esta: ¿Uds. saben lo que los romanos hacían con los homosexuales? Y como respuesta, pasarse el dedo índice por el cuello dando a entender que los mataban. No puedo dejar de mencionar, obviamente, la falta de supervisión de los profesores por parte de la Universidad. Algunos afirmaban ayer en Twitter, que el profesor tiene el derecho de expresar libremente su opinión. Sí. En efecto. Pero también se debe saber cómo, de qué forma y en qué contexto uno se puede permitir el emitir una opinión, en especial buscando la pertinencia de la misma. Porque si a derechos de emitir su opinión, sea la que fuere, nos referimos, entonces deberemos aceptar de igual forma que en un momento determinado un profesor chavista llegue a un salón y emita "su opinión personal" en referencia a los hijos de los opositores de cualquier forma como le parezca, y ese sería igualmente, "su derecho a emitir su opinión". Ahora bien. Un Profesor mediocre, exhaltado, extemporáneo e impertinente, se puede conseguir en cualquier salón, en cualquier colegio o universidad y en cualquier tiempo. Eso no es novedad. Los que realmente me preocupan, son los alumnos de ese salón. Y explico: Primero: es evidente que por el tiempo de grabación, no sabemos a ciencia cierta qué sucedio durante las dos horas académicas de clase. Es decir, ese fragmento, lo quieran ver o no, está totamente fuera del contexto global de la clase, razón por la que no podemos entonces saber el resto de lo sucedido. Segundo: se valieron de la tecnología para grabar clandestinamente al profesor al mejor estilo cubano-comunista, en lugar de hacerle frente a la situación. Tercero: no vi a ningun alumno tratar de levantar su voz para contradecir al profesor. En algun momento pareciera que una joven habla, pero es indiscutible el silencio generalizado. Eso se podría traducir en dos posibilidades: una: no se atrevieron a contradecir al profesor por miedo a represalias; dos: se pusieron de acuerdo con antelación para no hacerlo y asi poder grabarlo, con la clara intención de difundir la información. Si este ultimo fuera el caso, entonces es más grave, porque la grabación clandestina fue planificada, premeditada, con alevosía y ventaja. Me gustaría saber lo que opinarán ahora el resto de los profesores que le dan clases a esa sección. Si la real situación de esos alumnos se hubiera circunscrito a que tienen un profesor deficiente (no lo puedo evaluar) que no les cumple con las exigencias de la materia y por consiguiente quieren su destitución ¿cuál hubiera tenido que ser el procedimiento de parte de un grupo de alumnos, en especial alumnos de Derecho, para buscar solución? Reunirse, analizar el problema, acudir al profesor y plantear la situación. Si el Profesor no mejora, entonces elaborar una carta y pasarla al Decano de la Facultad, firmada por todos los alumnos. Si el Decano no les soluciona, entonces acudir a la instancia superior. Luego de ver de nuevo el video, es evidente que no puedo establecer a conciencia ningun parámetro con base que me permita tener una opinión válida de la competencia y actuación general del profesor. Puedo sí pensar que es evidente que eso no es una clase de Derecho Romano, pero nada más allá, con base. Pero lo que sí puedo hacer con respecto a los alumnos, es concluir que no solamente no actuaron como personas decentes, futuros Abogados de la República, sino que actuaron agavillados con la única intención de que botaran al Profesor, sin darle oportunidad de defenderse ni de rectificar. Es decir, alumnos de Derecho negaron a una persona su derecho a defenderse. Adicionalmente, si la intención hubiera sido solucionar su problema de alumnos, entonces tenían que haber acudido al Decano y no lanzar la grabación por la red sometiendo al escarnio público a una persona y su familia. Y no contentos con eso, pusieron a rodar en twitter y demás sitios, un documento legal personal que si bien es público, no tenía porque ser conocido por miles de personas. La actuación de estos alumnos fue realmente miserable, cuestionable y condenable. Puede ser que al día de hoy se sientan vencedores y victoriosos porque hicieron botar al profesor, pero es evidente que su actuación desdice de ellos como personas, como alumnos, como personas que supuestamente en un futuro, deberán defender los derechos de terceros. Lamentable que no hayan sabido dar la cara, pararse en el salón, unirse en una sola voz de frente al Profesor, en primera instancia; asumir responsabilidad por su papel de alumnos universitarios y discutir los puntos de vista contrarios directamente y mirando de frente al profesor. Ellos no lo grabaron porque se sintieran molestos por el irrespeto a los homosexuales. Para nada. A ellos poco les importa ese renglón del asunto. Ellos querian deshacerse del profesor, y lo hicieron. Si otra cosa hubieran querido. su actuar hubiera sido honesto para con ellos, para con sus padres que les pagan la universidad y para con todos los profesores; profesores que me gustaría saber cómo se comportarán con este grupo de alumnos. Que lamentable que un grupo de jovenes estudiantes de Derecho, no siendo delincuentes, hayan actuado como tales, es decir... en la sombra, a escondidas, por la espalda y no asumiendo, papel y firmas en mano, la responsabilidad por sus acciones. Si esos son los futuros Abogados del país... ¡Que Dios nos ampare!
http://www.venelogia.com/archivos/3309/#extended


El futuro del mundo
pende del aliento de los niños
que van a la escuela.
TALMUD