sábado, 7 de noviembre de 2009

Tabla de asignación de divisas por destino y duración del viaje

6-11-2009 - De manera extraoficial circula en una página web llamada Código Venezuela una tabla de asignación de divisas por destino y permanencia. Para acceder a ella pulse el siguiente link:
http://3.bp. blogspot. com/_-kLquvnFvEE /SvNcP81eQ- I/AAAAAAAAAAM/ PQmTa5VoWhw/ s1600-h/cadivi. jpg



Abran esa ventana p'aquentre aire, apaguen el aire acondicionado.

http://www.youtube.com/watch?v=3xEWWIiHUfA

La respuesta está flotando en el viento


Por: Alberto Lossada Sardi - Por una de esas extrañas casualidades, y como tales inexplicables, escuchaba dos canciones de protesta de los años 60 cuando entró un correo con imágenes del juicio sumario y ejecución de aquellos siniestros personajes de fines del siglo XX llamados Nicolae y Elena Ceasescu. Sabrá el buen Dios por qué razón asocié las imágenes con la letra de las canciones y se repetía el estribillo de ambas en mi mente. La una dice (con la debida venia y recordando aquello de ‘traduttore, tradittore’) “¿cuándo aprenderán…?” y la otra “la respuesta está flotando en el viento”. Viene al caso esto porque es algo que se ha venido repitiendo ad nauseam: un dictador que cree haber encontrado la solución perfecta para eternizarse, la respuesta tajante y feroz, en un momento determinado, de un pueblo harto de mentiras, abusos, estratagemas y demás locuras, y, finalmente, las lamentaciones, excusas y protestas de buena fe del dictador derribado que en muchos casos termina siendo ejecutado. Y es allí donde entra el primer estribillo: “¿cuándo aprenderán…?” (en el original: “when will they ever learn?”). No escapa Latinoamérica a este sino. Basta con hojear las páginas de nuestra historia y tenemos, por ejemplo, el caso más feroz de todos: el de Gualberto Villarroel en Bolivia. Depuesto en julio de 1946 por una turba, fue asesinado por ésta en el palacio presidencial y luego colgado de un poste en la Plaza Murillo de La Paz junto con tres de sus allegados. Y, obviamente, de este “ejemplo” nadie ha aprendido. Valga señalar que Villarroel llegó al poder en un golpe de estado en diciembre de 1943 (en 1945 triunfó en elecciones para Presidente), héroe de la Guerra del Chaco y en olor de multitudes, las mismas que, posteriormente, lo colgaron, asesinado, del poste. Un recorrido por nuestro continente en estos días nos revela que siguen sin aprenderse las lecciones; en Honduras un payaso de triste figura, pretende eternizarse contra viento y marea, con el agravante de que cuenta con el apoyo de los colegas que pretenden lo mismo y de los que, encendidos los ojos por una lluvia de dólares, aceptan formar parte de esta Corte de los Milagros; en Bolivia, un insignificante lacayo de un poder más elevado hace y deshace locuras al ritmo de los huaynos y yaravíes; en Argentina, un dúo dinámico ha tenido un éxito indescriptible arruinando totalmente la economía de ese país, cosa que hasta hace pocos años parecía imposible; en Ecuador, el único con un preparación adecuada a las funciones que ejerce parece comenzar a darse cuenta de cómo funciona un país y ha tomado una discreta distancia de su mentor; en Paraguay, un Obispo venido a menos no ha podido hacer más por culpa de sus propios pecados en un país eminentemente religioso; en Nicaragua, un ególatra frustrado por su propia incapacidad se arropa con la cobija que, cree, le protegerá cuando el fin se le presente de sopetón. De este reparto de ineptos, ignaros y resentidos, se salvan, hasta ahora, el Presidente de El Salvador, Funes, que ha demostrado una discreción y ponderación que nadie esperaba, y el gran triunfador de todos: Luíz Inácio da Silva, Lula. A la sombra de su colega, nuestro comandante, ha hecho los negocios más fabulosos que hubiera podido hacer jamás Brasil con nuestro país, y, de paso, convirtiéndose en la voz representante de América Latina ante Washington; el líder continental que aspiraba ser nuestro coma andante. Ni siquiera asomo el nombre de Cuba por lo evidente. En el caso nuestro es verdaderamente impresionante la ligereza con que se toman las cosas del Teniente Coronel. En días pasados, hablando sobre la crisis del agua, habló de jacuzzis y enseguida soltó “¿qué comunismo es ése…?”. ¿Algún medio le ha dedicado más de una línea o algunos segundos a esta confesión de parte? Sí, ya sé, “no vale, yo no creo…, será que se equivocó…” ¿Después de diez años? Hay que hacer un verdadero esfuerzo para limitarse a llamarlos “ingenuos”… ¿Es que necesitan oírlo más claro? Sí, comunismo, dijo COMUNISMO. Las cosas que dice se toman como descubrimientos trascendentales para la existencia del país: “los ricos llenan sus piscinas con ¡AGUA POTABLE!” ¡Eureka…! ¡Qué crueles e infames son los ricos!, y corre de boca en boca el hecho. Me permitiría preguntarle al coma andante, ¿es que usted se bañaría en una piscina llena de aguas negras? La piscina del Círculo Militar, por cierto bastante grande y sin acceso para el pueblo, ¿se llena con aguas servidas o de desagües cloacales? ¿O es agua potable tratada con cloro…? Denuncia “formalmente” que la meta de la oposición, de ganar las parlamentarias del año entrante, es “sacarme del poder”. ¡Eureka! ¡Es que de eso, justamente, se trata! Si no, no se llamaría “oposición”, y, si fuera un delito sacarlo del poder, sencillamente no habría elecciones de tipo alguno. Pero corre la voz: “la oposición lo quiere sacar del poder” ¡Qué desconsiderada es la oposición! ¡Hacerle eso a un presidente! ¡Eso no se hace! Y, de nuevo, el trópico hace daño a la memoria. Una simple pregunta: ¿qué intentó usted el 4 de febrero y contra quién? ¿Era menos válida la elección de Carlos Andrés Pérez entonces que la de usted en 1998? ¡Ahhh!, y a todas estas, ¿qué hacen los “oposicionistas? ¿Pendientes de estas cosas…? No, por supuesto que “sacrificándose” por el pueblo para poder repartir los cargos “salidores” de la Asamblea y negados a presentar un frente unido con candidatos únicos de oposición porque los partidos “no pueden perder espacios” ni “abdicar de su ideología”. Y no quieren darse cuenta que tan solo el 9% de la población apoya a la suma de todos los partidos de oposición, ni quieren ver que, cuando baja Chávez en las encuestas, bajan ellos también y los únicos que crecen son los ni-nis. ¿No se han preguntado por qué será? ¡Estupendo! Saque cada partido su tarjeta, cuéntense y, cuando el PSUV capture los 2/3 anunciados por Chávez, creen una comisión para estudiar tanto el “fraude” (que no dudo que alegarán al rompe) como el por qué fracasaron candidatos tan distinguidos. Ya para finalizar, me pregunto, refiriéndome a todos los mencionados, ¿cuándo aprenderán? Y, tristemente, caigo en que la respuesta está flotando en el viento…, “the answer is blowin’ in the wind…”.

Foto ayuda memoria


La respuesta de Roberto Carlos Olivares a Petkoff

Magda Mascioli G. - Se podran vestir de seda, pero la calaña de estos individuos no se puede desaparecer. Tengo años diciendolo. TODOS, absolutamente todos los esfuerzos, sacrificios, incluyendo la sangre de los Ciudadanos, se ha ido por el caño gracias a todos estos individuos que han vendido todo, en aras de su supuesta tranquilidad. Ellos estan seguros porque piensan que estan a salvo y creen que la Justicia jamás los alcanzará. Pero en la vida se recoge lo que se siembra Petkoff, Borges y especialmente Rosales, junto a lsus segundones por todos los ciudadanos conocidos, incluyendo a ALGUNOS estudiantes ya reclutados. Ya les llegará, a todos ellos, la hora de recoger la cosecha que han sembrado. Solo espero que Dios les tenga misericordia por la grandisima responsabilidad que tienen en todas las desgracias que han sucedido a manos de este regimen y que han sabido cohonestar, por acciòn o por omisión.-
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Por: Roberto Carlos Olivares
Mi respuesta a Teodoro Petkoff
Noviembre 6, 2009
Usted actuando de manera soez y agresiva, respondió a mi última columna titulada: “Un país en quiebra moral”, por medio de un correo electrónico proveniente de su dirección editorial TPetkoff@talcualdigital.com , y de la siguiente manera:

“De ordinario no leo la inmensa cantidad de idioteces como la tuya, que plagan a Internet, pero el título me atrajo y luego, para medir la profundidad de tu estulticia, me lo tragué. Sólo un comentario. Visto que te consideras el único venezolano que ve todo claro y que lo dice, no se que esperas para tomar la calle y, fuera del cómodo (y cobarde) burladero de Internet, llevar a la práctica tu proposición de sacar a chávez por las males. Cómo conozco a la gente de tu calaña, puro buchipluma, se que no lo harás, de modo que no me queda más remedio que considerarte como uno más de los cobardes comemierdas e hijos de puta que tanto han ayudado a chávez con su retórica”
Teodoro Petkoff
__________________________________

Como no suelo responder correos electrónicos de esa vil naturaleza, hago la salvedad de que en el caso suyo, lo haré públicamente debido al trasfondo del asunto, y sobretodo, por ser usted una figura pública de dilatada trayectoria política. Además, es usted un reconocido dizque vocero de la dirigencia opositora del país. Imagino que su encoleramiento exacerbado, se debió al siguiente párrafo de mi artículo: “El problema medular no proviene únicamente del régimen dictatorial, corrupto e ineficiente de Chávez, sino también, de la posición blandengue demostrada infinidad de veces por la dirigencia opositora, cabeza visible del país democrático. Cuando el ciudadano de a pie termina de digerir la idea de que Chávez es un dictador, y que los “reales” no le alcanzan ni para comprarse la “totuma”, se pregunta: ¿Y ahora para dónde agarro? Sencillamente no tiene opción, y no tiene elección porque la miopía opositora así lo ha deseado. Algunos dirigentes lo han deseado así porque son quinta columna y juegan para el gobierno (Borges, Rosales, Petkoff) y otros por incapaces e inútiles. No existe alternativa viable, ni proyecto de país. Son buitres políticos de apestosa realidad”. A estas alturas de la pesadilla venezolana, es harto conocido que usted y otros supuestos “dirigentes democráticos”, no son más que una farsa, montada por el régimen para mantener apariencias democráticas y seudo legales. En su caso particular, todavía tiene el tupé de viajar al exterior, y decir forondamente que en Venezuela las elecciones son limpias, y que no existe una dictadura. ¿Por qué si tanto avala las elecciones del régimen como salida pacífica a la crisis actual que vive la patria, no exige condiciones igualitarias y la depuración inmediata del Registro Electoral Permanente? ¿Por qué razón tan enigmática, no utiliza su periódico “Tal Cual”, para realizar una campaña loable que logre a través de la presión popular, y las movilizaciones de calle indefinidas, un Consejo Nacional Electoral imparcial y transparente? ¿Por qué pierde el tiempo usted respondiendo “estupideces” como las mías que plagan el Internet, y hace un paréntesis en su agitada agenda democrática y libertaria, para responder la profundidad de mi “estulticia”, como bien dice usted en el correo electrónico que me envió? ¿Por qué no ha aceptado el reto que le planteó el presidente de UnoAmérica, el señor Alejandro Peña Esclusa, y debate públicamente con él? ¿A qué le teme Teodoro? Si por casualidad se te olvidó a que me refiero, en el siguiente link podrás encontrar la carta del señor Esclusa, titulada: “El dilema de Petkoff: si cae Chávez, cae la izquierda” (http://fuerzasolidaria.org/?p=1949). Igualmente has tildado en infinidad de oportunidades al señor Robert Alonso, ferviente promotor de la “guarimba”, como “loquito de carretera”. Asimismo has obviado siempre el tema de la desobediencia civil y la implementación del artículo 350 de la Constitución Nacional, que nos da el derecho a desconocer al régimen dictatorial de Chávez. ¿Por qué diantres a tu periódico ningún personero, o institución sumisa del estado castro-chavista venezolano le busca “camorra” como a todos los demás? ¿Será porque sigues siendo el compadre de José Vicente Rangel? De repente el siguiente extracto de la carta del señor Peña Esclusa, nos dará un poco de luces al respecto: “Su dilema, señor Petkoff, es que el fracaso de Chávez será interpretado por el pueblo como el fracaso de toda la izquierda venezolana; significará el hundimiento de lo que usted y sus amigos representan, y por lo cual han luchado toda una vida. Por eso, usted ha criticado los errores de forma del Régimen, más no los de fondo. A fin de demostrar nuestra tesis, basta revisar los editoriales de Tal Cual desde el año 2000 hasta la fecha. Usted siempre ha criticado los desmanes, la corrupción y la violación de los derechos humanos por parte del Régimen; pero nunca ha atacado lo fundamental: la dependencia y subordinación de Chávez a Fidel Castro. El 26 de octubre de 2000, en un editorial titulado “El viejo y el mar”, usted avaló la visita de Fidel Castro a Venezuela; posteriormente, también avaló y justificó la presencia de médicos cubanos en nuestro país; por citar solo dos ejemplos”. Y ahora voy más allá, mi estimado ex guerrillero. No creas que se me pasaría por alto hacer referencia a tu pasado guerrillero y sangriento. Sabrá tu conciencia cuantos muertos tienes encima. De todas maneras, como la dictadura cubana y el sanguinario de Fidel Castro eran el norte de todo guerrillero en esa época, capaz y todavía piensas que los muertos estaban justificados. Siguiendo con tu doble discurso patrañero y engañoso, después del fraude electoral del 2006, Roger Santodomingo te entrevistó para NoticieroDigital. En esa entrevista, dijiste perlitas de este color: “Nadie puede ir a un proceso electoral, hacer campaña diciendo que va a perder. Naturalmente, tiene que hacer el juego de estimular a sus propios partidarios diciendo esas, vamos a llamarlas, mentiras blancas. Más cuando en plena campaña tu adversario está utilizando encuestas mentirosas que colocaban a Rosales en el subsuelo. Pues obviamente, había que dar una respuesta también que permitiera que la gente no se desanimara antes de tiempo”. Otra perlita Petkoffniana fue la siguiente: “La tendencia estuvo clara desde el primer momento. Bueno chico, ya que pasó todo, puedo decir con franqueza que, por lo que a mi respecta, que creo conocer el país, que no estoy distanciado de la realidad popular venezolana, para mí no había ninguna duda del resultado. Ni cuando me lancé como candidato -y en esos breves meses que recorrí el país pude darme cuenta de lo que significaba subir corozo de espalda-, ni cuando acompañé a Manuel Rosales con el entusiasmo con que lo hice pensé que derrotaríamos electoralmente a Chávez, pero sabía que su derrota futura pasaba por este trago amargo”.
Y para rematar, dijiste lo siguiente en referencia a Oswaldo Álvarez Paz, y otros dirigentes verdaderamente democráticos que no se han prestado para el juego sucio, y han sido censurados de los medios por temor a su discurso incendiario. En este caso particular, fue porque ellos a través de una coordinadora paralela, tenían los verdaderos resultados de las elecciones y no estaban dispuestos a avalar un fraude de esa magnitud, como sí lo hicieron tú, Rosales, Borges y compañía. Para refrescar tu memoria aquí te dejo la frase: “Soy amigo de muchos de estos políticos, pero como siempre, les digo que están equivocados. Y serán figuras políticas conocidas, pero su alcance en la comunidad es mínimo. Están juzgando al país a través de una rendija y están muy distanciados de la realidad”. ¿De cual realidad estarán distanciados Oswaldo Álvarez Paz, Hernán Escarrá, Tejera París, los militares del Frente Institucional Militar, y los demás demócratas briosos de la patria? ¿Será de tu mundo virtual y encajonado? ¿Crees que la mayoría de los venezolanos no saben ya para quien trabajas? ¿Piensas que tu “compadre” José Vicente te va a proteger toda la vida y nunca caerás en las garras del chavismo depredador y criminal? Si el dictador perdura en el tiempo, no te podrán proteger toda la vida del canibalismo político que ya se ha desatado en las entrañas del chavismo, y si el monarca caribeño es derrocado, no tendrás cabida en la Venezuela postchavista. Como diría tu ilustre Fidel Castro: ¡Vaya dilema caballero! En tu correo me tildas de “cobarde”, “comemierda”, “buchipluma” e hijo de puta". Expresiones vulgares que no merecen ni siquiera ser refutadas. Uno es lo que dice. Los ojos son la ventana del alma, y la boca una puerta al corazón. Después de que leas el siguiente extracto de una columna de opinión publicada en El Nacional (Pág. A-7), el día 20 de diciembre del 2006, con autoría del señor Alfredo García Deffendini; me gustaría hacerte una última interrogante. “Ellos sabían del fraude, antes y durante la ruta electoral. Es por ello que hablábamos de un doble fraude: el orquestado por el régimen desde antes del referéndum revocatorio, y el de estos personajes que en conocimiento de ello lo aceptaron, lo cual salpica también al comando de Rosales. Allí están como pruebas los diferentes informes técnicos que se le presentaron, no lo podrán negar; los de Genaro Mosquera y Ezequiel Zamora; los de Mercedes Febres Cordero y Guillermo Salas; los del ex rector de la USB, el profesor Freddy Malpica. Allí están las diferentes comunicaciones que se les entregaron en nombre del Frente Patriótico, de personalidades del Zulia, de los ex rectores, ex vicepresidentes y ex directores del extinto Consejo Supremo Electoral. Una y otra vez se hicieron los ciegos y los sordos, sabían lo que querían y nadie ni nada los podía perturbar para lograr su objetivo, que era la creación de una plataforma política para las futuras elecciones después del 3D; tan es así, que ya están aceptando la propuesta del régimen de una reforma constitucional, por supuesto con la misma metodología electoral, nuevamente se juntan el régimen y esta parodia de oposición, después cobrarán”. Entonces mí estimado, vuelvo a preguntar de nuevo: ¿Por qué continuaron con la farsa y no exigieron las condiciones mínimas para participar? Sabían muy bien que el fraude estaba cantado y no les importó jugar con la esperanza de la gente. De manera tal, que algo se cocinaba tras bastidores. Y se sigue cocinando actualmente. ¿Además de insultar a los que diferimos de tus brillantes ideas, cuál es entonces la manera de salir de Chávez: seguir avalando elecciones trucadas con el beneplácito de la dirigencia opositora, y así permitir que a unos pocos como a Petkoff se les respete el status quo? ¿O terminar definitivamente de desconocer al régimen dictatorial mediante la aplicación del artículo 350 y las movilizaciones de calle continuas e indefinidas? Y por último: ¿Qué estás haciendo tú para salir de la dictadura además de perder el tiempo leyendo las sandeces que pendejos como yo escriben en la red? ¡Ya no engañas a nadie zorro viejo! Wtiger50 leer esto http://bit.ly/1WSPHY.