lunes, 20 de julio de 2009

Un padre y su hijo están sentados, en silencio, en un banco del jardín, y de pronto se aparece un gorrión...

El Divino Niño - Oraciones




Consagración del hogar
Divino Niño Jesús que bendices y proteges las casas donde está expuesta y es honrada tu Sagrada Imagen: Te elegimos hoy y para siempre por Señor y Dueño de nuestra casa, y te pedimos que te dignes demostrar en ella tu poderoso auxilio, preservándola de las enfermedades, del fuego, del rayo, de las inundaciones, de los terremotos, de los ladrones, de las discordias, y de los peligros de la guerra. Bendice y protege a las personas que aquí habitan y concédeles la paz, una gran fe, verdadero amor a Dios y al prójimo, paciencia en las penas, esperanza en la vida eterna, facilidades de trabajo, empleo y estudio, y la gracia de evitar los malos ejemplos, el vicio, el pecado, la condenación eterna y todas las demás desgracias y accidentes. Amén.
Oración al Niño Jesús para verse libre de peligros
Señor Dios, rey Omnipotente: en tus manos están puestas todas las cosas. Si quieres salvar a tu pueblo nadie puede resistir a tu voluntad. Tú hiciste el cielo y la Tierra y todo cuanto en ellos se contiene. Tú eres el dueño de todas las cosas. ¿Quién podrá pues resistir a tu Majestad? Señor Dios de nuestros padres: ten misericordia de tu pueblo porque los enemigos del alma quieren perdernos y las dificultades que se nos presentan son muy grandes, tú has dicho: "Pedid y se os dará. El que pide recibe. Pero pedid con fe". Escucha pues nuestras oraciones. Perdona nuestras culpas. Aleja de nosotros los castigos que merecemos y haz que nuestro llanto se convierta en alegría, para que viviendo alabemos tu Santo Nombre y continuemos alabándolo eternamente en el cielo. Amén.
Súplica para tiempos difíciles
Divino Niño Jesús: Tengo mil dificultades: ayúdame. De los enemigos del alma: sálvame. En mis desaciertos: ilumíname. En mis dudas y penas: confórtame. En mis soledades: acompáñame. En mis enfermedades: fortaléceme. Cuando me desprecien: anímame. En las tentaciones: defiéndeme. En las horas difíciles: consuélame. Con tu corazón paternal: ámame. Con tu inmenso poder: protégeme. Y en tus brazos al expirar: recíbeme. Amén.
Plegaria para obtener serenidad.
Niño Jesús: Tú eres el Rey de la Paz, ayúdame a aceptar sin amarguras las cosas que no puedo cambiar.Tú eres la fortaleza del cristiano; dame valor para transformar aquello que en mí debe mejorar.Tú eres la sabiduría eterna; enséñame en cada instante cómo debo obrar para agradar más a Dios y hacer mayor bien a las demás personas. Te lo suplico, por los méritos de tu infancia a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Astrólogos predicen lo peor con el eclipse total del Sol


El más prolongado eclipse solar total del siglo XXI es "un momento muy peligroso en el Universo", advierten los astrólogos que predicen guerras, atentados, motines o catástrofes naturales. "Si el Sol, el amo de las estrellas, se enferma, entonces es que va a ocurrir algo grave en el mundo", advirtió Raj Kumar Sharma, un astrólogo de Bombay que se jacta de haber leído en los astros, en 2008, la crisis financiera mundial y la victoria presidencial de Barack Obama. El miércoles, un eclipse "monstruo" según los astrofísicos, sumirá en la oscuridad durante algunos minutos a China e India, los dos países más poblados del planeta. En estos dos mastodontes de Asia, los cuentos y mitologías hablan del fenómeno astronómico como el anuncio de buenas fortunas, pero también de malos presagios. Sharma prevé "atentados perpetrados en el territorio indio por el grupo (separatista de Cachemira) Jaish-e-Mohammad o Al Qaida" y una terrible catástrofe natural en el sudeste asiático. El astrólogo piensa también que un dirigente político indio podría ser asesinado, mientras que el ejército estadounidense estaría amenazado en Afganistán, en Oriente Medio y en Europa. Sin olvidar Irán y Occidente, entre los cuales las tensiones van a seguir aumentando hasta una intervención militar estadounidense a partir del 9 de septiembre. En esa fecha "Saturno pasa de la constelación de Leo a la de Virgo" y "en estos últimos 200 años, con cada entrada de Saturno en Virgo ha habido guerras", asegura Sharma. La astrología de los vedas sirve para casi todo en India: desde escoger el nombre de un recién nacido hasta las decisiones de comprar una vivienda o montar un negocio. En caso de eclipse, algunos hindúes (80% de los 1.170 millones de indios) creen que los demonios Rahu y Ketu "se tragan" el Sol, haciendo que no se puedan comer los alimentos y que el agua se vuelva no potable. Mujeres indias listas para dar a luz, y que habían programado una cesárea para el 22 de julio, aplazaron la intervención, declaró Shivani Sachdev Gour, ginecólogo del hospital Fortis de Nueva Delhi. "Es una creencia profundamente arraigada en la sociedad india. Las parejas quieren hacer todo para que el bebé no nazca ese día", explica el médico. En la China imperial, los eclipses anunciaban catástrofes naturales o la muerte del emperador. Esas creencias y supersticiones no han desaparecido. "La probabilidad de que haya violencias o una guerra durante un eclipse total es del 95%", señala un artículo del portal internet chino Baidu.com. Siva Prasad Tata, que dirige la página internet especializada Astro Jyoti, es más optimista: "no hay muchas razones para alarmarse demasiado con respecto al eclipse. Es un fenómeno natural", dice. Globovisión.

El Número Mágico


El eterno Tejedor del Tiempo y la hermosa Dama de la Vida trabajan constantemente sin volver la vista atrás. Si lo hicieran, se rasgaría la sutil filigrana que configura el Universo. Ambos son muy ancianos y han visto cuanto puede verse desde su ventana del espacio infinito. Cierta vez, durante un instante fugaz vislumbraron la Tierra de las Cifras, residencia de todos los números que hubo, hay y habrá y, al hacerlo, sus sensibles oídos pudieron captar las voces de Uno y de Dos que estaban conversando, mientras el resto de lugareños permanecían en silencio. Uno y Dos, siendo vecinos tan cercanos, eran a la vez muy distintos entre sí. Uno, como restando importancia a sus palabras, dijo: - Soy el principio. Nada habría sin mí, porque lo que hay por detrás de mí es nada y aunque lo que tengo por delante son muchos más números, de no ser yo el primero, imposible sería la existencia de los demás y de ti mismo. - Dices bien -asintió Dos-. Por otra parte -continuó el primero- me siento muy bien al ocupar mi sitio: suelo ser el elegido para encabezarlo todo: la medición del tiempo y del espacio; y soy quien también señala el comienzo de cada vida humana y de cada obra, del tipo que sea. - En efecto -así es- convino su interlocutor. - Debo confesar, además, que me siento muy orgulloso. Aunque no creas que me jacto de ser especial. Sin embargo, ¿qué sería de una obra sin mí? Artística y memorable o sencilla y cotidiana, todo tiene un principio que no es sino un punto que lleva mi propio nombre: Uno. ¿Acaso habría un poema sin primer verso? ¿Cuadro completo sin pincelada que lo inicie? ¿Jardín sin semilla inaugural o casa posible de ser edificada sin primera piedra? -Indudablemente, no - corroboró Dos. - Igual le ocurre a mis congéneres, incluyéndote a ti, como dije antes; ya que aunque soy el más pequeño de los números, todos vosotros necesitáis de la unidad que represento para sumaros, ser y llegar hasta la más alta de las cifras. Y de ese modo me enaltecéis porque soy punto inicial y de referencia a partir del cuál podéis crecer y enalteceros a vosotros mismos, ¿no te parece?- ¡Claro que sí! Uno, todos sabemos que eres único. - En cuanto a la gente, no hay profesora ni discípulo, reina, presidente, cocinero o escritora que no quieran identificarse conmigo para que -por lo menos alguna vez en sus vidas- se diga de ellos que son el número Uno. El Tejedor del Tiempo y la Dama de la Vida seguían con interés el diálogo, lo que no impedía que continuaran con sus respectivos e imprescindibles quehaceres. Expectantes, esperaban la respuesta a las últimas palabras de Uno pero, nuevamente, Dos se manifestó completamente de acuerdo con ellas. - Espero que lo que digo no te ofenda, mi apreciado Dos _ continuó éste reflexionando _ porque es cierto y entiendo que justo es que lo exprese: nadie quiere ser el número Dos en nada. - Lo sé -respondió Dos humildemente- así son las cosas. Y quizá por no hallar oposición por parte de su vecino que, al parecer, compartía todas sus afirmaciones, Uno dudó de su sinceridad y decidió ir más lejos, dejando aflorar un poco de su inmensa carga de vanidad que, hasta entonces, había mantenido oculta y se jactó provocativo: - Dos, querido mío, comparado conmigo, lamento decirlo, no eres nadie. Fue entonces cuando Dos manifestó por fin su desacuerdo: - Ahí te equivocas, claro que soy alguien, Uno, y me siento muy satisfecho de serlo. Te diré que soy más que alguien: soy Dos. - ¿Y qué? Ser Dos es sencillamente ser Uno más Uno. Tú para ser tú, necesitas dos veces de mí. - Esa es sólo una manera de ver las cosas: se puede decir que sólo soy Uno más Uno, pero también es posible pensar y, así lo hago, que soy el Doble de ti. - Oh - se quejó Uno - ¿eso es lo que realmente crees? ¿Detrás de tu aparente aceptación de lo que hasta ahora he dicho se esconde una enorme autocomplacencia que te enceguece y te impide ver mi innegable supremacía? - Uno, por favor, no tergiverses mis palabras, te lo ruego. Pero Uno continuó como si no lo hubiera oído: - Claro que es posible o, mejor dicho, es seguro que me envidias, no creas que no me doy cuenta, no podría ser de otro modo. Sin embargo, lo comprendo, ¡a mí me ocurriría lo mismo de estar en tu lugar! -Mi buen Uno, sin querer quitarte méritos, debo aclararte que lo que estás diciendo no es cierto. Yo no te envidio en absoluto. Puede que a mí nadie me elija, que nadie quiera ser el número Dos en obras ni en competiciones de cualquier tipo. Pero creo que pasas por alto algo muy importante o que olvidas dos factores; y perdona que haga referencia a mí mismo. Pero es necesario porque en efecto, son dos las cosas que omites: una relativa a ti y otra que me concierne a mí. - ¿Y cuáles cosas son esas? -preguntó intrigado y algo airado Uno, ante la inesperada reacción de Dos que siempre había sido discreto, aceptando su protagonismo y manteniéndose sin protestar en su puesto secundario. - Verás, Uno, tú eres el número de la soledad y aunque estés en lo más alto siempre serás -en lo más profundo- la representación del que está solo, por más importante que llegue a ser y por muy exclusivo que sea el sitio que ocupa. - Bueno -titubeó Uno- ehhh, no es un precio muy alto, después de todo es el que debemos pagar todos los poderosos y los..., los... Dos lo interrumpió para continuar: - Por mi parte, yo, el Dos, soy imprescindible para todo acto de vida: para besar, abrazar y acariciar y, sobretodo, para hacer nacer y crear nuevas vidas. También se necesitan dos -discípulo y maestro- para preguntar, saber y crecer. ¿Y has pensado que incluso para creer, para que haya fe, hacen falta dos? O, sin ir más lejos, para lo que estamos haciendo ahora, dialogar ¿no? Acéptalo Uno, o deberé ir más lejos y no me gustaría lastimarte. - ¡Aunque quisieras no podrías hacerlo! -resopló Uno-, claro, tú sólo citas lo positivo de tu condición pero, no debes olvidar que también para discutir, para pelear y para alejarse o despedirse hacen falta dos. -En efecto, no lo niego, pero a cada discusión o diferencia que mantengan dos puede seguirle un acuerdo; a cada pelea, sucederle una reconciliación y, después de cada separación, puede haber un reencuentro. Siempre y cuando, claro, sea la voluntad, la buena voluntad de dos. Si eso no ocurre, amigo mío, compréndelo, de los dos sólo queda un uno más otro uno, y ambos sumidos en la soledad que antes mencioné. - ¡Hay sólo una cabeza! -chilló Uno-. - Pero no es casual que tenga, porque los necesita, dos ojos, dos oídos, dos labios y dos orificios nasales; de lo contrario, ¿cómo percibiría el universo? - ¡Y también sólo un corazón! - Con dos movimientos: diástole y sístole que lo hacen latir y estar vivo. - ¡Y el cuerpo también es sólo uno! - Por favor, no sigas en ese empeño, sabes tan bien como yo que el cuerpo tiene dos brazos y dos piernas y en su interior son muchos los órganos duplicados para su mejor salud y buen hacer. - No me convencerás -insistió Uno, soy el primero y el más importante del Todo y de todo. Tú mismo estuviste de acuerdo con ello hace un momento. Dos permaneció unos instantes en silencio percibiendo el malestar de Uno y reflexionando acerca de cómo recuperar la buena sintonía que hasta entonces había reinado entre ellos. Y entonces dijo: - Olvidemos todo aquello de lo dicho que nos pueda haber herido y dejemos de lado la cuestión de quién de nosotros es más o menos importante. - Sí, pero... -comenzó a protestar Uno aunque pronto Dos atajó: - Lo fundamental es que ambos nos sentimos cómodos con ser quienes somos, ¿no? -Sí, eso es - aceptó Uno, algo más sereno. - Seamos generosos y demos cabida a otros números, a alguno que no sea ni tú ni yo. ¿Quieres? - ¿Por ejemplo quién, en quién estas pensando? -titubeó, algo desconfiado Uno-. - ¿Qué te parecería Tres, es adecuado puesto que nace cuando tú y yo nos sumamos, por lo tanto nos trasciende y supera, representando además el mágico número de las posibilidades. - Explícate mejor, estoy algo confuso. Dos pensó cuidadosamente su respuesta: -Volvamos atrás y recapitulemos lo dicho hasta ahora. Tú mismo señalaste al comienzo de nuestra conversación lo decisivo que es para los seres humanos y sus obras el número Uno, o sea el tuyo, tú. - Mmmm - murmuró escuetamente Uno. - Por mi parte, yo subrayé cómo los seres humanos crecen siendo dos y se benefician del potencial que les aporta todo cuanto en ellos está duplicado. - ¿Y bien? - Ambos, además, estamos de acuerdo en sentirnos satisfechos con el número que nos tocó en la infinita relación de cifras. - Eso parece... - Finalmente, has llegado a citar como unidades a la cabeza, al corazón y al cuerpo. - Verdad. - Y yo a mi vez completé tu idea incluyendo los pares de elementos que les son precisos para ejercer y ser lo que son. - Por ahora sigo el hilo de lo que dices aunque no veo claro a dónde quieres ir a parar... - Es bien sencillo y no hace falta ir muy lejos: todos y cada uno de los seres humanos están realmente íntegros y pueden alcanzar la paz de espíritu e incluso acercarse a la felicidad cuando esas tres partes fundamentales que contienen están de acuerdo y actúan en la misma dirección. - Creo que me he perdido... - Cuando la cabeza que piensa, el corazón que siente y el cuerpo que ejecuta acciones, están en sintonía los tres se produce una situación mágica, un milagro o como quieras llamarlo. - ¿Y entonces? - preguntó Uno. - Entonces -dijo suavemente Dos- la vida alcanza una plenitud tal, que de ser posible asignarle un número, sería el equivalente al infinito, a lo absoluto, a la cifra que identifica al Universo entero. - Ahhh... - Venga, sumemos energías y seamos Tres que nos contiene a ambos - invitó Dos. - ¡Muy bien! estoy dispuesto - aceptó por fin Uno. Oído esto, el eterno Tejedor del Tiempo y la hermosa Dama de la Vida siguieron su camino para continuar urdiendo la trama del Universo que contiene al completo a los seres humanos y al número infinito de sus ideas, emociones y potencias.

Ley Educación en Cuba


EL DISEÑO CURRICULAR EN LA EDUCACION SUPERIOR CUBANA - Carlos M. Álvarez de Zayas - Asesor Técnico Docente - Ministerio de Educación Superior - El diseño curricular universitario, como proceso de organización y planificación de la formación de profesionales, tiene su propia dinámica que responde a sus leyes internas y a las condiciones socio-culturales del medio. En la educación superior cubana el diseño curricular ha pasado por ciertas etapas y en este momento es objeto de reevaluación. A caracterizar dicho proceso está dirigido este artículo con el fin de entender las causas de su comportamiento y poderlo dirigir del modo más eficiente y eficaz. El diseño curricular no se debe identificar con el proceso de formación del profesional. Este es el proceso mediante el cual se contribuye a formar las cualidades de la personalidad del sujeto que se desempeñará como profesional durante la solución de los problemas que se presentan en su esfera laboral con un profundo sentido innovador. El diseño, es el proceso de determinación de las cualidades a alcanzar por el egresado y de la estructura organizacional del proceso docente, a nivel de la carrera. En este trabajo se tratarán, en primer lugar, las tendencias que han prevalecido en el desarrollo Histórico-Pedagógico de la educación superior en relación al diseño curricular; posteriormente, se profundizará en las características teóricas del diseño como objeto de investigación; y por último, se determinarán las tendencias actuales sobre la base de las leyes (teóricas) encontradas. TENDENCIAS HISTORICO-PEDAGOGICAS - El estudio de las tendencias del proceso de diseño curricular nos permitirá caracterizar el comportamiento de un conjunto de variables propias de dicho proceso, en determinadas etapas históricas. Las etapas que el autor ha determinado para el desarrollo de la Educación Superior cubana, después del triunfo de la Revolución en el año de 1959 son tres: Una primera de establecimiento y conceptualización, en las condiciones de una revolución socialista, del subsistema de la Educación Superior; una segunda, de explosión cuantitativa (masificación) dado el incremento sustancial de todos sus indicadores, hasta finales de año ochenta; y una tercera, de integración en que se recrean los conceptos iniciales, y que está en proceso de desarrollo en la actualidad. El autor, sobre la base de estas etapas históricas, hará énfasis en el análisis del diseño curricular, en tanto objeto de este artículo. Durante los primeros años, en la primera etapa mencionada, la Revolución, como proceso político, toma las medidas económicas y sociales que la caracterizan como revolución socialista. En relación a la Educación Superior, en el año de 1962, se elaboró el documento de la Reforma Universitaria que fundamenta conceptualmente las transformaciones fundamentales a desarrollar, en consecuencia, se crearon nuevas carreras, se modificaron los curriculum, se creó el plan de becas, se trabajó por vincular la universidad con la producción y los servicios, se introdujo paulatinamente la investigación científica al trabajo universitario. A la vez, en la sociedad se iban desarrollando transformaciones que exigía nuevos criterios en la concepción de la universidad como fueron: la renuncia de la medicina privada, la medicina rural, la formación universitaria de los profesores de la escuela media, el inicio de la industrialización del país, el desarrollo de planes agropecuarios, entre otros. En este período se inicia un proceso de regionalización de la Educación Superior, mediante la creación de unidades universitarias, tales como, sedes y filiales, facilitando, entre otros aspectos, la incorporación de los trabajadores a los estudios superiores. Al triunfo de la Revolución existían en las tres universidades estatales establecidas en el país, 28 carreras universitarias. Con el desarrollo de los diferentes sectores socio-económicos y culturales el proceso político mencionado, algunas de las carreras existentes fueron abriéndose, a partir de un tronco común, en determinadas especialidades; en otros casos, ocurrió el surgimiento de aquellas carreras que ya evidenciaban su necesidad, y que intentaban dar respuesta a demandas de profesionales. Se hizo énfasis en la creación de carreras en el campo de las ciencias Técnicas, como la Minería, Geología, Telecomunicaciones, Hidráulica, por citar algunas, que no existían en Cuba. La formación en el área de las Ciencias Naturales y la Matemática fue reorganizada y estructurada con la dinámica que requería el avance científico-social del momento, recomendándose el estudio de carreras como la Psicología y la Geografía, que no se desarrollaban en el país con una concepción científica. La formación de profesionales en las Ciencias Agropecuarias ponía énfasis en la preparación científica y su vinculación con la práctica, así como el surgimiento de nuevos perfiles. Los estudios pedagógicos adquirieron una relevante importancia dada las necesidades crecientes de personal docente, incrementándose los perfiles terminales en función del tipo de asignatura escolar a enseñar. Es decir, surgieron, por primera vez, profesionales vinculados con la didáctica especial. os estudios para la preparación de economistas fueron, en algunos casos, prácticamente iniciados. En resumen, surgieron en este período carreras hasta el número de 53, algunas de las cuales se dividían para llegar a un total de 66 especialidades. En este período los planes se reducen a un listado de asignaturas semestres y a la determinación del sistema de conocimientos correspondientes. El número de años de las carreras era de cuatro en las humanidades, 5 en ciencias y tecnología y 6 en medicina. Ya desde el documento del año sesenta y dos se señalaba la necesidad de unificar los planes de estudio, pero esto no se logró realmente hasta el segundo período. El número de días lectivos se incrementó de 120 a 160 en el año académico. El tipo de clase que desarrollaba era fundamentalmente teórico-práctico. En esta etapa se introduce ampliamente el vínculo de la universidad con la práctica social. Una buena parte del tiempo docente se dedicó a la actividad laboral aunque no siempre tuvo un carácter profesional. En resumen, en el período de 1959 a 1975, se pueden destacar las siguientes conclusiones: El establecimiento de los conceptos fundamentales que caracterizan al tercer nivel de educación como consecuencia de la Reforma Universitaria. La regularidad de que, una vez producida la liberación nacional, en lo político y económico, surgen nuevos perfiles terminales con el objetivo de hacer compatibles las carreras con los requerimientos del país en su nueva etapa de desarrollo. Hay que significar, además, otra regularidad que consiste en que en los años iniciales de la aplicación de la Reforma Universitaria tienden a desarrollarse, fundamentalmente, aquellas carreras que parten de un estadío previo y que disponen, consecuentemente, de cierta tradición. El carácter de los perfiles terminales era el correspondiente al perfil amplio, es decir, a la formación de un solo tipo de ingeniero mecánico, eléctrico, de médico, etcétera. Otro rasgo característico (regularidad) de la primera etapa, en lo referente al diseño curricular, lo constituyó la relativa independencia de las universidades en la creación descentralizadamente de carreras y su diseño. Se muestra un tendencia a incrementar el trabajo lectivo en todas las carreras, en un tipo de clases en que se desarrollaban todas las funciones didácticas, así como se prioriza la práctica laboral en muchas carreras, que en un cierto lapso fue la mitad del total de tiempo, la que no siempre tuvo un carácter profesional. El paso del primer período al segundo es consecuencia de la crisis que se manifestó como resultado del mismo desarrollo social que se generó en los primeros años del período revolucionario en que se eliminó el analfabetismo, se logró la escolarización de todos los niños en edad para la escuela primaria, se garantizó la salud para todos y se vivió un proceso de industrialización y avances en el terreno agropecuario, todo lo cual exigió pasar a una etapa de masificación de las universidades en que los conceptos y estructuras existentes no le daban respuesta. En esa segunda etapa de masificación se hace un profundo esfuerzo por institucionalizar el país, la educación superior adquiere una nueva dimensión, son varios los organismos que responden directamente por la formación de profesionales universitarios, se crea el Ministerio de Educación Superior (MES) con el fin de garantizar un mismo enfoque metodológico de todo este complejo sistema y a su vez dirigir directamente un número sustancial de Centros de Educación Superior. En este período se produce una explosión en todos los indicadores de las instituciones de educación superior, ingreso, matrícula, red de centros, estructura de carreras, claustro profesoral, etc. En esa etapa se produce un crecimiento significativo de Centros de Educación Superior fundándose hasta 45 de ellos, diversificándose los tipos de estas instituciones públicas en que se manifestaban dos criterios; uno ramal, como son los institutos superiores pedagógicos, médicos, de cultura física, de arte, de relaciones exteriores, de ciencias políticas; y otro territorial, que procura que no haya provincia sin que posea uno o más instituciones de Educación Superior. El desarrollo del país, el crecimiento vertiginoso de la matrícula, que llegó a ser el tres por ciento de la población (300,000 estudiantes) y del correspondiente claustro profesoral, estimuló como regularidad, un incremento de una dirección centralizada que garantizara un mínimo de calidad en toda la red, ante tanto profesor y autoridad novel. A la vez se vio incrementado el número de perfiles terminales que vincularon la necesidad social al tipo de egresado, desechándose el concepto de carrera por especialidad. Se entendió por especialidad la formación de egresados para un desempeño laboral específico de determinadas actividades de la estructura de la fuerza laboral. Esta tendencia llevó a que existieran en el país, en un momento determinado, 203 perfiles terminales. Tomando en cuenta las razones y elementos anteriormente expuestos se estructuraron 15 grupos de especialidades procurando hacerlos corresponder con las líneas principales del desarrollo económico, científico, cultural y social del país. Los grupos establecidos son: Grupo I Geología, Minería, Metalurgia, Grupo II Energética, Grupo III Construcción de Maquinaria, Grupo IV Industria Azucarera y Química, Grupo V Electrónica, Automatización y Comunicaciones, Grupo VI Transporte, Grupo VII Construcciones, Grupo VIII Producción Agropecuaria, Grupo IX Economía, Grupo X Salud Pública y Cultura Física, Grupo XI Ciencias Naturales y Matemática, Grupo XII Ciencias Sociales y Humanísticas, Grupo XIII Pedagogía, Grupo XIV Arte, Grupo XV Especialidades Militares. Como puede observarse los primeros grupos se relacionan con los recursos naturales decisivos en el potencial económico de una nación, la base energética para la transformación de estos recursos y su conversión posterior en los medios fundamentales de producción. A continuación se ordenan los grupos relacionados con la producción de bienes materiales. El grupo de economía que inmediatamente aparece, divide a las actividades anteriores de aquellas otras no relacionadas directamente con la producción de bienes materiales. Su acción está presente en todos los grupos, garantizando la eficiencia de la gestión. Los grupos finales se relacionan con aquellas actividades de importancia vital en la sociedad para el desarrollo pleno del ser humano, de la producción material y de la propia sociedad, a saber: la salud pública, la cultura física, las ciencias naturales y sociales, la educación, el arte y la cultura. Por último, las Especialidades Militares que se relacionan con la custodia permanente de la obra emprendida en todos los demás renglones. En este segundo período los planes de estudio se elaboraron sobre la base de un conjunto de principios didácticos. Surge el concepto de objetivo, como categoría rectora del proceso, los cuales se precisaron para cada especialidad y establecían la posible estructura de asignaturas del curriculum. El plan de estudio que recogía el curriculum declaraba el conjunto de asignaturas semestres y su agrupación en disciplinas que constituían la carrera. En ese documento se precisaban las formas de enseñanza, con sus respectivas horas; así como, el tipo de evaluación final para cada asignatura. Las formas de enseñanza se especializaron, existiendo una para la introducción de nuevos contenidos llamada conferencia; y otras, para la formación de habilidades, denominadas clases prácticas, seminarios y prácticas de laboratorio. Inicialmente el peso específico de las conferencias fue mayoritario. El desarrollo de la práctica de producción, no integrada al sistema de asignaturas del plan, en la cual el estudiante desarrolla funciones similares a la del profesional, disminuyó, en su peso relativo, con relación al total de horas del plan de estudio de la carrera, comparado con el período anterior. Las conclusiones que se pueden inferir de este segundo período son las siguientes: - El subsistema de la educación superior asimila la explosión (masificación) que se expresa en todos sus indicadores; - Al hacer corresponder las necesidades sociales con la formación de profesionales surgen un número alto de especialidades;
- Se abandonó el concepto de perfil amplio o carrera por el de especialidad, más cercano a una necesidad específica de un puesto laboral concreto; - Se establece una dirección centralizada en el diseño curricular de las distintas especialidades; - El tiempo lectivo continúa incrementándose. Surge una tipología de clases de acuerdo con su función didáctica. - Se reduce relativamente el vínculo con la práctica social, pero ahora posee un carácter profesional. El paso del segundo al tercer período es consecuencia de otro estadío de crisis en que las ideas no daban respuestas a las nuevas condiciones que se gestaban. Ya a finales de los años ochenta se entra a cuestionar algunos de los conceptos que caracterizaron a este período, la estrechez del perfil del egresado, los métodos y formas reproductivas de enseñanza, la asistematicidad del proceso, a lo que se suman otros aspectos socio-económicos de orden nacional e internacional que se significan en el último epígrafe de este trabajo. Como resultado del trabajo en estos años el autor, formando parte de una escuela pedagógica, ha arribado a una concepción pedagógica tanto para la formación de pregrado como de posgrado. Se crea, en el plano teórico, los modelos conceptuales para una teoría pedagógica que, apoyada en las tradiciones que se fueron formando, diera una respuesta autóctona y tercermundista. A partir de esa teoría se pueden explicar las regularidades que se manifestaron en cada uno de los períodos mencionados, caracterizar el tercer período y dirigir, de un modo más consciente, las tendencias actuales. TEORIA DEL DISEÑO CURRICULAR - La carrera es el proceso docente que, en su desarrollo, garantiza la formación del profesional. El diseño de la carrera es el proceso de planificación y organización que concibe cómo debe ser el proceso de formación del profesional. El proceso de formación del profesional se apoya en otro al cual sirve, que es el proceso profesional. El proceso profesional es el que desarrolla el egresado en su actuación y comunicación social, en aras de la solución de los problemas a que se enfrenta en su labor. De las relaciones entre estos dos últimos procesos se desprenden las leyes del diseño, veamos: El proceso profesional, como cualquier proceso, se desarrolla sobre la base de leyes. Las investigaciones desarrolladas por el autor posibilitó determinar dos leyes generales de los procesos conscientes. La primera ley que vincula el proceso profesional, considerado como sistema, con el medio y que se expresa mediante la relación problema, objeto, objetivo, la cual se interpreta de la siguiente manera: Los problemas son los que se presentan en la actividad del profesional; son las necesidades que tiene la sociedad y que requieren de la actuación del profesional para satisfacerlas. La sistematización de esos problemas, agrupados de acuerdo con ciertos criterios de afinidad, va determinando un objeto del profesional en que se manifiestan esos problemas. El objeto de la profesión será pues, la expresión concreta del proceso de dicho profesional que tiene un aspecto fenoménico, externo, en donde se manifiestan los problemas, que se denominan esferas de actuación; y otro esencial, en que están presentes las leyes que rigen el comportamiento de ese proceso y que denominamos campos de acción. El objetivo es lo que queremos alcanzar en el proceso para satisfacer la necesidad y resolver el problema, que implica la modificación del objeto, es decir, que se declara en términos de cómo se prevé que se manifieste el objeto una vez que se resuelve el problema. Una vez precisado el objetivo se pasa a la segunda ley, la que establece, los nexos internos del proceso y que se formula mediante la relación entre el objetivo, el contenido del proceso y sus métodos. En el proceso de la profesión, el contenido es aquella parte de la realidad objetiva sobre la que recae la acción del profesional y que llamamos el objeto de trabajo, que es modificado por el profesional durante la ejecución de un método, como expresión estructural del proceso y que llamaremos modo de actuación del profesional. Veamos un ejemplo para concretar lo explicado. El ingeniero agrónomo trabaja para resolver los problemas que se presentan en el objeto de la profesión: proceso de producción agraria. El análisis de este proceso permite caracterizar el objeto de trabajo, que es la producción agraria y un modo general de actuación: producir. Este método general, producir, tiene un conjunto de componentes en el que está presente la valoración fitotécnica, la administración, la gestión, las relaciones humanas, la comunicación, entre otras. El objetivo expresa como propósito la síntesis de ambos aspectos, que en este ejemplo será, desarrollar un proceso de producción agraria eficiente y eficaz. En resumen, el objeto del profesional, como ya se dijo, es el proceso de producción agraria, que integra el objeto de trabajo y el modo de actuación. Los campos de acción del objeto del profesional son: el suelo, la sanidad agropecuaria, el riego y drenaje, la mecanización, la administración agropecuaria, la fitotecnia y la zootecnia. Se incluyen, además, las relaciones humanas (sociales) que se producen en este tipo de proceso. Las esferas de actuación son los distintos tipos de estructuras agropecuarias: la granja estatal, la cooperativa de pequeños campesinos, las unidades básicas de producción cooperativas, las cooperativas de créditos y servicios de los campesinos individuales y otras, en las que están presentes los distintos tipos de explotaciones y otras formas de producción agropecuarias. Pasemos ahora a caracterizar el proceso de formación del profesional o carrera. Este proceso se desarrolla con vistas a preparar un profesional que sea capaz de insertarse en el proceso profesional de acuerdo con las características ya discutidas. El problema de este proceso es el encargo social, es decir, la necesidad que tiene la sociedad de formar profesionales para el desarrollo del país, de acuerdo con las características socio-económicas, culturales de esa misma sociedad. El objetivo es formar egresados capaces, competentes y que sean portadores de los valores de la sociedad que los forma. Este objetivo tiene tres dimensiones, una instructiva, relativa a la asimilación de los conocimientos y la formación de las habilidades por parte de los estudiantes; una capacitiva, que responde a la formación de las capacidades en estos; y otra educativa, que toma en consideración la formación de los valores y sentimientos propios de su personalidad. El objeto es el proceso de formación del profesional que se desarrolla con el fin de preparar un egresado capaz de cumplir los objetivos en todas sus dimensiones: instructiva, capacitiva, y educativa, para que resuelva los problemas del proceso profesional. En el proceso de formación se establece, a través de la primera ley, la vinculación entre el problema, el objetivo, y el objeto de dicho proceso. Este objeto se estructura en disciplinas y asignaturas (módulos), que son subsistemas del sistema carrera, de igual naturaleza que la misma es decir, son también procesos de formación. Hemos estudiado el proceso profesional y el proceso de formación del profesional. Sin embargo, las leyes del diseño curricular se descubren en los nexos que se establecen entre ambos procesos y que pasaremos a explicar. El estudio de las regularidades que se manifiestan en la práctica social nos permite inferir la ley que establece el nexo entre los problemas profesionales inherentes a una profesión y el encargo social de la formación de ese profesional. Es decir, que la ley determina que el encargo social para cada proceso de formación es consecuencia de que en la sociedad se sistematicen determinadas necesidades sociales que justifiquen la existencia de un determinado tipo de profesional con ciertas cualidades de su personalidad, capacidades, habilidades y hábitos. La formulación de esta ley se expresa mediante la relación, sistema de problemas profesionales-encargo social la cual determina, dialécticamente, la estructura de carreras; y que expresa la subordinación del proceso docente a la necesidad social. Las características socio-económicas y culturales de un determinado país o región, cambiante de acuerdo a las circunstancias históricas, determinan el proceso profesional y en consecuencia, sobre la base de esta ley, el tipo de carrera y la estrechez o amplitud del perfil. La otra ley propia del diseño establece la relación entre las características del proceso profesional, con las del proceso de formación y que determina la estructura interna de cada carrera. El objeto del profesional, con sus campos y esferas, así como su objeto de trabajo y modo de actuación, se traslada al proceso de formación como contenido de las asignaturas. A partir de esta ley la estructuración del plan de estudio manifiesta ciertas regularidades. Las asignaturas del ejercicio de la profesión contienen las esferas de actuación del profesional, es decir, son aquellas que se identifican con el objeto de la profesión. Estas asignaturas el estudiante aprende no sólo el aspecto científico y tecnológico de la profesión, sino que la desarrolla inmerso en las relaciones sociales, humanas, administrativas inherentes a su profesión. En las mencionadas asignaturas el estudiante aprende, desarrolla sus habilidades y valores profesionales, mediante su participación en la solución de problemas reales de la profesión y que posee una estructura modular. Las asignaturas básicas específicas contienen los campos de acción de la profesión, es decir, son aquellas que instruyen al alumno en los fundamentos científicos y tecnológico de un aspecto esencial de la profesión. La conjunción permanente, dialéctica, del todo con las partes, de la expresión totalizadora de la profesión, con cada una de sus esencias científicas y tecnológicas, nos lleva a establecer, en el diseño, aquellas asignaturas que estudian la profesión como un todo (ejercicio de la profesión) y aquellas que solo estudian un aspecto (básicos específicos). Esa dialéctica del todo y la parte, de la profesión y sus campos de acción, con carácter de ley, es la esencia del diseño curricular y su correspondiente estructura , en opinión del autor. El desconocimiento de la profesión, de la practica profesional, como totalidad, convierte a la carrera en escolástica. La ausencia de asignaturas que expresen la esencia científica y tecnológica de la profesión, con su estructura y lógica internas, convierte a la carrera en pragmática, inflexible y de poca proyección y profundidad que imposibilita que el estudiante, una vez graduado, asimile la dinámica de la revolución científico-técnica. Estas dos leyes, de naturaleza dialéctica, caracterizan esencialmente el diseño curricular. La primera, que determina la subordinación del proceso de formación al proceso profesional y que determina la estructura de carreras, y la segunda que establece la relación entre la profesión y las demás ciencias que le sirven de base que determina la estructura interna de cada carrera. El modo de actuación del profesional consiste en la solución de los problemas que se presentan en su objeto de trabajo con un carácter innovador. Es decir, que el profesional constantemente aplica una tecnología. La tecnología es el proceso que, apoyado en un sistema de conocimientos, crea y produce bienes materiales y espirituales, con ayuda de determinados medios. El contenido de las asignaturas tanto del ejercicio de la profesión, como básicas específicas debe poseer tanto las ciencias o recursos del saber propias del objeto del profesional, como la tecnología correspondiente, que le posibilita resolver los problemas. Esta relación interna, que se da como regularidad, en el contenido de las asignaturas, entre ciencia y tecnología es lo que posibilita alcanzar el objetivo y es consecuencia de la segunda ley que vincula el contenido del proceso profesional y del proceso de su formación. Para concretar lo explicado veámoslo en el ejemplo del ingeniero agrónomo. La existencia de una carrera de Agronomía es consecuencia de la sistematización de un conjunto de problemas inherentes al proceso de producción agrícola. Ya habíamos precisado que el objeto de la profesión es el proceso de producción agraria, este objeto aparece en el contenido de las asignaturas del ejercicio de la profesión. En estas asignaturas el alumno se enfrenta a la producción agraria en su totalidad y empieza a asumir los modos de actuación del profesional, en especial, los aspectos de relaciones sociales y humanas, así como los propios de la administración y su gestión. En estas asignaturas el estudiante se pone en contacto con los problemas más significativos de su futura actuación profesional, incluso en las condiciones concretas de las distintas unidades de producción agropecuarias, donde desarrolla su práctica laboral (esferas de actuación). Las asignaturas de los campos de acción (básicas específicas) poseen como contenido las ciencias y tecnologías respectivas del suelo, la sanidad agropecuaria, la mecanización, el riego y drenaje, etcétera. Como ya se dijo la relación fundamental radica entre las asignaturas del ejercicio de la profesión y las que recogen las ciencias fundamentales. En el plan de estudio aparecen otras asignaturas que no se identifican con el objeto de la profesión pero que son imprescindibles para su actuación, las así llamadas del ciclo básico como son la química, la matemática, el idioma, las ciencias sociales, para el ejemplo del ingeniero agrónomo. Como parte del diseño de la carrera se hace necesario establecer los métodos de aprendizaje y enseñanza más generales. Estos se infieren de las relaciones, con el objetivo y los contenidos. Como es sabido los métodos de aprendizaje son la vía para que el alumno alcance el objetivo, sin embargo, el método tiene que contener los aspectos motivacionales y afectivos del estudiante, para que el mismo sea capaz de sentir el aprendizaje y sufrir las emociones que posibilitan alcanzar dicho objetivo, dejando una huella en su personalidad lo que es, en definitiva, la cualidad educativa que se forma. El paso de la instrucción a la educación es consecuencia del compromiso del estudiante, en el método, al resolver el problema, y de la satisfacción y realización personal para lograr su solución. Un proceso abstracto y no vivenciado quizás pueda instruir pero no educa. Educar requiere amor, sentimientos, participación y comprensión del papel del hombre, en este caso el alumno, en la construcción de la sociedad. En este epígrafe hemos demostrado que de la relación entre el proceso profesional y el de formación del profesional se infieren las leyes para el diseño de la carrera al establecer, primero el tipo de carrera; y después la estructura interna de cada carrera, con sus asignaturas, del ejercicio de la profesión, básica-específica y básica; con sus respectivos contenidos y sus métodos de aprendizaje y enseñanza más importantes. Las relaciones, con carácter de leyes, entre los procesos del profesional y de formación del profesional son las que posibilitan dirigir de un modo consciente el diseño curricular y explicar las regularidades descritas en el epígrafe anterior. En resumen, la sociedad a partir de los criterios que se forman los representantes de las instituciones económicas, sociales y culturales, valorando las condiciones históricas concretas, establecen la política a seguir (encargo social) en los distintos procesos profesionales, los problemas a que se van a enfrentar y resolver y los objetivos y funciones a cumplimentar. Derivado de ello, y sobre la base de las leyes descritas; se precisan las características del proceso de formación de ese profesional, de la estrechez o amplitud de su perfil; el papel de cada ciclo de asignaturas, de los contenidos de las mismas y de sus formas y métodos. Pasemos ahora a explicar la etapa actual sobre la base de las leyes que se han precisado en nuestras investigaciones. CARACTERIZACION ACTUAL DEL DISEÑO CURRICULAR - La tercera etapa, de integración, se desarrolla de finales de los años ochenta a la actualidad. Durante la misma, la educación superior, al igual que el resto de la sociedad cubana, se reordena como consecuencia del derrumbe de los países socialistas de Europa del Este, la modificación de criterios acerca del desarrollo económico, la apertura a otros mercados internacionales, las limitaciones del período especial, durante el cual se ha visto sustancialmente limitada la capacidad financiera del país y sus posibilidades de exportación e importación de mercancías. Todo ello puso en crisis los conceptos manejados en el segundo período. Sobre la base de la teoría explicada, el diseño curricular en la educación superior cubana en este momento histórico, se caracteriza por las siguientes regularidades: - Durante el desarrollo de este período se hacía cada vez más evidente que por ser Cuba un país pequeño, de economía subdesarrollada, no existía una correspondencia entre esa condición objetiva y una estructura de especialidades tan amplias. De ahí que la regularidad que se manifiesta es regresar al concepto de carrera que facilita la ubicación laboral y la versatilidad del graduado y que le da un carácter más integral. Se determinó que con 79 carreras se podía establecer la necesaria estructura para satisfacer las necesidades sociales. Sin embargo, no se abandonó el concepto de especialidad a la cual se puede arribar en una formación posgraduada. Es decir, se retoman los conceptos del primer período pero en una dimensión cualitativamente superior. Se conservan los grupos ya explicados, pero el número de perfiles terminales como ya se dijo se reduce a 79, los cuales le dan satisfacción a las necesidades sociales y a la vez cumple con el concepto de un profesional generalista de perfil amplio, con una fuerte formación básica y profundo dominio de las habilidades más generales, que posteriormente se especializa y que tiene mayores posibilidades a adaptarse a las fluctuaciones del mercado y a las consecuencias de la revolución científico-técnica contemporánea y de ubicarse, apropiado de métodos y tecnologías profesionales, en el proceso de cambio que experimenta el país a partir de transformaciones socio-económicas en período tan complejo y de incertidumbres. - El componente laboral de los planes de estudio también se reconceptualiza; en los planes de estudio vigentes o en proceso de perfeccionamiento se ha tratado de que exista una disciplina del ejercicio de la profesión, de carácter problémico o modular, que contiene el objeto de trabajo y el modo de actuación profesional. Se procura que esta disciplina aparezca desde el primer año de la carrera y que desempeñe un papel rector en cada año de estudio. En los primeros años de la carrera aparecerán asignaturas básicas o básicas-específicas que estarán en una unidad dialéctica con la del ejercicio de la profesión, siendo el tiempo dedicado a las primeras mucho mayor en esos primeros años. Sin embargo, en el transcurso del tiempo se invierte esta correlación y será mayor el dedicado al ejercicio de la profesión, al punto que, en el último año y en algunas casos, en un lapso mayor, los estudiantes aprenden, como consecuencia de su participación en la solución de los problemas profesionales. Para ello utilizan tanto métodos productivos como de la investigación (creativos). De esta manera, aquello que en la primera etapa se consideraba como un principio, denominado del estudio-trabajo, ahora se conceptualiza como un colorario de la ley del diseño curricular, y que obliga a su consecuente interrelación, como esencia del diseño curricular, entre lo académico y lo laboral, entre las partes y el todo, que también le da un carácter más integrador. Asímismo, el uso de métodos problémicos y creativos, en el desarrollo del proceso, en el aprendizaje estudiantil, es consecuencia obligatoria de la aplicación de la ley que establece la necesidad de la formación para la solución de problemas profesionales, para el trabajo, para la vida. - Como consecuencia de la estabilidad del sistema, la madurez alcanzada tanto del claustro como de las autoridades, el descenso de la matrícula como consecuencia de la contracción económica, se dan pasos hacia la descentralización en la dirección del subsistema, incluyendo el diseño curricular. La orientación estatal se concreta en las características u objetivos generales sobre la formación del profesional, tales como, números de años, volumen aproximado de horas totales, disciplinas esenciales de la carrera. La caracterización del plan por asignaturas, incluyendo aquellas optativas o facultativas, se establecen en cada institución de educación superior. Esto crea las condiciones para un mayor y más profundo trabajo pedagógico personal y grupal del claustro profesoral para el diseño, y valoración del trabajo docente desarrollado. Esta comprensión en la dirección del diseño curricular, reduce el papel del estado a la caracterización estratégica de su formación, en el que se establecen políticas y misiones, posibilitando la determinación de los objetivos por aquellos que desarrollan las unidades sistémicas operativas, las asignaturas (módulos). Estos son en definitiva los que desarrollan el proceso y lo llevan a la práctica. Ese es el modo en que se concibe la conjunción dialéctica del concepto de plan en que se expresa lo estable, con la dinámica propia de un medio cambiante y sometido a múltiples contingencias económico-sociales de carácter nacional e internacional y en el que se manifiesta procesos, en ocasiones contradictorios, como la globalización y regionalización; y en que los pueblos tienen que enfrentarse, con una actitud positiva, a fenómenos como la explosión de información y de penetración cultural, defendiendo su propia identidad, tradiciones históricas y valores patrios. - Las formas de enseñanza también se modifican. Se abandona en parte la tipología establecida en el segundo período. Las clases tienden a integrar las distintas funciones didácticas, posibilitando la participación consciente de los estudiantes en el aprendizaje, fundamentalmente mediante la solución de problemas. Se facilita todo aquello que estimule la introducción de lo profesional en el modo de aprendizaje y surgen talleres, seminarios, discusiones diagnósticas y otros tipos y formas de enseñanza. En los planes de estudio se introduce el concepto de componente organizacional que clasifica las formas de enseñanza en académicas y laboral-investigativa. Este segundo componente es parte de las asignaturas y disciplinas del plan de estudio y al mismo se le dedica no menos de la tercera parte del tiempo total de dicho plan. Las asignaturas del ejercicio de la profesión se organizan fundamentalmente a través del componente laboral-investigativo y aparecen desde el primer año de la carrera. Las conclusiones que se pueden inferir de este tercer período son las siguientes: - El subsistema de la educación superior, al igual que el resto de la sociedad cubana, está en una etapa de reconceptualización, sin abandonar sus fundamentos ideológicos. - La matrícula universitaria tiende a disminuir. - Se retoma el concepto de perfil amplio y de carrera. - La especialidad no se abandona, pero en una formación posgraduada. - La tendencia es a la descentralización en la gestión universitaria y en el diseño curricular. - Se tiende a desarrollar clases en que se ejecutan todas las funciones didácticas, utilizándose métodos más productivos de aprendizaje. - Se incrementa el vínculo con la práctica social y surge el componente organizacional laboral-investigativo formando parte explícita de las disciplinas y asignaturas. Este período está en pleno desarrollo en la actualidad y en todas estas conclusiones se estimula la tendencia a la integración universitaria. CONCLUSIONES GENERALES - En la experiencia cubana las regularidades que se manifestaron fueron que, en períodos de desarrollo económico y de masificación, se tiende a una dirección centralizada, de formación estrecha del egresado y de relativo menor vínculo con la práctica social, con métodos y formas de enseñanza más tradicionales. En períodos de estabilidad y conceptualización y reducción relativa de la matrícula, a una dirección descentralizada, perfiles amplios y de un mayor vínculo con el contexto social y la práctica profesional, con formas y métodos más participativos y activos, y mayor grado de integración. Estas regularidades son consecuencia de las leyes encontradas, que expresan la dependencia de la formación del profesional de la necesidad social; y del vínculo entre las asignaturas, entre el ejercicio de la profesión con las ciencias que contiene a esa profesión. Estas leyes expresan la esencia del diseño curricular.

Intervenciones de los Ministros

Viernes 26 de junio de 2009 - INTERVENCIÓN DE LOS MINISTROS LUIS ACUÑA Y HÉCTOR NAVARRO ANTE LA ASAMBLEA NACIONAL EN OCASIÓN DE CONSIGNAR ANTE DICHO CUERPO UN CONJUNTO DE IDEAS PARA LA ELABORACIÓN DE LA LEY ORGÁNICA DE EDUCACIÓN - Antecedentes inmediatos y contexto donde se inscribe el debate sobre la LOE. En los 10 años de revolución bolivariana, los movimientos pedagógicos han hecho importantes aportes entre los que se destacan: la propuesta Educación para la vida y la libertad, la participación en todo el proceso constituyente educativo y la elaboración del Proyecto Educativo Nacional (PEN) entre los años 1999-2000. La concurrencia protagónica de educadores, educadoras, comunidades, estudiantes, trabajadoras y trabajadores de la educación en la elaboración del PEN hizo posible elaborar las primeras proposiciones para la Ley Orgánica de Educación sometidas a la consideración de la Asamblea Nacional, en el año 2000; esta propuesta no fue considerada por la Asamblea Nacional en esa oportunidad, aprobándose una versión, en primera discusión, que fue rechazada por el propio Presidente de la República y paralizada la discusión. No obstante, ello no ha sido obstáculo para que los colectivos organizados prosiguieran trabajando en la constitución y fortalecimiento de espacios alternativos así como en la elaboración, por la vía de la investigación-acción, de nuevas propuestas, cada vez más consustanciadas con los avances logrados en la materia. En lo que respecta a la educación universitaria, distintos colectivos sociales participaron activamente en las discusiones de los documentos contentivos de las Políticas y Estrategias para el desarrollo de la Educación Superior 2000-2006, en la conformación de las Redes Académicas Regionales, en las propuestas para la Ley de Educación Superior 2003, en el Documento Rector de la Universidad Bolivariana y, desde el año 2005, colectivos organizados que agrupan a estudiantes y trabajadores de este nivel educativo, vienen debatiendo distintas propuestas sobre los cambios necesarios e impostergables para contribuir con la construcción de una sociedad fundamentada en la democracia participativa, la solidaridad, el bien común, el trabajo colectivo, el respeto a la socio-biodiversidad, la complementariedad, y la internacionalización solidaria y cooperativa de los conocimientos, a partir de un proceso de liberación cultural, formativo, genuinamente latinoamericano y caribeño. Sin embargo, la postergación de la discusión y aprobación de la Ley Orgánica de Educación no ha sido impedimento para que el gobierno con el pueblo impulse y concrete los cambios sustanciales dirigidos a la eliminación del analfabetismo y a crear las condiciones para que todos y todas tengan acceso a una educación de calidad, democrática e integral; obligatoria hasta el nivel medio diversificado, y gratuita hasta el nivel de grado, como lo señalan los artículos 102, 103 y 104 de la Carta Magna. El Estado, asumiendo su función indeclinable, no ha escatimado esfuerzos para materializar en la práctica esos mandatos constitucionales, articulados con los planes nacionales (2000-2006, 2007-2013). Así, el gobierno nacional creó las Escuelas y Liceos Bolivarianos de turno completo, para propiciar la formación integral; procedió a iniciar la recuperación y fortalecimiento de la Educación Técnica; la creación de nuevos Institutos Universitarios de Tecnología y Universidades, acompañado esto por el aumento de la inversión en educación hasta alcanzar el 9% del PIB, el incremento del monto en bolívares para becas de estudio y del número de beneficiarios, recuperación y dotación de la planta física en las instituciones educativas y el aumento de los servicios estudiantiles. Otros esfuerzos significativos del Estado venezolano, han sido las misiones educativas: Robinson I y II, Ribas, Vuelvan Caras, ahora denominada Che Guevara, Sucre, Cultura y Alma Mater, todas dirigidas a expandir la educación, en todo el territorio nacional a través de la estrategia de municipalización, elevar su calidad mediante la formación integral y proporcionar a toda la población, sin distingos de ninguna especie, condiciones y posibilidades para acceder a la educación a lo largo de toda la vida. Todo ello, unido a otros avances en lo económico, social, político y cultural, ha resultado en la elevación de la responsabilidad y el compromiso social del pueblo venezolano con la construcción del nuevo Estado democrático, de justicia social y garante de los derechos humanos. Por ello, los aportes de colectivos han tenido destacada participación en la elaboración de los principios y objetivos de las Misiones contribuyendo con el desarrollo de políticas públicas en materia educativa. Actualmente, la Misión Alma Mater, se ha constituido en un espacio permanente de consulta, diálogo y debate en torno a una universidad comprometida con el pueblo. Activación del Poder constituyente y aportes para el debate de la LOE - El poder constituyente educativo ha reanudado, en los últimos meses, los encuentros para debatir en torno a la Ley Orgánica de Educación, en el entendido que están dadas las condiciones objetivas y subjetivas para elevar ante la Asamblea Nacional, una propuesta que legitime las transformaciones en marcha y siente las bases para continuar avanzando en la construcción de una sociedad donde todos y todas, incluidas las generaciones venideras, tengan las condiciones necesarias para convivir bajo los principios de libertad, justicia social y paz. En esos encuentros los debates se han centrado en las premisas que deben orientar a una educación liberadora e insertarse en la Ley Orgánica de Educación. Hay consenso en torno a que esta Ley debe ser una ley de principios, que debe colectivizarse empleando una estrategia o metodología implicante: realizar discusiones, debates desde el salón de clase, conversatorios en las comunidades, colectivos comunitarios, coloquios y eventos masivos. Los aportes para esa discusión recogida en este material de trabajo son: En cuanto a la educación como derecho humano: 1. Reivindicación de la educación como derecho humano universal, fundamental, para todos y todas durante toda la vida. 2. La gratuidad, calidad y pertinencia para que pueda responder a nuestra diversidad regional, cultural y humana. 3. La diversidad étnica, y lingüística, la interculturalidad e intraculturalidad deben estar presentes en la nueva normativa para la educación. 4. La laicidad en la educación, que garantice la libertad de culto y apoye el macroecumenismo como encuentro en la espiritualidad, en la fe y en la religiosidad popular. 5. Asumir la perspectiva de equidad de género previsto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y garantizar la igualdad de condiciones para que niñas y niños, hombres y mujeres, ejerzan el derecho a una educación integral y de calidad para todos y todas durante toda la vida. En cuanto al Estado Docente: 1. La responsabilidad indeclinable del Estado en la orientación, conducción, financiamiento y vigilancia de la educación debe expresarse en el principio del Estado Docente y, de acuerdo con el Artículo 62 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, este Nuevo Estado Docente está obligado a crear las condiciones para la participación del pueblo en la formulación, ejecución y control de la gestión pública, como medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su desarrollo individual y colectivo. Desde este punto de vista la escuela se constituye en un espacio para la construcción del poder popular, democratizando el saber, desarrollando la soberanía cognitiva de los ciudadanos y ciudadanas en el caserío, urbanización o barrio. 2. Esos cambios en la concepción del Estado y en el modelo de gestión pública tienen también materialización en la democracia de los espacios educativos, y se concretan en el GOBIERNO ESCOLAR, y en la construcción de los CONSEJOS EDUCATIVOS COMUNALES, los cuales son instancias de regulación y supervisión del hecho educativo, que rompe con la visión tradicional de la división político territorial para facilitar una gestión centrada en lo local, su historia, sus tradiciones, sus costumbres, su vocación productiva. 3. Ejercer la suprema dirección de los procesos de ingreso, permanencia, ascenso, promoción y desempeño de los profesionales del sector educativo. 4. Orientar, dirigir, planificar, ejecutar, coordinar, supervisar, evaluar, asesorar, hacer control de gestión y seguimiento del proceso educativo en instituciones oficiales y privadas, nacionales, estadales, municipales, entes del Poder Público, medios de comunicación, instituciones universitarias oficiales y privadas, centros educativos y entes descentralizados que correspondan a institutos autónomos. La ejecución del proceso educativo en las instituciones privadas será responsabilidad de sus administradores bajo las regulaciones que establezca la legislación vigente. 5. Certificar la idoneidad académica de los profesionales de la docencia que ingresen a las instituciones, centros o espacios educativos oficiales y privados del subsistema de Educación Básica, a objeto de garantizar adecuados procesos pedagógicos para la enseñanza y el aprendizaje, en el marco del sistema educativo y de conformidad con lo establecido por la presente Ley, en la forma y condiciones que determine la Ley Especial que rige la materia. 6. Definir las políticas, administrar los mecanismos de selección e ingreso a las universidades oficiales y llevar las estadísticas de ingresos, estudiantes activos y egresados del subsistema universitario, de acuerdo a lo que establezca la ley especial y su reglamento. 7. Promover y coordinar la administración educativa orientada a la integración escuela-familia-comunidad, facilitando distintos mecanismos de contraloría social como expresión de la participación del Poder Popular. Pertinencia de la educación - 1. Las familias tienen el deber, el derecho y la responsabilidad en la formación de valores, principios, creencias, actitudes, normas y hábitos en los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos, garantizándoles espacios de respeto, amor, autonomía, reflexión, participación, independencia y aceptación. Las familias son corresponsables junto a la escuela, la sociedad y el Estado en el proceso de formación ciudadana y desarrollo integral de sus miembros. 2. Todas las actividades escolares deben caracterizarse por su pertinencia. En este sentido, la estrategia del aprendizaje por proyectos es una vía para articular escuela y comunidad, para hacer realidad el encuentro de saberes, con el objetivo de trabajar en la solución de los problemas comunitarios; de esta forma se concreta la formación integral y el aprendizaje se realiza teniendo como base las potencialidades locales o regionales. 3. Se asume a la escuela como el centro de interacción comunitaria, hoy enriquecida con el desarrollo de la educación popular y los espacios alternativos, donde se define a la comunidad como centro del quehacer educativo que trasciende la estructura física de la escuela tradicional. 4. Las comunidades, como asiento del Poder Popular, en su condición de agentes de la educación, están en la obligación de contribuir con: a) la formación integral de los ciudadanos y las ciudadanas; b) la formación y fortalecimiento de sus valores; c) la información y divulgación de la realidad histórica, geográfica, cultural, ambiental, conservacionista y socioeconómica de la localidad; d) la integración Familia-Escuela-Comunidad; e) la promoción y defensa de los derechos, garantías y deberes de los venezolanos, ejerciendo un rol concientizador para la formación de una nueva ciudadanía. 5. La desburocratización del aparato educativo y el cambio de la evaluación punitiva hacia un seguimiento y acompañamiento que coadyuve con el desempeño estudiantil entendido como problema institucional y no individual de los estudiantes. 6. Carrera docente basada en la evaluación con la participación de los miembros de la comunidad educativa, entendida ésta con la participación de todos los sujetos que participan en el hecho educativo. 7. La formación integral con base en la confluencia de disciplinas, conocimientos y saberes, que rompa con la separación entre teoría-práctica, entre trabajo manual e intelectual. Educación y trabajo como base de una nueva forma de asumir el compromiso con la construcción de una sociedad que, basándose en sus potencialidades endógenas, labore para su liberación y soberanía. 8. Procurar el desarrollo y profundización de los procesos de municipalización de la Educación Superior. Papel de los medios de comunicación - 1. Considerar a los medios de comunicación como instrumentos esenciales para el desarrollo del proceso educativo y, como tales, obligarlos a cumplir funciones informativas, formativas y recreativas que contribuyan con el desarrollo de valores, conocimientos, cultivo del pensamiento crítico y actitudes para fortalecer la convivencia ciudadana. En cuanto a las Misiones Educativas: 1. Garantizar la existencia y continuidad de las Misiones Educativas. En cuanto a la estructura del sistema educativo - 1. El Sistema Educativo estará estructurado en niveles y modalidades. Los niveles de Educación Inicial, Educación Primaria y Educación Media integran el subsistema de Educación Básica. Los niveles de Pregrado y Postgrado universitarios integran el Subsistema de Educación Universitaria. El nivel de Educación Inicial comprenderá las etapas de Maternal y Preescolar destinado a la educación de niños y niñas con edades comprendidas entre los cero y seis años. El nivel de Educación Primaria comprende seis años y conduce a la obtención del Certificado de Educación Primaria. El nivel de Educación Media comprende dos opciones: Educación Media General con duración de cinco años (Primero a quinto año) y Educación Media Técnica con duración de seis años (Primero a sexto año). Ambas opciones conducen a la obtención del certificado correspondiente. La duración, requisitos, certificados de los niveles del Subsistema de Educación Universitaria estarán definidos en la Ley Especial. Leyes Especiales Necesarias.
Se requerirá el desarrollo de Leyes especiales al menos en las siguientes áreas: 1. El Sistema de Educación Básica. 2. El Sistema de Educación Superior. 3. El Ejercicio de la Profesión Docente. 4. La formación de Docentes en el País. Publicado por Universidad Bolivariana de Venezuela.
Aspectos politicos-ideológicos a considerar en la discusión sobre La Ley Orgánica de Educación. Por: Carlos Lanz Rodríguez - Fecha de publicación: 12/06/09 -
La Ley Orgánica de Educación en su segunda discusión, en nuestro parecer, debe contener una serie de presupuestos sobre la educación, la escuela y el docente que demanda el actual período de transición, estableciendo un conjunto de premisas programáticas que prefiguren la nueva sociedad en construcción, de allí las interrogantes del momento: ¿Cómo recoger en su seno los avances y conquistas político-ideológicas alcanzadas en una década de procesos de cambio? ¿Cómo plasmar en el texto legal, los retos, esperanzas y sueños de la construcción socialista, a partir del marco constitucional vigente? Responder a tales interrogantes nos coloca ante un reto de formulación teórica que nos debe conducir a superar los déficit ideológicos expresados en el terreno jurídico-legal, tal como el que sigue predominando en educación.En tal sentido, los siguientes planteamientos intentan colocarse dentro de esa agenda programática, previa a las observaciones puntuales al articulados de las diversas propuestas en torno a la ley. Es decir, en estas líneas el acento lo estamos colocando en algunos puntos de partida teóricos e ideológicos que son transversales y le dan direccionalidad al conjunto de títulos y artículos de la LOE, quedando planteada su concreción en la redacción particular en cada caso: finalidades educativas, currículo, formación docente, modelo de gestión, etc. I.- CRITICA DE LA DIVISION SOCIAL DEL TRABAJO CAPITALISTA Y LA DISCIPLINARIEDAD - La educación y la escuela que queremos, no pueden desentenderse del contexto histórico-social, no pueden obviar el debate y las búsquedas planteadas en el terreno epistemológico y pedagógico, para referirme sólo a un ámbito cercano al quehacer educativo.En esta dimensión problemática, cobra relevancia la confrontación contra las disciplinas y la fragmentación del saber, propias de la división social del trabajo capitalista. El modo de producción de conocimiento, su organización y gestión en nuestra sociedad reproduce el metabolismo del capital (Metzaros ). De allí la importancia de lo planteado en el PNSB (2007-2013) cuando se asume ELIMINAR LA DIVISION SOCIAL DEL TRABAJO Y LA JERARQUIA QUE LE INHERENTE, explícitamente planteado en el aspecto 4º referido al Nuevo Modelo Productivo que vamos a construir rumbo al socialismo. Este punto del PNSB, junto con otros lineamientos estratégicos como la dimensiòn ètica y democrática, le dan nuevos desarrollos al Art 3 de la CRBV, al colocar la educación y el trabajo liberador como ejes del desarrollo humanoi integral. La confrontación de la división social de trabajo puede también ser reforzada constitucionalmente por lo que pauta el Art.62 de la CRBV, cuando postula el derecho de participar en 4 ámbitos de los asuntos o políticas públicas: formulación, planificación, ejecución y evaluación, es decir, se trata de una participación integral donde no se separa la tarea de dirección de la tarea de ejecución, no hay divorcio entre la esfera intelectual y la manual, no hay conflicto entre la teoría y la práctica, según esta norma. Esto que es una conquista jurídica del proceso bolivariano, no se ha desarrollado con todas sus implicaciones teórico-prácticas, siendo una expresión de este vacío ideológico, la postergación de la discusión y aprobación de la LOE y otras disposiciones legales. Como puede observarse, la participación integral que postula el referido artículo de la CRBV, demanda una FORMACION INTEGRAL, como ciudadanización, como nueva cultura política que se fundamenta en la democracia protagónica y participativa. De suyo se desprende el desarrollo de un proceso de aprendizaje inscrito en la educación liberadora , donde se contempla: 1.- La integralidad de los aprendizajes lo asumimos como negación de la simplificación y fragmentación del conocimiento que se plasma en la especialización, siendo esto último consecuencia de la lógica taylorista: matriz disciplinaria que descompone las tareas en aspectos simples, especializando la fuerza de trabajo, haciendo terminal la formación, tanto en la Educación Básica como en la Educación Superior: carreras cortas, acento en el adiestramiento y en la capacitación . En este caso encontramos una clara conexión entre la división del trabajo como relación de producción capitalista y la educación, donde se plantea por ejemplo, que EL TRABAJO COMPLEJO, CON UNA VARIEDAD DE TAREAS, REDUCE LA PRODUCTIVIDAD, y en cambio, LA PARCELACIÓN DEL TRABAJO PRODUCE UN MAYOR RENDIMIENTO. Al vincular la trama productiva con aspectos formativos, nos permite superar las apreciaciones que consideran que el desarrollo del pensamiento disciplinario, por ejemplo, es un problema de tipo filosófico o lógico, sin conexión con la realidad histórico o la praxis social. Por ello, para nosotros la matriz disciplinaria posee su raíz en la división social del trabajo: separación del trabajo manual e Intelectual, fragmentación y parcelación de la tarea, atomización del saber y el hacer. 2.- Esta división del trabajo por ejemplo se materializa en los diversos planos del currículo: en los contenidos culturales que se reproducen, caso típico de la visión instrumental de la educación para el trabajo con unas determinadas competencias, en las estrategias de aprendizajes, en la evaluación - planificación, en la organización y administración escolar. 3.- Hemos estado en consecuencia, reproduciendo la esterilidad que acarrea una educación “excesivamente compartimentada y sin comunicación interdisciplinar”. Esta observación crítica sobre la compartimentación del saber correrá pareja con la que se dirige al trabajo fragmentado en los sistemas de producción de la sociedad capitalista, a la separación entre trabajo Intelectual y manual, entre la teoría y la práctica, a la jerarquización y ausencia de comunicación democrática. 4.- Existe una especie de territorialización del conocimiento, a base de parcelas en las que, para entrar y participar, es indispensable cumplir una serie de condiciones. El colectivo de especialistas de cada disciplina delimita su parcela .y se vuelven muy desconfiados ante quienes no tienen esa especialidad concreta. Estamos frente al particularismo de las formaciones, "caciquismo", rigidez de las estructuras mentales, peso de la rutina, celos por los conformismos con respecto a la innovación. Ciertos mandarines del saber o feudos acostumbran a rechazar los intentos que realizan especialistas de otras disciplinas por trabajar en un ámbito de conocimiento y acción que por tradición les pertenece a ello por que poseen un determinado titulo explícitamente referida a esa especialidad y que les capacita para detentar el poder y el control de todo lo referido a ese objeto o tema de investigación, estudio o trabajo. 5.- Por supuesto esa dinámica no sólo se manifiesta como luchas de opiniones, sino que encierra a menudo luchas por cuotas de poder, por el reconocimiento y el status, pugnas por el monopolio y la jerarquía del saber, en fin de cuenta, saber es poder, estando en presencia de una pugna por la distribución del saber/poder. Profundizar la democracia, hacerla protagónica, demanda tener claro el nexo saber - poder. En esa dirección, es pertinente tomar en cuenta los aportes de Foucault ( 1979 ) cuando nos dice:“ Poder y saber se implican directamente uno a otro. No hay relación de poder sin la constitución correlativa de un campo de saber, ni saber alguno que no presuponga y constituya al mismo tiempo relaciones de poder“. 6.- Estos planteamientos críticos coincide con los que viene haciendo Edgar Morin entorno a la REFORMA DEL PENSAMIENTO COMO BASE DE LA REFORMA EDUCATIVA (Repensar la Reforma, Reformar el Pensamiento. 1999). En tal sentido, nos dice:El desarrollo de una DEMOCRACIA COGNITIVA no es posible más que dentro de una reorganización del saber, que demanda una REFORMA DEL PENSAMIENTO…”. “ Una NOMENCLATURA de expertos y especialistas, no sólo monopolizan los problemas, sino que los fragmentan y los desintegran. Esto hace que el nuevo combate de la laicidad sea el combate para promover una DEMOCRACIA COGNITIVA. En otros términos y en otras condiciones, éste era el sentido del apostolado de los maestros a comienzos del siglo. 7.- En tal sentido, los enfoques inter o transdisciplinarios son aspectos paradigmáticos que permiten superar el currículo reproductor. Por ello, desde el currículo crítico-transformador se postula un enfoque holístico que se concreta en la transversalidad y la globalización del aprendizaje, esto implica de alguna manera cortarle la cerca a los ghetos, trascender los feudos disciplinarios dirigidos por algunos mandarines del saber. Estos aspectos de la crítica a la disciplinariedad, fundada en la división del trabajo, impregnan el currículo, la gerencia educativa, la formación docente, la práctica pedagógica en el aula, y la participación comunitaria. En el caso del currículo lo asumimos como proceso, postulando su desarrollo global, flexible, abierto, integral, continuo, contextualizado. Al respecto, decimos: Los contenidos currículares deben estar globalizados en una perspectiva inter y transdisciplinaria, para evitar que continúe la parcelación y la fragmentación del conocimiento. Esta visión integral permite formar verdaderas actitudes, en términos del SER , SABER, SABER HACER. Del mismo modo, desarrollar una postura crítica ante situaciones relacionadas con el entorno social; en fin, se trata de formar alumnos con capacidades investigativas que permitan la construcción de la soberanía cognitiva, base de la autonomía personal y político- social. Esta concepción del currículo es coherente con las finalidades educativas que postulamos. II.- EL NUEVO ESTADO DOCENTE Y EL GOBIERNO ESCOLAR - En el PLOE planteamos conceptualizar los nuevos rasgos que viene adquiriendo el Estado de transición, lo cual permea ideológicamente el enfoque sobre el Estado Docente que emerge en esta nueva coyuntura histórica, diferenciándose del viejo estado docente de la IV república por el tipo de democracia que postula, por el tipo de participación que promueve ( tal es el caso de los postulados del Art. 62 de la CRBV, donde se integran las tareas de formulación, planificación, ejecución y evaluación de políticas publicas ), es decir, estamos en un periodo de transición donde se están creando las bases del ESTADO COMUNAL Y DE CONSEJOS: consejos de trabajadores, comunales, de mujeres, estudiantiles, campesinos, etc. Por otro lado, en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se plantea una serie de postulados que operan como ejes transversales de toda la carta Magna. Entre estas premisas encontramos: sociedad democrática, participativa y protagónica, Estado social de derecho y de justicia.Estos elementos también nos diferencian del viejo Estado de la democracia representativa, pero al mismo tiempo marcan distancia de la concepción tradicional del ESTADO DOCENTE: 1. El Nuevo Estado Docente se encuentra refrendado en el mandato constitucional, que establece el derecho de los ciudadanos y ciudadanas a participar en el proceso de elaboración, planificación y control de políticas En este rasgo del Estado Docente se destaca la elaboración con carácter democrático de los planes y programas que conciernen a la conducción escolar. 2. El Nuevo Estado Docente asume la conducción y regulación de la materia educativa, desarrollando plenamente sus rasgos democráticos y la participación protagónica, corresponsable, implicando un nuevo nexo entre el Estado y la sociedad, un vínculo de cercanía entre el Estado y los ciudadanos que hacen vida común en la Escuela. 3. El Nuevo Estado Docente garantiza el servicio educativo y asegura una educación de calidad para todos y todas, contextualizada a la realidad intercultural, multiétnica, de identidad nacional, Latinoamericana y caribeña, donde el acceso y la permanencia al sistema educativo, en las instituciones educativas, se alcanza sobre bases de solidaridad, universalidad, justicia social, equidad y corresponsabilidad. Estas características de la democracia participativa en la educación, chocan con el autoritarismo y el verticalismo existentes en la escuela. Es innegable el peso que tienen las costumbres y tradiciones coercitivas en el ejercicio del poder en la escuela, bajo el dominio de la razón instrumental: control, orden, disciplina. En tal sentido, es indispensable impulsar una nueva cultura política en las instituciones educativas, que permita sembrar ciudadanía y formar a niños y niñas en una ACTIVA CULTURA DE LA PARTICIPACIÓN. Por ello, el Nuevo Estado Docente, a nivel micro tiene su concreción en el Gobierno Escolar, como expresión de la democracia escolar. El GOBIERNO ESCOLAR, como concreción de la democracia protagónica en la escuela, reivindica el carácter rector del Ministerio de Educación, como organismo que preserva la direccionalidad estratégica del proceso educativo, tal como está pautado en la Constitución y en esta Ley. 1. En esta perspectiva de la educación que se aspira, destaca la participación comunitaria en la escuela, en la cual se trasciende la concepción tradicional de comunidad educativa, ya que se incorporan no sólo los colectivos internos de la escuela, sino a diversos actores comunitarios en roles protagónicos de la gestión escolar.Este planteamiento surgió de la constituyente educativa de 2001 y se recogió en el PEN bajo las premisas de convertir la escuela en el centro del quehacer comunitario, teniendo nuevos desarrollos con el movimiento pedagógico que incorpora las experiencias de los últimos años y propone que la comunidad sea el centro del quehacer educativo, tal como se asumió en el I Encuentro Nacional del Movimiento Pedagógico en 2009 y en la DECLARACION DE RIO CHICO que resultó de dicho evento. 2. Se trata de una transferencia de poder para que la comunidad dirija de una manera participativa la escuela. Este poder de decisión se materializa en la flexibilización del currículo, selección del personal directivo a partir de perfiles establecidos nacionalmente por el ente rector, rendición de cuentas y revocatoria de los mandatos, elaboración de los Proyectos Pedagógicos Comunitarios y administración de los recursos asignados por el Estado. 3. Este proceso democratizador en la escuela no vulnera las conquistas gremiales o los derechos laborales referidos al ingreso, permanencia y estabilidad al recurso humano que laborara en el plantel, ni afecta su profesionalización y ascenso, ya que en la elección del Gobierno Escolar se respetará el estatuto de la Carrera Docente, la contratación colectiva y otras reivindicaciones alcanzadas por el magisterio. Tampoco contraviene el papel de la dirección y de la gerencia participativa en las instituciones escolares. El debate y la reflexión sobre estos aspectos teóricos e ideológicos son contribuciones a la profundización de los contenidos programáticos de la LOE, trascendiendo los simples tópicos técnico-legales. carloslanz@gmail.com

Proyecto Ley de Educación - LEA entre líneas y adecuándose al sistema dictatorial en el que vivimos y el que se quiere extender a otros países.

INFORME 1º DISCUSIÓN: PROYECTO DE LEY ORGANICA DE EDUCACION (versión del 31 de julio de 2001) EXPOSICIÓN DE MOTIVOS - El presente Proyecto de Ley tiene por objeto regular la educación como proceso integral y permanente que afecta la persona humana y que imparte el Estado venezolano a través del Ejecutivo Nacional, de los Estados y Municipios, sus órganos descentralizados y los particulares. Esto surge ante el cambio profundo consolidado en el marco jurídico nacional, con la aprobación y ratificación en referéndum aprobatorio de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. Como parte del proceso de transición se requiere revisar el ordenamiento jurídico y, particularmente, en el campo educativo, donde es obligante ajustar toda la normativa a lo pautado por la Constitución Nacional. Desde la época de la Independencia, la labor ejemplar de educadores como Simón Rodríguez y Andrés Bello, sentaron las bases de las ideas pedagógicas y sociales, que inspirarían el desarrollo de la ciudadanía en la naciente República. La educación se concibe entonces como la clave para la construcción de la nacionalidad y aunque el proceso de construcción de un sistema educativo nacional no tiene la suerte deseada, la reflexión sobre su importancia se mantiene como una constante en el pensamiento político de nuestros conductores. El Libertador Simón Bolívar en sus discursos, cartas y otros documentos, tuvo una permanente preocupación por el hecho educativo. Ya, en el discurso de Angostura de 1819, dejó claro que la Moral y las Luces debían ser un hecho primordial de la República. El proyecto constitucional sentó las bases del concepto de estado docente, al proponer la creación de la Cámara de Educación, la cual establecería las normas que regirían la enseñanza en toda la República. Así mismo, dejó testimonio de su gran interés en los problemas pedagógicos, en cuyas ideas expresamente reconoce los aportes de Simón Rodríguez, del cual toma ideas innovadoras y trata aspectos como la orientación vocacional (""inclinación, genio y temperamento""), la necesidad del estudio de idiomas extranjeros y el conocimiento geográfico como parte de la formación básica. En su condición de gobernante, Bolívar mantuvo la tesis de la Ilustración al darle relevancia al hecho educativo, como base fundamental para garantizar el avance moral y material de la República. Esto quedó plasmado a instancia del Padre de la Patria, en la creación, mediante Ley, de la Dirección General del Instrucción Pública para toda la Gran Colombia. En 1827 crea un régimen legal para la Universidad de Caracas, sobre bases republicanas. La preocupación de Bolívar por la educación tiene continuidad en nuestros gobernantes. José María Vargas contribuye a definir la Instrucción Pública como un servicio público y sienta las bases para un concepto moderno de Universidad. Los sucesivos gobiernos aportan al desarrollo progresivo de la Instrucción Pública a cargo del Estado. Queda asentada en la tradición constitucional la educación como servicio público. Y cobra especial relevancia en la Constitución de 1864 donde se asienta por primera vez de manera expresa y directa el principio de la gratuidad de la educación. Es Antonio Guzmán Blanco quien establece un hito fundamental que marca nuevos rumbos al dictar el decreto de Instrucción Primaria Gratuita y Obligatoria el 27 de junio de 1870. El mérito de este instrumento legal proviene de que el mismo contempla el camino para la obtención de los recursos que permitieran iniciar la edificación de la infraestructura necesaria, para asegurar la gratuidad y la obligatoriedad que establecía. Lo cual permitió, en términos de 18 años de mandato guzmancista, la construcción de más 2.000 escuelas en todo el país, esfuerzo nada desdeñable si tomamos en cuenta las características de la época. En las Cartas Constitucionales de 1874, 1871 y 1891 se mantiene la obligación del Poder Público a establecer gratuitamente la educación primaria y de artes y oficios. Y el Pensamiento Pedagógico venezolano mantiene su relevancia con la obra de Cecilio Acosta y otros educadores venezolanos. Las Constituciones de 1904, 1909, 1914, 1922, 1925, 1928 y 1931, se establece nada más que la nación garantiza a los venezolanos la libertad de enseñanza. Aunque no está demás señalar la vigencia que en esos años mantiene el principio del Estado Docente reivindicado por el Ministro Rubén González. La Constitución de 1936 también se queda en establecer la garantía de la libertad de enseñanza. Pero es conveniente destacar el momento relevante de la creación, en 1936, del Instituto Pedagógico Nacional concebido por Mariano Picón Salas a la sazón Superintendente de Educación. La Constitución de 1945, en el título 2, artículo 32, marca un cambio importante conveniente de resaltar: precisa que "habrá al menos una escuela en toda localidad, cuya población escolar no sea menor de treinta (30) alumnos". Decisión que si bien no tuvo la suerte de tener posibilidad de realización, en todo caso colocaba en la letra constitucional lo que fuera una práctica real de construcción de centros educativos ejecutada por el gobierno de Isaías Medina, como lo atestiguan las famosas Repúblicas Escolares. La Carta Magna de 1947, enfatiza a la educación como servicio público. Los artículos del 53 al 58, plantean la educación como un derecho que impone al Estado "el sostenimiento de instituciones y servicios suficientes, para atender las necesidades del pueblo". También quedan establecidos los principios de integralidad y gratuidad, en todos los establecimientos oficiales, la libertad de enseñanza y el reconocimiento de la elevada misión de los profesionales de la enseñanza. Queda en ella una manifiesta vocación de pasar ""de una educación de elites a una educación de masas"" como lo recogiera el pensamiento pedagógico del Maestro Prieto Figueroa. En el año de 1955 se aprueba una nueva Constitución, pero no introduce cambios fundamentales con relación a los principios ya establecidos, aún cuando pormenorizan el funcionamiento de la educación. La Constitución de 1961 consagra los principios de gratuidad y otros aspectos fundamentales que conforman la tradición constitucional en materia educativa. En su artículo 80 establece "la educación tendrá como finalidad el pleno desarrollo de la personalidad, la formación de ciudadanos aptos para la vida y para el ejercicio de la democracia, el fomento de la cultura y el desarrollo del espíritu de solidaridad. El estado orientará y organizará el sistema educativo para lograr el cumplimiento de los fines aquí señalados". En 1980 la Ley Orgánica de Educación amplía los años de obligatoriedad, a la vez actualiza el nuevo texto en correspondencia con los acuerdos, convenciones, conferencias y demás compromisos internacionales contraídos en materia educativa. Constituye un importante avance legislativo en materia educativa. Es lo que pudiéramos denominar una ley progresista en sus contenidos y postulados fundamentales. Pero su instrumentación, lamentablemente, coincidió con el estallido del problema de la deuda externa que afectó de manera sensible el suministro de recursos requeridos para su aplicación eficiente. La crisis económica derivó en una crisis social que afectó particularmente al sector educativo oficial. De modo que las aspiraciones que los legisladores y el país de entonces tenían de mejorar la educación se encontró con el obstáculo de la falta de financiamiento para la educación. En su exposición de motivos la LOE de 1980 señala que "el incremento cuantitativo no se ha correspondido con los avances cualitativos de la educación, la cual continúa siendo un proceso de escasa productividad". Esta consideración mantiene aún su vigencia. Aunque con el agravante de que, proporcionalmente, el avance cuantitativo no sólo se ha detenido sino que en algunos casos se ha revertido y en otros se ha estancado peligrosamente, en especial en los sectores afectados por diversos grados de pobreza. La tasa de escolaridad promedio en los hogares venezolanos es inferior a los 5 años de estudio; todavía por debajo de los 9 años de educación obligatoria establecidos en la LOE de 1980; el 12, 22 % de los jefes de hogar no lograron ningún grado educativo, son analfabeta. Este dato resulta más aterrador si consideramos que impacta profundamente el futuro de la familia y de los niños y jóvenes que la integran. Pero también confirma la necesidad de romper el círculo vicioso de la pobreza por la vía de una educación de calidad para todos. Por otra parte, si no actuamos con celeridad el porvenir de la nación se encuentra seriamente comprometido. Pues 41% de los niños y niñas en edad de Educación Preescolar, comprendida entre 4 y 6 años, se encuentra fuera de este nivel educativo; el 9,34% de la población infantil correspondiente a las dos primeras etapas de Educación Básica de edades entre 7 y 12 años están fuera de la escuela; y lo más angustioso, el 52,52% de los jóvenes entre 13 y 18 años de la tercera etapa de Educación Básica y Educación Media también se encuentran excluidos. En conjunto el 32,15% de la población en edad escolar, entre 4 y 18 años, está fuera del sistema educativo. Estamos hablando de una población de 663.960 niños de preescolar, 303.362 de primera y segunda etapa de básica y 1.571.586 de tercera etapa y educación media, que suman 2.538.908 entre niños, niñas y jóvenes en edad escolar que están condenados de antemano a permanecer en estado de pobreza, sí, y sólo sí, el Estado y la sociedad en su conjunto no asumen decididamente garantizarles la atención educativa adecuada a la que tienen derecho. A los problemas de baja cobertura en el Preescolar y en la tercera etapa de Básica y de Media se suman la gravedad de los problemas recurrentes de la alta deserción y repitencia en grados críticos de 1° a 3° y 7°, que se asocian con la imposibilidad de las familias de mantener sus hijos en el sistema educativo formal. Así como la creciente percepción de la inutilidad de la educación como camino para la movilidad social que pareciera confirmarse con los 100.000 profesionales universitarios desempleados que hay en el país. Situación en extremo preocupante que reclama del mundo de la educación superior un proceso de transformación que le de pertinencia social al sistema y lo coloque de cara a la nación. Esta realidad se torna aún más compleja sí apreciamos que la profundización de la crisis social, que ha excluido a la población de la educación formal, ha ido conformando un cuadro crítico de exclusión de la población juvenil que reproduce la pobreza al no dotarlos de herramientas mínimas para procurarse un trabajo digno. Es desalentador el cuadro, se les excluye del sistema formal y no se les atiende después. De un total de 3.762.614 jóvenes entre 14 y 25 años con niveles educativos inferiores a educación media sólo un 11,3% terminó o está estudiando un curso de capacitación o formación técnica y de éstos un 30% lo hace en una academia privada. La Constitución vigente introduce cambios sustanciales en materia educativa. Amplía la obligatoriedad y establece la gratuidad hasta el nivel de pregrado universitario inclusive. A los principios, derechos y obligaciones se agregan nuevas exigencias, tales como la calidad educativa y la obligatoriedad de realizar inversiones prioritarias conformes a las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas y se reconoce con rango constitucional a la autonomía universitaria. Los redactores del presente proyecto hemos considerado nuestra tradición jurídica en materia de educación. Esta fuente primordial debe reinterpretarse a la luz de las condiciones históricas, los adelantos en el ámbito internacional, especialmente los diversos documentos en los cuales nos hemos comprometido. Así como los avances en las ciencias pedagógicas y las demandas que introducen la modernización y el curso que imponen los acelerados cambios tecnológicos. El incremento de las necesidades educativas en cuanto a tiempo y pertinencia de la educación adquiere un peso enorme para el futuro de los ciudadanos y de la nación. Supone el desafío de poner al alcance de todos las claves y competencias reservadas para unos pocos. Debemos saldar los compromisos del pasado, reflejados en el analfabetismo y la deficiente cobertura y asumir los retos de educación moderna que nos ponga en un lugar relevante como nación en el contexto mundial. La educación se convierte en una dimensión estratégica de la realidad que encierra un profundo compromiso con los que menos tienen. Esto significa hacer realidad los principios de gratuidad, equidad e igualdad de condiciones y oportunidades que permitan darle contenido real al disfrute pleno del derecho que todos tenemos a una educación de calidad. A través de asegurar a niños y jóvenes los factores que se relacionan directamente con su rendimiento educativo como lo son la nutrición, la salud, el nivel cultural de su familia y el acceso a materiales educativos en ambientes sanos y acordes con una educación de calidad. Para darle alcance a este conjunto de planteamientos es imperativo convertir la educación en una verdadera prioridad; es decir, entenderla como la primera preocupación de todos los venezolanos en la cual concentren todos sus esfuerzos y los recursos suficientes para hacerla un efectivo instrumento para el Desarrollo Humano. La aspiración nacional de construir una educación que se convierta en la base para el crecimiento económico y el desarrollo social del país, solidificar el sistema democrático, formar un ciudadano acorde con las realidades actuales, desarrollar un nuevo espíritu nacional y fortalecer nuestra cultura deberá ser producto de un amplio consenso social y político. Es el único camino de asegurar, primero la legitimidad social para conseguir los recursos financieros suficientes para su desarrollo y segundo la fuerza social y política que asegure la paz social indispensable para garantizar la continuidad de un gran plan nacional que defina las estrategias y metas a alcanzar en un marco de tiempo adecuado. Asumir el entendimiento entre los venezolanos para definir la educación que queremos ha sido el norte que le hemos dado a nuestro trabajo desde la Comisión Permanente de Educación , Cultura, Deporte y Recreación de la Asamblea Nacional. Por esta razón nos hemos volcado al diálogo fructífero con todos los sectores, instituciones e individualidades del país preocupados por el futuro de nuestra educación. El esfuerzo por la construcción del consenso no ha sido un camino fácil, en ocasiones la discusión se torna agria y se muestra difícil. Pero es el camino. Es la vía que impone la democracia y quienes en ella creemos debemos transitarla. La Constitución Nacional aprobada en referendo por el Soberano así lo establece y así lo hemos asumido. Esta Comisión se volcó a discutir, oir, estudiar, considerar todo en el marco de la tolerancia y el respeto por la opinión de los otros. El encuentro con la gente fue positivo, porque lo hicimos con convicción, con la pluralidad que manda el interés real por el país, no por conveniencia política. Apostamos a un mejor futuro para los venezolanos y por eso acudimos a su encuentro del modo más extendido posible, sin prejuicios, para obtener profundidad en los conceptos e identificación global en los acuerdos. La nación entera reclama sensatez, calma y ponderación para trata los problemas fundamentales del país. En la víspera del centenario del nacimiento del Maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa un merecido homenaje a este hombre emblemático de la defensa de la educación pública en Venezuela y el mundo, sería no sólo aprobar la presente Ley sino asegurar el respaldo financiero suficiente que garantice el éxito de su aplicación para el bienestar de toda la nación venezolana. Para efectos de la redacción hemos decidido integrar la regla técnica legislativa, según la cual a cada artículo o algunos de ellos, le corresponde un tema. Estamos conscientes de que la Ley es extensa y contiene muchas disposiciones que son materia de reglamento. En cuanto a la estructura, la Ley propuesta está dividida en 8 títulos y sus respectivos capítulos. Los mismos se disponen de la siguientes manera: El Título I. Disposiciones fundamentales; Título II: Capítulo I. Principios de la educación; Capítulo II. Niveles del sistema Educativo. Capítulo III. Modalidades del sistema educativo. Título III: Capitulo I Del régimen educativo. Capítulo II. De los institutos educativos. Capítulo III. De la evaluación. Capítulo IV. De los certificados y títulos oficiales. Capítulo V. De la equivalencia de estudios, reconocimiento y reválidas de certificados y títulos. Capítulo VI. Supervisión educativa. Capítulo VII. De la comunidad educativa Título IV. Disposiciones generales de la carrera docente. Título V. Capítulo I. De la administración educativa. Capítulo II. Financiamiento de la educación Título VI. De las obligaciones de las empresas. Título VII De las faltas y sanciones. Título VIII. Disposiciones finales y transitorias.
TITULO I - DISPOSICIONES FUNDAMENTALES.
Ámbito que regula la Ley -
Artículo 1. Esta Ley regula la educación que imparte el Estado, a través del Ejecutivo Nacional, de los estados y los municipios, sus órganos descentralizados, y los particulares con autorización oficial, en los distintos niveles, modalidades, formas y la que se desarrolla de manera extraescolar, para cumplir con los fines establecidos en el Artículo 5 de la presente Ley. La educación superior se regulará por leyes especiales y la religiosa y militar por disposiciones especiales.
Educación como derecho humano fundamental - Artículo 2. La Educación es un derecho humano fundamental, como tal es inalienable e irrenunciable y toda persona debe recibirla como parte esencial de su existencia social. Es un deber fundamental de la sociedad y de la familia, la cual debe realizarse en forma democrática y obligatoria desde el nivel de educación inicial hasta el nivel de educación media, inclusive. Es un servicio público estratégico que el Estado asume como función indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades, como instrumento científico, humanístico y tecnológico al servicio de la sociedad.
Fundamentos de la educación - Artículo 3. La educación está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento con la finalidad de desarrollar plenamente la personalidad y el potencial creativo de cada ser humano en una sociedad democrática, multicultural y plurilingüe. Debe basarse en la valoración ética del trabajo y en la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social consustanciados con los valores de la identidad nacional y con una visión latinoamericana y universal. Se desarrollará desde una perspectiva intercultural que busca la incorporación de nuevos esquemas cognoscitivos que surgen de la diversidad cultural y social de los individuos participantes en el proceso educativo
De los agentes y fines educativos - Artículo 4. El Estado con la participación de las familias y la sociedad en su conjunto, promoverá el proceso de educación ciudadana, en forma global, integral, permanente, de acuerdo a los principios contenidos en la Constitución y en la Ley. Desarrollará y estimulará la realización de programas y cursos especiales de formación para la orientación y educación de todos los miembros de la familia y de la comunidad, usando medios formales, no formales y extra escolares. Asimismo, los medios de comunicación social están obligados a contribuir con el fin señalado
Finalidades de la Educación - Artículo 5. La educación tiene como finalidad:
1. Formar ciudadanos, para una sociedad democrática, participativa, protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado en el cual se consoliden los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el trabajo digno, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para éstas y las futuras generaciones. 2. Favorecer el desarrollo integral del individuo para que ejerza plenamente sus capacidades humanas. 3. Generar condiciones que garanticen la participación activa del estudiante, estimulando su iniciativa en los aprendizajes y su sentido de responsabilidad ciudadana, contribuyendo al desarrollo de las facultades para adquirir y construir conocimientos, potenciar sus capacidades de análisis y reflexión crítica. 4. Formar ciudadanos con conciencia de nacionalidad y soberanía, con aprecio por la historia y los símbolos patrios, valoración de los espacios geográficos; de las tradiciones y particularidades culturales de las diversas regiones del país, asegurando su permanencia y fomento exitoso en el sistema educativo. 5. Promover la enseñanza del castellano, como idioma oficial, sin menoscabo de proteger y promover el desarrollo de los idiomas indígenas. 6. Fomentar las actitudes positivas para la investigación, las innovaciones científicas y tecnológicas. 7. Impulsar la creación artística y propiciar la adquisición, el enriquecimiento y la difusión de los bienes y valores de la cultura, en especial aquellos que constituyan el patrimonio cultural de la Nación. 8. Estimular la educación física, la recreación, el juego y la práctica del deporte. 9. Desarrollar conciencia sobre la necesidad de un aprovechamiento racional de los recursos naturales y de la protección del ambiente. 10. Fomentar actitudes solidarias, cooperativas y positivas hacia el trabajo, la justicia, la equidad y el bien común. 11. Defender como valores fundamentales el derecho a la vida, al trabajo, la cultura, la justicia social y la igualdad de derechos, sin discriminación ni subordinación alguna. 12. Fortalecer el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales así como la comprensión, tolerancia y amistad entre todas las naciones y todos los grupos raciales o religiosos, favoreciendo el desarrollo de una cultura de paz y no violencia. 13. Impulsar la integración latinoamericana, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear y el equilibrio ecológico en el mundo.
Gratuidad de la educación - Artículo 6. La educación impartida en los institutos educativos del Estado es gratuita hasta el nivel de pregrado universitario inclusive, toda persona tiene derecho a la misma en forma integral, de calidad, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. A tal fin, el Estado realizará una inversión prioritaria, de conformidad con las recomendaciones de la Organización de Naciones Unidas.
Obligatoriedad de la educación - Artículo 7. La educación es obligatoria desde la educación inicial hasta el nivel de educación media inclusive. El Estado creará y sostendrá instituciones y servicios educativos suficientemente dotados para asegurar el acceso, permanencia y culminación del proceso escolar formal y no formal, a través de inversiones prioritarias, en forma progresiva, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas.
Asignaturas obligatorias - Artículo 8. La enseñanza de la educación ambiental, la educación física, el juego, el deporte y la recreación, la educación ciudadana, la enseñanza de la lengua castellana, la historia y la geografía de Venezuela, así como los principios del ideario bolivariano son de obligatorio cumplimiento en las instituciones educativas oficiales y privadas desde la educación inicial hasta el nivel de educación media.
De la libertad de enseñanza - Artículo 9. Toda persona natural o jurídica, previa demostración de su capacidad, siempre que cumpla de manera permanente con los requisitos éticos, académicos, científicos, económicos, de infraestructura y las demás que el reglamento de la presente Ley establezca, puede fundar y mantener instituciones educativas privadas, previa aceptación y bajo la estricta supervisión del Estado
Participación de la familia - Artículo 10. El Estado promoverá la participación activa de la comunidad y de la familia en el proceso educativo escolar, con el fin de garantizar los fines y funciones de la educación. Un reglamento especial determinará sus alcances y funcionamiento -
Medios de comunicación - Artículo 11. Los medios de comunicación social estatales y privados, están obligados a contribuir con la educación y la formación ciudadana. Los dirigidos por el Estado serán orientados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El Estado garantizará servicios públicos de radio, televisión, redes de biblioteca y de informática, con el fin de permitir el acceso universal a la cultura y la información. Los centros educativos deben incorporar el conocimiento y aplicación de las nuevas tecnologías, de sus innovaciones según los requisitos que se establezcan en los planes de estudio
Prohibición de la propaganda política partidista en las escuelas - Artículo 12. Queda terminantemente prohibido realizar actividades de proselitismo partidista y de propaganda política en los recintos escolares, por ningún medio: oral, impreso, eléctrico, radiofónico, informático, telemático, audiovisual o cualquier otro. Igualmente se prohíbe propaganda de doctrinas contrarias a la nacionalidad y a los principios democráticos consagrados en la Constitución Nacional
Prohibición de propagandas que inciten al terror, al odio y las deformaciones - Artículo 13. Se prohíbe la publicación y divulgación de impresos u otras formas de comunicación social que produzcan terror en los niños, inciten al odio, a la agresividad, la indisciplina, deformen el lenguaje, atenten contra los valores, la moral, la ética y las buenas costumbres e inciten a la intolerancia, las discriminaciones de cualquier tipo, el irrespeto a los derechos humanos, el deterioro del medio ambiente y el socavamiento de los valores democráticos.
TITULO II - CAPÍTULO I - PRINCIPIOS DE LA EDUCACIÓN
Educación para toda la vida -
Artículo 14. El sistema educativo constituye un conjunto orgánico, sistémico, estructurado, que integra políticas y servicios que garanticen la unidad del proceso educativo formal escolar, no formal y extraescolar; y su continuidad como formación permanente de la persona.
Educación para el desarrollo del Pueblo - Artículo 15. La Educación es parte del sistema para el desarrollo y aprovechamiento del talento del pueblo venezolano y es uno de los procesos fundamentales con que cuenta el Estado para alcanzar sus fines, según lo establece la Constitución Nacional. En este sistema se integran la educación formal y la no formal que faciliten el empleo y la atención a las necesidades psicosociales de los trabajadores.
La Educación Formal - Artículo 16. La educación formal es un conjunto de opciones de política educativa que dirige y administra el Estado para dar cumplimiento a lo pautado en la Constitución Nacional. Su misión es garantizar la unidad y coherencia del proceso educativo escolar, su integración con el proceso educativo extra escolar y su continuidad a lo largo de toda la vida. El Estado asume la responsabilidad de conceder títulos y certificar los logros académicos alcanzados por las personas en las diversas opciones de educación formal.
La educación no formal - Artículo 17. La educación no formal es un conjunto de opciones de política educativa que dirige y administra el Estado, empresas, o alianzas del Estado con empresas, gremios, sindicatos y organizaciones educativas y de carácter social, o las mismas personas interesadas en su educación. Su misión es atender necesidades educativas permanentes que eleven el nivel cultural, artístico y moral de la población y perfeccionen la formación para el trabajo. El Estado certifica logros académicos sólo en las diversas opciones de educación no formal en las cuales participa o promueve.
Principios que fundamentan el sistema educativo - Artículo 18. El sistema educativo se fundamenta en principios de unidad, coordinación, factibilidad, descentralización, regionalización, participación, flexibilidad e innovación a cuyo efecto: 1. Se estructura en base a un régimen administrativo común y los regímenes especiales que sean necesarios para atender los requerimientos educativos de los venezolanos. 2. Establece las conexiones e interrelaciones entre los distintos niveles y modalidades de la educación para facilitar las transferencias y los ajustes requeridos por la necesidad educativa de la sociedad. 3. Determina las condiciones para que el régimen de estudios sea revisado y actualizado en concordancia con las necesidades de las demandas sociales. 4. Fija las normas para que la orientación educativa se organice en forma continua y sistémica con el fin de lograr el máximo aprovechamiento de las capacidades, aptitudes y vocación de los alumnos. 5. Toma en cuenta las peculiaridades, locales y regionales con el fin de flexibilizar los estudios, orientaciones, contenidos, competencias y normas administrativas a las exigencias y realidades de las mismas. 6. Establece los elementos necesarios para que la investigación y la experimentación sean factores permanentes de renovación educativa.
CAPÍTULO II - LOS NIVELES DEL SISTEMA EDUCATIVO
Niveles y modalidades del sistema educativo -
Artículo 19. La estructura de sistema educativo comprende niveles y modalidades. Son niveles: la educación inicial, la educación básica, la educación media y la educación superior. Son modalidades: la educación especial, educación para las artes, la educación militar, la educación para la formación religiosa, la educación de adultos, la educación intercultural bilingüe, la educación técnica y la educación extraescolar.
El turno integral - Artículo 20. La educación inicial, básica y media se desarrollarán en centros educativos, de turno integral, mañana y tarde, con dos alimentos diarios y desarrollo de un diseño curricular que incluye las áreas académicas, el deporte, la recreación, diversas manifestaciones de la cultura y los principios del pensamiento bolivariano. Para los niños y niñas indígenas se deben contemplar las pautas de crianza, conocimientos y práctica constante del idioma indígena.
Educación inicial - Artículo 21. La educación inicial es el primer nivel del sistema educativo, cuya finalidad es asistir y proteger al niño y niña en su desarrollo y crecimiento a través de distintos programas, que involucran a la familia y a la comunidad proporcionando una atención integral al niño y niña, con una visión intercultural y con la orientación docente especializada, en función de las áreas del desarrollo.
Etapas de la educación inicial - Artículo 22. La educación inicial tiene dos etapas, la que se imparte a niños y niñas desde 0 años hasta los 3 años de edad, llamada educación maternal y la que se imparte a niños y niñas a partir de 4 años hasta los 6 años dividida en tres niveles, llamada educación preescolar.
La atención de la educación inicial - Artículo 23. Las alcaldías y gobernaciones, así como las empresas públicas y privadas, bajo la orientación del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, prestarán atención a la educación inicial, en la forma y condiciones que determine el reglamento de la presente Ley y las demás leyes de la República.
La participación en la educación inicial - Artículo 24. El Estado en coordinación con las comunidades desarrollará y estimulará la realización de programas y cursos especiales de capacitación de la familia y de todos los miembros de la comunidad para la orientación de la educación inicial, usando medios formales, no formales y extra escolares.
La educación básica - Artículo 25. La educación básica debe promover una formación integral y de calidad que sirva de base para el aprendizaje y el desarrollo humano permanente de cada persona. Es el segundo nivel de la educación obligatoria y comprende nueve años de estudio, divididos en tres etapas de tres años cada una.
Finalidades de la educación básica - Artículo 26. Son finalidades de la educación básica: 1. La formación de la ciudadanía, entendida como conciencia y práctica de actitudes de solidaridad, cooperación y repudio a las injusticias, de respeto a sí mismo y hacia los demás. 2. La comprensión de manera crítica, responsable y constructiva de las diferentes situaciones sociales, utilizando el diálogo como forma de mediar conflictos y de tomar decisiones colectivas. 3. El conocimiento de las características fundamentales de Venezuela en sus dimensiones geohistórica, social, material y cultural como medio para construir progresivamente la noción de identidad cultural, nacional y los sentimientos de pertenencia al país. 4. El conocimiento y la valoración de la multiculturalidad del patrimonio venezolano, así como aspectos socioculturales de otros pueblos y naciones, adoptando una posición en contra de cualquier discriminación basada en diferencias culturales, de clase social, de creencias, de género, étnicas u otras características individuales y sociales. 5. El uso de las diferentes formas simbólicas de comunicación: verbal, matemática, gráfica, plástica y corporal como medio para producir, expresar y comunicar sus ideas, interpretar y usufructuar las producciones culturales, en contextos públicos y privados, atendiendo a las diferentes intenciones y situaciones comunicacionales. 6. El conocimiento de que se es interactuante y agente transformador del ambiente, identificando sus elementos y las interacciones entre ellos, para contribuir activamente a su preservación. 7. El desarrollo del conocimiento de sí mismo y del sentimiento de confianza en sus capacidades: afectiva, física, cognitiva, ética, estética, de interrelación personal y de inserción social, para asumir con perseverancia la búsqueda del conocimiento y el ejercicio de la ciudadanía. 8. El conocimiento y cuidado de su propio cuerpo, valorizando y adoptando hábitos saludables como uno de los aspectos básicos de la calidad de vida y asumiendo con responsabilidad su salud y la salud colectiva. 9. El conocimiento y uso de diferentes fuentes de información y recursos tecnológicos para adquirir y construir conocimientos. 10. La capacitación para analizar críticamente la realidad, formulándose problemas y tratando de resolverlos, utilizando el pensamiento lógico, la construcción de conocimientos, la creatividad, la intuición, la selección de procedimientos adecuados. 11. El trabajo por la paz y la solidaridad entre los pueblos así como la defensa de los derechos humanos y los valores humanistas.
La educación media - Artículo 27. La educación media tiene por finalidades profundizar los conocimientos científicos, humanísticos y tecnológicos de los y las adolescentes. Igualmente, continuar con su formación ética y ciudadana. Y particularmente, prepararlos para su incorporación en forma digna al mercado de trabajo y/o para proseguir sus estudios en educación superior.
Duración de la educación media - Artículo 28. La educación media es el último nivel del sistema educativo obligatorio y su duración será de tres años, al final de los cuales quienes hayan aprobado todos los requisitos establecidos en la presente Ley, recibirán el título de bachiller en la especialidad y mención correspondiente. La obtención del título de bachiller, es requisito indispensable para la continuidad en el nivel de educación superior.
Especialidades en las que se obtiene el título de bachiller - Artículo 29. Las especialidades en las que se recibe el título de bachiller son las siguientes: Ciencias Biológicas y de la Salud; Ciencias Físicas y Naturales; Ciencias Sociales y Económicas; Arte y Literatura; Educación Física, Recreación y Deporte; Tecnología Informática; Tecnología Metal-Mecánica; Tecnología de Construcción; Tecnología Agrícola; Tecnología del Mar o cualquier otra que determine el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
Principios rectores de la educación superior - Artículo 30. La educación superior tendrá como principios rectores fundamentales la calidad, la equidad, la no discriminación, la pertinencia y la internacionalización. Se sustentará en los principios de libertad, solidaridad, imperio de la ley, justicia social, respeto a los derechos humanos, participación e igualdad de condiciones y oportunidades establecidos en la Constitución Nacional, y estará abierta a todas las corrientes de pensamiento para el cumplimiento de sus funciones de docencia, investigación y extensión.
Fines de la educación superior - Artículo 31. La educación superior tiene por finalidad el logro de los siguientes objetivos: 1. Continuar el proceso de formación integral iniciado en los niveles educativos precedentes, mediante la preparación de profesionales e investigadores de la más alta calidad, auspiciando su permanente mejoramiento y actualización con el fin de establecer una sólida infraestructura humanística, científica y tecnológica que constituya adecuado soporte para el progreso autónomo del país en todas las áreas. 2. Asegurar que en el proceso de formación profesional del individuo tengan lugar preferente las ciencias, las letras y las artes, así como las demás manifestaciones de la cultura. 3. Fomentar la investigación para enriquecer el acervo del conocimiento universal y ofrecer soluciones a los problemas que confronta el país. 4. Desarrollar programas de extensión con el fin de difundir en la comunidad los conocimientos y manifestaciones de la cultura regional, nacional y universal y, a su vez, recibir de ellas la influencia saludable de sus conocimientos, expectativas y experiencias. 5. Impulsar iniciativas orientadas a la asistencia de las comunidades mediante la oferta de soluciones tecnológicas y la ejecución de estudios y proyectos útiles para ellas. 6. Ofrecer a los estudiantes programas académicos que desarrollen al máximo sus potencialidades intelectuales, su capacidad de pensar lógicamente, analizar, tomar decisiones y resolver problemas, aplicando métodos pedagógicos que mejoren sus experiencia de aprendizaje. 7. Fomentar la interdisciplinariedad en el contenido de los estudios, así como lograr la introducción de acuerdos, mecanismos y prácticas de cooperación internacional. 8. Impulsar el fortalecimiento de una conciencia ciudadana para el progreso social, la conservación y defensa del ambiente y el uso racional de los recursos naturales de un desarrollo sostenible. 9. Cumplir con la integración del sistema nacional de educación superior mediante el establecimiento de las más estrechas relaciones entre las instituciones que lo conforman, con los fines de asegurar una productiva concertación de actividades, la eficiente utilización de los recursos y un cabal aprovechamiento de las potencialidades de los institutos de educación superior. 10. Asumir el liderazgo en la renovación de todo el sistema educativo, con el fin de proporcionarle la coherencia necesaria para su óptimo funcionamiento como sistema interrelacionado. 11. Jugar un papel preponderante como plataforma privilegiada de la educación para toda la vida y en la formación integral de los docentes que laboran en todos los niveles de enseñanza. 12. Reforzar sus funciones de servicio a la sociedad y más concretamente las actividades encaminadas a erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, el hambre, el deterioro del medio ambiente y las enfermedades, con planteamientos interdisciplinarios y transdisciplinarios que permitan analizar los problemas confrontados. 13. Velar por el desarrollo y perfeccionamiento integral de su personal.
El principio de autonomía - Artículo 32. El principio de autonomía se materializa mediante el ejercicio de la libertad intelectual y a través de la investigación científica, humanística y tecnológica con el fin de buscar la verdad y desarrollar el saber y el conocimiento. Las instituciones que gocen de autonomía tendrán las siguientes facultades. a)Autonomía organizativa para establecer sus estructuras y dictar sus normas y reglas internas b) Autonomía académica para planificar, organizar y realizar los programas de investigación, docencia y extensión. c) Autonomía administrativa para elegir y nombrar sus autoridades, y designar su personal académico administrativo, técnico y de servicio. d) Autonomía económica y financiera para administrar su patrimonio.
Parágrafo único - El principio de autonomía se ejercerá sin menoscabo de lo que establezca la Ley en lo relativo al control y vigilancia del Estado para garantizar el uso eficiente del patrimonio del Sistema Nacional de Educación Superior. Es responsabilidad de todos los integrantes del Sistema la rendición de cuentas periódicas al Estado sobre el uso de los recursos que éste le otorgue, así como la oportuna información a la sociedad en torno a la cuantía, pertinencia y calidad de los productos de sus labores.
Requerimientos para la Autonomía - Artículo 33. El Sistema Nacional de Educación Superior garantizará el ejercicio de la autonomía a todas las instituciones a las cuales les esté reconocido este principio constitucional. Las leyes especiales establecerán los requerimientos y formalidades que deberán cumplir los integrantes del Sistema para alcanzar y para mantener el principio de autonomía.
El sistema nacional de educación superior - Artículo 34. Se constituye el Sistema Nacional de Educación Superior integrado por las universidades, los institutos tecnológicos y politécnicos, los colegios universitarios, las instituciones de formación de oficiales de la Fuerza Armada, los institutos de bellas artes, los institutos superiores de formación de ministros del culto, los institutos de investigación y los institutos de altos estudios; y, en general, aquellos que puedan surgir de los avances de las ciencias y la tecnología y señalen las leyes especiales. El Sistema Nacional de Educación Superior formará parte del Sistema Educativo Nacional, operará en forma descentralizada y constituirá una instancia subsidiaria para el ejercicio y aplicación de las políticas educativas nacionales. Las leyes especiales determinarán la adscripción del Sistema Nacional de Educación Superior, la categorización de sus integrantes, la conformación y operatividad de sus organismos coordinadores y la garantía de participación de todos sus integrantes.
Mandatos para la legislación especial - Artículo 35. La legislación especial precisará los términos de calidad, equidad, pertinencia e internacionalización en la educación superior tomando en cuenta. 1. La calidad como concepto pluridimensional que comprenda todas las funciones y actividades de la educación superior. 2. La equidad que norme el acceso a la educación superior de toda persona que haya finalizado la enseñanza media, u otros estudios equivalentes, o que reúna las condiciones necesarias establecidas al respecto. 3. La no discriminación, con el fin de que se normen mecanismos para que los indígenas, las minorías culturales y lingüísticas, los menos favorecidos económicamente, aquellos que viven en situación crítica y personas que sufren discapacidades, tengan acceso a la educación superior. 4. La pertinencia, que tome en consideración las normas de la ética, de la tolerancia de las ideas políticas y de la capacidad crítica, así como una mejor comprensión de los problemas sociales y del mercado laboral para evaluar lo que la sociedad espera de las instituciones y adecuarse a tales expectativas. La internacionalización como concepto que materialice una auténtica vinculación del Sistema Nacional de Educación con los institutos de enseñanza superior en el ámbito mundial, para conocer los problemas existentes y promover la cooperación intelectual y científica de pueblos con culturas y valores diferentes. La legislación especial deberá normar la presencia de la dimensión internacional en los planes de estudio, en los procesos de enseñanza aprendizaje y en los proyectos de investigación, así como reivindicar los instrumentos normativos regionales e internacionales relativos al reconocimiento de los estudios, incluidos los correspondientes a la homologación de conocimientos, a la competencia y aptitudes de los diplomados, para aumentar su movilidad interna dentro de los centros nacionales e internacionales.
La legislación especial de educación superior - Artículo 36. La legislación especial sobre el Sistema Nacional de Educación Superior instituirá y regulará: 1. El Consejo General del Sistema Nacional de Educación Superior, como instancia superior para la de interacción y concertación con el objeto de evaluar el desempeño general del Sistema y acordar políticas para su desarrollo e intercambio de experiencias y logros académicos. 2. El Consejo Nacional de Apelaciones es órgano jerárquico jurisdiccional, propio de las instituciones de educación superior. 3. El Subsistema de Investigación y Postgrado de la Educación Superior. 4. El Subsistema Autónomo de Evaluación y Acreditación Institucional. 5. El Subsistema de Carrera Académica como órgano que norme los beneficios de los docentes e investigadores del Sistema en relación con su preparación, nivel y desempeño. 6. El financiamiento del Sistema Nacional de Educación Superior. 7. El Sistema Nacional de Admisión. La interacción interinstitucional.
Artículo 37. La categorización de las instituciones integrantes del Sistema Nacional de Educación Superior tendrá por objetivo la constitución de ámbitos de interacción interinstitucional con el propósito de facilitar la operatividad y fluidez de las relaciones horizontales y verticales en cada categoría y en la totalidad del Sistema. La articulación en redes de las instituciones estará soportada en las condiciones para la participación en el Sistema y en los mecanismos y pautas de vinculación, tanto internos como externos.
El reconocimiento horizontal - Artículo 38. Sin perjuicio de los reglamentos particulares o normas internas de cada institución de educación superior y tomando en consideración lo establecido en el Artículo 1 de esta Ley, la legislación especial establecerá las condiciones o requisitos para el ejercicio de la docencia universitaria, con reconocimiento horizontal, es decir, en todas las instituciones del Sistema, así como los requeridos para el reconocimiento de los títulos, diplomas, certificaciones, constancias y credenciales de cada institución como documentos de validez universal en todo el Sistema.
Libertad de cátedra - Artículo 39. El ejercicio de la docencia, de la investigación, la extensión y de toda otra actividad relacionada con el saber en el Sistema Nacional de Educación Superior se realizará bajo el principio de la libertad académica, entendida ésta, como el derecho inalienable a exponer o aplicar enfoques metodológicos y perspectivas teóricas, así como la libertad de argumentar a favor de lo expuesto.
El ingreso a la docencia - Artículo 40. El ingreso como docente o como investigador en las instituciones integrantes del Sistema Nacional de Educación Superior será a través de concursos de oposición, de acuerdo con la normativa que establezca la legislación especial. Los cargos temporales derivados de necesidades en un determinado período lectivo, se llenarán con contrataciones regidas por concursos de credenciales.
Gerencia en la educación superior - Artículo 41. La legislación especial normará los requisitos, las credenciales académicas y el nivel escalafonario de quienes aspiren a ejercer o ejerzan cargos directivos en las instituciones integrantes del Sistema Nacional de Educación Superior, así como en sus organismos coordinadores y en las organizaciones instituidas en esta Ley. Asimismo determinarán las restricciones a la reelección de cargos, tomando en consideración lo previsto en el artículo 230 de la Constitución Nacional. La norma deberá tomar en cuenta el concepto de separación de poderes con el fin de implementar un necesario y eficaz autocontrol institucional y además señalará las restricciones para la reelección de las autoridades en las universidades y demás institutos de educación superior.
Evaluación y acreditación - Artículo 42. La legislación especial normará la evaluación general del Sistema Nacional de Educación Superior, la de las instituciones que lo conforman y la de los ciudadanos que la integran. Los procedimientos estarán dirigidos a identificar las fortalezas y debilidades de las instituciones, del conjunto abarcado dentro de una categoría, de parte de ellas o de los ciudadanos que las integran, con el fin de proponer acciones correctivas que permitan superar las debilidades y garantizar un permanente proceso de mejoramiento cualitativo, para responder a las exigencias de calidad y pertinencia. Las regulaciones en la norma deberán comprender la evaluación externa y la auto evaluación.
CAPÍTULO III - LAS MODALIDADES DEL SISTEMA EDUCATIVO
Finalidades de la educación especial - Artículo 43. La educación especial está orientada hacia el logro del máximo desarrollo de las personas cuyas características físicas, intelectuales o emocionales sean de tal naturaleza que se les dificulte adaptarse a la dinámica de los ambientes educativos regulares en los diferentes niveles del sistema escolar. Se perseguirá atender, a través de métodos y recursos especializados, para que adquieran habilidades, destrezas, conocimientos y valores que les permitan su realización e independencia personal, de acuerdo con sus potencialidades, aptitudes e intereses, para facilitar su incorporación a la vida de la comunidad y a las actividades productivas.
Centros de educación especial - Artículo 44. La atención de los niños y niñas, los jóvenes y las jóvenes con necesidades educativas especiales, que no pueda ser realizada en el sistema regular de estudios, será ofrecida en centros de educación especial y estará a cargo de docentes en educación especial y de otros profesionales como, psicólogos, sociólogos, trabajadores sociales, médicos, entre otros, que faciliten la incorporación de los niños y niñas, los y las jóvenes con necesidades especiales, a la vida formal de la comunidad y la sociedad en general
Educación de los privados de libertad - Artículo 45. Se garantiza la igualdad de atención a los y las adolescentes que se encuentren dentro del Sistema Penal de Responsabilidad de Adolescentes, así como a quienes se encuentren privados de su libertad. El régimen y programas de estudio de los y las adolescentes y adultos privados de libertad serán normados de manera especial en el Reglamento de esta ley.
La educación para las artes - Artículo 46. La educación para las artes está concebida como un proceso especializado dentro del sistema educativo, orientado a las personas cuya vocación, aptitudes e intereses estén dirigidas al arte, a fin de facilitarle las condiciones educativas para lograr el desarrollo de sus potencialidades, propiciando su formación académica y técnica propias de las diferentes disciplina. Así como, incentivar actividades estéticas en el medio escolar y extraescolar como parte del derecho a la cultura .
La educación de adultos - Artículo 47. La educación de adultos comprende el conjunto de procesos de la educación formal, y no formal y toda la gama de oportunidades de educación informal y ocasional existente en la sociedad. Está destinada a las personas mayores de 18 años, que estando fuera del sistema regular de escolaridad, deseen adquirir, ampliar, renovar o perfeccionar sus conocimientos, habilidades y destrezas, para obtener diplomas, certificados y títulos que acrediten oficialmente tales competencias. Tiene como objetivos proporcionar la formación que los capacite para la vida social, el trabajo productivo y la prosecución de sus estudios. Se estimularán diversas experiencias y ensayos, mediante convenios, entre las empresas productoras de bienes y servicios y el Estado, a fin de facilitar tales objetivos.
Cursos regulares y libre escolaridad en educación de adultos Artículo 48. La educación de adultos se impartirá mediante cursos académicos regulares o mediante la libre escolaridad con el uso de técnicas de comunicación social o mediante servicios y experiencias que se desarrollen en el seno de las empresas productivas. Para admisión de alumnos, la organización y el régimen de estudios y los procesos de evaluación de los aprendizajes, se tomarán en cuenta los conocimientos, destrezas y experiencias, el grado de madurez, los intereses y actividades de los cursantes.
La educación extraescolar y sus formas - Artículo 49. El Estado favorecerá la formación permanente de los ciudadanos, a través de formas presénciales y/o a distancia, o con la combinación de ambas, a través del uso de procedimientos y metodologías que permitan la educación de todas las personas, valiéndose de los medios de información impresos, los radiofónicos, los audiovisuales, telemáticos e informáticos.
Educación alternativa para excluidos - Artículo 50. La educación alternativa comprende una variedad de estrategias y acciones educativas de la educación formal, dirigidas a quienes, por diversas razones, se han quedado excluidos del sistema regular. Será ofrecida por institutos e instituciones de gestión oficial y privada, con currículos pertinentes al carácter específico de la población atendida. Esta educación alternativa tiene por objeto garantizar una educación regular y una capacitación laboral reconocida oficialmente que permita la integración en la sociedad y la inserción en el mercado de trabajo.
Instituciones que contribuyen a la educación extraescolar - Artículo 51. Contribuirán a la educación extraescolar instituciones tales como: los museos, bibliotecas, escuelas de arte, centros educativos, cuarteles, iglesias, casas de la cultura, ateneos, empresas públicas y privadas, los medios de comunicación social y cualquier otra.
La educación militar - Artículo 52. La educación militar impartida en instituciones de la Fuerza Armada Nacional se rige por disposiciones especiales, sin perjuicio de la aplicación de las normas establecidas en la Constitución Nacional y la presente Ley.
La educación religiosa - Artículo 53. La educación religiosa que se imparte en los seminarios y e instituciones de formación para la vida religiosa se rige por la presente Ley y su Reglamento y por las disposiciones emanadas de las autoridades religiosas competentes.
De la educación militar y religiosa - Artículo 54. En los planes de estudio tanto de la educación militar como de la religiosa se debe considerar la conveniente adaptación, que permita la continuación de sus estudios en carreras de la esfera civil a quienes decidan no continuar sus estudios en tales instituciones.
De la educación intercultural bilingüe - Articulo 55. Los pueblos indígenas tienen derecho a preservar su identidad cultural: cosmovisión, valores, tradiciones; igualmente tiene derecho a participar en los bienes culturales del país; en consecuencia, se desarrollará un Sistema Intercultural Bilingüe que atienda a sus particularidades socioculturales y sus derechos como ciudadanos.
Principios del sistema intercultural bilingüe - Artículo 56. La educación intercultural bilingüe será impartida a través de un Sistema Intercultural Bilingüe, basado en los principios de unidad, coordinación, pertinencia, flexibilidad, solidaridad, diversidad cultural y lingüística, participación e innovación, de acuerdo con la Constitución Nacional y demás leyes. Para tal efecto serán normados de manera especial en el reglamento de esta Ley.
La Diversidad en la Educación Intercultural Bilingüe - Articulo 57. La Educación Intercultural Bilingüe, en primer lugar, implica reconocer la diversidad étnica y lingüística en el país aceptando que los pueblos indígenas forman parte de la nacionalidad y por lo tanto tienen derecho a la libre convivencia en condiciones de igualdad y a que se respeten sus diferencias dentro de la sociedad nacional. Por otra parte, la Educación Intercultural Bilingüe, busca educar a todos para la diversidad y el reconocimiento, garantizando que los pueblos indígenas puedan ejecutar los proyectos educativos tendientes a la formación de recursos humanos para el desarrollo y el futuro de su población. Se trata de proyectos gestionados y diseñados por las poblaciones indígenas directamente, en cooperación con los organismos del Estado.
De la Educación Técnica - Artículo 58. La educación técnica es un conjunto de opciones formales y no formales de política educativa que se vinculan con la generación de trabajo y empleo y con las demandas psicosociales de los trabajadores. Son ejemplos de opciones formales de educación técnica la formación para el trabajo que se imparte en el nivel de educación básica, la formación profesional que se imparte en las escuelas técnicas y las carreras cortas que se ofrecen en institutos universitarios de tecnología, en colegios universitarios, en institutos politécnicos y en algunas universidades. Son ejemplos de opciones no formales de educación técnica las diversas versiones de formación profesional dual o cooperativa que se imparte en centros o empresas y el adiestramiento y desarrollo del personal al servicio de las organizaciones.
Misión de la Educación Técnica - Artículo 59. La misión de la educación técnica es contribuir a la socialización de la juventud en los valores de la cultura y del trabajo, a la mejora económica y movilidad socio económica de esa juventud y al desarrollo y aprovechamiento del talento en forma pertinente a las necesidades del sistema científico, tecnológico, social, económico y productivo. La educación técnica es una de las estrategias del Estado y de las organizaciones productivas para desarrollar talentos que hagan progresar los negocios, aprovechar las oportunidades competitivas del país en el largo plazo y dominar la ciencia y la tecnología. En concordancia con lo pautado en el Artículo 110 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se creará el Sistema Nacional de Educación Técnica para contribuir con el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, de acuerdo con la Ley. La educación técnica será regulada por una ley especial.
Los Programas y ejecutorias de la educación técnica - Artículo 60
. La legislación especial de la Educación Técnica tendrá como objetivo los programas y ejecutorias de la misma y estará dirigida a lograr los siguientes objetivos. 1. Apoyar el logro de las ventajas económicas que busca el país en los mercados mundiales. 2. Apoyar el esfuerzo de las empresas para transformarse, reconvertirse, adaptarse y competir. 3. Facilitar la interacción entre las empresas y las tecnologías, especialmente en sectores estratégicos como el agrícola, el agroindustrial y el industrial transformador que incluye a la pequeña y mediana industria, en concordancia con lo pautado en los Artículos 305, 306, 307 y 308 de la Constitución Nacional. 4. Detener de manera efectiva el abandono escolar de la juventud, vinculando las opciones formales y no formales, el trabajo y el empleo.
TITULO III - CAPÍTULO I - DEL RÉGIMEN EDUCATIVO
El régimen del año escolar -
Artículo 61. El año escolar tendrá un mínimo de doscientos (200) días hábiles. El mismo se divide a los fines educativos, de acuerdo con las características de cada uno de los niveles y modalidades del sistema educativo, atendiendo a las especificidades étnico-culturales, las características regionales y lo que establezca el reglamento de esta Ley. En cuanto al Sistema Nacional de Educación Superior se regirá por la legislación especial.
Las asignaturas obligatorias - Artículo 62. Se deberá dar cumplimiento con lo establecido en el artículo 8 de la presente ley, contemplándose que las asignaturas vinculadas con la nacionalidad: historia y geografía de Venezuela, principios del ideario bolivariano, sólo podrán ser impartidas por venezolanos con carrera docente.
Enseñanza de las Religiones - Artículo 63. Será atribución específica del padre y la madre decidir si los hijos reciben educación religiosa, de acuerdo al principio de libertad religiosa que determina la Constitución Nacional.
La Educación Rural y Fronteriza - Artículo 64. La educación rural, aun cuando se rige por la normativa general establecida para los distintos niveles y modalidades, tendrá un régimen que responda a su especificidad, de acuerdo a lo que se establezca en el reglamento de la presente Ley. Los municipios con poblaciones rurales, así como los distintos entes oficiales, coadyuvarán con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en la educación rural.
Educación en las Zonas Fronterizas - Artículo 65. La educación de los pobladores en las zonas fronterizas tendrá una atención especial para el fortalecimiento de la soberanía nacional, los valores de la identidad nacional, la comprensión de las relaciones bilaterales, la cultura de la paz y la amistad recíproca con los pueblos vecinos.
Atención a los Grupos de Menores Recursos - Artículo 66. El Estado diseñará y financiará programas de atención a los grupos de menores recursos en las zonas urbanas, rurales y fronterizos. Apoyará y asesorará a los estados y municipios en el desarrollo de programas para incorporar a los excluidos del sistema educativo, así como para disminuir la repitencia y la deserción. Los estados y municipios fronterizos, así como otras instituciones del Estado, coadyuvarán en el desarrollo de la atención especial para la educación de estos sectores.
El fomento de los valores de la cultura, deporte y recreación - Artículo 67. El Estado fomentará los valores de la cultura, así como la protección, preservación, enriquecimiento, conservación, restauración y consolidación del patrimonio cultural, tangible e intangible, y la memoria histórica local, regional y nacional. También garantizará a los trabajadores y trabajadoras de la cultura el desempeño de su labor creativa, estimulará y protegerá la misma, como parte integrante de la educación del pueblo.
El Estímulo a la Educación Física, el Juego, el Deporte y la Recreación - Artículo 68. El Estado atenderá, estimulará e impulsará el desarrollo de la educación física, el juego, el deporte y la recreación en el sistema educativo venezolano y fuera de él. El deporte es un derecho de todos los venezolanos y la recreación una actividad que beneficia la calidad de vida de toda la población del país.
Vínculos, Coordinación y Promoción del M.E.C.D - Artículo 69. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte vinculará, coordinará y promoverá sus actividades con los organismos e institutos nacionales de carácter científico, cultural, deportivo, recreacional, de protección a la niñez y adolescencia, y mantendrá relaciones, por medio de los mecanismos que determine el Ejecutivo Nacional, con organismos internacionales en el campo de la educación, la ciencia, la cultura y el deporte
CAPÍTULO II - DE LOS INSTITUTOS EDUCATIVOS
Institutos Oficiales, Privados y Mixtos -
Artículo 70. La educación es un servicio público que se desarrolla en institutos oficiales, privados y mixtos. Su funcionamiento está bajo la estricta inspección y vigilancia del Estado. 1. Son institutos oficiales los fundados, sostenidos y dirigidos por el Ejecutivo Nacional, por los estados, los municipios, los institutos autónomos y las empresas del Estado, debidamente autorizados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. 2. Son institutos privados los fundados, sostenidos y dirigidos por personas particulares, naturales o jurídicas. Su funcionamiento, formas de financiamiento y organización deben ser debidamente autorizadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Para recibir tal autorización, los particulares deben demostrar previamente y de manera permanente que poseen una trayectoria intachable en el plano ético; que tienen la capacidad de contar con un equipo de profesionales de la educación y de otras disciplinas con suficiente experiencia; que disponen de los recursos económicos que aseguren que los espacios físicos del plantel reúnan las condiciones de habitabilidad, salubridad y adecuadas características para su uso pedagógico, además de contar con los recursos instruccionales necesarios. Para algunos casos especiales, el Estado podrá contribuir parcialmente con el sostenimiento de institutos privados. 3. Son institutos mixtos los fundados por cualquiera de los órganos del Estado, sostenidos por éste y dirigidos por organizaciones comunitarias, de acuerdo con lo que establezca el reglamento de esta Ley. 4. Los otros servicios e institutos educativos que no aspiren al reconocimiento de certificados y títulos oficiales por parte del Estado venezolano, quedarán sometidos a las disposiciones que al efecto establezca el Ejecutivo Nacional a través del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
Prohibición de los institutos de suspender las actividades escolares - Artículo 71. Ningún instituto oficial, privado o mixto podrá suspender las actividades educativas, a motu propio, una vez iniciado el año escolar con sus alumnos debidamente inscritos. Asimismo queda expresamente prohibido retener los documentos escolares y educativos de los alumnos que por razones económicas no pudieran satisfacer los pagos de matrícula o mensualidades. Toda deuda contraída por alumnos que estudien en institutos privados o mixtos no devengará ningún tipo de interés
Obligatoriedad del uso del idioma castellano - Artículo 72. En todos los institutos educativos el idioma que se empleará será el castellano, salvo en la modalidad de Educación Intercultural Bilingüe en la que el idioma indígena tendrá carácter obligatorio. En los institutos educativos interculturales bilingües se utilizarán indistintamente la lengua castellana y las lenguas indígenas, sin preeminencia de alguna. En la enseñanza de las lenguas y literaturas extranjeras, sus profesores deberán conocer suficientemente el idioma castellano.
Respeto y honor a los símbolos de la patria - Artículo 73. La efigie de Simón Bolívar y los Símbolos de la Patria, así como valores de la nacionalidad, deben ser objeto de respeto y culto cívico permanente en todos los institutos educativos, en los cuales ocuparán lugares preferentes.
CAPÍTULO III - DE LA EVALUACIÓN
Los sujetos y objetos de la evaluación -
Artículo 74. El Estado garantizará la evaluación periódica y sistemática de los procesos y resultados educativos en cuanto se refiere a: la actuación del alumno, los educadores, los directivos escolares, las comunidades educativas, la supervisión, los programas de estudio, las condiciones del ambiente escolar, los recursos de aprendizaje, los proyectos pedagógicos y todos los asuntos pertinentes. Todos los involucrados en los procesos educativos deben intervenir en la evaluación.
Características de la evaluación - Artículo 75. La evaluación en los distintos niveles y modalidades debe ser continua, integral, cooperativa, flexible, sistemática, acumulativa, informativa y formativa. En el nivel de educación inicial, en la primera y segunda etapa de la educación básica la evaluación será cualitativa. En la tercera etapa de la educación básica y en la educación media es cuantitativa.
La evaluación del alumno - Artículo 76. La evaluación determinará de modo sistemático el progreso de los estudiantes en el aprendizaje y dominio de competencias, en función de los contenidos y objetivos programáticos de las áreas y asignaturas, expresados en saberes, procedimientos y actitudes valorativas; para efectos de orientación y promoción, conforme a lo dispuesto en el régimen educativo.
CAPÍTULO IV - DE LOS CERTIFICADOS Y TÍTULOS OFICIALES
Acreditación de certificados y títulos -
Artículo 77. Los certificados y títulos oficiales que acrediten el cumplimiento de los requisitos exigidos en cada nivel o modalidad del sistema educativo, serán otorgados por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte, quien llevará un control y registro de los mismos, de acuerdo a lo establecido en esta Ley y su reglamento. Salvo los títulos de las universidades nacionales que serán otorgados por las mismas.
CAPÍTULO - DE LA EQUIVALENCIA DE ESTUDIOS Y DEL RECONOCIMIENTO Y REVÁLIDA DE CERTIFICADOS Y TÍTULOS
Estudios, Transferencias y Equivalencias -
Artículo 78. Corresponde al Ministerio de Educación Cultura y Deporte otorgar a los alumnos que hayan realizado estudios en el país las transferencias y equivalencias a que hubiere lugar, salvo lo previsto en leyes especiales
Reconocimiento de los estudios realizados en el extranjero - Artículo 79. Los estudios realizados en el extranjero, en institutos debidamente calificados a juicio del Ministerio de Educación Cultura y Deporte o de los institutos oficiales de educación superior, tendrán validez en Venezuela, siempre y cuando el interesado compruebe ante las autoridades competentes y mediante certificados debidamente legalizados, la culminación satisfactoria de los mismos, a fin de que dichas autoridades otorguen la reválida o equivalencia respectiva. Parágrafo único: El Ejecutivo Nacional reglamentará el régimen de reconocimiento y reválida o equivalencia de los estudios realizados fuera del país por los funcionarios venezolanos del servicio exterior o en misión de trabajo o estudios; por venezolanos al servicio de organismos internacionales, o por quienes dependan económica o jurídicamente de unos u otros, así como por venezolanos que hayan seguido cursos en programas de formación de áreas prioritarias organizados o autorizados por el Estado venezolano.
Requisitos para la Incorporación a cualquier Nivel o Modalidad - Artículo 80. Quien aspire a incorporarse en cualquier nivel o modalidad del sistema educativo estará obligado a cumplir con todos los requisitos que le faltaren para alcanzar el nivel equivalente, según los respectivos planes de estudio que se desarrollen en los distintos niveles y modalidades del sistema educativo de nuestro país, salvo las excepciones suscritas en convenios internacionales.
CAPÍTULO VI - DE LA SUPERVISIÓN EDUCATIVA
Supervisión Educativa -
Artículo 81. La supervisión es un proceso único, integral, cuya organización, metodología, régimen técnico y administrativo, deben responder a las características y finalidades de los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo
La Supervisión en el Proceso Educativo - Artículo 82. La supervisión educativa se ejercerá con el fin de mejorar en forma permanente el proceso educativo, impulsar innovaciones pedagógicas, garantizar el cumplimiento de los objetivos, contenidos y régimen de estudio establecidos en la Constitución Nacional y en la presente Ley y su reglamento; y buscarle solución a los problemas que surjan en los institutos educativos
Concurso para Optar al Cargo de Supervisor - Artículo 83. La supervisión de todos los institutos educativos del país será realizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de los funcionarios que designe por concurso, en todos los niveles y modalidades del sistema educativo, excepto lo que determinen leyes especiales
Contribución de la Comunidad Educativa con la Supervisión - 
Artículo 84. En el reglamento especial de la comunidad educativa se determinarán como coadyuvar en el control del servicio público educativo, colaborando con la labor de supervisión primaria que deben ejercer los directivos de los institutos educativos.
CAPÍTULO VII
DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA
Integración y funciones de la comunidad educativa -
Artículo 85. La comunidad educativa es una institución formada por educadores, padres y representantes, alumnos, personal administrativo y obrero de cada plantel. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte reglamentará el funcionamiento y cooperación de los distintos sectores que integran la comunidad educativa.
La Participación de la Comunidad Educativa - Artículo 86. La comunidad educativa, inspirada en los principios de la participación democrática, debe contribuir al desarrollo de la gestión educativa, sin más limitaciones que las derivadas de la presente Ley y su reglamento.
La Sociedad de Padres y Representantes - Artículo 87. En la comunidad educativa funcionará la sociedad de padres y representantes que estará integrada por una asamblea general y por una junta directiva. Los miembros de la junta directiva serán electos, democráticamente, por la asamblea general, pudiendo ser revocados mediante referéndum.
TITULO IV
DISPOSICIONES GENERALES DE LA CARRERA DOCENTE
Condiciones y Estabilidad para el ejercicio de la Carrera Docente -
Artículo 88. La Educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica. El Estado garantizará la estabilidad en el ejercicio de la carrera docente, bien sea oficial o privada, en un nivel de vida y trabajo acordes con su elevada misión.
Formación de Profesionales de la Educación - Artículo 89. El Estado garantizará la formación de profesionales de la Educación para los distintos niveles y modalidades establecidos en esta Ley. Esta formación se realizará sólo en instituciones de nivel universitario reconocidas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Por ello el Estado desarrollará y financiará instituciones públicas que permiten a los ciudadanos y ciudadanas obtener el título de profesional en esta área, sin más limitaciones que las derivadas de su vocación y su voluntad. También permitirá el funcionamiento de instituciones privadas con el mismo fin, sujeto a las mismas normas de funcionamiento que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes establezca.
Política Financiera para la Educación - Artículo 90. El Estado establecerá a través de un trato preferencial, las políticas tendientes a garantizar los recursos financieros que aseguren el funcionamiento de las instituciones oficiales y de formación docente y establecerá convenios de funcionamiento con las instituciones privadas.
Políticas de Formación Permanente - Artículo 91. El Estado implementará y ejecutará políticas de formación permanente ara docentes en ejercicio, a través de los órganos y niveles de la administración general de la educación, definidos en esta Ley.brbrLos Profesionales de la Educación.
Artículo 92. Son profesionales de la educación los egresados de los institutos universitarios pedagógicos, de las universidades y/o escuelas universitarias con planes y programas de formación pedagógica. Los títulos que recibirán los egresados de tales institutos en el pregrado serán los de técnico superior, licenciado o profesor y ellos los habilitarán para trabajar profesionalmente en la docencia de los distintos niveles y modalidades del sistema educativo, según el título obtenido, y en áreas tales como la planificación, la administración y gerencia, la orientación, la supervisión y la evaluación, la investigación, los recursos instruccionales, la capacitación laboral y otras, tanto del sistema educativo como en aquellas áreas de otros sectores de la producción de bienes y servicios en las que se exijan competencias similares, manteniendo en cualquier caso el rango de profesionales, con todas las consecuencias correspondientes.
Perfil y Provisión de Cargos Docentes - Artículo 93. La educación estará a cargo de personas de elevado perfil ético y de comprobada competencia académica en cuanto al saber y al saber hacer. Se establecerá el régimen de carrera para los profesionales de la educación, cuyo ingreso y promoción en el sistema educativo se hará mediante concursos de méritos o de méritos y oposición, y mediante la evaluación de competencias en el desempeño de los cargos. El escalafón de méritos a establecer deberá incluir los logros académicos y profesionales, la antigüedad en el servicio y las evaluaciones del desempeño de cada profesional de la educación en cada una de las funciones que haya desempeñado.
Derechos de los Profesionales de la Educación - Articulo 94. Son derechos de los profesionales de la educación: 1. Aquellos relativos al campo de las relaciones laborales que les reconoce esta Ley y la Ley Orgánica del Trabajo. 2. Recibir un tratamiento respetuoso por parte del personal directivo y de supervisión, de las jerarquías superiores de los órganos educativos estatales, y de los padres y representantes. 3. Disponer de condiciones y facilidades para perfeccionarse profesionalmente a lo largo de toda su carrera. 4. Participar en los procesos de planificación de las políticas educativas nacionales, estadales y municipales, al igual que en los relativos a las actividades de los centros en los que laboren. Igualmente, tendrán derecho a participar en la evaluación de dichas actividades. 5. Proponer innovaciones y mejoras en relación con lo pedagógico y organizacional y tener espacios y mecanismos institucionales para que sean canalizadas. 6. Ser evaluados profesionalmente de manera continua y obtener reconocimientos por sus desempeños si éstos lo ameritan. 7. Disfrutar de un sistema de previsión y asistencia social que garantice adecuadas condiciones de vida para ellos y sus familias acorde con su elevada misión.
Tiempo de Servicio - Artículo 95. Los años de servicio prestados por los profesionales de la educación en planteles o dependencias educativas de los sectores educativos oficiales, privados y mixtos serán tomados en cuenta por el Ejecutivo Nacional, los estados, los municipios, los institutos autónomos, las empresas de gestión oficial y privado a los efectos de escalafón, evaluación de méritos, compensaciones económicas por años de trabajo, pensiones, jubilaciones y cualesquiera otros derechos vinculados a la antigüedad en el servicio. A los mismos fines, los planteles privados reconocerán los años de servicio prestados por dichos profesionales en los planteles del Estado.
Condiciones Salariales - Artículo 96. Se garantiza a los profesionales de la educación un salario digno y competitivo, que no será en ningún caso inferior al que reciban, en promedio, los profesionales con títulos similares al servicio de la administración pública.
Recursos para la Formación Docente - Artículo 97. El Estado garantizará los recursos necesarios para costear programas permanentes de actualización y renovación académica y laboral de los profesionales de la educación, estableciéndose en el reglamento de esta Ley las facilidades que tendrán para cursar estudios de postgrado y lo referente al año sabático.
El Docente de la Educación Intercultural Bilingüe - Artículo 98. En las instituciones con población indígena el docente deberá contar con competencias lingüísticas y aprobar el componente de Educación Intercultural Bilingüe. El Estado proveerá los medios y facilidades para que curse dicho componente obteniendo todas las herramientas, habilidades, capacidades y procedimientos para cumplir con el proceso pedagógico, de acuerdo a los perfiles establecidos para la Educación Intercultural Bilingüe
Estabilidad y Remoción del Personal Docente - Artículo 99. Cualquier remoción de personal de la carrera docente en el desempeño de su cargo debe respetar el debido proceso, en consecuencia, debe estar fundada en expediente instruido por la autoridad competente. Toda remoción producida con prescindencia del debido proceso y no sustentado en un expediente, será nula y acarreará todas las responsabilidades administrativas y penales para el que la ordene o ejecute.
Obligatoriedad de elaborar la hoja de servicio del docente - Artículo 100. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte elaborará y mantendrá en su archivo un hoja de servicio de cada uno de los miembros del personal de carrera docente, en donde se establece el nivel o categoría donde está ubicado, de acuerdo a sus credenciales y los concursos en los cuales haya participado. Todo personal de carrera docente tiene derecho a conocer su expediente académico y es obligación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte entregarle una copia, a solicitud del interesado, quien podrá hacer observaciones y ejercer los recursos procedentes, si es que fuere necesario.
TITULO V - CAPÍTULO I - DE LA ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA

La administración de la educación es potestad del Estado - Artículo 101. La administración general de la educación es potestad del Estado, quien la ejerce a través del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y de los distintos órganos político-administrativos que les corresponda, según lo establecido en la Constitución y las leyes.
El Principio de Corresponsabilidad - Artículo 102. La administración de la educación es potestad del Estado y se organiza atendiendo al principio de corresponsabilidad en los siguientes niveles: 1.- Nivel del Ejecutivo Nacional: representado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte será el responsable fundamental para los asuntos del servicio educativo. Determinará las políticas educativas del país en sus distintos niveles y modalidades, así como creará y autorizará los servicios educativos en concordancia con las necesidades del país. Está encargado de producir y garantizar la orientación estratégica, el financiamiento, la coordinación para la elaboración y desarrollo de los planes nacionales de educación, el mantenimiento de la cohesión nacional del sistema escolar y sus modalidades, de garantizar la calidad y la equidad del servicio educativo de toda la nación. Todo ello respaldado en investigaciones con el objeto de conocer la real situación de la educación y definir las acciones que requieran su permanente mejoramiento cualitativo y cuantitativo. 2.-Nivel Estadal: representado por la Autoridad Única Educativa de los Estados, será un organismo de planificación estadal y de ejecución de los programas educativos desde la educación inicial en su etapa de preescolar hasta la educación media inclusive. Se encargará de la administración del personal docente, administrativo y obrero, así como de la supervisión educativa. Participará en la planificación nacional y otras decisiones a través de las instancias nacionales de participación creadas para tal efecto. Coordinará la ejecución, mantenimiento y el control de las reparaciones de los centros educativos. Funciones todas que cumplirá en concordancia con los lineamientos de políticas educativas provenientes del Nivel del Ejecutivo Nacional. 3.-Nivel Municipal: representado por la Secretaría de Educación. Se ocupará de la organización y desarrollo de la educación inicial. Será un organismo de apoyo a la ejecución de los planes estadales. Propiciará la participación de la sociedad y la familia en la formación, ejecución y control de la gestión educativa, en áreas tales como: la actualización de los contenidos curriculares, la realización de experiencias pedagógicas, los programas de capacitación laboral, el mantenimiento de los planteles y en otras. Funciones todas que cumplirá en concordancia con los lineamientos de políticas educativas provenientes del Nivel del Ejecutivo Nacional. 4.- Nivel Institucional: la institución escolar será la instancia administrativa y ejecutiva básica del sistema educativo, representada por la institución escolar bien sea de centros o institutos educativos oficiales, privados y mixtos. Cada plantel gozará de un cierto grado de autonomía en los asuntos, administrativos y pedagógicos.
La Participación en el Proceso Educativo - Artículo 103. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar las condiciones para la participación en el proceso educativo, en consecuencia se crean: 1. El Consejo Federal de Gobierno como organismo consultivo del Viceministerio de Asuntos Educativos en asuntos referidos a políticas nacionales, como programas para el desarrollo equilibrado y armónico de la educación en el país, contenidos básicos del currículo y ejecución de programas destinados a disminuir las desigualdades, al igual que los programas de capacitación laboral y el mantenimiento de los planteles. Estará integrado por el Viceministerio de Asuntos Educativos, representación del Consejo Federal de Gobierno Autoridad Única Educativa de los Estados y del Distrito Capital, Representantes de las Instituciones de Educación Superior, representación de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, representación del sector económico privado. 2. Los Consejos Estadales como organismos consultivos en organización, planificación y presupuesto del servicio educativo, así como asuntos pedagógicos y del currículo en cada estado. Estará integrado por la Autoridad Única Educativa, representación del Consejo de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas del estado representación de los Consejos Locales de Planificación Pública del estado, representación de cada municipio, representación de las instituciones de educación superior del estado, representación del sector económico del estado. 3. Las Redes Municipales de Escuelas apoyadas en su creación y funcionamiento por los municipios, para la comunicación permanente, la colaboración, el intercambio de experiencias, el apoyo para el diagnóstico de las necesidades de la educación en el municipio y las consultas sobre el control de la gestión de los organismos del Estado, se reunirán por lo menos una vez al año. 4. Las Comunidades Educativas como responsables de la gestión de las instituciones escolares, se constituirán con representación del personal directivo, docente, administrativo y obrero, padres, representantes y alumnos. 5. El reglamento establecerá la organización y el funcionamiento de las disposiciones de este artículo.
CAPITULO II - FINANCIAMIENTO DE LA EDUCACION
Del Financiamiento de la Educación -
Artículo 104. El Estado creará y sostendrá institutos y servicios educativos suficientemente dotados para asegurar el acceso, permanencia y culminación del proceso escolar formal y no formal, a través de inversiones prioritarias, realizadas en forma progresiva, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas. Para garantizar tales inversiones, el Estado destinará a la educación parte sustancial del ingreso que le genere la explotación del subsuelo y los minerales, además de los impuestos y otras contribuciones aportadas por las personas naturales y jurídicas.
Subsidios a Instituciones Educativas Privadas - Artículo 105. El Estado podrá otorgar subsidios mediante convenios a instituciones educativas privadas que garanticen educación de calidad destinada a grupos o zonas previamente seleccionadas como de atención prioritaria con necesidades de medidas compensatorias. La institución educativa deberán presentar cuenta anual de gastos y logros ante los organismos que el respectivo convenio señale.
Aporte de las Comunidades Educativas - Artículo 106. Las comunidades educativas podrán convenir su contribución con aportes económicos o mediante prestación de servicios para la conservación y mantenimiento de los institutos y para el desarrollo de las programaciones de los proyectos pedagógicos.
Evaluación de los Recursos Asignados - Artículo 107. El Estado presentará a la sociedad su evaluación sobre el uso de tales recursos por parte de los responsables de administrarlos. Con respecto a la educación privada sostenida exclusivamente por particulares, sus comunidades educativas vigilarán para que sus servicios se ajusten a los requisitos que establece esta Ley y el Estado supervisará tales centros.
TITULO VI - DE LAS OBLIGACIONES DE LAS EMPRESAS
Las empresas están obligadas a facilitar la capacitación de sus trabajadores - Artículo 108. Las empresas productoras de bienes y servicios, de acuerdo con sus características y posibilidades, estarán obligadas a dar facilidades a sus trabajadores en orden a su capacitación y perfeccionamiento profesional y también contribuirán directamente con la educación permanente de los mismos, a través de programas propios de entrenamiento y actualización. También facilitarán sus instalaciones, servicios y personal para el desarrollo de labores educativas, especialmente en programas de pasantías de las áreas de formación para el trabajo existentes en los niveles medios y superior y en la modalidad de educación de adultos del sistema educativo. Tales programas conjuntos de formación laboral se diseñarán, mediante convenios, de mutuo acuerdo entre las empresas y las instancias competentes del Estado en el sector educativo. El Estado estimulará, mediante desgravámenes específicos al Impuesto sobre la Renta y otros incentivos, esta participación de las empresas en los procesos educativos.
Obligación de las empresas que construyan parcelamiento a construir escuelas - Artículo 109. Las personas que se ocupen por cuenta propia del parcelamiento de terrenos, urbanizaciones de viviendas unifamiliares o multifamiliares, que tengan la magnitud y destinos señalados por el reglamento, tendrán la obligación de construir, en la oportunidad y de acuerdo con las especificaciones que establezca el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, locales suficientes y adecuados para que la Nación pueda prestar los servicios de educación preescolar y básica. Las viviendas multifamiliares construidas sin formar parte de conjuntos de edificios y cuya magnitud, localización y destino determine el reglamento, deberán contar con locales apropiados para el funcionamiento de un plantel de educación preescolar, los cuales formarán parte de los bienes comunes del inmueble y serán otorgados en comodato al Ministerio de Educación Cultura y Deporte para dicho uso.
Exigencias para la infraestructura de las Instituciones Educativas - Artículo 110. Los planos de construcción, reconstrucción, remodelación o acondicionamiento de los locales destinados al funcionamiento de institutos educativos deberán llenar las exigencias que establezca el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
TITULO VII - DE LAS FALTAS Y SANCIONES
La Convivencia y la Disciplina Escolar -
Artículo 111. Las normas de convivencia y la disciplina escolar deben estar dirigidas a todas las personas que integran la comunidad educativa y deben tener un carácter esencialmente formativo. Las autoridades competentes de cualquier instituto educativo están en la obligación de abrir la correspondiente averiguación y determinación de las faltas, graves o leves, cometidas por cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa respectiva. Todo indiciado tiene derecho al debido proceso y a ejercer su defensa conforme a las disposiciones legales.
Faltas de los Profesionales de la Educación - Artículo 112. Constituyen faltas graves de los profesionales de la educación, el trato humillante o afrentoso aplicado a los estudiantes; la manifiesta negligencia en el ejercicio de sus cargos; el abandono del cargo sin la debida licencia; el incumplimiento reiterado de las obligaciones que les correspondan; la conducta contraria a la ética profesional o a los principios que informan la Constitución Nacional y las demás leyes de la República; la violencia ejercida contra cualesquiera miembros de la comunidad educativa; la promoción o complicidad o lenidad ante la comisión de faltas graves o delitos por parte de otros miembros de la comunidad educativa.
Faltas del Personal Administrativo y Obrero - Artículo 113. Constituyen faltas graves del personal administrativo y obrero, la manifiesta negligencia en el ejercicio de sus cargos; el abandono del cargo sin la debida autorización; la violencia ejercida contra cualesquiera miembros de la comunidad educativa; la promoción o complicidad o lenidad ante la comisión de faltas graves o delitos por parte de otros miembros de la comunidad educativa; el incumplimiento reiterado de las obligaciones que les corresponden y todas aquellas que estén tipificadas como tales en la Ley Orgánica del Trabajo.
Faltas de los Padres y Representantes - Artículo 114. Constituyen faltas graves de los padres y representantes, el trato humillante o afrentoso aplicado a sus hijos; el incumplimiento reiterado de sus obligaciones de seguimiento, orientación y apoyo a las actividades escolares de sus hijos; la decisión de retirar a sus hijos de los instituciones escolares sin razones justificadas y sin garantizarles una alternativa adecuada; la violencia ejercida contra cualesquiera miembros de la comunidad educativa.
Faltas del Personal Directivo - Artículo 115. Constituyen faltas graves de los directivos de las instituciones oficiales y privadas, la oferta de servicios educativos sin tener las debidas autorizaciones o permisos; la clausura de cursos durante el período lectivo sin tener la autorización correspondiente; el incumplimiento reiterado de las obligaciones legales que tengan con el personal que esté a su cargo; la negligencia manifiesta en relación con la procura de los recursos instruccionales necesarios para desarrollar una educación de calidad; la negligencia manifiesta en relación con la orientación y supervisión adecuadas de los procesos de enseñanza-aprendizaje; la violación reiterada de la legislación educativa; el mal uso de los recursos económicos destinados al plantel; la promoción o complicidad o lenidad ante la comisión de faltas graves o delitos por parte de los miembros de la respectiva comunidad educativa.
Faltas de los Supervisores y Funcionarios Jerárquicos - Artículo 116. Constituyen faltas graves de los supervisores y funcionarios jerárquicos de nivel superior, la desatención reiterada ante las solicitudes y peticiones debidamente formuladas por los distintos actores del sistema educativo; la violación de la estabilidad de los educadores sin causas justificadas o sin garantizarles el debido proceso; la aplicación de medidas ilegales o desproporcionadas en contra de miembros de la comunidad educativa; la negligencia manifiesta en los procesos de gerencia y supervisión de la que se deriven lesiones al derecho a una educación de calidad; el despilfarro de los recursos humanos o económicos que se originase en planes mal concebidos o deficientemente supervisados; la promoción o complicidad o lenidad ante la comisión de faltas graves o delitos por parte de los actores del sistema educativo que estén bajo su ámbito de competencias.
Sanciones para el Personal Docente, Administrativo y Obrero - Artículo 117. La sanciones administrativas para las faltas graves contempladas en esta Ley cometidas por los profesionales de la educación, el personal administrativo y obrero, el personal directivo de los planteles y los supervisores y funcionarios jerárquicos de los entes estatales, consistirán en la separación del cargo, durante un lapso que variará entre uno y tres años. En caso de reincidencia comprobada, les será aplicada la destitución y la inhabilitación para el servicio educativo durante un período de tres a cinco años.
Sanciones para Padres y Representantes - Artículo 118. Las sanciones para las faltas graves de los padres y representantes consistirán en amonestaciones públicas y en aquellas que les impongan las instancias que procesen los casos remitidos por las Defensorías y los Consejos de Protección del Niño y del Adolescente
Faltas y Sanciones para los Alumnos - Artículo 119. En el reglamento de esta Ley, el Ejecutivo Nacional determinará, los procedimientos específicos para realizar las averiguaciones correspondiente a la falta cometida de los alumnos, así como de sus sanciones en concordancia con la Ley Orgánica de Protección del Niño y del Adolescentes.
TITULO VIII - DISPOSICIONES FINALES Y TRANSITORIAS
Artículo 120. Los inmuebles ocupados totalmente por institutos docentes oficiales, mixtos o privados, quedan exentos de todo impuesto o contribución.
Artículo 121. Son inembargables las cantidades de dinero que el Estado acuerde a los planteles privados como subsidios o subvención en los términos previstos por esta Ley.
Artículo 122. Todo lo relativo a faltas y sanciones en lo que respecta a institutos de Educación Superior será determinado en la legislación especial correspondiente.
Artículo 123. En un lapso no mayor de un año a partir de la promulgación de la presente Ley, se sancionará y promulgará la legislación especial correspondiente al nivel de educación superior. Igualmente se sancionará y promulgará la legislación especial sobre la Educación Técnica.
Artículo 124. En un lapso no mayor de un año a partir de la promulgación de la presente Ley, se sancionará y promulgará la Ley de Financiamiento de construcción, mantenimiento y dotación de planta física requerida para el establecimiento del turno integral en los niveles del Sistema Educativo que consagra esta Ley.
Artículo 125. En un lapso no mayor de un año a partir de la promulgación de la presente Ley, se sancionará y promulgará el reglamento de la presente Ley y los reglamentos especiales que sean necesario.
Artículo 126. Se deroga la Ley Orgánica de Educación del veintiséis de Julio de mil novecientos ochenta publicada en Gaceta Oficial N° 2.635 Extraordinario de fecha 28 de julio de 1980.