lunes, 28 de septiembre de 2009

Presos políticos se unen a la huelga de hambre

Los comisarios Lázaro Forero e Iván Simonovis, además de Eligio Cedeño y Juan Guevara, todos ellos detenidos en las instalaciones de la Disip, en Caracas, decidieron este domingo unirse a la huelga de hambre para apoyar a los 32 estudiantes que se mantienen frente a la sede de la OEA desde hace 72 horas. Los periodistas Gustavo Azócar y Leocenis García también se sumaron a la acción de protesta Lea: Comunicado de los presos políticos

Declaraciones de estudiante Julio Rivas

El estudiante Julio César Rivas anunció, desde las afueras de la sede de la OEA, que se suma a la huelga de hambre que protagonizan desde hace días estudiantes de varios estados del país en favor de la libertad de los presos políticos. El joven estudiante llegó a la sede de la OEA a finales de la tarde, rodeado de sus abogados y de los estudiantes que realizan la huelga de hambre. En sus primeras palabras al salir de Yare, el estudiante Julio Rivas, expresó su agradecimiento a "todos los estudiantes" y a la "sociedad civil" por el apoyo que recibió mientras estuvo privado de libertad. "El miedo más grande a perder la libertad, es el olvido de los demás", enfatizó. Rechazó la utilización del poder para perjudicar a otros. "Tenemos el poder de la moral y la dignidad", agregó. Pidió "no olvidar" a los presos políticos y a los que "han sacrificado su libertad en beneficio de todos". Aprovechó la oportunidad para exigir autonomía a los poderes públicos. Señaló que en la cárcel le comentaron de los esfuerzos que estaban haciendo su madre y su abuela. Reiteró que se mantenrá en la lucha dentro del marco legal. "Tenemos que ser consecuentes que la democracia y la libertad se deben defender en el marco de la Constitución" , concluyó.

Destruir por destruir"revolucionariamente"


El objetivo del Gobierno en materia agropecuaria pareciera ser destruir por destruir. Su política de intervención de tierras productivas no le ha aportado a venezolano alguno ni siquiera una migaja de bienestar y menos aún, ha logrado la cacareada meta de soberanía alimentaria, que estaba supuesto a conseguir. El único "logro" en su política contra el campo ha sido la descarada apropiación ilegal de propiedades privadas legítimamente adquiridas y con una demostrada cadena de titularidad de larga data; una brutal caída de la producción nacional; amén del acoso y la persecución de trabajadores y empresarios del agro.Desde los decretos zamoranos de 2006, basados en una supuesta lucha en contra del latifundio y con la utopía de lograr una soberanía alimentaria, el Instituto Nacional de Tierras ha aplicado una política de intervención de tierras productivas que ha cobrado ya 600 fincas en plena producción, según cifras de la Federación de Ganaderos (Fedenaga). No ha discriminado este arbitrario comiso ni la ubicación, ni la vocación agrícola, ni las dimensiones de las tierras. Esto quedó demostrado con la medida de supuesto "rescate" en contra de los pequeños y medianos productores de azúcar del Río Turbio y los Valles de Aragua, o la amenaza de "rescate" que también pende sobre 2.400 pequeñas unidades de producción en las tierras de la Comunidad Morales, en Táchira.En entrevista de Katiuska Hernández al profesor del IESA y experto en agronegocios, Carlos Machado Allison, publicada en El Nacional este lunes, éste destaca que si los 2,5 millones de hectáreas de tierras ganaderas y unidades de producción que han sido intervenidas hasta ahora, estuvieran productivas, los precios al mayor de los productos agrícolas no estarían reportando un alza de 77%, o los avícolas y pecuarios no hubieran subido 36,3%, entre agosto de 2008 a agosto de 2009, como lo indican las cifras del BCV.Otras nefastas consecuencias de estas políticas se reflejan en las cifras que aportó Fedenaga a El Nacional el domingo 27 de septiembre, con respecto a la producción cárnica: Hace 10 años, indica el informe, los ganaderos producían 17,4 kilos de carne por persona al año, lo que representaba 99% del consumo nacional. Para fines de 2009 se calcula que la producción descenderá hasta 7,8 kilos por habitante al año, es decir 38% del consumo total de la población. De 20,5 kilos de carne que consuma cada venezolano en 2009, 12,7 kilos deberán ser importados.Por su parte, la Federación de Cañicultores (Fesoca), informa que en 5 años se han perdido 20.000 hectáreas de caña de azúcar, lo que equivale a unos 1,5 millones de toneladas de caña que no se están produciendo. Además, estima esta Federación que la producción de azúcar se reducirá a 6 millones de toneladas en 2010, de las 7,3 millones de toneladas producidas entre 2008 y 2009. También sostiene que los requerimientos de importación de 500.000 toneladas de azúcar cruda subirán a 700.000 toneladas.Esa política confiscatoria de tierras contiene además, una implacable persecución contra trabajadores y empresarios del campo. A éstos se les han conculcado sus más mínimos derechos, tal como se puso de manifiesto este fin de semana con la arbitraria detención, y posterior imputación por supuesta agresión leve y desacato a la autoridad, que se le hiciera a Eduardo Gómez Sigala, ex presidente de Conindustria. Sigala es castigado así por atreverse a defender cívicamente su legítima propiedad y por dejar al descubierto que el Gobierno al incautar las tierras destruye sembradíos, sólo por el morbo de destruir por destruir.Es decir, la política de intervención de tierras de Chávez sólo trae consigo destrucción, desabastecimiento, hambre y persecución. . Disponible en inglés en: www.veneconomy.com a partir de las 4:00 p.m.

Del Blog de Martha Colmenares

Magistral: cuando Carlos Rangel nos hablaba del resentimiento anticapitalista del tercer mundo
Algunos Presos Políticos también se suman a la Huelga de Hambre
Gana Angela Merkel en Alemania y se hunde el Partido Socialdemócrata
El jamón ibérico la estrella en una noche de lujo pekinesa
Zapatero prohibe publicación foto de sus hijas pero su gobierno da luz verde para que menores puedan abortar sin consentimiento de sus padres

Acuerdos de la Cumbre


Por: Jesús Elorza - La Cumbre de Dictadores y Aprendices de dictador reunida en Margarita los días 26 y 27 de septiembre de manera soberana acuerda:
Primero: Manifestarle al mundo entero que la Unidad Nacional de los países pasa por el establecimiento de una Doctrina de Pensamiento Único, de un Partido Único, de un Jefe Único, de un gobierno comunal, parroquial, municipal, regional y nacional único, una fuerza armada pretoriana y un poder judicial y legislativo único.
Segundo: Ratificarle a toda la humanidad que el Holocausto Judío nunca existió. Que los judíos muertos en la segunda guerra mundial fueron por causas naturales, suicidios o productos de los bombardeos de las fuerzas aliadas. Rechazamos la campaña de calumnias y falsedades desarrollada por el imperialismo sionista contra la figura histórica de nuestro líder fundador de la Orden de los Dictadores Adolfo Hitler.
Tercero: Apoyar la política de desarrollo nuclear puesta en practica por el gobierno de Irán. Igualmente exhortar a los gobiernos de Brasil y Venezuela a que presten la mayor colaboración posible a los iraníes para la explotación de uranio que hay en sus territorios. Es aspiración de esta cumbre que en la próxima reunión dentro de dos años poder anunciar la fabricación de la bomba atómica y la creación del Banco de Uranio mas grande del mundo.
Cuarto: Exhortar a los aprendices a dictadores de America a que aceleren su transito de “demócratas” a dictadores eliminando de una vez por todas la propiedad privada y la libertad de expresión, aumenten la represión y criminalicen la disidencia.
Quinto: Los llamados a Asambleas Constituyentes deben ser claros e inequívocos en lo referente a la perpetuidad en el poder.No seguir con el juego de disfrazar la intención dictatorial y totalitaria con el llamado a reelecciones permanentes.
Sexto: Reclamarle al hijo de Putin de Rusia haber dejado la presidencia para ocupar el cargo de primer ministro. Nunca ha debido olvidar que, “Dictador que se respete, muere en el cargo”.
Séptimo: Donarle al gobierno venezolano tres millones de carpas modelo Jaima Gadafi para que resuelva de manera inmediata el problema habitacional que hoy aqueja al país.
Octavo: Rendirle homenaje póstumo a Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez ilustres venezolanos miembros fundadores de nuestra orden. Solicitamos que sus restos sean llevados al Panteón Nacional.
Noveno: Respaldar la creación del Banco del Sur como unidad financiera para la exportación y consolidación de gobiernos dictatoriales en America y facilitar el lavado de los dineros provenientes del narcotráfico.
Decimo: Aprobar la creación del Museo de los Dictadores cuya sede principal estará en el Palacio de Miraflores en la ciudad de Caracas y designar como presidente del mismo a Hugo Chávez el aprendiz a dictador mas destacado en America.
La III Cumbre de Dictadores tendrá como sede al gobierno de America del Sur que tenga el mejor record en violaciones a los derechos humanos, atropellos a la libertad de expresión, cierre y expropiación de medios de comunicación, represión y criminalizació n de la protesta, presos políticos y asesinatos.

Café con aroma a revolución


Por: Félix R. Chacón - frcint@attglobal.net - El sistema cafetalero nacional se agotó por ineficientes políticas públicas y falta de visiónDel aromático granito que revolucionó al mundo hasta el día de hoy, y que ha significado tanto para Venezuela. Se dice que del cultivo del café aún viven unas 55 mil familias. En tiempos del Fondo Nacional del Café 85 mil. Cabe mencionar el pasado glorioso de la caficultura nacional. Uno de los principales países productores y exportadores de café del mundo, reconocidopor la calidad de las variedades sembradas, las dedicadas prácticas agronómicas, la altitud de las tierras cafetaleras, la recolección selectiva de sólo las cerezas maduras del cafeto, el procesamiento de la cereza en unbeneficio húmedo que la despulparía y removería su mucílago para completar el llamado proceso de "lavado" en cafés de variedad Arábica, suaves de alto valor comercial e inusitada riqueza en sus características organolépticas que desde tiempos remotos deleitaron paladares y obsequiaron uno de los másexquisitos aromas posibles de ser experimentados. Aguas abajo, habiendo dejado su condición de café pergamino, se convertía en café oro o café verde. Una vez secado, el café oro era sometido al cuidadoso beneficio seco; básicamente trillado, limpio, seleccionado, sujeto a procesos de pruebas en taza para su final control de calidad que asegurara una acidez adecuada, ausencia de sabores y olores contaminantes, sin astringencia, y abundante y rico aroma, para ser finalmente embarcado en sacos hacía los puertos del mundo y consumido localmente. En tiempos modernos una vez convertida en una nación petrolera, Venezuela ya no vivió más del café, pero tan recientemente como en los años 70, el país fue testigo de una revolución que suplió a la caficultura nacional de las más modernas tecnologías y conceptos de producción y procesamiento. El país fue sembrado con nuevos cafetales, eficientes y modernos beneficios húmedos y secos. Se le inundó con plantas torrefactoras de todos los tamaños. Las agregadurías comerciales de las embajadas en el exterior se pusieron a disposición del café. Se mejoró la vialidad agrícola. Existió una amplia red de Cooperativas, Paccas y Uprocas al servicio de la caficultura. El país exportaba café, generaba divisas, y atendía su mercado local. Sí, como sabemos que suele suceder, el sistema se agotó por ineficientes políticas públicas, falta de visión y planes a largo plazo. Sin embargo, cualquier país cafetalero que hoy tomemos al azar está atravesando una revolución de reinvención, a pesar de todas las crisis que suelen afectar al sector. Café es sinónimo de orgullo, de sacrificio local, regional o mundial, y sobre todo de gente muy especial dotada de increíbles cualidades humanas. La situación global del café es de una revolución para trabajo, bienestar y progreso. La situación cafetalera nacional una de involución. "Por el aroma yo lo sé", sólo que ese aroma ya no es dulce, se ha tornado amargo, como la revolución.

Guayana


Por: Rafael Arráiz Lucca - rafaelarraiz@hotmail.com - Son tantos los dolores que nos ha proferido una década de gobierno deChávez que inventariarlos es tomarle el pulso a un proyecto de destrucción nacional. Entre ellos, me afecta especialmente lo deshecho en Guayana, pueslo hecho allí a partir de 1946, en algún sentido, es motivo de orgullo para la venezolanidad. Si alguna vez la frase de Uslar Pietri, "Sembrar el petróleo", halló un camino, fue en la Guayana hidroeléctrica. Allí, el Estado venezolano se propuso utilizar la fuerza del Caroní para convertirla en energía y lo logró. No sólo la Central Hidroeléctrica Raúl Leoni, sino las otras de menor tamaño que se alimentan del río, son fuente de energía no petrolera. A su vez, aprovechando esta energía y los recursos minerales se instalaron las industrias del hierro y el aluminio. En este proceso, el general Rafael Alfonzo Ravard fue fundamental, pues siendo un joven oficial del Ejército, el primer gobierno de Rómulo Betancourt le encargó los primeros estudios de factibilidad para encauzar la fuerza de Caroní y, desde entonces, y hasta su asunción de la Presidencia de Pdvsa, en 1976, estuvo al frente del desarrollo de la zona. Presidió la Corporación Venezolana de Guayana, creada por Betancourt en 1960, precisamente para coordinar el norte de convertir el dinero proveniente del petróleo en industrias alternativas y productivas. El otro personaje de enorme importancia en esta historia venezolanísima fue Leopoldo Sucre Figarella, un tumeremeño que no soltó las riendas del desarrollo de la zona y continuó el trabajo iniciado por otros, con una febril voluntad de trabajo. La República tuvo entonces la fortuna de la continuidad administrativa y técnica en estos dos venezolanos de excepción, y en un equipo de profesionales que sería imposible nombrar en tan poco espacio. No obstante lo dicho, está claro que algo en el modelo no funcionó desde un comienzo, pues mientras las empresas estuvieron administradas por el Estado arrojaron pérdidas y fueron un peso muerto para el Fisco Nacional, agobiadas por un descontrol en los costos. Sólo cuando fueron privatizadas dieron ganancias, como es el caso de Sidordurante los años recientes en que fue dirigida con criterios de productividad. Pero esta constatación no invalida lo emprendido, sino que demuestra que se puede corregir el rumbo. El deterioro de Guayana se ha profundizado hasta la postración en años recientes. Los errores son ingentes: desde el Gobierno se ha atacado al movimiento sindical natural, creando otros paralelos en conflicto; se han nacionalizado empresas y al hacerlo, en apenas seis meses, comenzaron a producir pérdidas, como es natural cuando se administra con criterios políticos y no empresariales, sin atender a la urgencia sustancial de toda industria: producir. La cifra de dirigentes sindicales asesinados por el sicariato, fruto de la pugna por los puestos de trabajo, alcanza 117, mientras la justicia brilla por su ausencia. Esta mortandad es reciente y debe guardar relación con la fractura del movimiento sindical propiciada desde el poder central como pieza de un proyecto político. El desempleo en la zona se acerca a 24%, según cifras autorizadas. La totalidad de las industrias trabaja a menos de su capacidad y el futuro habrá que verlo con esperanzas porque el presente no puede estar peor. ¿Por qué tantos errores y tanta insensatez? ¿Por qué no aprender de las experiencias e insistir en fórmulas imposibles? ¿Por qué puede alguien abrazar ideas fracasadas y desconocer las que son efectivas? ¿De dónde surge tanta necedad? ¿Dónde se formaron estos hombres que nos gobiernan?

“Cuando las piedras hablan”


Autor: Leocenis García - “No basta vivirlo, hay que contarlo” dice el periodista Leocenis Garcia, a quien numerosas organizaciones presentan como preso político del régimen del Presidente venezolano Hugo Chavez. El próximo 15 de octubre estará en las más importantes cadenas de librerías del país el libro “Cuando las Piedras Hablan”, del polémico periodista conocido por sus denuncias sobre Pdvsa y la famosa Carretilla de la Corrupción. En nota a los medios, Garcia anunció: “Vuelvo en mi libro, para aquellos que me creyeron muerto. Estoy vivo”. Publicado por @6topoder, el libro se escribió en el cautiverio donde el comunicador ha compartido celda con personajes como Joao de Guveia, el “asesino” de la Plaza Altamira o Larry Tovar Acuña. Es una obra emotiva, y al tiempo reveladora de secretos sobre el poder: “A mi hija Laura que la alejaron forzadamente de su padre”, dice en la dedicatoria. En las páginas de Cuando las Piedras Hablan rompe el silencio sobre el Padre Palmar y muchos de los escándalos que han rodeado su nombre. La presentación será en Caracas y la apadrinará la también periodista Nitu Perez Osuna, a cuya a amistad García dedica un capitulo. “La verdad libera” confiesa García en uno de sus capítulos, invitando a los lectores a sumergirse en las páginas del libro, que seguramente dará mucho que hablar.

Portal "Pensar en Venezuela"

Enlace colocado en Twitter por @OrlandoOchoa
http://www.pensarenvenezuela.org.ve/

Frase del día

Llanto
El es el privilegio del hombre

Refrán Castellano