mover

mover

lunes, 21 de septiembre de 2009

Los Juanesuelos y la orgía del miedo.


Por: Dr. Octavio Dilewis Ibarra-Tamayo - Desde que los Castro y sus pandilleros asaltaron el poder y secuestraron la soberanía del pueblo cubano la bochornosa pero también paralizante silueta del miedo se apoderó de todo lo que tiene que ver con Cuba tanto dentro como fuera de la isla esclava. Personas y personajes que en cualquier otro contexto se explayan, en temas que aludan la infamia de los pandilleros castristas contra el pueblo de Cuba, y contra otros pueblos, se convierten en un ocho y en maestros de la inferencia, del doble sentido y del apocamiento, todo indica que por carecer de los bemoles suficientes para decir que el pan es pan y que el vino es vino.A Juanes no le temblaron las cuerdas bucales para decir que él no tiene problema en cantarle a los comunistas lo cual es solo una marranada, un alarde para ofender al exilio cubano y ganar puntos con la tiranía castrista, porque las FARC-Ejército del Pueblo son comunistas, y estoy seguro que a ellos, que en teoría luchan por liberar a Colombia de la dictadura del farsante Uribe, ligado a las "autodefensas" conectadas con el narcotráfico, a la violación de los derechos humanos y hasta al narcotráfico según algunos, Juanesuelo no les cantaría porque probablemente le duela las FARC-EP tanto como a nosotros nos duele el castrato. El mismo individuo, ante la presión de Alarcón y otros poderosos cubanos de la industria del entretenimiento amantes de la libertad de su patria, que le pusieron encima de la mesa, y muy claro, que el concierto que el pensaba mudar de Honduras para no darle apoyo a Micheletti y a los hondureños que salvaron su país del castro-chavismo patrocinado por Obama y sus precursores, ni era blanco ni tenía la más mínima presentanción si estaba basado en la discriminació n de los cubanos exiliados vetados por la pandilla castrista, le solicitó a los pandilleros castristas la inclusión en el show de Willy Chirino que, ESE SÍ, hubiera virado al revés la plaza de los paredones, y de otros. Como era de esperar, el castrato negó la solicitud y Juanes entonces, en lugar de asumir una actitud digna, como quizás habría hecho en cualquier otra circunstancia, debido a que se trataba de la tiranía castrista, entró de cuerpo entero en la orgía del miedo, se bajó los pantalones y se dejó acariciar el trasero por los negrones castristas, y permitió que le torcieran el brazo aceptando participar en una degeneración abrumadora de lo que debió ser la idea original.No existe la menor duda que en cuanto a participación de artistas altamente rankeados el concierto fue una absoluta porquería. Al bajarse los pantalones y otorgar el trasero a la discriminació n y la exclusión castrista Juanes perdió el apoyo de los poderosos cubanos exiliados del medio y en consecuencia observó como abandonaban sus filas inmediatamente las verdaderas estrellas, que de acompañarlo, habrían hecho del evento uno realmente significativo.Juanes, en su cobardía y mediocridad, quedó solo acompañado de artistas de poca monta y sin impacto en la actualidad, los cuales están tan mal de público que habrían actuado hasta junto a los freakies de la Madre Patria con tal de conseguir aunque fuese un poquito de publicidad.Una tal Cucu Diamantes, que en su puñetera vida o "carrera" (no me refiero a una carrera como jinetera, no hay que ofender a las jineteras) había visto antes, según se dice una "emigrante" cubana, orillera de esas que ofenden el orgullo de los cubanos, estilo Niurka Marcos, radicada en New York, plena de jineterismo y desfachatez vomitó que “el mundo se tiene que abrir a este país”, pero no tuvo la vergüenza y la decencia requerida para completar el discurso papal diciendo también que “este país tiene que abrirse al mundo”.Juanes, olvidando su aceptación a la exclusión de los exiliados por parte de la pandilla castrista, que convirtió el concierto en una degeneración, en una absoluta porquería, dijo "emocionado" : “Este el sueño más hermoso de paz y amor que he podido experimentar después de mis hijos... Este es el amor verdadero, por encima de las diferencias todos somos hermanos, todos estamos conectados”. Noten que en su paroxismo no mencionó a Karem, nuestra bella Karem.En un susurro, escurridizo, apocado como creo se debería sentir todo hombre que se ha dejado acariciar el trasero por los negrones castristas dijo con voz trémula, débil, tan apagada que apenas se escuchó: “El futuro está en sus manos muchachos, ¡vamos a cambiarlo para bien señores!”; “No importa cómo pensemos, no importa qué religión tengamos… ¡al final, muchachos, todos somos iguales!”. Todos somos iguales Juanesuelo, pero tu aceptaste que los mega-artistas cubanos exiliados excluidos por la pandilla castrista fueran "menos iguales" que los freakies que te acompañaron.El momento más decente del despropósito quizás lo habría sido cuando habló de un tema dedicado a todos aquellos privados de su libertad, “donde quiera que se encuentren”; la ilusión explotó en forma de heces fecales cuando resultó que la dedicatoria no estaba dirijida a los presos de conciencia cubanos, a los presos políticos cubanos, a los cientos de miles de personas que están presos en Cuba por actos que no son delito en ninguna otra parte del mundo con la sola excepción de Corea del Norte, Irán, etc, sino a los secuestrados por las FARC- Ejército del pueblo, comunistas que son amigos de Gabriel García Márquez, amigo del tirano Castro, los cuales luchan en teoría contra la dictadura del supuesto narcotraficante y desvergonzado gobernante de Colombia Alvaro Uribe, violador de los derechos humanos, según Obama, que no agradece la forma tan caballerosa en que se portaron los valientes querrilleros con la admiradora de García Márquez y la robolución cubana, Ingrid Betancourt. Dijo también Juanesuelo:“Vencimos el miedo para estar con ustedes esta tarde, y esperamos que ustedes también lo puedan vencer…”. “Que puedan cambiar el odio por amor, muchachos (…) ese es el mensaje, no más”. ¿El miedo a quién vencieron Juanes y Bosé, al exilio cubano?. Que clase de canallas, que yo sepa el exilio cubano no encarcela ni tortura, ni encierra en las celdas tapiadas de la policia política a nadie, eso lo hace la pandilla castrista. ¿El odio de quién Juanes?. El monopolio del odio lo tiene la tiranía castrista que es la que mata y encarcela, por qué no tuviste los co.. de decirlo, por qué no dijiste que el monopolio del amor lo tienen los exiliados cubanos, gracias a los cuales comen y viven sus familiares en Cuba porque el castrato lo único que produce es represión y muerte mientras el exilio produce bienes y comida.Bosé sigue el tono escurridizo, apocado, de su anfitrión, pide al público atención a la letra, “parece que está escrita para ustedes”, dice: “Dame una isla en el medio del mar, llámala libertad…”.Hay que reconocer que a las tres principales piezas del devaluado plan, Juanes, Bosé y Tañon, al menos dos de ellos según los entendidos, Tañon y Bosé, venidos a menos y sin público, si somos justos no podemos acusarlas de haberse explayado en favor de la tiranía castrista; más bien fue el tono trémulo, escurridizo, apocado, como corresponde a quienes han sido neutralizados con las pestilentes emanaciones que produce la orgía del miedo, esa que se refuerza con la realidad de que el castrato tiene amigos muy poderosos, aún entre aquellos que se dicen sus enemigos.Todos los que me conocen hace años saben que tengo jurada una misión de justicia retributiva abrumadora contra Silvio Rodríguez, y que no lo quiero como vecino mio en Jibacoa, a mitad de camino entre La Habana y Varadero, donde pienso construir mi nueva casa cuando Cuba sea libre. El público pudo ver al susodicho, en los dias previos al devaluado concierto, expresarse como lo que es, un esbirro orgánico del castrato; pero, a mi juicio, la sorpresa la desveló el dia D; si hubo una actuación blanca en la tarima, porque blanca se considera convencionalmente a la libertad, esa fue la de Silvio Rodríguez: “Si saber no es un derecho, seguro será un izquierdo”, cantó. Aún hizo más, se colocó en frente del esbirro orgánico, contra si mismo, y por unos instantes fue su enemigo, porque el sabe como entiende el pueblo a "Ese hombre está loco" y "Ojalá", nos recordó al Silvio que fue en sus inicios para mi generación (tengo 53 años) una promesa; y disparó la creación que era mi consuelo cuando la susurraba en mi celda de prisionero político en la Cárcel de Boniato: Ojalá, ojalá por lo menos que te lleve la muerte maldito hijo'eputa, cobarde, asesino, mentiroso, Fidel Castro. “Habrá un antes y un después de este concierto”, aseguró Aute, de quien admito no había escuchado hablar nunca, aunque si de su creación "Rosas en el Mar" un canto a la libertad popularizado por Massiel.Carlos Varela, escurridizamente contestatario según se dice, puso la nota opuesta al aparecer vestido de negro. Dijo en su interpretació n que “Los trucos del mago se descubren y que "las brujas ya no creen en el poder”,¿¿¿???, dedicando su otro número“a todos los cubanos, estén donde estén”. Pasó sin penas ni gloria porque de él se esperaba un poco más que de los oficialistas.El cierre le tocó a los Van Van, y en su misión de esbirro orgánico del castrato Juan Formel gritó:“¡Duélale a quien le duela ya se hizo… ya se hizo el concierto por la paz!”, “¡Dejen ya el abuso!”, como si el abusador no fuera el tirano Castro al que Formel tan sumisamente le lame el trasero. En ese contexto Juanes repite apocada, casi imperceptiblemente: “¡Cuba Libre... por una sola familia cubana!”, dos veces, cuando lo hace otra vez aparace un sujeto de la raza negra, creo que del grupo rapero, con "arreglo" de cabello y facha de asaltante asesino de Liberty City, a su izquierda, le quita el micrófono a Juanes y se lo entrega a Formel, tal como parece había planeado la policía política que harían de desbordarse libertariamente algún participante.Un tal Equis Alfonso, nada, ni en un sentido ni en otro.En la apertura Tañón mencionó la palabra exilio y habló de una familia que hacía veinte años que no se veía. Arrancó con “Mentiroso” que muchos podrían interpretar como una alusión al tirano Castro. Habló a Niurka, una cubana que la despidió en el aeropuerto de Miami: “A Niurka, que no ve a su padre(se supone que reside en Cuba) desde hace veinte años”.Danny Rivera, viejo castrista, demasiado arrimado a Tañón para mi gusto: “amor más allá de las fronteras”, “Pueblo, debe luchar por la justicia el que quiera tener paz”, “Yo quiero un pueblo que ría y que cante, yo quiero un pueblo que baile en las calles…”. Ese pueblo no está en Cuba, no ahora al menos, no estará entre los cubanos de Miami y el mundo mientras Cuba no sea libre, está en Borinquen, en nuestros queridos compatriotas antillanos de la Isla del Encanto y Quisqueya.Amaury Pérez bastante plano, "Amor Difícil. “Hacerte venir”.El ecuatoriano Juan Fernando Velazco, sin penas ni gloria.Bosé dijo: “Estamos aquí cumpliendo un sueño de concordia, de tender una mano al diálogo...el derecho más grande que puede tener un hombre es el derecho a la paz, a ser hermanos, a convivir todos juntos independientemente de las diferencias…”. “La guerra es una mierda… los conflictos son una mierda”. A Victor Manuel, otro castrista cuya única notoriedad viene de haberle cantado loas a Franco, de su mujer y de las ofensas que escupió contra el exilio cubano, solo le interesó defender el odio comunista español contra la transición, no conformándose con la impunidad que se le regaló al asesino de Paracuellos, Santiago Carrillo, y a sus pandilleros: “Voy a cantar una canción nueva, que habla sobre la memoria histórica. Porque la memoria es el arma más poderosa que nosotros tenemos”, “Cómo voy a olvidarme de tantos humillados, de las familias rotas…”. Ni por la mente le pase a mis lectores que ese cabrón se refiere al pueblo cubano víctima de la tiranía castrista, se refiere el muy hijo de la gran p... a los comunistas que trataron de convertir a España en una república soviética.El italiano Jovanotti aportó un tono extravagante con una gorra de Superman y los camaleónicos Orishas, sin penas ni gloria.En resumen, la diferencia entre shows de gran magnitud la marca la libertad para expresarse. El devaluado concierto de Juanes, que tuvo intentos de expresión libre, fue marcado y neutralizado por la omnipresente orgía del miedo, creada e impuesta por una tiranía cuya voluntad de represión no tiene límites.

Las garras del silencio


Venezuela es ya un país donde se impone el murmullo, la voz baja y el silencio. La censura del Gobierno de Hugo Chávez no sólo afecta a la divergencia en lo político, sino también arropa a otras instancias como la seguridad, las estadísticas sobre empleo, salud, educación, vivienda, incluso hasta el tema económico y cambiario.Esta mordaza informativa ha quedado plasmada en su máxima expresión con las medidas económicas "anunciadas" el jueves 17 por Hugo Chávez.Es inaudito que transcurridos seis días desde que el mandatario informara a la nación que tomó 40 medidas económicas, la población no conozca absolutamente nada sobre el contenido y alcance de las mismas. Más inaudito es que este mutis se debe a que el Presidente de la República, según declaró a la prensa el mismo, le habría dado la primicia a El Correo del Orinoco y le habría prometido a la directora del diario oficialista, Vanessa Davies, no darlas a conocer hasta que ese diario las publicara. Lo grave de esto, es que esas medidas tomadas tras bastidores afectarán la vida de los venezolanos en los tiempos por venir. Por ejemplo, se espera que el mandatario nacional haya previsto algunos ajustes en la política cambiaria en su nuevo paquete económico, lo cual impactará a todo el sector productivo nacional y, por ende, a toda la población.Sin embargo, es oportuno aclarar que la mordaza se ha venido aplicando a la controlada política cambiaria desde que se enmendó la Ley Contra Ilícitos Cambiarios, en enero de 2008, cuando se prohibió a los medios publicar las cotizaciones del tipo de cambio del dólar permuta, con la falsa creencia de que si no se habla del permuta éste no existe.Este tipo de prohibiciones lo que hace es que no se dé un debate sincero y transparente sobre la situación cambiaria en el país, y se abran las puertas de los rumores y especulaciones. Esto se ha hecho evidente en la última semana, cuando el dólar permuta ha sufrido una acelerada disminución de 10%. Según afirmaciones del mismo mandatario, esta caída se debería a algunas medidas de flexibilización que ha venido tomando el Gobierno, entre las cuales estaría que Cadivi comenzó a soltar las divisas para las importaciones que venía teniendo represadas. Pero, según algunos analistas la razón de este bajón del permuta estaría en diferentes factores, entre ellos: Expectativas ante una nueva emisión de deuda canjeable a dólares por parte del Gobierno; la entrada de divisas al mercado no oficial con motivo de préstamos recibidos por el Gobierno, ya que este no está obligado a venderlos al BCV y, por último, a la repatriación de algunos capitales ante el temor de que puedan ser congeladas más cuentas de funcionarios públicos o sus relacionados en el exterior. Otros afirman que de nuevo PDVSA, estaría interviniendo directamente en el mercado permuta.Sin embargo, el Gobierno embalado en su agenda política con la mira en las elecciones parlamentarias de 2010, menosprecia los efectos no sólo de su errada política cambiaria sino de mantener en ascuas a la población de cuál será el rumbo a seguir en esta materia. Tal vez le parezca cosa de poca monta que, gracias a él, el país depende hoy de una economía de puerto, ya que 80% de los bienes básicos que se consumen en Venezuela provienen de importaciones y que, en lo que va de año, 57% de ellas se han comprado con dólar permuta. Disponible en inglés en: www.veneconomy.com a partir de las 4:00 p.m

El nombre que los encuestadores no encuentran

Por: Teódulo López Meléndez - teodulolopezm@yahoo.com - Comenzaron por llamar “Ni Ni” a la inmensa mayoría de los venezolanos no caídos en la trampa del enfrentamiento entre pasado y presente. Los ponían allí, como una referencia apenas. Los números indicaron que esa inmensa mayoría seguía creciendo y así algunos encuestadores han comenzado a llamarlos “neutrales” y otros “no alineados. Vaya manera de simplificar las cosas. Ese 51 por ciento de los venezolanos no tiene nada de neutral. Simplemente no quiere ni una cosa ni la otra, lo que quiere es algo distinto. Recurrir a la expresión “no alineados” es ridículo, como si aquí estuviésemos en plena guerra fría y se necesitara del Mariscal Tito. En verdad ese 51 por ciento de los venezolanos está alineado, está alineado con una nueva opción de construcción del futuro distinto. Sólo que polarizar entre el régimen y la llamada oposición es útil a esos dos bandos. Si no hay más alternativas, pues todos deben militar en alguno de los dos. Los venezolanos, en este caso más inteligentes que oficialistas y llamados opositores, se mantienen firmes en su posición no polarizante. Es esta inmensa mayoría de venezolanos la que ha impedido que en este país se desate una guerra civil fraticida. Es esta inmensa mayoría llamada falsamente “no alineados” o “neutrales” donde está la verdadera unidad nacional. Como les gusta tanto hablar de unidad es necesario recordar que la verdadera y única está en la construcción del porvenir, y que ese 51 por ciento lo único que necesita, para hacerse homogéneo y compacto, son ideas claras y planteamientos conceptuales, un proyecto concreto de país y el diseño de una democracia superior a la representativa agotada. Los encuestadores no tienen imaginación. La verdadera polarización está entre dos bandos: por un lado, el pasado (encarnado por la llamada oposición) y el presente (encarnado por la dictadura), que son caras de la misma moneda, y por el otro la inmensa mayoría de los venezolanos a quienes llaman “neutrales o “no alineados”. Vamos, señores encuestadores, llamen a la mayoría por su nombre, llámenla opción de futuro, llámenla democracia del siglo XXI, llámenla mayoría. Déjense de tonterías con eso de “neutrales” o de “no alineados”. No sigan vendiendo esa tesis peregrina de un enfrentamiento entre gobierno y oposición complaciente. Aquí el enfrentamiento es entre la mayoría del país que reflejan las encuestas y las dos opciones agotadas que una sola es. La llamada oposición aparece con un 12 por ciento y el gobierno con el resto de esa opción que una sola es. El verdadero país, el país del mañana, tiene el 51 por ciento. Entonces, ¿cómo es eso de “neutrales” o “no alineados”? Los no alineados son el gobierno y la llamada oposición. Son los no alineados porque no están alineados con el país mayoritario que tiene el 51 por ciento. Al verdadero país hay que darle ideas, propuestas, soluciones, para que se homogeneice y cuando eso pase se va a producir un tsunami de la sociedad civil encarnada en un nuevo poder ciudadano. Entonces adiós gobierno y adiós llamada oposición. Habrá llegado el futuro y entonces, en la diversidad, todos tendremos que construirlo.

Y me pregunto yo


Magda Mascioli G. - En este mundo ¿quiénes son los miserables que pagan por esto? Dios lo sabe.

O sea...


Dos niñitos de 8 años conversan en el parque. El niño le pregunta a la niña:- ¿Qué vas a pedir como regalo esta Navidad?- Yo voy a pedir una Barbie, ¿y tú?- Yo voy a pedir un Tampax.—, responde el niño.- ¿Un Tampax? ¿Qué es eso?—, pregunta la niña.- Yo no sé, pero en la televisión dicen que con un Tampax tú puedes ir a la playa todos los días, andar en bicicleta, andar a caballo, bailar, ir a la discoteca, correr, hacer de todo, y lo mejor: ¡sin que nadie se dé cuenta!.

El equipaje de la vida

El Gusano y el Escarabajo

Durante un Apagón

Un apagón consiste en la interrupción a gran escala de la energía eléctrica. Las causas que lo generan son diversas y van desde desperfectos técnicos, pasando por bajos niveles en los embalses y represas, hasta reducciones planeadas para el ahorro de la energía eléctrica. Cuando ocurre un apagón, se altera el curso normal de la gran mayoría de las actividades urbanas, y esto hace necesario el conocimiento de ciertas medidas cuya aplicación, disminuirá el impacto de la falta de energía. A continuación las mencionamos. Lo primero que afecta un apagón - Durante el curso de un apagón, todo aquello que dependa del suministro de energía, se verá severamente impactado. Pero hay ciertas cosas que se ven especialmente afectadas, tales como:
El tránsito automotriz, debido al colapso de semáforos y otras señales de tránsito. Las clínicas y hospitales, especialmente los equipos de soporte artificial de vida. Los sistemas de seguridad. ¿Que hacer? - Si ocurre un apagón mientras Usted se encuentra en su hogar, ante todo, revise si en las cercanías también se registra una interrupción del servicio eléctrico, para así descartar que se trate de un problema individual. Si el apagón traspasa los límites de su hogar, estos tips pueden serle de utilidad: En casa - Tenga linternas y baterías a mano. Evite el uso de velas, prefiera en vez las linternas. Deje una luz "encendida" para darse cuenta del retorno de la energía. Mantenga las puertas de su refrigerador cerradas para así conservar los alimentos lo más fresco posible. Tenga a mano un radio a pilas, de tal manera que pueda mantenerse informado. Chequée el estado de vecinos ancianos o de cualquiera que posea una condición médica. Mientras maneja - Esté muy atento y maneje a la defensiva, ya que un apagón afecta el normal desenvolvimiento del tránsito. Tenga en su vehículo una linterna. Tome rutas alternas para evitar las congestiones y retrasos causados por la interrupción en el funcionamiento de las señales de tránsito. Si Usted es un peatón, manténgase alerta y sea prudente.

Comunicado de GdelP ante el accidente de Clarines


Gente del Petróleo - Ante el Accidente de Derrame de Gas Cloro en Clarines - Con el único propósito de contribuir a que se esclarezcan los hechos, que ocasionaron el lamentable accidente ocurrido en las cercanías de la población de Clarines, estado Anzoátegui, el pasado miércoles 16 de septiembre, y que dejó un saldo de fallecidos y heridos, informamos a la ciudadanía las medidas de seguridad que se aplicaban en la PDVSA meritocrática, que incluía a Pequiven, referentes a la manipulación de productos tóxicos como el Cloro. Nuestra Asociación lamenta la muerte de varios ciudadanos y hace votos por la recuperación de los numerosos lesionados por la inhalación de gas cloro. En PDVSA existía un control muy estricto sobre el traslado de sustancias tóxicas y en particular sobre el cloro. La empresa, por medio del CIED, hoy desaparecido, certificaba los cilindros que contienen el gas, a la compañía transportista, a los camiones y al chofer. Éste debía contar con un ayudante, los cilindros no podían ir unos sobre otros y se revisaba el estado de los mismos, reemplazándolos cuando cumplían su vida útil. Aunque no se tienen detalles de cómo se trasladaban los envases que contenían gas cloro, la prensa refiere que la gandola transportaba 17 cilindros o bombonas industriales llenas de cloro en forma líquida. Si esta cantidad es cierta, entonces la gandola llevaba unos cilindros sobre otros, lo cual está prohibido. Estas bombonas o cilindros son de alta seguridad y en general tienen una capacidad de una tonelada; los "caps" de los dos extremos son invertidos, es decir su punta va hacia dentro de la bombona lo que la hace muy resistente. No hay forma de explicar que una bombona se rompa por un choque de vehículos y caída al pavimento, ya que su diseño y espesor de paredes son a prueba de impactos. Las bombonas son propiedad de Pequiven, empresa que tiene la responsabilidad de verificar su buen estado y cambiarla cuando el caso lo amerite. Una evaluación técnica sobre la metalurgia y condición mecánica de estos recipientes es el primer paso lógico en la investigación del accidente. En Gente del Petróleo vemos con preocupación que últimamente han ocurrido muchos accidentes con gandolas que transportan combustible, ello podría indicar que no se están cumpliendo con las normas preventivas de seguridad.
Caracas 19 de septiembre de 2009

Frase del día

No andes, Sancho,
desceñido y flojo,
que el vestido descompuesto
da indicios de ánimo desmalazado.

Miguel de Cervantes Saavedra

En Clarines y en todo el país: Muertes a manos de un regimen COMUNISTA, irresponsable e incompetente

El 19 de Septiembre murió nuestro amigo Miguel Sotillo como lo llamábamos con cariño EL Maracucho. Nuestro amigo muere víctima del accidente ocurrido hace días en la carretera nacional en la población de Clarines. El Maracucho fue un amigo como decimos ECHAO PA LANTE, todo tropiezo que se le presentaba lo sobrepasaba pues tenía un cuadro familiar que debía sacar adelante y sobretodo hoy en día cuando a hombres como él, luchadores y fieles a sus pensamientos no se dejaron doblegar. Maracucho, no lograste ver el Renacer de nuestra Nueva Venezuela que vamos a tener DIOS mediante, pero ten la seguridad que tus hijos van a tener vida para vivir en una Venezuela con Libertad, Justicia y paz. Adios amigo. Gisela.

Sobre las malas lenguas


Leyenda Japonesa - Sobre las malas lenguas - Okinawa Soba - Era una vez un Gran Samurai que vivía cerca de Tokio. Aunque viejo, se dedicaba a enseñar el arte zen a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que aún era capaz de derrotar cualquier adversario. Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos apareció por allí. Quería derrotar al Samurai y aumentar su fama. El viejo aceptó el desafío y el joven comenzó a insultarlo. Pateó algunas piedras hacia él, escupió en su rostro, gritó insultos, ofendió a sus ancestros. Durante horas hizo todo para provocarlo, pero el viejo permaneció impasible. Al final del día, sintiéndose ya exausto y humillado, el guerrero se retiró. Y los alumnos, sorprendidos, preguntaron al maestro como pudo él soportar tanta indignación: -Si alguién llega hasta ustedes con un presente, y ustedes no lo aceptan, ¿A quién pertenece el presente? -A quien intentó entregarlo, respondió uno de los discípulos. -Lo mismo vale para la injuria, la rabia, la calumnia y los insultos. Cuando no son aceptados, continúan perteneciendo a quien los traía consigo. Tu paz interior depende exclusivamente de tí. Las personas no pueden quitarte la calma. Solo que tú lo permitas.
http://oloman-cosicas.blogspot.com/2009/09/sobre-las-malas-lenguas.html

“Asesinaron a mi único hijo y ahora me voy de este país”


Asaltado seis veces, según sus propias palabras, en una ocasión estuvo amarrado seis horas en una sótano de una casa en La Lagunita” para robarle la nómina de sus trabajadores de una constructora que tuvo que cerrar. Pero nada de esto preparó al señor Cicco para lo que le sucedió el viernes en la madrugada cuando unos ladrones asesinaron a su hijo de 26 años para robarle el carro. Ahora, dice, “Era mi único hijo y la única razón para seguir viviendo aquí. Este dramático relato es recogido por el periodista Gustavo Rodríguez en El Universal. Un joven ingeniero de redes de 26 años de edad egresado de la Universidad Central de Venezuela fue asesinado en la urbanización San Bernardino por delincuentes que intentaron despojarlo de un automóvil. Olindo Julio Agostino De Cicco fue agredido poco antes de las tres de la madrugada cuando transitaba cerca de la subida a Galipán. Tripulaba un Toyota Corolla año 96 propiedad de su abuelo. Los homicidas lo interceptaron, pero al parecer intentó huir y recibió un disparo en el cuello. Se estrelló contra un árbol y los asaltantes lo siguieron. Lo remataron con un tiro en la región retroauricular derecha. La noche anterior había salido a celebrar con unos compañeros. Antes de regresar a su casa en Colinas de Bello Monte decidió darle la cola a una pareja amiga. “Era mi único hijo y la única razón para seguir viviendo aquí. Anoche le dije cuídate que la calle está muy peligrosa y me respondió: sí papá, sólo voy al CCCT”, dijo el señor nacido en Nápoles, Italia. “Ahora no tengo por qué quedarme aquí. Hace años le dije para irnos y me dijo no papá, este es mi país. Yo tengo que luchar por rescatarlo y recuperarlo”. “Hace 36 años llegué a Venezuela. Era un paraíso que nos abrió las puertas a los extranjeros que le huíamos a las guerras y la inseguridad. Me enamoré de este país. No había otro más lindo en el mundo. Nunca me imaginé que tres décadas después me quitaría lo más preciado”. “Hoy sufro el drama de vivir en un país donde no se enseña respeto por el ser humano. Se habla de tantas cosas, puros discursos políticos que no sirven de nada. Su mamá se quedó en la casa llorando”, dijo el señor Cicco, que tampoco paraba de llorar. “Esto es un infierno, peor que una jungla. No hay orden político ni social”. El señor Cicco acudió a la medicatura forense de Bello Monte para reclamar los restos de su hijo. “Yo tenía una constructora y con este gobierno tuve que cerrarla. Mi hijo mataba tigres con los trabajos que me salían por ahí. Me han robado seis veces. En dos ocasiones con un revólver. Luego me atracaron y me dispararon. Tuve suerte de que no me pasó nada. También estuve seis horas amarrado en un sótano de una casa en La Lagunita. Siempre para quitarme la nómina de los obreros. No denuncié porque no hacen nada”.

Frase del día

La neutralidad favorece al opresor
no a las víctimas.

Elie Wiesel

Un concierto por la paz... ¡de los cementerios!


Por: Pedro Lastra - ¿Cuántos presos políticos aherrojados en las mazmorras del régimen cubano serán liberados como consecuencia de este concierto “por la paz”? ¿Cuántos espacios de libertad, por pequeñitos que sean, abrirá el régimen de los Castro que, tras cincuenta años de feroz dictadura política y policial pueden refocilarse con la visita del colombiano Juanes? ¿La paz de quién, con quién, para quién? ¿Qué enfrentamientos eran invocados secretamente por Olga Tañón y Miguel Bosé, por Eduardo Aute y Silvio Rodríguez, por Víctor Manuel y los Van Van? ¿Los de los pobres contra los ricos o los de los castro-comunistas contra los demócratas? ¿De qué paz me hablan? ¿Por quién doblan las campanas, por quién rodaron esas lágrimas de cocodrilo? Un millón de cubanos tuvieron por fin, tras medio siglo de despotismo, algo de circo. ¿Y el pan? En verdad, no más que una monumental parafernalia de maquillaje político de un régimen al que ninguno de los bufones se dignó dirigirle una morisqueta de crítica, una modesta cerrada de ojos de reclamo, un Tate quieto de protesta. Tan suave fue la jaladita, que hasta Chávez se derritió de la emoción. Una bacanal, un festival, un banquetazo de supremo come mierdismo a la cubana. Más nada. Si algún sentido tendrá un concierto semejante en esa plaza, será el del día en que los verdaderos artistas de la libertad, como Alejandro Sanz y tantos y tantas otras – y no los que viven del showbiss circense y le dan un tirito los días impares a las democracias, que les llenan los bolsillos, y otro los días pares a la revolución, que les lavan las conciencias, cultivando así sus audiencias plurocoloridas – celebren el regreso de la democracia, el triunfo de la libertad, el despertar de la pesadilla. El fin de la más siniestra y aterradora de las tiranías jamás vividas en nuestro continente. Triste espectáculo el de quienes callaron la única verdad que debía gritarse a voz en cuello, a ver si alguno de entre ese millón se animaba: ¡DEMOCRACIA!. “Toma partido, la neutralidad favorece al opresor no a las víctimas, el silencio favorece al torturador no al torturado¨. Lo dijo el rumano Elie Wiesel, uno de los sobrevivientes del holocausto nazi y galardonado con el premio Nobel de la paz. Provocaba escribirlo con sangre para que el millón de catalépticos que se calan la peor de las dictaduras tuvieran un gesto, un solo gesto de rebeldía. ¿O estarán encadenados por los siglos de los siglos al potro castrista? Y ese es el punto de este “concierto maravilloso” – según el inefable. Si nuest5o caudillo tanto ama la paz de estos conciertos habaneros, ¿por qué no libera a nuestros presos políticos? ¿Por qué condena a muerte a comisarios inocentes? ¿Por qué encarcela a un estudiante de 22 años y lo incomunica en una cárcel de máxima seguridad mientras tira a dormir en el piso de una cárcel inmunda a once trabajadores de la alcaldía metropolitana? ¿Por qué encarcela, persigue y destierra? ¿Esa es la paz de Juanes y Silvio Rodríguez? ¿La de los cementerios? Peo en un chinchorro, flor de un día: ese concierto adormecerá aún más las conciencias de quienes tienen el cerebro encementado de mierda rojo-rojita. Se los regalo envuelto en un papel de celofán. A ver si les quita el hambre.

El Son se fue


Por: Antonio Guevara - El son regresó a Cuba y no se encontró con sorpresas. La alegría estuvo ausente de la fiesta. El ritmo se consiguió con un público lánguido de emoción y anémico de la vibración que normalmente producen estos eventos. La exaltación de la muchedumbre y el entusiasmo que hubiese provocado un concierto de esta naturaleza, aguas afuera de la isla, fueron los grandes ausentes del jaleo dominical de La Habana. Había mas efervescencia en la legendaria figura del Che, al fondo de la Plaza de la Revolución, supervisando que nadie se saliera del guion oficial; que en los cubanos presentes. El concierto del cantante Juanes, animado por el espíritu de llevar su Paz sin Fronteras a la isla se estrelló de frente contra un pueblo macilento de la risa, mustio de las emociones y descorazonado desde hace 51 años. Termino el concierto de Juanes en la Plaza de la Revolución. Se acabó la magia para la gran masa de cubanos que ayer asistieron a ver a Juanes y sus amigos en concierto. Con la mítica imagen de Ernesto Che Guevara de fondo y el mar de franelas blancas, con el logotipo de Paz sin fronteras, la música de los artistas invitados para este megaconcierto sacó a los miles de cubanos asistentes de las diarias preocupaciones políticas, económicas y sociales de su rutina. Yo combatí el concepto de este concierto desde sus inicios. Consideré que se le hacia un flaco servicio al proceso de recuperación de la libertad en Cuba y otros países afectados del mismo morbo revolucionario castrista. Mi oposición se asentaba en que el concierto le proporcionaba oxigeno comunicacional no al pueblo y si a la Revolución y a los Castro. El concierto iba a servir de plataforma de relaciones públicas a Fidel Castro y su hermano Raúl, en una suerte de promoción de una apertura política en la isla. El concierto en el tenor artístico estuvo impecable. Se le llevó a un pueblo ayuno de alegría, la risa de la música como lenguaje universal de la unidad, de la paz, de la hermandad, de la amistad y de la libertad. Es una lástima que los cubanos hubieran bailado el concierto, tan serios y graves en la fatiga de sus corazones. La apertura de Olga Tañon como solo una artista de la talla de ella lo sabe hacer. Sus temas seleccionados fueron un dardo directo hacia el dictador de la isla. Sin embargo, no hubo un feed back reciproco del publico. No percibí una emoción similar a la de sus conciertos en Venezuela y otras partes del mundo. Disfrute el concierto desde el inicio, montado en la esperanza que Miguel Bosé, un niño terrible de la farándula y con una proporción política distinta a la de Juanes hiciera una tremendura coyuntural y lo hizo. La expresión de referir a la guerra como "una mierda" y al conflicto también, fue una clara orientación a las guerras y los conflictos internos que han estado acogotando a la isla a lo largo de los cincuenta años de régimen castrista. Pero también un lanzazo para los nuevos Fidel que en un decimonónico alarde de mutación se han aventurado a importar el conflicto y la guerra a sus países. Un perfecto retrato hablado al norte del sur de América. Su interpretación alusiva a la carta de un miliciano que en el siglo pasado fue a la guerra, fue una clara condena al carácter guerrerista del castrismo y por extensión a los regímenes que son hijos bastardos del régimen fidelista. Me gustó su selección, el contenido del tema y su oportunidad. Musical y políticamente fue impecable su participación. La entonación a dúo con Juanes es algo que vamos a comentar al final y eso estuvo excelente. El concierto dijo mas por la televisión que lo cubrió, que estar presente en el mismo, en relación a los cubanos. No percibí emoción en ellos con los artistas foráneos, ni Juanes, ni Miguel Bosé, ni Olga Tañon levantaron los aplausos de Los Van Van. Carlos Varela, Amaury Pérez y Silvio Rodríguez los cantantes oficiales del régimen los pasaron por bolas en los aplausos y cantaron serios y formales. Al final, repetimos, con la participación de Los Van Van la alegría de los cubanos se animo a exteriorizarse un poco. Antes, eran movimientos mecánicos y sin mucha alegría; tan distintos a los ánimos de los conciertos fuera de la isla, como siguiendo un estricto libreto dictado por la fila de policías uniformados y los camuflados integrantes de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) que se esmeraron para que los cubanos no se salieran de la línea ¿Alguien le robo la alegría a los cubanos? No vi el bosque de camaritas y teléfonos celulares alzado, para robarse imágenes de los artistas, tan común en este tipo de actividades. Las pancartas que se exhiben para aupar a un artista o a una agrupación también brillaron por su ausencia; parecía un pueblo arreado políticamente para hacer bulto y para bailar con la gravedad de su apatía. El son se fue de Cuba y con él, la alegría. El dúo de Juanes y Miguel Bosé con su canción dedicada al pueblo cubano donde pedía una isla en el medio del mar y llámala libertad, fue una clara referencia a lo que ha ocurrido durante 51 años en Cuba. Sencillamente impecable. No percibí emoción en el pueblo cubano asistente al concierto, saque usted de la tarima a los artistas, quite la música y aparataje del escenario y coloque en su lugar a Fidel Castro en sus kilométricos discursos, siembre en la tarima las arengas hacia la Revolución Cubana y la dignidad revolucionaria, coloque los aupamientos a la dictadura del proletariado y a la internacional del comunismo, estimule la igualdad del socialismo y la guerra a la pobreza, no deje de incluir la muerte al imperialismo, asome la invasión de los yanquis por cualquier lado, exprima el añejo discurso contra los gusanos mayameros y allí estará la misma emoción ajada de un pueblo al que le robaron la alegría hace cincuenta años y que es arreado para esas concentraciones. Como el de aquí. Los asaltos espontáneos a la tarima por fans para abrazar a sus ídolos, tan comunes en nuestros conciertos, fueron cubiertos por un aislado abanderado que rápidamente fue invitado a desalojar la tribuna, por un agente de seguridad del régimen. Vía Twitter, Facebook y la Televisión le hice un seguimiento completo al concierto Paz sin Fronteras y recibí más emoción desde la frialdad de la TV, la PC y el celular que desde quienes estaban de cuerpo presente en la Plaza de la Revolución. Había mucha ausencia de alma, bastante deserción del espíritu y un destierro completo del corazón. El son se fue de Cuba y con su deserción se fue completa la mente en el acompañamiento de la balsa que se enfrenta a las contingencias de la mar embravecida para el reencuentro de la familia cubana. La alegría de los cubanos esta a 90 millas de sus costas, oye. El destierro de la alegría es el eclipse de la marcha del goajiro que aspira asistir al concierto donde se le cante a la libertad también, porque la paz donde se ha exiliado el alma, se ha aporreado el espíritu y se ha encaramado en una balsa el corazón, regresarán cuando el cubano tenga la libertad, la independencia y la soberanía para expresar libremente sus sentimientos represados durante 51 años. El son se fue de Cuba llorando de tristeza. ¿Dónde estaba escondida la felicidad socialista del pueblo cubano? La alegría que se expresó en el concierto por la paz en la Plaza de la Revolución, es la misma que expresan los cubanos en las concentraciones políticas, marchando como zombis agitando deslucidos las banderitas con la estrella blanca y gritando vivas sin aire, sin oxigeno desde el plexo y sin nada salado en el estomago. Goajiro de mi tierra, si pasas por La Habana, no oirás risa cubana, porque el son se fue de allá. Terminó el concierto de Juanes en su Paz sin fronteras. Hoy los cubanos regresaron a su libreta de racionamiento, a sus carencias, a continuar levantando banderitas mecánicamente en los discursos de la revolución y a rememorar una alegría que se fue con el son. El concierto de Juanes y sus amigos en su intento de llevar Paz sin Fronteras II, a Cuba; fue un tremendo espectáculo, musicalmente hablando. Artísticamente estuvo impecable y políticamente se le pudo sacar una tajada mas allá del gritico cortado de Viva Cuba libre. El rendimiento político del concierto hubiera sido mayor si la palabra Libertad se hubiese pronunciado sin las reservas del temor, sin las prevenciones dictadas fielmente por los censores oficiales y sin las discreciones que se impusieron los artistas. Un fuerte grito de Viva Cuba Libre, hubiese permitido darle otro colorido al guion previo y oficial de la actividad. Al final, un Juanes emocionado, entre dientes, dejándose llevar por la emoción exteriorizó quedamente lo que todos esperábamos. l saldo deudor de su grito de Viva Cuba Libre, hubiese sido cubierto si le hubiera pedido a la muchedumbre marchita que lo acompañara. Es una lástima que el son se fue de Cuba y con él la alegría. Ustedes saben mejor porque ¿Cuándo se irá el son de Venezuela?