mover

mover

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Medicina perversa...


Por: Rafael Muci Mendoza - rafael@muci.com - Perversión es la remodelación eterna y la ruina de los hospitales - Juan Pablo Rojas Paúl (1826-1905), Presidente de la República entre 1888-1890, tenía veleidades médicas y corazón; detenía su carroza en la calle para hacer acertados diagnósticos y socorrer directamente a los enfermos. Fue autor del decreto creador del Hospital Vargas de Caracas para dar atención a los más humildes. Por 118 años, así había sido. Perverso: sumamente malo; que causa daño intencionadamente. Que corrompe las costumbres y el orden o estado habitual de las cosas (DRAE). Presidente Chávez, con el debido respeto a su investidura, debo hacer algunas precisiones. No somos perversos. Con la excusa de ser peseteros y podridos importó 41 mil cubanos, poco eficientes y disciplinados. Existen colegas desviados, pero, ¿no existen felones y corruptos entre los militares? Sería desmesura juzgarlos a todos como tales. Mayor perversión que la que usted nos enrostra, es regalar 3 millones de dólares para un hospital oncológico en Uruguay mientras los nuestros no disponen de equipos de radiación, madres jóvenes paren en las aceras y recién nacidos mueren por falta de atención en hospitales de mala muerte, abandonados por su gestión. Perversión es forzar a innumerables colegas jóvenes a irse del país. Perversión es Barrio Adentro, programa paralelo de salud llevado a los realazos donde no se resuelven verdaderos problemas de salud. Perversión es la remodelación eterna y la ruina de los hospitales. Perversión son ministros militares no médicos sin ninguna expedición ni preparación para afrontar ingentes problemas de salud. En fin, perversión es haber dilapidado 90 mil millones de dólares para ver un país asolado y desprovisto. Se siente la angustia y el dolor de sus conciudadanos sometidos por el hampa, la malnutrición y la enfermedad.

Refrán Castellano

Unos suelen valer por muchos,
y muchos por ninguno

Otra piedra en el camino


Las seis veces postergadas elecciones sindicales de Petróleos de Venezuela, son una clara evidencia del empeño del Gobierno de copar el movimiento sindical y laboral del país, para ponerlo al servicio de su proyecto comunista. El objetivo de este empeño es sólo uno: en toda hegemonía comunista la representación de los trabajadores sobra. El Estado es el patrono omnímodo.Para lograr su cometido el Gobierno no ha vacilado en ofrecerle villas y castillos, comprando voluntades y conciencias, a los sindicalistas de las empresas del Estado (de vieja y nueva data). Tampoco se ha frenado en crear sus propios grupos sindicaleros, en las empresas privadas y usarlos para introducir la cizaña estatizadora dentro de las mismas y luego para controlar a sus sindicatos naturales.Pero, ha sido el movimiento sindical petrolero al que le han hincado los dientes con mayor saña. Desde la poda masiva y discriminatoria realizada en la época del paro petrolero hasta los actuales momentos de incertidumbre electoral, al movimiento de trabajadores de la estatal petrolera no se le ha dado tregua ni descanso.La situación actual de los trabajadores de PDVSA se torna cada vez más inaguantable, entre otros abusos, impera el hostigamiento, la presión política, al irrespeto a los derechos laborales, así como el flagrante desconocimiento a los meritos y al profesionalismo. Adicionalmente, desde enero de este año, el desconocimiento de las cláusulas contractuales ha puesto en pie de lucha a los trabajadores organizados, dispuestos a exigir sus legítimas reivindicaciones en materia de pagos vencidos, planes de vivienda, atención médica, cumplimiento de normas de seguridad y salud en el trabajo contempladas en la Lopcymat, uniformes, así como de representación y formación sindical, entre otros.A esto se le suma el círculo vicioso donde tienen entrampados a los trabajadores. Por un lado, PDVSA se niega a discutir el contrato colectivo 2008-2010 hasta que no se renueven las organizaciones sindicales. Por otro, no autorizan la convocatoria a elecciones, las cuales han demorado una media docena de veces desde agosto de 2008, fecha cuando correspondía realizarlas legalmente. De nuevo, las elecciones sindicales fueron pospuestas, sin garantía alguna de que se cumpla la fecha pautada ahora para el 30 de septiembre. Lo grave es que, de cumplirse esta nueva fecha, los trabajadores tendrían que lidiar con el ventajismo descarado de una plancha de última hora impuesta y financiada por la gerencia (roja rojita) de PDVSA, así como enfrentarse con la maquinita de fabricar votos del nada independiente Consejo Nacional Electoral.Las buenas noticias son: 1) Que los trabajadores de PDVSA, parecen haber logrado aprender la lección de los trabajadores del Metro de Caracas: El Estado patronal hegemónico nunca actuará a favor de las reivindicaciones laborales, por más que le doblen la cerviz. 2) Y que si los ingentes billetes de PDVSA no han podido doblegar al movimiento sindical de la petrolera, ¿a cual movimiento podrán someter en adelante?De allí las advertencias el pasado 15 de julio del ministro-presidente de PDVSA y vicepresidente del PSUV, Rafael Ramírez, de que PDVSA no sólo está resteada con Chávez sino que no discutirá el contrato colectivo del sector hidrocarburos con ningún sindicato opuesto a la ideología del mandatario, y que trabajador que se niegue a inscribirse en un comité socialista será considerado un conspirador. . Disponible en inglés en: www.veneconomy.com a partir de las 4:00 p.m.

Enviado por Rocío San Miguel

Los invito a ver un vídeo de Control Ciudadano
sobre acceso a información pública en Vzla:
http://bit.ly/pa1fF

Dólar Paralelo - La gran incógnita


La gran incógnita de los analistas es el porqué el Gobierno mantiene en ascuas al país en cuanto a la estrategia para "cerrar la brecha" entre el cambio oficial y el dólar paralelo. La respuesta a esta pregunta pareciera estar en la lucha por los nichos de poder que se confrontan en el seno del Ejecutivo Nacional a tres niveles. El primero estaría en el Banco Central de Venezuela. En esta instancia se tendería a tomar la vía de una devaluación, la cual estaría descartada de plano debido a razones netamente de inconveniencia política para el régimen, y que es punto de honor para Chávez no devaluar. Otra vía serían las subastas, lo cual sonaría lógico y garantizaría cierta transparencia. Sin embargo, ésta habría sido echada al olvido debido a que impediría un amplio margen de maniobra para que el mandatario manejara esos recursos a discreción. Además, éste es un mecanismo que debe informar al mercado cuánto se subastaría diariamente y a qué precio, lo cual sería un reconocimiento explícito de que existe una devaluación. El segundo nivel, que parece ser el que avala el titular de Finanzas, Alí Rodríguez Araque, estaría en decretar un impuesto a las operaciones cambiarias. No obstante, pereciera que tampoco esta vía gusta mucho, porque sería el Seniat el gran administrador y el ente que impondría cierto orden y transparencia en el manejo de esos ingresos adicionales que entrarían directamente al Fisco Nacional. El problema para el Gobierno es que esta vía requeriría de la aprobación y seguimiento por parte de la Asamblea Nacional, donde eventualmente habría un mayor componente opositor el próximo año para ponerle la lupa a esos recursos. El tercero, consistiría en dejar que la caja negra de PDVSA siga siendo la gran interventora y operadora cambiaria del país, mediante su participación camuflada en el mercado paralelo y mediante la emisión de bonos pagaderos en dólares. La ventaja para el Gobierno de hacerlo de esta manera es que seguiría dejando ingentes diferenciales cambiarios a la caja de PDVSA para seguir financiando a oscuras a la revolución.
http://bonosvenezuela.blogspot.com/

Conserve su empleo y su salud mental


Pragmático o paranoico: conserve su empleo y su salud menta - Por: Caroline M.L. Potter - Yahoo - La estrella de pop de los 80s Howard Jones cantó que "las cosas sólo pueden mejorar". Y así ocurrirá pronto. Pero en este momento, los profesionistas sigue siendo cautelosos. ¿Qué sucede si usted siente que las cosas están demasiado lentas en la oficina? ¿Demasiado aletargadas? ¿Si los pronósticos para el siguiente trimestre no incluyen una mejora en el negocio? ¿Si su jefe comienza a portarse diferente con usted repentinamente? ¿Si está seguro de que hay otra ronda de despidos a la vuelta de la esquina? ¿Hay alguna forma de proteger su empleo y pronosticar el futuro? ¡Por supuesto que no! Sin embargo, hay cosas por las que debería preocuparse -y otras por las que no- en su trabajo, de acuerdo a Jason Seiden, autor del libro "Super Staying Power", que se publicará próximamente. 1. No se preocupe si recibe una retroalimentación severa después de una sola tarea. Preocúpese si la retroalimentación negativa se convierte en tendencia. Dice Seiden, quien es consultor de administración, "si recibe retroalimentación negativa, tiene que aceptarla. Lo segundo que hay que hacer es volverse creativo y descubrir de dónde piensa que proviene -ponga más atención en lo que hace. Pero si recibió retroalimentación negativa en múltiples ocasiones, eso le muestra a su jefe que usted no está escuchando y que no está haciendo nada con la retroalimentación que ha recibido". 2. No se preocupe si su jefe se vuelve más autocrático. Preocúpese si su jefe se vuelve más político - "Cuando las cosas se centran más en la ejecución, usted se convierte en otra pieza del engranaje que simplemente realiza el trabajo. En ese entorno, su jefe será más bien una especie de supervisor y no es motivo de alarma", aconseja Seiden. "Pero si su jefe se está volviendo político, eso significa que está temeroso, que actúa motivado por el miedo. Y ahí es cuando podría usarlo a usted como carne de cañón". 3. No se preocupe si sus números/proyecciones son cuestionados. Preocúpese si en medio de su explicación sobre los números, lo interrumpen con "volvamos a reunirnos e intentar tener esta conversación mañana" - De acuerdo a Seiden, quien tiene un blog sobre desarrollo profesional en jasonseiden.com, "si su jefe cuestiona sus números, y está viendo lo que usted ha hecho y dice, '¿qué pasa con ésto o aquéllo?', entonces su jefe está en la misma sintonía y están trabajando juntos. Pero si lo interrumpe, eso significa que usted está equivocado en sus suposiciones básicas. Y ahora tiene un problema más importante. No sólo están cuestionando sus números, ¡sino a usted!". 4. No se preocupe si su jefe invierte en entrenamiento para usted. Preocúpese si su jefe le dice, "descubre cómo hacerlo -¡rápido!", sin brindarle ningún recurso - Seiden dice, "si en el trabajo están dispuestos a realizar una inversión en usted, eso es algo bueno. Su jefe ve el potencial. Sin embargo, si no están dispuestos a hacer la inversión y simplemente le dicen que solucione algo, podría estar a punto de tener que irse". 5. No se preocupe si obtiene un empleo que se aproxima pero no es precisamente su pasión. Preocúpese si aún así usted piensa que el mercado laboral es un "mercado de demanda" - "Si usted va a pasar por alto todas las oportunidades que se le presentan, va a estar en problemas", advierte Seiden. "El mundo no está esperando a que usted se decida". Manténganse alerta y conserve su mente abierta a todas las posibilidades.

Virus H1N1

Frase del día

Solo juzga bien
aquel que pesa y compara,
y cuando su voz ha de pronunciar
la sentencia mas dura,
no abandona la caridad.
WORDSWORTH, William

El Discurso de la Servidumbre Voluntaria - Etienne De la Boétie


"La amistad es algo sagrado, no se da sino entre gentes de bien que se estiman mutuamente, no se mantiene tan sólo mediante favores, sino también mediante la lealtad y una vida virtuosa. Lo que hace que un amigo esté seguro del otro es el conocimiento de su integridad. Tiene como garantía de ello la naturaleza de su carácter amable, su constancia y su confianza. No puede haber amistad donde hay crueldad, deslealtad, injusticia. Cuando se juntan los malos, siempre hay conspiraciones, jamás una asociación amistosa. No se aman, se temen; no son amigos, son cómplices”.