mover

mover

miércoles, 23 de mayo de 2012

¡Vaya embustes!

Cuando el Banco Central de Venezuela (BCV) anunció los resultados preliminares de la economía para el 1er Trimestre de 2012, hizo una sorpresiva revelación: ¡Que la economía había crecido 5,6%! Una afirmación que lleva a exclamar ¡Vaya embustes que están diciendo! Para comenzar, según las cifras del ente uno de los sectores que más creció en el trimestre fue el de los Derechos de importación, el cual representó 18,8% del crecimiento del PIB. El “detalle” está en que el crecimiento de este sector se corresponde a su vez, con el persistente incremento de las importaciones de alimentos y el vertiginoso aumento de las importaciones de los materiales de la construcción, dos importantes rubros que ya no se producen en el país precisamente por el estancamiento de la economía. Explica además el BCV que la actividad No petrolera creció también 5,6%, lo que tampoco parece compaginarse con la realidad. Cabe indicar además que, casi las dos terceras partes del crecimiento del PIB No Petrolero se debe al supuesto crecimiento de dos sectores: el de la Construcción y el de las Instituciones Financieras y de Seguros. El mayor aumento, indican las cifras del BCV, se registró en el PIB de la Construcción, que reporta un crecimiento de 29,6% en el trimestre. Un resultado este que se habría “logrado” a pesar de que la construcción privada se contrajo en el trimestre 10,6%, para sumar nueve trimestres sucesivos de contracción. Pero que se sustentaría en el PIB de la construcción pública, el cual creció un impactante 56,6% de acuerdo al BCV. Siendo la Construcción, una actividad intensiva en mano de obra, tal crecimiento debería haber sido acompañado por un aumento importante del empleo. Pero, el caso es que no fue así, el número de personas ocupadas según el Instituto Nacional de Estadística aumentó escasamente 3,1% entre marzo de 2011 y marzo de 2012. Por su parte, el PIB de las Instituciones Financieras y Seguros, habría crecido 27,7% según el BCV. Esta cifra también llama la atención, pues según los balances que ha publicado el sector, éste terminó el trimestre mostrando apenas un ligero aumento. En resumen, las cifras de la economía que reporta el BCV han dejado de ser confiables y veraces, algo lógico si el ente está obligado a trabajar con cifras irreales que suministra el Gobierno, en su afán de ocultar realidades que pudieran ser nocivas para que el chavismo continúe llevando las riendas del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario