mover

mover

jueves, 22 de septiembre de 2011

Todo, por el poder de la amistad



Foto cortesía Crónica.com.ar

El simio, que había perdido a sus padres, estaba tan deprimido que se negaba a alimentarse y corría peligro de muerte. Pero todo cambió cuando conoció a un can dentro del zoológico. Desde ese momento, pasan largos ratos juntos, "chochos" de la vida. Después de perder a sus padres, un orangután de tres años de edad estaba tan deprimido que se rehusaba a comer y no respondía muy bien a los tratamientos. Los veterinarios creían que se dejaría morir. Así lo publica el portal de Crónica. Pero todo iba a cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Un perro fue encontrado perdido en los alrededores del zoológico de Georgetown, Carolina del Sur, y cuando fue llevado a la sala de tratamiento, se encontró con el orangután. Desde ese instante, los dos se volvieron amigos inseparables y el simio se recuperó en su totalidad. Todo, por el poder de la amistad.
Tomado de: http://www.periodico24.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario