mover

mover

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Cómase un huevo por día para mantenerse en forma


Cuando se habla del consumo de proteínas poca gente los recuerda, pero los huevos son un alimento fundamental para reponer los aminoácidos esenciales para el funcionamiento del organismo. "Las proteínas son de gran importancia para nuestro organismo por su función constructora y reparadora, además de participar en la formación de las hormonas, enzimas y anticuerpos", afirma la nutricionista Lucyanna Kalluf, del Centro Brasileño de Nutrición Funcional. La versatilidad de los huevos a la hora de cocinarlos (en omelettes, revueltos, enteros, fritos o hervidos) es crucial para su inclusión en la dieta, tomando en cuenta que éstos contienen vitaminas, minerales y lípidos en la yema. "Más de la mitad de la vitamina B2 de los huevos está en la clara, que es de fácil digestión e ideal para quien se entrena para desarrollar sus músculos", dice Kalluf. "Pero nunca coma huevos crudossi quiere evitar la salmonella, una bacteria que causa severas infecciones intestinales", advierte la experta. En los gimnasios, entre los cultores de la musculación, suele ser muy común la mención a la albúmina, presente en la clara del huevo: se trata de una proteína de alto valor biológico, fácilmente asimilada por el organismo y de digestión ágil. La albúmina posee los nueve aminoácidos necesarios para el proceso anabólico (aumento de masa muscular); contribuye para la regeneración de tejidos, uñas, piel y hace crecer el cabello; revitaliza funciones orgánicas debido a su valor energético e impulsa el sistema inmunológico. "La clara también dispone de leucina, un aminoácido que ayuda a mantener los músculos y disminuir la grasa en el cuerpo", apunta la nutricionista. En cuanto a la yema, es rica en aceite Omega 3, excelente para el cerebro; éste ayuda a estimular el equilibrio de la insulina con la glucosa y también sirve para combatir la anemia a quienes tienen tendencia a la baja hemoglobina. Según Kalluf "el huevo combate no sólo la anemia por deficiencia de hierro, sino también la llamada anemia perniciosa", por la presencia de vitamina B12. Consumo diario - Para provechar los beneficios del huevo es recomendable incluir al menos uno por día; los de codorniz, en cambio, suelen tener más colesterol que los de gallina. En cada 50 gramos de huevos de codorniz (unas cinco unidades) hay 422 miligramos de la sustancia. A pesar de requerir más esfuerzo digestivo, los huevos pueden comerse en la cena, y son excelentes sustitutos para las carnes rojas; a las personas mayores, a quienes les cuesta masticar, puede resultarles un excelente sucedáneo. "Mi recomendación es que los huevos se coman en el desayuno, porque producen saciedad y evitan que la persona tenga hambre durante la mañana", sugiere la nutricionista. En cuanto al color de la cáscara, no se preocupe: ésta suele ser del color de la gallina. Las blancas ponen huevos blancos, las coloradas ponen huevos colorados. Y no existe diferencia nutricional relevante entre los huevos de granja y los llamados huevos de campo, cuya yema tiene un color amarillo más intenso; la diferencia obedece apenas al tipo de alimentación. La especialista recuerda que las gallinas de campo son criadas sueltas y comen lo que encuentran en su entorno, incluyendo vegetales más coloridos, mientras las de criadero se alimentan sólo de raciones para aves. El colesterol - Durante muchos años, el consumo de huevos era sinónimo de riesgo para el corazón. Pero investigaciones recientes comprobaron que no existe mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares en personas que consumen hasta un huevo cada día. Para cuidarse, eso sí, evite en consumo de huevos fritos, que tienen un adicional de calorías que no le aporta nada bueno a su salud. Para ayudar a su memoria - El huevo también es fundamental en la mesa de aquellos que tienen la manía de olvidarse de todo. Eso sucede porque es una excelente fuente de colina, una proteína que mejora la memoria y el conocimiento. Además de eso, tiene vitaminas B2, B6, B12, E, K, D y ácido fólico; el zinc, el calcio, selenio, fósforo y hierro también están presentes. "Con todos esos nutrientes, el huevo debe formar parte de la dieta de todas las personas, salvo de aquellas con algún tipo de intolerancia o alergia a ese alimento", concluye la especialista en nutrición.
Tomado de: http://bit.ly/cEipGC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario