mover

mover

miércoles, 10 de abril de 2013

Chocolate














Universidad de Antioquia  Colombia, reporta que
algunas de las creencias que se tienen sobre el
 chocolate, como que engorda, produce acné,
migraña o aumenta los niveles de colesterol,
no son más que mitos.

Un reciente estudio realizado por expertos de la

El equipo, integrado por nutricionistas, médicos
internistas y neurólogos, lleva cuatro años
 revisando todas las publicaciones realizadas
en el mundo sobre el chocolate y su relación
con la salud. El primer dato: millones de personas
desayunan con chocolate y aprovechan
los beneficios de la bebida, porque así
debe consumirse, no en chocolatinas ni en
otros productos.

Myriam Posada, experta en nutrición y
 miembro del equipo investigador, sostiene
que una taza diaria, preparada con una
pastilla o con una cucharadita, si se
trata de un producto dietético, es suficiente
para proteger la salud.

La mayoría de sus beneficios tienen que ver
con su alto contenido de antioxidantes
llamados polifenoles. "Estos evitan los
procesos degenerativos del cuerpo. Lo
que sucede es que el organismo produce
radicales libres que atacan a las células y
aumentan el riesgo de enfermedades crónicas
degenerativas como problemas
cardiovasculares, Alzheimer, Parkinson
y cáncer, y los antioxidantes atrapan estos
radicales y retrasan el proceso haciendo
que el organismo prevenga la aparición de
estos males".

Pero las mayores bondades las tiene el
chocolate oscuro. Se sabe que mejora la
salud cardiovascular y el flujo sanguíneo
en las arterias. También lo dice un
estudio del Hospital Universitario de
Zurich que descubrió que comer unos 'cuadros'
de chocolate al día podría evitar
el endurecimiento y estrechamiento
de las arterias en los fumadores.

No sucede lo mismo con el chocolate blanco,
que no contiene cantidades significativas
de antioxidantes. Así lo reveló una investigación
publicada en la revista Heart, que
comparó los efectos del chocolate oscuro y
el blanco en la circulación de flujo sanguíneo
en las arterias de 20 fumadores, en los
que no tuvo mayores efectos. "La clave es
el alto contenido de antioxidante en el
chocolate oscuro, que contiene más por gramo
que cualquier otro alimento rico en estas
sustancias, como el vino tinto o el té verde",
sostiene Myriam Posada, quien agregó que
a las dos horas de haber tomado una taza
de chocolate oscuro, aumentan los niveles
de antioxidantes en el organismo y que éstos
se mantienen entre tres y ocho horas.

Sin embargo, la nutricionista recomienda controlar
el consumo de calorías en la dieta, más si a
la preparación se le añade azúcar (una pastilla
contiene alrededor de 50 calorías, las mismas
de una cucharadita de margarina, mientras
que una de chocolate dietético contiene 15 calorías).

En los niños y adolescentes es un
 alimento ideal. "Se han realizado estudios
en España que concluyen que los menores
que más consumen leche lo hacen a
través de bebidas achocolatadas y que los
que desayunan con chocolate quedan más
 satisfechos y comen menos snacks durante
el día", dice Posada. Ella recomienda a
las personas que no tienen problemas de peso,
tomar una taza de chocolate al día, pero si
sufren de obesidad o son diabéticos, lo mejor
es consumir cacao con edulcorante y
prepararlo con leche semidescremada.

Una taza de chocolate dentro de una alimentación
equilibrada no afecta los niveles de colesterol,
tampoco engorda ni produce migraña. El neurólogo
Rodrigo Isaza, del equipo de investigadores
de la Universidad de Antioquia, encontró que
la migraña es una enfermedad de tipo genético,
desencadenada por grandes períodos de ayuno
o de vigilia y que solo el 5% de las jaquecas
se relacionan con el consumo de alimentos
como quesos, maní, dulces y vinos.

Y en cuanto a su poder de aliviar la depresión,
Myriam Posada afirma que el chocolate no
altera la química cerebral, lo que sucede es
que la satisfacción que produce genera
una sensación de bienestar." Pero para
obtener una dosis suficiente de teobromina,
sustancia relacionada con el estado de ánimo,
se necesitaría consumir alrededor de 15 kilos
de chocolate, por eso la teoría no es tan cierta.
Lo que sí sucede es que se aumentan los niveles
de triptófano, un aminoácido sin en cual no entra
la glucosa a las células cerebrales y tiene como
función mantener despierta a la persona y
además dispara las endorfinas, relacionadas con
el placer".
Artículos relacionados:
Fuente: Portafolio.com/Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario