mover

mover

martes, 20 de marzo de 2012

El pájaro que ladra

Por: Eugenio Montoro - montoroe@yahoo.es - La integridad de las personas tiene que ver con la coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace. Lo deshonesto, por ejemplo, es pensar de una forma y actuar diferente. Un tipo puede presumir de su responsabilidad pero llega tarde al trabajo, se roba las herramientas y se duerme en la jornada. De forma que no hay sintonía entre lo que dice y lo que hace y no se puede confiar en él.

Este régimen es especial para fabricar incoherencias y por tanto deberíamos cambiarlo pronto.

1-“Somos un País pacífico. Nuestro ejemplo es el de Cristo: el amor”. Lo cierto es que la violencia en Venezuela ha crecido a cifras de asesinatos que casi quintuplican las de hace unos años. El gasto en equipos de guerra es el más alto de todos los tiempos y el hostigamiento y la promoción del odio a los enemigos de la revolución, ridiculizados con sobrenombres como burgueses, apátridas y escuálidos es tan feroz que ha producido una enorme fisura social entre los venezolanos.

2-“Seremos una potencia agrícola y energética”. El número de contendores con alimentos importados ya casi es increíble. El fracaso en el campo es tan evidente que los Ministros rotan con velocidad. Sobre lo energético solo hay que mencionar la pobre producción de petróleo y la peor de electricidad.

3-“Dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada”. Este latiguillo con la muestra del diminuto libro que Chávez saca de alguno de sus bolsillos es una ofensa a la inteligencia. La violación a la Constitución es una marca de fábrica de este gobierno. No hay separación de poderes, hay politización de las fuerzas armadas, el presupuesto de la Nación se maneja en misterio, Chávez sale del País sin permiso, centraliza y no federaliza, expropia y no paga y decenas de cosas más.

4-“Nuestro sistema de salud es de los mejores del mundo”. Aquí si se sube la gata a la batea pues Chávez cada vez que le da algo sale pitando a tratar su salud en Cuba. Mal ejemplo para sus paisanos.

5-“Hay que pulverizar al imperialismo yanqui”. Las ofensas hacia los gringos son diarias y ordinarias mientras le seguimos vendiendo la mayor cantidad del petróleo y les compramos hasta la pintura de uñas.

6-“En Venezuela hay libertad de expresión”. Ciérrame a Radio Caracas, ciérrame estas emisoras, persigue al Nacional, multa a Globovisión, ninguna propaganda para esos medios escuálidos.

Hay otros ejemplos pero el resumen es que poco de lo que se dice es verdad. La absurda promesa de los dos millones de viviendas debería ser suficiente para cambiar a este régimen por incapaz y mentiroso.

Es como un pájaro que ladra. Caminamos al borde del absurdo. Y sobre lo que estos gobierneros piensan, aunque no se vea, casi podríamos asegurar que, en la cúspide de su incoherencia, no sueñan en el bien de Venezuela sino en su mucha ambición de poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario