mover

mover

lunes, 1 de julio de 2013

Ariosto

Todos debemos auxiliar a nuestro prójimo, porque las buenas acciones raras veces quedan sin recompensa, y aun en el caso de no obtenerla, al menos su práctica no puede causar la muerte, ni perjuicio, ni ignominia.
ARIOSTO, Ludovico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario