mover

mover

miércoles, 6 de marzo de 2013

Sigámonos en redes

Por: Santiago José Guevara García - sjguevaragarcia@gmail.com - @SJGuevaraG1


Punto de partida para la propuesta del título: el indiscutido poder multiplicador de las llamadas redes sociales; entre las cuales, Twitter.

Destinatarios: todos los que confluyan en las diversas iniciativas combativas de la oposición democrática venezolana, tales como la Junta Patriótica, Movimiento 13 de marzo, Venezuela Soberana, Mujeres de Negro, La Rueda Libre, #OperaciónSoberanía, #OperaciónLibertad y un largo y abierto etcétera.

La finalidad: una confluencia mínima de criterios y mensajes y el logro de posiciones y acciones compartidas que puedan lograr alto impacto. Debemos apoyarnos en la fuerza de la comunicación y la información. Nada nuevo bajo el cielo: es lo mismo que el viejo periódico revolucionario de Lenin, para combatir el totalitarismo zarista, aunque luego deviniera en otro.

Resulta que he planteado públicamente y de manera directa a algunos de los promotores de la Junta, sin respuestas, la necesidad de asumir un programa organizativo mínimo. Nada complicado, por inviable. Nada pesado, por inconveniente. La repetida conseja de la plena libertad de constituirse en juntas patrióticas en todas partes es buena por participativa, pero riesgosa en la situación actual, reos del maléfico castrismo.

El primer planteamiento de ese Programa es el del logro de una confluencia mínima de voluntades. Anotábamos atributos como el “espíritu de cuerpo”, el desprendimiento de individualismos (y lo referíamos, con énfasis, como un mal de la política venezolana), una gestión integradora, acciones conjuntas, mucha comunicación; etc. Todo, con pleno respeto a las diferencias y otros atributos deseables en una política contingente, que se asume como plenamente abierta y democrática.

Lo que propongo en este artículo es una acción sencilla, al alcance de todos, de potente efecto comunicacional y, con ello, también en tareas organizativas y de movilización: sigámonos todos en las redes en las cuales participamos. En mi caso, estoy en Facebook, con mi nombre completo, y en Twitter, con la cuenta @SJGuevaraG1.

Mantengo dos columnas semanales, una en este medio, y la segunda, en Valencia, Venezuela. Eventualmente publico en otros medios nacionales y foráneos. Todas las posteo. Todo el que publique en cualquier medio, que haga lo mismo. Aunque nos cueste practicarlo, la política TAMBIÉN es campo de la ideas, no solo de la acción.

Lorent Saleh, el posiblemente más valiente líder juvenil democrático venezolano, me informaba hace poco de su descubrimiento y fascinación por la amplia área de la elaboración principista, conceptual, teórica y estratégica para la política venezolana. Es un inmenso avance para alguien reconocido por su acción de calle. Ideas y faenas son una combinación necesaria en la política.

Estoy seguro que muchos de los que me leen en este instante también escriben. En ocasiones, con gran difusión; pero, no siempre. Hoy, las redes permiten potenciarla. Esa es la idea: llegar al máximo de lectores interesados. Es ampliar el nicho, como me lo decía el inteligente líder estudiantil universitario de la Universidad de Carabobo, Harrinson Herrera Bruestlen.

Como exponía en “Programa Mínimo”, en este mismo medio, hace dos semanas, la estrategia organizativa apunta a otros tres elementos, los cuales se beneficiarían del mejoramiento de la comunicación y la circulación de informaciones: una agenda mínima, un esquema simple de dirección política y unas bases de coordinación, por no decir organización.

Se trata, entonces, de lograr una mayor articulación de todas las acciones sociales y políticas que permitan una mayor efectividad de cada uno de los participantes. La comunicación, sin dudas, ayuda a la organización y a la movilización.

No significa iniciar un partido (mientras eso no se decida, si es que se decide) ni convertirse en agitadores consuetudinarios, sino de mejorar en los tres requisitos mínimos de la lucha contra todo totalitarismo: organización, movilización e información.

Intentemos avanzar la propuesta. Pueden participar todos los que se sientan partidarios de iniciativas opositoras combativas, cargadas de acción social o política.

O sea, interesados en el manejo de las ideas libertarias, democráticas y de avance económico; creyentes en la necesidad de una transición a la democracia y a una economía competitiva exitosa en lo interno y en su posición en el mundo; decepcionados del inmovilismo y la pasividad de la “leal oposición” del sistema; partidarios de una Unidad Nacional más inclusiva en lo relativo a estudiantes, jóvenes, mujeres, sindicalistas, profesionales, sociedad civil, etc.

Lo sencillo es más hermoso. Lo que les proponemos una acción sencilla. Resulta necesaria, ante las carencias organizativas y estratégicas de la oposición combativa. Superemos las iniciativas personales y asumámoslas en el plano colectivo. Queda en las manos de todos ustedes.

Tomado de: http://www.americaeconomica.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario