mover

mover

miércoles, 27 de marzo de 2013

Nazareno de San Pablo "El Limonero del Señor"


















Su leyenda cuenta que en el año de 1696, una gran epidemia azotó a los caraqueños, para aquel entonces no existía medicina para curar a las personas afectadas, todos los esfuerzos humanos eran inútiles y mucha gente comenzó a morir.

Sin embargo, una parte de la población decidió recurrir a Dios, y rezaron al Nazareno de San Pablo, esto hizo que la imagen fuera sacada en procesión por las calles de la ciudad rodeado de fe, oraciones, súplicas y amor al Todopoderoso.

Durante el recorrido por las calles de la Capital, la cabeza del Nazareno tropezó con la rama de una mata de limón, y una cantidad de sus frutos cayeron al suelo. 

Los asistentes recogieron los limones para aplicarle el jugo de la fruta a los enfermos, logrando así la cura inmediata de los afectados.

A raíz de este milagro, fue creciendo más la devoción de los ciudadanos hacia Jesús y lo llamaron en las calles de la ciudad, “El Limonero del Señor”. 

Escultor de El Nazareno murió al escucharlo

La escultura del Nazareno de San Pablo es atribuida al escultor Felipe de Ribas. La leyenda relata que cuando el artista culminó su obra y se paró frente a ella para admirarla, escuchó una voz que salía de la imagen diciéndole: “¿Dónde me viste que me has hecho tan perfecto?”, el tallista, impresionado, cayó al suelo y murió.

Esta imagen durante muchos años recibió culto en la capilla San Pablo hasta que en el año 1880, cuando el entonces presidente Guzmán Blanco ordenó derribar dicha Capilla y construyó en el mismo lugar el Teatro Municipal de Caracas.

Algunas personas cuentan que cuando Guzmán inauguró el teatro, estando en su palco presidencial, vió al Nazareno y este le preguntó “¿Dónde está mi iglesia?”, lo que motivó a que el entonces Presidente le comentara a su esposa lo ocurrido.

Pero esta no era la única conversación que habían tenido el Presidente y su esposa por el Nazareno, pues ella se encontraba molesta por la demolición de la iglesia. Es allí cuando Guzmán Blanco toma la decisión de mandar a construir la basílica Santa Teresa en honor a ella y fue trasladada la santa imagen.

2 comentarios:

Su Comentario