viernes, 18 de enero de 2013

Régimen de facto castro-comunista


 





Por: Humberto Marcano Rodríguez - @Hmarcanor

Desde hace ya  tiempo vengo diciendo que  no vivimos en ninguna democracia, que lo nuestro es un régimen  Castro - Comunista, que nuestro país está invadido por las huestes cubanas de los Castros, quienes son los que en realidad han estado mandando en el país  con la colaboración total de los pesuvistas encabezados por el golpista y sus secuaces y la total aceptación de unas Fuerzas Armadas sometidas y sin ninguna clase de vergüenza para aceptar como se viola la soberanía nacional, si alguna duda  había en esto, lo ocurrido el día  10 de enero es una demostración de ello, más  aún cuando se ha dado un golpe  de estado, cuando se ha roto el hilo constitucional y si bien es cierto, aquí no ha existido desde hace  años ninguna separación de los poderes, violándose la Constitución con ello, no menos cierto es que definitivamente en esa fecha fue enterrado lo poco  que aún quedaba de la democracia, con el dictamen amañado y dirigido  de un TSJ, tarifado y genuflexo, leído públicamente sin ninguna clase de vergüenza, para asombro de nacionales y extranjeros, como ya lo hemos expresado, la falta de independencia entre los poderes todos subordinados a las órdenes emanadas desde Miraflores, no de otra forma habían de suceder las cosas.

Lo más aberrante de todo esto es cuando leemos el libro de Francisco Olivares titulado” AFUINI, LA PRESA DEL COMANDANTE”,  y en su afán investigativo nos pasea  por todo el entramado de la In-justicia en Venezuela, ese Poder Judicial totalmente corrompido, donde sus representantes tanto la Fiscal General  como la Presidenta del TSJ demuestran en la forma  mas servil que se pueda alguien imaginar  la subordinación al jefe del régimen y como tiemblan ante la voz del jefe, pero así mismo  en forma vertical se crea  toda una escala de miedo y terror  entre los jueces y  fiscales, se desborda la capacidad de asombro  en el lector  ante  tanta podredumbre, solo los serviles y obedientes, los inmorales pueden sobrevivir  en ese antro  de corrupción, (Una vez más Francisco Olivares, acierta en sus investigaciones a las cuales ya nos tiene  acostumbrado en sus  escritos en el Universal todos los domingos.  Como antes lo hacía en RCTV).

Para rematar  el acto circense de ese 10 de  enero tuvimos las declaraciones viles   y sumisas de un Ministro de la Defensa rodeado de su todo el alto mando militar apoyando y aupando tan monstruoso  acto y complementadas por las no menos serviles  del Mayor General Wilmer Barrientos jefe del Comando Estratégico Operacional (CEO), quien dijo entre otras amenazas “que las FAN como institución obediente y  disciplinada harían respetar y cumplirían  con lo establecido por el TSJ, no permitiendo bajo ningún  concepto manifestaciones que alteraran el orden público, olvidándose que  son los violadores de la Constitución los que han dado un  artero golpe  de estado y son ellos precisamente los que están alterando el orden público,  este sujeto es el mismo  que comanda el llamado Plan República, entonces es de imaginarse lo que nos esperaría  en unas elecciones donde las condiciones sean las mismas del 7 de octubre. El mismo  envenenado REP, las mismas máquinas  bidireccionales, la prohibición de la entrada de representantes de la MUD a la sala de totalización  del CNE,  el no escrutinio de la totalidad de las urnas  electorales y todas las alcabalas que le de la gana de inventar ese corrompido y tarifado CNE y la complaciente aceptación  de los  directivos de la MUD y los dirigentes de los partidos políticos.

No sólo  estamos bajo un régimen comunista, sino a la vez entreguista y colaboracionista que ha entregado  la soberanía de la Patria  a una nación extranjera, permitiendo la invasión castro-comunista que ha penetrado todas las instituciones sin excepción de ninguna clase, lo triste es ver y oír a estos traidores a la patria hablar de “soberanía plena”, de “soberanía para siempre” y otras tantas sandeces por el estilo, cuando la realidad es otra,  no sólo la presencia de los invasores cubanos,  la presencia de los miles de chinos que se han extendido por todo el país  y la entrega descarada  del Territorio del Esequibo a Guyana, quién a su vez le ha entregado grandes extensiones a Brasil para explotar las riquezas allí existentes. La constante presencia de Maduro, Diosdado y Ramírez constantemente en la Habana donde descaradamente  se postran  ante los Castro para recibir las instrucciones  que traen a Venezuela.

Si alguien puede odiar  lo que fue la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, sería el autor de este boletín, pero no por eso deja de reconocer el nacionalismo a ultranza  que siempre demostró, lo celoso que fue de las fronteras patrias, caso emblemático  el hecho  cuando Colombia pretendió apoderarse de los Monjes, de inmediato trasladó soldados a ese archipiélago, se enarboló la bandera nacional en el mismo, se aposentaron dos de las viejas corbetas y el viejo transporte Capana quedó destinado a mantener el suministro total a los soldados para que nada faltase allí y en un acto de soberanía se trasladó  con su tren ministerial al sitio en cuestión  como para que no quedara duda de la presencia venezolana, y que esa tierra  formaba parte de nuestro territorio patrio.

Como ya lo hemos dicho y así lo han sostenido  muchos Juristas e Intelectuales de la política venezolana, en los actuales momentos estamos bajo un régimen que además de entreguista y traidor es de facto, en dos palabras un régimen títere y usurpador manejado desde Cuba por Raúl Castro y Ramiro Valdez, quienes son en realidad los que le dan órdenes a los titiriteros que aquí en su nombre gobiernan, pero no solamente eso es la situación de  colaboracionismo directo e indirecto de personeros de la oposición que en su afán acomodaticio parece que nada les importa  la patria, caso  emblemático es cuando Capriles Radonski le solicitó al TSJ  que se pronunciara ante la posible ausencia para la juramentación de Hugo Chávez  el 10 de  enero, al pronunciarse  el TSJ  con aquel  infame dictamen, de inmediato Capriles en vez de protestarlo  como se esperaba por ser el considerado por la MUD  como el máximo representante de la oposición, salió declarando a los medios   en una rueda de prensa  que aunque no estaba de acuerdo consideraba el  dictamen vinculante y había  que acatarlo.

Como es lógico,  semejante declaración le dio la vuelta al mundo y ha sido  precisamente la traba  para solicitar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana ya que se considera  que con esa declaración la oposición o mejor dicho su presunto máximo representante avaló el golpe  contra la legalidad. Situación  que se complementa cuando asiste  a un Consejo Federal de Gobierno y lo primero que hace es darle efusivamente la  mano a Maduro, lo que el oficialismo aprovecho para publicarlo en los medios de comunicaciones nacionales e internacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Su Comentario