mover

mover

lunes, 9 de abril de 2012

Demonización y lástima



El discurso del odio y la descalificación, ¿cómo se puede conjugar con la prédica de la lástima por estar enfermo y pedir amor y sanación personal mientras que para los adversarios se solicita la pulverización?

La campaña mediática del gobierno se centra en dos temas fundamentales, por un lado, aún en Semana Santa, han arreciado en la descalificación de todos aquellos que no se someten al proceso revolucionario siendo uno de los principales blancos la Iglesia Católica y en particular el Cardenal Urosa, mientras que al mismo tiempo el candidato del PSUV implora ante el Nazareno, en un ceremonia católica, que le dé larga vida para hacer lo que hasta ahora no ha hecho.

El discurso del odio y la descalificación, ¿cómo se puede conjugar con la prédica de la lástima por estar enfermo y pedir amor y sanación personal mientras que para los adversarios se solicita la pulverización?. Si algo ha tenido importancia en la historia de la humanidad ha sido el mensaje de paz y de amor que han transmitido las principales religiones y que minimiza el cinismo de seguir creyendo como Hobbes que «El hombre es un lobo para el hombre.»

No se puede servir a dos señores al mismo tiempo. El odio, la venganza, la destrucción del otro no es compatible con el amor, la empatía y la tolerancia al que piense o viva de manera distinta a uno.

La elección del 7-O será el enfrentamiento entre dos hombres y dos sistemas políticos que van en dirección contraria, uno predica que sólo hay amor para aquellos que lo siguen sin chistar, mientras que el otro cree que los valores cristianos de la inclusión y la tolerancia son el camino para la salvación.

Envíe sus comentarios a editor@analitica.com
Ver más en: www.analitica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario