mover

mover

viernes, 8 de abril de 2011

Tóxicos en los alimentos


Por: Cristina Orendain - Aunque la mayoría de las sustancias tóxicas para el organismo las encontraremos en alimentos procesados donde utilizan conservadores, colorantes e infinidad de aditivos para acentuar sabor, color y conservación, este artículo quiero enfocarlo a aquellas sustancias que de manera natural están presentes en los alimentos pero que por un mal manejo del alimento ya sea desde la recolección o en la preparación y la frecuencia de su consumo podemos incrementar la toxicidad y ocasionar un daño a nuestra salud. Una de las mas comunes son aquellas sustancias que generan flatulencias, las encontramos principalmente en las leguminosas estas son los oligosacaridos, rafinosa, estaquiosa y otros carbohidratos que el cuerpo humano no es capas de digerir. Pasan al intestino delgado y la flora presente en él, actúan en ellos y producen gases como dióxido de carbono (CO2), dihidrogeno (gas hidrógeno, H2) y metano (CH4), ocasionando estas flatulencias que incluso en personas muy sensibles puede presentar náuseas o cólicos dolorosos. Una técnica para evitar que estas sustancias generen gas es el remojo prolongado y germinación. Pon a remojar toda la noche los frijoles o cualquier leguminosa, al día siguiente se tira el agua de remojo ( ideal para fertilizar plantas ) y se enjuagan; para el proceso de germinación, se dejan en una coladera de preferencia de plástico durante todo el día, cuidando la humedad, para esto se recomienda que en la mañana, en la tarde y en la noche las enjuagues. Para el tercer día, tus leguminosas ya estarán germinando y listas para la cocción. El ácido fítico es una sustancia natural presente principalmente en los cereales integrales y se considera como una sustancia antinutritiva por que atrapa vitaminas como el calcio, magnesio, fósforo y zinc evitando que se absorban. Si llevamos una dieta balanceada y no se excede del consumo de estos alimentos, no interferirá con la absorción de los minerales. Incluso en la elaboración de un pan integral, al mezclar la harina del cereal con una levadura ayudará a evitar que este ácido fítico se una a un mineral. La solanina y chaconina, sustancias presentes principalmente en las papas inmaduras en la piel y los brotes, son generadas al retardarse la maduración, al almacenarse en frío y con luz, esta sustancia puede dar origen a desordenes gastrointestinales. Las plantas crucíferas como el rábano, coliflor, brócoli y repollo o col, han sido etiquetadas por contener sustancias promotoras del bocio, ya que contienen tioglucósidos, responsables de darle ese sabor picante a estos alimentos, e interfieren con la utilización de yodo. Sin embargo, al llevar una dieta que contenga pequeñas cantidades de esta sustancia, es difícil que afecte a la tiroides. Y me llevaría todo un capítulo para enumerar los diferentes tóxicos naturales presentes en los alimentos, y aún así la presencia de estas sustancias no debe ser una razón para quitarlos de nuestra dieta, y más bien nos hacen ver lo importante que una alimentación variada y suficiente ayuda a mi organismo tanto para aportarme todo lo que necesita el cuerpo como a evitar que este tipo de sustancias toxicas se acumulen y me provoquen un daño.
Tomado de: http://espanol.mujer.especiales.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario