mover

mover

sábado, 11 de octubre de 2014

Confucio

No enseñarle a un hombre a quien se le puede enseñar es malgastar a un hombre. Enseñar a un hombre a quien no se le puede enseñar es malgastar palabras. El verdadero sabio no malgastará ni hombres ni palabras.
CONFUCIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Su Comentario