mover

mover

jueves, 17 de julio de 2014

Liberales por Venezuela

Por: Enio Daza - Tomado de http://regiondevalmar.org

Ya es harto conocido entre los círculos liberales aquella famosa frase de Lord Acton que reza: “El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”

Pues bien en el escenario actual, Venezuela se encuentra en una deriva desesperante ante la ausencia de definiciones en cuanto al camino a seguir para resolver el problema a político actual. Hay dos realidades que ya se pueden dar por sentado, o mejor dicho, ya deberían darse por sentado. La primera, la evidente intención  del régimen de saquear al país, a favor de una casta real, sus familiares cercanos y sus cortes de aduladores y parásitos. Y para lograrlo ya demostraron claramente que están dispuestos a asesinar, violar, torturar y desaparecer a quien se atreva a retarlos. Están dispuestos a todo. La segunda es el carácter sumiso, entregado, complaciente, colaboracionista y por supuesto, traidor de la pseudo-oposición nucleada entorno a la llamada Mesa de Unidad Democrática (MUD).

Este es el escenario claro. Lo que aún permanece confuso, es el  rumbo a tomar por quienes nos encontramos frontalmente opuestos a los dos escenarios anteriores. Es decir, la absoluta mayoría de los venezolanos. Y esta confusión se acentúa, cuando los dos líderes supuestamente disidentes de la MUD, digo “supuestamente” porque antes que anunciar publica y abiertamente su deslinde de la MUD, y a pesar de las recientes, infames pero reveladoras declaraciones  de los actores Ramón José Medina y Henry Ramos Allup, repito, antes de deslindarse abiertamente de ellos, lo que percibimos es más bien la intención de un acercamiento y de darle segundas oportunidades y nuevos aires a esa organización traidora de la voluntad de los venezolanos.

De estos liderazgos “disidentes” surgen dos propuestas como línea de acción: La primera, de Leopoldo López y Voluntad popular, con una constituyente enmarcada obedientemente dentro de la actual constitución, donde se reconocen las actuales instituciones del estado, incluyendo este CNE, para todos bien sabido, bajo el férreo control del tirano habanero. La segunda, de María Corina Machado y Vente Venezuela, es una ingenua solicitud de renuncia del déspota de Miraflores, sin ningún sustento basado en la realidad descrita en el párrafo anterior, donde dejamos en claro a todo lo que está dispuesto este régimen para continuar saqueando al país.

Sin embargo y por largo tiempo ya, han estado circulando muy por debajo de la mesa dos propuestas constituyentes, que si bien se han mantenido hasta ahora paralelas son perfectamente conciliables. Estas, reconocen el carácter violento e intolerante del régimen y su disposición a destruir cualquier intento de desplazarlo del poder, a  la vez que desconoce las instituciones del estado que están bajo control del régimen.  Parten del derecho natural a la rebelión popular y la desobediencia civil y se enmarcan en el legítimo derecho universal de autodeterminación del individuo y de los pueblos, a otorgarse el sistema de gobierno que más les beneficie y les convenga. Se conceptualizan en el término “originario” que no es otra cosa que la unificación de las voluntades individuales para refundar, es decir, para construir desde cero, la nueva república, partiendo de las asambleas de ciudadanos y de la constitución de un nuevo organismo electoral, un nuevo registro electoral y unas nuevas bases comiciales. Reconocen que el régimen no está dispuesto a permitir ningún movimiento social que ponga en peligro su estabilidad en el poder y por tanto en su organización se contemplan todas las estrategias y acciones necesarias enmarcadas en la no violencia activa, que debiliten al régimen y si es posible lo desplacen del poder para que pueda llegar el momento oportuno para convocar el referéndum constituyente.  Ofrecen una visión moderna del estado, basada en la preponderancia de los Derechos del Individuo sobre los derechos de las “masas”, en el Estado Federal Descentralizado, en el Libre Mercado, en el Estado Neutro y el Gobierno fuertemente Limitado como vía hacia una sociedad libre, pacífica y prospera.

Estas propuestas constituyentes las manejan un grupo de profesores universitarios retirados liderados por el Ing. Y ex ministro de ambiente,  Enrique Colmenares Finol 
http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/ y un grupo de liberales que derivan de movimientos autonomistas como rumbo propio, que intentó el primer experimento autonomista regional en el Zulia en el año 2006 http://goo.gl/0SNI5a  liderado por el economista Néstor Suarez y el Movimiento Demócrata Liberal (MDL) que también recoge la experiencia de Rumbo Propio y que hoy están nucleados en torno al movimiento Liberales Por Venezuela,  @LxVen.

Sin embargo persisten las voces que apelan exclusivamente a las salidas poco ortodoxas y que claman el control del gobierno primero para luego llamar a un proceso constituyente. A esto nosotros  los “originarios” a quienes me sumo, recordamos la frase inicial de este articulo emanada de Lord Acton: “El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente” que es pertinente, porque como lo explica magistralmente el doctor José Vicente Haro, valiosísimo colaborador de este movimiento constituyente, “Todas las constituciones de Venezuela han sido impuestas desde el poder, sin darle al ciudadano el más mínimo derecho de participación”  incluyendo por supuesto, la derivada de la última farsa constituyente del año 1999.

Por lo tanto y así concluyo mi artículo,  al poder absoluto no hay que darle ni el más mínimo beneficio de la duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario