mover

mover

jueves, 17 de julio de 2014

Cerrada Cátedra Pío Tamayo











Por: Ramón Santaella Yegres

Una llamada telefónica y me entero del cierre en la UCV de la Cátedra Libre de Historia Actual, Pío Tamayo, por decisión de las autoridades de esa Casa de Estudios que “vence las sombras”, según dice la letra de su glorioso himno.

 ¿Las razones? Sería interesante conocerlas, entre otras cosas porque en este bendito país o en lo que dejan del mismo, ocurren cosas y la veracidad de  las noticias no llega o se tarda en ser impartida al común de la población. Por ello surge la comunicación que da rienda suelta al chisme o al cuento, con el agravante de la deformación de los hechos originales, razón por la cual se deteriora el objetivo de la información, supuestamente, responsable, oportuna y veraz.

Ocurre el cierre de una Cátedra de 30 años ininterrumpidos y  los profesores universitarios no son informados de ello, para nada, aun cuando las autoridades de  dicha casa mantienen contacto con el personal activo y jubilado, mediante el uso de la Internet, con el envío de mails semanales.

Se cierra una Cátedra Libre que ha estado deliberando lunes a lunes, durante 30 años como expresión de libertad de pensamiento en relación con situaciones históricas (política, social y económica) y otros problemas de actualidad nacional y mundial que avalan sus años de existencia y dinamismo.

30 años de trabajo continuo del Dr. Agustín Blanco Muñoz, la Dra. Mery Sananes y la Lic. Danielita Barrolleta, ensombrecidos por autoridades del momento en la Casa que “vence las sombras”, hace ruido y huele a caos político, no precisamente coyuntural porque la guerra contra la Cátedra Pío Tamayo refleja años de combate.

Pero, no deja de ser un hecho curioso que su cierre ocurra en  el momento de producirse un juego armónico y coherente, con todo cuanto acontece en lo que dejan de país, y decimos armónico porque el cerco a la libertad de expresión resulta cada vez más pequeño y los compromisos de la coherencia ante la totalidad son cada vez mayores.

Lamentable  referir que ya no es posible mantener la afirmación de la casa vencedora de las sombras y tener que registrar más bien que hay factores, en este caso desde el propio seno de las Autoridades Universitarias, y más concretamente desde el Vicerrectorado Académico que ocupa el Dr. Nicolás Bianco, que impulsan sombras contrarias a la libertad de expresión, por la que tanto ha luchado la UCV.

Mi respeto y consideración a quienes han dedicado tiempo, esfuerzo y trabajo por mantener abierta y dinámica, la Cátedra Libre de Historia Actual que ostenta el nombre de Pío Tamayo, prócer nacional de la libertad de pensamiento político-ideológico. Una Cátedra hoy cerrada por los gerentes de la Casa que encubre las sombras.

16 de julio del 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario