mover

mover

miércoles, 15 de enero de 2014

El primer Maestro de Caracas

Primer Plano de Caracas

Tomado de: LA MAQUINA DEL TIEMPO









El primer maestro de escuela que tuvo la ciudad de Caracas se llamaba Simón Becerrit. Ganaba una miseria por suscripción popular, mientras sus coetáneos se enriquecían con las encomiendas, en las minas de oro y matando aborígenes.

En la actualidad permanece su nombre en la sombra, su nombre no se exhibe en ninguna escuela municipal, estadal, estatal o privada. (Si alguien conoce de algún caso le ruego me lo comunique) Es tanto su desconocimiento que ni siquiera en el Pedagógico de Caracas cuna de la enseñanza de la educación en Venezuela la gran mayoria de sus estudiantes, saben de su existencia y mucho menos existe algún sitio en esta institución que tenga su nombre.

Becerrit fue el primer hombre que sembró ideas en los primeros niños, nacidos en caracas: en medio de la barbarie les enseño a leer; sin comprometer su palabra ante aquellos forajidos que hicieron de sus costumbres ley, les hizo accesibles los libros, donde se hablaba de moral, de respeto humano, de sentimientos elevados.

Becerrit el primer maestro caraqueño recibe día a día la peor puñalada que un maestro puede recibir, la puñalada del olvido. Bien es sabido que si bien la recompensa del educador no es monetaria si lo es la del cariño de sus alumnos.

Los maestros deben ser, al igual  que en mucho países desarrollados, los profesionales mejor pagados y que reciban mayor respeto por parte de la comunidad. 

Tomado de las Historias Fabuladas (3 serie) de Francisco Herrera Luque.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario