mover

mover

jueves, 1 de noviembre de 2012

Xerostomía

 

 

 

 

 

 

Por: Juan José Aguilar - Xerostomía, o cuando el ‘desierto’ invade tu lengua

A primera vista no parece ser de gran importancia: así ocurre con muchas cosas con las cuales vivimos diario y estamos tan acostumbradas a ellas, que jamás nos preguntamos cuál es su utilidad. En este caso, la saliva tiene numerosas funciones en boca:

  • Lubricación.
  • Fonética (correcta pronunciación de las palabras).
  • Regulación de pH.
  • Formación de bolo alimenticio.
  • Deglución.
  • Refuerzo dental.


Es un medio de protección multifuncional para nuestro organismo. Mineraliza el esmalte dental para hacerlo más duro, diluye los ácidos que causan las caries, ayuda a la autoclisis dental (la limpieza que se hace con la lengua); es básica para digerir los alimentos y  para la lubricación del tracto digestivo; además, alberga muchas encimas que facilitan la digestión. La ausencia o disminución de saliva tiene innumerables repercusiones en tu calidad de vida. Puede producir:

  • Mal aliento.
  • Boca irritada.
  • Dificultad para alimentarte.
  • Caries.
  • Inflamación de encías.
  • Disminución del sentido del gusto.
  • Incluso depresión, ansiedad.

La xerostomía es cuando tu boca no produce la saliva que necesitas. Y es más común de lo que parece: se asegura que el 50% de las personas mayores de 60 años la padecen, y más del 90 por ciento de los pacientes hospitalizados la presentan. Aunque no se le considera a la xerostomía como una enfermedad; tiene muchas causas y es de suma importancia conocer algunas de ellas.

Causas
Se le atribuye principalmente al consumo de fármacos. Hay más de 400 de ellos que han demostrado producir xerostomía:

  • Antidepresivos.
  • Antihipertensivos.
  • Anticolinérgicos.
  • Antihistamínicos.
  • Diuréticos.

Algunas enfermedades como el síndrome de Sjögren, la diabetes, hipertensión, diarrea, o incluso déficit de vitaminas pueden ocasionar xerostomía, además de algunos tratamientos como radioterapias de cabeza y cuello o el consumir marihuana. Situaciones comunes que afectan al sistema nervioso como el estrés, la ansiedad, la depresión o la anorexia nerviosa, también pueden producir xerostomía.


Tratamiento
Primero se revisa la causa, después, se estimula la salivación mediante olores y sabores, o mediante la masticación de chicle. ¿Quién no ha salivado al probar un jugoso limón? Para situaciones irreversibles se recetan medicamentos que promuevan la salivación, o incluso algunos sustitutos salivales e hidratación del paciente.


Recomendación
Consumir 2 litros de agua a diario puede disminuir las posibilidades de padecer xerostomía.

Tomado de: http://ve.mujer.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario