mover

mover

jueves, 3 de abril de 2014

Bombas lacrimógenas y como protegerse


Por: Prof. Mónica Kräuter del Dpto de Procesos y Sistemas de la Universidad Simón Bolívar, Caracas, Venezuela.
Abril 2014.-


Las bombas lacrimógenas que se han estado empleando en todo el país en este 2014 de manera inadecuada y desproporcionada para reprimir las manifestaciones son:

1.- Mayoritariamente del tipo Gas CS, que es un polvillo ácido blanquecino muy fino, muy poco soluble en agua, cuyo compuesto base es el clorobenzilideno malononitrilo. Si bien en principio no es letal, si se está expuesto sin protección alguna puede ser peligroso para la salud y más aún si se encuentra en ambientes cerrados y/o con poca ventilación y/o posee una condición física pre-existente.

2.- La mayoría de ellas están vencidas. Es muy importante señalar que en las especificaciones impresas en los cartuchos de las bombas lacrimógenas empleadas puede leerse claramente un llamado de atención que dice que su contenido puede ser muy peligroso si se utiliza luego de la fecha de caducidad. La literatura al respecto señala que el gas CS con el tiempo tiende a concentrar más el malononitrilo y éste a su vez podría degradarse a cianuro de hidrógeno y cianuro que son tóxicos, y por encima de concentraciones tolerables letales. También puede descomponerse en ácido clorhídrico, óxidos nitrosos, monóxido de carbono, cloruro y fosgeno entre otros, todos ellos con peligrosidades asociadas.


3.- Son de diversa procedencia pero en su mayoría son producidas en Brasil (marca Condor) y en Venezuela por CAVIM, ojo estas últimas en sus especificaciones no reportan ni la fecha de elaboración ni la de caducidad.


4.- Algunos cartuchos no tienen identificación e información alguna por lo que es imposible a simple vista conocer la composición química del gas contenido en ellos y por ende sus efectos a la salud.


5.- Algunos otros no se usaron pero fueron dejados en la calle irresponsablemente representando un riesgo enorme para la población civil que los recoge y no sabe cómo manejar este tipo de material tóxico y peligroso.


6.- Las bombas lacrimógenas de color rojo o verde por lo general son también del tipo CS pero se les ha añadido un colorante para marcar a los manifestantes.

Si al estar expuestos sólo sienten irritación en las mucosas (ojos, nariz, garganta), ganas de toser y náuseas es que su efecto pasará en el corto plazo (máx 30 min), sin embargo, si se presentan vómito, pérdida de la conciencia, ahogo, convulsiones, movimientos involuntarios y/o taquicardia DEBEN SER ATENDIDOS DE URGENCIA POR PERSONAL MÉDICO pues sus efectos ya no sólo se han manifestado en el sistema respiratorio sino también en el sistema circulatorio y nervioso.

Las bombas lacrimógenas son armas químicas que en principio no deberían ser letales, (tampoco lo son los perdigones pero han muerto personas por su uso inadecuado y desproporcionado). Sin embargo, existen tres factores que pueden hacerlas potencialmente letales:

1.- Condiciones pre-existentes de las personas expuestas: asmáticas, alérgicas, con obstrucciones en las vías respiratorias, enfermedades cardiovasculares y oculares, hipertensas, con lentes de contacto, niños, mayores de 60 años y mujeres embarazadas son extremadamente vulnerables a las bombas lacrimógenas por lo tanto NO DEBEN EXPONERSE.
 

2.- Factores Ambientales: Espacios cerrados y/o con poca ventilación.
 

3.-Concentración: Si se está expuesto por tiempo prolongado y/o en repetidas oportunidades.

Es muy importante que los cuerpos de seguridad sepan que las bombas lacrimógenas están diseñadas únicamente para el control de manifestaciones no-violentas y que de NINGUNA MANERA DEBEN USARSE EN ZONAS RESIDENCIALES Y MUCHO MENOS PROYECTARLAS DENTRO DE VIVIENDAS, COLEGIOS Y SITIOS DE TRABAJO.

¿CÓMO PROTEGERSE?

1.- Lo primero es no provocar a los cuerpos de seguridad para que inicien el ataque.

2.- Si lamentablemente se inicia el ataque con bombas lacrimógenas intente observar de dónde provienen para esquivarlas pues si una de ellas le cae en la cabeza podría matarlo.


3.- Contrólese y no caiga en pánico pues le será imposible pensar y tomar decisiones acertadas, convirtiéndolo en una amenaza para los demás. Adicionalmente, cuando se está en ese estado hiperventilará y por ende respirará más haciéndolo más vulnerable a sus efectos.


4.- Como se trata de un polvillo ácido no soluble en agua, ésta sólo lo arrastrará, para neutralizarlo química y efectivamente, lo mejor es utilizar paños limpios en la cara humedecidos con una base como el bicarbonato de sodio o los antiácidos comunes como el Maalox o el Almax, todos ellos diluidos en agua potable. No usar vinagre por ser también un ácido (acético), y pasta de dientes o vick vaporub que atrapan el polvillo cerca de las vías respiratorias haciéndolo más disponible a su inhalación. El uso de mascarillas que filtran el particulado sólido es efectivo sí y sólo sí la membrana logra atrapar partículas con tamaños menores a los 60 micrones. Si presenta mucha irritación ocular lo ideal es usar lágrimas artificiales y/o colirios con antibióticos y esteroides como el Tobradex, Vigadexa o Trazidex. Si no los encuentra o son muy costosos, lave los ojos con abundante agua para que ella arrastre el polvillo o también puede diluir una cucharadita de ácido bórico en un litro de agua potable y enjuagarlos. Evite rascarlos y tocarlos. Si presenta alguna irritación leve en la piel utilice Caladryl o equivalentes.


5.- Si se está en una manifestación identifique con frecuencia la dirección del viento y cuando ocurra el ataque de bombas lacrimógenas intente si es posible correr en dirección contraria para ventilarse de aire fresco. No se tire al piso, primero porque Ud. necesita tener movilidad, y segundo porque el polvillo caerá y lo tendrá entonces más cerca de la cara. Al llegar a casa es muy importante tomar una ducha con abundante agua para arrastrar el polvillo de arriba hacia abajo que haya podido quedar adherido al cuerpo. También hay que lavar con abundante agua y jabón la ropa expuesta. Debe saber que este polvillo puede estar activo por hasta 5 días.


6.- Nunca recoga las bombas sin unos guantes bien gruesos pues mientras emiten el polvillo son calientes llegando a temperaturas superiores a los 100 grados centígrados. No las devuelva a quien las proyectó, intente colocarlas donde su radio de acción afecte lo menos posible. También puede ahogarlas en un recipiente con una solución saturada de bicarbonato de sodio o agua. Ellas igual emitirán todo su contenido mientras la presión interna sea superior a la presión atmosférica.


7.- Si se está en un lugar cerrado como casa, aula de clase, negocio u oficina, durante el ataque mantenga cerradas todas las puertas y ventanas y permanezca junto a todos los ocupantes del lugar (incluyendo mascotas) en el baño, o cerca de él, con la ducha y lavamanos abiertos dejando fluir agua tibia preferiblemente para que el vapor atrape el polvillo y logre precipitarlo, luego del ataque ventile al máximo el lugar, lávese bien la cara y la piel, y limpie muy bien el sitio expuesto con paños húmedos enjuagándolos con frecuencia.


8.- Si conoce a algunos estudiantes o personas que frecuentan sitios donde es muy probable que vayan a ser reprimidos con bombas lacrimógenas, díganles que deben usar una mascarilla específica para este tipo de polvillo ácido poco soluble en agua, háganles llegar esta información y que les quede claro que estar expuestos a ellas muchas veces y/o por tiempo prolongado puede ser muy peligroso a su salud con efectos sobre los sistemas respiratorio, circulatorio y nervioso irreparables.


Finalmente, es necesario resaltar que cada individuo puede presentar diferentes síntomas frente a las bombas lacrimógenas, si ellos se intensifican y/o persisten debe consultar a un médico.

Tomado de:
http://fceusb.org/movimiento-estudiantil/02/04/bombas-lacrimogenas-y-como-protegerse/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Su Comentario