sábado, 1 de diciembre de 2012

Una notica a Ratzinger














Por: Magda Mascioli G.

Fijese lo siguiente Ratzinger. Como en las banderitas he podido notar que la que corresponde a El Vaticano aparece como visitante, entonces le dejo la notica por aquí.

Haciendo memoria, cuando asumiò Ud. el Papado, no tuvo a bien hablar en Castellano, idioma materno de una gran cantidad de personas a nivel mundial. A muchisima gente eso le molestó en gran medida; a mi en realidad no, sencillamente porque espero de Ud. eso, y màs. 

Por otro lado, tanto Ud.como algunos de sus antecesores, excepción hecha de Luciani, Juan Pablo I (qepd) a quien evidentemente no le dieron tiempo de nada, se han negado consuetudinariamente a colocar a nuestro José Gregorio Hernández en el lugar que le corresponde en el Santoral. Eso importa, claro, pero en realidad tampoco es que lo necesitemos porque José Gregorio es Santo ante Dios, así su cúpula clerical no lo considere.

Hecha mención de los dos puntos anteriores, me centro en la razón de esta nota. 

Hoy veo en el noticiero en televisión que, según usted, nosotros tenemos que eliminar de NUESTROS Nacimientos a la mula y al buey porque, según Ud., allí, con el Niño Jesús, no había animales.


OK Ratzinger, le voy a decir lo siguiente. 

Con nuestros Nacimientos ¡No se meta! porque nuestros Nacimientos son SAGRADOS para los venezolanos.

Una cosa es que Ud. sea el Papa y otra cosa muy diferente es que se meta con lo que no tiene que meterse. 

Ocupese de lo que tiene que ocuparse y no se ande por las ramas, porque bien dificil que está la cosa a nivel mundial con nuestra Iglesia Católica justamente porque muchos, que deberían ocuparse del trabajo que Dios les encomendó, se ocupan de las nimiedades en lugar de ocuparse de lo que se tienen que ocupar.


En NUESTROS NACIMIENTOS en Venezuela, siempre han estado, están y seguirán estando la mula, el buey, los camellos de los 3 Reyes Magos, las ovejas de los pastores y demás animales que se nos ocurra poner.

Y sepa que mi papá, italiano (qepd) que era quien hacìa el nacimiento en mi casa, ponía lagunas con patos porque él decía que todos los seres vivos son criaturas de Dios que de seguro estuvieron por alli en algun lugar cuando nació el Niñó Jesús.

Asi que para que lo sepa Ratzinger, en Venezuela NUESTROS NACIMIENTOS se quedan como han sido toda la vida, o sea, con mula, buey, camellos, ovejas, patos y demás

Eso es todo. 

Saluti... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Su Comentario