mover

mover

martes, 27 de septiembre de 2016

Nutrición Antiinflamatoria: 12 alimentos que mejorarán tu salud

 

 






Tomado de: http://salud.tripven.net/


La inflamación es la reacción de los tejidos vivos vascularizados frente a la agresión local, la cual tiene que ver principalmente con infecciones, agentes físicos, sustancias químicas, estrés, traumatismos y la dieta (sí, la dieta es un factor detonante de la inflamación).
Muchas veces creemos que la medicina es muy compleja, y lo es, en la medida en que hagamos de la nutrición algo muy simple y no le demos la importancia que tiene en sí misma. La mayoría de las enfermedades crónicas están vinculadas con la inflamación y debemos entender que la nutrición afecta nuestros genes. La inflamación es necesaria para defendernos, pero en su justa medida, cuando pasa de aguda a crónica, hay una lesión progresiva de distintos órganos.
Cuando nuestra alimentación se basa en comida chatarra, procesada, dulces, y productos cargados de grasas trans, azúcar, omega 6, etc., estamos detonando los mediadores inflamatorios que conllevan a la inflamación celular, y a la larga todo esto conduce a enfermedades crónicas (diabetes, enfermedades cardiovasculares, degenerativas, inmunológicas, cáncer, asma bronquial, alergias, entre otras).
Ahora bien, la inflamación aguda, que se manifiesta como dolor, rubor (enrojecimiento), calor y aumento de volumen, estamos acostumbrados a tratarla con los fármacos antinflamatorios como el acetaminofén, ibuprofeno, diclofenac sódico o potásico, paracetamol, etc. El problema es que veo mucha gente que no respeta las dosis de los mismos y se toma dos o tres pastillas en una sola toma, porque “si no lo hago así, no me hace efecto”. Con esto hay que tener cuidado.
Un reciente estudio en JAMA Pediatrics encontró que tomar paracetamol durante el embarazo puede aumentar el riesgo de problemas de conducta e hiperactividad en los niños, aunque por un pequeño margen. Otros estudios han encontrado que tomar el analgésicoreduce su capacidad de empatía; y, por supuesto, ha sido bien documentado que tomar demasiado acetaminofén puede producir toxicidad hepática y hemorragia digestiva.
Ahora, hay alimentos que reducen la inflamación, y que pueden ayudarnos a mejorar nuestro estilo de vida, de manera que también podamos disminuir la toma de fármacos, aquí les nombro algunos:
1. La Cúrcuma: La curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma, presenta propiedades para disminuir el dolor que funciona mediante el tratamiento o el bloqueo de un número de diferentes vías que conducen a la inflamación. La inclusión de la cúrcuma en los alimentos cuando se está cocinando es una gran manera de obtener sus beneficios. La cúrcuma funciona bien en sopas, arroz, batidos y tés .También está disponible como un suplemento, pero las dosis altas o su uso excesivo a largo plazo pueden causar indigestión, náuseas o diarrea.
2. El jengibre: Es conocido por sus efectos digestivos, es decir, su capacidad para aliviar y reducir las náuseas. Sin embargo, los estudios muestran que también puede ayudar a aliviar el dolor menstrual, dolores de cabeza por migraña, la osteoartritis y la artritis reumatoide. En un estudio publicado en el Journal of Pain, el consumo de jengibre al día redujo el dolor inducido por el ejercicio en un 25%. Puedes hacer té de jengibre y aplicarlo a los alimentos.
3. Los Jalapeños: La capsaicina es el ingrediente responsable del calor o picor que se siente cuando se muerde un pimiento picante, trabaja disminuyendo los niveles de la sustancia P, que es un producto químico que interviene en la señalización de las vías del dolor.
4. El curry, tomillo, canela, ajo, Rosemary y albahaca: Estas hierbas también tienen propiedades antinflamatorias.
5. Vino tinto: Contiene resverastrol, que es un potente antioxidante. Tomar 200 ml al día ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
6. Té verde, blanco y azul (oolong): contienen poderosas catequinas, antioxidantes que luchan contra la inflamación.
7. Pescados: salmón, arenque, bacalao y sardinas, ya que son ricos en Omega-3, el cual es antinflamatorio.
8. Frutos secos y semillas: Almendras, nueces, semillas de linaza, semillas de hemp y de chía, ya que contienen ácidos grasos monoinsaturados y son ricas en omega-3.
9. Aceite de oliva extravirgen: El aceite de oliva extravirgen es rico en polifenoles. Contiene un compuesto único denominado oleocanthal, que tiene el mismo poder que el ibuprofeno, pero hay que preservarlo de la luz, el calor y el aire, pues todo esto lo destruye.
10. Frutas de bajo índice glicémico: Las fresas, duraznos, arándanos, toronja, granadas, uvas rojas, ciruelas, cerezas, manzanas, peras, etc., son frutas antinflamatorias, ricas en flavonoides, carotenoides, vitaminas y minerales.
11. Vegetales verdes y legumbres en todas sus variedades.
12. Agua: La deshidratación puede causar dolores de cabeza. Es importante tomar abundante agua, al menos en un promedio de 2 litros al día para las mujeres y 3 litros para los hombres. Si tienes dolor premenstrual, el agua tibia o caliente ayudará a relajar los músculos del útero, que pueden reducir los dolores menstruales. Come alimentos ricos en agua como la sandía, fresas, melón, pepino y lechuga.
Por otra parte, la terapia de agua fría (usando una bolsa de hielo) puede adormecer las zonas dolorosas de tu cuerpo y por lo tanto reducir el dolor. El agua caliente, en forma de una ducha o tomar un baño de asiento, o una almohadilla de calor húmedo, mejora el flujo sanguíneo y disminuye la tensión muscular. Y si tienes fiebre, un baño de agua tibia (no fría) podría ayudar a bajar la temperatura.
Por último, aléjate de la comida chatarra, procesada, llena de azúcar y grasas trans, y evita consumir carne roja, pues tiende a producir inflamación.
Recuerda que somos lo que comemos.
OTROS ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS
Tomado de:
http://libredelacteos.com
  • Vegetales verdes.
  • Ajo y Cebolla.
  • Cereales Integrales.
  • Bayas.
  • Cerezas.
  • Piña.
  • Soya.
  • Pimientos.
  • Tomates.
  • Remolacha.